Javier Gómez vuelve como mesero


Javier Gómez vuelve a la televisión colombiana, pero como mesero. El lunes 23 noviembre, el Canal Caracol estrenó en el Prime, ‘La Bella Ceci y El Imprudente’. Con Javier Gómez, Julián Román y Manuela González.

Lograr el equilibrio de las bandejas con vasos encima, fue la parte que más ensayó el argentino Javier Gómez para su nuevo personaje de Eduardo Sáenz en ‘La Bella Ceci y El Imprudente’, la nueva apuesta del Canal Caracol, en el que por un error de identidades, termina convertido en un torpe mesero. "Quién lo creyera, pero hay que tener un buen equilibrio para sostener lo que llevas en la bandeja sin que se caiga. Todo tiene su arte", dice.

Su historia dentro de la trama es la de un potentado empresario panameño que llega a Bogotá (Colombia) para comprar un hotel; pero, a punto de cumplir la cita, un mal entendido confunde su identidad con la de un hombre que va a entrevista para el puesto de mesero (Julián Román). "Eduardo sigue el juego porque le parece que es una buena manera de ver cómo funciona en realidad el negocio y de conocer los verdaderos motivos de su venta", cuenta Gómez.

Es la primera vez que este argentino se sale un poco del estereotipo de galán y le está gustando, por eso aceptó la oferta. Además, desde que actuó en 'Pedro, El Escamoso', no había vuelto a hacer comedia "y esta tiene mucho para reírse", dice.

Gómez llevaba tres años sin ir a Colombia, después de grabar con RTI, para Telemundo, la producción ‘Sin Vergüenza’. Estaba ocupado en otras producciones en México, Italia y Argentina.

Este año llegó de invitado a un capítulo de 'Día a día' y ahí le llegó la oferta. "Trato de venir cuando puedo porque me encanta trabajar en las producciones colombianas. Comencé hace diez años con ‘Marido y mujer’ y desde entonces he estado viniendo esporádicamente".

En la vida real, Gómez nunca ha sido mesero, pero siempre ha alternado sus profesiones de actor, ingeniero civil, docente en educación física y profesor de aeróbicos. Por ahora piensa quedarse un buen tiempo en Colombia, esta telenovela la terminarán de grabar en marzo de 2010 y espera conseguir una nueva propuesta que le permita permanecer otro buen tiempo en el país, pues asegura que eso de tener un pie en tierra y el otro en un avión, le hace mucho daño a su familia.