Un Ángel llamado Azul

Débora echa del
orfanato a Martina

Azul lucha para que no se produzca el asesinato en contra de Fortunato
Azul (Andrés Juan), intenta por todos los modos que Conde (Luigi Aycardi) no ejecute el plan para acabar con la vida de Fortunato (Kepa Amuchastegui). El ángel le grita y le implora que no lo haga, pero al parecer sus esfuerzos son en vano, ya que este malvado hombre está decidido a cumplir con su objetivo. Al ver esto, Azul cambia de estrategia y valiéndose de sus poderes de ángel , intenta que Martina (Mónica Lopera) llegue más temprano a la cita que tiene con Fortunato. A pesar de las alas de Azul, el ángel no puede hacer que el carro que conduce a Martina vuele y llegue rápido para impedir el asesinato. Lo que no se imagina Conde y Débora, es que Fortunato cambió a última hora su testamento.

Débora echa del orfanato a Martina
La coartada de Conde (Luigi Aycardi) parece ser perfecta y el detective que investiga la muerte Fortunato (Kepa Amuchastegui), cree que el deceso del millonario fue por causas naturales. No obstante, Afanador (Carlos Benjumea) tiene serías sospechas del abogado. Por su parte, Débora (Nórida Rodríguez) echa del orfanato a Martina (Mónica Lopera), pero la profesora, motivada por Azul (Andrés Juan), se niega a irse y le advierte a la directora que encontrará la forma para denunciarla por las maldades que le hace a los niños. Añadido a esto, Débora se entera que Fortunato puso dentro de su testamento a la maestra. Por esa razón, la cruel mujer le propone a Conde que se deshagan de ella.

Azul solicita al maestro que permita que Abril lo pueda ver
Al observar que Abril (Estefany Escobar) cree que no tiene a nadie en el mundo y que por eso se siente muy sola, Azul (Andrés Juan) le pide al Maestro (Gustavo Angarita) hacer que la niña lo pueda ver y así convertirse en su compañía. Después de mucho pensarlo, el Todopoderoso accede, no sin antes advertirle al ángel que no puede contarle a su protegida sobre la verdad de la muerte de su abuelo. Finalmente, Azul vuelve a la tierra y se presenta ante Abril. Por su parte, Afanador (Carlos Benjumea) le advierte a Conde (Luigi Aycardi) que si lo echa del orfanato revelará que el abogado fue el asesino de Fortunato (Kepa Amuchastegui) y que además mostrará el último testamento que el millonario escribió, en el cual le deja toda su herencia a Martina (Mónica Lopera).

Abril pone a Azul a superar duras pruebas para comprobar que es un ángel
El plan de Azul (Andrés Juan) no sale como pensaba. Abril (Estefany Escobar) al verlo se asusta, duda mucho que sea un ángel y por el contrario cree que es un loco o algo parecido. Por esa razón, la niña pone a Azul a hacer duras y peligrosas pruebas para que compruebe que en realidad es un ser especial. Por su parte, a la reunión que se realiza para definir el futuro del orfanato, Martina (Mónica Lopera) asiste, desde luego sin ser invitada, y cuenta de todas las cosas que necesitan los niños para vivir mejor. Conde (Luigi Aycardi) aprovecha la oportunidad para quedar como un rey frente a la profesora, debido a que frente a la junta promete que hará un gran esfuerzo para que las condiciones de los niños sean óptimas. Por supuesto, detrás de esta actitud se esconde la verdadera intención del abogado: enamorar a Martina.

Abril cree que Azul es un ángel, mientras Conde y Débora asumen sospechas actitudes
Azul (Andrés Juan) le cuenta a Abril (Estefany Escobar) que bastante le costó pedir el permiso para que ella lo pudiera ver, como para no crea que él es un Ángel. Además le hace caer en cuenta a la niña, que miles de personas daría poder gozar de su situación. Gracias a esto, por fin Abril entiende que Azul es un ser especial y promete que no se lo contará nadie. Por otro lado, Débora (Nórida Rodríguez) le pide perdón a Martina (Mónica Lopera) y le asegura que buscará la forma para que el orfanato salga adelante y los niños puedan vivir mejor. Igualmente, Conde (Luigui Aycardi) llega a la casa de Fortunato (Kepa Amuchastegui) para vivir allí y así, según él, poder hacerle compañía a Abril.

Débora le pide perdón a Martina, y Abril se entera que será adoptada
Martina (Mónica Lopera) queda muy sorprendida con la nueva actitud de Débora (Nórida Rodríguez), quien aparte de pedirle perdón, parece estar dispuesta ayudar a los niños del orfanato en lo que necesiten. Entre tanto, Conde (Luigi Aycardi) le cuenta a Abril (Estefany Escobar) que según el testamento, él quedará a cargo de administrar su fortuna y que además a ella le buscarán una familia para que la adopten. Esta última noticia no le agrada a la niña, mientras que a Azul (Andrés Juan) no le gusta la primera. Sin embargo, el ángel encuentra una forma para sacarse el clavo con el abogado. De otro lado, Martina le confiesa a Ciro (Juan Carlos Mateus) que le llegó una carta de amor que le hizo un niño. El botánico arde en rabia porque en realidad el autor del escrito es él.


Del 7 al 18 de diciembre de 2009