Niños ricos, pobres padres

Isabela y Esteban se casan

En la fiesta de despedida que le preparan sus amigos, Esteban se acuesta con Amelia, quien se encargó de llevar a varias prostitutas para los demás, mientras ella gozaba con Esteban. Una vez más, Mónica mantienen relaciones sexuales con Eduardo (su futuro cuñado), pero él la pide a Mónica que la guarde el secreto porque él quiere seguir su relación con Aura. Al día siguiente, Lara (el chofer) le da un baño de agua fría a Esteban para espabilarle, ya que está ebrio tras la noche que pasó junto a Amelia, con la que se vuelve a acostar antes de ir a su matrimonio. Al matrimonio de Esteban e Isabela; Roberto acude con su amada Marta, mientras que el hermano de ésta (Gabriel) acompaña a Verónica, ya que ella está muy enamorada de él, a pesar de que Gabriel solo la quiera por su dinero. Y apestando a alcohol, Esteban llega a la iglesia y acaba casándose con Isabela; bajo la mirada de Alejandra, quien le dice a David que no se siente afectada de lo ocurrido. A pesar de que ella no le pide explicaciones, Esteban le dice a Alejandra que la sigue amando y que se casó con Isabela, obligado por su madre (Mónica); pero Alejandra le dice que no quiere saber nada de ella. Sin importarle que sea el día de su matrimonio, Gabriel le amenaza a Isabela con contar a todos que ese bebé que espera es de él, pidiéndole a cambio que le entregue todo el dinero que la pidió para mantenerse callado.

El matrimonio de Isabela y Esteban lleno de peleas
En el matrimonio de Isabela y Esteban; Mónica ebria es capaz de decir a todos los presentes que ese matrimonio es tan frágil como falso, ya que es un matrimonio que para ella es un negocio. Muy celoso al ver a David acompañando a Alejandra en su matrimonio; Esteban comienza a golpear a David, quien le responde con más golpes, además, los amigos de uno y de otro comienzan a golpearse por ayudarles. Mientras que esto ocurre, Verónica se pelea a bofetones con Marta, a la que arroja un vaso de agua por quitarla a su marido Roberto. Y para no ser menos, Mónica comienza a insultar a Lucía, pero ella no es capaz de seguir el juego de la malvada Mónica. Curándole las heridas en su casa, Alejandra y David acaban besándose y, aunque él teme que esa relación no sea real, Alejandra le promete a David que en este momento está muy ilusionada a su lado y que solo piensa en estar con él. En una fiesta aparte de la oda de Esteban e Isabela; Rocío se besa con Miguel, y Manuel se pone muy celoso al ver a su esposa con uno al que consideraba su amigo. Allí, Laura conoce a Lolita, con la que coquetea, aunque la hermana de David no sabe que Laura es lesbiana. Por su parte, Roberto se lleva a Marta a un hotel donde ambos hacen el amor por primera vez. En vez de pasar la noche de bodas con su esposa Isabela; Esteban se va con Amelia y se acuesta con ella de nuevo. Al llegar a su casa, Gabriel reprocha a su hermana Rocío que haya echado a perder su matrimonio con Manuel, ya que él es un interesado y creyó que con el dinero de Manuel podría salir del mundo de pobreza donde vive.

Isabela y Carina se hacen buenas amigas
Mónica le deja muy claro a su hijo Esteban que si sigue haciendo sufrir a Isabela para que pierda al bebé, ella sería capaz de desederarle, por esto, Esteban al día siguiente se empieza a comportar bien con Isabela llevándola el desayuno a su cama. Por otra parte, Verónica sigue detrás de Gabriel, aunque él la rechace varias veces. Cansado de los reproches de su madre Verónica por mantener una relación con Diego; Santiago se va a vivir a casa de Diego, mientras éstos buscan un apartamento para irse a vivir los dos juntos. Por no tener más problemas con Manuel; Miguel rechaza la propuesta de Rocío de verse a solas. Intentando cambiar su vida, Mónica prefiere no beber más alcohol y va con su hijo Esteban y con Isabela a la casa de Eduardo, quien está acompañado de Aura y Diego, a los que invitó a un almuerzo familiar. Mientras tanto, David invita a Alejandra, a su madre Lucía y Guillermo a la humilde casa donde están viviendo y, en la casa de Marta, Gabriel y Rocío; también aparece Mr. Donelly que le lleva unas flores a su amada Berta, y Roberto también llega allí para ver a su novia Marta. Y allí, Guillermo invita a todos a su próximo matrimonio con la mujer que siempre ha amado: Lucía. Sorprendentemente, Isabela y Carina se hicieron muy buenas amigas, e Isabela pretende ayudarla a que su padre Eduardo le entregue bastante dinero a Carina por estar varios años a su lado. Para darle celos a su esposa Berta; Rafael contrata a una prostituta (llamada Sonia) para que se haga pasar por su novia, ya que él está dolido al enterarse de que Berta se acostó con Donelly y, además, Berta presume de que Donelly es mejor amante que Rafael.

Manuel y Rocío se divorcian
Al ver tan unidos a Marta y Roberto; Verónica se pone furiosa, y Marta echa de su casa a Verónica, quien exige hablar con Gabriel, aunque él no quiera saber nada de ella. Como no pueden vivir su amor con plenitud, Diego y Santiago quieren irse a vivir juntos, pero Diego le pide que le dé unos días para ver la relación entre su madre Aura y Eduardo, ya que Diego no confía en el novio de su mamá. Buscando nuevas experiencias, a Amelia le gustó mucho Rafael, y ésta le busca en su barrio marginal para vivir un momento apasionante y, después, ella le propone que le busque unas chicas para que se prostituyan en un evento. Por otra parte, Lucía y Guillermo hacen el amor, y éste le dice a Lucía que le gustaría tener un hijo con ella, aunque ella cree que sería muy arriesgado tener un hijo con casi 40 años de edad. Obligada a ir a la notaría, Rocío tiene que firmar el divorcio con Manuel, aunque ella diga estar arrepentida de lo que hizo.

Roberto y Guillermo son encarcelados
Esteban se acuesta con Amelia en el baño del colegio, y la profesora Dorotea les descubre y les regaña exigiéndoles que respeten por lo menos su colegio, pero ellos se burlan invitándola a participar en el acto sexual. Por esto, Mr. Donelly y Dorotea avisan a Mónica de que su hijo Esteban fue sorprendido en el baño con Amelia manteniendo relaciones sexuales. Y Mónica les dice a los profesores que hagan lo que quieran y que eso es culpa de ellos (los profesores) por no haber impedido eso, tomándolo con indiferencia. Por esto, Mr. Donelly castiga a Esteban y Amelia con aumentarles las horas de clase en el colegio. Aunque lo querían ocultar, Juliana les cuenta a sus compañeros que Dorotea encontró a Esteban con Amelia haciendo el amor en el baño. Y Alejandra le dice a Esteban que con David encontró el verdadero amor porque él es un miserable que se acuesta con una mujer al día siguiente de haberse casado. Más tarde, Matías telefonea a Isabela para decirla que Dorotea descubrió a Esteban enredado con Amelia en el baño del colegio. Y cansada de las burlas de Esteban; Isabela va a una clínica para abortar, aunque Mónica se lo impide. Culpándoles de haber estada aliado con Manuel Cervantes; Roberto y Guillermo son detenidos por la policía por lavado de dinero en su empresa, aunque Guillermo es completamente inocente, y Vanesa intenta ayudarles y sacarles de la cárcel, pero sus pruebas no sirven para ponerles en libertad. Amenazándole con contar que él esconde una gran suma de dinero de su padre Manuel Cervantes; Rocío le exige a Manuel que le siga pagando el colegio y que le pase una mensualidad por haber sido su esposo.

Isabela le pide el divorcio a Esteban
Después de ver a Guillermo encarcelado; Lucía pretendía irse del país con su hija Alejandra para que Mónica no les siga haciendo daño. Más tarde, Guillermo y Roberto son puestos en libertad, después de que César Alarcón y Vanesa movieran sus influencias políticas para sacarles de la cárcel. Y Guillermo le pide a Lucía que se quede a su lado por amor y que no deje que Mónica vuelva a salirse con la suya. Al volver a la empresa, Roberto le confiesa a Marta que él es culpable. Estando en una discoteca, Laura se le insinúa a Lola, contándola que ella es lesbiana y, finalmente, Laura y Lola hacen el amor. Después de contratar a Mauricio como su secretario; Mónica y Mauricio se emborrachan y hacen el amor en la oficina de ésta. Dándose cuenta de que Esteban jamás la amará; Isabela decide pedirle el divorcio, aunque favorablemente Isabela (convencida por su padre Eduardo) decide seguir adelante con su embarazo.

Lola se da cuenta de que es lesbiana después de acostarse con Laura
Sin importarle que Gabriel cuente que el hijo de Isabela es de él; Eduardo se opone a darle dinero al jardinero. Después de pasar una noche apasionante, Lola está feliz porque dice haberse dado cuenta de que la gustan las mujeres y se despide de Laura con un beso en los labios, que David ve, y Lola no le oculta a su hermano sus declinaciones sexuales. Y más tarde, Lola la dice a su madre Berta que a ella la gustan las mujeres. Y Matías intenta hacerla recapacitar, diciéndola a Lola que su carrera de modelo se destrozaría al hacerse público que ella es lesbiana, pero ella no tienen ningún miedo de que se sepa. Para no separarse jamás, David le pide a Alejandra que acepte casarse con él, pero ella le dice que no necesitan contraer matrimonio para demostrarse que se aman. Creyendo que Manuel envío a sus secuaces para amenazar a Rocío con matarla si se acerca de nuevo a él; Gabriel va a golpear a Manuel por estar amenazando a su hermana.

Mónica vuelve a acostarse con Mauricio
Aura comienza a llorar cuando descubre que Eduardo la engañó, acostándose con Carina y Mónica, mientras estaba con ella y; por eso, ella quiere vengarse de él. Para que se sienta culpable, Isabela la dice a Alejandra que por su culpa va a abortar al hijo que espera por haberlo dejado sin padre. Y al enterarse de esto, Gabriel le pide a Isabela que no aborte y que él podría hacerse cargo de ese niño, si ella no quiere tenerlo. Para resolver sus problemas económicos, Gabriel le propone a David que le ayude a robarle dinero a Manuel porque cree en el dicho de que “ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de perdón”. A pesar de mantener una relación con Dorotea; Mauricio vuelve a acostarse con su jefa: Mónica. Mientras que, Matías y Miguel intentan asociarse con Amelia, quien ahora es una proxeneta con jovencitas que se prostituyen y una de ella es Juliana.

Aura rompe su relación con Eduardo
Como quiere estar al lado de David; Alejandra le pide a su madre Lucía que la deje quedarse allí, aunque Lucía quiere irse del país con Guillermo. En la cena en la que Eduardo le iba a pedir matrimonio a Aura; aparecen sus amantes: Mónica y Carina y, allí; Aura le enfrenta por acostarse con ellas dos, mientras a ella le prometía amor eterno. Y Aura rompe su relación con Eduardo, deseándole que se quede solo por haberse burlado de ella. Instantes más tarde; Aura, Mónica y Carina se van a celebrar por haber desechado al hombre que las engañaba a las unas con las otras. Furioso, Eduardo llega a su casa y echa de su casa a Gabriel a puñetazos, quien visitaba a Isabela para recordarla que él se hará cargo de su hijo. Al llegar a su humilde casa, Gabriel les cuenta a sus hermanas (Marta y Rocío) que el hijo de Isabela es suyo. Y para declararle su amor, Eduardo le lleva serenata a Aura, ya que él dice estar enamorado de ella, quien le echa de allí y le exige que no vuelva a buscarla. Al día siguiente, Eduardo echa de su casa a Carina, pero ella no está dispuesta a irse. Por otra parte, Vanesa se sorprende al descubrir que Manuel pasó la noche con Anaís, ya que ellos pasaron la noche juntos, pero ellos dicen que sienten amor el uno por el otro. Por miedo a perderle, Dorotea le propone a Mauricio que se casen. Muy celosa por como la miran los hombres, Laura se enfrenta a ellos por mirar a su novia Lola con ojos de deseo.

Esteban descubre que el hijo que espera Isabela podría ser de Gabriel
Después de que Rocío le contase a su amiga Lola de que su hermano Gabriel dejó embarazada a Isabela; Lola le cuenta esto a Matías, quien se encarga de contar el chisme por todo el colegio. Y Esteban enfrenta a Isabela por haberle engañado, pero elle niega el rumor. Pero, Esteban no la cree y va a preguntárselo al jardinero, y Gabriel le dice a Esteban que se acostó en varias ocasiones con Isabela, por lo que Esteban se pone furioso. Cuando Rafael va a matar a Mr. Donelly por haberle quitado a su esposa; Berta se interpone y se lleva ella una bala, que la hace que la hospitalicen por unas horas en una clínica, pero favorablemente Berta reacciona enseguida y está viva y sana, además, Berta puede regresar a su casa y guardar reposo allí. Pensando que él mató a su esposa, Rafael arrepentido se entrega a la policía por haberla disparado. Y muy dolido al enterarse de que su padre disparó a su mamá; David le enfrenta a su padre Rafael en la cárcel, diciéndole que es un miserable y que se olvide de su familia, deseándole que se pudra en la cárcel.


Del 7 al 18 de diciembre de 2009