El Capo

Julieta enfrenta a su padre

Mientras Felipe se debate entre la vida y la muerte, El Capo recibirá la visita de un misterioso personaje

El Capo se reúne con su abogado y le pide que a como dé lugar haga que Valentina (Connie Camelo) le entregue la grabación, pues es la única forma que tienen para manipular al Presidente y de lograr que su familia y la del Ministro (Guillermo) queden fuera de esta guerra. Instantes más tarde, el narcotraficante recibirá la visita de un hombre que dice ser enviado de los carteles mexicanos y que viene a hacerle una propuesta que en este momento lo podría beneficiar. De otra parte, mientras Felipe (Felipe Calero) se debate entre la vida y la muerte; la Perrys (María Adelaida Puerta) intenta seducir a una de las guardias de la cárcel para tener a alguien dentro el penal que las proteja. En contra de la voluntad de Laura (María Lara) y Julieta (Natalia Jerez), Nancho (Elkin Díaz) se prepara para organizar la fuga del Capo. Sin embargo, cuando éste va en busca de la caleta de dinero que tenía guardada, descubre que está vacía.

Guillermo y Ofelia temen por la vida de su hijo, y Valentina acusa al gobierno de seguirla y amedrentarla
Solidarios por el delicado estado de salud de Felipe (Felipe Calero), Tato (Óscar Borda) y los demás presos de la cárcel claman a gritos que trasladen a Felipe (Felipe Calero) a la clínica. Cuando el Capo se percata de esta situación, se une a la petición de los otros reclusos. Instantes más tarde, Felipe es trasladado a una clínica y Guillermo (Diego Trujillo) y Ofelia (Matilde Lemaitre) lo acompañan. Entre tanto, Valentina (Connie Camelo) se encuentra muy asustada, pues descubre que no sólo la están siguiendo sino que han registrado su casa y teme por su vida y la de su hija. De inmediato, la periodista se comunica con la Ministra de Gobierno (Martha Liliana Ruiz) y además de decirle que sospecha que el gobierno la está siguiendo, le pide que a cambio de las copias de la grabación de la conversación del Presidente con Pedro Pablo, toda la gente que ha sido relacionada con el Capo quede libre, entre ellas Marcela (Marcela Mar), su amiga y la familia de Guillermo.

En su primera indagatoria, El Capo exige que pongan en libertad a Ofelia, Guillermo, Isabel Cristina y Marcela a cambio de dar información valiosa del narcotráfico
Nancho (Elkin Díaz) le da la noticia a Julieta (Natalia Jerez) de que su esposo Felipe (Felipe Calero) ha muerto. Con dolor y rabia, la hija del Capo le pide a su tío que la deje ayudar en la fuga de su padre. Fabián (Javier Botero), quien estaba escuchando, también exige que lo unan a esta misión. Mientras tanto, Pedro Pablo (Marlon Moreno) tiene su primera indagatoria con la fiscal. No obstante, El Capo se rehúsa a revelar la información de su negocio, hasta que no estén en libertad todas las personas que según él están encarceladas injustamente: el ex Ministro Guillermo (Diego Trujillo) y su esposa, Marcela (Marcela Mar) e Isabel Cristina (Katherine Vélez). De igual forma, Valentina (Connie Camelo), de acuerdo a lo acordado con Pedro Pablo, presiona por su lado al Presidente para que libere a estas personas a cambio de no revelar las grabaciones.

Ofelia, Guillermo y Marcela recobran su libertad, pero afuera nuevos problemas los esperan
La presión de Pedro Pablo (Marlon Moreno) y Valentina (Connie Camelo), con la fiscalía y la presidencia, hace efecto y el ex Ministro Guillermo (Diego Trujillo), Ofelia (Florina Lemaitre) y Marcela (Marcela Mar) recobran la libertad. No obstante, Isabel Cristina (Katherine Vélez) sigue tras las rejas por ser la esposa del Capo. Antes de irse, la periodista pide hablar por última vez con Isabel Cristina. Igualmente, Guillermo se despide de Pedro Pablo y de Tato (Óscar Borda), y le aconseja a este último que se meta en un programa de resocialización. Finalmente, el ex funcionario público y su esposa pueden llorar a su hijo en su entierro. Julieta (Natalia Jerez), acompañada por Nancho (Elkin Díaz), también asiste al funeral de su esposo. Mientras tanto, Marcela llega a su casa y aunque su madre la recibe con los brazos abiertos, su padre le dice que nunca volverá a entablar ningún tipo de relación con ella y le pide que se vaya.

Marcela decide ir a visitar al Capo, y Julieta será pieza clave en la fuga de su padre
Aunque Marcela (Marcela Mar) es consciente de todo el mal que el Capo (Marlon Moreno) ha causado, no puede evitar amarlo con todas las fuerzas de su alma. Sin embargo, teme que por la vida de Valentina (Connie Camelo), pues la periodista ha estado recibiendo llamadas amenazantes de la oposición por no querer entregarle la grabación de la conversación que el Presidente sostuvo con el narcotraficante antes de su captura. Marcela decide ir a la cárcel a hablar con su amado. Pedro Pablo le pide a su abogado que le pida a Nancho (Elkin Diaz) mucho dinero pues en la cárcel quien tiene el dinero tiene el poder y cada día que pasa es más riesgoso para él y todos sus hombres. De otra parte, Julieta (Natalia Jerez) será parte fundamental en el plan de fuga que Nancho y los narcotraficantes mexicanos están organizando, ya que ella es la única persona que no levantaría sospechas si va a visitar a León Jaramillo. En la cárcel de mujeres, Isabel Cristina (Katherine Vélez) recibe la visita de Julieta y en medio de lágrimas, madre e hija lloran sus penas. Durante la conversación Isabel Cristina le cuenta a su hoja que la Perrys (María Adelaida Puerta) está planeando un plan de fuga y a su vez, se entera que Nancho está haciendo lo mismo para sacar a Pedro Pablo de la cárcel. La Perrys no confía en Priscila (Érika Vélez) y de todas las formas posibles evitará que ella se una a su grupo y se entere de sus planes.

La Perrys es descubierta por las Gusradianas, y Nancho entre la espada y la pared
Luego de tomarse las pastillas que las enviarían directo a la enfermería y de que la Perrys (María Adelaida Puerta) se pusiera uno de los uniformes de las guardias, Isabel Cristina (Katherine Vélez) inventa estar enferma para evitar que descubran sus planes de fuga. Sin embargo, las cosas no saldrán como esperaban porque son descubiertas. Entre tanto, Chicote (Harold Córdoba) le pide a Tato (Oscar Borda) que lo ayude a que El Capo (Marlon Moreno) lo reciba en su celda para proponerle que se asocien. Además, Laura (Mabel Lara) pone a Nancho (Elkin Rodríguez) entre la espada y la pared, pues le dice que tendrá que escoger entre ella y sus hijos o su hermano Pedro Pablo. Por su parte, el Presidente de la República ordena ver a Valentina (Connie Camelo).

La Perrys da inicio a su plan de fuga, y Chicote le hará una tentadora propuesta al Capo
Perrys (María Adelaida Puerta) consigue las pastillas que la enviarán a ella, a Isabel Cristina (Katherine Vélez) y a Luz Dary (Estefanía Gómez) directo a la enfermería y a un paso de su libertad. También conseguirá ponerse un uniforme de las guardias de la cárcel para divisar el panorama y llevar a cabo su plan de fuga. Entre tanto, Chicote (Harold Córdoba) le pide a Tato (Oscar Borda) que lo ayude a que El Capo (Marlon Moreno) lo reciba en su celda para proponerle que se asocien. Además, Laura (Mabel Lara) pone a Nancho (Elkin Rodríguez) entre la espada y la pared, pues le dice que tendrá que escoger entre ella y sus hijos o su hermano Pedro Pablo. Por su parte, el Presidente de la República ordena ver a Valentina (Connie Camelo).

Julieta visita a su padre, y Nancho intenta sobornar al director de la cárcel donde se encuentra recluido El Capo
Pedro Pablo (Marlon Moreno) recibe la visita de su hija Julieta (Natalia Jerez) en la cárcel. Al verlo, ella no puede contener su odio y lo enfrenta con dos cachetadas que desconciertan al narcotraficante, pues la jovencita no tiene reparo alguno en reprocharle la muerte de su hermano y de su esposo. Aunque el Capo le pide perdón por todo lo que ha hecho, Julieta no lo acepta y le hace saber que su deseo es que él muera una vez haya salido de cárcel y si no es así, ella misma se encargará de matarlo. Entre tanto, Nancho (Elkin Díaz), disfrazado, aborda al director de la cárcel de máxima seguridad donde se encuentra recluido su hermano e intenta sobornarlo. En la cárcel de mujeres, la Perrys (María Adelaida Puerta) es interrogada por las guardianas del lugar y al no obtener respuesta alguna sobre su intento de fuga, es recluida en la celda de castigo.

Pedro Pablo se lamenta por el odio que su hija siente hacia él, y Valentina le confiesa a Marcela que le entregó las pruebas al presidente
Luego de la visita de su hija Julieta (Natalia Jerez) y de saber el profundo odio que le profesa por la muerte de Felipe (Felipe Kalero) su esposo y su hermano Juan Pablo (Manuel José Chaves), Pedro Pablo (Marlon Moreno) quedará muy deprimido. Entre tanto, Marcela (Marcela Mar) llega a la oficina de Valentina (Connie Camelo) con la intención de que su amiga le ayude a hacer unas correcciones del libro que está escribiendo sobre El Capo. Sin embargo, Marcela nota un comportamiento extraño por parte de la periodista, quien no tiene más remedio que confesarle que le entregó las grabaciones que tenía en su poder al Presidente de la República (Gerardo Calero), hecho que genera una gran pelea entre las dos, pues Marcela le recuerda que tenían un trato y ella lo incumplió. Y Luz Dary (Estefanía Gómez) e Isabel Cristina (Katherine Vélez) se encuentran muy preocupadas por la suerte que pueda correr la Perrys (Maria Adelaida Puerta) a quien las guardianas de la cárcel se llevaron luego de descubrir que salió a escondidas de la enfermería.


Del 26 de octubre al 6 de noviembre de 2009