..:GACETA, DULCE PARAÍSO 051:..

GACETA, DULCE PARAÍSO
(Número 051):


SUMARIO
(del 23 de marzo al 5 de abril de 2009):


NOTICIAS:
  • Maritza Rodríguez desea regresar a Colombia.
  • Daniel Lugo coquetea con la inmortalidad.
  • Claudio Cataño: "Todavía me queda mucho camino por recorrer".
  • Helga Díaz nos habla de su embarazo.
  • Victoria Ruffo podría regresar a Colombia.
  • Ariel López Padilla extraña su país natal.
  • Marlon Moreno protagoniza 'Regreso a La Guaca'.
  • Rodrigo Triana, el director de 'Regreso a La Guaca'.
  • 'Doña Bárbara' sustituirá a 'Victoria' en España.


ENTREVISTAS:

  • Víctor Hugo Cabrera.
  • Valentina Rendón.


TELENOVELAS:

  • Regreso a La Guaca.
  • Inversiones El A.B.C.


RESÚMENES:

  • Sin Senos no hay Paraíso.
  • El Rostro de Analía.
  • Doña Bárbara.
  • La quiero a morir.
  • Vecinos.
  • Todas odian a Bermúdez.
  • Oye Bonita.
  • Regreso a La Guaca.
  • Las Trampas del amor.
  • El penúltimo beso.
  • El último matrimonio feliz.


Encuesta: ¿Te han gustado los primeros capítulos de 'Todas odian a Bermúdez'?

  1. Sí (con el 54%).
  2. No (con el 46%).

. . : NOTICIAS : . .

Maritza Rodríguez desea regresar a Colombia


La actriz y cantante colombiana, ha interpretado numerosos personajes en telenovelas. Ahora, Maritza Rodríguez interpreta a la malvada Sara, en ‘El rostro de Analía’, novela de Telemundo.

Su primera telenovela fue ‘La Mujer en el espejo’ en 1997, interpretando un papel secundario. En el año 2000 participó en ‘La Revancha’ en el papel de Mercedes Riverol. En ‘Amantes del Desierto’ (2001) tuvo un papel protagonista (Bárbara de Santana) junto a Francisco Gattorno; en el 2002 fue protagonista de la telenovela ‘Milagros de Amor’ donde interpretaba a Milagros. En 2004 participó en ‘Ángel Rebelde’ en el papel de Cristal, y en 2006: ‘Olvidarte jamás’ y ‘Amor sin condiciones’. Y en el 2008 dejó a las villanas a un lado y entró a la etapa final de ‘Pecados Ajenos’.

Actualmente, Maritza se convirtió en madrastra de Daniela y Álex, hijos de su esposo Joshua Mintz. Maritza Rodríguez, la misma mujer de cara angelical que hace más de una década saltó de las pasarelas a la televisión, hoy vive su mejor faceta: está casada con el amor de su vida, comparte el trabajo con el cuidado de sus hijastros y trabaja en Telemundo, dando vida a la antagonista de la exitosa telenovela ‘El rostro de Analía’.

La condición de casada no ha sido un cambio extremo para ella. Al contrario, siente que su vida ahora cuenta con ese apoyo moral que le hacía falta y, aunque su esposo, Joshua Mintz, VP de Estrategia de Talento de la cadena Telemundo, viaja bastante, entre ambos han creado un 'amoroso complot' que viven día a día. "Entre nosotros existe una confianza en extremo, nunca hay una mentira, por pequeña que sea. Compartimos las responsabilidades de la casa y trabajamos para sorprendernos diariamente".

Primero nos cautivo con su imagen como modelo, luego cuando se enamoró de la actuación no pudimos separarnos más de ella, auténtica, divertida y talentosa conversamos de todo un poco con la hermosa Maritza Rodríguez, quien nos cuenta como fue ese paso de modelo actriz, como se ha sentido trabajando tan lejos de su natal Colombia.

-¿Como empezaste a darte conocer en televisión?
Empiezo a trabajar en Producciones Jes, presentando ‘Panorama’. En esa época deciden hacer una telenovela llamada ‘Mascarada’ y Julio Sánchez Cristo quería involucrar a muchas niñas lindas, así que ingresé allí a través de un casting. Eso me hizo despertar, fue algo que me hizo sentir poco cómoda, porque no era lo que yo siempre había soñado, pero siempre he sido una mujer que piensa que cuando uno hace algo uno lo tiene que hacer bien, así que me arriesgué porque ya había modelado y presentado y no era extraño para mi el estar allí. Por ello, tomé clases de actuación que me permitieran preparar el personaje, aunque era muy pequeño, sin embargo a partir de allí, empezaron a salir muchas otras ofertas, casting para series, casting para comedias, para telenovelas, y yo quería hacerlo bien, con bases sólidas en estudios de actuación, así que empecé a hacer carrera estudiando, practicando en el ruedo. La actuación me llamo a mí, y me tocó asumirlo con el respeto que se merece.

-Pero, el mundo del espectáculo no es fácil...
Sí, pero he crecido espiritualmente. El trabajo te sube, te baja, te quita el piso, te lo vuelve a poner y hay un juego muy agresivo contra ti. Pasé por una etapa triste, pero quería ser feliz y lo conseguí.

-Después de incursionar en el modelaje, la presentación y la actuación, ¿qué te falta por lograr?
Muchos sueños. En la medida que uno va avanzando y va adquiriendo experiencia tanto laboral como personal, cada vez quieres madurar mucho más en la actuación, lo cual es precisamente lo que sueño, el simple hecho de estar en diferentes plazas. Me gusta mucho hacer producciones tanto colombianas como extranjeras, aunque siento que me falta mucho por hacer, sobre todo en cine y teatro. He estado envuelta mucho en la televisión, cosa que me gusta, y me agrada mucho, pero siento que me falta un poco más de cine, y dejé eso en manos de Dios, de modo que se me presente la oportunidad en el camino. Siempre busco madurar en el trabajo.

-¿Cómo nació la oportunidad de trabajar en Miami y comenzar a vivir allí?
Nace la oportunidad cuando hice ‘Marido y Mujer’, una novela que protagonice para Caracol con Robinson Díaz, la cual tuvo buena acogida en el exterior. Estuvimos promocionándola en Venezuela, lugar donde Venevisión decide hacer una novela en Miami, para la que me solicitan en un casting, y pues esa fue mi primera experiencia en Miami haciendo telenovelas, a partir de la cual quedé muy conectada con Fonovideo, empresa que producía novelas para Univisión, y en la cual terminé haciendo tres telenovelas. Luego estuve en Telemundo, después en Colombia y así empieza la conexión con el mercado exterior, la cual más que todo fue profesional. Nunca tuve ganas de irme de Colombia, solo hubo una oportunidad que supe aprovechar, que me permitió ver y conocer como se hacían las producciones en Miami, que herramientas utilizan para hacer carrera en este lugar. También vi la posibilidad de arreglar mi residencia, en cuanto a documentos, cosa que podía resolver con mi visa de trabajo, para posteriormente obtener la residencia permanente. Para entonces, ya mi vida personal arropa la profesional, así que terminé quedándome definitivamente en Miami.

-¿Cómo ves tu evolución como actriz?
Es una evolución de mucho peso, gratificante, porque empecé desde cero, en cuanto a conocimientos, y fui creciendo, absorbiendo la manera cómo se trabaja esto. En el camino hubo mucha gente madura y veterana que me ayudó muchísimo, tales como mis profesores Alfonso Ortiz y John Alex Toro, cuyas clases me sirvieron muchísimo para enfrentarme a la caracterización de personajes tan lejanos a mí, algo que me gusta mucho, razón por la cual me he preocupado mucho porque la gente vea en cada uno de mis personajes la gran diferencia, tanto en ellos mismos como en mí al ver el resultado final. A veces me siento y veo videos de telenovelas viejas donde he participado, y me siento muy contenta que obtuve lo que yo quería lograr en cada uno de mis personajes, que lo hiciera tan distintos cada uno, con la mano de Dios que me ha regalado ese talento. Ójala pudiera hacer estas cosas en Colombia, pero así ha sido el destino.

-Cuando un actor empieza casi siempre suelen ser criticados por sus interpretaciones, ¿este fue tu caso?
Uno siempre es criticado por todos, aunque en mis comienzos no fue tan fuerte, creo que la crítica más fuerte fue conmigo misma, porque yo quería romper con la sombra de la modelo a la actriz, yo quería que cuando se nombrara a Maritza Rodríguez se dijera “la actriz”, y eso lo logré, eso fue un propósito muy personal. En lo que reconozco que me sentí muy criticada y en el fondo tachada por Colombia, es en el hecho de que hice mi primera novela fuera de sus fronteras. Tenía que hablar diferente, y no porque no me sintiera colombiana, sino porque debía hacerlo, pues necesariamente requería un acento neutro, lo cual me obliga a hablar de una forma muy distinta, debido a que es la forma como se trabaja en Miami. Con la promoción de la telenovela ‘Amantes del Desierto’, recibí críticas fuertes que redundaban la idea de que yo me creía mexicana. Cuando pasaron de nuevo la telenovela en Miami, pude notar que no hablo como mexicana, sino que no saco los dichos colombianos, y esto lógicamente sucede porque el mercado inicial no era Colombia. Y cuando regresé a Colombia para realizar una telenovela para RCN llamada ‘Milagros De Amor’, obviamente volví a hablar con mi acento colombiano, a retomar el lenguaje corporal adecuado. Me siento más barranquillera que nunca, mi casa es costeña, sin embargo a la hora de trabajar tengo que sacar las herramientas necesarias.

-¿Y cómo te enfrentas al agitado mundo de los chismes del mercado latino?
Nunca he estado en chismes ni en Colombia ni aquí. Desde que dejé de modelar y de presentar 'Panorama' y me dediqué a convertirme en actriz, quería que la gente me creyera y me preocupé de que solo hablaran de mi trabajo. Los escándalos que suben rating no me interesan.

-Ahora firmaste un contrato de exclusividad con Telemundo, ¿cómo llegaste a ingresar a esta cadena?
Ya llevaba cuatro novelas con Univisión y recibí la oferta de Telemundo. Llegué a la etapa final de 'Pecados Ajenos' y allí hice el papel de la hermana de Catherine Siachoque. Entré para hacer de buena y me emocionó, porque ya llevaba tres villanas seguidas. Y firmé contrato de exclusividad con Telemundo, por tres proyectos, el primero de ellos fue ‘El rostro de Analía’, en el cual estoy actualmente en desarrollo y vuelvo a hacer de villana.

-Ahora eres parte del canal en el que tu esposo tiene un cargo directivo y hay rumores malintencionados frente a tu ingreso...
Yo me hago la loca con ese tema, no me dicen nada, pero me imagino que el rumor debe existir. La realidad es que antes de ser la esposa de Joshua, soy Maritza Rodríguez. Nadie me está haciendo un favor, sé quién soy yo y mi trabajo habla por mí...

-¿Qué tanto influye él en tu carrera?
Mucho, porque es mi esposo y quiere lo mejor para mí, pero hay decisiones que sólo tomo yo.

-El apuntador es una herramienta que se usa en algunos países, como en México, ¿qué piensas de esta herramienta que utilizan algunos actores?
En conclusión, pienso que el apuntador es una herramienta importante siempre y cuando el actor sepa como manejarla, pero si el actor se va de vago es muy perjudicial. Yo venía de trabajar sin apuntador, puesto que en Colombia no se usa, llegó un momento en la telenovela ‘Ángel Rebelde’ y tenía 20 escenas diarias, y allí la manera de trabajar consiste en obtener la pauta o el plan de trabajo cerca de las ocho de la noche del día anterior. Entonces tienes que trabajar así, a un punto en que ya no puedes, tanto así que el día que me tocó usar el apuntador, lloré y lloré muchísimo. Fue entonces cuando uno de los actores me dice: “Maritza, no te vas a sentir menos actriz, apréndelo a usar y verás que va a ser beneficioso para ti”, así que lo asumí y ahora soy una experta al usarlo. Ahora que estuve de los dos lados, lo que puedo decir, que el apuntador me parece una herramienta muy necesaria dependiendo del estilo de trabajo que lleves. Cuando te avisan un día antes, no tienes forma de programar, de estudiar, por lo que constituye una muy buena herramienta, ya que no te desgastas tanto. El apuntador es un apoyo, con el cual te equivocas menos, sin embargo, con él lo único que puede perjudicar a un actor es acostumbrarse, volverse vago, no estudiar, no leer, llegar a estar pendiente que te digan la letra. Entonces empieza a ser falso, a sonar recitado y por consiguiente la memoria se altera.

-¿Y en la telenovela de ‘El rostro de Analía’, como trabajáis?
El equipo de exteriores trabaja sin apuntador y, por el contrario, el equipo de estudio trabaja con apuntador, por lo que al grabar exteriores me cuesta un poco más memorizar, debido a la falta de práctica. Las producciones que he hecho en Miami han sido realizadas siempre con apuntador, de modo que cuando debo grabar exteriores me cuesta mucho, me toma más tiempo para estudiar de lo que me tomaba antes. Sin embargo, todo es un sistema, así, en Colombia se entrega una pauta quince días antes de la grabación, contaba con la suerte que siempre agarraba los domingos y estudiaba todo lo de la semana, y más o menos calculaba los tiempos, de forma que como la memoria está activa, entonces es más fácil memorizar el texto. Todo el equipo de producción sabe que el actor está trasnochado y tuvo que haber estudiado, pero aquí no ocurre eso, entonces todo se adapta dependiendo de los sistemas.

-‘Vuelo 1503’ fue el remake de una exitosa serie americana, y fue también tu más reciente personaje en Colombia, sin embargo, a pesar de que la serie tuvo todas las cartas a su favor, no le fue muy bien en audiencia, ¿por qué crees que no funcionó?

Como se dice en la industria, el éxito no se cuestiona, hice el trabajo que tenía que hacer. A mí me llamó mucho la atención el proyecto, por lo cual decidí irme, porque era otro cuento, era romper con el glamour, sin embargo pienso que no calcularon muy bien hasta qué punto la historia de la selva iba a saturar al espectador. Lamentablemente, llegó a ser empalagosa, aunque muy buena la historia, debió combinar un poco más la selva con la cotidianidad normal de una ciudad. La historia de la telenovela está clara, pero cuando quieren hacer algo riesgoso, las personas involucradas tienen que medir siempre que no pueden dejar de considerar la línea de la telenovela, porque o es serie o es novela. Esas fusiones tienen que cuidarse, creo que eso se le salió de las manos a Caracol, por eso, aunque pueda sonar acusativa mi opinión, pienso que no fue una producción fácil para uno como actor, pero definitivamente fue interesante.

-¿Qué herramientas utilizas para la memorización de textos en tus personajes?
Se hace fácil, cuando uno conoce la historia, nunca he dejado de leerme un sólo libreto de la telenovela en la que he trabajado, eso me ayuda mucho, porque así entiendo hacia dónde me dirijo, de donde viene mi compañero, me permite conocer bien al personaje, la razón de las escenas, el por qué y el para qué, luego es simplemente comprender la escena y en consecuencia la memorizas rápido, no es tan difícil.

-¿Y cuándo te volveremos a ver trabajando en tu natal Colombia?

Gracias a Dios siempre me han llamado para trabajar en Colombia, por eso, apenas pude, pues lo hice, en esa oportunidad con ‘Vuelo 1503’. Sin embargo, el año pasado firmé contrato de exclusividad con Telemundo, por tres proyectos, el primero de ellos fue ‘El rostro de Analía’, en el cual estoy actualmente en desarrollo, por lo que no puedo trabajar con nadie más en cuanto a televisión se refiere, pero sí puedo hacer teatro y cine en cualquier país que quiera. Si voy a Colombia hago las telenovelas que hace RTI para Telemundo, pero en un canal colombiano estaré cuando termine mi contrato, ya que en este momento no podría, pero obviamente me encanta, me gusta porque son otro tipo de historias, es la manera de actuar, yo soy colombiana, mi público es colombiano, además tengo la escuela de actuación en Colombia, la agencia de modelaje, mi familia, tengo mucha gente que me escribe pidiéndome que regrese a mi país, además, soy la primera en querer hacerlo.

-¿Cómo es un día normal en la vida de Maritza?
De paz. Cuando no trabajo, me levanto, hago el desayuno, montamos en bicicleta con mi marido (Joshua), vamos a la playa y compartimos con los niños. Somos un equipo, yo lo apoyo y él a mí. Me gusta cocinar en la casa y compartir momentos solo para nosotros.

-¿Y cómo te ha ido de madrastra de los hijos de Joshua?
Es un rol nuevo porque nunca antes lo viví, pero soy paciente y los niños también lo son conmigo. Compartimos tiempo, pero sin que ellos sientan que yo soy quien manda y la que impone las órdenes. Disfruto en extremo el día a día juntos. Hasta me dicen 'Madritza'.

-¿Tuviste miedo de jugar ese nuevo rol?
No puedo negar que al comienzo me entraron nervios, porque uno no sabe cómo entrar en una relación cuando hay hijos. No se sabe qué va a pasar, pero las cosas fueron fluyendo de una forma positiva. Es como si entrara a una novela, justo en la mitad de la historia, pero, entre nosotros, hay una conversación clara y limpia. Me quieren mucho y me respetan.

-No es fácil ganarse el cariño de los preadolescentes, ¿cómo lo lograste?
Les respeto la convivencia que tienen con su papá, pero le agradezco a Dios que son niños muy dedicados, cariñosos y cultos. Vamos a la piscina juntos, jugamos o los recojo en el colegio, vamos a cine y somos cómplices.

-¿Y te estás preparando para ser madre?

En ningún momento se me ha pasado por la cabeza que los niños son mi escuela. Voy a debutar cuando sea mamá. Me gustaría tener una nena en el 2010 y queremos que se llame Laura.

-¿Cómo logra mantener un matrimonio cuando los dos viajan tanto?
El amor es un lazo fuerte, pero la base principal es preocuparse por fortalecer la confianza y trabajamos para eso. Quiero que él sienta que yo estoy aquí, sin estar acá. Nunca hay mentiras entre nosotros y nunca se me pasa por la cabeza que él me pueda mentir. No dudo.

-¿Pero a veces hay celos?
Si ficho a alguien que mira a mi marido con insistencia, es imposible no sentir cosquillitas porque lo amo, pero confío en lo que le estoy dando a él y no creo que él pueda quebrarse frente a alguien. Lo que uno decreta es lo que uno atrae y sé que en mi casa nunca va a llegar la infidelidad ni de parte mía, ni de la de él.

-Ahora estas más delgada, ¿cambió tu rutina de ejercicios?
Me estoy cuidando mucho porque desde que llegué a Estados Unidos me estresa un poco saber que todo tiene hormonas. Pensé que estaba enferma del colon, pero no, y terminé comiendo muchas cosas integrales, lácteos de soya, dejé el pollo y la carne roja. Hago ejercicio tres veces a la semana con una entrenadora argentina y no dejo mis masajes con Gloria Hincapié cada tres días.

-¿Y qué piensa de las cirugías plásticas?
En 1994, cuando participé en Miss Mundo, me hice la nariz y una liposucción, pero ya tengo varias cirugías reservadas para mi vejez y para cuando sea mamá, por si quedo gordita.

Daniel Lugo coquetea con la inmortalidad


Más de cuatro décadas dedicado al arte le garantizan a Daniel Lugo su vigencia en esta y futuras generaciones. Como el Doctor Armando Rivera en la telenovela ‘El Rostro de Analía’, el actor también acaricia la inmortalidad física, pero alejada del romanticismo del legado.

"Esta telenovela tiene muchos elementos que tienen que ver con experimentación genética humana, con cómo conservar las células humanas y hasta coquetear con la posibilidad de la inmortalidad", confesó Lugo.

Como parte de la historia de Humberto "Kiko" Olivieri, su personaje es quien reconstruye, por equivocación, el rostro de la protagonista con el de “su asesina”, lo que sirve de detonante a la trama. "Todo sucede a partir de mi personaje y de las investigaciones que este profesor, de manera secreta en su laboratorio privado, pone en práctica con la protagonista (Elizabeth Gutiérrez)", nos cuenta el actor sobre su actuación en la novela.

Daniel Lugo, quien fue visto recientemente en una participación especial en ‘Pecados ajenos’, destacó el ambiente que domina en el set de grabación, donde coincide con su compatriota Karla Monroig y la venezolana Flor Núñez, con quien protagonizó tres telenovelas en Venezuela. "Hicimos tres novelas corridas, de Kiko Olivieri por cierto, y entre ambos existe un cariño personal y una buena amistad. Siento una profunda admiración por Flor", dijo quien sólo ha tenido una escena con Núñez en esta producción.

Con Monroig, sin embargo, tiene gran cantidad de escenas. "Me dio un gran placer compartir con ella. Siempre es agradable ver cómo surge una nueva generación y se impone por su talento", consideró.

Lugo destacó la habilidad de Olivieri para la redacción de sus propuestas. "Son muy dinámicas y suelen sorprender a todos, incluso a nosotros mismos, porque les da vueltas sorprendentes".

El puertorriqueño alabó además la labor que realiza en el rol estelar Elizabeth Gutiérrez. "Es una actriz que tal vez no se sepa mucho de ella, sin embargo, su trabajo es impresionante, de una gran calidad. Tiene una fuerza y una dulzura, que nos ha hecho admirarla", añadió sobre la esposa de William Levy, quien comparte créditos con Martín Karpan, Zully Montero y Maritza Rodríguez, entre otros.

Antes de radicarse en Miami para ‘El Rostro de Analía’, Daniel Lugo participó en la telenovela colombiana ‘La hija del mariachi’ y del dramático ‘Mujeres asesinas’. "Mientras hacía ‘La hija del mariachi’, que le tengo un cariño especial y me encantó el resultado final, hice la serie ‘Mujeres asesinas’, un proyecto muy fuerte, que en mi caso fue un reto, porque de 40 capítulos, teniendo siempre una protagonista mujer, yo fui el único varón, haciendo de transformista. Fue una experiencia única. Nunca imaginé hacer un papel como eso, pero el resultado fue excelente y me gustaría mucho que mi pueblo lo viera. Es algo que he lamentado en el pasado", comentó el actor sobre su trabajo en Colombia.

No obstante, está consciente que "es algo que escapa a las manos de los mismos puertorriqueños. No culpo a mi país por la falta de oportunidades que he padecido en mi país. Lo que lamento, es que trabajos de los que me siento orgulloso no se hayan visto".

A pesar de ser un hombre maduro, él confesó que se siente en su mejor momento en la actuación. "Hay mucha gente joven envuelta, pero siempre hace falta algún madurito", bromeó.

Concluidas las grabaciones de ‘El Rostro de Analía’, que se extendieron debido a la acogida en Estados Unidos, el artista evaluará opciones laborales. "Estoy radicado en Miami con mi familia y pienso que por algún tiempo lo mantendré como centro de operaciones y moverme a México, Colombia y Perú, además de mantenerme en comunicación con mi agente en Los Ángeles, donde es posible que vaya a varias audiciones", finaliza el actor.

Claudio Cataño: “Todavía me queda mucho camino por recorrer”


Claudio Cataño confesó que nunca se había reído tanto en su vida, tal como lo hizo durante las grabaciones de ‘Muñoz vale por dos’. Gozó tanto con su personaje de Calixto, al lado de Andrés Parra, Mauricio Vélez y Víctor Mallarino, que reconoce que más de una vez se ganaron un regaño del equipo de producción.

Por estos días anda en tres proyectos a la vez. Con el Canal Caracol, en la telenovela ‘Todos odian a Bermúdez’ y en dos producciones para cine. En la telenovela ‘Todos odian a Bermúdez’, el actor interpreta a Diego, un famoso fotógrafo de la revista ‘Hechos', que decidió confesar cuáles son los trucos que emplea para manejar a las mujeres a su antojo y para ser el más deseado en el medio del periodismo gráfico. Diego, su personaje en la novela, además de ser un experto con la lente, es vanidoso, algo arrogante y íntimo amigo de Lucía Congote, interpretada por Andrea Noceti, la antagonista. En la vida real, Claudio nunca ha trabajado en una oficina porque como él mismo explica es muy dinámico y no aguantaría estar sentado detrás de un escritorio todo el tiempo, por eso vive enamorado de la actuación que le permite vivir en escenarios diferentes cada vez.

Con 21 años, Claudio Cataño se perfila como uno de los nuevos galanes de la televisión. Este bogotano es consciente de que sus grandes ojos claros, su cara bonita y su cuerpo atlético le han servido para tener un trabajo continuo en televisión, pero es lo suficientemente 'aterrizado' para aceptar que todavía le falta mucho camino por recorrer. A los 16 años se fue de su casa, aguantó hambre y tuvo que sortear muchas situaciones difíciles.

-¿Esperaba los alcances que ha tenido ‘Muñoz vale por dos’ y los de su personaje, Calixto?
La verdad no lo dimensiono porque yo salía muy poco y no estaba muy pendiente de los comentarios de las revistas y de la gente. Me dedico mucho a mi trabajo. Calixto es un personaje que disfruté mucho, por el equipo de trabajo, me divertí demasiado al lado de Andrés Parra (Pacheco), Mauricio Vélez (Román) y Víctor Mallarino.

-¿Fue difícil para ti sostener un personaje tan serio, en medio de la comedia y de dos actores como Mauricio Vélez y Andrés Parra?
De eso se trataba, de moverme entre la comedia que manejan los personajes de Mauricio y Andrés Parra, y la seriedad. Calixto era como el polo a tierra de la historia. Yo tenía que ser el equilibrio en el juego que tenían los otros personajes. Calixto era la conciencia de Muñoz y Pacheco.

-¿Cómo te sentiste en ‘Muñoz vale por dos’?
Gocé muchísimo, nunca me había reído tanto en la vida, era impresionante. Había veces en las que nos pasábamos, nos tenían que regañar y esa era la única forma de dejar de reír.

-¿Eres consciente de que has conseguido algunos de tus personajes por tu físico?
La belleza es una excusa para venderse como un producto, me tocó asumirlo y de todas maneras a mí me dan trabajo en televisión en gran parte es por eso.

-¿Y eso te molesta?
No, pero te cogen por esa línea y te exprimen ¿y qué cuándo tengas 35 años, te salga barriga y se te caiga el pelo?

-¿Por qué decidiste embarcarte en el mundo de la actuación?
Mi familia es de artistas, mi abuelo es un poeta (Mario Rivero), mi padre es director de cine (Mauricio Cataño), mi tío (Fausto Panesso) es escritor; digamos que no había la posibilidad de que fuera un ingeniero.

-¿Y te consideras un buen actor?
No soy buen actor y lo reconozco, no tengo histrión, no soy chistoso, no soy ágil mentalmente. Ojalá algún día pueda ser realmente un actor; para eso me falta muchísimo. Me doy palo y eso no está bien, un ser que se lacera no crece. Lo que pasa es que si yo tengo un personaje, me vuelvo el personaje.

-¿Qué proyectos estás haciendo ahora?
Cuando acabé en ‘Muñoz vale por dos’, empecé en otra novela de Caracol (‘Todos odian a Bermúdez’) y con dos películas que estoy rodando. Estoy muy contento porque hay mucho trabajo, contento conmigo mismo, con todo lo que estoy haciendo.

-¿Cómo conseguiste dar vida a Diego, el fotógrafo de la novela ‘Todas odian a Bermúdez’?
Rafa como amistosamente le llamamos al director de fotografía de la novela fue uno de mis maestros. Me enseñó cómo se debía cargar una cámara y los principios básicos para el manejo de la luz. También llamé a un amigo que es fotógrafo para pedirle que me dejara acompañarlo en varias sesiones fotográficas y, además, me dejó tomar algunas.

-¿Qué haces en tu tiempo libre?
Yo tengo un problema y es que soy compulsivo con mi trabajo: estoy pensando en él las 24 horas del día. Puedo estar en una fiesta, pero estoy pensando en mi personaje. Es una situación un poco incómoda. Pero, en mi tiempo libre, comparto con mi esposa y con mi bebé, en mi casa. Mi hijo se llama Adriano Cataño, es un moreno hermoso. Amo a mi esposa (la ex reina popular cartagenera de 1999, Cindy Herazo) porque me conoció sin un centavo.

-¿Qué lo saca de la rutina del trabajo?
Hacer deporte, viajar a la Costa y estar cerca al mar. Me gusta el ejercicio, para mantenerme en forma.

-¿Y te gusta el cine?
El cine me encanta, me puedo ver hasta cuatro películas en un mismo día.

-¿Y la rumba?
Por la música no tengo preferencias en particular, no tengo cultura musical, disfruto de los ritmos, escuchó de todo, aunque salgo muy poco.

-¿Cómo asume la fama, el reconocimiento de los televidentes?
Es aprender a convivir con eso. Impajaritablemente eso hace parte del trabajo y como tal hay que asumirlo. Yo soy de los que piensan que sería interesante que uno pudiera dejar su personaje en el set de grabaciones y ser completamente anónimo en la calle, pero eso es imposible y hay que aprender a vivir con eso.

Helga Díaz nos habla de su embarazo


La hermosa actriz Helga Díaz, que participó en telenovelas como ‘Te voy a enseñar a querer’, ‘Pura sangre’, ‘Quién amará a María’, ‘Muñoz vale por dos’, y en series como ‘Padres e hijos’ y ‘Mujeres asesinas’, anunció su embarazo quien ya tiene cuatro meses de gestación.

Helga Díaz sorprendió a todos hace unos meses con la noticia de su embarazo y de su boda casi en secreto con el actor Santiago Bernal. Y por primera vez revela todos los detalles de su romance, su matrimonio, su embarazo y el 'flechazo' que sintió cuando vio al que hoy es su esposo y padre de Salomón, como pretende llamar.

-¿Cómo conociste a Santiago, tu novio?
Una amiga me invitó a su finca y Santiago, que es un hombre muy espiritual, se encontraba allí. Cuando lo vi, lo primero que le dije a mi amiga fue: “¿Tú me puedes explicar ese hombre tan hermoso de dónde salió?”.

-¿Cómo fue ese primer contacto?
La noche que lo conocí hablamos mucho, nos hicimos super amigos. Nunca había salido con alguien que conociera de una manera tan casual.

-¿Fue amor a primera vista?
Sí, a los dos días de conocernos ya hablábamos de casarnos. Pero, él había pasado por relaciones muy difíciles y yo también. No quería coger mis maletas y llevarlas a ninguna parte y tampoco que alguien cogiera las suyas y las llevara a mi casa.

-¿Cómo es Santiago?
Es muy especial, muy bueno, muy espiritual, trabajador, es un hombre por el que yo me la lucharé el resto de mi vida. Además, compartimos el mismo tema espiritual, tenemos un sanador y estamos en la búsqueda de la paz y la tranquilidad.

-Y tu hija Antonia, ¿cómo tomó tu noviazgo con Santiago?
Antonia estaba de viaje y cuando llegó se hicieron buenos amigos. Mi hija está por encima de todo y así sea el hombre de mis sueños, si le cae mal, no hay nada que hacer.

-¿Hay alguna diferencia con tu primer embarazo?
Tenía 22 años cuando quedé embarazada, estaba sola y muy triste. Este es diferente, tengo a Santiago y me lo estoy gozando al máximo.

-Fuiste madre soltera por mucho tiempo, ¿cómo lo asumiste?
Sufrí mucho con Antonia cuando le fui a buscar colegio. Es increíble que en más de un colegio me dijeran que no me la recibían porque era madre soltera y no era buen ejemplo. Con el papá de Antonia no cuento para nada (Raúl Corro), es que no existe y no tenía a quién decirle venga, acompáñeme.

-¿Cómo te enteraste de que estabas embarazada?
Me enteré gracias a Santiago, yo tengo el ciclo muy irregular. Para mí era normal. Él siempre me decía: “Hazte la prueba”. Pedimos una prueba a domicilio, me la hice y dio positivo, yo no lo creía, pedimos otra, y otra vez positivo... Estabamos muertos de la risa, sí queríamos tener un bebé, pero después de casarnos y después de que yo acabara la novela ('Muñoz vale por dos').

-¿No presentaste ningún síntoma antes?
No sentía nada, además no se me pasaba por la cabeza. Un día en grabación estuve indispuesta, pensé que estaba intoxicada.

-¿Y ahora tienes antojos?
Agua con gas, mucho dulce y un té helado de durazno, no hay cosa más deliciosa que eso. Me he vuelto muy perceptiva con los olores; hay unos que me encantan y otros que detesto.

-¿Quién escogió el nombre de Salomón para tu niño?
Lo escogió mi hija Antonia y convenció a Santiago.

-Con tu filosofía espiritual, ¿tienes algún cuidado especial con el bebé?
Le hago mantras, le pongo música especial y Santiago le habla todo el tiempo. Estamos en el cuento de la estimulación temprana.

-Lo del matrimonio también fue algo sorpresivo...
Teníamos claro que no íbamos a durar siete años de novios, o lo tomábamos en serio o se terminaba. No lo publicamos porque la vida privada es privada, solo por una razón, creo mucho en las energías y, aunque uno esté cerrado a los chismes, de una u otra forma le pueden afectar. Siempre me mantengo alejada, ahora estoy casada y somos una familia muy feliz.

-¿Cuándo te casaste?
El 21 de noviembre, en Bucaramanga (Colombia). No fue en secreto ni a escondidas, queríamos algo de los dos. Si contamos, solamente la familia de ambos sumaba más o menos 300 personas. A mí no me gustan las cosas complicadas.

-¿Cómo fue la boda?
Fue por lo civil, nos casó una prima en una notaría en Bucaramanga. Estábamos en el Tayrona, la notaria nos llamó y nos dijo que ya podíamos casarnos y de regreso a Bogotá pasamos por Bucaramanga. Nos casamos por la mañana y al siguiente día nos devolvimos porque tenía que grabar.

-¿Te casarías por la Iglesia?
Sí, lo hemos pensado. Este bebé nos trajo el civil, puede que el otro nos traiga el matrimonio por la Iglesia.

-¿Y piensas tener más hijos?
Creo que sí y depende del trabajo también. Soy mamá y esposa por encima de todo, me pueden proponer convertirme en Madonna y yo digo que no.

-¿Cómo les contastéis a vuestros padres?
Estaban de viaje con Antonia, y Santiago me acompañó a recogerlos al aeropuerto. Fue divino, cuando estábamos en la casa yo destapé una botella de champaña y Santiago le dijo a mi papá que se quería casar conmigo. Para mi papá fue una sorpresa y para mí también, casi me caigo de la silla. Mi padre le miró, se metió la champaña enterita y le dijo: “Son muy jóvenes, pero usted tiene que saber que si se casa con mi hija, se casa con Antonia también”; y Santi lo tomó divinamente, a él le gustan mucho los niños, por eso es muy fácil que se los gane.

-¿Y no te has cuestionado el que, estando en el mejor momento de tu carrera, venga este embarazo?
Todos los hijos son una bendición, siempre he pensado que Dios sabe cómo hace sus cosas. Hice 'Pura sangre', 'Quién amará a María', luego 'Muñoz vale por dos' y es saludable que la gente se ventile un poquito de uno.

Victoria Ruffo podría regresar a Colombia


A unos días que la actriz Victoria Ruffo terminó su participación en la telenovela ‘En Nombre del Amor’, debido a que su personaje, Macarena, muere a causa de un accidente ocasionado por Carlota, personaje interpretado por Leticia Calderón, la actriz podría regresar de nuevo a Colombia, pues Telemundo la quiere para protagonizar ‘Amor de Madre’.

Esta nueva invitación se debe a que la telenovela que estelarizó para Telemundo y que llevaba su nombre, ‘Victoria’, logró altos niveles de audiencia por lo que la cadena ya ha puesto el ojo en la actriz para que protagonice junto a Arturo Peniche una nueva historia.

Esta historia será original y llevará por nombre ‘Amor de Madre’, por lo que la actriz podría volver a hacer las maletas para regresar a Colombia, donde ha logrado tener mucho éxito.

Sin embargo, ahora sólo falta ver si la actriz aceptará este nuevo proyecto, ya que por varios meses estuvo lejos de sus hijos, los cuales estuvieron al cuidado de sus papás, respectivamente, y es que la actriz ha tenido hijos tanto con el gobernador de Pachuca, Hidalgo, Omar Fallad y el comediante Eugenio Derbez.

Ariel López Padilla extraña su país natal


El actor Ariel López Padilla dijo que reconsidera la posibilidad de regresar a México para estar al lado de su hija María, quien está próxima a entrar a la adolescencia.

Después de su participación en el programa ‘Muévete’, el artista, quien por más de ocho años se ha desempeñado trabajando en telenovelas en Miami, señaló que regresar a México le hace mucha ilusión y espera que pronto le lleguen ofertas de trabajo. "Hasta ahora tengo proyectos en Colombia, pero la nostalgia me hace reconsiderar la posibilidad hacer algo en mi país", agregó.

Destacó que tanto él como su actual esposa, están dispuestos a irse a México. "Esperemos que sea pronto, porque además otro de los motivos que para mí es muy importante, es el estar a lado de mi hija María, quien está próxima a entrar a la adolescencia".
El protagonista de la telenovela ‘Caminos cruzados’ señaló que "son etapas difíciles y me gustaría estar ahí para orientarla, porque al final cada ser humano busca su propia identidad y uno como padre sólo puede encausarlos y orientarlos", expresó el actor, quien procreó a María con la fallecida actriz Mariana Levy.

A la muerte de Levy, López Padilla aceptó que, Talina Fernández, abuela de la pequeña, se hiciera cargo de ella. Puntualizó que él y la niña tienen una buena relación y están en constante comunicación. "Hace unos días estuvo conmigo en Miami y la pasamos bien, además, ella es una chica muy responsable".

Al preguntarle sobre la relación que mantiene con su ex suegra, Talina Fernández, dijo que "ha hecho mucho por mi hija y es una gran persona". Sin embargo, lamentó que ‘La Dama del Buen Decir’, no pueda convivir con sus otros nietos, producto de la relación de Mariana Levy con José María Fernández "El Pirru", este último quien actualmente está casado con la cantante Ana Bárbara.

"Creo que todas las partes involucradas debemos de sentarnos para limar asperezas, ya que al final los que deben de seguir juntos son los niños, porque yo deseo que María este bien", comentó.

"Hay que buscar estrategias que nos permitan llegar a acuerdos por el bien de los niños", dijo el actor, que vive en Miami, desde hace varios años.

Marlon Moreno protagoniza ‘Regreso a La Guaca’


Detrás de su versatilidad como actor, de su figura atlética, y su atractiva sonrisa, se esconde un hombre que, aunque reconoce ser tímido para hablar ante las cámaras, es considerado uno de los mejores actores de Colombia.

Su natal Cali (Colombia), la misma que lo vio nacer y crecer, fue testigo de su constante lucha para materializar un sueño que rondaba en su cabeza cuando apenas era un niño: convertirse en actor. Antes de consolidarse como uno de los mejores artistas del Cine y la televisión colombiana, este caleño, hincha furibundo del América de Cali, tuvo que afrontar duras pruebas.

Mensajero, taxista, y cajero de un banco, fueron algunos de sus trabajos antes de darse a conocer en la pantalla chica. Sin embargo, su perseverancia y ganas de salir adelante, fueron las herramientas que lo llevaron a ganarse el respeto y la admiración de sus colegas y del público colombiano. Su primer debut como actor fue en la novela ‘Vidas Robadas’ y en la comedia ‘Gente Fresca’ de Telepacífico, trabajos con los cuales obtuvo el premio ‘Simón Bolívar’ como Mejor Actor Regional. Consciente de que el éxito se logra a partir de la preparación, Moreno estudió Arte Dramático en la Universidad del Valle, posteriormente, viajó a Paris (Francia), donde realizó estudios de Expresión y Movimiento Corporal y estudió Arte Dramático en la Escuela de Artes y Ciencias Escénicas de Bogotá (Colombia).

‘El Precio del Silencio’, ‘Pandillas Guerra y Paz’, ‘El Pasado No Perdona’ ‘La Otra Mitad del Sol’, ‘No Renuncies Salomé’ y ‘El Último Matrimonio Feliz’ son algunas de las tantas producciones en las que Marlon ha demostrado que su talento no tiene límites. Así mismo, su profesionalismo actoral se ha visto plasmado en diferentes series para FoxTelecolombia como: ‘Tiempo Final’ y ‘Sin Retorno’. Y en Cine en las películas: ‘Entre Sábanas’, ‘El Ángel del Acordeón’, ‘Soñar No Cuesta nada’, y las más reciente ‘Perro Come Perro’, con la cual ha ganado importantes galardones.

Aún sin haber concluido el personaje del Dr. Torres (en ‘El último matrimonio feliz’), Marlon se mete nuevamente en los zapatos del Teniente Solórzano, en la espectacular serie ‘Regreso a La Guaca’, realizada en formato de Cine para Televisión, donde como él mismo dice: “tengo mucha pasión por este proyecto y estoy seguro que cuando los televidentes tengan la oportunidad de verla les va a gustar mucho”.

-Háblanos sobre tu papel en ‘Regreso a La Guaca’...
Es la continuación de la película ‘Soñar No Cuesta Nada’, una serie de 26 capítulos realizada en formato Cine para Televisión, yo continuo con mi personaje del Teniente Solórzano, un hombre que está enfermo, tiene los días contados y tiene la necesidad de ver a su familia muy bien económicamente para que no sigan pasando necesidades.

-¿Por qué aceptaste volver a interpretar este papel?
Porque los libretos están muy bien escritos, es una historia que desde que la empecé a leer me gustó mucho, tiene humor, acción y está muy bien entretejida la trama. Realmente este es un personaje que yo sentí que me había quedado haciendo falta, porque en la película la historia del Teniente quedó inconclusa y ha sido una de las cosas más bonitas que me han podido pasar, representar este personaje con todos estos cambios dramáticos y estados de ánimo, realmente es un reto muy bonito para mí como actor.

-¿Cuáles son los elementos que van a ver los televidentes, que no pudieron ver en la película?
Yo creo que hay una oportunidad para intimar mucho más con los personajes, se centra mucho más a la psicología, a la parte íntima de cada uno de ellos, el hecho de que sean 26 capítulos, nos permite ver todas las personalidades de cada uno.

-Después de que hubieses tenido entrenamiento militar para protagonizar ‘Regreso a La Guaca’, ¿cómo ha sido ese proceso?
Para mí ha sido muy duro. Hay una parte en la serie donde nos entrenamos para volver a portar el uniforme, estamos preparando como lo hicimos para la película y esa es una de las partes que me asusta mucho, porque el entrenamiento militar es realmente muy fuerte. La altura me ha afectado porque los entrenamientos los realizamos en la Calera, estamos a 3000 metros, esto es para varones. Esa parte me afecta muchísimo porque, a pesar de que yo hago ejercicio, no es lo mismo, generalmente comenzamos desde las 5 de la mañana hasta las 10 de la noche, es bastante desgastante.

-¿Cómo ha sido la experiencia de grabar en una cárcel?
Es una adrenalina muy fuerte, cuando íbamos en el segundo día de grabación, yo salí totalmente devastado, tenía ganas de llorar, tenía mucha presión y para completar se fue la energía y tuvimos que esperar como dos horas hasta que llegara la luz para retomar las grabaciones. Estaba totalmente desesperado, fue realmente angustioso. Estar encerrado es algo que yo no le deseo a nadie. Todos salimos de aquí con un estado de ánimo muy extraño, es una sensación de no saber si uno realmente está libre o no. La libertad es como dice la canción ‘lo principal que tiene el hombre en la vida’.

-¿Te ha sucedido alguna anécdota en las grabaciones?
Sí, lo más curioso ha sido en los entrenamientos, me dio la pálida y sucedió algo muy extraño, pero que tiene también mucho que ver con el personaje, estaba entrenado en un Batallón que queda por los lados de la Calera, llevaba trabajando con ‘El último matrimonio feliz’ tres noches seguidas hasta las seis de la mañana, al día siguiente, me tocó entrenar y me dio una recaída. Según los médicos, era algo así como un ‘síndrome de síncope’, muy asustador porque como por un minuto me fui y eso me alarmó mucho, pero creo que fue consecuencia del cansancio. Eso ha sido como la parte que me ha golpeado bastante, pero de ahí para acá todo ha sido muy bonito, la emoción de estar aquí trabajando, yo estoy muy contento, tengo mucha pasión por este proyecto y estoy seguro que cuando los televidentes tengan la oportunidad de verla les va a gustar mucho.

-¿Cada nuevo proyecto implica un reto, qué significa este personaje para ti?
Esto es muy especial para mí, porque el hecho de representar a un militar es una figura muy fuerte, y yo siempre trato de hacer los personajes de carne y hueso, que no sean estereotipados, y siempre que voy a representar a Solórzano me enfermo, pues yo sufro de gota y se me alborota la gastritis y los dolores de cabeza. Creo que ahí resumo parte de lo que me pasa con el personaje, le tengo un respeto grandísimo, a cada escena, le entrego el cien por cien de lo que yo pueda dar en ese momento y realmente, con la edad que tengo, representar a un teniente que es como diez años menor que yo, implica en la parte física tratar de estar muy bien. En la parte psicológica, trabajar el tema de la enfermedad de él es bastante fuerte para mí, por la manera en la que asumo mis personajes, me involucro tanto que termino enfermándome. Gracias a Dios, tengo por otro lado al Dr. Torres que es muy tranquilo y realmente me descansa mucho el alma, porque aquí siempre estoy con una presión todo el tiempo.

Rodrigo Triana, el director de ‘Regreso a La Guaca’


Entre libretos, luces, cámaras y acción, se desarrolla el día a día de Rodrigo Triana, el Director de la espectacular serie ‘Regreso a la Guaca’. Y es que Triana, nacido en Praga, la capital de la República Checa, pero criado en Colombia, es un director perfeccionista y exigente. Cada vez que va a grabar una escena, se reúne con los actores y les explica el concepto que quiere para que el resultado final sea lo que el público colombiano ya está catalogando como la mejor serie de 2009.

A simple vista, se vislumbra un hombre hermético y solitario, que prefiere mantener su vida privada alejada de los medio de comunicación, sin embargo, al intercambiar algunas palabras con él, se siente la amabilidad, calidez, pero sobre todo, el profesionalismo y la pasión que siente por su trabajo.

La vena artística de Rodrigo es herencia de familia. Su padre Jorge Alí Triana es un reconocido y experimentado Director de Cine y Televisión, y su madre, Directora de Teatro. Cuando aún cursaba estudios de bachillerato, este hombre comenzó a inquietarse por la fotografía, y fue en ese momento, cuando Jorge Alí descubrió que su hijo tenía madera para ser un gran artista. Triana admira a su padre y de él ha aprendido a ser disciplinado y profesional en lo que hace, no en vano es considerado uno de los directores más destacados del país.

Su pasión por el arte, lo llevó a viajar a Argentina, donde estudio Dirección y Producción de Cine, en el Instituto Nacional de Cine en Buenos Aires. A su regreso al país, estudió Apreciación Cinematográfica en la Cinemateca Colombiana, luego estudió Iluminación y Fotografía en el Fondo de Promoción Cinematográfico. Después, realizó estudios de Estética Cinematográfica en el Museo de Arte Moderno y Cine y Fotografía en UNITEC.

Su sello como Director de Cine y Televisión lo ha dejado plasmado en diversas producciones, entre las que se destacan las telenovelas: ‘Pasión de Gavilanes’, ‘La Marca del Deseo’, ‘La Venganza’, ‘Lorena’, ‘El Baile de la Vida’, ‘Así es la vida’ y ‘Juan Joyita’, entre otras. En Cine ha dirigido las películas: su opera prima ‘Como el Gato y el Ratón’ (2002) y su segunda película ‘Soñar no Cuesta Nada’ (2006). Estos dos últimos largometrajes, cuentan con innumerables premios, participación en importantes festivales y reconocimiento por su calidad artística y comercial.

Así mismo, fue Director Asistente de la obra ‘La Celestina’ para el Teatro Nacional de Colombia, Director del Video de Lanzamiento del ‘Séptimo Festival Iberoamericano de Teatro’, Director de diversos documentales, videoclips y otros formatos audiovisuales.

Actualmente, trabaja con Clara María Ochoa y su productora CMO Producciones, con quien ha realizado las películas ‘Como el Gato y El Ratón’, ‘Soñar no Cuesta Nada’, la serie ‘Regreso a la Guaca’ y actualmente se encuentra en el desarrollo de la que será su tercera película ‘Espérame en el cielo, capitán’, que tendrá su rodaje a finales del año 2009 y que aún sin rodar ya cuenta con varios premios.

-¿Qué elementos nuevos van a ver los televidentes en ‘Regreso a la Guaca’ que no se vieron en la película?
Yo creo que esta serie es como una historia de piratas, donde hay una cantidad de gente detrás de todo ese dinero que se encontraron los soldados y todos tratando de sacar una tajada. Es una historia de aventuras y de intrigas, tensión policíaca y amor, tiene de todo.

-¿Habéis grabado en diferentes locaciones, pero cómo ha sido la experiencia de dirigir en una cárcel?
Para mí como artista, todo lo que venga nuevo es emocionante, me gusta vivir cosas nuevas. Nunca había estado una semana encerrado en una cárcel, desconectado del mundo, sin teléfono, sin ningún contacto con el mundo externo. Entramos a las 8 de la mañana y salimos a las 9 de la noche. Es una sensación fuerte, porque aquí no existe nada del exterior; apenas, sale uno y ve los carros y el ruido, siente la libertad.

-¿Por qué decidiste dirigir esta serie?
Con Clara María Ochoa siempre pensamos en hacer una segunda parte de la historia ‘Soñar no cuesta nada’, y nos dimos cuenta de que había tantos elementos y tantas historias que podría ser muy interesante en serie. En una película no habríamos podido resumir todo lo que estamos contando y, por eso, decidimos hacerla. Hay personajes nuevos, muchas historias paralelas, secuestros, gente de altas esferas de la sociedad que quieren también el dinero, está también el militar y el abogado corrupto, etc. Entra toda la sociedad colombiana dentro de esta serie.

-¿Cómo ha sido el proceso de trabajo con el elenco?
La mayoría del elenco ya lo conocía con el trabajo que habíamos realizado en la película y reencontrarnos fue muy bonito, fue como volver a reunirse con una familia con la que uno ya había vivido varios meses. El elenco nuevo que hace parte de esta serie se ha adaptado muy bien y he trabajado como siempre me gusta hacerlo, con ensayos, armando los personajes, teniendo mucho diálogo con los actores y estoy feliz, porque hay un muy buen elenco.

-¿Cuáles son tus expectativas con ‘Regreso a La Guaca’?
Las mejores, creo que va a ser un éxito, el público se va a divertir mucho, porque tienen una nueva serie y un nuevo formato de televisión. Creo que eso es muy importante porque se está haciendo en formato de Cine, estamos trabajando con una óptica en lentes, en cámara, luces y fotografía como si fuera una película. La gente va a agradecer ver algo con tan buena calidad.

‘Doña Bárbara’ sustituirá a ‘Victoria’ en España


La cadena pública TVE1, de España, ya cuenta con los derechos de emisión de esta telenovela coproducida por Telemundo y Sony Pictures Television International: ‘Doña Bárbara’, que vendrá a relevar a 'Victoria' (protagonizada por Victoria Ruffo, Arturo Peniche y Mauricio Ochmann), una vez ésta se despida de sus seguidores..

La telenovela 'Victoria' que TVE1 ofrece cada tarde, tras 'Amar en tiempos revueltos', llegará en breve a su esperado final. La producción de Telemundo es desde hace varios meses líder de su franja con una media en torno al 20%. TVE estrenó la telenovela el pasado 16 de junio del 2008.

'Doña Bárbara', basada en la obra literaria de Rómulo Gallegos, se ha grabado en los estudios de RTI en Bogotá y en localizaciones exteriores en Honda, uno de los pueblos más antiguos de Colombia ubicado a las afueras de la capital. Y es protagonizada por Edith González, Christian Meier y Génesis Rodríguez.

Endemol y Telemundo se asociaron
Endemol adaptará y distribuirá en España los productos de Telemundo. "El acuerdo nos permitirá producir las historias más exitosas de Telemundo y adaptarlas al gusto de nuestro mercado local", asegura Toni Cruz, el Presidente de Endemol.

Endemol España y Telemundo han firmado un acuerdo para abrir una nueva vía de negocio en España. Dicho acuerdo permitirá a Endemol España la adaptación de los grandes títulos de Telemundo, quien a su vez se encargará de la distribución internacional. El acuerdo incluye la puesta en marcha de una línea de coproducción entre ambas compañías con la intención de que, además de la adaptación de los grandes títulos de Telemundo al mercado español, éstos tengan una difusión internacional.

Don Browne, Presidente de Telemundo, y Marcos Santana, Presidente de Telemundo International, dijeron: "Después de haber emitido exitosamente nuestras producciones en España durante más de cuatro años consecutivos, este acuerdo representa la evolución natural de nuestro negocio en dicho mercado. El próximo paso, tras de la distribución de nuestros contenidos originales, es exportar nuestros formatos para su producción local y para ello hemos encontrado en Endemol España el socio ideal. Este acuerdo demuestra la calidad y consistencia de nuestros productos y la fuerza de nuestra marca alrededor del mundo. Estamos seguros que este acuerdo traerá excelentes resultados para ambas compañías".

Por su parte, Toni Cruz, Presidente de Endemol España, expresó: "Estamos muy satisfechos con este acuerdo, el cual nos permitirá producir las historias más exitosas de Telemundo y adaptarlas al gusto de nuestro mercado local. Contar con historias de éxito comprobado a nivel mundial es clave para nuestra empresa".

Endemol España tiene una amplia experiencia en la producción de ficción a través de las distintas empresas del Grupo, experiencia que ha ido incrementándose en los últimos años con producciones de Diagonal TV ('Amar en Tiempos Revueltos', 'La Señora', '700 Euros', 'Ventdelplà'), Linze TV ('Arrayán', 'Ponme una nube', 'Rocío Casi Madre'), Zenit TV ('Quart', 'Rías Baixas', 'Bella Otero') y Nadir TV ('L'Alquería Blanca'), además Zeppelin TV se encuentra realizando la adaptación de 'Mr. Pells' para Cuatro, y Linze TV la de 'Cómplices' para Antena 3.

Telemundo, por su parte, cuenta con títulos de éxito como las telenovelas 'Pasión de Gavilanes', 'Victoria', 'Dame Chocolate', 'Sin Senos No Hay Paraíso' y 'El Cuerpo del Deseo', entre otros títulos, los cuales han dado la vuelta al mundo cautivando audiencias en más de 100 países.

. . : ENTREVISTAS : . .

Víctor Hugo Cabrera


Para Víctor Hugo Cabrera interpretar a Bermúdez, una persona que, sin duda alguna, tiene más defectos que virtudes, es una gran responsabilidad, pero sobre todo un honor poder sacarle una sonrisa todas las noches a los colombianos.

Mucho se ha dicho recientemente de este actor por sus papeles inolvidables (como el de Méndez en ‘Hasta que la plata nos separe’) y su incursión en el cine con ‘Ni te cases, ni te embarques’, pero desde hoy emprende un nuevo papel, como un periodista deportivo machista que no logra llamar la atención de las mujeres por culpa de su tosca personalidad para acercarse al sexo opuesto. No es fácil escapar de la sombra de Méndez, pero la estructura de la nueva telenovela parece indicar que la reacción de cercanía del público con el actor va a cambiar radicalmente.

Además, Víctor Hugo, que anda por los cuarenta años, luce de veinte. Tiene motivos fuera de la actuación que le generan alegría. Los exhibe con orgullo estampados en una foto en la camiseta blanca que tiene encima. Son Jacobo y David, sus hijos.

-¿Qué nos puedes contar de tu personaje?
Bermúdez es un personaje fastidiosísimo, pero la evolución de la novela va a dar para que sea más divertido que aburrido. Es pedante y arrogante, pero no es un tipo malo, es de un gran corazón y poco a poco tanto sus compañeros como los espectadores lo van a dejar de odiar. Interpretarlo ha sido un enorme reto personal, lo he analizado y estudiado mucho con Dago, aún ahora lo hacemos porque Bermúdez cada vez va a mostrar más facetas.

-¿Y te pareces a Bermúdez, tu personaje?
Crear un personaje es un trabajo largo. De hecho, con Dago García (productor y guionista) y con Andrés Marroquín (director) duramos un par de meses conversando sobre el trabajo y la elaboración del personaje. Todavía estoy descubriendo a Bermúdez. Creo que lo tengo en un porcentaje agarrado, como decimos los actores. Es complejo y todavía no lo tengo cien por ciento.

-¿Cuándo pasarán los televidentes del odio al amor con Bermúdez?
Eso lo deciden los televidentes. Habrá quiénes lo odien y lo quieran. Pese a todas las carencias que se le imputan y que él mismo se adjudica, Bermúdez va a desarrollar una personalidad y a descubrir muchas cosas de las que hasta él mismo se va a asombrar.

-¿Por qué aceptaste interpretar a este personaje?
Me gustó porque esta producción no es el formato convencional de “telenovela”. Y aunque, en principio no va a ser muy querido por las mujeres, irá labrando camino para alcanzar esa aceptación. Siempre busco cambios aunque no puede decirse que haya desplazado mi papel de ‘Hasta que la plata nos separe’. Méndez está en la cajita de los recuerdos junto a los otros que he interpretado.

-¿Qué pretendes mostrar con el personaje de Bermúdez?
En la actuación hay que ser un camaleón. Yo pretendo marcar una diferencia y que la gente se sienta cercana con este personaje, que a pesar de las dificultades y defectos, tiene un lado bueno que irá revelándose. Bermúdez es un ser imperfecto y eso es lo que me atrae de la historia.

-¿Qué espera de la crítica de la prensa?
Veo a los periodistas motivados. Vamos a dejar que la novela evolucione y que el público juzgue. Yo creo que les va a gustar.

-¿Eres consciente que no eres el típico galán de melodrama?
Sí. No tengo los ojos verdes ni gigantes como algunos galanes de los que antes se exportaban para la televisión nacional, yo solo soy un colombiano que puede ser creíble para muchos.

-¿Cómo viviste los días previos al estreno de la novela?
Me fui el fin de semana de paseo lejos con mi hijo Jacobo, porque mi otro hijo está lejos. Se habló de varias fechas de estreno, como el 13 y el 15 de febrero. Pero al parecer fue una buena época (el 2 de febrero se estrenó). Creo que los colombianos se van a divertir con el producto.

-Tu personaje ha sido el más expuesto en pantalla en promociones en fase previa de expectativa al estreno, ¿cómo te sentiste?
No me lo va a creer, pero no me quedó mucho tiempo porque me mantengo mucho tiempo grabando en Canal Caracol. Me congratula ser parte de la imagen de una novela. Espero que este año sea muy bueno.

Valentina Rendón


La actriz da vida a una hermosa y tierna Silvia, una exitosa profesional, quien llegará a poner de cabeza a la redacción de la Revista ‘Hechos’. Valentina Rendón interpreta a este personaje, que significa un importante eslabón en su carrera artística. En ‘Todas odian a Bermúdez’, la nueva producción de Caracol, Valentina personifica a una periodista solitaria y con fama de "nerd", que pese a su éxito profesional no alcanza la felicidad personal.

Si hay personajes con los que Valentina Rendón se siente cómoda, esos son los cómicos, tal como el de Silvia Vargas, que ahora caracteriza en esta nueva historia. Desde que interpretó a Cindy, la mecánica en ‘Pobre Pablo’, Valentina descubrió que su ideal en la televisión era hacer personajes ligeros y entretenidos, tales como los que recientemente hizo en las novelas ‘Marido a sueldo’ y ‘Cómplices’.

Un año entero le costó a Valentina Rendón la escritura del guión de 'Venezzia', con el cual expondrá una nueva faceta de su carrera, la cinta venezolana que transcurre durante la Segunda Guerra Mundial, contando una historia de amor cuando los nazis llegaron al Golfo de Maracaibo para atacar al país que les suministró gasolina a los aliados. Y la actriz duerme poco por estos días, pero la causa de su insomnio no son las jornadas de grabación de la telenovela ‘Todas odian a Bermúdez’, sino afinar los detalles de su primer guión cinematográfico.

‘Venezzia’ cuenta con la actuación de la actriz venezolana Ruddy Rodríguez y el mexicano Alfonso Herrera, a partir de una idea desarrollada por Haik Gazarian, quien fue el que contactó a Valentina Rendón para que se encargara de escribir la historia que va por su quinta semana de rodaje y de la que se espera se haga la posproducción en Colombia

-Valentina, ¿cómo describes a tu personaje?
Silvia es hiperestudiosa, muy responsable, pero sobre todo muy solitaria. Es dulce y trabajadora, pero definitivamente le ha faltado tener un amor de verdad. Lentamente se va a dar cuenta que el amor no está en un príncipe azul, sino que puede estar en la persona que siempre ha tenido al lado.

-¿Por qué hay que odiar a Bermúdez, en esta historia?
Porque es el típico patán de oficina, el que se cree la última gota de agua del desierto y porque es machista, hablador y sapo, aunque al final nos damos cuenta de que Bermúdez tiene su lado humano.

-¿Has conocido a algún Bermúdez en tu vida?
Por ahí uno que otro. En la universidad había uno muy evidente. Por ahí uno se encuentra gente muy “bermudiana”, en toda parte no falta el Bermúdez.

-¿Estás a gusto interpretando a personajes de comedia?
Yo soy feliz con este tipo de personajes, uno de los primeros que hice fue el de una mecánica (en ‘Pobre Pablo’) y me divertí muchísimo. Descubrí que tenía esa venita, esa facilidad para los roles cómicos, me fascinan. Para mí son el idea para hacer televisión.

-También tienes proyectos musicales...
La música es un camino mucho más lento que la actuación. Estaba haciendo un disco con Alberto Plaza, en Miami, pero ahora estoy alternando la novela con la escritura de un guión de una película que estamos haciendo en Venezuela. Así que no me ha quedado mucho tiempo de dedicarme al disco, aunque creo que para el segundo semestre de este año podré retomar el trabajo junto a Alberto Plaza.

-¿Y de qué trata esa película?
Es una cinta en la que soy co-guionista con Jorg Hiller y que es protagonizada por Ruddy Rodríguez y Alfonso Herrera. Es una historia de amor ambientada durante la Segunda Guerra Mundial, en Venezuela, un país que fue protagonista de ese enfrentamiento. En medio de ese caos transcurre esta historia que creemos que en septiembre estará lista".

-¿Cómo nació esa afición por la escritura?
Desde niña escribía obras de teatro, canciones y hasta poesías con un marcado enfoque existencialista. Me aterra que a los 10 años escribía poemas influenciada por Sartre y hacía rimas muy desgarradas al estilo del poeta Julio Florez. Ahora no tengo esa misma energía. Incluso, tengo un guión con opción de compra que hicimos con Mauricio Miranda, un thriller de acción. Me gustan las historias de suspenso y las historias con una carga dramática fuerte al estilo de '21 gramos'.

-¿Cómo ha sido la experiencia de construir la historia de un soldado americano que se enamora de una mujer madura (‘Venezzia’) en plena época de guerra?
No se imagina las lloradas que me pegué armando toda la trama de la película porque lo cierto es que me meto mucho en los personajes y en la historia que voy escribiendo.

-Pero, también, das vida a un personaje en el film, ¿cómo es este nuevo papel?

Encarno a Graciela, una mujer del presente que se encarga de ir contando la historia de Venecia, pues el filme ofrece unos saltos temporales que van de la actualidad hasta el momento en que los nazis se acercaron a las playas del Caribe

-¿Quién se puso en contacto contigo para que escribieras la historia, idea desarrollada por Haik Gazarian?
El propio Haik me pidió que leyera lo que él había escrito y le diera una opinión. Cuando se la di, me dijo que coincidía con lo que él esperaba expresar y con las opiniones que le dieron otros productores, entonces me pidió que me hiciera cargo.

-Actriz, cantante y guionista, ¿con qué afición te quedas?
Obviamente como actriz, donde he pasado más tiempo y donde me siento más segura, mientras la escritura es una pasión que apenas estoy descubriendo, pero la música es mi vida. Creo que esas tres actividades junticas se pueden mezclar.

-¿Y cómo te sientes cuando actúas?
Me siento muy cómoda porque cuando actúo me escondo detrás de la vida de un personaje y me expongo con facilidad. Mientras que, cuando escribo, logro expresarme mejor que cuando hablo porque escapó de la timidez que me ha caracterizado por fuera de los estudios.

-¿Sigues acompañada por tus animales de compañía?
Sigo con mis gatos, ellos son mi compañía. Yo llevo una vida muy tranquila, muy casera, muy familiar, junto a mis dos gatos, aunque quisiera tener más.

-¿Cómo logra ser una persona tan tranquila, tan casera, en un medio tan dinámico como la televisión?
Creo que es muy importante la formación familiar, esos valores éticos de sentido común que nos inculcan en la casa. La clave es seguir esos valores y ser muy honesto, recordar siempre quién es uno y de dónde viene, que uno está haciendo arte no por la fama, sino porque le gusta. El amor es la solución de todo. Según dice la actriz y guionista, la idea es que la producción, que tuvo un costo cercano a los dos millones de dólares, se pueda estrenar entre septiembre y octubre de este año.

. . : TELENOVELAS : . .

Regreso a La Guaca


El pasado martes 10 de marzo de 2009, los televidentes del Canal RCN, pudieron disfrutar del gran estreno de ‘Regreso a la Guaca’, una espectacular serie de 26 capítulos basada en hechos reales. Producida por CMO Producciones para el Canal RCN. Realizada en formato de cine para televisión, esta historia está inspirada en hechos reales ocurridos en Colombia entre el año 2004 y 2006. Más que una segunda parte de la película ‘Soñar no cuesta nada’, la serie es la continuación de la historia en el punto en que nos dejó la película. En el mismo tono expectante y surrealista, relata lo que sucedió con los personajes principales: los soldados Porras (Manuel José Chaves), Venegas (Juan Sebastián Aragón), Perlaza (Iván Darío López), Lloreda (Diego Cadavid) y el Teniente Solórzano (Marlon Moreno) entre otros, después de ser arrestados por haberse apropiado de 46 millones de dólares pertenecientes a la guerrilla. Desesperado por el encierro y la injusticia Solórzano, prepara un plan de fuga con sus principales hombres.

La idea y concepto de esta serie es de Clara María Ochoa, con argumentos de Jorg Hiller, libretos de Ana María Londoño y bajo la batuta de uno de los directores colombianos más destacados de la televisión y el cine colombiano: Rodrigo Triana, sumado a un reparto de más de 200 actores reconocidos en cine y televisión, 2000 figurantes, extras y más de 20 dobles para las escenas de acción.

Diseñada en formato de cine para televisión, la historia de los soldados que regresan a la selva por la segunda guaca, fue grabada a dos cámaras en HD (High Definition) Cine de alta definición, con lentes de cine y una técnica novedosa poco explorada en la televisión colombiana. Producida totalmente en exteriores, la serie narrará historias vertiginosas, con espectaculares efectos especiales, persecuciones, tiroteos, peleas, dobles, explosiones y mucha acción.

El elenco estelar que hace parte de ‘Regreso a la Guaca’, está conformado por: Marlon Moreno, Salvador del Solar, Diego Cadavid, Juan Sebastian Aragón, Manuel José Chaves, Iván Dario López, Carolina Guerra, Valentina Acosta, Andrea Montenegro, Michelle Manterola, Roberto Cano, Carlos Vergara, Jorge Monterrosa, Luis Carlos Fuquen, Ramsés Ramos, Oscar Borda, Vicky Rueda, Jimena Durán, Carlos Fernández, Totó Vega y Juan Mesier.

La historia de los soldados que encontraron en medio de la selva 46 millones de dólares pertenecientes a la guerrilla no ha terminado. Ahora una segunda guaca mucho mayor espera en medio de la selva y la compañía Destroyer ya tiene las coordenadas.

Para la realización del ‘Regreso a la Guaca’, se usó la tecnología y las ayudas mecánicas más utilizadas en los últimos años en la cinematografía mundial, entre ellas steady cam (dispositivo que permite llevar la cámara al cuerpo), grúas de 15 metros de alcance con cabeza caliente (hot head), car mount, rick shaw, dolly hidráulico y micro dolly. Además se utilizaron focos y monitores inalámbricos. La serie se grabó durante cinco meses en Colombia, en locaciones de Bogotá, Nilo, Girardot, Carmen de Apicalá, Melgar, Sibaté, Tenjo, La Calera, Flandes y otras poblaciones de Cundinamarca y Tolima.


SINOPSIS:
Inspirada en hechos reales ocurridos en Colombia entre el año 2004 y 2006. Una segunda parte de la película ‘Soñar no cuesta nada’, continuación de la historia en el punto en que nos dejó la película. En el mismo tono expectante y surrealista relata lo que sucedió con los personajes principales: los soldados Porras (Manuel José Chaves), Venegas (Juan Sebastián Aragón), Perlaza (Iván Darío López), Lloreda (Diego Cadavid), el Teniente Solórzano (Marlon Moreno) y otros, después de ser arrestados por haberse apropiado de la astronómica suma de dinero de la guaca de la guerrilla.

Relata lo asombrosos y divertidos sucesos que ocurrieron después de haber sido retirados del Ejército, y la intrigante historia de cómo tiempo después, para resarcir su culpa y recuperar su lugar en la institución, regresaron a la selva a buscar otra gran fortuna que seguía enterrada en un lugar secreto, sin imaginar lo que les esperaba, no solo a ellos sino a sus seres queridos.


PERSONAJES:

Marlon Moreno es
Víctor Solórzano

Ex-teniente del Ejército. Experto en combate militar. Tiene 39 años, Es el cerebro de todo, con carácter fuerte, líder, inteligente, honesto, audaz, respetuoso, amable y razonable. Es el mayor de tres hermanos. Su madre reside en el Valle del Cauca. Su padre falleció hace un par de años. Gran parte de su vida la ha dedicado al Ejército, donde inicio muy joven con la aspiración de llegar a ocupar un alto rango, hasta el día en que encontró la guaca de la guerrilla. Fue encerrado en prisión, donde la depresión aceleró y puso al descubierto una grave enfermedad, la cual le tiene los días contados. Adora a su familia, a tal extremo de sacrificar su vida por ella, al decidir regresar a la selva para recuperar la plata que un día dejó escondida. La relación con su esposa no es la mejor, pues la distancia ha enfriado bastante las cosas, pero las circunstancias los volverán a unir. Es un hombre con aspiraciones, de palabra y difícilmente se da por vencido, pues las adversidades fortalecen su energía, en especial cuando sabe que está trabajando por el bienestar de los suyos.

Salvador del Solar es
Mayor Álvaro Loaiza

Mayor del Ejército. Un hombre deshonesto, ambicioso, calculador, malvado, maquiavélico y sin escrúpulos. Siendo más joven estuvo a punto de casarse pero la prometida lo dejó por irse con un político con dinero y poder, razón por la cual siempre se ha mostrado reacio al amor. Su vida la ha dedicado al Ejército, donde viene haciendo carrera satisfactoriamente, pero la ambición lo llevará a cambiar sus ideales y a convertirse en un delincuente, con tal de conseguir el dinero de la famosa guaca de la guerrilla. Con su astucia y poder militar, manipula a Solórzano para que acepte ir de nuevo a rescatar ese dinero y de igual manera manipula a Cataño para que los traicione. Está dispuesto a llegar a límites insospechados, con tal de conseguir lo que quiere, sin importarle por encima de quien tenga que pasar.

Diego Cadavid es
Silvio Lloreda

Ex-soldado del Ejército y Experto en combate militar. Es un hombre honesto, respetuoso, amable, emocional y de carácter débil, ingenuo y un poco torpe. Es transexual y el condicionamiento social le ha cohibido vivir libremente su sexualidad. Desea hacerse una operación de cambio de sexo pero su condición económica no se lo ha permitido. Actualmente vive con su novio, quien es agente de policía y con quien lleva una relación bastante tormentosa. Trabaja en un salón de belleza como manicurista y alejado de sus padres y hermano, quienes lo rechazan por su condición sexual. Fue el principal responsable de que sus compañeros del Ejército fueran a prisión, por lo tanto, ahora quiere reivindicar sus faltas, e inclusive pondrá en peligro su vida al tratar de ayudarlos.

Juan Sebastián Aragón es
Nelson Venegas

Ex-soldado del Ejército. Experto en combate militar. Es un hombre respetuoso y amable pero de carácter fuerte. Amante de la vida militar. Es de los más rudos y su musculatura es su mejor fusil. Digno de un militar raso, quien sueña con estudiar la carrera militar y llegar a ser general del Ejército. Vive con su padre y hermano menor, pues su madre murió cuando ellos eran aún muy niños. Sueña con casarse y tener varios hijos, preferiblemente varones y seguidores de la vida militar. Acepta irse de nuevo a la selva pero no para recuperar el dinero, sino para rescatar a su hermano menor, quien llevado por la inmadurez se metió en terrenos de la guerrilla.

Manuel José Chaves es
Helmer Porras

Ex-soldado del Ejército y experto en combate militar. Es sumiso, honesto, audaz, respetuoso, amable, razonable y leal. Actúa más por la razón que por la emoción y está pendiente del bienestar de los demás, pues su condición de filántropo lo caracteriza radicalmente. Es el menor de dos hermanos y vive en Bogotá hace varios años, por tal razón poco ve a sus padres quienes viven en Cúcuta. Eventualmente ve a su hermano mayor Juan, quien sí vive en la capital, pero muy distanciado, pues debido a los problemas de este hombre con las mujeres en el pasado problemas de mujeres en el pasado han distanciado la relación entre los dos. Su mayor sueño es poder construirle la casa que le prometió a su esposa Herlinda, el día que se casaron, y vivir felices al lado de su hija Simona.

Iván Darío López es
Justo Perlaza

Ex-soldado del ejército. Honesto, audaz, respetuoso, amable, emocional. Actúa por impulsos, más que por razón. Sus aspiraciones son las de casarse pronto y conformar un hogar, sin importarle cual sea la mujer, con tal ser bien amado. Salió de Duitama para ingresar al Ejército, pero no por deseo, sino por requisito del Estado. Sus padres viven en una finca y es el mayor de dos hermanos, con quienes se la lleva muy bien. Es un hombre de campo y bastante ingenuo, por tal razón perderá la cabeza por Dayana, pues a pesar de haber ya tenido una mala experiencia con ella, la visualiza como la madre de sus hijos.

Carolina Guerra es
Dayana Tovar

Ex-prostituta y actualmente supuesta vendedora de productos de belleza. Es una mujer emocional, romántica, tierna, audaz y de carácter dócil. En tiempos pasados fue prostituta, pero ahora al lado de Tomás, su nuevo novio, planea casarse y seguir con su aparente vida tranquila, aunque sepa que parte del dinero que le da esa “tranquilidad”, le pertenece al Soldado Justo Perlaza. Sabe que ha cometido muchos errores y luchará por enmendarlos, pues en el fondo es una buena mujer. Nunca supo quien fue su padre y su madre la abandonó cuando era muy niña. Conoció a Yorley y a partir de allí ingresó al mundo de la prostitución, donde dedicó gran parte de su vida, por tal razón escasamente sabe leer y conoce las reglas básicas de las matemáticas. Sin embargo, conoce bastante de etiqueta y glamour, pues su deseo de superación y su actual entorno, le han permito mejorar su comportamiento.

Valentina Acosta es
Herlinda Castañeda

Es ama de casa y empleada de un restaurante. Una mujer honesta, decente, trabajadora, de carácter débil y emocional. Fue hija única. Su padre murió siendo ella muy niña, por ende su crianza estuvo a cargo de su madre, con quien vive actualmente y la que le inculcó el dicho de que “las mujeres son para la casa y los hombres para la calle”. Vive con su madre e hija y sostiene económicamente el hogar, ya que Helmer está ausente. La distancia, incertidumbre y soledad la llevarán a pensar en el amor que su cuñado Juan le ofrece, poniéndola en pugna con sus sentimientos.

Andrea Montenegro es
Astrid Lopera

Agente de inteligencia del Ejército. Es bastante ruda, fuerte y de armas tomar, pues su infancia la vivió entre hombres, por lo tanto su sensualidad está bien oculta y reforzada por su actual trabajo en el Ejercito. Su madre y sus padres fueron militares, pero ya murieron. Tiene una hermana menor con quien no se lleva muy bien. Acepta infiltrarse en la Destroyer para cumplir a cabalidad con su profesión, pero el corazón le jugará una mala pasada, cuando termine enamorándose de Nelson Venegas, su objetivo. Al llegar la hora de decidir entre su carrera y el amor, no lo pensará dos veces para inclinarse en búsqueda del único hombre que le ha despertado el deseo de amar.

Michelle Manterolla es
Gilma Caicedo

Ama de casa. Es el polo a tierra del teniente Solórzano, honesta, amorosa, tierna, de carácter firme y trabajadora. Es la tercera de cuatro hermanos, todos radicados fuera del país por razones laborales. Sus padres fallecieron hace varios años. Se dedicó a cuidar de su hogar y abandonó su deseo de ser enfermera, al quedar embarazada, pero para nada se arrepiente, pues adora a su hijo Manuel Solórzano. Vive para ser excelente esposa y madre, dedicada por completo a su hogar. Su mayor anhelo es tener de regreso y definitivamente a su esposo en casa, pues espera que decida apartarse por completo de la vida militar.

Roberto Cano es
Juan Porras

Es Mensajero y un hombre honesto, decente, colaborador, trabajador, leal y de carácter dócil. Se une a la Destroyer en su misión al Coregüaje para lograr el perdón de su hermano. Vive solo en una habitación y fue el primer pretendiente de Herlinda, pero la astucia de su hermano Helmer, le hicieron perder la oportunidad de hacerla su esposa. Prestó el servicio militar y fue el mejor soldado de su compañía, sobresaliendo por su destreza táctica-militar.

Carlos Vergara es
Edmundo Cataño

Ex-Cabo del Ejército. Experto en enfermería. Ambicioso, de carácter fuerte, decente, dominante y desconfiado. Antes de iniciar la carrera militar, vivía con sus padres y una hermana en un pueblo de la Costa Atlántica, de donde salió, jurando regresar el día que fuera millonario. Desea estudiar medicina, pero su condición económica se lo impide, razón por la cual fácilmente cede ante la propuesta ambiciosa de Loaiza, para que traicione a sus compañeros. En el campo de acción es bastante rudo y de armas tomar pero en su vida privada es muy dócil, siendo así uno de los hombres más ambiguos en su personalidad. Se convierte en el asistente del malvado Loaiza y cometerá varios crímenes coaccionado por éste, pero al final saldrá a relucir su verdadera virtud y se dispondrá a pagar sus faltas ante la justicia.

Jorge Monterrosa es
William Quiroz

Ex-soldado del Ejército. Un hombre amable, astuto, honesto, leal, decente, un poco sentimental y hasta ingenuo en algunas ocasiones. Sus padres lo abandonaron siendo muy niño, por irse a buscar suerte en los Estados Unidos. Se crió prácticamente en la calle, de donde aprendió mucho, sin embargo, nunca se convirtió en delincuente. Aspira salir pronto de prisión y dedicarse a conseguir un trabajo que lo lleve a conocer el mundo, pues no tiene más que a su abuela Herminia, quien vive en otra ciudad, razón por la cual siempre ha creído que no hay nada que lo detenga.

Luis Carlos Fuquen es
Rodrigo Suárez

Ex-soldado del Ejército. Experto en comunicaciones militares. Ambicioso, de carácter fuerte, manipulador, emocional y deshonesto. Fue criado por sus tías, quienes lo malcriaron y poco le enseñaron de valores morales. Salió de su casa directo al Ejército, pues en primera instancia le gustaba la vida militar, pero ahora dice estar arrepentido. La plata es lo que más le importa y aunque no sería capaz de llegar a extremos macabros por conseguirla, si está dispuesto a hacer ciertas cosas que afectarán a los suyos, pues para él, su bienestar es primero.

Vicky Rueda es
Yorley

Es Prostituta. Una mujer ambiciosa, lanzada, atrevida, extrovertida y mal hablada. Nunca conoció a sus padres y fue criada en un orfanato, de donde un día, siendo adolescente, se fugó para nunca más volver y dedicarse a la prostitución. No sabe hacer otra cosa diferente a ejercer la prostitución, y decide buscar mejores horizontes para su vida, yéndose hasta la capital a extorsionar a Dayana, pues ella más que nadie sabe del verdadero pasado de ésta. Tiene tendencias al alcoholismo, razón por la cual pierde los estribos en muchos momentos, arruinando sus propios logros.

Jimena Durán es
Adriana Chaves

Abogada. Honesta, trabajadora, decente, leal, de carácter fuerte, pero muy tranquila. Es muy consagrada a su profesión y vive sola por decisión propia. La relación con sus padres es perfecta, a pesar de estar separados, desde que ella era niña. Tiene un hermano mayor, quien vive en el extranjero y con quien mantienen poca comunicación. Es la abogada de oficio de los soldados de la compañía Destroyer, y su obsesión por demostrar su inocencia, la lleva a adentrarse en la vida de estos hombres, a tal punto de enamorarse de Helmer Porras, pero al final deberá aceptar que él ya le entregó su corazón a su esposa.

Carlos Fernández es
Tomas Duque

Es Corredor de bolsa y un hombre ambicioso, maquiavélico, de carácter fuerte, dominante, prepotente y antipático. Su padre murió hace varios años, dejándoles una situación económica cómoda, por lo tanto su trabajo es más un relajo que una obligación. Su madre vive sola en la casa que heredaron y a pesar de ser malo, no deja de visitarla una vez cada mes. Vive con su novia Dayana, pero al descubrir que fue prostituta y que se le robó el dinero a uno de los soldados del famoso caso de la guaca, decide eliminarla para quedarse con todo.

Toto Vega es
Eduardo Amador
Agente de inteligencia del Ejército. Amable, decente, introvertido, leal, honesto, colaborador e ingenuo. Es hijo único y vive con sus padres, con quienes se la lleva muy bien. Hace parte del departamento de inteligencia del Ejército gracias a su tío, quien ocupó un buen cargo en la institución y se valió de las buenas amistades para que pudiera ingresar. A pesar de estar en una área bastante ruda, parece de otro planeta, pues su forma de proceder con sutileza y amabilidad, le dan más el perfil de médico, psicólogo o pediatra, pues la rudeza, agresividad y mal carácter no son sus características. Es fiel compañero de la agente Lopera de quien está enamorado.

Inversiones El A.B.C.


Lanzamiento de la serie ‘Inversiones El A.B.C.’ el 24 de marzo de 2009. RCN Televisión llega con una de sus mejores producciones, una historia de ficción basada en hechos de la vida real. En esta serie se tomaron como base varios hechos públicos recientes de Colombia como el de la problemática de las pirámides, pero se introducen elementos que son inspiración de los libretistas y de los actores. La historia parte con un hombre lleno de sueños e ilusiones que junto a su esposa pasaron de un mundo de carencias y necesidades a una vida llena de lujos y excesos. Precisamente esos excesos y la codicia los llevan a ser perseguidos por la Policía, y mientras huyen, intentan entender dónde la vida en lugar de un sueño se les convirtió en una pesadilla.

Bajo la dirección de Felipe Paz (Director de la segunda unidad de ‘Las noches de Luciana’, ‘La hija del mariachi’ y ‘La marca del deseo) y William Barragán (‘Así es la vida’), la Producción Ejecutiva de Nelly Ordoñez (‘Punto de giro’, ‘Así es la vida’ y ‘Amor a la plancha’), los libretos e idea original de Juan Manuel Cáceres (‘Me llaman Lolita’, ‘Los Reyes’) y la asesoría temática de la periodista Yolima Celis, sumado a un reparto de lujo Nuestra Tele le apuesta a esta serie.

Las grabaciones de ‘Inversiones el A.B.C.’ cuentan con una característica muy especial, además de ser producida totalmente en exteriores, de grabarse con cámaras HD (High Definition), de narrar historias ficticias basadas en hechos reales, cuenta con la asesoría de la Policía Nacional, en especial donde hay mucha acción, manejo de armas, manipulación de papas bombas, enfrentamientos con el ESMAD (escuadrones antidisturbios), explosiones y desplazamientos de aeronaves, situación que la acerca a la realidad.

Para William Barragán, director de la segunda unidad, este proyecto lo enamoró desde el primer momento en que le contaron la historia. “Esta es una historia de momento que no podía dejar pasar, me gusta mucho porque en esta serie está muy marcada la acción y el realismo, una combinación perfecta para cualquier producción. Yo pienso que la fotografía es excelente, el elenco es inigualable, pero lo más importante de todo es que cada uno de los que hacemos parte de ‘Inversiones el A.B.C.’ hacemos cada cosa con amor y eso es valiosísimo”.

De igual manera para Felipe Paz, director de la primera unidad, estar al frente de esta producción ha sido una experiencia interesante y apasionante, pues siente que los colombianos se van a sentir reflejados con la historia. “Desde que me hablaron de esta serie me atrapó porque me parece muy interesante, es una coyuntura muy especial, además es un producto que sale de la entraña de lo popular y es una visión de la ética y de la moralidad que manejamos en esta sociedad, entonces desde esta perspectiva siento que es algo apasionante, interesante y estoy seguro que a la gente le va interesar ver la historia porque los colombianos nos vamos a ver reflejados”.

Aunque ‘Inversiones el A.B.C.’ tiene como base un hecho público, Juan Manuel Cáceres, libretista de la historia, introdujo elementos de su inspiración con hechos y personajes de la vida real. “No fue una tarea fácil pero con dedicación logramos estudiar el momento actual, estudiamos a los supuestos captadores de aquí y de otras partes, también estudiamos a las personas que invirtieron dinero en estas empresas, las personalidades de diversos estafadores y de esta manera armamos una historia”, explica el creador de esta historia.

En esta serie, los televidentes tendrán la oportunidad de ver a Jimmy Vásquez y a Jessica Sanjuán en los papeles protagónicos, acompañados de un elenco estelar: Consuelo Luzardo, Luis Fernando Hoyos, Diana Ángel, Andrés Suárez, Katherine Porto, Yuri Vargas, Marcela Benjumea, Rodolfo Valdés, Álvaro Bayona, Valentina Lizcano, Sebastián Eslava, Andrés Ruíz y Santiago Bernal, entre otros.


SINOPSIS:
Armando (Jimmy Vásquez) recuerda su humilde niñez en la plaza de mercado, cuando era pobre, despreciado, sin futuro y juró ser el hombre más rico del país. Entre tanto, Lizzeth (Jessica Sanjuán) recuerda cuando soñó que sería reina, modelo, rica y famosa. Los dos soñaron ser adinerados y poderosos, soñaron con codearse con “la crema y nata” de la sociedad y lo lograron.

Armando, lleno de sueños y de ilusiones viajó a una lejana región para empezar una nueva vida. Y vaya vida la que empezaría, sin un peso en los bolsillos, con el más grande deseo de trabajar, creó su propia fórmula para acabar con la pobreza. Ella lo acompañó, lo apoyó, incluso fue más allá de donde debió hacerlo. Con esfuerzo y amor regresaron a la plaza de mercado de donde Armando un día partió despreciado y humillado, desde allí lograron el sueño de muchos. Dejaron la pobreza atrás, pasaron de un mundo de carencias y necesidades a una vida llena de lujos y excesos. Triunfaron, pero el precio del éxito fue muy alto.

La maravillosa fórmula para erradicar la pobreza y acabar con el hambre sirvió no solo para enriquecerlos, a su vez llenó de ilusiones a miles de personas que soñaron como ellos en dejar atrás una vida de dificultades. Desde la sencilla plaza de mercado, Armando iniciaría una gran empresa, conquistaría ciudades, corazones, y entraría a los círculos más selectos y privilegiados, ofreciendo la ilusión del enriquecimiento rápido y de las jugosas ganancias para los inversionistas.

Lizzeth cumpliría sus fantasías infantiles gracias a las millonarias sumas obtenidas por su esposo. Los casi adolescentes millonarios, intentaron comprar todo lo que se ponía frente a su paso. Fundaron y crearon todo tipo de empresas, supermercados, agencias de modelos, transportadoras de valores y productoras de cine y televisión. A medida que la milagrosa fórmula iba dando sus ganancias, la ambición de esta pareja de enamorados fue creciendo de forma desmedida. No les bastó con llenarse de lujos y dinero, ahora también querían comprar poder.

Una pareja joven tan próspera y adinerada fácilmente despertaría sospechas y envidias. Y ante tanto lujo y derroche aparece el Mayor Luis Leal (Luis Fernando Hoyos), policía honesto e incorruptible quien dirige y organiza la investigación para conocer de dónde proviene el dinero que ha convertido a Armando y a Lizzeth en una de las parejas más adineradas del país.

Si la pobreza trae consigo muchas complicaciones, la riqueza también y mucho más cuando detrás de esa gran fortuna posiblemente hay un grave delito.

Esta es la historia de un par de jóvenes tras sus sueños de fortuna y de un policía que los va a desenmascarar. Una historia de los sueños, de las aspiraciones de cualquier colombiano; una historia de ascenso, de triunfo, de sueños cumplidos. Una historia de cómo se llega a lo alto de la pirámide y como se cae desde allí.


PERSONAJES:

Jimmy Vásquez es
Armando Beltrán Calderón
“El héroe con pies de barro”. Comerciante, de apariencia tranquila, sencillo y de extracción humilde, de 28 años. Observador, reflexivo, sereno, paciente y calculador. Delgado, alto y de pelo largo. Su dominante, la astucia. Es la encarnación del colombiano corriente que ha sufrido de privaciones y múltiples humillaciones en la vida y ha decidido no pasar hambres, ni dificultades y está dispuesto a hacer lo que sea necesario.

Luis Fernando Hoyos es
Luis Eduardo Leal, ‘El mayor Leal’

“El chacho bueno de la historia”. Policía, con un físico atlético y de apariencia ruda, viril, de 37 años. Es un poco tímido, pero con sus allegados alegre y locuaz. Es intrépido y sagaz. Proviene de una familia humilde, en ocasiones es callado, su formación y disciplina militar lo convirtieron en un psicorígido, es sincero, leal, recto, honesto, caballeroso, responsable y de convicciones férreas. Su dominante, la rectitud. Es el héroe de poder y de amor. Es el antagónico de Armando, su perseguidor y enemigo número uno.

Jessica Sanjuán es
Lizzeth Yamile Cárdenas

“La niña de pueblo que llegó a millonaria”. Esposa de Armando Beltrán Calderón, aniñada, pero de grandes ambiciones, es una niñita de pueblo que soñó con ser modelo, ser fotografiada, ser rica y famosa y se le cumplió, pero a un precio muy alto. Tiene 25 años.

Diana Ángel es
María Antonia

“La buena”. Mujer de apariencia guerrera, de 24 años, administradora de bodega de frutas y verduras de la plaza y estudiante de administración de empresas. Es hija de uno de los más prestigiosos comerciantes de frutas y verduras de la plaza de mercado. Es sencilla, expresiva y habladora, emotiva, inteligente, solidaria, romántica, soñadora, trabajadora, sincera, dinámica y hábil. Muy hermosa, cuerpo de reina y rostro de ángel. Su dominante: emprendedora. Es la heroína de amor.

Katherine Porto es
Verónica

“La mala”. Mujer de aspecto cándido y coqueto, alborotada, bulliciosa, sensual y de familia humilde. Tiene 25 años. Envidiosa, chismosa, entrometida, alegre y habladora. Hermosa, cuerpo de modelo y rostro pícaro. Su dominante la ambición. Antagónica. Desde la juventud rechaza a Armando y se le convierte en el oscuro objeto de su deseo.

Andrés Suárez es
Andrés

“El niño rico”. Negociante, hombre de aspecto elegante y glamuroso, un poco torpe y atontado, de buena familia y estrato socioeconómico alto. Tiene 27 años. Muy bien relacionado, espontáneo, alegre, fiestero derrochador y muy emotivo. Corpulento, mediana estatura y hermosa sonrisa. Su dominante: presuntuoso.

Consuelo Luzardo es
Lucy Calderón de Beltrán
“La mamá de ABC”. Mamá de Armando Beltrán Calderón. Madre permisiva y orgullosa de su hijo, lo considera un absoluto héroe, no le importa y ni siquiera entra en juicios, sobre si lo que hace su vástago, es correcto o no. En el fondo ella tiene deudas con su hijo, por haberlo dejado en la niñez. Se convertirá en la antagonista de Lizzeth, la esposa de Armando.

Álvaro Bayona es
Don Gustavo
“El agiotista gota a gota”. De origen humilde, es el papá de Verónica, de 65 años, es un tipo codicioso, envidioso, pusilánime. A la muerte de su cuñado se convierte en prestamista “gota a gota”. Negociante de productos de temporada. Su dominante agiotista.

Marcela Benjumea es
Mamá Sonia Tinjaca
Cocinera, de 50 años, matrona, dueña y señora del restaurante cafetería cantina “El Sagrado Rostro”, es de origen campesino, su comida es deliciosa y tiene fama en toda la plaza de mercado. Dicen que es una mujer tacaña. Es muy trabajadora y honrada. Tiene dos hijos buenos para nada que son su adoración, Fabián y Paola. Su dominante la tacañería.

Yuri Vargas es
Paola Tinjaca

Asistente de cocina, de 24 años, mesera y coheredera del “Sagrado Rostro”, es hija de Sonia, es pretendida por dos hombres de la plaza, don Mauricio, un chofer de camión de 35 años que lleva y trae abarrotes a la plaza, que es el favorito de su mamá porque tiene plata y el otro al que a ella le gusta, es el “pecas” un muchacho de su misma edad que realiza oficios varios en la plaza pero que principalmente se desempeña como cotero, en sus tiempos libres se dedica al levantamiento de pesas. Paola, es chismosa, entrometida, altanera y creída. No sabe hacer nada, ha intentado estudiar tres carreras pero su fuerte no es la neurona así que mejor decidió ayudar a su mamá en el negocio de la familia. Su dominante la Ingenuidad.

Rodolfo Valdéz es
Fabián Tinjacá

Mesero y cajero del “Sagrado Rostro”, soltero y medio vago, de 30 años. Aficionado al fútbol, oye los programas de fútbol todos los días y alega con el radio por todo lo que dicen los periodistas. Es perezoso y sedentario, todo le da hartera. Se considera el hombre de la casa y por eso no estudio y no hizo nada en la vida diferente a cuidar a su mamá y a su hermana. Es el mejor amigo del capitán Leal. Su dominante, la pereza.