Victorinos

Alejandro Gallardo se arroja
por un precipicio

Victorino Mora y Diana se refugian en un teatro abandonado

En el teatro abandonado donde se escondieron, Victorino Mora y Diana se cuentan cuáles son sus aficiones favoritas, actuando encima del escenario, y Diana baila con sus cariocas, mientras que Victorino Mora le hace una demostración con un balón, contándole que desde pequeño siempre quiso ser futbolista. Cuando los secuaces de Victorino Gallardo (Melao y Vaca) intentan secuestrar a Lina María para averiguar donde se encuentra Victorino Mora y Diana; Carlos Alonso defiende a su amada Lina María, arrebatándole a éstos las pistolas y echándoles de allí.

Lina María y su familia consiguen hospedaje en un albergue
Como no puede sonsacarle a uno de los secuaces de Victorino Gallardo dónde está su patrón; Victorino Manjarrés quema vivo a uno de ellos y, después, Victorino Manjarrés amenaza con un revólver a otro de los secuaces, al que acaba sonsacando el lugar donde se esconden Victorino Gallardo y Bastidas. Por otra parte, Valeria comienza su carrera artística de cantante, consiguiendo que pongan una de sus canciones en la radio. En el escenario del teatro abandonado donde se esconden de la policía, Victorino Mora y Diana fingen casarse hasta que la muerte les separe. Temiendo por la vida de Lina María y su familia; Carlos Alonso les lleva hasta una casa de acogida para que los secuaces de Gallardo no les encuentren. Para que la policía no les descubra; Diana y Victorino Mora se disfrazan de viejos para huir de su escondrijo.

Alejandro Gallardo es internado en un manicomio
Al darse cuenta de que su padre está totalmente loco, Victorino Gallardo encierra en un manicomio a su padre Alejandra, quien está totalmente desquiciado y ya no podían cuidar bien de él por su locura. Intentando que no se cometa la profecía de los Victorinos; Ángela y Phillipe se adentran a una cueva donde ven a una vieja espeluznante con un reloj de arena, quien se aparece a los cuatro Victorinos. En un restaurante, Julián se pone muy celoso al ver a Gloria con Sebastián (el streapper que contrató para hacerse pasar por su novio), ya que Francesca y Gloria persiguieron a Julián y descubrieron que él iba con su hijo Victorino Pérez, con Rosa y con Valeria a cenar a un restaurante. En el albergue que Carlos Alonso les llevó; Lina María, Karen, Camilo, Amparo y Milena se sienten muy bien acogidos, mientras Melao y Vaca (los secuaces de Gallardo) queman la casucha de Lina María, para dejar sin refugio a la familia de Victorino Mora. Como Victorino Mora cree que la vieja que se le apareció le está avisando de su muerte; él huye y le pide a su amada Diana que no huya con él porque su vida podría correr peligro.

La vida de dos Victorinos corre peligro
Despidiéndose de su amada Claudia, a la que están a punto de enterrar; Victorino Manjarrés promete vengarse por haberla asesinado injustamente. Arrepentido por haber abandonado a su amada; Victorino Mora vuelve con Diana porque la ama, aunque ese amor le lleve a la muerte. Pidiéndole que no busque a Victorino Mora porque en ese momento podría cumplirse la profecía; Ángela le dice a su hijo Victorino Manjarrés que ella y Phillipe vieron a una vieja que significa la muerte y, describiéndola, Victorino Manjarrés se da cuenta que a él también se le apareció la vieja con el reloj de arena. Y por esto, Phillipe y Ángela están cada vez más seguros que en cualquier momento pueden encontrarse los cuatro Victorinos y que dos de ellos morirán. Cuando se enteran que unos desalmados quemaron su humilde casa; Lina María, Camilo y Karen se entristecen porque es lo único que tenían, y Camilo se pelea con Carlos Alonso cuando él le impide que vaya a esa casa, ya que su vida correría peligro.

Diana visita a su abuela
Mandados por Victorino Manjarrés, unos malhechores van al albergue donde la familia de Victorino Mora se esconde, pero ellos ahuyentarlos haciéndoles creer que le iban a robar sus motos. Por otra parte, Doña Aurora se siente muy sola porque su hija Ángela no la deja verse con los hombres que conoce por la computadora. Más tarde, Diana va a su casa para coger un poco de dinero y, de paso, va a ver a su abuelita Aurora. Por la noche, Julián sigue pensando en Gloria, a la que ama y desea; mientras que ella está entristecida porque cree que ya perdió a su amado Julián.

Victorino Manjarrés está obsesionado con vengarse de Victorino Gallardo
Después de irse de la casa de Diana; ella y Victorino Mora tienen que huir de la policía y, una vez más, la pareja se esconde en el teatro abandonado. Para que sus vidas no corran peligro de nuevo; Lina María, Camilo, Karen, Amparo y Milena tienen que irse a otro albergue (vigilado por la policía), que les ayuda a conseguir Carlos Alonso. Por otra parte, Victorino Gallardo está muy nervioso, ya que cree que su escolta Bastidas está diferente y piensa que éste quiere robarle su dinero, pero Bastidas se encarga de decirle al joven Gallardo que sus enemigos están afuera y que él no es uno de ellos. Debido a su sed de venganza, Victorino Manjarrés cree ver a Victorino Gallardo todo el tiempo paseando por la calle, reflejado en otras personas. En el manicomio donde estaba interno, Alejandro Gallardo se escapa, dejando una nota en la que dice que buscará a la difunta Juliet.

Alejandro Gallardo se arroja por un precipicio
Después de escaparse del manicomio, Alejandro Gallardo cree haberse casado con el fantasma de Juliet en lo alto de unas montañas e, instantes más tarde, Alejandro se arroja por un gran precipicio y unos pescaderos encuentran el cadáver en el río. En el entierro de Claudia; Victorino Manjarrés ve a su madre Martina y a sus hermanos Julieta y Hugo, pero él huye y le ven con una cara llena de odio, ya que él está decidido a vengarse de Victorino Gallardo. Más tarde, Victorino Manjarrés encuentra a Victorino Gallardo y comienzan un tiroteo, pero ninguno se hiere, aunque Manjarrés comienza una persecución en coche, para matar a Gallardo; pero la policía les encuentra y, mientras Victorino Gallardo y Bastidas huyen; Victorino Manjarrés es arrestado por los agentes. Por la calle, la policía atrapa a Victorino Mora y Diana, quienes esta vez no pueden escaparse y son encerrados tras las rejas. Y Victorino Mora les hace creer a los policías que Diana no es su novia, ya que él quiere que saquen de la cárcel a su amada. Por otra parte, Doña Rosa y su hija Violeta van a la casa de Gloria y Francesca para darlas la invitación de boda entre Julián y Rosa, sin saber que esto es un invento para que Gloria y Francesca no vuelvan a buscar a Julián.

Victorino Manjarrés mata a Bastidas
La policía se lleva a Victorino Manjarrés a la cárcel, al encontrarle en un tiroteo en contra de Victorino Gallardo. AL enterarse de que Doña Rosa les hizo creer a Gloria y Francesca que ella se iba a casar con Julián, éste decide volver a la casa de Gloria, acompañado por su hijo Victorino Pérez. Entre celda y celda, Victorino Mora y Diana discuten porque él quería que ella le hiciese creer a la policía que ella fue secuestrada por Mora, pero ella no lo hizo porque no le quiere negar, aunque Victorino Mora en todo momento quiere que saquen de la cárcel a su novia. Como la policía se le quería llevar detenido, Victorino Manjarrés les apunta con una pistola a los agentes para irse a buscar a Victorino Gallardo y acabar con él. Enfrentándose a él, creyendo que le ha disparado; Victorino Manjarrés sorprende a Bastidas, poniéndole una granada en su cuerpo y arrojándole por el precipicio, estallando mientras el cuerpo de Bastidas cae al vacío. Después de que matase a su escolta de confianza; Victorino Gallardo huye de Manjarrés y, en un descuido, Victorino Gallardo pierde su dinero cuando se le vuela de la mochila. En la cárcel, Diana se entera de que su padre falleció, y ella no siente tristeza, solamente nostalgia por el padre que pudo ser, porque Alejandro jamás se ocupó y se preocupó por ella.

Julián es incapaz de atestiguar en contra de Victorino Mora
Victorino Gallardo consigue escaparse de Victorino Manjarrés, ya que Manjarrés fue detenido y llevado a la cárcel. Cuando Julián y Victorino Pérez ven aparecer al supuesto amante de Gloria en su casa, ambos se ponen furiosos, además, Victorino Pérez le propina una patada en los genitales al aparecer haciendo un streaptease en su casa. Después de varios coqueteos, Camilo y Milena hacen el amor. Recordando que a Victorino Mora le conoce desde que era un niño y que era compañero y amigo de su hijo Victorino Pérez; Julián decide no atestiguar en contra de Victorino Mora. En el bosque, Victorino Gallardo encuentra de nuevo a la vieja con el reloj de arena, que le dice: “tu tiempo se ha acabado y nadie podrá evitar la desgracia” y, huyendo de esa vieja, Victorino Gallardo tropieza por el bosque y se da un golpe contra un árbol, haciéndole perder la consciencia y desmayándose allí. En la cárcel, Victorino Manjarrés encuentra a Victorino Mora y Diana, quienes serán sus nuevos vecinos de celda en prisión.


Del 7 al 18 de diciembre de 2009