Estefanía Gómez cree que ser bella fue un problema


En 'El Capo', Estefanía Gómez es Luz Dary, una enfermera que se involucra con Tato (Oscar Borda). Después de su personaje de Aura María en 'Yo soy Betty, la fea', Estefanía Gómez probó suerte en el mercado extranjero, pero sólo consiguió que le ofrecieran papeles desinhibidos.

Para Estefanía Gómez, la popular Aura María de 'Yo soy Betty, la fea' fue considerada atractiva y sensual, y se le estaba volviendo un problema, pues a pesar de que se ha esforzado por conseguir roles en los que pudiera dedicarse a otras facetas, los papeles que le ofrecen, en muchos casos, han estado más ligados a su aspecto físico que a su talento en la actuación.

Eso dice que le pasó por México y Miami, en donde por casi tres años probó suerte. Primero viajó a México, pero se encontró con un mercado muy cerrado y sin posibilidades ni siquiera de audicionar. "No encontré oportunidades, así que solo hice unos cursos de neutralización de voz y algunos talleres de cine, pero no hubo ofertas de trabajo", cuenta.

Decidió irse para Miami, pero allí se encontró con otra sorpresa: "Sólo me querían para personaje de mujer sexy y, precisamente, lo que estaba buscando era salir un poco de eso y no acepté nada". Recuerda que cada vez que iba a una entrevista, lo primero que le decían era: "aquí necesitamos que las actrices sean desinhibidas, que sean frescas". Con eso tenía para decir: "No gracias".

Como sólo hubo ese tipo de ofertas, se dedicó a vender ropa. Compraba mercancía en Los Ángeles y la mandaba a amigos en Pereira y Medellín (Colombia). También se animó a crear su propia línea de vestidos de baño, SG ,y empezó a distribuirlos en almacenes de allegados. Para colmo, la visa de trabajo nunca le salió.

Entonces, regresó a Colombia y empezó de nuevo, a tocar puertas en el medio. "Sé que hay muchos que viajan y dicen 'yo hice esta película, participé en esto, en lo otro, filmé esto'. Para mí, la verdad, no resultó nada fácil, pero no me arrepiento, creo que era algo que tenía que vivir. Tenía que estar fuera de mi país para quererlo más, para valorarlo", dice.

Claro, volver a la pantalla colombiana no fue una tarea fácil. Los proyectos se le volvieron esquivos y duró varios meses en audiciones, antes de volver a tener una nueva oportunidad. Fue con el ingreso a 'Padres e hijos' que esta tolimense volvió a salir a la luz pública.

Allí interpretó a Ángela, una empresaria de carácter fuerte que cuando se da cuenta de que quiere formar un hogar, ya es demasiado tarde. De ahí saltó a 'Los Victorinos', en la versión para Telemundo, con un personaje de mujer dicharachera, madre del cuarto Victorino que tiene esta adaptación.

Estuvo, luego, en un capítulo de la serie 'Sin retorno', de Fox Telecolombia y, actualmente, trabaja en 'El Capo'. Sin embargo y, aunque intente justificar sus nuevos trabajos, en la mayoría de ellos le siguen captando sus ineludibles curvas.

Por eso y mientras trabaja en 'El Capo' como Luz Dary, una enfermera que termina involucrada con Tato (Oscar Borda), se alista para un nuevo personaje, también un poco “destapado” en Fox Telecolombia.

"Estoy contenta con Luz Dary porque es un personaje distinto, voy a vivir una serie de circunstancias en las que no importa si estoy linda o fea", asegura.