El Capo

Nancho le confiesa a su
hermano que le traicionó

Perrys jura vengar la muerte de Luz Dary, y Pedro Pablo intenta soborna al nuevo director de la cárcel
Perrys (María Adelaida Puerta) no se repone de la noticias de la muerte de Luz Dary (Estefanía Gómez) y aunque Isabel Cristina (Katherine Vélez) intenta calmarla, la joven jura vengar la muerte de su amiga y no descansará hasta que Amanda pague por ello. De otra parte, Pedro Pablo (Marlon Moreno) se reúne con Velandia (Juan Carlos Vargas), el nuevo director de la cárcel para sobornarlo y su plan de fuga se realice sin complicaciones. De todas formas, Nancho (Elkin Díaz), quien ya conoce todos los movimientos del funcionario y tiene vigilada a su familia, decide presionarlo para que no se interponga en sus planes.

Perrys empieza a cobrar venganza, y Venegas es raptado por Nancho y sus secuaces
A pesar de las suplicas de Isabel Cristina (Katherine Vélez), Perrys (María Adelaida Puerta) sigue adelante con sus planes de venganza y con la colaboración de Rosa (su amante dentro del reclusorio) y sus influencias, la joven asesina a la Guzmana, la mano derecha de Amanda. De otra parte, mientras Velandia (Juan Carlos Vargas) conduce su auto, es sorprendido por Nancho (Elkin Díaz) y Umaña quienes lo someten y lo conducen a un parqueadero donde tienen amordazados a sus padres y a su esposa. Ante esta situación, Velandia no tiene otra opción que colaborar en la fuga de Pedro Pablo (Marlon Moreno) a cambio de la seguridad de su familia. Por petición del Capo, Marcela (Marcela Mar) tendrá que ir a la cárcel de mujeres a visitar a Isabel Cristina para darle un mensaje. Mientras tanto, Pedro Pablo y Tato (Óscar Borda) organizan todo al interior de la cárcel para su fuga.

La Perrys desata toda su furia contra Amanda, y empieza la cuenta regresiva para la fuga del Capo
Perrys (María Adelaida Puerta) logra su cometido y después de que Amanda es liberada de la celda de castigo, se enfrenta cruentamente contra la reclusa y acaba con la vida de la asesina de Luz Dary (Estefanía Gómez). Después de haber perpetuado su venganza, Perrys entra en shock por el remordimiento que la atormenta y le dice a Isabel Cristina (Katherine Vélez) que no quiere volver a matar a nadie. Entre tanto, Pedro Pablo (Marlon Moreno) y Tato (Óscar Borda) hurtan un par de armas y chalecos antibalas para el plan de fuga que en pocas horas Nancho (Elkin Díaz) y sus hombres iniciarán. Por su parte, Velandía (Juan Carlos Vargas) sigue al pie de la letra cada una de las ordenes que Nancho le da o de lo contario su familia pagará las consecuencias de sus actos.

Pedro Pablo se fuga de la cárcel en medio de un cruento enfrentamiento con el ejercito, e Isabel Cristina y la Perrys se preparan para que El Capo las rescate
Mientras Nancho (Elkin Díaz) y sus hombres se dirigen a la cárcel de máxima seguridad donde se encuentra Pedro Pablo (Marlon Moreno) para rescatarlo, Ismael Concha (Hernán Méndez) llega al despacho del Presidente y trae consigo la orden de extradición que pesa sobre el narcotraficante y el mandatario no duda en firmarla. De inmediato, el General Gaviria y el Director de Inteligencia coordinan la caravana militar que trasladará al Capo hasta el avión que lo llevará a los Estados Unidos. Instantes tarde y tal como lo habían planeado, el carro de valores que Nancho ha acondicionado para la operación, arrasa la puerta del penal y seguido de camionetas, se emprende un recio cruce de disparos entre los guardias y los hombres de Pedro Pablo. Una vez dentro del carro y rumbo a su libertad, Pedro Pablo toma el mando del carro de valores y llama a Isabel Cristina (Katherine Vélez) para que se prepare pues en contados minutos él llegará por ella y la Perrys (María Adelaida Puerta). Aunque Nancho está en desacuerdo con la orden de su hermano, no tiene otra opción que acatarla. El Capo intentará ingresar abruptamente a la cárcel de mujeres.

Pedro Pablo y sus hombres logran liberar a Isabel Cristina y la Perrys, pero sorpresivamente el carro de valores en el que huyen explota
Pedro Pablo (Marlon Moreno) cumple su cometido y junto con Nancho (Elkin Díaz) y Tato (Oscar Borda), entran abruptamente en el carro de valores a la cárcel de mujeres y en medio de un violento intercambio de disparos entre ellos y la policía, logran liberar a Isabel Cristina (Katherine Vélez) y la Perrys (María Adelaida Puerta). Después de esto, El Capo y sus hombres se dan a la fuga. Entre tanto, el Presidente de la República (Gerardo Calero), espera ansioso respuesta de la Ministra (Marta Liliana Ruíz) sobre los resultados del operativo para confirmarle al Embajador de Estados Unidos el traslado del narcotraficante a ese país. Mientras tanto, la policía comandada por el general Gaviria (Herbert King) sigue el carro en el que va Pedro Pablo y sorpresivamente se produce una gran explosión en la que el camión queda en llamas.

El Coronel Gaviria y algunos de sus hombres quedan mal heridos a causa de la explosión
Luego de lograr sacar exitosamente de la cárcel a Isabel Cristina (Katherine Vélez) y la Perrys (María Adelaida Puerta), Pedro Pablo (Marlon Moreno), Nancho (Elkin Díaz) y las mujeres, emprenden la huida en el carro de valores. De un momento a otro, la policía comandada por el Coronel Gaviria (Herbert King) siente una gran explosión en la que Gaviria y otros oficiales resultan heridos. Momentos después de la detonación, La Ministra (Marta Liliana Ruíz) y sus escoltas llegan al lugar del siniestro y son interrogados por periodistas de diferentes Medios de Comunicación, quienes están ávidos por saber si el narcotraficante más buscado de la historia ha muerto. La Ministra les informa que mientras no se analicen los cadáveres que se hallaron al interior del vehículo no darán ninguna declaración. Cuando Marcela (Marcela Mar) y Laura (María Lara) ven por televisión la noticia de la explosión, quedarán muy impactadas.

Muere la madre de Pedro Pablo y Nancho, y en medio de su desesperación El Capo decide quitarse la vida
Siguiendo la petición de su hermano moribundo, Pedro Pablo (Marlon Moreno) llega a la casa de Norma (Lucero Gómez), su madre. Antes de ingresar al lugar, Nancho le pide al Capo que no entre a la casa y que aproveche que ahora el país entero lo considera muerto para empezar una nueva vida. A pesar de la insistencia de su hermano, Pedro Pablo se niega a irse y cuando entra a la habitación de Norma, se da cuenta que su madre está muerta y que esto sucedió después de enterarse del supuesto deceso de sus hijos. Los hermanos León Jaramillo quedan destrozados por la muerte de su progenitora y se culpan del hecho. En su agonía, Nancho decide confesarle a Pedro Pablo un secreto que no puede llevarse al tumba. En medio de su desespero, Pedro Pablo decide quitarse la vida. En el sitio de la explosión, el Coronel Gaviria (Herbert King) es informado de que dos de los tres cuerpos que hallaron en el lugar pertenecen a Pedro Pablo y a su hermano, pero que no hay rastros de cuerpos pertenecientes a mujeres. De inmediato, el Coronel organiza un operativo para localizar a Isabel Cristina y a la Perrys.

Antes de morir, Nancho le confiesa a su hermano que le traicionó
Nancho (Elkin Díaz) no descansará en paz hasta que le confiese a Pedro Pablo (Marlon Moreno) que a pesar de haber sido su hombre de confianza, cayó en tentación y se enamoró de Laura (María Lara), su otra mujer. El Capo quedará sin palabras al escuchar las confesiones de su hermano moribundo y aún más cuando se entere de que Fabián (Javier Botero), no es hijo suyo. A segundos de fallecer, Nacho le pide que no tome represalias en contra de Laura, pues aunque está seguro de que ella fue quien le dijo a la policía el lugar donde se estaban escondiendo, es la mujer de su vida. Entre tanto, al no encontrara a Nacho y al Capo, Tato (Marlon Moreno), la Perrys (María Adelaida Puerta) e Isabel Cristina (Katherine Vélez) no tienen otra opción que busca refugio en la casa de Laura y sus hijos.

En medio de su confusión y dolor, Pedro Pablo tomará una decisión que podría acabar con la vida del Capo más buscado de la historia
A pesar del dolor que lo alberga, Pedro Pablo (Marlon Moreno) debe eliminar los cuerpo de su madre y su hermano para que el ejército no descubra que él y Nacho (Elkin Díaz) lograron salir ilesos de la explosión del carro de valores y que los restos que allí se encontraron no eran de ellos. Sin embargo, cuando está preparando todo para incinerar los cuerpo sin vida de su familiares, decide que él también debe dejar de existir y se baña en gasolina. De otra parte, mientras Tato (Óscar Borda) y la Perrys (María Adelaida Puerta) impiden que Marcela (Marcela Mar) vaya a la morgue a reclamar los restos de León Jaramillo y posiblemente los delate ante las autoridades; Isabel Cristina (Katherine Vélez) y Laura (María Lara) hablan sobre el culpable de sus desgracias y alegrías.

Jenny Rico cae en la trampa de García y Penagos
Al saber que Jenny Rico (Nataly Umaña) está interviniendo sus teléfonos, Víctor (Gregorio Pernía) y Penagos (Alina Lozano) se ponen de acuerdo para seguirle el juego a la detective con información falsa sobre el paradero de Édgar Millán (Juan pablo Llano). De esta manera, Jenny convence a su tío Eduardo (Rafael Bohórquez) para que inicien un operativo y así poder capturar a Millán. Cuando llegan al lugar y ven que no hay nadie, Eduardo entra en cólera y le ordena a los demás detectives suspender el operación. Mientras esto ocurre, Penagos le reclama a Víctor por haber involucrado a su esposa Chabela (Paola Rey) en el caso de Édgar. Finalmente, Camila (Jo Blanco), comenzará a trabajar como infiltrada en Urquiza Seguros sirviendo tintos.

El presidente anuncia públicamente la muerte del Capo y su hermano, mientras el narcotraficante esparce las cenizas de sus familiares
En alocución presidencial, el primer mandatario de la nación anuncia públicamente el deceso de Pedro Pablo León Jaramillo alias ‘El Capo ‘ (Marlon Moreno) y alías Nancho (Elkin Díaz), su hermano, y lo destaca como un logro de su lucha incansable contra el crimen. Al escuchar la noticia, Isabel Cristina (Katherine Vélez), la Perrys (María Adelaida Puerta), Tato (Óscar Borda), Laura (María Lara) y sus hijos, quedan desconsolados y lloran profundamente la partida de estos dos hombres. Mientras esto sucede, Pedro Pablo esparce las cenizas de sus familiares en un río cercano a la vivienda de su progenitora y jura al cielo que el ser malévolo y cruel que fue en el pasado, murió definitivamente. En un descuido, Marcela (Marcela Mar) huye de la casa de Laura y se dirige a la policía para informarles sobre el paradero de Isabel Cristina, su rival sentimental.


Del 23 de noviembre al 4 de diciembre de 2009