..:GACETA, DULCE PARAÍSO 053:..

GACETA, DULCE PARAÍSO
(Número 053):


SUMARIO
(del 20 de abril al 10 de mayo de 2009):


NOTICIAS:
  • Gaby Espino regresa a 'El Rostro de Analía'.
  • Romance entre Génesis Rodríguez y Christian Meier.
  • Juan Alfonso Baptista, 'El Gato', se va para España.
  • Litzy regresa a la televisión.
  • Bárbara Mori tuvo cáncer.
  • Gabriela Spanic: "En el fondo soy frágil".
  • Arturo Peniche cuenta cuál es su receta para mantenerse.
  • Camilo Trujillo da sus primeros pasos como actor.


ENTREVISTAS:

  • Mónica Spear.
  • Manuel Sosa.
  • Chantal Baudaux.


TELENOVELAS:

  • Calle Luna, Calle Sol.


RESÚMENES:

  • Sin Senos no hay Paraíso.
  • El Rostro de Analía.
  • Doña Bárbara.
  • La quiero a morir.
  • Vecinos.
  • Todas odian a Bermúdez.
  • Oye Bonita.
  • Regreso a La Guaca.
  • Inversiones El A.B.C.
  • Las Trampas del amor.
  • El penúltimo beso.
  • El último matrimonio feliz.


Encuesta: ¿Dónde te gustó más la pareja de Mónica Spear y Manuel Sosa?

  1. En 'Mi Prima Ciela' (con el 70%).
  2. En 'Calla Luna, Calle Sol' (con el 30%).

. . : NOTICIAS : . .

Gaby Espino regresa a ‘El Rostro de Analía’


Gaby Espino apareció sólo en el primer capítulo de la producción de Telemundo: ‘El Rostro de Analía’, ya que su personaje, Mariana, sufre un accidente y por un error del médico su rostro es cambiado por el de su supuesta asesina, Analía (personaje interpretado por Elizabeth Gutiérrez). Y un hospital fue el escenario de las últimas escenas donde Gaby Espino reaparece, en el papel de Mariana Montiel.

La hermosa actriz venezolana está encantada de haber regresado a esta exitosa producción, además, pronto podremos disfrutar de ella en la nueva producción de la misma cadena, ‘Más sabe el Diablo’, que sustituirá a ‘Doña Bárbara’ y empezará a emitirse en mayo por Telemundo. Gaby Espino comparte rol protagónico con Jencarlos Canela y Miguel Varoni en la telenovela ‘Más sabe el Diablo’. "Voy a tener escenas de acción y me encanta por eso, porque nunca había tenido la oportunidad de hacer algo así. Voy a andar en persecuciones y todas esas cosas que le dan espectacularidad a las escenas", declaró la actriz sobre su protagónico en la novela ‘Más sabe el Diablo’.

Durante las últimas escenas, los actores demostraron su profesionalidad y paciencia repitiendo la escena varias veces. Todo es silencio en el estudio cuando comienza la grabación.

Y la hija de una de las asistentes de producción se convirtió en actriz por un día. El bebé es una de las sorpresas del final de ‘El Rostro de Analía’. Martín Karpan también apareció en la escena del quirófano donde reaparece el personaje de Mariana (Gaby Espino). El actor argentino no pierde el humor nunca e incluso provoca que las estilistas se desternillen de risa cuando le están ayudando con el vestuario.

Romance entre Christian Meier y Génesis Rodríguez


La prensa colombiana señaló que Christian Meier y Génesis Rodríguez tendrían un romance, después de conocerse trabajando juntos, dando vida a los roles protagónicos en ‘Doña Bárbara’, la telenovela en las que se les ha visto con una fuerte química; incluso se comentó que los han visto muy acarameladitos y viajando juntos.

Como se recuerda, semanas atrás la aún esposa del protagonista de ‘El Zorro: La espada y la rosa’, Marisol Aguirre, contó que el actor estaría protagonizando un romance con una colega suya en Colombia, aunque no precisó el nombre de la artista que habría conquistado el corazón del galán, hoy afincado en Colombia, donde su carrera actoral se ha disparado a nivel internacional. Además, al ver esta noticia, el padre de Génesis Rodríguez, el famoso cantante José Luis Rodríguez 'El Puma' mostró su descontento por la pareja, ya que él le parece un hombre demasiado mayor para su hija, pues el peruano Meier es 17 años mayor que la joven venezolana. Pero, recientemente, José Luis Rodríguez envió un comunicado en el cual deja claro que si aprueba la relación y que la bendice. El referido comunicado dice lo siguiente: "Mediante la presente les quiero decir que existe una hermosa relación entre Génesis y Christian Meier, la cual yo siempre he bendecido. Gracias por el amor y cariño de siempre", aclaró el famoso cantante.

Al haber acabado las grabaciones de ‘Doña Bárbara’, la prensa peruana fotografió al cotizado actor Christian Meier junto a Génesis Rodríguez disfrutando de los rayos del sol en una playa de Lima (Perú). Las reveladoras fotografías fueron tomadas, según la publicación, el pasado domingo 12 de abril cuando Meier y Rodríguez llegaban al aeropuerto de Lima para pasar un fin de semana en Pucusana en compañía de los hijos del actor. Allí, Génesis habría conocido a toda la familia de su media naranja y, si bien la parejita habría evitado prodigarse efusivas muestras de cariño por la presencia de los niños, Meier se las ingenió para acomodarle el bikini y luego caminar tomados de la mano, además, ambos fueron juntos a cenar a un prestigioso restaurante de Lima y, allí, ellos intentaron evadir a la prensa y, aunque no confirmaron la relación que existe entre ambos, tampoco negaron que entre ellos haya un noviazgo cuando le preguntaron al respecto.

Además, allegados a la familia de Meier, como el músico peruano Micki González, confirmaron que el actor había anunciado que venía a Lima con su novia. Y Marisol Aguirre, la ex esposa de Meier, a quien el actor le prohibió mostrarse en público con sus hijos durante el largo proceso de divorcio, dijo a los diarios locales que no tenía "nada que comentar" sobre la flamante pareja, aunque conocidos suyos declararon a los periódicos que estaba molesta por haber reunido a Génesis con sus hijos.

Christian Meier viajó el miércoles 15 de abril de 2009 a Bolivia con Génesis para promocionar su nuevo perfume y el lunes 20 de abril regresó a Lima (Perú) para hacer el lanzamiento de la fragancia en su ciudad natal.

Aunque querían mantener en secreto su noviazgo; Christian Meier se mostró más enamorado que nunca, pues no dudó en confesar que mantiene una relación sentimental con la hija de José Luis Rodríguez, Génesis. Esto lo señaló durante la conferencia de prensa del lanzamiento de su perfume, ‘Pulso’ en Bolivia. “No estoy solo, tengo novia, Génesis”, declaró el actor.

Meier señaló además que no dudaría en contraer matrimonio. “Me casaría mil veces, siempre he dicho que uno tiene que probar cuantas veces tenga que hacerlo para encontrar la relación ideal. No importa si involucra matrimonios o no. Uno debe buscar sin miedo a equivocarse a la persona con quien quiera vivir para siempre. Lo malo es no intentarlo”, agregó el actor peruano, quien por ahora tiene planeado dejar la televisión para dedicarse más al cine.

Juan Alfonso Baptista, ‘El Gato’, se va para España


El actor venezolano Juan Alfonso Baptista, ‘El Gato’, radicado actualmente en Colombia, está confirmado para actuar en la tercera temporada de ‘Sin tetas no hay paraíso’, versión que se realiza en España.

La serie, que ha obtenido tanto éxito en América como en Europa y que es producida por Grundy Producciones para Telecinco, integrará nuevos personajes en los que se encuentran Guillermo Mejía, que será encarnado por el actor.

Sobre el personaje se sabe que será un narcotraficante mexicano especializado en estupefacientes y que ha conseguido situarse a la cabeza del narcotráfico en España y que tendrá que enfrentarse al policía Martín La Roca, interpretado por Manolo Cardona, quien también se sumará a la misma serie y que arrancará a grabar a finales del mes de abril de 2009.

Juan Alfonso, uno de los galanes con mayor éxito en Latinoamérica alcanzó su popularidad gracias a sus participaciones en telenovelas como ‘Pasión de Gavilanes’, ‘Gata Salvaje’, ‘La Mujer en el Espejo’ y ‘La Marca del Deseo’, entre otras.

“Estoy muy feliz de estar de regreso a España, por fin se cumplió mi sueño de poder trabajar como actor en este país. Anteriormente estuve realizando otros proyectos televisivos pero nunca había trabajado como actor. Espero que mi trabajo le guste al público”, confesó ‘El Gato’ sobre su lanzamiento como actor en España.

Al reparto de 'Sin tetas no hay paraíso' en su tercera temporada se suman Manolo Cardona, que interpretará a Martín La Roca, un policía con una personalidad compleja y enigmática que no duda en aplicar su propio código de conducta para evitar que los delincuentes salgan impunes y, además, despertará la atracción de Catalina; Juan Alfonso Baptista ‘El Gato’, que encarnará el personaje de Guillermo Mejía, un narcotraficante mexicano que ha conseguido situarse a la cabeza del tráfico de estupefacientes en España; Miriam Giovanelli, que dará vida a una modelo ambiciosa, solitaria y seductora que no ha tenido demasiada suerte en su profesión y acaba en el mundo de la prostitución de lujo; y Fernando Andina encarnará a Pablo Santana, un médico que iniciará una historia de amor con Jessica sin saber la verdad sobre la profesión de la joven.

'Sin tetas no hay paraíso' ha sido la serie de estreno con mayor éxito de 2008 en España y contará de nuevo con las interpretaciones de Amaia Salamanca, María Castro, Xenia Tostado, Thais Blume, Iris Lezcano y Álex García, entre otros intérpretes.

Dispuesta a todo para salir de la cárcel: así se mostrará Catalina en el comienzo de la nueva temporada de 'Sin tetas no hay paraíso', un objetivo que alcanzará a cambio de un trato que en el futuro podría acarrearle serios problemas.

La vida ha sido más generosa con Jessi, que se ha convertida en propietaria de un club de moda que frecuenta la gente más importante de la ciudad, aunque no todos saben que en realidad sirve como tapadera para un negocio de prostitución de lujo.


Datos biográficos de los nuevos integrantes:
Manolo Cardona
, nacido en 1977 en la ciudad colombiana de Popayán, inició su incursión en televisión a los 14 años prestando su imagen en el spot de una marca de zapatos. Tras participar en diversas campañas publicitarias y desfilar como modelo en la pasarela de Cali, decidió mudarse a Bogotá para convertirse en actor. Una vez instalado en la capital colombiana, estudió Finanzas y Relaciones Internacionales durante un breve periodo de tiempo hasta su debut como intérprete en la telenovela 'Padres e hijos', a la que siguieron 'Carolina Barrantes', '¿Por qué diablos?', 'Amor a mil', 'Ladrón de corazones', 'Gitanas', 'Marina', 'Tiempo final' y 'El Cartel'. En cine, ha intervenido en los largometrajes ‘Un chihuahua en Beverly Hills’, ‘La última muerte’, ‘Contracorriente’, ‘La mujer de mi hermano’ y ‘Rosario Tijeras’.

Juan Alfonso Baptista nació en Caracas (Venezuela), en 1976, es uno de los galanes con más éxito en la televisión de su país, donde alcanzó una gran popularidad gracias a su intervención en las telenovelas 'Gata salvaje' y 'Pasión de gavilanes'. Además, ha participado en otras producciones de este mismo género, como 'Enamorada', 'A todo corazón', 'A todo corazón', 'Hechizo de amor', 'Como en el cine', 'La mujer en el espejo', 'La Marca del Deseo' y ‘Tiempo final’. También ha trabajado como modelo en diversas campañas publicitarias para marcas como Maxy's, Coca-Cola y Burguer King.

Miriam Giovanelli. Su nombre figura en los créditos de las películas ‘Mentiras y gordas’, ‘Rivales’, ‘Miguel & William’ y "Canciones de amor en Lolita's Club" y de los cortometrajes "Limoncello" y "Ya no puedo caminar". En televisión, ha ha participado en las serie de Telecinco 'Los Serrano' y 'El Comisario', y 'Física o Química' (Antena 3) y ha sido una de las protagonistas de la tv movie ‘El castigo’ (Antena 3).

Fernando Andina saltó a la fama en España gracias a su interpretación de Mateo Fernández en 'Al salir de clase' y posteriormente en la piel del subinspector Lucas Aguilar en 'El Comisario'. En cine, ha participado en ‘El palo’ (2001), ‘Más de mil cámaras velan por tu seguridad’ (2003) y ‘El Ciclo Dreyder’ (2006), así como en diversos cortometrajes entre los que destacan ‘Deuce’ (1997), ‘Padre Martín’ (2001), ‘Cats’ (2001), ‘Afasia’ (2006) y ‘A golpe de tacón’ (2007).

Litzy regresa a la televisión


La actriz y cantante mexicana Litzy, regresa a la televisión latina, donde protagonizará la novela ‘Pecadora’, producida por Venevisión Productions en la ciudad de Miami.

La actriz recordada por sus papeles protagónicos en las telenovelas como ‘Dékda’ (Televisa), ‘Daniela’ y ‘Amarte así’ (Telemundo), llega ahora con el personaje Luz Marina, una mujer que al morir sus padres, se hace cargo de su pequeña hermana y, para poder pagar el exclusivo internado donde estudia, comienza a trabajar como bailarina en un bar, al tiempo que le hace creer a ésta que es una prestigiosa psicóloga. Un día conoce a quien será el amor de su vida, todo se llena de equívocos y conflictos, que harán de esta historia un clásico melodrama.

Las grabaciones comenzarán en la ciudad de Miami el próximo 15 de mayo, donde compartirá créditos en el rol protagónico con el actor mexicano Eduardo Capetillo.

Bárbara Mori tuvo cáncer


Bárbara Mori tuvo cáncer cervicouterino. La actriz reveló que hace unos meses le detectaron un tumor maligno que le fue extraído con éxito.

La actriz Bárbara Mori, quien por estos días promociona en México la película ‘Cosas insignificantes’, en la que interpreta a la mamá de un paciente con leucemia, confesó que, irónicamente, durante el inicio del rodaje de esa cinta fue diagnosticada con cáncer cervicouterino, pero el mal ya fue superado.

"Es tremendo decir ‘sí, yo tuve cáncer, por algo me está mandando Dios una prueba como ésta y lo tengo que enfrentar’. Lo tomé con fortaleza y salí adelante", relató la actriz de 31 años.

La protagonista de la película ‘La mujer de mi hermano’ comentó que, pese a haber sufrido la enfermedad, no necesitó de quimioterapia y considera que el apoyo de su familia fue fundamental.

"Ya estoy totalmente rehabilitada, me operaron, pero es necesario seguir informada y tener una constante revisión; no debes dejar de asistir a tus revisiones para evitar sorpresas", agregó la uruguaya.

Gabriela Spanic: “En el fondo soy frágil”


Gabriela Spanic desmiente calumnias, sugiere ejercicios espirituales, asume con valentía ser una madre soltera y adelanta su nuevo proyecto: el filme ‘Soledad Violenta’.

‘El Sagrado Corazón de Jesús’, ‘La Milagrosa’, ‘La Rosa Mística’, ‘La Caridad del Cobre’ y ‘San Miguel Arcángel’, dispuestos en un pequeño altar, contemplan con ojos piadosos la sala repleta de portarretratos. Resalta la foto ubicada sobre la repisa que recibe a los visitantes en su hogar caraqueño: ella, vestida de novia, con lágrimas en los ojos, abraza a su abuela. En el estante de la izquierda, una réplica del busto que le erigieran sus fanáticos en Indonesia, gracias a su personaje de Paola, la terrible gemela de la frágil Paulina en ‘La Usurpadora’. Junto al sofá, todas mis guerras, una autobiografía de María Félix. Otras gráficas muestran a Amaranta Rey, la simpática malvada que se ganaría el cariño de la audiencia en la telenovela ‘Todo por tu amor’, estrenada en Venevisión a finales de los noventa.

La anfitriona de este encuentro, mientras entrega a los brazos de su tía a su pequeño hijo Gabriel, sostiene una taza de café y una caja de cigarrillos que darían inicio a esta conversación. Han pasado más de dos décadas desde que saliera a probar suerte como actriz en Caracas (Venezuela).

En el camino se llevó la banda de Miss Venezuela Internacional 1992. Hoy es una figura internacional radicada en Miami, donde ha trabajado para corporaciones como Televisa y Telemundo. Y la actriz adelantó los proyectos que más le entusiasman para este año: la creación de ‘Gabriela Spanic Collection’, su propia línea de ropa para mujeres (aún en plena concepción), su labor filantrópica en la ‘Fundación Artistas Unidos’ y la lectura de un guión que implicaría su debut cinematográfico, el de la cinta ‘Soledad Violenta’, que versa sobre la violencia doméstica.

-¿Harás las veces de una víctima de la violencia doméstica?
Así es. ‘Soledad Violenta’ será la primera película latina que se hará sobre este tema. Apenas ahora voy a comenzar a leer el guión, pero es algo que me tiene muy entusiasmada. A la cabeza del proyecto está José Vicente Scheuren (productor general de la telenovela ‘Prisionera’, productor ejecutivo de la serie ‘Isa TKM’ y de la cinta ‘Puras Joyitas’).

-Cuesta imaginarte como una mujer maltratada porque proyectas mucho carácter…
No me han puesto una mano encima, pero sí me han lanzado por unas escaleras. Fue una experiencia que relaté en el libro ‘Mi vida entre líneas’ (editado en Miami). El capítulo que refleja ese episodio se llama ‘Carta de despedida y adiós’.

-¿Quién te hizo eso?
Un actor con el que estuve relacionada (José Ángel Llamas). En aras de mantenerse en forma, él se inyectaba esteroides anabólicos. Y eso hizo que actuara de una manera muy particular. Si se encontraba en la ducha, se daba golpes contra la pared; si estaba en su cuarto, quería lanzarse por la ventana. Para el momento en que ocurrió el episodio donde salí maltratada (en 2004) su hijo tenía, apenas, cinco años. Recuerdo que la madre fue a buscarlo mientras yo forcejeaba con el padre. En algún momento me flaquearon las piernas y cuando desperté ya me encontraba en el hospital.

-¿Cómo fue eso para ti?
Cuando un hombre te muestra la cara y luego tú ves el sello, el asunto puede ser muy traumático. Es como lo que me ocurrió con el padre de mi hijo (el venezolano Neil Pérez). Al principio todo fue bello, pidió mi mano a mis padres y se fue a vivir conmigo a Miami. Todo iba bien hasta que empezaron las intrigas de la vecina, quien inició una campaña online para desprestigiarme. Ella y la ex esposa del susodicho me tildaban de todo, menos de buena persona. Yo, que para entonces estaba embarazada, sólo me preguntaba: “¿cómo la gente puede caer en algo tan bajo?”.

-¿Y esa campaña de desprestigio acabó con tu relación de pareja?
Él comenzó a creer todo lo que se decía de mí. Un día me preguntó: “¿cuándo es que nace el niño?”, y le respondí: “entre el 8 y el 12 de julio”. Y el pobre es tan ignorante que me dijo: “bueno, si nace el 12, es mío y me hago responsable, si nace antes, entonces, no es hijo mío”. Aprovecho para aclarar que, a pesar de lo que se ha repetido en la prensa, él nunca me pidió una prueba de ADN del bebé.

-Y ahora eres una madre soltera…
¿Y para qué quiere mi hijo un padre así? Cuando nació Gabriel le avisé que podía venir a conocerle y se negó. Me dijo que borrara su número de mi agenda. Le contesté: “un hijo no puede borrarse, quedará en tu conciencia”.

-¿A qué le atribuyes todo esto?
Muchos dicen que todo fue muy rápido entre nosotros. Pero yo creo que en el amor no hay tiempos. Algunas parejas, después de 20 años de matrimonio, comienzan a ser infieles.

-¿Cómo te fue con Miguel De León, tu ex marido?
Hay quien tiende a reclamarme que yo dejé escapar a “ese gran hombre”. Sí es un gran hombre, lo que pasa es que es un pichirre. ¿Cómo es posible que yo haya tenido que pagar todo nuestro divorcio? Esas son cosas que la gente no sabe y después vienen a juzgarme como 'la mala' de la historia.

-¿Qué te dejan estas experiencias con los hombres?
Lo asumo como que soy una más de las tantas mujeres que en este momento están sin pareja. Creo que a todos mis ex les ha molestado que yo lleve los pantalones de la relación tanto como ellos. No toleran que sea una mujer independiente, próspera, sincera, que vaya siempre al grano. Al parecer, muchos prefieren a una mosquita muerta. Pero esas son las que, al final, terminan poniéndoles los cuernos. Conmigo el asunto es que ven el cielo y después le tienen miedo a las estrellas.

-¿Será que eres como una María Félix?
No pretendo compararme con ella. Pero, en efecto, la Félix es un icono al que admiro muchísimo. Todo le resbalaba, a pesar de que la acusaban injustamente de tantas cosas. Veía a los hombres que se ponían a competir con ella como monigotes y nunca se quedó callada. La admiro, además, por su belleza, por su finura y su personalidad misteriosa. Por cierto que ella y Rómulo Gallegos deben estar revolcándose en sus tumbas con esa versión que están haciendo, actualmente, de ‘Doña Bárbara’ (en Telemundo).

-¿Le sigues teniendo fobia a los ascensores?
Lo superé cuando vi cómo metían a mi hermana gemela Daniela en una cámara hiperbárica, en plena recuperación médica. Era como verme a mí misma allí dentro.

-¿Cómo están tus relaciones con tu hermana?
Ha salido publicado que estamos mal, pero eso es una calumnia levantada por su esposo Ademar, quien quiere lucrarse con esa polémica. Porque una exclusiva diciendo que las hermanas Spanic se odian, seguramente, la pagan muy bien.

-¿Te han ofrecido dinero por una exclusiva?
Sí. Y no lo he hecho. Eso no se hace. Para mí, todos los que están detrás de los medios amarillistas son artistas frustrados que se aprovechan del morbo de los seres humanos.

-¿Y qué opinas de los artistas que se lucran con los medios amarillistas?
Es un paquete en el que me meten a mí, pero yo no tengo nada que ver con eso. Allá ellos. Cada quien en lo suyo.

-¿Cómo es para ti ser una figura internacional?
No es por nada, pero tengo que decirlo: Gaby Spanic es la única venezolana que ha logrado tanto rating dentro y fuera de Venezuela. Es un hecho del que yo misma me asombro; que en una misma calle de Rumania estén Gabriela Spanic y Andy García y los transeúntes le hayan prestado más atención a Gabriela Spanic; que llegues a Brasil y te hagan un homenaje en televisión; que en Indonesia te hagan un busto; que te ganes el premio Víctor Victoria en Eslovenia; que en países como España y Japón llegaran a competir por el rating las telenovelas ‘Todo por tu amor’ y ‘La Usurpadora’ (en la primera es contrafigura y en la segunda protagonista). Son cosas de las que muchos no tienen ni idea.

-¿Qué es lo que más recuerdas de cuando eras anónima?
Recuerdo que, desde pequeña, montaba a caballo, pescaba, sembraba la tierra y tomaba agua de manantial. También disfrutaba del espectáculo de los parranderos que todavía van de casa en casa el Día de los Inocentes, pidiendo como pago una botellita de ron. Que iba a misa de madrugada y luego me desayunaba con arepita de anís y me tomaba un chocolate caliente. Que soy una mujer de los llanos venezolanos. Eso nunca se me olvida.

-¿Te suavizó la maternidad?
En el fondo siempre he sido una mujer frágil, lo que pasa es que no me conocías y, a lo mejor, tenías una imagen equivocada de mí.

-¿Cómo eres de mamá?
Muy juguetona, cariñosa, duermo carita pegada con él. Cuando se levanta le acaricio los piecitos y le digo: “buenos días, bonito, te amo mucho”. Creo en el amor de madre y también en que los bebés imitan todo lo que ven. Siempre le leo la Biblia. También me gusta que sea sociable, ya que los niños que se refugian excesivamente en la mamá se retraen. Si se cae, trato de que vuelva a levantarse sin traumas, le digo rápidamente: “sana, sana, colita de rana”.

-¿Le has escrito algo?
Sí, le escribí un poema donde lo llamo 'mi león azul'. Porque el azul representa la inmensidad del cielo y el león es el rey de la tierra. Entonces mi hijo es una celebración entre el cielo y la tierra.

-Si sumas lo terrenal y lo espiritual que has vivido, ¿qué aprendizaje te queda?
Que la mejor pelea es la que se evita, que hay que vivir los duelos antes de pasar la página, que los verdaderos amigos los descubres cuando estás en las malas y que Dios no te envía pruebas que tú no puedas superar. He aprendido también a adorar a un viejito muy sabio que sana todas las heridas y que se llama “Tiempo”.

Arturo Peniche cuenta cuál es su receta para mantenerse en forma


Arturo Peniche contó la receta para resistir al paso del tiempo tras una trayectoria plagada de éxitos personales y profesionales: "El sexo me mantiene en forma".

Pone pasión a cada instante de su vida. En el trabajo lo demuestra con personajes fuertes, autoritarios, como el abogado machista de ‘Victoria’ o el cura atormentado al que da vida ahora en ‘En nombre del amor’. Al volver a casa, podría dedicarse a descansar, pero prefiere cocinar, pintar, montar a caballo y sorprender a su mujer.

-¿Qué es lo que más te atrajo de Enrique Mendoza, tu personaje en ‘Victoria’?
El mayor reto fue que empezaba con 55 años y terminaba con 59. Además, estaba su personalidad, un hombre manipulador, controlador y prepotente. Es quien causa gran parte de los conflictos en la novela. Enrique no me cayó bien y lo único que me enseñó es a no ser como él. Pero una cosa es que odie al personaje y otra que no disfrute interpretándolo. Me divertía mucho con las tonterías que hacía en cada capítulo.

-¿No había absolutamente nada con lo que estuvieras de acuerdo con Enrique?
Sólo en que el hombre se encargue de mantener a toda la familia. Mi mujer puede trabajar en lo que quiera, pero la mantengo yo. Si ella gana dinero, que lo disfrute. Es como cuando llego tarde de trabajar y e levanta para ponerme la cena; yo insisto en que no hace falta, pero, como lo hace con amor, pues lo acepto.

-¿Crees que el amor, como sucede en ‘Victoria’, no tiene edad?
Pienso que en este siglo tendríamos que preocuparnos de otras cosas: la pedofilia, las violaciones, etc. Salir con alguien mayor o menor que nosotros no debería asustarnos.

-¿Qué lleva a una pareja a la rutina?
En el caso de Enrique, llegaba a casa y veía a su mujer con los rulos puestos, con la mascarilla de aguacate, desarreglada… y eso hizo que decayera el amor. Esto pasa en muchas parejas en la vida real, que se descuidan. Por eso opino que una relación depende de cómo la cuiden los dos.

-¿Es fácil convivir contigo?
Sí, soy muy divertido y cada día sorprendo a mi mujer con algo: la llevo a cenar por ahí, a montar a caballo. Pero también soy hogareño y me apasiona cocinar y reunir a mi familia alrededor de la mesa.

-Eres un cocinillas...
Me gusta mucho. He creado más de 600 recetas que, en un futuro, publicaré, pero que por el momento mantengo guardadas. Me encantaría lanzar al mercado una línea de condimentos y aderezos ideados por mí.

-¿Disfrutas tanto en la mesa como elaborando las recetas?
Siempre he comido bien, aunque ahora intento controlarme porque con la edad la grasa se queda acumulada con mayor facilidad.

-¿Qué tal lleva tu esposa que las mujeres te piropeen?
¡Si soy yo el que más celoso se pone de los dos! Ella está muy bien y, cuando va por la calle, se paran a mirarle el trasero.

-¿Cómo os enamorasteis?
Cuando vi a Gaby, nos quedamos mirándonos y dije: “Esta mujer tiene que ser la madre de mis hijos”. Ella es una belleza morena mexicana. Me prendé de sus ojos, aunque cuando se levantó me impresionó su parte de atrás (risas).

-¿Te incomoda el paso del tiempo?
No, de hecho siempre me dan papeles de hombres mayores que yo y eso me hace vivir por delante de mí, pero sin sentirme viejo. Me conservo bien porque me cuido y porque el sexo me mantiene joven.

-¿Piensas que el amor puede durar para toda la vida?
¿Por qué no? Yo, de momento, llevo 26 años con mi mujer. Nos casamos muy jóvenes, y eso que mi suegro siempre pensó que íbamos a durar como mucho cinco meses.

-¿Te sientes envidiado por ser un actor de éxito?
Por desgracia, hemos sido educados para competir en lugar de para construir juntos. La envidia es una admiración enfermiza.

-¿Qué aprende un veterano como tú de los artistas jóvenes?
Me quedo con su dinamismo y su energía. También me gusta que me vean como un compañero cómplice que aporta cosas y crea con ellos.

-¿Cuál es tu mayor pasión?
Los coches y las motos. Ahora quiero comprar una Harley-Davidson. Cuando tengo tiempo, me voy a tomar el sol o al gimnasio o hago algún viajecito. Además, me gusta pintar y esculpir. Y tengo pendiente reactivar mi compañía de teatro.

-¿En qué te gusta invertir el dinero que ganas en la televisión?
No lo meto en el banco; lo invierto en tierra y piedras.

-¿Te planteas la retirada?
Estoy montando un hotel-spa de 14 habitaciones en Guanajuato (México) y, en algún momento de mi vida, me dedicaré a él.

Camilo Trujillo da sus primeros pasos como actor


Tras su paso por ‘Amores de mercado’ y ‘Madre Luna’ consiguió el papel en ‘Victoria’, el más importante en su carrera. A sus 23 años, Camilo Trujillo sueña con llegar a Hollywood: “Es una de mis metas, ¿por qué no? Estudio inglés para estar preparado cuando llegue mi oportunidad”.

-¿Qué te atrajo de Arturo, el personaje que interpretaste en ‘Victoria’?
Sobre todo las emociones que maneja. Se refugia en la bebida y las drogas porque se siente culpable por la muerte de su hermano. Casi al final da un giro radical y se perdona a sí mismo. A mí me gusta más la primera parte.

-Cuéntanos alguna anécdota de ‘Victoria’...
En una de las grabaciones, me partí de risa con una caída de Victoria Ruffo. Íbamos todos caminando hacia el set y en el camino había mucho barro. Se resbaló y se cayó de rodillas.

-¿Sigues en contacto con tus compañeros?
Sí, con Roberto Manrique (Sebastián), que es un gran amigo, y con Javier Delguiudice (Gerardo).

-¿Tienes vicios que confesar?
Hasta hace tres años, el alcohol, pero lo dejé. Comencé a beber porque me sentía solo cuando llegaba de grabar.

-¿En qué momento nació tu interés por la actuación?
Desde niño participaba en las obras del colegio y, cuando terminé los estudios hace cinco años, ingresé en una escuela de Arte Dramático. Un año después estaba trabajando en televisión y lo compaginaba con el teatro.

-Tu personaje reaparece convertido en profesor de yoga, ¿te gusta esa disciplina?
Sí, encuentro interesante el control que realiza de la mente para alcanzar la tranquilidad espiritual, pero no lo practico.

-Si no hubieses sido actor, ¿a qué te habrías dedicado?
Siempre quise ser futbolista. De hecho, jugaba como profesional en la liga B, con el Bello Fútbol Club de Medellín. Cuando llegué a Bogotá, participé en una serie en la que interpretaba a un jugador de fútbol. Estaba encantado porque disfrutaba de mis dos pasiones, pero durante las grabaciones me lesioné la rodilla. Tuve que abandonar el fútbol definitivamente y dedicarme a la interpretación.

-¿Acudes a los estadios?
Sí, soy del Nacional de Colombia; y en España sigo al Barcelona. Mi jugador favorito es el argentino Leo Messi.

-¿Eres el hijo perfecto?
No tanto, pero mis padres no pueden quejarse de mí, porque soy muy tranquilo y siempre he seguido sus consejos. Me llevo bien con ellos. A mi madre la considero amiga y confidente. Y hago de padre para mi hermana mayor.

-¿Cuidas mucho tu físico?
Sí, intento ir cuatro veces a la semana al gimnasio y comer sano. Además, me doy crema hidratante en la cara, puesto que el maquillaje estropea la piel.

-¿Y qué sueles hacer cuando no trabajas?
Ir al cine, jugar a la videoconsola y viajar.

-¿Nos puedes confesar algún defecto de tu personalidad?
Sí, el orgullo.

-¿Y una virtud?
La ternura.

-Eres un desastre en...
En la cocina. Disfruto haciendo cualquier plato, pero luego odio fregar.

-Si te dieran la oportunidad de reencarnarte en un animal ¿cuál elegirías?
Un águila, adoro volar.

-¿Serías infiel a tu ser amado?
Sí.

-¿Perdonarías que lo fueran contigo?
Sólo si estoy muy enamorado.

-Define a tu chica ideal...
Tierna y cariñosa.

. . : ENTREVISTAS : . .

Mónica Spear


Mónica Spear protagoniza ‘Calle Luna, Calle Sol’ y la actriz nos habló sobre su personaje en la telenovela: “No juzgo a María Esperanza por no permitirse ser feliz”.

La actriz venezolana tiene en sus manos un personaje complejo que, tras un evento desafortunado, vive consagrada a su familia y se olvidó de sí misma. La sensibilidad de Mónica Spear está a prueba nuevamente con la interpretación de María Esperanza, el personaje al que le da vida en ‘Calle Luna, Calle Sol’, la nueva telenovela de RCTV Internacional. En esta ocasión, a la actriz le toca interpretar a una mujer entristecida por un evento desafortunado que le ocurrió en el pasado, y quien se refugió en su familia, estudios y trabajo para sobrellevar la carga que dejó en su ser el terrible incidente. No obstante, el amor todopoderoso de un hombre intentará devolverle la sonrisa y significará la resurrección de sus sentimientos más femeninos. La batalla por lograrlo será ardua y progresiva, y se librará en un ambiente cargado de contrastes y de diferencias de clases económicas abismales.

-¿Has encontrado puntos de encuentro entre María Esperanza Rodríguez y Mónica Spear?
Ella es una muchacha que por una mala experiencia que tuvo cuando estaba más joven se bloqueó como mujer, y se dedicó completamente a su familia. Sin embargo, creo que siempre los personajes que hago tienen algo de mi esencia. Yo me considero una mujer trabajadora, buena hija, buena hermana y buena persona como ella. María Esperanza es exactamente eso: una buena persona, porque le gusta hacer feliz a la gente, lo único es que por la experiencia que tuvo y que la marcó no se permite ser feliz ella misma.

-María Esperanza es víctima de un trauma y por eso su parte sentimental está detenida. Personalmente, ¿qué opinas de esa situación, algo te puede paralizar de esa manera?
A María Esperanza no la entiendo, específicamente no entiendo por lo que está pasando porque, gracias a Dios, jamás he vivido algo igual. Lo que pienso como Mónica Spear es que uno está en la vida para ser feliz, para querer lo que hace, lo que una es, lo que tiene. Sin embargo, no juzgo a María Esperanza por no permitirse ser feliz y lo que quiero con este personaje es buscar la manera de que ella sea feliz, porque si no eres feliz, ¿para qué estás en este mundo?

-La telenovela muestra dos realidades, un país dividido económicamente, ¿qué opinión tienes de las diferencias entre las clases sociales?
Las clases sociales están en todo el mundo, lo que a mi realmente me preocupa es que estando en un país tan rico, donde se puede hacer turismo, donde hay petróleo, agricultura, y donde lo tenemos todo haya gente muriéndose de hambre. Las clases sociales son inevitables que existan, pero no me parecen justas.

-María Esperanza es luchadora, ¿qué hace luchar a Mónica Spear?
Todo, sobre todo mi familia. Antes era yo nada más y luchaba solo por mí, pero ahora, tengo un esposo y una hija por quien luchar. Realmente criar a una persona cuesta mucho y uno quiere brindarle la mejor educación, la mejor vida y eso requiere de mucho trabajo.

-¿Qué es lo que hace más atractiva a ‘Calle Luna, Calle Sol’?
Lo importante son los libretros, porque la historia como tal es muy hermosa. También hay buenos actores, que tenemos muy buen feeling. Cuando hay un buen equipo, en el que unos apoyan a los otros todo se hace más ameno y más fácil. Cuando trabajas así todo sale maravilloso, perfecto y eso se ve en pantalla. También hay buenos directores con los que todo fluye.

-¿Qué retos representa para ti repetir como pareja de Manuel Sosa en esta producción?
Trabajar con Manuel es maravilloso, es indescriptible. Él es una persona muy profunda, aunque no lo crean por la pinta de chico malo que se ha creado en todos lados. Pero en realidad es un muchacho muy profundo, que no abre su corazón a todo el mundo, aunque es una persona hermosísima, talentosísima que le pone empeño a cada escena. Es divertido trabajar con él. El reto es hacer nuestros personajes súper reales, porque son completamente diferentes a los que hicimos en ‘Mi prima Ciela’.

Manuel Sosa


Manuel Sosa interpreta a Manuel Augusto Mastronardi en ‘Calle Luna, Calle Sol’. “No quiero ser acartonado, quiero contar una historia con mi actuación”, dice el actor.

El actor venezolano le dará vida a un hombre muy humano y transparente, preocupado por su familia y por los valores que le enseñó su padre. Manuel Sosa tiene en sus manos un nuevo reto profesional en ‘Calle Luna, Calle Sol’, la más reciente telenovela estelar de RCTV Internacional, en la que comparte créditos protagónicos con Chantal Baudaux y Mónica Spear, quien fue su compañera en ‘Mi prima Ciela’. Precisamente pensando en esa experiencia, el actor está concentrado en no repetir su actuación, pero si en volver a ser una fórmula exitosa a la hora de sumar televidentes frente a la pantalla. Para eso, más allá de la estética que lo diferenciará de su anterior personaje, confía en su actuación, con la que contará la vida de un hombre claro, sensible y familiar, que muy poco tiene que ver con las distinciones de las clases sociales.

-¿Cómo es Manuel Augusto Mastronardi, tu personaje de ‘Calle Luna, Calle Sol’?
Una de las cosas que lo describen es su claridad. Ha tenido que madurar rápido a su corta edad, porque cuando se fue del país a estudiar Administración se murió su papá y, al regresar, le tocará asumir esa figura delante de sus hermanos, aunque tiene uno mayor que él. Tendrá que encargarse de la casa y de la empresa familiar, que no son las mismas desde que no estaba su padre. Igualmente se hará cargo de su hermanita, porque nuestra mamá se preocupa más de nuestro hermano mayor, que es su consentido. La tomo mucho en cuenta porque tiene 17 años y está descarrilada, falta al colegio y su comportamiento no es tan adecuado.

-¿Qué es lo que más te llama la atención del personaje?
Que este personaje es claro, está bien ubicado, tiene metas y sabe a dónde va. Él rescata la empresa de su papá y es muy humano, porque visualiza mucho los problemas y se detiene en las cosas importantes. Es una persona de verdad, que puede existir, que está dispuesta a colaborar con la gente sin esperar nada a cambio.

-¿Y qué similitudes te unen al personaje?
Él no se parece mucho a mi, pero en una de las cosas que nos encontramos es que es una persona que piensa mucho, que asimila todo, y que a la hora de hablar lo que dice es en serio, no titubea. Igualmente, en mi vida familiar me gusta que cuenten conmigo y, si no puedo ayudarlos, veo como hago para resolver la situación. Me gusta que la gente cuente conmigo y que yo pueda ayudar a quien me necesite.

-¿En qué lugar está el amor de Manuel Mastronardi?
Muchas de las cosas, él se las debe a su papá, quien le inculcó valores que son importantes para un ser humano, porque todo lo que uno es depende de la educación que le dieron en la casa. Siento que la sinceridad es algo que a él le cuesta, pues no descarta la opción de casarse con su novia, aun cando ve las cosas distintas. Cuando conoce a María Esperanza ella le muestra la vida más clara, ve otras cosas que le faltaban, es como si viera algo que estaba buscando. Todo lo que ella le va enseñando le ilusiona, todos esos detalles le faltaban.

-¿Es un reto profesional ser de nuevo pareja de Mónica Spear en la ficción?
Es un gran reto, porque repetimos dos personas que ya hicimos una novela exitosa y eso genera mucha ansiedad. Ninguno de los dos quiere repetir el mismo trabajo, pero es un gran libreto y, por ese lado hay una gran motivación y confianza. He estado concentrado todos los días en aprender y siempre estoy atento a todo lo que me pueden decir desde los directores hasta los técnicos. ‘Calle Luna, Calle Sol’ es una buena novela, lo que he hecho y leído hasta el momento me ha parecido interesante y me ha hecho pensar que es una historia de verdad.

-¿Ha sido difícil para ti no repetir tu actuación de ‘Mi prima Ciela’?
Al principio fue difícil. El otro personaje lo tenía completamente dominado, porque la parte exterior era más informal. Con este he tratado de que lo corporal no sea sólo la diferencia. No quiero que sea el protagonista perfecto, porque quiero manejarlo como una persona normal. Lo importante de él es su sensibilidad, y eso es necesario que le llegue a la gente. Es muy real, tiene muchas cosas buenas que decir. No quiero ser acartonado, quiero contar una historia con mi actuación.

-¿Se mantiene tu química con Mónica Spear?
Mónica está cambiada, su rol de madre le ha permitido aprender otras cosas, está más clara, pero le sucede lo mismo que a mí, está concentrada en marcar las diferencias con respecto a su trabajo anterior. Nos hemos dedicado a que la gente entienda el cuento. Personalmente, la amo, la adoro, y es rico trabajar con ella, todo lo capta con un solo gesto. Nunca dice no, al menos lo piensa primero. Ella siempre está dispuesta a trabajar en equipo y eso es lo más importante, porque así se puede avanzar. Somos un complemento, tenemos mucha armonía en el trabajo y eso se refleja en pantalla. Si las cosas no me gustan se conversan y se pueden cambiar.

Chantal Baudaux


Chantal Baudaux es Gabriela Bustamante en ‘Calle Luna, Calle Sol’. “No importa cuanto tengas, todos estamos en la búsqueda de la felicidad”, comenta la actriz sobre su participación en el melodrama.

La actriz le dará vida a una mujer clara, que trabaja por conseguir sus objetivos en la nueva telenovela que transmite RCTV Internacional. Chantal Baudaux es una de las protagonistas, en la historia, le dará vida a Gabriela Bustamante, una muchacha inteligente con un norte de vida claro, en el que su profesión y el amor por su novio son factores decisivos. Con ella, la actriz asegura guarda en común: “las ganas de superación, el amor al trabajo, el empeño en que las cosas se hagan bien y la creencia en que la vida es un compendio de cosas: amor, trabajo, perseverancia y diversión”. Y aunque con el correr de los días Gabriela aflorará su lado más oscuro, para la actriz no se trata de una villana, si no de una mujer como cualquier otra, porque nadie es completamente bueno o malo.

-¿Cómo es Gabriela Bustamante?
Gabriela es una mujer con una visión muy clara de la vida, sabe lo que quiere y trabaja para conseguirlo, está llena de sueños, aspiraciones y metas. Es una mujer inteligente, educada y sensible, enamorada de Manuel Mastronardi, con quien creó una vida futura llena de proyectos, entre los cuales está casarse. No obstante, para ella, a diferencia de muchas mujeres, el matrimonio no es una necesidad, porque piensa que primero está la realización personal antes de dar ese gran paso. También es una mujer que cuenta con una gran seguridad propia, algo que juega a su favor la mayoría de las veces, pero con Manuel le jugara en contra.

-¿Hay muchos aspectos similares entre tú y ella?
Gabriela y yo tenemos mucho en común, somos mujeres reales que puedes conseguir cualquier día en las calles de Venezuela. Compartimos las ganas de superación, el amor al trabajo, el empeño en que las cosas se hagan bien y la creencia en que la vida es un compendio de cosas: amor, trabajo, perseverancia y diversión.

-Gabriela se alía con la mamá de su novio para hacerle la vida imposible a María Esperanza, ¿qué tan mala consideras que es?
Gabriela no es mala, es una mujer real. Como mujer he podido descubrir en ella ese alter ego que poseemos todas dentro porque nadie es totalmente bueno o completamente malo; en la vida todo se balancea en una fina línea que divide lo bueno de lo malo, el blanco del negro, lo bonito de lo feo y otros extremos. Son las situaciones que se presentan en la vida las que hacen que tu balanza se mueva de un lado a otro haciéndote perder el equilibrio y quizás llevándote a descubrir el lado de ti que permanecía oculto, pero que créanme, toda mujer posee. Gabriela quizá descubra su lado más oscuro y todos puedan verlo, pero quizá, al final, descubra su lado más brillante.

-Ella es vanguardista a la hora de ver el mundo. Personalmente, ¿en qué aspectos te consideras vanguardista?
Ya no sé que significa vanguardia hoy en día, pero tengo muy claro que no lo es. Soy una persona de mente abierta a lo que la vida me ofrece, y quizá lo más importante que puedo hacer por mí y por los demás es no juzgar, tratar de no perder la capacidad de asombro y entender que cada persona es un calidoscopio de opiniones, gustos, virtudes y defectos como yo. Para mí eso es lo que me lleva a ser vanguardista: reconocer que somos seres imperfectos, pero al mismo tiempo saber que son las imperfecciones lo que hacen a cada ser individualmente adorable, sino la vida no tendría nada de poética.

-Gabriela sueña con casarse, pues profesionalmente ya tiene muchos logros, ¿qué opinas de esa situación, sobre el momento ideal para casarse, sobre la realización personal?

El momento ideal para el matrimonio existe como personas hay en el mundo, y es que sólo quien lo vive reconoce ese momento como el ideal. Es difícil poner un límite o hacer planes cuando se trata del amor, creo que uno se casa en el momento en que decide libremente amar sólo a una persona en el mundo, los papeles llegan después, si es que llegan. En realidad es el amor el que une a dos personas para toda la vida.

-¿Qué es lo más resaltante de la producción de la novela?
Que es una producción sencilla, basada en las vivencias de los personajes que la conforman, en los sentimientos que son los que mueven al mundo como el amor, los sueños, el odio, etc. Esta telenovela es una muestra de dos realidades presentes no sólo en Venezuela si no en el mundo, la realidad del que no tiene dinero y el que lo tiene en exceso, pero lo mas importante es que logra acercarlas y demostrar que no importa cuanto tengas, todos estamos en la búsqueda de la felicidad, pero en distintos decorados.

-La novela ha sido inspirada en una de los años ochenta, ¿cómo está actualizada la trama de ‘Calle Luna, Calle Sol’?
Toda telenovela que gire en torno a los sentimientos será tan actual como puede ser hoy en día la obra de Shakespeare. Los sentimientos no pasan de moda, sólo cambia la manera de contar la historia y, de verdad, creo que cualquiera que tenga la oportunidad de ver ‘Calle Luna, Calle Sol’ podrá ver algo de si en alguno de los personajes. Ese es el propósito de todos los involucrados en este proyecto, partiendo de los escritores, hasta llegar a nosotros los actores, que somos los últimos de esa larga cadena que se necesita para que la telenovela sea posible. Será actual mientras esté de moda amar.

. . : TELENOVELAS : . .

Calle Luna, Calle Sol


RCTV Internacional estrenó el pasado 18 de marzo de 2009, ‘Calle Luna, Calle Sol’, una producción de RCTV, protagonizada por Mónica Spear, Manuel Sosa y Chantal Baudaux, que narra una historia de amor marcada por los contrastes de las clases sociales.

La historia muestra dos realidades distintas, en un mundo en el que conviven ricos y pobres. En medio de esas particularidades vive María Esperanza, una joven humilde y emprendedora, que tras ser víctima de un evento desafortunado intenta rehacer su vida a pesar de los fantasmas de su pasado. Con la llegada de Manuel Augusto, un muchacho que pertenece a una clase social privilegiada, el amor se hará presente en ella, pero revivirá su tragedia. La telenovela, escrita por José Vicente Quintana, el autor ‘Camaleona’, es protagonizada por Mónica Spear y Manuel Sosa, quienes interpretaron a la ‘Ciela’ y el ‘Vido’ en el éxito dramático que rompió record de audiencia tanto en Venezuela, como en el extranjero: ‘Mi Prima Ciela’.

Inspirada en una obra de Manuel Muñoz Rico, se contraponen valores y antivalores, incluso entre los miembros de una misma familia. Es una telenovela cargada de mucho realismo y sentimiento, en el que el amor de una mujer luchará por vencer los fantasmas reales de un pasado cruel.

En la producción también actúan Amanda Gutiérrez, Nacarid Escalona, Daniel Alvarado, Estefanía López, Nacho Huett, José Ramón Barreto, Vicente Tepedino, la primera actriz María Cristina Lozada, Crisbel Henríquez, Erick Ronsó, Sandy Olivares, Andreína Chataing, Absalón de los Ríos, Relú Cardozo, Vito Lonardo, Mauricio Gómez, José Roberto Díaz, Elvis Chaveinte, Jean Carlos Rodríguez, Vanessa Pallás, Sandra Díaz, Andreína D’Caro y los niños Gabriel Mantilla y Lili-Anahys Taravella.

La producción ejecutiva de ‘Calle Luna, Calle Sol’ es de Carmen Cecilia Urbaneja, la producción general de José Gerardo Guillén, la dirección general es de Otto Rodríguez, y como director invitado participa Tony Rodríguez.


SINOPSIS:

‘Calle Luna, Calle Sol’ es una telenovela popular y urbana, que muestra dos realidades completamente opuestas: la de los ricos y la de los pobres, y lo qué diferencia a ambos grupos. Los diversos contextos donde se desarrolla la historia tienen vida propia, pues tanto los barrios como las grandes urbanizaciones hablan por sí solo y en sus realidades se moverán cada uno de los personajes.

En la historia, María Esperanza es una joven humilde, estudiosa y trabajadora, que ha padecido carencias económicas debido a la irresponsabilidad de su padre, quien va y viene de su casa. En medio de las circunstancias, creció con firmes valores, infundados por su madre, y con la convicción de ser alguien en la vida. No obstante, todos sus planes quedarán truncados ante un eventual suceso, que la transformará emocionalmente.

Pese a esa desagradable experiencia, María Esperanza luchará por recuperar sus emociones y librará una batalla diaria por eliminar el trauma que tiene, y que la hace vivir refugiada en su familia.

La historia arranca cuatro años después del penoso incidente que le ocurrió a María Esperanza, justo cuando Manuel Augusto Mastronardi, un joven de buenos sentimientos y honesto, regresa de Inglaterra, donde estudio Administración. Llegó para hacerse cargo del negocio de su familia, Muebles Mastronardi, y al mismo tiempo para concretar su relación con Gabriela, su novia de toda la vida.

El pasado trágico de María Esperanza se removerá cuando conozca a Manuel Augusto, quien representará la renovación de sus sueños rotos, pues entre ellos nacerá un amor sincero, lleno de esperanzas.

La familia de Manuel Augusto y la diferencia de clases sociales serán los dos grandes obstáculos que tendrá que vencer María Esperanza para vivir su amor. Alrededor de ella y de su amado estarán otros personajes variopintos, profundos, cercanos y distintos unos de otros. No les será fácil sobrevivir, pero de seguro aprenderán y entenderán que las diferencias son necesarias en la vida de las personas, considerando que no restan ni invaden, sino que más bien multiplican y dan maticen esenciales para afrontar la vida con sabiduría.


PERSONAJES:

Mónica Spear es
María Esperanza Rodríguez
Estudia Diseño Industrial y trabaja en Diseños GB. Es la mayor de cuatro hermanos y pertenece a una familia de clase baja. Ha vivido carencias económicas debido a la irresponsabilidad de su padre. Desde niña soñó con ser arquitecto, porque siempre fue muy creativa y despierta, y le gustaba dibujar para imaginar una casa y un mundo donde su madre y sus hermanos pudieran vivir con tranquilidad y sin necesidades; pero su sueño se vio truncado al tener que asumir responsabilidades en su hogar. Es la columna vertebral de su familia y asumió el rol de padre-hermana mayor para sacarlos adelante. Sufrió un evento que cambió su vida emocional.

Manuel Sosa es
Manuel Augusto Mastronardi
Tras la muerte de su padre se perfiló como el llamado a asumir los negocios y la empresa familiar, porque su hermano jamás demostró ni interés ni capacidad para hacerlo. Estudió Administración de Negocios en Inglaterra, con el fin de llevar adelante el negocio de su familia: Muebles Mastronardi. Aunque pertenece a la clase alta, no establece distinciones porque cree que de cada persona se puede aprender algo. Es conservador y muy familiar, pero cuando niño sufrió la indiferencia de su madre, a quien no le permite inmiscuirse en su vida.

Chantal Baudaux es
Gabriela Bustamante

Bella e inteligente, es la novia de Manuel Augusto, y amiga de la familia Mastronardi. Prácticamente ha vivido sin familia siempre, pues es hija de diplomáticos. Es arquitecta, vanguardista en su manera de ver la vida y está a punto de ser reconocida como una gran diseñadora. Tiene visión de negocios y siempre ha estado clara en lo que quiere. Diseña los muebles que construye Muebles Mastronardi. Para ella es muy difícil aceptar que algo le salga como no lo planeó, sobre todo si se trata de los planes con su novio.

Amanda Gutiérrez es
Cecilia García de Mastronardi
Es la madre de Manuel Augusto y aunque hoy pertenece a una clase alta, es de origen pobre. Es ambiciosa e inmisericorde, capaz de cualquier cosa para conservar su familia, o más bien, su apellido, su dinero y estatus. Muy joven, cuando se casó con Giusseppe Mastronardi, tuvo que elegir entre el verdadero amor y la estabilidad económica. Tras la muerte de su esposo, heredó una parte del negocio familiar. Adora a su hijo Rafael, a Manuel Augusto lo carga de responsabilidades, y a Yoconda la complace, pero no le presta mucha atención. Su gran amor es Rómulo, del que ha estado enamorada desde su adolescencia.

Nacarid Escalona es
Isabel Rodríguez (Chabela)
De familia muy humilde, no pudo terminar el bachillerato, ha sobrevivido prácticamente sola, porque desde que salió embarazada de María Esperanza su marido, Juancho, nunca ha asumido sus responsabilidades como padre. No obstante, él siempre aparece con promesas de amor, pero nunca le ha hablado de matrimonio. Ella siente que ama a un hombre que quiere echar de su vida, pero no puede. Sus constantes idas y venidas le han dejado cuatro hijos. Un evento lamentable en la vida de María Esperanza, y la impunidad con que se manejó, le han hecho desarrollar una enfermedad crónica.

Daniel Alvarado es
Juan José Pérez (Juancho)
Es chofer de autobús y no sabe lo que significan las palabras compromiso y responsabilidad, por eso nunca se casó con la madre de sus cuatro hijos. Le gusta gozar de la vida y pasarla bien, sin muchas complicaciones. Cuando conoció a Chabela se quedó encantado con su inocencia, pero igual la dejó sola al salir embarazada. No obstante hay algo en ella que siempre lo hace volver. Como en su hogar tuvo varios padrastros, nunca aprendió lo que significa ser padre. Tras el evento lamentable que le ocurrió a María Esperanza siente mucha culpa y se refugia en el alcohol.

Estefanía López es
Yamileth Rodríguez

Está estudiando bachillerato por parasistema, porque en realidad no le gusta estudiar. Quiere ser modelo o actriz de televisión, y como no tiene mucho conocimiento de este medio, cree que no necesita estudiar ni prepararse para triunfar y tener mucho dinero. Vive comparándose con su hermana María Esperanza, porque sabe que no tiene su estatura, su belleza e inteligencia, y por eso siempre tienen una rivalidad. Cree que todos sus problemas están fuera de ella, en cómo los demás la ven. Es víctima de la imagen comercial de la mujer, pues es adicta a la televisión. Cree que al hacerse un aumento de senos, lo demás vendrá por añadidura.

Nacho Huett es
Rafael Eduardo Mastronardi (Rafa)

Es hermano de Manuel Augusto y Yoconda, y es bastante clasista. Es piloto de helicópteros y aeronaves pequeñas en su propia compañía de vuelos charter. Es el más irresponsable de los hermanos y es rebelde con todos, menos con su madre. Le gusta ostentar su apellido y disfruta de ser rico sin mucho esfuerzo. Siente cierta rivalidad hacia su hermano, porque socialmente siempre ha sido considerado perfecto. En el fondo tiene muy poca autoestima y se intimida ante personas que tengan más conocimiento que él. Es irritable, explosivo y puede ser violento. No asume responsabilidades y le cuesta acatar reglas.

José Ramón Barreto es
Francisco José Rodríguez (Cheo)

Es básicamente un vago, sus habilidades son bailar salsa y abrir carros. Le preocupa la familia y los problemas, pero como no sabe cómo resolverlos siente que la vida es así. Es desconsiderado con su hermana María Esperanza, cree que nació para ser pobre, porque para él los ricos nacen, no se hacen. Le gusta el dinero fácil. Le tiene idea a los ricos y por eso cuando puede les quita lo que tienen. El entorno de su barrio lo ha hecho un resentido, pues cree que los problemas se resuelven con dinero. Es altamente influenciable y por eso entró en una banda, que lo mantendrá en el border line.

Vicente Tepedino es
Rómulo Hidalgo
Es el amante de Cecilia Mastronardi, aunque está casado con Virginia, con quien tiene una hija. Es abogado, de clase media alta, pero tuvo origen pobre. Hizo su fortuna bajo el ala de Cecilia, con quien mantuvo un romance juvenil, pero con quien hoy mantiene una relación con una carga erótico-emocional. Aunque por momentos ella parece manejarlo, él le hace sentir que es él quien lleva las riendas de la relación. Sabe que ella enloquece por él, por sus caricias y afecto.

María Cristina Lozada es
Ángela Rossi Mastronardi
Es la voz de la conciencia de una casa en la que se han perdido los escrúpulos. No estuvo de acuerdo con que su hijo se casara con Cecilia, pues nunca ha confiado en ella. Vive la pérdida de su hijo y sobre todo el ver cómo la empresa familiar se maneja según los caprichos de su nuera. Su único alivio es Manuel Mastronardi, su nieto favorito, porque heredó el carácter del abuelo y de su padre. Ella confía en el buen juicio de él para reestablecer el orden familiar. Contra de su voluntad, depende de Cecilia, quien le quitó todo poder de decisión en las empresas.

Crisbel Henríquez es
Bélgica Pacheco
Es la mejor amiga de María Esperanza, estudiaron en el mismo colegio, aunque no juntas. La amistad de ambas es un contraste, pues al lado de María Esperanza, Bélgica parece muy liberal. Es testigo del cambio que experimentó su amiga luego del evento desafortunado que le ocurrió, y del cual se siente en alguna medida culpable. Es aeromoza de una línea aérea, como lo fue su madre. Le encantan los hombres que tengan que ver con el mundo de la aeronáutica, y si es piloto mejor. Este gusto casi lúdico por los hombres relacionados a su profesión, más que por los hombres en sí, le hace tener relaciones inestables e inmaduras.

Erick Ronsó es
Alfredo Pineda

Es el vecino de toda la vida de la familia de María Esperanza, con quien ha compartido desde que eran niños y de quien ahora está enamorado. La admira y ve en ella la mujer perfecta para formar un hogar. Aunque siempre quiso ser médico, estudió en la escuela de la policía científica. Es un policía ejemplar y cree en la justicia, aunque sabe que hay mucha corrupción. Siempre fue el muchacho más sano del barrio. Quiere devolverle la sonrisa y las ganas de vivir a María Esperanza.

Sandy Olivares es
César Ayala Infante

Es el mejor amigo de Manuel Augusto. Estudió arquitectura, pero no se ve ejerciendo esa profesión en una empresa porque es un joven bastante informal, en su manera de ser y vestir. Prefiere trabajar free lance. Es un mujeriego emperdernido, cree que la única manera de relacionarse con una mujer es a través del sexo. Servirá de cómplice entre su amigo y María Esperanza.

Andreína Chataing es
Elvira Lugo

Es la amante de Juancho, es lanzada y no le importa hacer daño a los demás con tal de conseguir lo que quiere. Tal vez en un pasado lejano, que no quiere recordar, estuvo muy cerca de la mala vida, pero después entendió que no hacen falta muchos hombres que den poco, sino uno que le de todo. Es la chequeadora del dinero que traen los choferes de camionetas, por eso a veces deja a Juancho sin dinero. Cada vez que siente que Juancho está a punto de volver con su familia se inventa algo para retenerlo.

Absalón de los Ríos es
Aldo Luján

Es el novio de Yoconda. A los ojos de todos es un muchacho correcto, con visión de negocios y exigente consigo mismo. Es el dueño de una compañía que vende carros usados de lujo, pero detrás de esa fachada oculta una banda de delincuentes. Ha hecho buen dinero por medio de jóvenes que quieren ganar dinero fácil. Dos de sus "discípulos" son Francisco José (Cheo) y Johanson Iriarte (Chupeta).

Relú Cardozo es
Lourdes Pineda

Es la vecina de los Rodríguez, madrina de Carlitos, y un apoyo para Chabela cada vez que Juancho la abandona. Está casada con Mario de Jesús, un taxista recto y honesto. Tiene una bodeguita en la casa. Le tiene un cariño muy especial a María Esperanza, porque sabe que es el mayor amor de Alfredo. A ella la haría feliz que una muchacha tan noble se casara con su hijo.

Vito Lonardo es
Mario de Jesús Pineda
Es taxista y, a pesar de su pobreza, es un ejemplo de empuje y perseverancia. Con mucho esfuerzo y con la ayuda de su esposa pudieron comprar la casa donde viven. Es de los que prefieren no comer a cambio de darle a los demás. Desde muy temprano tuvo que trabajar y en el transcurso aprendió varios oficios. Aunque sólo tuvo un hijo, Alfredo, se siente padre de María Esperanza y sus hermanos. Es crítico con la conducta de Juancho, y siempre marcó distancia con él porque son muy distintos.

Mauricio Gómez es
Johanson Iriarte (Chupeta)

Es malandro, no trabaja ni estudia, y siempre anda comiendo chupetas, de allí viene su sobrenombre. Muy pocas personas conocen su nombre de pila, no se le conoce familia, y lo crió una anciana que ni él sabe si fue pariente de su familia. Vive en un racho miserable que le dejó la persona que lo crió al morir. Es un ratero de poca monta, que vive sin un norte claro. Su mejor actividad es robar para vender, y lo que gane gastárselo en mujeres, juego y ropa.

José Roberto Díaz es
Custodio Chacón

Es el compañero y pareja de Alfredo Pineda en la policía. Aunque es un funcionario honesto, ha perdido mucha de la fe que antes tenía en la justicia. Los años de experiencia lo han decepcionado y por eso no se esfuerza demasiado. Cuando puede hacer algo, lo hace; pero sin la pasión y la entrega de Alfredo. Chacón siempre trata de ponerle los pies en la tierra al novato, quien cree que puede cambiar el mundo. Se divorció hace diez años en una separación traumática, y nunca más vio a su hija porque le perdió la pista a su ex esposa.

Elvis Chaveinte es
Ricardo Sánchez

Hace todo lo posible por sobrevivir, pues no tiene oficio definido. Es mexicano, pero llegó a Venezuela por equivocación, tras abordar un barco que venía al país. Ahora reúne dinero para regresar a su país. Vive básicamente de la economía informal. Es noble y hasta ingenuo, con una vida de sueños. Está enamorado de Yamileth y eso trastocará sus planes seriamente; pues ella no le presta atención porque no lo considera un buen partido.

Jean Carlos Rodríguez es
Enrique Vallejo (Kike)

Es el mejor amigo de Rafa y cómplice de todas sus locuras. Era el amigo indolente e irresponsable que no medía las consecuencias de sus actos. Pero, a diferencia de Rafael, él si creció y maduró y ahora tiene un próspero negocio de importaciones de repuestos aeronáuticos. Es casado, tiene una hija de tres años, y una familia impecable. La aparición de María Esperanza le remueve un pasado que él no quiso afrontar, pues lo dio por olvidado.

Vanessa Pallás es
Yoconda Mastronardi

Estudia quinto año de bachillerato en un colegio de monjas. Es encantadora, bella y extrovertida, pero rebelde. Resiente la preferencia de su madre ante su hermano Rafael y, aunque finge no darle importancia, eso le general una rebeldía ante todo lo que su madre espera de ella. Debido al mundo en el que fue criada, desconoce que haya gente pobre, sabe que hay personas que tienen menos, pero es ajena a esa realidad. Tiene su novio, pero conocerá a un chico humilde que le abrirá los ojos a otro mundo.

Gabriel Mantilla es
Carlos Rodríguez

Es el hermano menor de María Esperanza, estudia tercer grado y ama mucho a sus padres, aunque se ha dado cuenta de que su padre no se queda a dormir con su mamá. Se preocupa por sus hermanos, por el futuro de su familia, y siente gran responsabilidad de salir adelante. Estudia en un colegio privado, porque en su casa quieren darle una buena educación. Su gran sueño es ser jugador de fútbol, pero por su situación económica no ha podido entrar a una liga. Por lo que le ha tocado vivir es un niño muy adelantado para su edad y, en ocasiones, parece el hombre de la casa.

Lili-Anahys Taravella es
Camila Díaz

Es una niña en estado de abandono, pero sus modales indican que en algún momento tuvo un hogar y educación. Actualmente, no tiene parientes ni quien se interese en ella. Su peor miedo es regresar al albergue, del que se escapó. Prefiere estar en la calle, por lo que vivirá disfrazada de varón, porque cree que así su vida será más fácil. Se hará la mejor amiga de Carlitos y ambos compartirán su pasión por el fútbol.

Sandra Díaz es
Valerie Hidalgo Arriaga
Es la hija de Rómulo Hidalgo y Virginia Arriaga, y hermana de Mauricio. Es una adolescente feliz que tiene una buena situación económica. Vive en una burbuja, donde su mundo es perfecto. Su mejor amiga es Yoconda Mastronardi y quiere estudiar Comunicación Social. Pareciera tener una vida ideal, y por eso siente compasión por su amiga. Lo que no sabe es que su familia es solo una apariencia.

. . : RESÚMENES : . .

Sin Senos no hay Paraíso

Morón es encarcelado

Jota, Julieta, Ximena y Paola se van a Santa Marta

Jota, Ximena, Paola y también Julieta salen de viaje para Santa Marta en busca de Noriega para quitarle el dinero. Mientras que, Camila le pide ayuda a Natalia para encontrar la fábrica de juguetes de su padre. Por su parte, Torrijos va a ver a la madre de Noriega (Doña Feli) para averiguar donde guarda éste el dinero que encontraron, además, Torrijos mató a Noriega por traidor y haberle abandonado. Como Don Jairo cree que está enfermo del SIDA y que pronto morirá; él le regala su burdel a uno de sus empleados: Don Joaquín.

Camila está obsesionada con encontrar pistas sobre su padre
Después de que Torrijos matase a Noriega por haberse escapado con el dinero; Torrijos decide ir hasta la casa de la madre de Noriega (quien no sabe aún que asesinaron a su hijo) para ir hasta el jardín de ésta y llevarse la parte del dinero que Noriega tenía en su poder, pero esta mujer es tan pesada que a Torrijos le es imposible llevarse ese dinero. Por otra parte, Doña Mariela logra comunicarse por teléfono con su hijo Albeiro, que le dice que tiene bien merecido que Doña Hilda le haya abandonado por haberse ido él sin avisarla y dejándola embarazada. Mientras que; Jota, Julieta, Ximena y Paola viajan en avión hasta Santa Marta, pero Jota y Ximena le tienen pavor a los aviones y pasan mucho miedo en el viaje, sobre todo Jota, que sueña que tienen un accidente en el avión. Entre tanto, Camila está decidida a encontrar la fábrica de juguetes de su padre, de la que la habla Jota, aunque la joven la está empezando a sospechar que su padre podría ser un hombre malo.

Jota, Julieta, Ximena y Paola van tras Torrijos
Al llegar a la playa de Santa Marta; Jota, Ximena, Paola y Julieta tienen que esconderse porque descubren que allí se encuentra el oficial Torrijos. Y Paola, Ximena, Jota y Julieta se hacen pasar por turistas para seguir al oficial Torrijos. Por otra parte, uno de los policías (aliado con Torrijos) amenaza a Johann con matar a su madre, si él no le lleva a Paola.

Jota sigue coqueteando con Julieta
En la búsqueda de pistas sobre el pasado de su padre; Camila logra contactar con el amigo de Johann, al que llaman “El Alacrán”, y la lleva hasta la fábrica de su padre (“El Hombre Oscuro”). A parte de estar tras los pasos de Torrijos; Jota y las muchachas pasan un día muy agradable en la playa de Santa Marta y, mientras Jota coquetea con Julieta; Ximena y Paola tontean con unos jóvenes extranjeros.

Pablo se obsesiona con Yésica
Aunque Catalina, Yésica, Roxana y las demás agentes intentan que los narcos se duerman para poder capturarles, ellos no se dan por vencidos y están ansiosos en acostarse con ellas, sin saber que el ejército militar está entrando en su finca para arrestarles. Y Pablo (el ahijado de Morón) está obsesionado con Yésica y la pide que se quede a vivir con él y, a cambio, ella le pide todo el dinero del mundo, y éste promete conseguírselo.

Morón descubre el engaño de Catalina y Yésica
Cuando llega la hora de acostarse con los narcos; Roxana y las demás agentes son incapaces de desnudarse y de mantener relaciones sexuales con ellas. Pero, favorablemente, la DEA con ayuda del ejército militar de Colombia llega a tiempo y comienza un tiroteo en contra de los narcos. Y Roxana y las agentes logran retener a Morón y los narcos, mientras que la DEA y el ejército se deshacen de todos los escoltas de éstos, aunque el escolta de confianza de Morón sorprende a las agentes y las utilizan como sus rehenes para salir con vida de allí sin ser capturados. Mientras que, Catalina y Yésica están abrazadas con miedo en una de las habitaciones de la finca, escuchando todo el tiroteo y cubriéndose para que no fuesen heridas por alguna bala. Y al final, Morón y los narcos descubren que Catalina y Yésica también estaban aliadas con la DEA para derrotarles porque La Negra así se los confiesa, contándoles que Catalina escondía los micrófonos en sus senos. Y Morón y los demás narcos pretenden llevarse a Catalina, Yésica y las agentes como rehenes para salir de allí, diciéndolas que las mataran cuando consigan salir con vida de ahí por haberles engañado.

Gutiérrez (un narco) secuestra a Catalina y Yésica
Morón acaba matando a Lina (La Negra, que era prostituta y que las delató) y que cae fulminada a los brazos de Catalina, que comienza a llorar desconsoladamente. Mientras el ejército y la DEA sigue con su tiroteo en contra de los escoltas de los narcos; Morón, los narcos y Catalina, Yésica y Roxana huyen por una cueva que unía a la casa con una salida por la playa. Y Pablo (el ahijado de Morón) muere de una balazo de un militar del ejército, y Morón y Clavijo socorren al cuerpo del muchacho, mientras Gutiérrez (el padre de Pablo) huye en una barca motorizada armado con Catalina, Yésica y Roxana, como rehenes; aunque éste arroja a Roxana al mar cuando empieza a insultarle. Mientras tanto, el escolta de confianza de Morón se queda dentro de la finca apuntando con su revólver a las cuatro agentes infiltradas, pero favorablemente el agente Urquía rescata a estas agentes, matando al escolta rápidamente.

Morón es capturado
Aunque Gutiérrez intentó matar a la oficial, disparándola y arrojándola al mar; Roxana consigue sobrevivir del ataque. Huyendo de la policía; Morón intenta quitarse la vida con su propia pistola porque cree que ya le van a capturar, pero su socio Clavijo se lo impide y siguen corriendo por el bosque de ellos. Mientras que, Gutiérrez está aliado con unos hombres que se están haciendo pasar por militares y Gutiérrez se viste como un militar y también viste así a Catalina y a Yésica para poder huir sin levantar sospechas. Finalmente la DEA y el ejército de Colombia tiene que matar a disparos a Clavijo, mientras que Morón sigue huyendo, ya que Urquía quiere atrapar vivo a Morón para que se pudra en una cárcel de Estados Unidos. Y en busca de Morón; Marisol (una de las agentes infiltradas) pisa una mina con una explosión y muere fulminada. Cuando Morón estaba a punto de suicidarse deparándose en la boca con su revólver; la DEA y el ejército militar de Colombia detiene a Morón, al que llevaban buscando mucho tiempo por traficar con drogas.

Camila es secuestrada por Sara
Después de haber capturado a Morón; la DEA se dispone a arrestar a Gutiérrez (un socio de Morón) para meterle en la cárcel y salvar a Catalina y a Yésica, que son sus rehenes. Mientras que, Sara secuestra a Camila y la confiesa a ésta que su padre (“El Hombre Oscuro”) era traficante de droga y trabajaba con sicarios y, para vengarse de éste, Sara quiere hacer daño a Camila. Y aunque Doña Mariela y Natalia buscan a Camila; ellas no la encuentran, pero sospechan que Camila podría estar secuestrada. En Santa Marta, el degenerado de Torrijos contrata a dos prostitutas, mientras que Jota, Julieta, Ximena y Paola les siguen los pasos.

Breked se enfrenta a Morón
El Comandante Breked visita a Morón a la cárcel, donde le recuerda que por delinquir va a pasar el resto de su vida tras las rejas. Además, la DEA sigue persiguiendo a Gutiérrez, al que quieren vivo a muerto y para salvar a Catalina y Yésica, que son sus rehenes. Mientras que; Jota, Julieta, Ximena y Paola siguen persiguiendo a Torrijos para saber donde esconde el dinero y quitárselo, y acaban teniendo un problema con unos turistas de la playa. Por su parte, Natalia y una de las mujeres que salió del burdel de Don Jairo van hasta la fábrica de Sara porque creen que ella tiene secuestrada a Camila y, allí, ellas se dan cuenta de que Sara es una traficante de droga.


Del 6 al 17 de abril de 2009

El Rostro de Analía

Ana se da cuenta
de que es Mariana

Ana les dice a Armando y a Isabel que recordó su pasado con Ricky

Cuando Isabel le pide a Carmen que se haga un reconocimiento psiquiátrico; Carmen se pone furiosa por acusarla de loca, advirtiéndola que jamás se separará de Ernesto y, al final, Carmen acepta hacerse ese examen médico porque no quiere quedarse sin el dinero de Don Ernesto; sin saber que Carmen planea matar a Isabel para que la deje en paz. Finalmente, Ana convence a Ricky para que deje a Camila que se vaya de “El Gato Verde” y siga con sus estudios de medicina, aunque para eso Ana tendrá que volver a bailar y sea de nuevo la estrella de su Night Club. Y Ana comienza a mandar (como antes lo hacía Analía) y le exige a El Chino que la lleve hasta la casa del Doctor Armando, ya que ella allí se hospedara y, por esta forma de comportarse, El Chino cree que Analía ya recordó su pasado, aunque le parece raro que Analía le dijera que ella recordó que tenía seis hijos con Lupe, ya que antes de su accidente sólo tenía tres hijos. Y al llegar a la casa de Armando; Analía les dice a Armando, Isabel y Roberto que ella ya comenzó a recordar su pasado con Montana, por lo que ellos se extrañan pues saben que ella en realidad es Mariana. Por otra parte, Lares le confiesa a Olga que está trabajando para descubrir todos los delitos de Carmen y para que pague por todo el daño que ha hecho. Por su parte, Miguel le dice a Daniel que va a renunciar su cargo de la empresa porque él le exigió que no volvieran a investigar a Ana, pero Daniel les vuelve a pedir a Miguel y también a Vicky que le ayuden a delatar los crímenes de Sara. Más tarde, Daniel le confiesa a Lares que cree que Sara podría haber mandado el asesinato de su esposa Mariana para quedar a cargo de la empresa Angel’s para traficar con dinero, asociada con Montana, y Lares le promete que investigará a Sara.

Olga descubre que Chanicua está esperando dos hijos de Miguel
Después de que Ana les dijese que recordó su pasado con Montana; el Doctor Armando e Isabel están muy confusos por lo que pueda estarle pasando a Ana, pues saben que ésta en realidad es Mariana y creen que ella está utilizando un mecanismo de defensa y que se refugió en los brazos de Ricky porque él cuando quiere puede ponerse encantador, aunque la esté manipulando para complacer sus deseos, pero Ana le deja muy claro a Armando que ella jamás se enamoraría de un tipo como su hijo (Montana). Por su parte, Carmen vuelve a tener una aparición del espíritu de la bruja Dionisia, a la que acaba confesando que ella misma mató a su madre incendiando su casa mientras dormía y, por esto, la servidumbre (Yoya, Nieves y Margarita) teme que Carmen esté perdiendo la cabeza. Y Miguel teme que Carmen le haga algo daño a su padre, a hora que Don Ernesto está inhabilitado, tomando reposo en su cama. Mientras que, Olga recibe las pruebas de examen del embarazo de Chanicua, que demuestran que ella está esperando dos hijos de Miguel y, después, Olga le entrega esa prueba a Chanicua, y Olga la promete que ella hará lo posible para que éste se haga cargo de sus hijos, pero Chanicua ahora no quiere saber nada de Miguel, ya que no soporta que no haya creído en su palabra. Aunque El Chino y Celestino (“El Gordo”) le advierten de que Analía podría estar traicionándole; Montana sigue obsesionado con ella y quiere seguir con su relación, ahora que ya la recuperó. Después de encontrarse con Mauricio; Ana decide encontrarse de nuevo con Montana.

Olga y Lares se dan el primer beso
Aunque al principio no quería hacer daño a la mujer que estuvo acompañándole durante casi toda su vida; Don Ernesto les da la autorización a Isabel, Daniel y Miguel para que recluyan a Carmen en un hospital para enfermos mentales. Por otra parte, Ana consigue que Montana deje salir de “El Gato Verde” a su hermana Camila para ponerse ella en su lugar, aunque tenga que bailar casi desnuda. Y Camila, que sabe que su hermana Analía está colaborando de nuevo con la policía para capturar a Montana, la dice a Ana que está muy orgullosa de ella por lo que está haciendo. Y Marlene está entristecida por la marcha de Camila de “El Gato Verde”, pues Marlene está enamorada de ella, a la que dice que siempre la esperará si alguna vez cambian sus inclinaciones sexuales. También, Cristóbal comienza a llorar cuando Camila se va del bar de Ricky porque ya no podrá ver más a su amada. Mientras que, Isabel le pide a Daniel que confía en ella, ya que él se opone a que Adrianita vea a Ana, además, Isabel le advierte de que no se case con Sara, pero él sigue decidido a casarse con ella, pues él planea desenmascarar a Sara. Mientras que, la Hermana Teresa (la novicia que cuida a Pamela, la madre de Chanicua) va a ver a Miguel para decirle que los resultados de los exámenes médicos dieron positivo, por lo tanto, él será el padre de los hijos que espera Chanicua, y todo esto lo escucha Carmen, que se acaba enterando donde se esconde Pamela. En otra de las visitas frecuentes del Oficial; Lares y Olga acaban besándose, que la promete que la va a enseñar a ser feliz a su lado, aunque ella sigue muy triste desde que descubrió que Carmen la quitó a su hija. Después de bailar en “El Gato Verde”; Ricky lleva a Ana hasta su apartamento, donde la pide matrimonio, entregándola un anillo de compromiso, además, Ana le pide a Ricky que sea paciente con ella, ya que no quiere acostarse con él. Como no confía en la nueva Analía; El Chino le dice a Cristóbal que él sería capaz de disparar a Analía, si tiene la más mínima sospecha de que ella les está traicionando.

Carmen arroja por unas escaleras a Chanicua
Para proteger a Ana; Cristóbal le pide a El Chino que le deje deshacerse a él de Analía si descubriese que ella les ha traicionado. Como estuvo presa y casi la condenan por asesinato; Ana intenta sonsacarle a Ricky quien fue quien la envío a Carmen esas fotos en la que apuntaba con una pistola a Mariana Montiel, aunque él le oculta que fue él quien le dio esas fotos a Sara y, poco después, Montana tiene una recaída, ya que sigue teniendo dolores tras haber recibido un balazo en la espalda. Lejos de allí, Daniel le confiesa a su hermano Mauricio que se casará con Sara para desenmascararla porque está casi seguro de que ella está aliada con Montana para traficar con dinero a través de la compañía “Angel’s”. Después de besarse por primera vez, Lares y Olga acaban haciendo el amor. Siguiendo a la Hermana Teresa; Carmen consigue saber donde se encuentra la borracha Pamela, a la que asesina y, antes de eso, Carmen tiene que arrojar por unas escaleras a Chanicua para poder matar a Pamela. Y escapando de ese barrio marginal; a Carmen la roban el bolso y unas prostitutas la dan una paliza, porque ésta comienza a insultarlas y, al final, Carmen es rescatada por el Padre Benito, que la encuentra delirando y que la dice que la bruja Dionisia la está atormentando, además, Carmen se comporta como si fuera joven y fuese una prostituta y le dice a el Padre Benito que ella es Carmen, “La Griega” y que tuvo un problema con unas compañeras del trabajo. Mientras que, Miguel le confiesa a Camila que se demostró que él es el padre de los hijos que espera Chanicua y, por esto, Miguel la dice que está dispuesto a hacerse cargo de esos niños.

Armando tiene clonada a otra mujer con el rostro de Analía
Al pasar con el coche por el lugar del accidente que tuvo hace años; Ana descubre que allí están dos jovencitos poniendo una cruz, y la cuentan a Ana que su madre fue asesinada por su padrastro por celos y que la arrojó allí el mismo día que tuvo ella el accidente automovilístico con Mariana y, por esto, Ana comienza a sospechar que en la tumba de Mariana podría estar el cadáver de esa mujer. Después de descubrir que Chanicua está esperando dos hijos de Miguel; Camila decide separarse de Miguel para irse a vivir con su madre (Agustina), además, éste la confiesa que la fue infiel con Chanicua. Después de haber perdido la cabeza; Carmen es internada en un manicomio con un calmante, ya que ella comienza a desvariar porque ve en los médicos a la bruja Dionisia y a su escolta. Por su parte, el Doctor Armando se encuentra con Marlene en un bar, ya que ellos están aliados para separar a Analía de Montana, y ambos no pueden saber como pudo recordar Analía porque él sabe que ésta en realidad es Mariana, mientras que Armando le hizo creer a Marlene que él borró la mente de Analía para que no pudiese recordar. Y poco después, Armando va hasta un apartamento, donde esconde a “su princesita”, otra mujer a la que tiene clonada con el mismo rostro de Analía y que se encuentra adormecida con los sedantes que éste la proporciona.

Ana recuerda su pasado como Mariana Montiel
La Hermana Teresa le confiesa a Olga que una mujer la siguió y que mató a Pamela y después arrojó por las escaleras a Chanicua, y ésta perdió los niños que esperaba. Cuando van a visitar a Carmen al manicomio; ella les hace creer a Daniel y al Padre Benito que ella es una mujer lúcida, que no perdió la cabeza y que todo es un invento de Isabel. Desobedeciendo a Daniel; Isabel lleva a Adrianita para que se vea con Ana y, muy contentas de haberse reencontrado, Ana comienza a recuperar la memoria de madre, descubriendo que ella es en realidad Mariana Montiel, pues recuerda sus últimos momentos con su hija, cuando descubrió que Daniel la era infiel y cuando tuvo el accidente con Analía y, al ver que tiene el rostro de Analía, Ana se desmaya. Yendo hasta el un escondrijo que esconde cerca de su casa Don Armando; Roberto descubre el secreto de Armando: encuentra a otra mujer con el rostro de Analía, sin identidad y sedada, y ésta consigue salir corriendo de allí.

Carmen se escapa del manicomio
Después de desmayarse, Ana es internada en una clínica donde se está recuperando del sobresalto que tuvo al recordar su pasado. Olga visita a Chanicua hasta la clínica donde se está recuperando, donde la dice que ella la apoya porque sabe que es una mujer de buenos sentimientos, pero Chanicua está derrumbada al descubrir que perdió a sus hijos y que asesinaron a su madre. Mientras que, Camila se encuentra con su amiga Jazmín que está coqueteando con Cristóbal, y los que dice que se separó de Miguel. Después de escaparse del escondrijo donde la tenía el Doctor Armando; esa mujer resulta ser la verdadera Analía, ya que comienza a recordar su pasado y, en el camino de regreso, la verdadera Analía tiene que golpear a varios hombres que intentan abusar de ella, además, ella huye en el coche de éstos. Más tarde, Roberto le dice a Armando que descubrió su gran secreto y que la verdadera Analía le golpeó y se escapó, y Armando le dice que le manipuló para que le ayudase a hacer el gran experimento de la historia, ya que clonó a una mujer con el mismo rostro que la otra. A pesar del daño que Carmen les ha hecho; Yoya se siente triste porque ella sabe que, gracias a Carmen, ella puede estar con la familia Andrade, a los que adora. Poco después, Yoya lleva a Daniel hasta la casa de Olga para conocer a la verdadera madre de Mariana y, allí, Olga les cuenta a Daniel y Yoya que cree que Carmen mató a Pamela y arrojó por las escaleras a Chanicua por las escaleras, provocándola el aborto. Y más tarde, Olga le confiesa a Miguel que cree que Carmen Andrade arrojó por las escaleras a Chanicua y que por eso ella perdió a sus hijos. Siguiendo su plan de venganza; Daniel acaba casándose con la perversa Sara. Mientras tanto, Miguel y Vicky descubren todo el dinero que Sara robó de la compañía para traficar con dinero. En la clínica psiquiátrica; Carmen finge estar dormida por los calmantes que la dan y consigue matar a dos enfermeros para escaparse del manicomio y para vengarse de todos sus enemigos.

La verdadera Analía intenta huir
En la clínica, Ana recuerda todo su pasado y, al darse cuenta de que ella es Mariana, se despierta y pide desesperadamente verse con su esposo Daniel, además, ella asegura que es Mariana Montiel. Y Ana (Mariana) se refugia en los brazos de su amiga Isabel, ya que Ana está aturdida por tener el rostro de otra mujer. Y Ana llega a sus propias conclusiones, dándose cuenta de que Sara mandó a Ricky que la matase. Entre tanto, Mauricio consuela a su sobrina Adrianita, a la que asegura que Ana está bien. Mientras que, Daniel se está casando con Sara por el juzgado y, aunque Daniel quería una boda sencilla, sin invitados, Sara y René organizan una fiesta en la calle con mucha gente y hasta con mariachis. Por su parte, El Chino le dice a Ricky que sospecha que Analía se alió con la policía para poder capturarle, ya que ve muy extraño el cambio que ella dio. Por salvarle la vida a Jazmín de un atropello; Cristóbal es herido y es él atropellado por el coche y, por eso, él ahora tiene que guardar reposo porque apenas puede mover la pierna. Como no quiere seguir guardando secretos; Olga le confiesa a Miguel que Carmen la robó a su hija recién nacida, por lo tanto, Mariana es su verdadera hija. A pesar de que unos hombres, mandados por Armando, la buscan desesperadamente; la verdadera Analía consigue huir de ellos, ya que ella no olvidó su pasado y recuerda cuando era policía encubierta.

Ana quiere mantener en secreto que ella es Mariana
Cuando Ricky va a visitar a Analía a la clínica; Isabel le hace creer que Ana no recibe visitas porque así lo pidió el médico, para que no la visite. Y más tarde, el Doctor Armando visita a Ana, que le pide una explicación porque no soporta que la hayan puesto el rostro de otra mujer. Creyendo que Armando se volvió loco; Roberto le pide a Isabel que proteja a Ana del Doctor Rivera porque ella está peligro en sus manos. Y Ana (Mariana) está furiosa con todos por haberla ocultado que ella era Mariana Montiel, con el rostro de Analía; pero Armando le pide a Ana que no diga a nadie lo que la sucedió, ya que podría poner en peligro su profesión de médico. Después, Armando le dice a Ana que él cometió un error al reconstruirle el rostro de Analía, cuando en realidad es Mariana Montiel. Al descubrir que Mariana es su hermana; Miguel se arrepiente de no haberla tratado con todo el cariño que merecía y, poco después, Miguel va con su madre hasta la supuesta rumba donde está enterrada Mariana. Por otra parte, Daniel le pide a Miguel que le entregue una copia al Capitán Lares con lo movimientos sucios de Sara que él y Vicky han encontrado, contándole que Sara está robándose el dinero de la compañía para traficar con Montana. Más tarde, Roberto va a buscar a Daniel para decirle que vaya con él a ver a su esposa Mariana Montiel a la clínica donde está hospitalizada. Aunque al principio no quería ocultarlo; el Doctor Armando le convence a Ana para que no le cuente a nadie que ella en realidad es Mariana. Para robarla la ropa a una mujer y poder escapar sin levantar sospechas; Carmen mata a esa mujer para vestirse con su ropa y seguir huyendo.

La verdadera Analía se reencuentra con Cristóbal
Roberto decide contarle a Daniel que Ana en realidad es Mariana, ya que le cambiaron el rostro por una equivocación del Doctor Armando, pero Daniel no cree en eso y acaba yéndose de luna de miel con Sara, que ahora se convirtió en su esposa; pero Daniel interrumpe su viaje para cuidar de su hija, ahora que Carmen se ha escapado del manicomio. Además de pedirle silencio respecto a su verdadera identidad; Ana le pide a Mauricio que le ayude a recuperar la compañía, ya que quiere que la empresa sea para su hija Adrianita. Después de haber esquivado a los secuaces del Doctor Armando; la verdadera Analía va hasta la casa de Jazmín, donde Cristóbal se está recuperando de su fractura en la pierna, que la tiene escayolada. Y Analía golpea a Cristóbal por haberla recibido de un modo frío, ya que él pensaba que ella era la otra Analía (que se comportaba de un modo frágil), pero ella le dice que tuvo un accidente con Mariana Montiel y que después despertó en el sótano que estuvo durante años donde Armando Rivera la tenía drogada con calmantes. Y al verla con huellas digitales; Cristóbal se da cuenta de que hay dos Analías idénticas, ya que la otra no tiene huellas en sus manos por las quemaduras que sufrió en el accidente. Por su parte, Roberto va a decirle a Ana que la verdadera Analía sigue viva y, para que no corra peligro la vida del Doctor Armando; Roberto la dice que una de ellas tiene que desaparecer, diciéndola además que Armando se volvió loco. Y la aconseja a Ana que él e Isabel pueden esconderla por el momento para que no la hagan daño.


Del 6 al 17 de abril de 2009