Verano en Venecia

Luz Divina se le declara a Elvis

Se complican las cosas para Leticia

Mientras Leticia prepara todos los detalles para el fashion show, Simón (Santiago Gómez) se da cuenta de que su madre no tendría porque cobrar los vestidos que se pondrán las niñas, ya que todos son de ella y no alquilados en Miami como Leticia (Claudia Moreno) afirma. Miguel (Abel Rodríguez) se entera de esto y tiene una fuerte discusión con su esposa. Las cosas siguen poniéndose peor para esta malvada mujer, ya que Carmen (Astrid Junguito), la madre de Franklin Campoamor (Ricardo Leguízamo), le cuenta a Pulgarín (Fernando Peñuela) que una persona testificó para que liberaran a Cindy (Erika Glasser). El audaz detective une cabos y sospecha que la autora de esto fue Leticia.

Franklin Campoamor chantajea a María Eugenia
La moda se apodera de Bosques de Venecia. Desde Leticia (Claudia Moreno) hasta Elvis (Germán Patiño) están pendientes de todos los detalles de la organización del fashion show. Incluso Rossy (Silvia de Dios) imagina como le quedarían los vestidos que utilizarán las modelos. Pero con la novedad también llegan los problemas, ya que entre Luz Divina (María Barreto) y Florencia (Margarita Arias) rompen una de las prendas. Por otra parte, Franklin Campoamor (Ricardo Leguízamo) se entera que María Eugenia (Helena Mallarino) entabló una nueva demanda contra él. Por esta razón la llama para chantajearla, de tal forma que si no retira su acusación, mostrará a Jesús los videos que tiene cuando estuvo con ella. La mujer, muy asustada llama a Leticia para pedirle un consejo y ella le dice que acceda a los pedidos del malvado hombre.

Leticia afina los preparativos del fashion show
Florencia (Margarita Arias) se trasnocha arreglando el vestido que daño. Su trabajo en Venecia correrá peligro luego de que todos crean que está así por haberse quedado donde Horacio (Horacio Tavera), el huésped, cosa que sí había hecho antes. A su vez, Luz Divina (María Barreto), cambia su forma de al desempeñarse como la asistente de Leticia (Claudia Moreno). Además, cada minuto la admira más. Al ver todos los preparativos del fashion show, Rossy (Silvia de Dios) se siente celosa de Leticia, pero Miguel (Abel Rodríguez) la consuela diciéndole que su corazón solo le pertenece a ella. En Bogotá, Pulgarín sigue buscando pruebas que confirmen sus sospechas, mientras que María Eugenia (Helena Mallarino) y Jesús (Juan Ángel) se alistan para recibir la visita de la delegada para el proceso de adopción.

El fashion show en Venecia se hace realidad
Llegó el día del fashion show en Bosques de Venecia. Se prenden las luces y las modelos salen pasarela. Aunque ellas son el centro del evento, la que se roba las miradas y los halagos es Leticia (Claudia Moreno), quien aprovecha la ocasión para aparentar que su relación con Miguel (Abel Rodríguez) es muy cercana. Ante esto, Rossy (Silvia de Dios) se muere de celos y no soporta más. Por su parte, Carmen (Astrid Junguito) no aguanta más que su hija siga en la cárcel, mientras el verdadero culpable, Franklin (Ricardo Leguízamo), sigue huyendo. Por esa razón, llama a su hijo para exigirle que se entregue a las autoridades y así demuestre si en realidad las quiere a ellas.

Luz Divina se le declara a Elvis, y Franklin sigue chantajeando a María Eugenia
Después del éxito del fashion show, no todo es fiesta y alegría en Venecia. Leticia (Claudia Moreno) está muy triste porque siente muy alejados a su esposo e hijos, que según ella no hacen otra cosa que evadirla. Amanda (Jacqueline Arenal) aprovechará esta situación para estar más cerca de ella y hacerle una confesión. Igualmente, al ver que Elvis (Germán Patiño) sufre todavía por Manuela (Carla Giraldo), Luz Divina (Teresa Barreto) también le demuestra todo su afecto al joven y se le declara. Quienes sí parecen estar muy cerca el uno del otro, son Amatista (Julieth Restrepo) y Camilo. No obstante, un hecho suscitado por Leticia hará que la joven decida no permitir que avance la relación. En Bogotá, María Eugenia (Helena Mallarino) recibe una nueva llamada por parte de Franklin Campoamor. Aunque la mujer, dice que no accederá a sus chantajes, duda a la hora de contarle a su esposo lo que sucede.

Noche de copas y locuras en Venecia
Elvis (Germán Patiño) y Tolima (Bernardo García) ahogan sus penas de amor en el alcohol que encuentran en el hotel. En una gran borrachera los dos jóvenes tendrán encuentros de los que tal vez se arrepientan: Por un lado, Tolima se topa con Florencia (Margarita Arias) y le dirá todo lo que siente. Por su parte, Luz Divina (María Teresa Barreto) ayuda a Elvis, pero de paso se aprovecha de la condición del joven y lo seducirá. Si en sus cinco sentidos Elvis se dio un beso con Luz Divina.

Rossy conoce el informe del perito, y Elvis piensa en darse una oportunidad con Luz Divina
Elvis (Germán Patiño) amanece con una impresionante resaca, pero lo que le da más dolor de cabeza no es por causa del guayabo, sino por la supuesta noche apasionada que paso con Luz Divina (María Teresa Barreto), ya que de ser verdad, sería su primera noche íntima con una mujer. Tolima (Bernardo García), quien también está enguayabado pero si recuerda todo lo que hizo, le aconseja a su amigo que se de una oportunidad con la joven. Camilo (Juan Sánchez) llama a Manuela (Carla Giraldo) y le cuenta de las andanzas de Elvis. La muchacha queda intranquila con esta información. Por su parte, el secretario del caso de la hacienda le da al doctor Perico (Jairo Camargo) el informe del perito. De inmediato el abogado le lleva los papeles a Rossy (Silvia de Dios) y es así como la señora se entera que dentro de la repartición de bienes está incluida la zona de reserva forestal. En Bogotá, Cindy Campoamor (Erika Glasser) está muy afectada por seguir en la cárcel por lo que llama desesperada a Franklin (Ricardo Leguízamo) y le pide que se entregue para que ella quede en libertad. Ante los ruegos de su mamá y su hermana.

Elvis va a la iglesia a confesarse porque está arrepentido de lo que supuestamente hizo con Luz Divina
Rossy (Silvia de Dios) y el resto de la familia no pueden tener una reunión con el doctor Perico (Jairo Camargo) para discutir el tema de las tierras, porque Elvis (Germán Patiño) después de los últimos sucesos sale despavorido hacia el pueblo. Allí el joven va a la iglesia y se confiesa. El padre René (Jorge Herrera) indignado por las andanzas de Elvis, le advierte que si quiere ser consecuente con los principios morales y la religión deberá formalizar una relación con Luz Divina (María Teresa Barreto), para luego casarse con ella. Por su parte, la abogada Patricia (Clara Estrada) le cuenta a Franklin (Ricardo Leguízamo) que su madre ha seguido viéndose con el detective Pulgarín (Fernando Peñuela). Al conocer esta noticia este malvado hombre se enoja y promete presionar a su mamá para que no lo haga más.

El noviazgo entre Elvis y Luz Divina se hace público
Siguiendo los consejos del padre René (Jorge Herrera), Elvis (Germán Patiño) decide entablar una relación sería con Luz Divina (María Teresa Barreto), y lo primero que hace es comunicárselo a su familia. Manuela (Carla Giraldo) también se entera de este hecho y decide regresar a Colombia para recuperar el amor de Elvis. Por su parte, Miguel (Abel Rodríguez) y Leticia (Claudia Moreno) acuerdan la fecha para la negociación de la repartición de bienes, y deciden que lo hagan en la hacienda sin la presencia de Amanda (Jacqueline Arenal). Por supuesto a la abogada no le caerá nada bien la noticia. Por otro lado, la maldad de Franklin (Ricardo Leguízamo) parece no tener límite. Esta vez llama a su madre y la amenaza por seguir viéndose con el detective Pulgarin (Fernando Peñuela).


Del 12 al 23 de octubre de 2009