Yuly Ferreira


Recordada por su participación en ‘El último matrimonio feliz’ donde Yorley, su papel en esa novela, se ganó el cariño y la admiración de los televidentes, con Renata, Yuly espera seguir cosechando nuevos triunfos.

Yuly Ferreira es Renata en ‘Las Muñecas de la Mafia’. Interpreta a una campesina que se ha sacrificado por sacar a su familia adelante. Ante el desespero de su situación, termina involucrada en el mundo de la mafia y vendiéndose.

-¿Cómo definirías a tu personaje de ‘Las Muñecas de la Mafia’?
Es una niña muy ingenua, amante de su familia, de su mamá y de su papá, de pocos recursos económicos. Viven en una vereda y ella por ayudar a su papá empieza ha perder la dignidad.

-¿Fue difícil dejar a Yorley para interpretar este nuevo papel?
Sí claro, este es un personaje completamente diferente, con otros sentimientos, otra forma de pensar, de sentir, de ver la vida, fue un poco complicado, pero me gusta aceptar diferentes retos.

-¿Te has basado en alguien para dar vida a Renata?
No hubo alguien especial. Y no había un perfil específico sobre Renata. Seguí las recomendaciones del director, de leerme todos los capítulos para entender quién era ella y cómo se comportaba. Así le fui dando cuerpo y vida

-En esta historia sois seis protagonistas, ¿has presenciado algún problema entre vosotras?
Soy una mujer muy tranquila y, la verdad, siempre he tenido claro que voy a trabajar. Tengo una hija, un hogar y por ellos es por los que me preocupé. Si había algún tipo de roces, simplemente me retiraba.

-¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con Amparo Grisales?
Bien, ella es una mujer profesional en su trabajo, es una mujer muy respetuosa, a la cual le tengo mucho respeto, es una mujer que se ha ganado el respeto y la admiración con todos los años que lleva de trabajo en el medio.

-¿Por qué recomendarías que viesen ‘Las Muñecas de la Mafia’?
Porque es una realidad que se vive hoy en día en Colombia. Mucha gente dice que es una apología al delito pero no es así, simplemente es una realidad que se vive en el país y me parece muy interesante desde el punto de vista que los papás para que la vean. En este tiempo los adolescentes o los niños desde los 12 ó 13 años piensan de una manera muy adulta y se empiezan a meter en cosas que de verdad no deberían meterse. Son casos que les sirven a los papás para que se pellizquen y se ganen la confianza de sus hijos y aprendan a preguntar y les enseñen que eso no se debe hacer. La historia muestra el otro lado de la moneda es lo que la hace valiosa. Nunca nos hemos preguntado, cómo es la vida de estas mujeres que cambian toda su tranquilidad por los lujos, las joyas, los carros y aquí vamos a ver todo lo que padecen ellas.

-¿Qué haces en tu tiempo libre?
En mis días de descanso me encanta pasarla en familia con Fabián y Lucía. Ir a nuestra empresa de dulces, salir a comer o cuando voy a mi ciudad, Bucaramanga (Colombia), estar encerrada en mi casa con mis papás y mis hermanas.

-¿Cómo te has sentido en tu nueva faceta de mamá?
Súper bien, espectacular, es muy emocionante, es una etapa de mucho aprendizaje, nuevas experiencias. Estoy feliz, me siento completa, me siento plena. Al principio me daba un poco duro levantarme en la noche, pero Fabián me ayudaba.

-¿Cómo hiciste para recuperar tu figura en tan poco tiempo?
Yo hice ejercicio durante el embarazo, después no he podido hacer. Lo que hace uno durante el embarazo: cuidarse, caminar, todo eso sirve y ayuda para que la recuperación sea más rápida, a mi también me ha ayudado la lactancia y que yo como muy bien, cada tres horas, muy sano por ahí dos veces a la semana me desordeno, pero es muy importante la alimentación porque cuando se está lactando necesitas muchas vitaminas y fuentes de proteínas para el bebé.

-¿Qué heredó tu hija Lucía de la mamá y del papá?
Del papá todo y de la mamá nada (risas). Fabián dice que de la mamá sacó mi tranquilidad.

-Y tú, ¿cómo eras de niña?
Muy dañina, muy juguetona, muy inquieta, muy gritona, pero con una infancia muy feliz. Conservo mi niña interior muy intacta.

-¿Qué te hace llorar?
La injusticia, la hipocresía, casi todo me hace llorar, también una película…

-¿Cuál momento de su vida repetiría?
Todos (risas), me siento contenta con lo que he vivido y con lo que Dios me ha dado, muy pero muy contenta.

-¿Qué es lo primero que haces cuando te levantas?
Orar, saludar a Fabián y saludar a Lucía.

-¿Quién es el amor de tu vida?
Yo pensaba que el amor de mi vida era mi esposo, pero ahora está Lucía. Ahora tengo dos amores.

-¿Qué te pone de mal genio?
Muchas cosas, lo que pasa es que yo soy una persona que me callo las cosas y estallo cuando ya han pasado, pero me pone de mal genio que la gente sea aprovechada, la gente hipócrita y las injusticias.