Aura Cristina Geithner en su mejor época


Aura Cristina Geithner a los 40 años, mejor que dos de 20. "Los números no me preocupan, Tengo 40, ¿y qué?", dice la hermosa actriz. Acaba de conseguir un novio danés por internet y hace poco salió siendo la más odiada en un reinado de belleza porque dijo que las candidatas no le pisaban los talones.

Hace más de un año no trabaja en ninguna novela, pero le llueven los contratos publicitarios. Estas son las confesiones de la rubia que le grita a los cuatro vientos que prefiere ser una experimentada cuarentona y no una casta veinte añera.

-Sorprende que mientras las famosas andan escondiendo la edad que tienen, tú saques valor para confesar tu edad...
Hace varias décadas se creía que una mujer a los 30 ya estaba vieja, acabada, hoy en día las que están top son las mujeres de 40 para arriba y hay muchos ejemplos de esas mujeres que han demostrado que son mucho más hábiles. No se trata de minimizar a las de 20 años, solo que hay una gran diferencia entre una mujer que comienza la vida y que no tiene experiencia, que es ingenua en muchas cosas y una con tranquilidad para ver la vida, con sabiduría. Lo que cuenta no es la edad, ni la altura, ni la talla, sino la manera cómo te enfrentas a la vida y buscas tu felicidad.

-Pero si se quejan las de 20 a la hora de conseguir novio, ¿no es más difícil a los 40?
Ese es un tema del machismo. Los números se nos han vuelto una preocupación: la edad, la altura, la talla, el peso. Y cuando vamos a hablar de felicidad y de nuestros objetivos y sueños eso no cuenta para nada. El hecho de que tengas 20, 30, 50 ó 60 no te garantiza que vas a encontrar el amor primero que otros, puedes tener 80 y no haberte enamorado nunca y encontrarlo a los 80. Lo que importa en la vida es que encuentres la felicidad, cuando sea, como sea. Le prestamos tanta atención a esas tonterías que dejamos de ser felices por el que dirán, y el mundo cambia todo el tiempo. No hay verdades absolutas.

-¿Es verdad que conseguiste un novio por internet?
Para que vean como algunas tenemos suerte (risas). Todos los días conoces gente de todas partes del mundo, en los bares, en las cafeterías, en los buses y en esta ocasión a mi me tocó conocerlo por internet.

-¿Cómo es que Aura Cristina Geithner conoce un novio por internet?
Yo tengo mi Facebook, como los 300 millones de personas en el mundo que lo tienen, pero realmente yo no estoy con mi nombre, por seguridad. Alguna vez cuando lo abrí con mi nombre tuve gente que se pasaba, por eso tomé la determinación de tener una página privada. Él se me presentó con un mensaje, y ahí comenzó una amistad bonita, intercambiamos mensajes muy sinceros. Eso fue hace más de un año y fue hasta abril de este año que él tomó la decisión de planear un encuentro, nos conocimos, me presentó a su familia y yo a la mía.

-¿Dónde fue la primera cita?
Fue este año cuando me fui a trabajar a México. Él en una de esas tomó la determinación de que ya era hora de conocernos personalmente y viajó desde Dinamarca y allá llegó.

-¿Y fue amor a primera vista?
El gusto fue mutuo. Lo más increíble es que cuando uno tiene este tipo de encuentros debe ser muy intuitivo, porque así como te encuentras con gente buena, te puedes encontrar con gente mentirosa que se hace pasar por otros, que hace fraudes, engañan y hasta secuestran. Debe tenerse mucho cuidado con la manera cómo se manejan este tipo de cosas.

-¿Quién es tu novio?
Se llama Thomas, es un danés, empresario, dejó todo por apostarle a algo conmigo. A veces ese tipo de cosas o se dan positivamente o no se dan, pero de todas maneras el que alguien haya renunciado a su vida en Dinamarca para vivir acá, eso dice mucho de una persona.

-¿Cómo te planteas la vida cuando de repente aparece un amor que se conoce por internet?
No es fácil, somos dos culturas completamente diferentes. Los latinoamericanos somos un poco más desordenados, más pasionales, vivimos la vida más relajada. A partir de ese choque de culturas viene un cambio. Como toda la gente sabe, llevo muchos años viviendo sola con mi hijo. El rol de mamá todo el tiempo lo he tenido, pero no tanto el de mujer. Hace años tomé la decisión que si no encontraba un hombre con las características que realmente me gusten, un hombre trabajador, sano, sensible, con objetivos claros y leal, prefería quedarme sola. En algún momento pensé que le había apostado a un sueño que nunca iba a pasar. Pero llega este personaje y empezó a ocupar un gran espacio en mi vida.

-Ya estuviste casada, ¿te planteas otro matrimonio?
No sé si matrimonio en su sentido clásico, pero no está descartado. Sé que quiero volver a compartir una vida con alguien, quiero volver a intentarlo, quiero vivir nuevamente lo que es tener un hogar, compartir todo. No podemos negar que estar acompañado con una persona maravillosa a tu lado que hace que tu diario vivir sea maravilloso, que tu diario vivir sea increíble y que hay un motivo mucho más grande por vivir. Si me preguntan si me quiero volver a establecer, sí, sí quiero, no sé cuánto tiempo, ojala sea por mucho tiempo.

-¿Dónde está el secreto para ser una cuarentona así de hermosa?
Cuando me invitan a los reinados de belleza las que sufren son las candidatas (risas). Pero hablando en serio, no solamente consiste en verse bien sino en mantenerse muy bien como lo he logrado. Esto ha sido producto de muy buenos hábitos durante toda mi vida. Creo en la salud, no fumo, no soy drogadicta, no soy de grandes fiestas, ni estoy parrandeando todo el tiempo. Soy de las que piensa que dormir bien, comer bien, hacer ejercicio y dominar tu actitud hacia la vida son la mejor fórmula. A parte de los buenos hábitos, la otra clave es la actitud: le apuesto a la vida y sigo creyéndole a la gente, creo que tener la oportunidad de hacer lo que queramos es el mejor regalo que nos puedan dar. Mi misión es aprovechar esa oportunidad al máximo. Yo no sé si seré buena, mala o regular lo único que te digo es que soy Aura Cristina Geithner.