..:GACETA, DULCE PARAÍSO 049:..

GACETA, DULCE PARAÍSO
(Número 049):

SUMARIO

(del 23 de febrero al 8 de marzo de 2009):



NOTICIAS:
  • Jencarlos Canela y sus proyectos.
  • Ximena Duque, una actriz luchadora y perseverante.
  • Pedro Moreno: "Quiero protagonizar una telenovela".
  • 'El Capo', la nueva historia de Gustavo Bolívar.
  • Herney Luna, un hombre de riesgos.
  • Geraldine Bazán y Gabriel Soto ya son padres.
  • Andrea Montenegro será la villana de 'El Clon'.
  • Mijail Mulkai y Majida Issa, un nuevo romance de telenovela.
  • Gabriela Vergara revela que tendrá gemelas.


ENTREVISTAS:

  • Sebastián Martínez.
  • Camila Zárate.


TELENOVELAS:

  • El penúltimo beso.


RESÚMENES:

  • Sin Senos no hay Paraíso.
  • El Rostro de Analía.
  • Doña Bárbara.
  • La quiero a morir.
  • Vecinos.
  • Todas odian a Bermúdez.
  • Oye Bonita.
  • La Venganza (FIN).
  • El penúltimo beso.
  • Aquí no hay quien viva.
  • La Dama de Troya.
  • El último matrimonio feliz.


Encuesta de la semana: ¿Te gustaron los primeros capítulos de 'El penúltimo beso'?

  1. Sí (con el 79%).
  2. No (con el 21%).

. . : NOTICIAS : . .

Jencarlos Canela y sus proyectos


Amante de la adrenalina y de los retos. Así se describió el actor Jencarlos Canela, quien tras experimentar un 2008 de "ensueño" no vive del pasado y apuesta a un futuro aún más prometedor.

El artista de ascendencia cubana fue conocido en pantalla local por su personaje de Alfredo en la telenovela ‘Pecados ajenos’. Al papel, que vino acompañado de premiaciones y reconocimientos por revistas de gran circulación, siguió su debut teatral en el musical ‘Miami Libre’, la película independiente en inglés ‘Hunted by night’, así como su próximo debut protagónico en la novela ‘Más sabe el diablo’, la versión de la telenovela colombiana ‘¿Por qué diablos?’, y de la mano de la cadena Telemundo, irá su lanzamiento como protagonista de telenovela.

Canela también hizo un papel especial como Asdrúbal en el melodrama ‘Doña Bárbara’. "Me tocó grabar con Génesis Rodríguez y la pasamos muy bien. Fue muy gracioso que en escenas de beso estaba ‘El Puma’ detrás de ella. Yo le decía no se pusiera nerviosa, pero su papá estaba ahí y luego a grabar. La pasamos muy bien", recordó entre risas sobre su participación especial en la adaptación para televisión del clásico de Rómulo Gallegos, protagonizado por Edith González y Christian Meier.

El artista grabó su participación en poco más de dos semanas en Colombia, país que visitó por primera vez. "Fue en el momento en que Ingrid Betancourt fue liberada y me encantó la alegría de su gente, los lugares", añadió.

En estos momentos, Canela divide su tiempo en la preparación de su personaje para la próxima telenovela de la cadena Telemundo, la salida al mercado de su disco, así como el próximo estreno de ‘Hunted by Night’, que grabó junto a Karla Monroig. "En la película hago de un arquero profesional, maestro de las artes marciales", dijo quien realizó el 98 por ciento de las escenas sin ayuda de dobles, en especial gracias a que "soy adicto a la adrenalina".

Esa adicción le favorecerá para interpretar a un ladrón en ‘Más sabe el diablo’, que tentativamente protagonizará junto a Gaby Espino y Miguel Varoni. "Tengo escenas en Nueva York, Colombia y Miami", informó quien además cantará el tema de la propuesta.

Y es que la música es otra de las ramas del arte que le activa la adrenalina en la sangre. Sobre el disco, producido por Rudy Pérez, aseguró estar mas que satisfecho. "Estoy enamoradísimo con cada tema. Rudy logró hacer un sonido diferente, distinto, innovador. Tiene cinco temas low tempo, otros más baladas, otros más rock y cinco más moviditos", dijo quien incluyó dos de sus composiciones en la propuesta.

Con la agenda llena, Canela considera "lo importante es buscar tiempo para uno y sentirte bien. Creo en el poder de la mente. El estrés es muy peligroso y se puede llegar a convertir en cualquier enfermedad, por eso, tanto en las grabaciones como en mi vida, trato de crear un ambiente de familia". En cuanto a su vida sentimental, nos dijo, "ahora no tengo una relación formal ".

Ximena Duque, una actriz luchadora y perseverante


Ximena Duque es una joven que, gracias a su constancia, esfuerzos y profesionalismo, ha conseguido ganarse el título de ser una de las más bellas e inteligentes que maneja el talento juvenil de Telemundo,

Nació en Cali (Colombia) y sintió vocación por el arte y la actuación desde muy temprana edad, realizando presentaciones familiares en su casa y actuando delante de la familia hasta el punto de llorar sin razón para probar que podía actuar. Es entonces cuando comienza a formar parte del grupo de teatro de la escuela en donde se fue formando.

Creció en un hogar sin padre. Su madre se separó cuando la incipiente actriz era solo una niña y es esto lo que hace que cada día entienda a su madre y la admire por el hecho de ser una madre soltera y haber estado con ella como su mejor amiga. Un buen día, la madre decidió cambiar de rumbos. Ambas se mudaron a Miami para comenzar una buena vida y lograr sus sueños. El de Ximena, siempre muy bien enfocada, era ser actriz y ser una ‘Protagonista de Novela’.

En Miami, Ximena comenzó a estudiar actuación, dicción y a neutralizar su acento, ya que se dio cuenta que la industria no era tan fácil como ella se lo pensaba. Cada vez que se sentía decaer, su madre la apoyaba en todo y le daba fuerzas para seguir adelante. Su madre ha sido y sigue siendo, su confidente.

En un país nuevo y sin conocer a nadie, Ximena nunca dejó de prepararse. Empezó a tocar puertas y un buen día, una conocida le comentó del casting para un reality show llamado ‘Protagonista de Novela II’. Acompañada de su madre, realizó el casting y, muy entusiasmada, salió convencida de que sería seleccionada. Pasaron casi 3 meses sin recibir respuestas y finalmente pensó que ese había sido otro casting más que hacia sin suerte. Un buen día recibió una llamada para hacerle una segunda audición y es entonces cuando logra entrar en este maravilloso reality show. 'Protagonistas de novela' fue el trampolín de su carrera. Visitó varias ciudades, hizo campañas publicitarias y hoy en día es la imagen de cuatro casas de ropa.

En la actualidad, Ximena Duque interpreta al personaje de Camila, en la telenovela ‘El rostro de Analía’, de Telemundo. "Es un personaje bien completo, del que saco mucho y del pongo mucho de mí", dijo la hermosa colombiana.

Como parte de la trama, Duque interpreta a Camila, quien a diferencia de su madre, encarnada por la actriz Flor Núñez, vive en la constante búsqueda de su hermana Analía (Elizabeth Gutiérrez). "Como Camila tengo muchos encontronazos con mi mamá, que es un poco terca. Yo soy su fuerza", dijo quien vive en Estados Unidos desde los 12 años junto a su madre, quien la crío sola.

"En mi casa, nunca vi a mi mamá dejarse caer por nada, nunca la vi quebrantada por ninguna situación", explicó sobre el origen de su perseverancia. En la historia de Humberto "Kico" Olivieri, la actriz se “enamora” en la ficción de un pandillero, interpretado por Alejandro Chabán.

En el plano personal, asegura el ser humano es capaz de autotransformarse. "Puede cambiar si se lo propone. Siempre que haya una inspiración, esas ganas de algo o por alguien", opinó quien descubrió su fascinación por la actuación desde temprana edad.

"Desde que tengo uso de razón me di cuenta que lo mío era la actuación. Era bien dramática de chiquita y mi mamá me dijo ‘cuál es el drama’, pues vamos a meterla en clases de actuación", recordó quien participó en la segunda edición de ‘Protagonistas de novela’ de Telemundo.

"Si me dijeran en este momento si entraría a un ‘reality show’ diría que no, no porque me haya ido mal o porque haya sido una mala experiencia, sino porque tengo muchas razones para no estar alejada del mundo", compartió quien en esa ocasión competía contra la hoy protagonista de ‘El rostro de Analía’, Elizabeth Gutiérrez.

"Hablaba con Elizabeth de cómo nos veían en todo momento, incluso cuando te bañabas y no nos dábamos cuenta de la magnitud. Fue algo muy bonito y lo recomiendo, porque fue la manera en que me di a conocer". Sin embargo, reconoce que "muchos estuvieron ahí y no han hecho nada, porque la constancia es lo que cuenta en este caso", acotó quien se ha mantenido preparándose en diversas disciplinas del arte.

De hecho, concluyendo las grabaciones de la telenovela, proyecta retomar sus estudios en el American Film Academy de Nueva York. Confiesa además le gustaría trabajar en su natal Colombia, oportunidad que hasta el momento no se ha dado. "Pasaron diez años desde que me fui. Y cuando volví a Colombia fue en un plan familiar, pero me encantaría trabajar allá, con mi gente, en mi país", concluyó la actriz.

Pedro Moreno: “Quiero protagonizar una telenovela”


El actor que brilla en la sorpresiva telenovela ‘El rostro de Analía’ nos confiesa sus sueños y lo que ha vivido para irlos alcanzando. En noviembre del año 2000, cansado de tanta pobreza y con ansias de libertad, Pedro Moreno tomó la decisión más importante de su vida: le dijo adiós a Cuba, mandó al traste sus estudios de ingeniería industrial y junto a su padre, se arriesgó a hacer realidad su sueño de llegar a Miami para poder progresar.

Han pasado ocho años desde aquel momento, y este cubano de 28 años, quien interpreta a Cristóbal en la telenovela ‘El rostro de Analía’ (de Telemundo), habló sobre su vida y su paso por la televisión. Con mucha sencillez y asegurando que tiene los pies bien puestos sobre la tierra, él tiene claro que más allá de ser una cara bonita en el mundo de las telenovelas, es un hombre con talento y perseverancia para hacer realidad su más grande sueño: protagonizar y dejar huella entre los hispanos.

-¿Cómo fue la travesía de salir de Cuba?
Yo tenía 17 años y estudiaba ingeniería industrial y entonces, antes de terminar el primer año, mi papá salió a Uruguay. Él trabajaba en la Escuela Internacional de Cine y vio que había cosas mejores por fuera. Yo quería estudiar drama y me habían citado para enero del 2001, pero me escapé en noviembre. Yo también trabajaba en el campo y me pagaban un dólar el día. Mi papá tuvo varios intentos de salir de Cuba pero nunca lo consiguió y al final, cuando volvió a intentarlo, me llevó con él porque ambos queríamos libertad. Salimos en el 2000 en un bote con 20 personas. El viaje duró 20 horas. Antes de llegar al mar estuvimos caminando dos días por el monte, ese es un plan que se traza cada cubano. En mi caso, gracias a Dios estuve con mi papá todo el tiempo de esa travesía, pero fue muy difícil, vomité mucho, perdí mucho peso, se me entumieron los brazos. Fueron pocas horas, pero me pareció un siglo para poder pisar tierra y dos días después ya estábamos en Miami.

-¿Cómo fueron tus inicios hasta lograr el éxito en tu carrera artística?
Mi verdadero comienzo surgió en 'Protagonistas de novela 1', que fue el primer reality show en español en los Estados Unidos y me atrevo a decir que fue mi trampolín al medio televisivo. No gané, pero ese programa me abrió mucho las puertas. Luego tomé clases y talleres de actuación, hice cursos en cursos en Miami y, cuando tengo tiempo, me arrimo a muchos maestros como Adriana Barraza, quien me ayudó muchísimo con el problema del acento y la dicción. Muchos creen que ha sido fácil escalar, pero no, esta carrera es de resistencia y perseverancia, de aprender a levantarse y lidiar con las críticas, con el ego que muchas veces nos seduce y conozco muchos artistas a los cuales el ego los aleja de la realidad y cuando eso pasa comienzas a mermar. Debemos aprender de los más humildes. Yo le agradezco a todos los técnicos y actores con los que he trabajado y con los que trabajo hoy día porque de cada uno voy aprendiendo algo que me ayuda a mejorar mi trabajo. Mi éxito en gran parte se lo debo a ellos.

-¿En qué momento decidiste que querías ser actor?
Desde que era joven me gustaban las películas de acción y sentía que quería ser el héroe al que todos admiraban, creo que a la par de mi vida fui albergando esa inquietud hasta que apareció mi oportunidad aquí en los Estados Unidos.

-En la telenovela 'El rostro de Analía', tu personaje es el de un policía, ¿cómo te preparaste para hacerlo más real?
Cristóbal es un personaje que a diferencia de los otros que he tenido que interpretar es más maduro y certero en sus decisiones. Es un agente especial de antinarcóticos de la ciudad de Los Ángeles que se desarrolla de forma encubierta dentro de la organización de Montana con el objetivo de atraparlo y eliminar el narcotráfico. Cuando supe las exigencias que este personaje requería, comencé a prepararme físicamente tomando clases de ‘Mui Tai’ y ‘Kick Boxing’ en Miami, con Erick "El tigre" Castanos y Manolito, como entrenadores, y con Daniel Espinosa, a los que no puedo dejar de mencionar. Fui a tomar clases de tiro a un polígono en la ciudad de Doral, comencé un trabajo de investigación para conocer más el mundo de las pandillas en Los Ángeles, ya que la historia se desenvuelve allí. Además, renté la película 'Donnie Brasco' con Johnny Depp y Al Pacino y la serie '24' y observando los movimientos de Jack Bauer en las escenas de acción y el realismo que le aporta Depp a Donny Brasco, me dieron una idea en mis previos ensayos antes de romper a grabar.

-¿En qué se parecen Cristóbal y Pedro?
Somos muy similares en la manera de tomar las decisiones. Yo me considero una persona que piensa las cosas antes de hacerlas y, como todo el mundo, tenemos impulsos y nos lanzamos a veces a la aventura y nos estrellamos, pero este personaje marca un acento en cada decisión que toma. Se parece a mí en lo romántico, pero el romance que lleva es un romance más maduro y en lo que sí no nos parecemos en nada es que él es un hombre serio y yo soy muy divertido, allí hay una diferencia, pues Cristóbal es amargo.

-¿Crees que ser un hombre bien parecido te ha ayudado a llegar donde estás?
La verdad no me considero así, me considero una persona normal, siempre me ha gustado hacer ejercicio y mantenerme en forma porque eso me pone saludable, pero no soy vanidoso y tengo los pies sobre la tierra. Esta carrera es muy difícil, muy inestable y hay que trabajar fuertemente, seguir tocando la puerta y entender que no es una carrera de 100 metros sino una carrera de resistencia y yo me la he sabido ganar.

-Con las jornadas tan largas de trabajo, ¿cómo haces para mantenerte en forma?
Trato de ir al gimnasio en mis tiempos libres y comer sano bajo en carbohidratos y más proteínas y vegetales, trato de evitar descansar más de cuatro días así que mínimo, voy tres veces por semanas al gimnasio, además que me ayuda a liberar estrés.

-Y ahora, ¿cuál es tu gran sueño: quizá Hollywood?
Todo actor va a decir lo mismo: quiero la pantalla grande, Hollywood es la meta, pero la verdad no quiero soltar las cosas que estoy haciendo en televisión hasta que no marque un sello en la televisión hispana. Quiero protagonizar una telenovela y luego sí, hacer el crossover. No me importa la edad, ahora tengo 28 años y estoy disfrutando mi oportunidad paso a paso. No quiero correr antes de gatear. También me gustaría hacer un personaje de villano. Siempre en las telenovelas me ponen de bueno y me encantaría ser un malo. Me siento preparado para ese reto y también me gustaría hacer un personaje de acción que pueda mostrar mis habilidades.

-Después de esta telenovela, ¿cuáles son tus proyectos a futuro?
Desafortunadamente me accidenté este fin de año esquiando en Tennessi, y estoy acudiendo a terapias y posiblemente requiera de una cirugía en mi rodilla izquierda y eso detendrá todas mis propuestas por unos meses. Después veremos que queda en pie de lo que hoy tengo sobre la mesa.

-¿Cómo es un día en la vida de Pedro, fuera de los sets de grabación?
Todos los días son diferentes, hoy por ejemplo a las 9:30 tuve fotos para una revista, luego a las 14 horas una entrevista telefónica para un periódico, a las 4 una pre-entrevista, a las 5 respondo lo que tenga pendiente de trabajo en mi correo y me preparo para el gimnasio, y ya me acaban de llamar para darme el llamado de mañana para ir a grabar. Así que luego en la noche me tocará estudiar, pero no siempre es así. Trato de invertir la mayor parte del tiempo con mi familia y estar desconectado de mi trabajo para aprovechar mi descanso al máximo cuando quedo totalmente libre.

‘El Capo’, la nueva historia de Gustavo Bolívar


Gustavo Bolívar está en el mejor momento de su carrera de escritor. ‘El Capo’ será una producción de Fox Telecolombia para el Canal RCN, en la que el autor de 'Sin tetas no hay paraíso' escribió el personaje en primera persona pensando en lo que haría si él fuera un capo.

Hace una semana, Bolívar no se asoma ni a la puerta de su casa. Literalmente, ha estado encerrado puliendo su nuevo libro y escribiendo los libretos para la serie basada en su obra, en la que se ha invertido mucho dinero.

Ha dormido poco, pero está contento. Siente que por fin está recogiendo los frutos de su esfuerzo, que ya tiene nombre, que puede exigir y que tiene credibilidad.

El éxito que tuvo Telemundo con la novela ‘Sin senos no hay paraíso’, la cual tuvo que alargar cinco veces, le dejó un contrato por dos años y, a raíz de ello, ya está trabajando en dos proyectos, uno de ellos, la nueva versión de ‘Los Victorinos’.

Bolívar cuenta que la película ‘Sin tetas no hay paraíso’, que él mismo dirigió, ha llamado la atención de Universal Pictures para distribuirla mundialmente, porque les pareció impactante que tuvieran una cirugía en vivo. Por ahora, el libretista y escritor colombiano cruza los dedos para que sea así. De lo contrario, igual ya tiene cinco países interesados en estrenarla: España, Venezuela, México, Argentina y Colombia.

La cinta está en etapa de edición y por estos días la están subtitulando para mandarla al Festival de Cannes. Y además, Fox Internacional le está coqueteando para que les escriba una serie sobre las pandillas en Nueva York.

De momento, su concentración está en ‘El capo’, el libro que empezó a escribir hace algo más de dos años y al que hoy por fin le está poniendo punto final. Se trata de la historia que se convirtió en una obsesión para Bolívar, por escribirla en primera persona.

Tiene que ver con un hombre llamado Pedro Pablo León Jaramillo, que traficó durante 25 años sin que nadie lo supera, ni siquiera su familia. "No tiene nada que ver con la vida de Pablo Escobar. Este es un hombre mucho más inteligente y sagaz", explica Bolívar.

"Es tan inteligente que siempre estuvo a la sombra porque sabía que si mostraba un dólar lo descubrían, así que a sus hijos los hizo parir en hospitales públicos y la plata que iba ganándose en el negocio con su socio, la guardaba en un bunker. Pero por cosas del destino le llega su caída y empieza a huir", añade el escritor.

La serie narrará la vida de ese capo y mostrará cómo hizo para traficar durante tanto tiempo sin que nadie lo supiera. "Realmente está basada en lo que yo haría si fuera un capo", dice el escritor, que además ha tenido como base para su investigación el contacto directo con distintos narcotraficantes en las cárceles.

La serie ya está en etapa de preproducción, se grabará en la Hacienda Nápoles, propiedad del desaparecido capo Pablo Escobar y en los gigantes estudios de Fox Telecolombia, en donde ya adaptan el famoso bunker.

La producción, de acuerdo con el libretista, incluirá cocodrilos, hipopótamos, helicópteros, tanques de guerra y varias excentricidades propias de un narco, porque en la historia, este hombre crea su fortaleza debajo del lago que tiene en su hacienda.

Aunque la historia de ‘El Capo’ estaba pensada para que el actor Enrique Carriazo fuera el capo, la negociación con él no se pudo llevar a cabo por cuestiones de libreto y la responsabilidad se la dieron entonces a Marlon Moreno. Junto a él estará un equipo de grandes actores como Marcela Mar, en calidad de protagonista; Catherine Vélez, como la esposa del capo; María Adelaida Puerta, como 'La Perri', una mujer incondicional con el capo y por cuyo papel compitieron varias actrices. "Después de leer el libreto, ninguna quería ser la protagonista, todas querían quedarse con este personaje", cuenta Bolívar. Y es que, según él, ha sido el mejor que ha escrito en su trayectoria. Ella es escolta del capo. Tiene atributos físicos, pero toda la sagacidad y valentía de un hombre. "Lo que se ve de ella en la serie es todo lo que hizo para ganarse la confianza de ese hombre", dice.

También están en la lista Óscar Borda, José Manuel Chávez, Elkin Díaz, Juan Sebastián Calero, Juan Sebastián Aragón, Luis Fernando Montoya, Felipe Calero, Florina Lemaitre, Diego Trujillo y Alfonso Ortiz, entre otros.

Y aunque, desde que comenzó a escribir el guión Bolívar, siempre pensó en Cristina Umaña como ‘La Perri’, justo cuando iba a firmar el contrato confirmó la noticia de su embarazo y se perdió el personaje. Igual ocurrió con Marcela Carvajal, quien tuvo que renunciar a interpretar a la esposa del capo, por su segundo bebé.

El libro saldrá a la venta en abril y para esa fecha esperan tener la serie al aire. Será una serie de 75 capítulos y otra de las que se sumará como las más costosas en la historia de la televisión.

"Es un sueño realizado. Es una licencia que me estoy dando ahora que creen en mí. Antes me hubieran dicho 'eso no se puede hacer', 'eso vale mucho', 'eso es muy loco'. Pero ahora puedo exigir, creen y confían en mí. Y espero que sea un éxito, de verdad", dice Bolívar.

Herney Luna, un hombre de riesgos


Herney Luna, uno de los directores más jóvenes y destacados de la televisión colombiana, ganador del premio como mejor Director del Festival de Cine y Televisión de Cartagena en el año 2008 por su brillante trabajo en la novela ‘Pura Sangre’, pondrá de nuevo su sello en la súper producción del Canal RCN, ‘El Penúltimo Beso’.

Sentarse a hablar con este hombre de 34 años, de mirada tranquila y descomplicada forma de vestir, es sentir como si se estuviera hablando con el mejor amigo y se aprende a ver la vida de una manera diferente. Sus mayores cualidades son su sencillez y espontaneidad. Sin mayores pretensiones, Luna se ha ganado el respeto y la admiración del público colombiano a través de su brillante trabajo como Director de las novelas: ‘Juegos Prohibidos’, ‘Pura Sangre’ y ahora en ‘El Penúltimo Beso’, dándose el lujo de dirigir a importantes actores de la pantalla chica.

Como él mismo dice, es un hombre de retos y siempre ha logrado lo que se propone. Estudió Cine y Fotografía en una importante Universidad de Bogotá (Colombia). Sin embargo, sus ambiciones iban más allá de su carrera universitaria, razón por la cual, después de concluir sus estudios viajó a Roma (Italia), donde realizó una especialización de dos años en Dirección de Cinematografía en la Scola Sperimentale di Cinema di Roma. Después de esta grata experiencia, Luna regresó a Colombia con un equipaje cargado de sueños y con los anhelos de convertirse en uno de los mejores en su oficio.

Fue de esta manera, como comenzó a darse a conocer tras bambalinas, siendo Co-Director de varias novelas, pero fue ‘Juegos Prohibidos’ su trampolín para enfrentarse a este complicado arte de la dirección.

‘El Penúltimo Beso’, es una novela de contrastes que mezcla historias de amor, drama y humor. Hay personajes que son completamente hippies como los papás de Manolo y hay personajes completamente distintos como ‘Damita’ (Patricia Tamayo) o Victoria (Kristina Lilley). También está el personaje que hace Katty Sáenz (Eva María Contento), que es una mujer modista, toda la ropa que ella se pone es la que ella misma confecciona, es un look muy particular, hay mucha diversidad en el vestuario”, afirma Luna, quien se siente muy complacido con esta nueva producción, en la que vuelve a trabajar con Guillermo Restrepo, productor Ejecutivo, Mauricio Navas y su equipo de libretistas, con quienes trabajó en la novela ‘Pura Sangre’.

-¿Por qué aceptó dirigir ‘El Penúltimo Beso’?
Primero porque hay un equipo con el que ya había venido trabajando, Mauricio Navas con su equipo de libretistas y Guillermo Restrepo, Productor Ejecutivo. Cuando estábamos haciendo ‘Pura Sangre’, me hicieron la propuesta de que había este proyecto y lo que más me gustó fue que es una historia diferente para contar. Me gusta mucho que el protagonista Manolo Izquierdo (Sebastián Martínez), tenga la oportunidad de regresarse al pasado para enmendar un poco lo errores que había cometido y volverse una mejor persona. Por eso me pareció interesante para narrar y distinta, pues no hemos hecho en nuestra televisión colombiana una historia de ese calibre. También la parte musical es muy interesante porque la novela es cien por cien musical.

-¿Cuáles son los principales atractivos de esta producción?
La oportunidad del protagonista de devolverse al pasado, la música, estamos utilizando música de plancha que es la base de la novela, donde hacen parte de la historia artistas como: Daniela Romo, Vicky, Sandro, Nino Bravo y Palito Ortega, entre otros, pero combinada con música romántica contemporánea como la de Julieta Venegas, Juanes y otros artistas internacionales. También hemos trabajado con Franco de Vita, Ricardo Montaner y próximamente habrá otro invitado musical internacional.

-Has logrado dos éxitos con ‘Juegos Prohibidos’ y ‘Pura Sangre’, ¿cuáles son sus expectativas con esta novela?
Cada vez que me enfrento a un proyecto espero que le vaya muy bien, siento que tenemos un elenco muy bueno que tiene muchas artistas, porque estoy trabajando con actores que tienen muchísima trayectoria como César Mora, Humberto Dorado, María Helena Doering, Kristina Lilley, Cristóbal Errázuris, Katty Sáenz, etc. Pero, sumado a eso, estoy mezclándolo con talentos nuevos, para mí son muy importantes los actores que no tengan cartel y que podamos darles una solidez en el proyecto, para mí eso es un reto, y en todos los proyectos juego mucho con eso. La protagonista, Camila Zárate, es nueva nunca en su vida había actuado y espero que al público le guste mucho, a mi personalmente me gusta mucho.

-Vemos que eres un hombre de riesgos, que no te da cierto temor equivocarte al escoger un personaje, ¿todos te han dado la talla?
Sí, Camila Zárate era presentadora y un día la conocí en las instalaciones del Canal RCN, la vi y le dije que quería hacerle una prueba, ella me dijo que no era actriz, yo le dije que no importaba que hiciera un casting. Cuando la vi me pareció que funcionaba y la trabajé e hice un proceso con ella durante más o menos semana y media y finalmente le dije, listo, te quedas con el personaje y ella, gratamente sorprendida, lo aceptó. Son retos que hay que asumir, me parece que la pantalla hay que oxigenarla en cada proyecto, por lo menos en mis proyectos siempre trato de hacerlo y de tener talentos nuevos. Otro personaje nuevo es el que hace Mauricio Bastidas que se llama Adolfo, es un ‘pelao’ que cantaba en los bares, lo vimos y nos pareció que cantaba bien, su personaje no sólo canta sino que imita personajes de música de plancha. Y lo mismo sucedió con él, le hice una prueba, él no tenía ni idea de actuar y poco a poco lo fui trabajando durante un mes y medio de ensayos. Yo me siento tranquilo del resultado con ellos. Con el personaje de Blas, ‘el gordo’, que lo interpreta Ulisis González, sucedió lo mismo, él había hecho teatro en Cali, pero es la primera vez que hace televisión y también me pareció que podía funcionar, esos son los riesgos que me gusta asumir, finalmente quien sale beneficiado es el público, porque ve talento nuevo haciendo un buen trabajo.

-¿Cómo fue el proceso de elección del elenco?
Lo más importante era definir a los protagonistas eso es bien clave, sentirse uno seguro de lo que quiere. Cuando teníamos este proyecto, el gran reto era el protagonista porque necesitábamos a alguien que nos pudiera dar la talla para este personaje. Yo propuse que el protagonista cantara, pues estaba pensando en Sebastián Martínez, porque el me da la talla para cantar, viene de una escuela muy importante de teatro, es una persona que tiene una muy buena preparación, y como la historia es musical me parecía súper clave que el protagonista cantara desde el primer capítulo. Con el resto del elenco, realizamos un trabajo muy normal de casting, pero no es muy abierto, cuando me entregan el perfil de personajes trato de pensar en máximo dos actores para cada personaje.

-¿Cómo ha sido el trabajo con los actores?
Cuando ya escojo a los actores que van a hacer parte del elenco, duro un mes o mes y medio con ellos ensayando y en esos ensayos, marco los perfiles de cada personaje y se hace un proceso de sensibilización con ellos para el personaje, este proceso es muy importante porque cuando llegamos al primer día de grabación, los actores ya llegan claros y ya lo que hacemos es realizar la dinámica de la novela.

-¿Qué es lo más difícil de dirigir?
Para mí no es tanto lo difícil sino lo delicado, en este proyecto en especial, lo más delicado es lograr hacer humor de situaciones, porque la historia también se presta para generar humor, no estoy diciendo con esto que es una comedia, es una historia en la que utilizó ciertas situaciones para generar humor, a mí eso me parece muy delicado y de mucho cuidado, porque uno puede pasarse al otro bando y hacer el ridículo y eso es precisamente lo que quiero evitar.

-¿Esta novela maneja un género dramático específico o maneja varios a la vez?
Sí, la historia tiene varios matices, en el primer capítulo encuentras de todo, música, humor y acción. En lo posible, la idea es tratar diferentes géneros para que la historia tenga un atractivo distinto en cada momento, ojalá ese efecto lo podamos lograr con el público que finalmente es quien decide qué es lo que le gusta.

-¿Qué mensaje quiere mostrar con esta nueva producción?
El mensaje es claro y es que así como Manolo que es un joven bastante loco, malcriado e irresponsable, uno puede en cualquier momento de su vida hacer cosas de las que después se arrepiente y resarcir sus errores. Manolo en un acto de inmadurez va a cometer muchas locuras constantemente, pero la vida se encargará de darle una lección.

-¿Cuál es la clave de tu éxito?
Hacer el trabajo con honestidad, yo creo que esa es la única forma de ser exitoso, la honestidad genera mística y la mística en el trabajo genera un ambiente donde los actores se sienten relajados y tranquilos haciendo su trabajo.

-¿Qué hace atractiva a la novela?
La novela la estamos grabando en HD (High Definition), estamos dándole un lenguaje visual muy atractivo, es una historia completamente urbana, y vamos a ver a un Bogotá pobre y rico. Yo le apuesto mucho a mis proyectos, a que la novela sea atractiva en la parte visual, uso también grúas de cabeza caliente, “Steadi cam”, tratando de que sea muy moderna, esto es de gran valor para la gente. Por ejemplo, cuando hicimos ‘Pura Sangre’, fue de las cosas que le gustaba mucho a la gente que decía que se veía distinta, a esta novela también le estamos apostando eso, que visualmente sea muy atractiva.

Geraldine Bazán y Gabriel Soto ya son padres



La pareja está feliz con la llegada de Elisa Marie, quien nació el pasado martes 17 de febrero de 2009 en la ciudad de Miami. La bebé pesó poco más de tres kilos y se encuentra en perfecto estado de salud.

La actriz mexicana Geraldine Bazán dio a luz a Elisa Marie, en el Hospital South Miami, en Florida, junto a su pareja, el también actor Gabriel Soto. "Todo está muy bien gracias a Dios, pesó siete libras y ocho onzas (tres kilos y 18 gramos)", dijo en breve entrevista telefónica el emocionado histrión, quien no dio más detalles sobre el nacimiento de su primer hijo.

La pequeña nació el pasado martes 17 de febrero a las 14:00 horas por parto natural, dijeron a su vez los familiares de la pareja y, de acuerdo a los informes médicos, se encuentra en perfecto estado de salud, al igual que la actriz.

Hace unas semanas Gabriel Soto, de 33 años, declaró que Elisa Marie traía "torta bajo el brazo", pues la productora Carla Estrada lo quiere para que forme parte del elenco de su próxima telenovela, y en marzo se integrará a la filmación de la película 'La casa de la sanación'.

En el mes pasado de julio, Geraldine Bazán, de 26 años, dio a conocer en forma sorpresiva que se encontraba embarazada de Gabriel Soto, y la pareja declaró que el matrimonio, por el momento, no se encontraba entre sus planes. Y es que meses antes de que se diera a conocer el embarazo de Bazán, medios de comunicación mexicanos daban cuenta de la ruptura de la pareja, la cual finalmente se reencontró para esperar unida a su bebé.

Cuando Geraldine Bazán y Gabriel Soto estaban a punto de ser padres nos contaron como se sentían. “Nuestro amor pudo más que la distancia”. Pusieron a prueba sus sentimientos y el resultado no ha podido ser mejor: una niña que los colmará de felicidad. Su amor nació en los sets de grabación y se ha prolongado hasta convertirlos en una de las parejas más populares de la televisión. Desde la tranquilidad del mar en Miami, Geraldine Bazán (Paula en ‘Victoria’) y Gabriel Soto compartieron detalles de su vida en común y de lo difícil que fue mantener su relación en la distancia.

-¿Cómo y cuándo os conocisteis?
Gabriel Soto: “En Miami, hace dos años, cuando trabajamos en ‘Bajo las riendas del amor’. Empezamos siendo amigos y, al terminar la novela en diciembre del 2007, nos hicimos novios”.

-¿Sabíais algo el uno del otro?
Gabriel Soto: “No, sólo la había visto un par de veces en televisión”.
Geraldine Bazán: “Yo sí que sabía quién era él, pero nada más”.

-Resulta curioso que, siendo mexicanos y dedicándoos a la misma profesión, nunca coincidierais en vuestro país...
Gabriel Soto: “Pues sí, pero es que trabajamos en diferentes cadenas. Sin embargo, su hermano Ángel grabó conmigo ‘Amigas y rivales’ hace ya algunos años”.

-¿Quién de los dos tomó la iniciativa en la relación?

Gabriel Soto: “Yo, pero porque me di cuenta de que era correspondido. Recuerdo que, desde que la vi, me pareció una mujer muy hermosa. Un día había una reunión de amigos de la telenovela y yo averigüé su número de teléfono. La llamé para preguntarle si quería ir conmigo y ahí empezó todo”.

-Decidnos qué fue lo que más os gustó del otro...
Geraldine Bazán: “Gabriel sigue la misma filosofía de vida que yo. Me di cuenta de que no sólo es guapo, también tiene muy buenos sentimientos. Eso me encantó desde que lo conocí”.
Gabriel Soto: “A mí me atrajo su personalidad, siempre ve el lado positivo de la vida, sin problemas y con ganas de superar las adversidades. Es independiente, pero al mismo tiempo necesita cariño, es muy sensible. Posee esa dualidad bella e interesante”.

-¿Llegasteis a pensar que vuestra relación iría tan lejos como para convivir y esperar un hijo?
Gabriel Soto: “No, porque Geraldine estaba en Colombia grabando ‘Victoria’ y yo en México. No sabíamos hasta dónde nos iba a conducir el destino”.
Geraldine Bazán: “Tratamos de no depender mucho el uno del otro para no sufrir. La separación resultó complicada, pero decidimos hacerlo así para ver cómo salía y todo ha ido bien. Nuestra relación es linda, basada en el cariño, la comprensión, el respeto, la confianza y la comunicación. Un amor que ha superado las fronteras y la distancia”.

-¿Quién es más romántico?
Gabriel Soto: “Ella. Yo sólo a veces”.
Geraldine Bazán: “Es verdad que lo soy, pero sin empalagar. Todo debe estar en su medida. No me considero cursi, pero sí tengo detalles con él. Me gusta darle sorpresas cuando menos se lo espera”.

-¿Y quién es más cerebral?
Gabriel Soto: “Ninguno de los dos”.
Geraldine Bazán: “Es que somos muy soñadores. Aunque sabemos lo que anhelamos, idealizamos la vida. Aun así, cuando tomamos decisiones somos objetivos. Hemos formado un buen tándem”.

-¿Hay una fórmula para ser feliz?
Geraldine Bazán: “Todo está en la actitud. Si uno persigue la felicidad y vive dichoso, puede contagiar ese sentimiento a los suyos”.
Gabriel Soto: “Hay dos atajos: uno, el agradecimiento a Dios por todo lo que poseemos en vez de preocuparnos por aquello de lo que carecemos. Otro, vivir el presente sin obsesionarnos con el futuro”.

-¿Pensáis casaros?
Gabriel Soto: “No. Para nosotros la estabilidad dentro de una relación es el amor y no un papel. Sí vamos a hacer una ceremonia simbólica junto a nuestras familias para celebrar la unión”.
Geraldine Bazán: “El matrimonio nunca me ha quitado el sueño. Creo en un compromiso espiritual y eso vamos a enseñarle a nuestra hija”.

-¿Os ha cambiado la forma de entender la vida desde que habéis sido padres?

Gabriel Soto: “Sí, ya somos otros. Ser padre te hace crecer como persona, madurar. Se deja de pensar en uno mismo para hacerlo en la criatura y, además, sin esperar nada a cambio”.
Geraldine Bazán: “Como mujer, esa realidad se agudiza más. Desde que supe que estaba embarazada, se produjo un cambio en mí. Ha sido un proceso de emociones, miedos, dudas. Y soy más consciente de mí y de lo que me rodea”.

-¿Gabriel te estuvo mimando cuando estabas embarazada?
Geraldine Bazán: “Sí, mucho”.
Gabriel Soto: “He intentado no excederme para no malacostumbrarla (risas). Me gusta darle masajitos y ponerle música para que se relajen ella y el bebé”.

-Geraldine, ¿piensas dedicarle todo tu tiempo a la niña?
Geraldine Bazán: “La verdad es que no tengo prisa. El primer año y medio es vital para su formación, así que no me separaré de ella. Después me encantaría retomar mi carrera. Serán unas vacaciones merecidas”.

Andrea Montenegro será la villana de ‘El Clon’


La carrera de Andrea Montenegro se sigue despuntando en Colombia donde ha sido convocada para ser la antagonista de la versión en español de la telenovela ‘El Clon’, donde podremos ver a la hermosa artista ataviada de velos y ropa al estilo árabe, como se pudo ver a los protagonistas originales de la historia, los brasileños Giovanna Antonelli y Murilo Benicio.

Producida por la cadena Telemundo-RTI, donde el trabajo de la peruana ha sido muy bien comentado, la telenovela será protagonizada por la venezolana Génesis Rodríguez y el mexicano Mauricio Ochmann y, en ella, Andrea Montenegro tendrá el papel de una malvada mujer que le hará la vida imposible de la pareja protagónica.

‘El Clon’ es una exitosa telenovela brasileña que fue producida por la cadena TV Globo en 2001. Su éxito fue tan grande que logró ser exportada a más de 70 países. El argumento, creado por Gloria Pérez, relata la historia de Jade y Lucas, y el polémico tema de la clonación.
Actualmente, Andrea Montenegro graba la miniserie colombiana ‘Regreso a la guaca’ (del Canal RCN), donde tiene el rol de la teniente Lopera.

Mijail Mulkai y Majida Issa, un nuevo romance de telenovela


Mijail y Majida, juntos en 'La quiero a morir' y en la vida real. Aunque en la historia, ella hace hasta lo imposible por conquistarlo, en la vida real no tuvo que hacer mucho por llamar su atención.

Definitivamente en los asuntos del corazón nada está escrito. Aunque el cubano Mijail Mulkai profesaba su amor a los cuatro vientos por la también actriz Alina Lozano (de ‘El último matrimonio feliz’), las extensas rutinas de grabación en la telenovela ‘La quiero a morir’ y las continuas escenas que debía hacer junto a la entonces soltera Majida Issa, que había terminado su romance con el también actor Andrés Parra (Anestesia en ‘El Cartel’), crearon entre ellos un “feeling” que traspasó la ficción y ahora son pareja en la vida real.

Cuando la preguntamos a Majida Issa si estaba enamorada, ella respondió: “sí, y no contesto más”, dijo en tono severo y seco porque está cansada de las habladurías y los comentarios 'mal intencionados'. "No tengo amores de novela" enfatiza, mientras explica que no hablará sobre su vida privada, la cual debe mantenerse en lo personal y no en lo público.

Y claro, hay razones para que Mulkai e Issa estén tan prevenidos. Él por respeto a Alina, con quien tiene un hijo y mantiene una relación cordial; y Majida porque, después de una nota publicada en una revista en la que supuestamente ella 'se le metió por lo ojos', acordaron no hablar nada acerca del tema. Lo cierto es que los dos sí están saliendo desde el pasado mes de diciembre e intentan mantener el idilio por encima de lo que diga la gente.

En la historia ella es Yuri, la mala del paseo, mientras que él le da vida a Sansón, un hombre con principios y noble que aunque quiere a otra mujer, hace sacrificios de responderle a Yuri porque ella lo convenció, a punta de engaños, que está embarazada.


Por ahora, Issa espera que se concreten nuevas propuestas para televisión en RTI o en Caracol, pues ya terminaron de grabar ‘La quiero a morir’. Pero, mientras tanto, asiste a los ensayos de una nueva obra que se presentará en marzo en el teatro de Bellas Artes. Se trata de ‘La casa’, basada en el libro ‘Cien años de Soledad’ y en el que participarán actores como Carmenza Gómez, Laura García, Gustavo Angarita y Félix Antequera, entre otros.

Gabriela Vergara revela que tendrá gemelas


Alexandra y Emiliana serán los nombres de las niñas; entérate además cómo decorará su cuarto y si tiene planes de boda. Al enterarse de que recibiría la visita de la cigüeña, Gabriela Vergara casi se muere del susto. “No estaba en mis planes tener bebé’’, admite la actriz venezolana de 34 años, quien asegura que se estaba cuidando con su pareja, de 28 años, para no salir embarazada. “Fue una sorpresa total’’.

Su shock fue aún mayor el día que se realizó una ecografía y en vez de un feto moviéndose dentro de su vientre vio dos. “Eran como dos frijolitos’’, dice emocionada Vergara sobre la primera imagen que vio de sus hijas, que nacerán en abril, y añade sobre tener gemelas: “Es doble todo: doble malestar, doble preocupación, doble alegría y doble panza’’.

Aunque su pareja, un empresario de bienes raíces de ascendencia venezolana con quien lleva tres años de relación, se mostró feliz con la noticia, a Vergara le preocupaba la repercusión que este inesperado embarazo tendría en su carrera.

Recién se había mudado a México a grabar la telenovela ‘Secretos del alma’ (de TV Azteca) y su creciente pancita desentonaba con el papel de la sensual villana que tenía en esta producción.

La actriz confiesa que por temor a ser despedida se moría de los nervios al tener que contarle su estado a su productora. Sin embargo, tanto ésta como el resto de la cadena la apoyaron, y no sólo le permitieron seguir en la telenovela, sino que cambiaron el libreto para que su personaje saliera embarazada.

Ahora, tras culminar la grabación de cinco meses de duración en México, Vergara regresa a reorganizar su hogar en Miami, Florida, y alistarlo para la llegada de las gemelas, a quienes llamará Alexandra y Emiliana

La actriz, que tiene poco en común con Roxana, la vampiresa que encarnó en la serie ‘Amas de casas desesperadas’, está enfocada ahora en decorar la habitación de sus hijas. “Soy anti-rosado’’, confiesa, por lo que escogió edredones fucsia con verde, “pero me encantan las niñas. Todavía no han nacido y ya estoy pensando en ponerlas en ballet y mil actividades’’.

Además de ella misma pintar maripositas en las paredes del cuarto de sus hijas, Vergara está ocupada preparando su baby shower para marzo. Por suerte, al nacer sus hijas contará con el apoyo de su madre, Flora Aranguren, quien vendrá de Venezuela a pasarse unos meses con ella.

Según la actriz, aunque la romántica reacción de su novio al saber que serían padres, fue pedirle que se casaran en Cancún, ella prefiere antes convivir un tiempo más. “Quiero saber si con tantos cambios, si con las niñas llorando y yo despelucada corriendo de un lado a otro’’, bromea Vergara, “él todavía me mira y me dice: 'te amo y quiero estar contigo para el resto de mi vida'’’. Su prioridad ahora es disfrutar de esta nueva aventura como padres primerizos. “Estamos felices’’, dice Vergara de ella y su pareja. “Él duerme abrazado a mi panza para sentir a las niñas cuando se mueven’’.

. . : ENTREVISTAS : . .

Sebastián Martínez



Sebastián Martínez ahora es cantante y también intenta cambiar su destino: “estaba esperando un personaje que me hiciera vibrar”, confiesa este joven aficionado a las motos, que debutará como cantante solista, en un género que lo hace vibrar y emocionar, precisamente, por ser tan romántico.

Una mirada seductora, una sonrisa que dejaría sin aliento a cualquier mujer y un carisma y talento sin límites, son las principales herramientas de Sebastián Martínez, uno de los jóvenes actores más atractivos de la televisión colombiana y el protagonista junto con Camila Zárate de la nueva superproducción del Canal RCN: ‘El Penúltimo Beso’.

Después de robarse el cariño de los colombianos con su interpretación de Elkin en ‘La viuda de la mafia’ y de Ignacio Bueno en ‘Juegos prohibidos’, Martínez no había vuelto a actuar, pues según él, estaba esperando un personaje que lo cautivara y que lo hiciera vibrar. Después de tres años de ausencia de la pantalla chica, regresa con toda la energía para interpretar a Manolo Izquierdo en una novela que tiene como eje central la música y donde el versátil actor, mostrará también sus aptitudes como cantante.

La propuesta de ser el protagonista de esta fascinante historia, sedujo al actor desde el primer momento en que llegó a sus manos, no sólo por la posibilidad de volver a ser dirigido por Herney Luna, a quien considera uno de los mejores directores y de trabajar con un magnífico elenco, sino también porque nuevamente estará trabajando con su esposa, la también actriz Kathy Sáenz.

Al lado de la principiante Camila Zárate, el actor interpretará a un joven despistado, irreverente y 'mamagallista', al que la vida lo hará reaccionar. Y como prueba, solo tendrá seis meses para recuperar a la mujer que ama o de lo contrario, ella puede morir.

-¿Por qué aceptaste este papel?
Yo llevaba varios años fuera de la televisión, la verdad estaba esperando un personaje que me hiciera vibrar y, desde que me hablaron de Manolo, sentí eso porque este es un personaje que requiere de gran exigencia profesional. Lo último que hice para televisión fue ‘Juegos Prohibidos’ que curiosamente también fue dirigida por Herney Luna, otra de las razones por las cuales acepté darle vida a Manolo Izquierdo. Herney para mí no sólo es un excelente director, es también un gran amigo que cada día lo ayuda a uno a salir adelante.

-¿Qué hiciste cuando estuviste alejado de la televisión?
Me dediqué a esperar este proyecto (risas). Terminé ‘Juegos prohibidos’ con la convicción de aceptar algo que me llenara el alma, a nivel profesional y en todos los sentidos. Y bueno, se demoró cuatro años, pero llegó, que es lo más importante.

-¿Cómo describirías a Manolo Izquierdo, tu personaje?
Manolo Izquierdo Preciado es un muchacho de barrio, es lo que técnicamente se llama un “desadaptado”. Es la “oveja negra de la familia”, un rebelde sin causa, especializado en primer semestre de cuatro carreras distintas. Manolo es un joven de barrio muy cotidiano que en un momento de la vida coge esa cotidianidad, la voltea y la convierte en una fantasía muy bonita que le da una lección de vida clarísima al personaje. Lo construí basándome en la pasión del cantante, en su sueño de ser cantante y en su forma de expresarse, que es a través de la música. Me di cuenta de que todo tenía que partir de la música porque si no, no me funcionaba tan bien.

-¿Te sientes preparado para este personaje?
Pues creo que es el más hermoso, pero el más difícil también. Sobre todo de responsabilidad, porque hay que entregarle a la sociedad y a Dios a un ser amoroso y con herramientas importantes para la vida.

-La novela es musical, ¿cómo ha sido la experiencia de actuar y cantar al mismo tiempo?
Yo soy actor desde los 19 años, pero siempre he estado rondando en el mundo de la música y, aunque éste no ha sido mi enfoque, la vida me dio la oportunidad de actuar y cantar al mismo tiempo en esta novela, aquí voy a explorar mi faceta como solista porque la voz que se oye cada vez que debo cantar es la mía.

-¿Cómo fue el proceso de construcción de Manolo en la parte musical?
Todo esto ha sido un proceso de aprendizaje, interpretar tantas canciones de tantos géneros es complicado, pero a la vez emocionante. La parte que me ha parecido más difícil y más divertida de afrontar es la diferencia de interpretaciones porque cada cantante canta lo que él siente, lo que él vive, a mí me ha tocado cantar canciones de diferentes intérpretes, entonces ha sido una búsqueda bien completa, pero estoy en ese proceso de entrega total, la verdad lo estoy disfrutando mucho.

-¿Has contemplado la posibilidad de seguir una carrera musical?
Pues ya la estoy haciendo. Creo que ha sido un trabajo con músicos de verdad. He estado en clases de guitarra y clases de voz. Así que, cada proceso de la novela, ha significado un proceso profesional independiente también.

-¿Y has pensado en lanzar un disco?
Yo realmente estoy metido de lleno en la música como solista. Eso es algo que me fascina y me divierte, así que iré por la vida, como siempre, atento a lo que me muestre.

-La trama de la novela seduce a los actores a inmiscuirse en el mundo de la música, especialmente en el género de la música de 60 y 70, ¿cómo te ha ido con este género musical?
Tengo que confesar que yo no era amante de este tipo de música, pero con las grabaciones le he ido cogido un gran cariño. Realmente nunca había tenido contacto con esta música y ha sido muy divertido porque he reencontrado ese romanticismo que se ha perdido un poco en la música. En este momento, me atrevería a decir que la música se ha convertido en un motor muy importante en mi vida. Además, estoy muy contento de hacer parte de este proyecto porque creo que es la primera vez en la televisión colombiana que se aborda este género musical de esta forma.

-¿Le resultó complicado meterse en la llamada 'música para planchar' (de los 60 y 70)?
No, para nada. Me considero un tipo totalmente romántico y este género es completamente romántico. Lo que más me inspira y me agrada de este trabajo es haber podido reencontrar ese romanticismo un poco perdido en los géneros musicales que hay hoy en día.

-‘El penúltimo beso’ cuenta con un elenco de lujo, ¿cómo ha sido el trabajo con los demás actores?
Ha sido fascinante trabajar al lado de actores de gran trayectoria y de talentos nuevos, porque de cada uno he aprendido algo, además siento que es una mezcla perfecta para el éxito de la novela porque es mezclar la experiencia con el talento nuevo y eso me parece genial. Definitivamente el casting es perfecto, cada personaje es el que tiene que ser y no es otro.

-Nuevamente compartes producción con tu pareja: Kathy Sáenz, ¿cómo ha sido esta experiencia?
Yo estoy feliz de que ella también haga parte de esta novela porque es la oportunidad que tenemos de compartir mucho más tiempo juntos, a mí no me gusta estar tanto tiempo alejado de mi familia y ahora, que Kathy está embarazada, menos. Un hijo es la mayor felicidad del mundo, es un proceso de crecimiento para uno, lo que estoy viviendo en este momento es indescriptible e inolvidable, porque estoy sintiendo cosas que nunca antes había sentido.

-¿Y cómo te has sentido con este nuevo proceso de ser padre?
Ha sido una montaña rusa de amor impresionante. Emocionadísimo, he pasado por muchos estados naturales de la vida. Pero han predominado la seguridad y el amor que existe entre Katty y yo para traer un hijo al mundo, así que solo espero que llegue para verlo, porque ya es hora (risas).

-Y después de las grabaciones, ¿te queda tiempo para una de tus grandes pasiones: las motos?

No he tenido tiempo. Ahora tengo el hobbie de mi casa: de estar con mi familia. En eso me ocupo ahora.

Camila Zárate


La actriz Camila Zárate vivió un accidente similar al que grabó para la novela ‘El penúltimo beso’, la nueva producción del Canal RCN, para comenzar un nuevo reto en su vida profesional.

Para esta joven promesa de la actuación, desarrollar algunas escenas de la telenovela fue todo un desafío, pues tuvo que vencer muchos miedos en su vida para grabarlas. “Al comienzo tuve escenas muy difíciles como por ejemplo la del accidente del primer capítulo donde Noelia muere en brazos de Manolo, pues en la vida real hace varios años tuve un accidente muy similar. A los quince años en compañía de un grupo de amigos viví una amarga experiencia de que tengo algunas cicatrices en mi cuerpo. Para mí, fue muy difícil desarrollar estas escenas pues me sentía como reviviendo ese momento”, comenta la bella colombiana, quien se mostró muy contenta con los resultados de su trabajo.

A sus 21 años de edad, Camila Zárate vive uno de los retos más importantes de su vida, ser la protagonista de una de las producciones más esperadas del 2009, ‘El penúltimo beso’, al lado del galán juvenil, Sebastián Martínez. Todo comenzó cuando un día caminando por los pasillos del Canal RCN, Herney Luna, el director de la novela, quien quedó impresionado con su belleza y carisma, decidió acercarse para invitarla a hacer casting para su novela. De inmediato, el talento de Camila salió a flote y convenció a todos con su propuesta, lo cual dejó en el camino a su competencia, para después de varias pruebas firmar contrato.

Además, entre sus pasiones está la pintura, a la que le gustaría dedicarse de tiempo completo. Destaca los consejos que le ha dado la actriz María Elena Doering, en esta nueva etapa de su vida, como actriz. Y a su corta edad, Camila Zarate cuenta con una pequeña pero importante carrera como presentadora de ‘City TV’, que le ha llevado a gozar del reconocimiento y cariño del público, el mismo que en la pasada entrega de ‘Los Premios TV y Novelas’ la hizo merecedora a una nominación en la categoría de ‘Mejor Presentadora de Variedades’. Ahora esta joven promesa de la actuación debuta con pasos firmes en el competido mundo actoral. Pocos pueden contar la historia de la bogotana Camila Zárate: su debut como actriz fue también su estreno como protagonista.

En sus planes nunca estuvo la actuación, pero sí la música. Hizo parte de los espectáculos de ‘Misi’ y ahora tiene la oportunidad de cantar en la telenovela. Al Canal RCN llegó para presentar un casting para la conducción de ‘Bichos’, en reemplazo de Valentina Lizcano, pero se quedó con el rol principal de ‘El penúltimo beso’.

Noelia es el nombre de su personaje, una joven cuyas características podrían enamorar hasta al más frío de los hombres, pues su ternura, carisma, belleza y voz angelical, son sus principales armas para robarse el corazón de Manolo Izquierdo, un rebelde joven de barrio que le dará más de un dolor de cabeza a sus padres, personaje que es interpretado por el joven y versátil actor, Sebastián Martínez.

-¿Cómo empezó tu carrera en televisión?
Hace 5 años empecé haciendo comerciales de diferentes marcas y productos, reconozco que me divertí muchísimo. Después empecé a presentar y alternaba radio y televisión hasta que llegó la propuesta de hacer ‘El penúltimo beso’, de la mano de Herney Luna, quien ha sido una bendición enorme en mi vida. Parece fácil pero no, por eso he sido muy juiciosa con cada cosa que hago.

-¿Y cómo surgió la propuesta de protagonizar ‘El penúltimo beso’?
Yo fui a RCN a presentar un casting para ‘Bichos’ y alguien vio mi prueba y me invitó a que fuera a los ensayos de ‘El penúltimo beso’. Yo no tenía idea de cómo actuar y tampoco lo había pensado o anhelado. Presenté como siete pruebas y finalmente me escogieron. No lo podía creer, me asusté mucho, pero ahora me estoy gozando de lleno el personaje.

-¿Cómo es Noelia, tu personaje en el melodrama?
Mi personaje se llama Noelia, como la de Nino Bravo. Es importante aclararlo. Ella es una niña que ha vivido toda la vida en Miami y hace parte de una clase social alta. Llega a Bogotá en compañía de sus papás para enfrentar diferentes situaciones en la capital, como por ejemplo: enamorarse de un hombre que no representa, para nada, el anhelo de sus padres. Noelia tiene bonita voz y, por cosas de la vida, terminará cantando.

-¿Qué es lo más difícil a la hora de interpretar a tu personaje?
Al comienzo tuve escenas muy difíciles como por ejemplo la del accidente del primer capítulo donde Noelia muere en brazos de Manolo y en la vida real hace varios años tuve un accidente muy similar. A los quince años en compañía de un grupo de amigos viví una amarga experiencia de que tengo algunas cicatrices en mi cuerpo. Para mí, fue muy difícil desarrollar estas escenas pues me sentía como reviviendo ese momento, pero valió mucho la pena, la escena quedó impresionante. Y cuando mis papás la vieron, se taparon los ojos, fue muy curioso.

-¿Y cómo has asimilado tu rol protagónico en la telenovela?
Emocionadísima con todo el furor que ha despertado la telenovela, por la aceptación de la gente y por la estructura misma de la historia, que se sale del formato tradicional de la telenovela.

-¿Qué te han dicho en tu casa sobre el personaje?
Mi familia está feliz, mis amigos igual, no paran de llamarme a decirme que les gustó mucho la propuesta, y eso que llevamos pocas semanas al aire.

-¿Te veremos cantando frecuentemente en la telenovela?
Sí claro, lo hago desde niña en diferentes espectáculos, como ‘El Show de Missi’. La música siempre estuvo en mis proyectos de vida y afortunadamente ahora lo puedo hacer en un proyecto tan divertido como ‘El penúltimo beso’.

-Has trabajado principalmente como presentadora, ¿cuál ha sido tu recorrido por los medios de comunicación?
Me inicié en la radio, en Caracol, en Los 40 principales y de allí pasé por Canal 13, City TV y ‘El Mañanero’, de La Mega.

-¿Y cómo has percibido tu cambio de presentadora a actriz?
Bueno, pues la experiencia ha sido muy enriquecedora, algo totalmente diferente a presentar que me permitió conocer y explorar nuevas cosas que no pensé que tenía. Me ha ido muy bien hasta ahora y tengo muchas expectativas con este proyecto, estoy feliz.

-¿Cómo se ha sentido con esta su primera producción en el Canal RCN?
Esta es mi primera vez en RCN Televisión y estoy feliz, es una experiencia completamente nueva, me siento rara, pero muy bien. Antes no conocía a nadie y es la primera vez que trabajo con cada uno de mis compañeros de set, pero estoy feliz. Herney Luna es un director excelente, un ser humano increíble y con un humor impresionante. Siento que fue un cambio muy positivo y diferente en mi vida.

-¿Cómo asumes que tu debut en la actuación haya sido con un protagónico?
Me alegra, aunque por momentos me asusta, pero estoy confiada en lo que estoy haciendo y afortunadamente tengo todo un grupo humano a mi alrededor que me ha ayudado mucho a asimilar mi debut como actriz y como protagonista de una novela tan importante.

-¿Has sentido algún rechazo de parte de actores de trayectoria que la perciben como una joven empírica a la cabeza de este proyecto?
De ninguna manera, el equipo de trabajo es increíble y, por el respeto que le tengo al equipo de actores, estoy estudiando para ser mejor cada día. Sin lugar a dudas la mejor escuela es trabajar con un elenco tan maravilloso, de trayectoria y reconocido como el de ‘El penúltimo beso’.

-Después de las grabaciones de la novela, ¿qué actividades te distraen y te apasionan?
Yo pinto mucho, ahora lamentablemente no tengo el tiempo que necesito, pero me gustaría dedicarme de lleno a la pintura. Eso es lo que más me apasiona en la vida.

-¿Y cómo la va con la música de los 60 y 70, sobre la que gira la historia?
Bien, aunque reconozco que muchos de los temas de la novela no los había escuchado y apenas ahora me los estoy aprendiendo. Eso sí, me paso todo el día tarareando esas canciones que marcaron toda una época y que aún permanecen en la memoria de las personas. A diferencia de muchas canciones de hoy, este tipo de música no es tan efímera.

. . : TELENOVELAS : . .

El penúltimo beso


Después de un mes de campaña de expectativa con el lema “Tú sabes que te la sabes”, el pasado lunes 9 de febrero se emitió por el Canal RCN el primer capítulo de la historia que basa su argumento en temas de los 60 y 70. La campaña se escuchó en radio, se leyó en prensa y se vio en todos los horarios de televisión, con piezas comerciales que suponían un producto romántico, por las canciones. Quién no recuerda temas como “Lady, Lady, Lady se pinta los ojos de azul…” o “Eva María se fue, buscando el sol en la playa…”. Estas y otras canciones de los años 60 y 70, combinadas con las más bellas baladas de la música romántica actual, evocan sin duda alguna nuestros recuerdos. En ese tiempo se usaba el pelo largo, vestidos propios de la época y se bailaba al ritmo de estas canciones que se quedaron en la memoria de quienes la vivieron.

Con el mismo equipo de ‘Pura Sangre’, una de las producciones más costosas que ha realizado RCN, es decir, con Mauricio Navas como libretista (acompañado por Conchita Ruíz y Tania Cárdenas), Herney Luna en la dirección y Guillermo Restrepo en la producción, el canal espera recuperar el liderato en la franja de mayor audiencia sumando a Sebastián Martínez y Camila Zárate como protagonistas.

Y conformado con un elenco de primera, con destacados actores de la televisión colombiana: Katty Sáenz, Kristina Lilley, María Elena Doering, Humberto Dorado, Patricia Tamayo, César Mora, Santiago Moure, Javier Genecco, Rita Bendeck, Cristóbal Errázuris, Álvaro Rodríguez, Jenny Osorio, Camilo Sáenz, Laura Perico, Juan Carlos Salazar, Sandra Beltrán, Juan Manuel Mendoza, Luis Carlos Fuquen, Alfredo Ahnert, Pilar Álvarez, Juan Manuel Gallego, Guillermo Olarte, Inés Prieto, Andrea Mor y Víctor Hugo Tres Palacios, combinado con el debut actoral de la protagonista (Camila Zárate), Mauricio Bastidas y Ulisis González, entre otros. La mejor música de todos los tiempos, una puesta en escena impecable y los más destacados cantantes de talla internacional, entre los que se encuentran: Ricardo Montaner, Franco de Vita y Alejandro Lerner, entre otros.

SINOPSIS:
En algún lugar del universo, donde nacen las historias de amor y donde se inspiran las canciones que nutren el alma de los enamorados, alguien estaba poniendo atención cuando Manolo le juró a Noelia que si él pudiera retroceder el tiempo, no volvería a cometer ninguno de los errores que desencadenaron el rompimiento de su noviazgo y la decisión irrevocable por parte de ella, de alejarse, olvidarse de ese amor y contraer matrimonio con Eddy, el buen partido que había sido su novio antes de conocer a Manolo.

Quien quiera que fuera el personaje que oyó el juramento del protagonista de esta historia, también tuvo el poder para concederle a Manolo su deseo, solo que esa oportunidad de volver a vivir para reparar las equivocaciones, tiene una condición implacable: si en un lapso de seis meses, Manolo no es capaz de cumplir su juramento, Noelia estará irremediablemente condenada a morir la noche del 6 de septiembre.

Ese plazo comienza a correr la mañana en la que Manolo se despierta en la clínica después de haber sobrevivido a un grave accidente automovilístico que ocurrió cuando él “iba conduciendo a más de cien”, cegado por la desesperación de tratar de disuadir a Noelia, a quien Manolo ahora supone muerta. Cuando Manolo logra entender que Noelia está viva gracias a que a él lo devolvieron seis meses en el tiempo, también se entera de que la única manera de evitar que el destino fatal se cumpla es que él no cometa ni un solo error.

Aunque Manolo conoce el camino, su viaje será difícil pues, siendo tan desubicado, no se dará cuenta de los nuevos peligros y pondrá en riesgo la supervivencia de Noelia, lo cual tampoco ayudará a la conquista de ella.

La aventura de Manolo tratando de convertirse en un hombre bueno para poder estar con su amor, cuenta con la complicidad de Blas Delgado, el amigo incondicional que hace honor a “La balada para un gordo” y con las pistas de un personaje enigmático que a la vez nos va narrando la historia. Una historia de amor que, por cierto, tiene tanto de melodrama como de comedia y donde una selección de canciones reconocidas de los 60´s y los 70´s además de unas cuantas más recientes, todas del género de la “música para planchar”, tienen tanto protagonismo como Manolo y como la misma Noelia.


PERSONAJES:

Sebastián Martínez es
Manolo Izquierdo Preciado
Es un tipo distraído y adicto a la adrenalina a quien algunos consideran como un rebelde sin causa. Especializado en primer semestre de cuatro carreras distintas, parte del problema de este galán es que es muy despistado. Manolo siempre tiene una alternativa más atractiva para ocuparse de la tarea que tenga que realizar. Por eso los trabajos de la universidad y todas las obligaciones que conlleva una carrera siempre están subordinados a la jugada de un partido de billar, al saboteo de alguna reunión de las señoras encopetadas del barrio, a una carrera de cuarto de milla en una calle que no llega a los 200 metros con los carros robados momentáneamente a los respectivos padres de los pilotos. Manolo no es bruto, ni mala persona, es un tipo distraído y adicto a la adrenalina. Él deberá cambiar su forma de ser para luchar por recuperar el amor y la vida de su amada Noelia.

Camila Zárate es
Noelia Fernández Santamaría

“…Hace tiempo que sueño con ella, y solo sé que se llama Noelia”
Es la hija única de la familia Fernández. Es una mujer llena de virtudes. Bien educada en un high school de los Estados Unidos de Norte América. Dulce, suave, tierna, talentosa y muy mimada por papá y mamá que no sospechan ni en su peor pesadilla que su bebé tenga el mínimo criterio para enamorarse de un tipo distinto al que ellos le digan o sea distinto a Eddy Jaramillo el partidazo gringo hijo de inmigrantes de Medellín, Colombia que ya le ha dado anillo de compromiso. Pero los padres de Noelia no tienen la menor idea de quién es verdaderamente su hija y ni se les pasa por la mente que a la niña le encantan los pelafustanes, que la bohemia le resulta mucho más sexy que Club del Country y que la idea de ser cantante de una banda de música para planchar la seduce mucho más que la blusa blanca y el fonendoscopio que tan olímpicamente le quieren colgar sus papás.

María Helena Doering es
Lupe Preciado de Izquierdo

“…hey Lupe, Lupita mi amor, hey, hey…”
Aunque es de origen aristócrata es una mujer hippie, feminista, revoltosa y a la vez ama de casa, pero también una mujer dulce, amorosa y serena. Es la madre de Manolo, Ernesto y Clara de Luna. Se casó muy enamorada, y así sigue de este hombre que no tiene más apellidos que Izquierdo a secas, pero que se ha forjado a fuerza de voluntad, honestidad y estudio. Heredó de su mamá la compulsión a construir la vida a partir de lo que dicen las revistas científicas, razón por la cual, Lupe tiene más o menos cada semana una nueva teoría sobre algo que, inevitablemente, altera las rutinas de su casa. Por ejemplo, el día que leyó que el café producía cáncer, o aquella vez en que un estudio de una universidad inglesa comprobó que el sonido de los relojes alteraba la frecuencia cardiaca, le exigió a todos los habitantes de la casa utilizar reloj de sol o reloj de arena, o cuando leyó un artículo que la convenció de que el consumo de carne reducía de un quince a un veinte por ciento la longevidad y erradicó de la nevera de la casa cualquier cosa que tuviera el más mínimo parentesco con una vaca, un cerdo o un pollo y a su familia la tocó montar una red de tráfico de salchichas para poder comer algo que no fueran acelgas, espinacas o rúgula.

César Mora es
Silvio Izquierdo

Es el papá de Manolo. Vive en unión libre desde hace 25 años con Lupe Preciado. Profesor de humanidades. Una persona serena, medio nueva era, liberal, demócrata y amante de la música plancha. Aunque la moda ya lo está alcanzando por la espalda, él no se ha enterado porque la decisión tomada hace cerca de 30 años es que ellos (o sea Lupe y él) no iban a renunciar a sus principios bajo ninguna razón. Y así lo han cumplido. Este humanista por convicción cree en la total libertad del hombre para decidir lo que hace con su vida siempre y cuando respete el derecho ajeno. Por eso no puede estar de acuerdo con la penalización de la droga, ni con las restricciones del estado a las libertades civiles como tomar, fumar o consumir drogas. No cree en las clases sociales ni en el status producido por el dinero o la apariencia, su gran conflicto, es que se va a ver enfrentado a la dura realidad de una sociedad de libre mercado en la que un profesor de sociología no tiene más valor que un chicle de segunda mano. Es buen amigo de sus hijos y como no cree en la autoridad se enreda la cabeza tratando de ser figura paterna, amigo, consejero y papá.

Humberto Dorado es
José José (Pepe Preciado)
Hermano de Lupe, cuñado de Silvio, tío de Ernesto, Manolo y Clara de Luna. Este hombre es lo que llaman El último romántico, a la muerte de sus padres partió como Nino Bravo llevándose un beso y una flor, un te quiero una caricia y un amor, a la manera de los mejores marineros, se hizo a la mar y estuvo casi desaparecido por unos quince años, en los cuales todo lo que se recibía de él eran postales en las que confirmaba que seguía respirando y que ya pronto volvería. Trotamundos y aventurero, es experto en el despecho y de allí su afición por la música de plancha, tanto que es locutor y conductor de un programa de radio de la madrugada en donde deshace entuertos amorosos a punta de baladas. Pepe habla en baladez, es decir su filosofía toda se encuentra en las letras de las canciones de los clásicos: Sandro, Leonardo Favio, Nino Bravo, Shakira, José José, Enrique Guzmán, Piero, etc. Como dice Sandro: ‘Una muchacha y una guitarra para poder cantar, son las dos cosas que en esta vida nunca deben faltar”. Su gran sueño es montar un negocio millonario, tarea en la que le va como a los perros en misa. Se acuerda del pasado y aunque nadie le cree, se consuela en la nostalgia de aquellos días en que le componía a los grandes de la canción americana. Esto lo convierte en motivo de burla del barrio y de su propia familia.

Cristóbal Errázuris es
Benigno Cancelado

Es un hombre gruñón y muy organizado, pero a la vez tierno y generoso. Viudo y padre de Susana, quien es la luz de sus ojos. Tiene una tienda de la cual es dueño, no atiende a nadie que no haya hecho cola, y se enfurece cuando alguien se brinca el turno. Todo esto por supuesto se confunde cuando la que hace la fila es Eva María a quien él ama en secreto. Estaba casado con Lucy, pero la señora murió y lo dejó embarcado con Susana, a quien en el barrio la llaman La Despeinada. Benigno tiene su vida ya resuelta, la tienda, la radio, su hija y esperar pacientemente que nuestro señor se apiade de él y lo lleve al lado de su amada Lucy con quien él tiene una conversación pendiente desde hace varios años. Porque lo que más piedra le da, es que preciso Lucy se haya ido de este mundo sin conocer el restaurante que ellos estaban montando para que ella pudiera por fin tener su soñado negocio “El Mesón de Lucy”. Un salón de té, restaurante, modesto pero digno y bien decorado que lleva años intacto, casi como un salón fantasma. Es alrededor de resucitar este espacio, que Eva María se comienza a acercar a Benigno para convencerlo de que lo abra en memoria de su querida difunta.

Kathy Sáenz es
Eva María Contento

“….Eva María se fue buscando el sol en la playa”
También la conoceremos como La Mujer de los Labios de Rubí, bella, muy bella, a los 40 más bella que nunca. Vive sola en la casa más misteriosa del barrio, en donde desde la acera se ve el bello maniquí en donde ella expone sus diseños de atuendos clásicos y sensuales que nunca vende. Su vida es un total misterio y solamente existen dos maneras de aproximarse a ella: Yendo a su costurero a ordenar una refacción o a que le lean las cartas. Eva María nunca hace afirmaciones, todo lo habla en interrogaciones. Ese es uno de los grandes misterios que acompañan a esta mujer, de quien con el tiempo, descubriremos que tiene guardada en su alma una gran pena de amor causada por un hombre que en el pasado le destrozó el corazón. Este hombre resulta ser, por coincidencia, Leonardo Fernández. Ese amor rancio del pasado, se opone en cuerpo y alma al amor de don Benigno Cancelado, el viudo de la tienda del barrio a quien se le detiene el tiempo cada vez que Eva María entra a su negocio en busca de los víveres para su casa.

Ulises González es
Blas Delgado (El Gordo Bueno)

“…La pinta es lo de menos…vos sos un gordo bueno…”
Amigo de Manolo, nerd, medio genio, con sobrepeso y problemas de autoestima, lo que lo hace ser generoso más por conveniencia que por convicción, pues quiere sentir el aprecio de la gente. El único factor que hace al Gordo muy atractivo a los ojos de los muchachos del barrio, es que las fiestas en la casa del Blas son buenísimas, no tanto por su frecuencia ya de por sí muy apreciada, sino porque los padres del Gordo son fabricantes de lechona tolimense, unas personas sencillas, con muy poco estudio pero con un gran corazón. A los papás de Blas les encanta abrir su casa para recibir a La Plaga, viven convencidos de que su hijo goza de la mayor popularidad entre sus amigos y siempre están más que dispuestos a atenderlos y a dejarlos que dispongan a sus anchas de la lechona y de la música. Aunque Blas es consciente de que los muchachos lo buscan solo por el atractivo de la comida y la rumba, se conforma pensando en que al menos esos factores le permiten alternar socialmente con sus vecinos. Está enamorado en secreto de Susana La Despeinada y será la pieza clave para que Manolo logre eludir el fatal destino de su historia de amor.

Juan Manuel Mendoza es
Ernesto Izquierdo Preciado
Es un muchacho simpático, amable, políticamente correcto, pero es todo lo contrario a sus padres, lo que hace que estén en permanente conflicto con su familia. Apenas se graduó del colegio, y ante la imposibilidad de Silvio y Lupe de costearle la carrera en una universidad que no fuera pública, Ernesto se dedicó a trabajar y a ahorrar. Ya con unos centavos en su haber, consiguió una beca y así alcanzó la que para ese entonces era su mayor ambición: estudiar economía en la más prestigiosa universidad privada del país. Su relación con Manolo no podría ser peor. Lo critica por vándalo y por esa plaga del barrio con la que su hermano se la pasa. En el fondo, Ernesto lo que siente es una envidia profunda, pues él, por estar estudiando, nunca vivió la vida de barrio, no tuvo ni tiene muchos amigos y este es el momento en el que no se le ha conocido novia. A él sí le importan los apellidos, le parece de quinta estar viviendo con su familia como si fueran de la clase media, y le importa que sus compañeros de Universidad sean de la alta alcurnia y a él si le parece impensable tener un amigo que no tenga por lo menos dos tarjetas de crédito.

Laura Perico es
Clara de Luna Izquierdo Preciado
Excelente estudiante, buena amiga, sin prejuicios, e incapaz de mentir. Para cualquier jovencita de su edad, mirarse en el espejo y saberse bella, es algo así como la suma de todas las dichas. Pero para Clara de Luna, es la peor maldición. Que a ella le digan que está muy bonita, es como si le mentaran la madre, que un obrero le eche un piropo en la calle, es un detonante que la lleva a encerrarse tres días y con candado en su habitación. Por eso, ella se pone los jeans que a sus hermanos ya no les quedan, se niega a usar maquillaje, y por lo mismo, tiene prohibido que alguien en su casa siquiera sugiera que para su fiesta de quince se ponga falda y tacones. Y lo hace porque ella no quiere que la vean como una cara bonita, por el contrario, ella aspira a que la gente vea en ella lo que considera importante: que es la mejor estudiante de su curso y que no tiene reparos en tratar a sus compañeros hombre como iguales, que es una joven sin prejuicios, que dice la verdad en la cara y para quien es imposible mentir. Para rematar, Manolo ahora se la pasa espantando a los gritos y a los puños a cualquiera que se atreva a acercarse a ella con fines que no sean ciento por ciento inocentes.

Mauricio Bastidas es
Adolfo Afanador

Todo el mundo lo ve como un niño bueno, pero en verdad es un manipulador que carece de escrúpulos. Le encanta la plata, pero la fácil, porque el trabajo es para los brutos. Según él no hay que estudiar, sino ser avispado. Los delitos menores son su hobby y el vandalismo, su profesión. También es necesario advertir que este muchacho es mujeriego, condición que heredó de su padre (Wagner Ricardo Afanador Casas), así como el odio profundo por las mujeres. Desde que su mamá abandonó a su papá, Adolfo recibió en el tetero varias onzas de frases como: a las mujeres hay que pegarles pasito, porque si se les pega duro se enamoran. O porque te quiero te aporreo. A las mujeres no se las quiere, se las usa, es mejor abandonar antes de ser abandonado, o mujer no hay más buena, que la ajena. La gran ventaja que él tiene y de la cual Manolo carece por completo, es que su apariencia es la de un niño bueno que no rompe ni un plato. Será el que se encargue de poner todos los obstáculos posibles para que Manolo llegue a ser un hombre medianamente decente para alcanzar el corazón de nuestra protagonista

Álvaro Rodríguez es
Wagner Ricardo Afanador Casas
Padre de Adolfo, de quien está muy orgulloso. Es apodado el Káiser, y no propiamente por la dulzura de su carácter. Gracias a la usura ha amasado la fortuna que tiene. Sus primeros millones los hizo con negocios de esmeraldas. Posteriormente, incursionó en la construcción de urbanizaciones piratas. Gracias a esto y a otros negocios turbios, este hombre ha amasado una considerable fortuna que no tiene inconveniente en ostentar. Su casa es la más engallada y tiene el carro más caro de la cuadra. Su apariencia es la de un típico levantado, que presume de tener excelentes modales, siempre con chaleco debajo del saco de paño, su buen pisa corbatas, zapatos con escobita copiados en el barrio Restrepo de alguna revista extranjera y los domingos usa vestido de paño tornasolado brillante. De puertas para afuera, sonríe, es zalamero y lleno de manías que él interpreta como buenos modales. Al igual que su hijo Adolfo, a los ojos de los vecinos, es un residente inofensivo del barrio, un hombre trabajador con el que se puede contar cada vez que alguien tiene un apuro económico. Wagner Ricardo se las arregla para estar bien con todo el mundo, inclusive con el padre Dominique.

Javier Genneco es
Juan Fernández
Padre de Noelia y esposo de Victoria. Con ellas vivió en los Estados Unidos, pero tuvo que regresar a Colombia. Al igual que su esposa siempre se ha creído mejor personaje que los demás, y por ello no dejará en evidencia su precaria situación económica y hará todo lo posible por mantener su status. Según la conciencia de Juan Fernández, el retorno a Colombia se debe a los malos manejos en una de las cuentas más importantes de la compañía y, según Noelia, porque el destino quería darle la oportunidad de conocer lo que era la vida, la de de verdad, verdad.

Cristina Lilley es
Victoria Santamaría de Fernández

Es una mujer que siempre ve por encima del hombro a los demás y que no le permite a Noelia acercarse a la gente del barrio. Victoria añora su regreso a Miami, pues en Colombia las cosas no son suficientes para ella. Cuando vivían en Estados Unidos, Juan Fernández y Doña Victoria solían asegurar que ellos no eran ningunos inmigrantes, ellos lo que eran era expatriados, que al final es lo mismo, pero suena más sofisticado. Porque lo sofisticado es lo que a ellos les sienta bien, les hace menos agria la vida y les permite creerse más personas que los demás. En Miami vivieron los mejores años de su vida. Y esos años se acabaron. Según doña Victoria porque a su marido la empresa lo trasladó como reconocimiento a su impresionante labor profesional.

Juan Carlos Salazar es
Leonardo Fernández

Leonardo es el típico hermano menor que siente tanta admiración como envidia por el primogénito de la familia. A él, desde pequeño, le tocó luchar contra el buen ejemplo que Juan daba. Sufría cada vez que su padre le recordaba: Si su hermano puede montar en bicicleta, ¿usted por qué no va a poder? Si su hermano dejó el promedio en cinco, ¿no le da pena este cuatro? Si Juan ya está trabajando en una multinacional, ¿a usted cómo se le ocurre ponerse a pensar en montar su propia empresa? Leonardo miraba a su hermano y lo odiaba por ser tan perfecto, tan buen hijo, tan buen esposo y sobre todo, tan exitoso. Así que él decidió que aunque había perdido algunas batallas, no iba a claudicar en la guerra. Por eso se casó con una mujer cien veces más rica que Victoria Santamaría, por eso, para hacerse su propia carrera y su propia fortuna, se dedicó a hacer negocios medianamente turbios y, tal vez por eso mismo, su hija Juanita nació un par de meses antes de lo previsto. Para que a ella no le tocara ser, como a él, la menor. En su vida se dedicó a hacer negocios un poco turbios para lograr un mejor status que su hermano, pero esto lo llevó a perder el amor de su vida, Eva María, con quien se volverá a reencontrar.

Jenny Osorio es
Susana Cancelado “La Despeinada”

Susana, como otros de nuestros personajes, se define por lo que no es: Susana no se la pasa “despeinada”, ella dice que lo que le gusta es Andar de pelo suelto. Ella no es peluquera, es estilista. Ella no le echa champú a sus clientas, les aplica tratamientos y ella no seca el pelo: Susana hace el blower. Para ella la estética no es un simple negocio, es un estilo de vida. Y si además de peinar, cortar, tinturar y maquillar, vende perfumes, accesorios, zapatos y cuanta baratija encuentra en San Andresito, lo hace porque no le gusta eso de ser pobre y porque heredó de Benigno, su papá, una inmensa pasión por los negocios. Entre las jóvenes del barrio ella fue la primera que cogió buseta sola, la primera en maquillarse, la primera en ir a fiestas de noche y, por supuesto, la primera en tener novio y en dar un beso. Aunque Susana en teoría tiene más experiencia que las demás muchachas de su edad, en la práctica, y sobre todo en el amor, es en realidad una completa novata. Está enamorada de Adolfo quien sólo quiere jugar con ella.

Camilo Sáenz es
Eduardo (Eddy) Jaramillo
Radicado en Miami desde su niñez, es un hombre elegante y de buenos modales. Aunque Eddy pertenece a una rica familia paisa (que ha construido su fortuna gracias a diversos negocios en finca raíz), para él decir que es colombiano es una vergüenza. Según la educación que recibió, Colombia es algo así como un mito que es necesario superar, una pesadilla que jamás quiere soñar, una jungla en la que no se quiere perder y un mal recuerdo que por fortuna ya casi tiene olvidado. Sus papás nunca lo trajeron al país ni siquiera para pasar las vacaciones de verano. Llega a Colombia tras una llamada de doña Victoria, su futura suegra, quien le suplica que venga a rescatar a Noelia de la influencia de una banda de criminales, Al llegar, Eddy ve este barrio, a esta gente, estos modales, estas tradiciones, esta comida, esta música y estos amiguitos de medio pelo de su novia como la cosa más rara y más desagradable que jamás haya visto en su vida. Lo único que le parece medianamente digerible es Gloria, la espectacular vecina de Los Fernández.

Sandra Beltrán es
Gloria: amiga de Noelia
Es una mujer caribeña, espontánea, divertida, y sobre todo, una excelente bailarina. Siempre busca estar bella, pues le encanta que la admiren. Gloria puede no ser capaz de cocinar, planchar, parquear un carro, hablar por celular y caminar al mismo tiempo, pero el swing para el baile lo tiene todo. Tanto, que los hombres, con sólo verla caminar o menear sus caderas, se derriten por ella. Y si para Gloria bailar es su mayor adicción, el ser mirada y admirada es su deporte favorito. Por eso, ella no escatima esfuerzos para verse siempre más atractiva de lo que ya es por naturaleza. Pese a que puede pagar los mejores peluqueros, prefiere hacer uso de los servicios que Susana presta a domicilio. Pudiendo vestirse con modelos de los mejores diseñadores, a ella le encanta que quien le cosa la ropa sea Eva María y teniendo la plata suficiente hacer mercado en Pomona, a Gloria le encanta ir a la tienda de Benigno.

Juan Manuel Gallego es
Speedy González

Es de origen muy humilde y trabaja haciendo domicilios en la tienda de Don Benigno, Gracias a su trabajo, Speedy ha entrado a todas las casas de la cuadra, conoce chismes que nadie ni siquiera sospecha, sabe quién tiene un romance con quién, qué tiene cada uno en la nevera, quién trasnocha, quién fuma y quién bebe. Analizando las listas de los pedidos, Speedy puede deducir si algún vecino está enfermo, esta noche dará una fiesta o si se encuentra deprimido. Speedy puede ser muy rápido si quien ha pedido el domicilio es Gloria o Eva María, y hace honor a la canción que le dio origen a su nombre: “Ya veo venir a Speedy González... como un pequeño ciclón...”. Pero cuando debe ir a la casa de la vecina de la esquina el pedido puede tardar en llegar hasta tres horas. Su gran amor platónico es Clara de Luna Izquierdo.

Pilar Álvarez es
Lady
Lady nació, creció y se reprodujo en este barrio. Su casa alguna vez conoció tiempos mejores, con jardines llenos de flores, un ático en el que sus hijos jugaban a las escondidas, y amplias habitaciones llenas de luz natural. Pero eso era antes, porque ahora, esta casa está prácticamente en ruinas. Es que a Lady, trabajando de maestra en una escuela pública, apenas si le alcanza el sueldo para el mercado, así que ni hablar de invertir en el mantenimiento de su hogar. Además, con la revalorización de la cuadra y ese cuento de la re-estratificación, de la noche a la mañana ella pasó de pagar servicios estrato 3 a pagar los del 6. A su pesar, y cruzando los dedos para que esta fuera una decisión acertada, Lady finalmente accedió a la propuesta de una compañía constructora que le ofreció unos cuantos millones por su casa. Desafortunadamente, descubre que lo que le pintaron como el mejor negocio de su vida, no fue más que una equivocación que la sume en la más profunda depresión.

Patricia Tamayo es
Damita Segura

La confidente, la aliada y cómplice de Victoria Santamaría de Fernández es Damita Segura, una mujer de 40 años, amiga de la mamá de Noelia desde que las dos estaban en el colegio. Por haber sido condiscípulas, Damita y Victoria se conocen sus respectivos orígenes de clase media acomodada, arribismo y sangre azul. Damita, ya un poco entrada en años, se casó con un candidato que ofrecía algunos atractivos, pero el hombre resultó ser un completo fiasco para los negocios y no solo acabó con el patrimonio personal de Damita, sino con los sueños que ella tenía de vivir una vida de millonaria como sí lo consiguió Victoria. Lo único que ella conserva después de la ruina económica y del divorcio, es la capacidad para que no se le note la pobreza. Se las arregla por todos los medios para seguir alternando con sus amigas acomodadas, se vale de cualquier recurso para usar ropa de marca, así sea de segunda mano, evadir el pago de las cuentas o hacer que le den crédito en la peluquería y no dudó en adquirir una deuda en condiciones de usura con Wagner Ricardo Afanador, con tal de pasarse a vivir a uno de los apartamentos del edificio Miami.

Alfredo Anhert es
El Padre Dominique
Inteligente, carismático, estudioso, práctico, efectivo en todo lo que se propone y desde que tiene memoria ha dedicado su vida a ayudar a los demás. Dominique es un cura al que las beatas reverencian, los muchachos consideran un bacán y al que los ateos acuden cuando tienen ganas de sostener una buena conversación. Es tan respetado en el barrio, que a nadie le importa que no use sotana, que en el sermón del domingo se le escape alguna vez un madrazo, que se ría a las carcajadas y sin pudor, que las penitencias que pone, además de los padrenuestros de rigor, incluyan hacer obras sociales como ayudar a los vecinos, limpiar el parque o pintar la fachada de la escuela. Con los jóvenes, tiene una relación excepcional con los jóvenes, quienes saben que en él pueden contar con un aliado y un amigo, y no con a alguien con ganas de castigar o regañar.

Ana María Ramírez es
Sor Martina

Su nombre real es Marta. Fue la oveja negra de la familia. Se voló de su casa para irse detrás del domador de leones de un circo. Un par de años después, ya cansada de estar metida en una carpa y de soportar las infidelidades del que fue su primer amor, Marta regresó a su hogar. Pero lo encontró vacío, porque para ese entonces sus padres habían muerto y sólo le quedaba Dominique, un medio hermano que su papá había tenido antes de casarse con su mamá. A pesar de la distante relación que siempre habían sostenido, Dominique la apoyó moral y económicamente e intentó por todos los medios que esta muchacha sentara cabeza. Pero la naturaleza de Marta jamás la dejó quedarse quieta, así que después de un tiempo, se voló del internado y cogió camino otra vez.

Guillermo Olarte e Inés Prieto son
Segundo Delgado e Inocencia Delgado

Si hay algo que define a los papás del gordo es lo orgullosos y contentos que están con la vida que llevan. “Es que quién se podía imaginar” –repite Don Segundo cada vez que puede, “que yo, que apenas llegué a tercero de primaria, a punta de marranos iba a sacar a mi familia de la pobreza, a casarme con una mujer tan buena y a criar un hijo que ya dentro de poquito va a entrar a la universidad. Porque es que a mí, que soy pura barriga, me salió un hijo que es puro cerebro”. Cuando Blas nació, la pareja estaba en la época de las vacas flacas e Inocencia, preocupada por la trabajadera de su marido y por el miserable sueldo que él se ganaba cuidando una marranera, le propuso a su marido que montaran un puesto para vender lechona. Y eso hicieron: primero un puesto en San Andresito. Luego otro en el barrio. Luego otro y otro y otro y al negocio le ha ido tan bien que ya no dan a basto. Pero ellos no se consideran ricos, se saben afortunados. Por eso siguen viviendo humildemente, por eso no derrochan un centavo y por eso aseguran jamás se irían del barrio. Están convencidos de que su hijo es exitoso con las mujeres, pero no saben que realmente es usado por todos, porque en su casa siempre habrá comida y grandes fiestas.