Lincoln Palomeque nos habla de sus últimos proyectos


Un hombre conversador y descomplicado, así se mostró el colombiano Lincoln Palomeque. La fama de sencillo no se la ha ganado gratis: asegura que pone en práctica todos los principios que su madre, Olga Sandoval, le inculcó. Además de tener claro que debe darse a la gente pero conservando su esencia. Habló de su novia, Carolina Cruz, mostrando una faceta más íntima del actor quien participa en ‘Las Muñecas de la Mafia’ y ‘La Bella Ceci y El Imprudente’.

-¿Qué te falta por aprender como actor?
Uno nunca deja de aprender. En cada producción se conocen cosas diferentes y en cada personaje, también. Siento que me falta muchísimo por alimentar mi profesión. Confieso que cada vez que me meto en un papel tengo un miedito extraño porque sé que debo hacerlo mejor que el anterior.

-¿Algún rol que te gustaría interpretar?
Se me grabó en la cabeza el papel de Nicolas Cage en la película ‘Leaving Las Vegas’. Un personaje en decadencia, un alcohólico. Me parece que hay un trabajo interesante no solo en la actuación, sino en la transformación física que sufre a medida que se pierde en el alcohol y las drogas.

-¿Qué es lo más difícil de este trabajo?
Hay que tener una responsabilidad gigante por interpretar bien a un personaje. Investigar e inventarle antecedentes para que se vea sólido. ¿Y en cuanto al medio? Es difícil saber llevar las críticas malintencionadas. Una vez la actriz Vicky Hernández me compartió una frase que es muy cierta: "Ni felicitaciones ni amenazas distraen al hombre que sabe lo que quiere".

-¿Desde un principio quisiste interpretar a Giovanni en 'Las Muñecas de la Mafia'?
Siempre estuve pendiente de este proyecto. Una vez me ofrecieron el personaje, inmediatamente tuve una conexión cuando me nombraron tres palabras: "Es un taxista".

-Tu personaje está sufriendo por Violeta, interpretada por Alejandra Sandoval, ¿has padecido así en la vida real por amor?
Sí, claro; cuando se ha querido a alguien de verdad, cuando hubo amor en una relación, la ruptura es dolorosa. He tenido relaciones muy bonitas donde me ha tocado alejarme de esa persona y he sufrido por la despedida.

-¿Cuál es tu muñeca ideal?
Mi muñeca ideal debe ser una mujer que se muestre tal y como es, leal y desinteresada.

-¿Cómo logras que una mujer se desilusione de ti?
Si no es auténtica, digo inmediatamente "ahí no hay nada". Hay una cosa que es muy difícil de detectar, pero que siento muchas veces, y es cuando alguien está fingiendo. No tengo el secreto, pero sé que es extrasensorial.

-¿Crees en el amor puro y verdadero?
El amor sincero del todo es bastante complicado. Creo en el amor y pienso que se puede llevar, trabajar y construir.

-¿Quién conquistó a quién, tú a Carolina o viceversa?
Carolina nunca me había llamado la atención, siendo la mujer tan exitosa, angelical y carismática que es, pero de un momento a otro coincidimos en un sitio y me pareció una mujer súper asequible. Pasaron varios meses siendo amigos, saliendo y a punta de mensajitos, que yo le mandaba, empezó la conquista. Estuve más pendiente de ella, y eso sí, fue una conquista sin obsesiones.

-¿Qué tan complicado fue llegar al corazón de Carolina?
Al principio pensé que no iba a funcionar la etapa de conquista porque yo veía a Carolina muy dedicada a su vida laboral. Pensé que no estaba igual de comprometida, pero después de una salida a cine empezamos a acercarnos más y ahí me sentí importante para ella.

-¿Cuál es el secreto para que esta relación sea tan plácida?
Son tres cosas: la tranquilidad, la complicidad y el espacio. Hay apoyo y cada uno entiende el trabajo propio y el de la otra persona.

-¿El regalo más romántico?
Fue una sorpresa que le di cuando cumplimos un año de relación. Es un DVD que recopila las fotografías y los videos más significativos de nuestro noviazgo. Era como una película contada a través de la canción “El amor”, de Tito El Bambino, que por cierto le fascina a Carolina.

-Hace un mes lanzaste la marca ‘Link+On’, tu propia marca de ropa. Camisetas, blue jeans y toda una línea de prendas casuales, ¿dónde conseguirlos?
Inicialmente estarán en la zona del Tolima e Ibagué (Colombia). El próximo año Bogotá será la meta, incluyendo la colección para mujeres.

-¿Qué te motivó a lanzar una colección?
Tengo claro que no quiero vivir de ser actor; eso sí, soy feliz, amo lo que hago y les meto el alma a los personajes que interpreto, pero no quiero que mi vida dependa económicamente de esto. Me asocié con un amigo de Ibagué que tiene mucha experiencia. Soy muy inquieto por los negocios.

-¿Una salida sexy?
Al lado del mar, con velas, ropa blanca y acompañado por la persona que uno ama.

-¿Una costumbre?
Siempre que paso por una iglesia me doy la bendición.

-¿Una fobia?
La envidia.

-¿Lo último antes de acostarse?
Agradecerle a Dios.

-¿La mejor vitamina?
La gente que me quiere y admira mi trabajo, mi mamá, mi hermano y mi novia.