Pedro Fernández


Sus tres décadas de carrera se coronan con una nueva producción discográfica y una exitosa telenovela. El tiempo guarda sorpresas para todos. Debieron pasar 16 años para que la pantalla chica volviera a tocar la puerta de Pedro Fernández para participar en un melodrama, y el resultado ha sido un éxito. A la par de la telenovela ‘Hasta que el dinero nos separe’, producida por Emilio Larrosa para Televisa, y en la que comparte créditos con Itatí Cantoral, la carrera del intérprete mexicano sumó un acierto más: su nueva producción discográfica, ‘Amarte a la antigua’, la cual trajo bajo el brazo la celebración de los 30 años de carrera de Pedro.

La gratitud se escucha en Pedro más allá de las palabras. Su virtud de ser paciente le ha brindado una recompensa profesional que no esperaba, y es que en la primera parte de esta década, Pedro sufrió la ausencia en el mercado discográfico por decisión de su disquera. El silencio concluyó en 2006 cuando presentó su álbum ‘Escúchame’ y desde entonces ha ido en ascenso, y no sólo en el aspecto laboral, Pedro Fernández ha sido uno de los pocos artistas que presume de una familia estable y armoniosa.

Su día a día se presume agitado, pero Pedro no pierde el buen humor y la entrega, sabe que ahora tiene sobre sus hombros una gran responsabilidad con Rafa Medina, personaje que lo ha colocado nuevamente en el gusto de las familias mexicanas y con el que ha logrado ganarse el afecto no sólo de adultos, sino también de los niños. A diferencia de Rafita, como Fernández llama a su personaje, él no necesita un tequila para cantar, pero igual agradece la posibilidad de que en pantalla su trabajo integral pueda verse reflejado.

-Pasó mucho tiempo desde tu anterior trabajo como actor, ¿cómo te sientes de regreso a las telenovelas con ‘Hasta que el dinero nos separe’?

Tuvieron que pasar 16 años para que yo regresara a la televisión. Estoy feliz por la forma en la que el público ha recibido a la telenovela, principalmente porque es familiar, mi interés era regresar a la televisión con un proyecto que al público le interesara y se enganchara con la historia, y el señor Emilio Larrosa fue el primero que pensó en mí para darle vida a Rafael Medina y tuvo a bien darle al personaje la posibilidad de que con un tequila se pusiera a cantar, estoy muy feliz.

-Si Rafael Medina no tuviera la virtud de cantar, ¿te habría interesado igual el personaje?
Por supuesto, el cantar no es una de las virtudes de Rafita; él es un gran tipo, aspiracional, que tiene un gran compromiso con su familia y eso es lo que lo mueve, por eso es tan valioso.

-En otros proyectos te tocó compartir el protagónico juvenil con otros actores, ahora vas solo, ¿cómo ha sido esta experiencia para ti?
Ser el protagonista de una historia tan importante para la empresa es una responsabilidad y un compromiso muy grande. Hoy por hoy tengo la satisfacción de cumplir bien; la telenovela tiene los más altos ratings y se ha vendido ya a muchos países. Eso me da la tranquilidad de que estamos haciendo un trabajo maravilloso y no lo digo sólo por mí, sino por todo el equipo que ha hecho un gran trabajo.

-¿Qué aprendizaje te deja la telenovela?
‘Hasta que el dinero nos separe’ me ha dado muchas cosas, sobre todo la posibilidad acercarme mucho más a los niños, que identifican muy bien a los personajes. Qué bueno que pasaron 16 años para que me llegara una historia tan maravillosa como esta.

-En este año de festejos también te acompaña un nuevo disco, ¿luego de más de 30 producciones, qué hace diferente al álbum 'Amarte a la antigua'?
Es un disco completamente inédito, hay temas preciosos, tengo varios producidos con banda, una inquietud que tenía mucha gente y nosotros también. Espero que lo estemos haciendo en el momento justo y seguimos pendientes de la opinión del público, que es la más valiosa.

-Con un disco nuevo, y frente a los cambios que experimenta la industria musical con una creciente demanda en descargas más que en compra de discos, ¿cómo ubicas tu proyecto?
La industria discográfica se ha visto muy golpeada por diversas circunstancias, pero pienso que debe seguir existiendo la música, yo no concibo un mundo sin música, no lo habría; seguiremos batallando contra la piratería y contra lo que ha mermado la industria, pero tener un disco es tener también la posibilidad de estar vigente. Tengo la convicción de que la música ranchera seguirá vigente.