María Adelaida Puerta convertida en una auténtica sicaria


Hace tan sólo unos años, María Adelaida Puerta era considerada por muchos como una promesa de la actuación. Hoy en día, es una realidad: nadie duda en que esta hermosa colombiana que lleva menos de una década en la televisión, ya es una artista totalmente consolidada y una de las mejores actrices del país desde que protagonizó ‘Sin tetas no hay paraíso’ (la primera versión de Caracol). Encarna en ‘El Capo’ a La Perrys, un personaje donde demuestra toda su capacidad actoral.

Como la mayoría de padres, los de María Adelaida Puerta tenían la esperanza de que su hija se convirtiera en ingeniera o médica. La actriz les dio gusto empezando a estudiar Comunicación Social en la Universidad Pontificia Bolivariana de su natal Medellín (Colombia). No obstante, dentro de esta misma institución, en la que perteneció al grupo teatral, descubrió lo que ya sabía desde antes: lo suyo era la actuación, estar sobre las tablas o al frente de las cámaras de televisión y cine. Fue así como María Adelaida se retiró de la universidad y a los 19 años viajó a Bogotá con la idea de convertirse en actriz.

En la escuela del Teatro Libre en Bogotá estuvo dos años, tiempo después del cual decidió independizarse. Por tal razón, trabajó de lunes a sábados en un bar de la ciudad y al tiempo empezó su correría por los distintos estudios de televisión presentando castings. El Canal RCN fue el primero en darle la oportunidad de aparecer con un personaje en la caja mágica. ‘Francisco el matemático’ y ‘Todos quieren con Marilyn’ fueron las primeras producciones en donde apareció María Adelaida y de inmediato la crítica empezó a catalogarla como actriz revelación.

Todo estaba listo para que su carrera despegara en televisión, pero María Adelaida nuevamente tomó una decisión que cambió el rumbo de su vida. Entró a ‘Mapa Teatro’, grupo de arte dramático con el que viajó a México y Bolivia. Posteriormente, con el dinero que ahorró, viajó a New York donde tomó varios talleres teatrales.

Regresó a Colombia y su carrera en televisión y cine despegó definitivamente. En esta nueva etapa, dentro de las producciones en las que ha estado se destacan ‘Sin tetas no hay paraíso’, ‘Tiempo Final’ y ‘Sin Retorno’. En cine trabajó para Felipe Aljure en la película ‘El Colombian Dream’ (2005) y en ‘Cuando rompen las olas’ de Ricardo Gabrielli, director que también participa en ‘El Capo’. Además, protagonizó también en el cortometraje ‘Collar de Perlas’ (2007), ganador de ‘Proyecto 48’, concurso cinematográfico del Canal de cable TNT.

Sin el estigma de ser una actriz de un solo éxito, ahora María Adelaida hace parte ‘El Capo’ con un personaje que está dando mucho de que hablar: La Perrys, una mujer fría, cruel, temeraria, asesina por naturaleza y capaz de cualquier cosa.

-¿Cuál es el perfil de La Perrys?
Es una mujer incondicional con El Capo, es su guardaespaldas y su sicaria. Está en todas con él, para las que sea. Es un personaje muy diferente a todo lo que yo había hecho, porque ella es un poco masculina. De La Perrys no podemos decir que sea mala sino que es una mujer que le tocó crecer en unas circunstancias sociales que le fueron transformando y moldeando su forma de ser hasta convertirla en una asesina. Pero igual como cualquier ser humano, tiene sus lados oscuros y sus lados bonitos.

-¿Cuáles han sido los retos con este personaje?
He tenido una transformación tanto físicamente, como por dentro. He cambiado muchas cosas de todo lo que yo he venido haciendo. Yo como mujer también he intentado encontrar esa parte masculina y violenta, pero a la vez, de lealtad y firmeza.

-¿Cómo preparaste el personaje?
Me ha tocado leer mucho sobre el tema, investigar bastante como para ver realmente que es lo que pasa dentro de estos seres… ¿Por qué alguien decide matar a otra persona?, ¿Por qué eligen este oficio?...

-Sicarias como tal no hay muchas, ¿qué has leído o que has visto de este tema?
De sicarias mujeres si es poca la información. Pero bueno, estuve leyendo ‘No nacimos pa’ semilla’ (Alonso Salazar), que ya había leído cuando estaba en el colegio. Es un libro que a uno le da bastantes herramientas sobre este mundo. Estuve viendo películas como ‘Rodrigo D no futuro’ (Víctor Gaviria). Leí mucho sobre narcotráfico y ahí cuentan todas las historias de estos sicarios que trabajan para ellos. También tuve la oportunidad de visitar una cárcel y hablar con una persona que me dio un poco de información de su vida, de dónde o por qué terminó haciendo este tipo de cosas.

-¿Te gusta la nueva imagen que has tenido que adoptar para personificar a tu personaje?
A mí la verdad si me gusta. Me encanta este tipo de cortes porque yo soy un poquito rockera. Además la idea de este oficio es esa, transformarse todo el tiempo, cambiar y ser diferente siempre. Que no sólo se trate de un cambio de vestuario, sino que uno realmente sienta una transformación, eso es lo bonito de esto.

-¿En qué se diferencia ‘El Capo’ de otras series de narcotraficantes?
La están abordando desde un punto de vista más íntimo, porque las otras historias se centran más en los movimientos de estas personas y no en su esencia. Siento que se mete un poco más en las entrañas de la vida real de un Capo, es una cosa más íntima.

-¿Cómo te han parecido las locaciones?
Realmente esta serie para nosotros ha sido una delicia porque hemos estado en lugares que no conocíamos. Las grabaciones son como un juego, pues tienen mucha acción. Nos ha pasado de todo, hemos estado en inundaciones, nos ha tocado correr, escapar, subir montañas, helicópteros, etc. Hasta en Cavernas no ha tocado grabar.