..:GACETA, DULCE PARAÍSO 056:..

GACETA, DULCE PARAÍSO
(Número 056):

SUMARIO
(del 8 al 21 de junio de 2009):

NOTICIAS:
  • Juan Alfonso Baptista se casó con Natalia París.
  • Telemundo se nutre de adaptaciones de telenovelas colombianas.
  • Mijail Mulkay y Majida Issa, un amor en medio del escándalo.
  • Karen Martínez aún más bella embarazada.
  • Mauricio Islas quiere ser Juan del Diablo.
  • Bárbara Mori presenta en España la película 'Cosas Insignificantes'.
  • Arturo Peniche sufrió un accidente.
  • Natalia Bedoya: "La fama me da miedo".


ENTREVISTAS:

  • Ezequiel Stremiz.
  • Carolina Ramírez.
  • Rafael Novoa.


TELENOVELAS:

  • El Fantasma del Gran Hotel.


RESÚMENES:

  • Sin Senos no hay Paraíso.
  • El Rostro de Analía.
  • Más sabe el Diablo.
  • La quiero a morir.
  • Vecinos.
  • Todas odian a Bermúdez.
  • Oye Bonita.
  • Inversiones El A.B.C.
  • Las Detectivas y El Víctor.
  • Las Trampas del amor.
  • Verano en Venecia.


Encuesta: ¿Te está gustando 'Las Trampas del amor'?

  • Sí (con el 64%).
  • No (con el 36%).

. . : NOTICIAS : . .

Juan Alfonso Baptista se casó con Natalia París


Después de cinco años de una apasionada relación, con un año de intermitencia, Natalia Paris y Juan Alfonso Baptista, ‘El Gato’, se casaron. Se unieron por medio de una ceremonia civil, celebrada en una notaría en Medellín (Colombia), durante la segunda semana de abril de 2009, en plena Semana Santa. Lucía Gaviria, Tomás y Mariana (mamá, hermano e hija de Natalia) los acompañaron.

La unión, más que una celebración festiva y emotiva, se trató de una sencilla cita de firmas para arreglar unos temas legales, pues para ellos el tema de una boda no era prioridad. Al poco tiempo de conocerse en el 2004, se fueron a vivir juntos y mantenían una especie de matrimonio, con el compromiso y la entrega necesarios.

Con este matrimonio no pretendían amarrarse el uno al otro, aunque su proyecto de vida es continuar conquistándose día a día. Y dicen que mantuvieron en secreto su enlace porque nunca les ha gustado hablar de su vida privada.

Aunque intentaron mantenerlo en secreto, se acabó descubriendo la boda de la modelo y empresaria Natalia París y el actor Juan Alfonso Baptista. Natalia partirá rumbo a España el 21 de junio, en compañía de su hija Mariana, en donde la espera el actor para vivir durante un año como marido y mujer en familia. Ambos decidieron vivir juntos en España por las grabaciones de ‘El Gato’ en la versión española de la serie 'Sin tetas no hay paraíso'.

En el amor siempre hay que ceder. Y ahora que a Natalia le ha tocado irse con su hija a vivir con su ahora marido a España; ‘El Gato’ tuvo que renunciar a irse a Estados Unidos a trabajar como actor en varias ocasiones, para estar cerca de su amada en Colombia. Aunque, la pareja ya viajó a España, cuando Juan Alfonso participó en el concurso de baile: 'Mira quién baila'. Ya han buscado una casa y van a vivir en el barrio de Madrid: 'La Latina', cerca de sus compatriotas Juanita Acosta y Manolo Cardona.

Además, Juan Alfonso Baptista está deseando de tener un hijo con Natalia París, a la que la están entrando muchas ganas de tener otro hijo para darle un hermanito a su hija Mariana. También, Natalia manejará su empresa de cosméticos por teléfono y por Internet desde Madrid (España), además, la hermosa modelo colombiana quiere seguir estudiando para dedicarse a la actuación, con el objetivo de hacer teatro y cine.

Telemundo se nutre de adaptaciones de telenovelas colombianas


Desde el 2001, las telenovelas colombianas son las más pedidas por la productora internacional Telemundo. Hace ocho años, con la compra de la telenovela ‘Amantes del desierto’ (protagonizada por Francisco Gattorno y Maritza Rodríguez), la cadena internacional Telemundo comenzó a reconocer los productos colombianos como una buena opción para nutrir su pantalla en horario prime.

Continuaron con ‘La venganza’ (estelarizada por Gabriela Spanic y José Ángel Llamas) y hoy por hoy, ya van por más de una docena de adaptaciones que le han mejorado significativamente sus cifras de sintonía, de acuerdo con el presidente de Telemundo Estudios, Patricio Wills. "La verdad es que hemos encontrado en Colombia una muy buena capacidad de producción. Hay una cultura de televisión bien afincada y de muy buena calidad, pero, sobre todo, hay fuentes argumentales que coinciden con el esquema de Telemundo, en el sentido de que la telenovela tiene un modelo distinto al tradicional", asegura.

Actualmente, Telemundo trabaja en historias colombianas tanto originales como de repetición: realiza una nueva versión de ‘Los Victorinos’, que está siendo adaptada por Gustavo Bolívar; produce ‘Más sabe el Diablo’, una adaptación de ‘¿Por qué diablos?’, que compró hace varios años a Cenpro y que actualmente reescribe Jimena Romero; adapta ‘Perro amor’, también de Cenpro, que escribe Juana Uribe; ‘Lola Calamidades’, que hizo RTI y que adecua para ellos Julio Jiménez, y están culminando al aire ‘Sin senos no hay paraíso’, comprada a Caracol.

Pero, aunque la idea sea colombiana, Wills es claro en explicar que ellos generan el resto del nuevo producto: "Cuando uno decide tomar la idea de ‘Los Victorinos’, una historia que pasó en Colombia en 25 horas, y nosotros la vamos a hacer en versión telenovela, hay todo un desarrollo que se arma y que, finalmente, termina siendo gestado por nosotros. Igual pasó con ‘Sin tetas no hay paraíso’: de 20 horas, armamos 160".

Por eso, dice, es muy difícil dar al menos una cifra aproximada de cuánto vale comprar un formato o una idea para adaptarla al lenguaje hispano de Estados Unidos. "Varía dependiendo del autor. Muchas veces son negociaciones en las cuales hay regalías internacionales, según el porcentaje de ventas en el exterior".

En el caso de ‘Los Victorinos’, Telemundo compró los derechos del libro ‘Cuando quiero llorar no lloro’, de Miguel Otero Silva, en el cual se basó la historia, y a partir de ahí se hizo un desarrollo que escribe Gustavo Bolívar.

De ‘Perro amor’, compraron los libretos y, sobre esos guiones hicieron una nueva novela. Con ‘Señora Isabel’ (‘Victoria’), negociaron con la familia de Bernardo Romero y le encargaron la adaptación a Jimena Romero, hija de Romero.

"No hay todavía un talento hispano nacido en Estados Unidos, que esté vinculado a esto. Ya hay actores, pero esto en Estados Unidos es muy joven. Por eso Colombia es una de las principales fuentes de creatividad".

Pero, también existe un talento propio de Telemundo que puede originar sus propias historias. No obstante, la cadena internacional hace un gran esfuerzo por producir y generar sus propias historias. Sucedió, entre otras, con ‘El Zorro’, ‘Doña Bárbara’ y ‘Niños Ricos, Pobre Padres’, del colombiano Luis Felipe Salamanca (‘Pedro, El Escamoso’).

Aun así, los productos de mayor audiencia para Telemundo han sido basados en historias colombianas, reconoce Wills: ‘Sin senos no hay paraíso’, ‘Pasión de gavilanes’, ‘El cuerpo del deseo’ y ‘Victoria’.

Y aunque el sistema de medición no se compara con el que realiza Ibope para Colombia, Wills explica que para ellos el número de impresiones es lo que cuenta. Así que cuando uno de los productos marca entre 800 y un millón de impresiones es "una excelente sintonía", explica.

Telemundo no es la única empresa que se nutre con productos colombianos. También está Televisa, que adquirió recientemente ‘Hasta que la plata nos separe’, o Telecinco, de España, que está haciendo su propia versión de ‘Sin tetas no hay paraíso’.

Lo más significativo de todo este negocio es que los productos nacionales se internacionalizan, los actores muestra su calidad y los escritores, su talento, con una gran capacidad competitiva frente a otros mercados.

Mijail Mulkay y Majida Issa, un amor en medio del escándalo


Mijail y Majida viven un amor que floreció en medio del escándalo y que se fortaleció con él. Mijail Mulkay y Majida Issa hablan sin tapujos del romance que nació de la novela 'La quiero a morir', del Canal Caracol.

El actor cubano Mijail Mulkay llegó a Colombia hace cinco años, cuando el Canal RCN lo trajo para presentar casting para la novela 'Los Reyes'. Por cosas del destino, él no quedó en el reparto pero sí su esposa de ese momento: Jaqueline Arenal; claro, en esos días la relación ya andaba en crisis. Se separó, y se ennovio con Alina Lozano, con quien tiene un hijo, y a finales del 2008 se destapó la crisis que lo llevó a los brazos de Majida. Por eso, la nueva pareja ha estado en el ojo del huracán y no pocos los han mirado de soslayo; a ella hasta la han tildado de “quitamaridos”.

-¿Llegaste a Colombia de la mano de Jaqueline Arenal?
Sí, pero ya estábamos por separarnos, la propuse de 'sapo' para la novela 'Los Reyes' y Mario Rivero la escogió.

-Ahora estás protagonizando...
Mi gran amigo el músico Pablo Milanés siempre me dice: “Con todo eso que tienes, el que pida más es un goloso”. Quiero agradecerle profundamente a Felipe Salamanca por haber confiado en mí.

-¿Alguna vez pensaste que te convertirías en galán de telenovela?
No, le tengo mucho miedo a eso.

-¿Estás enamorado?
Estoy muy enamorado. Creo que es una relación que pretendo y que quiero cuidar mucho.

-¿Fue traumática tu separación de Alina Lozano?
Todos los procesos de pareja, cuando tienen una terminación, son difíciles. Siempre implican un duelo. Eso es inevitable, aunque sea uno el que decida acabar con la relación.

-¿Hubo reproches?
De mi parte no hay ninguno. Yo tengo mala memoria para los malos recuerdos.

-Tu romance con Majida causó polémica, ¿cómo reaccionó?
Creo que soy una persona discreta, pero el periodismo de farándula vive de eso: si uno le da papaya, ahí está el artículo y no hay nada que hacer. No se puede culpar a nadie, creo que fueron muy respetuosos.

-¿Qué te enamoró de Majida?
Todo, es una niña encantadora, inteligente, talentosa, cariñosísima, consentidora, es imposible no quererla y no enamorarse de ella, de la belleza de su alma.

-¿Y cómo está llevando la experiencia de ser padre?
Tengo dos hijos: Camila, que tiene 12 años y Samuel, que va a cumplir 2 años. Gracias a Dios me va bien. Mis hijos son la luz de mis ojos y lo más importante.

-Después de haber acabado con las grabaciones de ‘La quiero a morir’, ¿qué proyectos te esperan?
Un stand up comedy en el teatro La Baranda (de Colombia); también estoy realizando una obra de teatro que escribí y que se llama 'Con la casa a cuestas' y con Sony Entertainment en 'Los caballeros las prefieren brutas'.

-¿Eres adicto al trabajo?
De todas las adicciones que en algún momento llegué a tener esta es la más sana, tuve una etapa de rumba y excesos.

-¿Sexo, drogas y alcohol?
Por ahí. Ahora nada de drogas ni alcohol, solo sexo y 'rock and roll'.


Majida Issa, de 27 años, con diez años de experiencia en teatro y dos y medio en televisión, tuvo que enfrentarse a las duras críticas que se tejieron a raíz de su relación con Mijail Mulkay cuando él todavía estaba con la actriz Alina Lozano.

-¿Cuándo empezaste tu relación con Mijail?
Uno se la pasa negándose ese tipo de cosas, no es fácil empezar a sentir cosquillitas, es difícil reconocer el momento.

-¿Hubo algo de remordimiento?
El amor que yo siento por Mijail es lo más grande que he sentido en mi vida por alguien. Me sorprendió tanto que no hubo cabida al remordimiento.

-Estás empezando tu carrera y ya se vio envuelta en un escándalo...
Aunque uno diga que no le importa el qué dirán, son cosas muy jartas de afrontar. Los primeros días sí me dio muy duro la impotencia de no poder dar la versión real.

-¿Tu familia, qué dijo?
Ellos aman a Mijail. No era mi relación lo que los angustiaba, eran las noticias que salían. Ellos no quieren que hablen mal de uno y pues obviamente les daba rabia.

-Fuiste a Cuba, ¿conociste a la familia de Mijail?
A la mamá la conocía, porque ella estaba en Colombia y en Cuba conocí al resto de la familia. Ahora dice que me quieren más a mí que a él.

-¿Te arriesgas con Mijail sabiendo que él ha tenido otras relaciones y que te puede pasar lo mismo a ti?
Uno tiene que aspirar al cielo, aunque se quede en las nubes.

-¿Qué estás haciendo ahora?
Terminando una participación en 'Padres e hijos' y empezando 'Niños ricos, pobres padres', con RTI. Y también participo en la obra de teatro con Mijail.

Karen Martínez aún más bella embarazada


Apenas va a cumplir 30 años (el próximo 14 agosto los celebra) y ya tiene tres hijos: Luna (de 5 años), Paloma (4) y Dante (5 meses de gestación), vive enamorada del cantante Juanes, el amor de su vida, cuenta con una carrera exitosa y le apunta al cine...

"Ahora que lo pienso y digo tres hijos, me parece bien, pero digo: ‘¿treees?’. A mi edad mucha gente está empezando a encargar, pero yo comencé pronto, sin pensarlo mucho. Cuando conocí a Juan nos enamoramos, nos fuimos a vivir juntos y luego nos casamos, nunca pensé en: 'tengo 23 años, estoy muy joven'. Mis hijos son un regalo de Dios y este varoncito que viene en camino llegó para terminar de alegrarnos la vida", comenta la hermosa actriz.

Está encantada con el niño que espera, y esto comentó al respecto: "Dante será el balance del hogar. Antes éramos tres mujeres contra Juan, ahora él será su compinche, de este bebé hablamos, pero no lo planeamos, se lo dejé al universo y así, solito, llegó...".

Karen Martínez siempre ha sido delgada. Su peso es de 52 kilos, actualmente pesa 57, ha subido cinco kilos por el embarazo. "Una vez me preguntaron que si era anoréxica, pero esta es mi genética, mi constitución. Como mucho, a veces más que Juan y siempre desayuno, almuerzo y ceno, pero después de ser mamá nunca volví a engordar."

-¿Había planes de un nuevo bebé?
En diciembre del año anterior pasamos vacaciones en San Onofre (Colombia), en nuestra casa de la playa, en compañía de unos amigos; hablamos sobre tener un bebé y me llamó la atención que Juan dijera que sí quería un tercer hijo, pero solo si era niño. Eso de atinarle era bien complicado, entonces el tema quedó ahí y no hice mucho esfuerzo.

-¿Cuándo descubriste que estabas en estado?
Tuve un descuadre medio raro, me hice la primera prueba y me salió positiva, no le dije nada porque no estaba segura y me hice la segunda y seguía sin creer. Fuimos a ponerle las vacunas de los 5 años a Luna, y Juan le preguntó al doctor qué podíamos hacer para tener un niño y él nos habló de las técnicas in vitro, pero yo tenía el atraso. Ese mismo día, cuando salimos del consultorio, le conté que ya me había hecho dos pruebas desechables y que resultaron positivas, pero que quería hacerme la de sangre. Él me abrazó, hubo emoción, pero con nerviecitos. Luego me hice el examen y desde que leímos el resultado positivo irradiábamos otra energía; los dos queríamos este bebé.

-¿Cuándo les contaron a Luna y a Paloma?
El mismo día y desde ese momento ellas decían que era niño, yo también presentía que era un varoncito y a las 12 semanas lo corroboramos.

-¿Cómo fue esa primera ecografía?
Muy emotiva, sobre todo para Juan, porque se ha vuelto un experto en analizarlas. Él le decía al doctor: “Cierto que este es el bracito, la piernita y el p...”, sí, era un niño.cNos pusimos felices y lo más importante es que está muy sano.

-¿Este nuevo bebé los ha fortalecido como pareja?
Sí, y la diferencia de este embarazo con los otros es grande, porque cuando quedé embarazada de Luna yo estaba haciendo una novela y Juan trabajando; con Paloma, Juan estaba en plena gira y nos tocó a distancia, pero este bebé se lo ha gozado desde el primer momento y está más nervioso que nunca.

-¿Te contagia con sus nervios?
No, yo soy muy tranquila, pero pasa cualquier cosa y me dice: “Pregúntale al doctor, llámalo, por favor”. Sin embargo, tenerlo cerquita es lo más bonito que me ha pasado, compartimos todo el tiempo y nos ha servido para unirnos.

-Y las niñas, ¿andan dichosas teniendo al papá cerca?
Sí, se lo están disfrutando a él y también el bebé, porque cuando Luna tenía un año nació Paloma y ni se dio cuenta de que venía otro bebé. Desde ya, ellas se pelean por quién lo va a cuidar.

-¿Hay celos?
Los celos normales de los niños, pero lo estamos manejando y planeamos involucrarlas para que se sientan parte del cuidado del niño.

-¿Y el nombre de nuevo bebé?
Desde que conocí a Juan supimos que el nombre de nuestra primera hija iba a ser Luna, igual que Paloma. Este bebé se va a llamar Dante, me parece un nombre con personalidad, con carácter; a las niñas les encanta. A Juanes le fascina el roquero argentino Dante Spinetta y de ahí tiene que venir también un poco.

-¿Y tu familia está emocionada con el nuevo integrante?
Mi papá siempre me preguntaba por el varoncito, lo invocaba y cuando supo que era hombre casi se muere de la dicha. Es el primer nieto de mi casa y por el lado de Juan, los seis hermanos están felices y la mamá también.

-¿Has sentido muchos mareos?
¡Es horrible! Los tres primeros meses siempre me siento enferma, con náuseas, rebote, cansancio; me molestan los olores; el cuerpo se siente distinto, lo de antes ya no me apetece y adelgazo porque no me provoca nada; pero menos mal la jartera ya pasó, me siento otra.

-¿Has experimentado esa diferencia de la que hablan las abuelas de un embarazo con niñas o con niños?
No, han sido muy similares, pero esta vez he experimentado un sueño tenaz; después de las 3 de la tarde tengo que dormir y dormir. Sin embargo, confieso que tener un bebé adentro es el estado ideal, es una experiencia que todas las mujeres deberían vivir.

-¿Te ha cambiado mucho la rutina?
No tanto. Siempre llevo las niñas al colegio y a sus clases extra: la pequeñita hace ballet y natación y la grande, piano, canto y gimnasia olímpica. Y con Juan no salimos de la casa; él está grabando, haciendo unas cosas divinas y yo me lo estoy disfrutando; nunca lo había tenido por tanto tiempo para mí y es maravilloso. Me acompaña a cada cosa, está conmigo día y noche.

-Fuiste mamá por primera vez a los 23 años, ¿existe alguna diferencia con los 30 años con los que vas a tener a tu tercer hijo?
Totalmente, ahora disfruto más cada cosa, siempre es volver a empezar, pero he crecido y ya no tengo miedo, pues sé cómo es tener un niño: es una relación que crece día a día, uno los ama desde que nacen, pero tengo clara la responsabilidad que es traer un hijo al mundo.

-¿Qué tipo de madre eres?
Soy tranquila y hasta Juan me regaña porque dice que soy demasiado fresca, pero lo que pasa es que él es el intenso y estresado: se quejan de un dolorcito y él quiere salir corriendo para urgencias. No soy controladora, dejo que sean libres, Juan es más estricto. Pero formamos una dupla ideal, somos partners de verdad.

-¿Un plan para hacer con tus hijas?
Con Luna siempre hacemos tareas juntas y si ando embolatada, las elabora con Juan; también preparamos tortas. Y Paloma tiene una imaginación impresionante, nada mejor que escuchar una de sus historias.

-¿Qué extrañas de tu natal Colombia?
De mi infancia en Cartagena añoro las vacaciones: los paseos por Córdoba, Sucre y San Bernardo del viento y los recreos: comíamos pan de queso abierto en dos y con papitas machucadas. También las ciruelas rojas.

-¿Y cómo te sientes fuera de tu país?
Bien. Tengo amigas y en donde vivo hay niños y embarazadas por todos lados. Mi mamá y mi suegra me visitan frecuentemente. En un futuro tenemos contemplado volver al país, pero lo cierto es que cuando uno tiene a los hijos al lado, nunca se vuelve a sentir solo.

-¿Cómo son tus hijas?
Luna tiene un carácter muy definido, es divertida, amiguera, atiende a sus amiguitas, las consiente, va a ser una anfitriona total. Paloma es una loca, a veces está feliz o muy brava, pero le veo más dotes artísticas, posa, baila ballet. Ambas son mis princesas.

-Hablemos de tu carrera artística, ¿qué te gustaría hacer ahora?
En un futuro me encantaría hacer cine, aunque quiero seguir preparándome. Ahora no estoy pensando en trabajo y sé que las cosas van a llegar y les pondré toda la energía, por ahora estoy alistándome para recibir a este bebé.

-¿Y ya has recibido algún regalo para el bebé que viene en camino?
Las amigas me han regalado ropita para Dante porque no tengo nada de niño, aunque él usará la misma cuna de las niñas, que ya estaba arrumada en el garaje. Me toca comprar todo el kit de hombre, pero me gusta porque estoy acostumbrada a comprar todo rosado.

-¿Vives la vida que soñaste?
Estamos felices, tranquilos, vivo el presente, no idealizo nada, ni veo a Juan como un príncipe azul. Hay momentos felices y otros no tanto, pero así es la vida. Tengo unos hijos sanos y me siento feliz hoy y ahora.

-¿Cómo te imaginas en el futuro?
Trato de no pensarlo, el pasado te ayuda a ser quien eres hoy, pero quedó enterrado. La vida da vueltas, tratamos de ser felices y de que los que están alrededor también lo sean. Estamos felices por este nuevo ser que nos iluminará la vida.

-¿Luces más espiritual?
Sí, ando en esa búsqueda dentro de mí, voy a iniciar clases de Yoga, y me gusta la introspección, leo sobre energías, de bioenergética y astrología.

-¿Cómo se manejan los celos, estando casada con una estrella mundial?
Los celos naturales del ser humano siempre están presentes. En lo posible trato de dejarlo ser libre; si uno está aquí y hoy es porque uno quiere, no porque se tiene una soga al cuello. He aprendido a no martirizarme, en que si fue o no fue, en si hizo o no hizo, las cosas pasan cuando tienen que pasar y ocurren porque uno tiene que aprender algo.

-¿Ahora sois más amigos?
Siempre lo hemos sido, pero ahora tratamos de comunicarnos, de hablar, de decir qué está pasando, cómo nos estamos sintiendo, en qué andamos; la comunicación es básica en una relación porque no todo es color de rosa. Es mentira el que diga que su matrimonio es perfecto, hay altibajos y mientras lo hables, mejor, así no te sorprenden.

-¿Qué es lo que más admiras de Juanes?
Es el hombre más disciplinado, enfocado, entregado y eso es lo que lo ha llevado lejos. Apoyo a esa persona que amo.

-¿Cómo es tu vida tras las cámaras?
Lo ideal es estar en la casa con las niñas, en familia, para él sus vacaciones son estar encerrado con nosotras. Ahora está dedicado a la música, haciendo mucho ejercicio, katesurfing, montando bicicleta, comiendo rico, jugando, en la piscina, en la playa. Alquilamos películas, comemos crispetas, montamos bicicleta con las niñas, disfrutamos cada momento.

-Ya lleváis nueve años juntos, ¿cuál es el secreto para mantenerse?
No creo que haya un secreto o clave, cada relación es tan distinta, pero lo básico es el respeto, la comunicación, no invadir espacios, sus momentos. Es como ir en una montaña rusa y no es fácil, pero tampoco imposible. En pocos meses cumpliremos nueve años y aunque nunca celebramos el aniversario (para nosotros no hay tiempo), la vida ha sido tan generosa que es un crecimiento diario muy bonito.

Mauricio Islas quiere ser Juan del Diablo


El actor mexicano dijo que le encantaría interpretar el papel de Juan del Diablo en la nueva versión de ‘Corazón Salvaje’, que prepara Televisa.

Mauricio Islas, quien está de regreso en México luego de cinco años de trabajar en Estados Unidos para la cadena Telemundo en las novelas ‘Prisionera’, ‘Los Plateados’, ‘Amores de marcado’ y ‘Pecados Ajenos’. Islas se considera un actor de retos por lo que aseguró que si se lo propusieran aceptaría encantando dar vida a Juan del Diablo en la nueva versión de ‘Corazón Salvaje’ que prepara Televisa, primero porque es una gran historia y segundo porque será un gran desafío interpretar el personaje que le dio fama internacional a Eduardo Palomo.

“Me encantan los retos, me gusta hacer personajes diferentes, creo en el actor camaleónico, creo en subir y bajar de peso, pintarte el pelo y todo lo necesario para hacer creíble el personaje, pero también creo en cambiarle la esencia interna, que lloren, rían, hablen diferente y caminen distinto. En este contexto, Juan del Diablo sería un reto muy importante por dos razones: la primera por la novela en sí y la segunda por el actor que lo interpretó la última vez que fue un gran amigo. Eduardo Palomo hizo un trabajo extraordinario, sin duda es un proyecto que muchos andamos rondando”, afirmó el protagonista de ‘Amor gitano’.

El actor, quien aclaró que sus problemas legales con Televisa se arreglaron hace casi un año, agregó que ésta no es la primera vez que le cuestionan la posibilidad de estelarizar este melodrama, pero reconoció que aún no ha tenido ningún acercamiento con el productor Salvador Mejía, quien está a cargo de este proyecto.

Por otra parte, Islas dijo que se siente muy contento, pues pese a que apenas tiene cinco meses en México le han llegado varias propuestas de trabajo, de hecho a principios de año filmó la película ‘La casa de las sanaciones’.

Bárbara Mori presenta en España la película 'Cosas insignificantes'


La actriz estuvo en Madrid (España) presentado la película ‘Cosas Insignificantes’. Superada la dolencia y el susto, esta guapa morena de ojos verdes ve la vida con ilusión y mira hacia el futuro.

Sin duda, esta película marcará un antes y un después en la carrera y en la vida de Bárbara Mori, uruguaya con nacionalidad mexicana desde hace seis años. Por hacerla rechazó contratos millonarios en varias novelas y en mitad del rodaje le detectaron un cáncer de útero.

Bárbara Mori negó ser estéril. La actriz desmintió que el cáncer cervicouterino que sufrió le haya afectado la matriz. "Mi cáncer fue en el cuello del útero, ¿porqué dicen que fue cáncer de mama?. Además, ya fue superado hace dos años, ya nada que ver. Puedo tener hijos si quisiera, pero no está en mis planes, la verdad".

Desde que acabó la exitosa telenovela ‘Rubí’, Bárbara se centró en el cine. Además de ‘Cosas insignificantes’, ha protagonizado ‘Kites’, una película en inglés de que se ha rodado en Bombay (India). “Narra la historia de amor entre un joven indio y una bailarina mexicana”, ha explicado Mori. El guapo intérprete Hrithik Roshan fue su afortunado compañero de reparto.

En el año 2006, la actriz comenzó un romance con Manolo Cardona, el nuevo protagonista de ‘Sin tetas no hay paraíso’. Dos años después rompieron, pero mantuvieron su amistad. Hace unos días los pillaron muy acaramelados a la salida de un restaurante en México y se rumoreó que habían retomado la relación. Pero ella lo ha desmentido: “Lo vi porque estaba haciendo una película con un amigo mío. Manolo es fabuloso y nos llevamos genial, pero nada más. Creo que va a conquistar a las españolas”.

-Ahora que ya ha pasado lo peor, ¿nos puedes contar cómo te enteraste de que estabas enferma?
Se paró la película durante dos meses, aproveché para hacerme un chequeo y me diagnosticaron la dolencia. Por fortuna no me tuvieron que dar quimioterapia, me intervinieron y punto, pero cuando recibes la noticia te quedas de piedra. Eso sí, me fue muy útil para dar vida a mi personaje.

-¿Y ahora ves la vida de una forma distinta?
Sí, claro. Es cierto que no me desahuciaron ni se me cayó el pelo. Sin embargo, fue un toque de atención y me di cuenta de que en cualquier momento puedes dejar de estar aquí. Pero salí de ello y ahora me encuentro bien.

-¿Qué ha significado para ti protagonizar la película ‘Cosas Insignificantes’?
Ha sido un trabajo muy interesante y desde que leí el guión me gustó. El reto que implicaba interpretar a Paola, una madre a la que le estorba su hijo y no se encarga de él hasta que no se entera de que padece leucemia, me fascinó. Soy madre y no hay nada más importante en el mundo que tu niño.

-¿Cómo preparaste el personaje?
Junto a Andrea Martínez, la directora, pasé meses recorriendo hospitales en los que había niños enfermos de cáncer. Hablamos con sus mamás y nos contaron sus historias.

-¿Qué fue lo que más te impactó de esta experiencia?
El hecho de que hubiera muchas madres abandonadas. Por lo que nos dijeron, en México, cuando surge un problema de estos en una familia, los padres huyen y dejan a las mujeres solas con los chicos.

-¿Cómo piensas que va a acoger el público español esta película?
No es bueno crearse expectativas, pero espero que marche bien, pues pretendo volver a hacer cine en España. Algunas actrices sueñan con trabajar en Hollywood, pero yo deseo hacerlo en España y en Argentina.

-Para encarnar a Paola, te hiciste un corte de pelo radical, ¿qué sentiste al grabar esta escena?
El día antes no pude dormir por culpa de los nervios y cuando estaba en el set me entró una enorme tristeza. Al acabar la secuencia, la directora y mi novio de entonces (José María Torre) me abrazaron con fuerza y yo me puse a llorar como una Magdalena. Fue un momento increíble e inolvidable.

-¿Qué dijo Sergio, tu hijo, cuando te vio con el nuevo look?

Se lo consulté antes y no le pareció bien. Decía que iba a estar horrible y los niños de su colegio se iban a reír al verme. No obstante le expliqué que era por trabajo y accedió. De todos modos, no me costó cambiar de imagen. Antes de que me ofrecieran este papel, tenía ganas de cortarme el pelo, pero mi novio me aconsejó que no lo hiciera para no tener problemas en mi carrera.

-¿Es verdad que al final tu familia te acompañó en el cambio?
Sí, Sergio, un amigo y mi madre se solidarizaron conmigo y se raparon para que no me sintiera sola.

-Y tu corazón, ¿cómo se encuentra?
Feliz. Es la primera vez en 31 años que llevo siete meses soltera. He hecho un retiro espiritual y estoy conociéndome mejor.

Arturo Peniche sufrió un accidente


El actor mexicano se fracturó la muñeca y tuvo que ser operado de inmediato. Ahora tiene una prótesis en la mano que la llevará por tres meses.

Arturo Peniche sufrió un accidente de tránsito cuando manejaba su moto en México. Sin embargo, no se encuentra en peligro porque rápidamente fue auxiliado y luego operando en la muñeca derecha. "Venía una muchachita en un Chevy, creo. No había carros, nada. Iba la chica y atrás mi primo y yo nada más; volteé para ver si venían carros, pero me detuve, acelero y me encuentro con la camioneta de mi primo y la chica se frenó de la nada", narró el mexicano de 47 años.

Peniche señaló que la peor parte del accidente la llevó su mano, pues se le torció debido al impacto. "Cuando yo arranco le di un tope a su camioneta, pero al rebotarme la moto, me tiró y caí sobre mi muñeca y me la quebré", dijo el actor.

Lo cierto es que Peniche, quien concluyó las grabaciones de la telenovela ‘En nombre del amor’ (de Televisa), se recupera tras una operación en la muñeca a consecuencia de un accidente vial y tendrá que soportar un aparato que los médicos le pusieron en su extremidad por un tiempo de tres meses.

Junto a Victoria Ruffo, Leticia Calderón y Laura Flores; Peniche protagonizó ‘En nombre del amor’, que concluye el 12 de junio por el Canal de la Estrellas (de Televisa), y contó también con talento joven como Allison Lozz, Sebastián Zurita, Altair Jarabo, Luis Hacha y Zoraida Gómez.

El actor, quien protagonizo recientemente la exitosa telenovela de Telemundo: ‘Victoria’, tiene una gran afición por las motocicletas. Y el pasado 17 de mayo, el protagonista de melodramas como ‘María Mercedes’, ‘Soñadoras’ y ‘La Intrusa’ celebró su cumpleaños número 47 como una de las figuras más requeridas en la pantalla chica.

Natalia Bedoya: "La fama me da miedo"


La colombiana confiesa que le apasiona su trabajo, pero que no lleva bien la pérdida de intimidad que implica. La interpretación se la ‘robó’ a sus padres con sólo 8 años. Desde entonces, Natalia Bedoya, de 28 años, ha demostrado su talento en diversas artes, aunque es en televisión donde más se ha prodigado.

No hay personaje que se le resista a la colombiana. En enero del 2009 trabajó en la obra ‘La razón de las Ofelias’, que representó en el Mercat de les Flors, de Barcelona (España). En ella, interpreta a una mujer que ve en el suicidio el único camino para purificar su espíritu atormentado. Natalia pudo demostrar, además de su talento como actriz, que es una excelente bailarina, ya que la pieza incorpora varias coreografías.

-En ‘Victoria’ asocias tus dos pasiones, música y actuación. Si tuvieras que elegir, ¿con cuál te quedarías?
Claramente con la música. Desde que terminé esta novela, el 24 de junio del 2008, me he ocupado de la promoción de mi primer disco en solitario, Maldito Beat. Me gustaría orientar mi faceta de actriz hacia el cine, pues la televisión requiere mucho tiempo y ahora deseo fortalecer mi carrera de cantante.

-¿Cómo empezaste en la música?
Con otras cinco chicas formé el grupo Escarcha y ganamos en el concurso ‘Popstars 2002’ de Colombia. Pero quería independizarme y lo he logrado como Emma Project.

-¿Qué te gusta escuchar?
Soy una rockera a la que le atrae todo, pero me inclino por el jazz.

-¿Cuál es tu referente musical?
Madonna es mi ídolo, como mujer, artista y empresaria, pero no sé si quiero llegar tan arriba. Por desgracia, cuando eres artista a veces tienes que compartir hasta el noventa por ciento de tu vida privada. Mi objetivo es llegar a la gente que me quiera escuchar y siempre conservar mi espacio privado. La fama me da mucho miedo.

-¿Qué has hecho como actriz?
Empecé desde niña. Fui bailarina durante diez años, lo que me permitió hacer mucho teatro musical, pero lo dejé cuando entré en televisión. Grabé ‘El vuelo de la cometa’, ‘La mujer en el espejo’, donde hice de mala y me divertí mucho, ‘Amores de mercado’, ‘El Zorro’ y ‘Victoria’.

-Estrella, tu personaje en ‘Victoria’, tiene mucho carácter, pero se vuelve sumisa. ¿Tanto puede cambiar una persona?
Por amor, una puede llegar hacer cosas que jamás imaginaría. Yo estuve saliendo con un chico dos años mayor que yo y pusimos fin a la relación. Lo pasé mal, pero al poco tiempo conocí a otro, cinco años menor, y estamos felices.

-¿Esa diferencia de edad ha provocado conflictos entre vosotros?
Yo he sufrido en carne propia uno de los tabúes que se tratan en la novela. En la familia de mi novio no vieron con buenos ojos lo nuestro, porque yo era mayor que él, cantante, actriz y una mujer independiente. Tenían muchos prejuicios.

-¿El amor no tiene edad?
Eso pienso yo, pero también he aceptado que siempre se sufre. No entiendo otro modo de querer.

-¿Qué te enamoró de tu novio?
Su potencial humano. Es una persona madura, creativa, inteligente y con enormes ganas de vivir. Y, sobre todo, supo conquistarme. Me hace disfrutar de su compañía y me divierto mucho con él.

-¿Os veis con frecuencia?
No, porque él, al igual que yo, está muy ocupado. Lleva una empresa de conciertos y no para. Lo bueno es que los dos comprendemos el ajetreo que tiene el otro. De momento no pensamos en tener hijos ni en casarnos, tan solo en aprovechar el tiempo que dure esta felicidad.

-¿Te gustaría ser madre?
Sí, me encantan los niños y quizá en cinco años me plantee tenerlos, pero no ahora, me falta tiempo. Si tengo un hijo, quiero criarlo yo, no me gustaría dejarlo al cuidado de otros.

-¿Sueñas con casarte?
No, no creo en el matrimonio, pero sí en la alianza entre dos personas. Realmente, mi sueño no es una boda religiosa, con un vestido blanco, sino una unión sólida para construir un hogar.

-De no haber sido artista, ¿a qué te habrías dedicado?
Imagino que sería maestra. Me fascina enseñar a los pequeños y también aprender de ellos.

-En tu carrera el físico es muy importante. ¿Cómo te cuidas?
Cultivo mi mente para tener las ideas claras y proteger mi corazón de sentimientos venenosos, que son los que te afean. Eso me lleva a hacer ejercicio, que me apasiona; pero no sigo dietas, no me gustan nada. Aunque soy vegetariana desde hace cuatro años, porque un día mi cuerpo rechazó la carne y ya no la tolera.

-Cuando no trabajas, ¿qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
Me gusta salir con mis compañeros, que también son mis amigos, y charlar con ellos de todo lo que nos ocurre. Y estar con mis padres y mi novio. Soy muy familiar.

-¿Es importante para ti el dinero?
Sólo en la medida en la que me permite vivir tranquila para alcanzar mis deseos. No aspiro a acumular propiedades, como casa o coche.

-¿En qué te gusta gastarlo?
Sobre todo, en viajes, me apasiona conocer lugares nuevos, y comer en sitios buenos. También me encanta compartirlo con mis amigos y comprar regalos a mi familia.

. . : ENTREVISTAS : . .

Ezequiel Stremiz


Es su primera vez en un papel protagónico y también la primera vez que actúa en Colombia, interpretando a un hombre sagaz, observador, atractivo que ha vivido en dos mundos completamente diferentes. Ezequiel Stremiz llegó desde Argentina para darle vida a Alejandro Negret, un ingeniero industrial que disfrutó de las bondades y los lujos de una familia adinerada, hasta que un hecho inesperado hizo que su historia diera un giro de 180 grados.

Antes de llegar a Colombia, Ezequiel participó en ‘Amas de casa desesperadas’ para la versión que se transmitió por Univisión, en donde dio vida al sexy y divertido jardinero de la Calle Manzanares y, adicional a esto, estuvo haciendo teatro en su país de origen. Sin embargo, Alejandro Negret es uno de los mejores personajes que ha interpretado, pues es su primer protagónico y como actor espera ganarse el cariño y el reconocimiento del público colombiano.

Aunque, para Stremiz, interpretar a Alejandro Negret es una satisfacción, también le ha implicado retos en su vida profesional, pues tuvo que investigar sobre el comportamiento de los reclusos en España, hablar con algunos de los que tuvieron que vivir esta experiencia y tomar clases de artes marciales.

Para este actor, el factor diferenciador en ‘Las Trampas del amor’, además del elenco, es la manera como están manejando la historia de amor entre los protagonistas, pues como él mismo lo afirma, “no es la típica historia de amor”.

En esta producción Stremiz trabaja de la mano con Carolina Ramírez, una actriz con excelente trayectoria que desde sus inicios en la televisión ha logrado robarse el corazón de los televidentes. Ella junto con el resto del equipo de la novela ha sido un gran soporte para el actor, pues no es fácil trabajar tan lejos de los suyos.

Con una sonrisa nerviosa guardó bajo llave la historia de este amor que llama la atención por ser él del Canal RCN y ella, la protagonista de 'Oye Bonita', del Canal Caracol. Ezequiel parece estar muy enamorado de su novia, la actriz Diana Hoyos. Llevan juntos más de seis meses y se conocieron cuando una amiga común los presentó. Tanto a Ezequiel como a Diana la timidez los invade y, por eso, procuran estar lejos de las cámaras. Las personas más cercanas a ellos aseguran que son almas gemelas.

-¿Qué nos puedes contar de ‘Las Trampas del amor’?
La historia de esta novela comienza cuando mi personaje que se llama Alejandro regresa de España para recuperar al amor de su vida, Mariana. La historia de Alejandro Negret comienza en España donde tuvo que pagar varios años de prisión injustamente y posteriormente regresa a Colombia para tratar de convencer a su novia de toda su vida el porque le hizo lo que le hizo. Al regresar todo ha cambiado en su vida y deberá empezar de cero y organizar nuevamente su vida, su familia, su relación sentimental y varios pendientes.

-¿Cómo te sentiste siendo esta la primera vez que trabajas en Colombia?
En realidad nunca había venido a Colombia y me encanta, he tenido la oportunidad de conocer algunos lugares como San Gil (Santander), Cartagena e Ibagué, lugares encantadores. Además la gente es muy amable y alegre.

-Has trabajado en Los Ángeles, Miami, Argentina y Venezuela, ¿cómo es el ritmo de trabajo en Colombia?
Ser protagonista es duro y el ritmo de trabajo en Colombia es fuerte pero la producción es increíble, el trato es el mejor y eso hace mucho más placenteras las jornadas de grabación. Este proyecto me gusto muchísimo y me encantó desde el primer momento en que oí hablar de él.

-¿Cómo fueron tus inicios en la actuación?
Lo primero que me dijeron en mi casa fue que “¿cómo iba a hacer para ganar plata?”. Yo hacía teatro, pero no ganaba nada. Que cómo iba a hacer para entrar a la televisión o al cine, que no tenía ni siquiera amigos actores y que el medio era pesado. La suerte me llegó con el dicho “al que madruga Dios le ayuda”. El primer casting para una productora bien importante fue para Polka. Ese día llegué de primero, nadie había entrado a la oficina de casting; el director me vio y me dijo: “Llegaste temprano”. Me dio el libreto para la escena, le gustó y tiempo después me eligieron para el personaje. Fui el protagonista juvenil de 'Los secretos de los papáes'. Después llegó otra serie, seguí haciendo teatro y más tarde viajé a Venezuela durante todo un año. Ahí fue cuando compré mi apartamento en Argentina.

-¿Cómo te has sentido trabajando con Carolina Ramírez y Rafael Novoa?
Bueno, con Caro ya llevamos trabajando varios meses y me siento muy bien, me gusta mucho como trabaja y como persona la verdad no tengo ninguna queja, es maravillosa. Rafael es muy buena onda, me llevo muy bien con él, es mi primo en la historia y nos divertimos todo el tiempo.

-En el tiempo que llevas en Colombia, ¿has hecho amigos?
Sí claro. Los colombianos son muy cálidos, tengo grandes amigos en el set y he conocido otros actores de otras producciones con los que hemos entablado una muy buena relación, la verdad es que sin amigos me volvería loco.

-¿Qué nuevas propuestas te esperan?
Tengo propuestas en Colombia y en otros países, hay que analizarlas y escoger la mejor, la que más me convenga.

Carolina Ramírez


Carolina Ramírez nació en Cali (Colombia) en 1983. Llegó a la capital de su país, Bogotá, con su familia a explorar nuevas tierras y está enamorada de la ciudad. Era amante del ballet pero ahora la actuación es su prioridad. En la actualidad es Mariana Solano, la protagonista de la telenovela del Canal RCN, ‘Las Trampas del amor’, junto con Ezequiel Stremiz (que interpreta a Alejandro Negret).

Después de interpretar a Rosario en ‘La Hija del mariachi’, la actriz de 25 años se lanza al ruedo con otro papel protagónico en la telenovela ‘Las Trampas del amor’, una historia dirigida por Armando Barbosa ‘Rambo’ y la Producción Ejecutiva de Alessandro Basile.

A pesar de que en esta ocasión Mariana, personaje que interpreta, no llora tanto como Rosario, su anterior protagónico en ‘La hija del Mariachi’, si existe una coincidencia particular. Carolina será pareja en el set de otro actor extranjero.

Carolina Ramírez y el actor argentino Ezequiel Stremiz son los protagonistas de esta historia. La caleña se metió cada noche en los televisores colombianos para recrear una historia llena de intriga, aventura, celos, codicia y ambición, marcada además por un ambiente policiaco y de persecución.

Siendo también bailarina, la actriz en esta producción demostrará sus dotes con bailes aéreos y coreografías, propios de su personaje; una mujer que además de abogada y proviene de una familia de cirqueros.

Por estos días, Carolina Ramírez anda enamorada de un hombre que la dobla en edad, pero no en dignidad ni en gobierno. Reconoce que pisó las trampas del amor.

Lleva casi un año en una doble vida de artista y de pequeña empresaria, pero da la impresión de que esa dualidad la tiene sin cuidado. A los 25 años parece una mujer madura, que ya ha planeado hasta lo que hará para celebrar el segundo centenario de la Independencia nacional el 7 de agosto de 2019, pero adentro hay una chiquilla con la piel suave, la boca grande y sonriente y muchas ganas de salir adelante.

-¿Perdonarías un engaño como el que sucede en ‘Las Trampas del amor’?
En la vida real, depende del tipo de engaño. Un engaño como el de Alejandro Negret sí lo perdonaría.

-¿Compartes algo con tu personaje de la novela?
Siempre compartimos algo de sí mismo. En este personaje la neura y todo el control maternal es un poco de Carolina.

-¿Cuál es la peor trampa del amor?
La risa, siempre caes.
-¿Cómo te sientes de poder mostrar tu faceta de bailarina en esta novela?
Muy contenta con volver a bailar. Aunque me sentí un poco “oxidada” con respecto al baile, pasión que hace mucho tiempo no practicaba.

-Antes de ser actriz, fuiste bailarina, ¿cómo fue esta experiencia?
Creía que la danza iba a ser mi futuro, porque hasta el azar estaba de acuerdo en llevarme hacia allí. Con la plata de un “chance” que se ganó mi papá, viajé a Cuba, la meca criolla de ese arte. Al regreso, casi sin que ella se diera cuenta, la televisión empezó a cortejarme. Un día me contrataron para que formara parte del grupo de bailarinas que adornaba el programa ‘¿Quiere Cacao?’, animado por ese loro genial que era Pacheco. Y en otro me invitaron a realizar una audición para una publicidad de cerveza ‘Club Colombia’. No fui seleccionada, pero mi energía que cruje, chisporrotea y estallaron alrededor suyo, lograron perturbar a John Bolívar, cazatalentos de la programadora ‘Coestrellas’, que me llamó para un proyecto de jóvenes actores, que nunca salió al aire. Grabamos quince capítulos durante tres meses. Pero lo bueno fue que nos pagaron muy bien.

-¿Continúa siendo el ballet tu gran pasión?
No, lo fue. Hoy mi gran pasión es la actuación

-¿Por qué ingresaste a la televisión?
Por necesidad laboral, me pareció interesante, lo gané y desde eso vengo actuando.

-¿Y cómo descubriste que querías ser actriz?
El 31 de diciembre de 2000 colgué literalmente los guayos, después de protagonizar ‘Cascanueces en el Teatro Colón’, con la Sinfónica y todo. Pero también descubrí que lo que más me gustaba del ballet era la posibilidad de interpretar personajes, y eso me gustaba de la televisión.

-¿Cómo empezaste en el mundo de la actuación?
Empecé con pequeños papeles en series como ‘Así es la vida’ y ‘Jack el despertador’, en los que acumulé mis iniciales horas de vuelo. El primer reconocimiento me llegó por el papel de Cherry en la serie ‘La lectora’. En ese entonces el libretista Mauricio Navas declaró sobre mi: “Carolina muestra esa característica que tienen los buenos actores: que huelen a actores”. Aunque yo todavía no siento ese olor. Fui bailarina; aún no soy actriz. Participé en las obras de teatro ‘La fiesta del Chivo’ y ‘Blancanieves’, y luego , me hice más célebre en la serie ‘Francisco, el matemático’. Y una tarde conocí el realismo mágico: me llamaron para que reemplazara a una colega en la obra ‘Crónica de una muerte anunciada’, en el papel de Ángela Vicario. Luego me llegó el turno estelar: durante dos años tuve que vestir un traje de mariachi para vivir el ensueño del amor al ritmo de las rancheras en ‘La hija del mariachi’, y luego encarné la felicidad instantánea de una novia afortunada en la película ‘Soñar no cuesta nada’.

-También sabemos que eres empresaria de un pequeño y pintores hotel en Colombia...
Es la empresa de mi vida, aunque el resto de mis compañeros se preguntan las razones por las cuales no me decidí por un bar, un restaurante o ese tipo de negocios recurrentes, pues los demás hacen esto. Pero, la respuesta es sencilla: odio trasnochar. Y eso que este proyecto todavía demanda crueles insomnios. El presupuesto previsto aumentó casi el doble, y la compra de la casa se demoró dos meses porque estaba en proceso de sucesión.

-¿Cómo dejaste atrás a ‘La hija del mariachi’?
Fácil, con un personaje nuevo, como el de Mariana en ‘Las Trampas del amor’.

-En ‘La hija del mariachi’ diste vida a una cantante de rancheras, ¿en la vida real también cantas música de este tipo?
De cantar, yo canto (risas), pero con tres guaros encima. Así cualquiera. No mentira, profesionalmente, no. A veces me animo entre amigos de mucha confianza, canto, pero lo que me sepa.

-¿Cuál es el secreto de las novelas colombianas, que en los últimos años muestran récord de audiencia tanto en el país de origen como en el extranjero?
Sobre todo que están muy bien dirigidas, tienen buen libreto y buenos actores. Esa es la receta que tenemos. Por encima de ser de Colombia y sin mofarme de las otras novelas, la televisión colombiana y las producciones se caracterizan porque son historias reales. El público se identifica con ellas y, por eso, las producciones funcionan y tienen audiencia. Los productores no se han equivocado.

-¿Con quién comparte más fuera de cámaras?
Conmigo misma, con mis papás y con mi novio.

-¿Qué prefieres, el teatro o la televisión?
Las tablas con el sueldo de la pantalla porque las tablas tienen otra carne. Poder actuar en vivo da más opción, más tiempo. Mientras que en la televisión son cinco minutos actuando y mucho tiempo esperando, en las tablas pueden ser hasta tres horas actuando.

-¿En qué género te gusta más actuar?
En el drama definitivamente, me encanta. Pero si viene la comedia por qué no.

-¿Cuál es el mejor lugar para vivir para ti?
El barrio La soledad en Bogotá (Colombia).

-¿Con qué sueñas?
Con fantasmas. Con poder estar todo el tiempo con mi novio que vive en Argentina y casi no lo puedo ver.

-¿Cómo es tu vida familiar?
Como todas, locas pero llenas de amor.

-Los artistas siempre dan un aporte a la solución de problemas políticos y sociales, ¿cuál es tu participación para la mejora de una país como Colombia?
Nosotros damos una forma distinta de entretenimiento de lo que pasa todos los días en el noticiero. Es un momento de esparcimiento mediante el cual le enseñamos, a través de una historia, valores como el amor, la lealtad y la justicia. La gente llega a su casa luego de una gran jornada de trabajo y lo que quiere es relajarse y encontrar en la televisión un producto que le enseñe, que le aporte tranquilidad. Que lo divierta y que le muestre otra cara de lo que es la realidad.

Rafael Novoa


Rafael Novoa se metió en la piel del villano. Feliz anda por estos días el actor Rafael Novoa con el rol de antagonista en la nueva producción del Canal RCN, ‘Las Trampas del amor’.

Es uno de los actores con más talento en la televisión colombiana, que después de haber protagonizado la exitosa novela ‘Pura Sangre’, regresa a RCN convertido en el villano de ‘Las Trampas del amor’.

El galán de galanes que hace un año se llevó el galardón como Protagonista favorito en los ‘Premios TV y Novelas’, interpreta a Lorenzo Negret, un hombre que en público es el ser más bueno y agradable pero en privado es un ser maligno cuya ambición y afán de manipulación no parece tener límites. Sus movimientos físicos son controlados y jamás hace alarde de su fuerza física, lo suyo es pensar.

Para Alessandro Basile, productor ejecutivo de la novela, pensar en un actor que siempre se ha visto en las pantallas de la televisión colombiana como ‘el bueno del paseo’ es la oportunidad de innovar y de darle al televidente la posibilidad de ver a uno de sus actores favoritos en otra faceta. “Hay muchas respuestas obvias del porque Novoa pero la principal es la novedad de tener un antagonista totalmente colombiano, con una serie de matices que los protagonistas no poseen debido a que sufren mucho y eso en una novela de 240 capítulos se puede volver un poco predecible, pero no a un churro colombiano de malo, con facetas sicóticas que le exige mucho más actoralmente. Su personaje tiene una marcada dualidad, parece el más bacán de todos, el mejor amigo de su primo, el protagonista de la historia, pero alternamente tiene una agenda privada y secreta para destruirlo”.

De igual manera, el director de esta producción explica el porque escogieron a Novoa para esta faceta antagónica, un personaje con una fuerte carga de maldad y cinismo. “Rafael Novoa venía de hacer un protagónico, un personaje distinto y era bueno verlo en otra faceta. En ‘Las Trampas del amor’, inicialmente va a parecer como un hombre ideal, el que cualquier padre quisiera para su hija, pero lentamente resulta ser todo lo contrario. Rafael nos ha sorprendido bastante, pues desconocíamos esta capacidad de maldad que actoralmente puede manejar, es fantástico tanto en su faceta como galán seductor, como en la de malo impredecible”, menciona Barbosa.

-¿Cómo es el villano al que das vida en ‘Las Trampas del amor’?
Mi personaje se llama Lorenzo Negret y es el primo de Alejandro, el protagonista, es un personaje oscuro, muy misterioso y un poco indescifrable, evidente en lo que pueda hacer pero indescifrable ante lo que pueda pensar y lo que le pueda ocurrir. Es un personaje que he disfrutado muchísimo.

-¿Cómo fue la preparación para este personaje?
Fue muy claro, primero tuve una charla con Armando Barbosa, el director y después con los libretistas, Mauricio Miranda, con quienes buscamos lo que realmente ellos esperaban del personaje y lo que verdaderamente querían, el resultado fue positivo, quedaron contentos y parece que dimos en el punto.

-¿Qué significa para Rafael interpretar al malvado Lorenzo?
Para mí interpretar a Lorenzo Negret es una satisfacción muy grande porque es un personaje calculador, con mucho veneno en el corazón y yo no había hecho nunca un papel con estas cualidades, yo creo que por eso es que me gusta mucho, la verdad disfruto haciéndolo. Los personajes como Lorenzo son los más difíciles de interpretar porque son muy peligrosos pero lo estoy disfrutando mucho como cada uno de mis personajes.

-¿Qué tantos retos le representa como actor el rol de antagonista?
La verdad creo que es un proyecto que me representa muchas cosas buenas. Me permite mostrar la otra cara de la moneda, otra faceta de lo que venía haciendo, tras el éxito de ‘Pura sangre’. Era oportuno cambiar de rol y hacer un papel más fuerte, contundente y peligroso, por los mismos riesgos que como actor debo afrontar.

-¿Qué comentarios han surgido en la calle sobre el personaje?
No creí que mi faceta como villano fuera a tener tanta aceptación, la gente se me acerca y me habla muy bien de la novela y de Lorenzo, les gusta mucho esta nueva faceta.

-¿Qué te sedujo del proyecto?
Cuando me presentaron el proyecto yo estaba terminando ‘Pura sangre’ y yo no quería saber nada de nada, pero me dieron el tiempo suficiente para estudiar la propuesta. El proyecto me enamoró, al igual que el personaje. Hablé con el libretista y el director y me dijeron qué querían de este rol y ahí me encarreté de lleno con la historia.

-¿El cambio de look fue exigencia para el personaje?
Fue coincidencial. Al día siguiente de terminar las grabaciones de Pura sangre lo primero que hice fue quitarme el pelo. Era una forma de romper el vínculo con el personaje de Eduardo Montenegro y hacer un cambio radical en mi apariencia. El look lo adoptamos ahora para Las trampas del amor".

-¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con Carolina Ramírez y Laura Ramos, dos talentosas y hermosísimas mujeres?
Carolina es una excelente actriz, yo no sé como hace para protagonizar una novela y hacer teatro al tiempo, es excelente. Laura es una cubana lindísima, muy talentosa, entregada a su trabajo. Puede sonar a frase de cajón pero el talento colombiano es excelente; siempre hemos contado con muy buenos, en esta producción existe una conexión entre todos, directores, equipo técnico, de producción y actores, entonces creo que hay un trabajo en equipo que es funcional.

-¿Qué pueden esperar los televidentes de esta producción?
‘Las trampas del amor’ es una serie dentro del esquema de novela y esto la hace interesante, además la novela está muy bien hecha. Cuando los televidentes vean esta súper producción, serán ellos quienes tengan la última palabra.

-¿Cómo asumes que tengas que ser un personaje público que tengas que estar en boca de todos?
Siempre he procurado llevar una vida común y corriente, sin dejarme llevar por las cuestiones de la fama y el reconocimiento, pero es increíble que después de un año de ‘Pura sangre’, la gente se siga acercando a uno a preguntarle cosas de la televisión. Es algo muy agradable.

-¿Por qué decidiste ser actor?
Nadie de la familia me inculcó esta pasión. Soy el único de mis cuatro hermanos que se dedica a esto, me gustó desde pequeño. Mis padres siempre fueron muy cinéfilos, eso me marcó. Además, siempre me interesaron el teatro y el cine.

-¿Tu mayor apoyo es la familia?
Sin duda, mi madre es mi fan número uno. Al principio, en casa no me comprendían, pero…

-¿Qué te saca de la cotidianidad del trabajo?
Disfruto de la intimidad de mi casa, creo que es el espacio más agradable de todos. No soy muy callejero, procuro llevar una vida normal, no vivo en una burbuja. Llevo una vida tranquila, trato de no complicarme y no farandulear tanto.

-¿Te gusta salir de rumba en tu tiempo libre?
La rumbita es rica, pero creo que uno va quemando etapas y con el tiempo uno va disfrutando de otros ambientes. Salgo mucho a comer y de vez en cuando a una rumba.

-¿Cómo te fue en el debut en el cine, con la cinta ‘Poker’?
Genial, ya tenemos la certeza que a finales de este año vamos a tener a ‘Poker’ en cartelera. Siempre me ha antojado el cine, no tanto por hacer personajes por hacer, sino para interpretar roles más puntuales y en ‘Poker’ lo logramos, arrancamos con pie derecho.

-¿Y cómo fue tu participación en la versión mexicana de ‘Pura sangre’?
Al principio hubo una propuesta de México para protagonizar la versión de ese país de ‘Pura sangre’, pero no aguantaba. Creo que ya hice mi versión de Eduardo Montenegro, así que no me sedujo la propuesta. En cambio, sí viajé en abril para estar en la novela con otro personaje, en una participación especial, muy corta.

-Algunos compañeros han probado suerte como empresarios. ¿Te llama la atención ese campo?
Sí, hace un tiempo cerré un restaurante y acabo de abrir otro. Incluso estoy barajando la posibilidad de crear otros negocios. El medio en el que trabajo es inestable y esto no es Hollywood. Hoy vivo de la actuación, pero no sé lo que me deparará el futuro y uno tiene que estar respaldado.

-¿Cuáles son tus metas en la vida?
Llegaré hasta donde Dios y la vida me permitan. No lucho por marcharme a Hollywood. Si puedo, estupendo; aunque, si no es así, no me voy a frustrar.

-¿Eres feliz con lo que tienes?
Sí, mucho. La vida es como el agua, hay que dejarla correr y ella te guía por un camino.

-¿Te consideras exigente?
Sí, siempre me preocupo por analizar el resultado de lo que hago.

-¿Y aprendes de los errores?
Claro, es la mejor forma de crecer y evolucionar. Si sacas enseñanzas de lo bueno y lo malo que te ocurre a lo largo del día, siempre saldrás ganando.

-Cuando te acosan los problemas, ¿te derrumbas con facilidad?
Sufro, pero me repongo rápido.

-¿También eres riguroso a la hora de escoger a una mujer?
No, no soy de los que tiene un prototipo de chica. En lo primero que uno se fija es en el físico, pero lo que suele enamorarme es la esencia de la persona.

-¿Compartes tu vida con alguien?
No. Eso sí, cuando llegue, será la mujer que merezca gozar de mi corazón.

-¿Has estado enamorado en muchas ocasiones?
Siempre que he tenido pareja. Debo reconocer que soy muy pasional y enamoradizo. No obstante, la vida se compone de aciertos y desaciertos.

-¿Te asusta la soledad?
Para toda la vida, sí. Sin embargo, en este momento estoy bien y disfruto de ella.

-¿Cómo te ves de aquí a unos años?
Me encantaría tener hijos, una mujer que me quiera y, sobre todo, tranquilidad. A Dios nunca le he pedido riqueza ni grandes bienes materiales; sólo paz.

-¿Te gustaría formar una familia tan numerosa como la tuya?
Me planteo un mínimo de dos hijos y un máximo de tres.

-¿Prefieres las niñas a los niños?
Los niños inquietos son divinos, pero por las niñas siento una debilidad especial. Son más dulces; y es que, en general, me muero por todas las mujeres (risas).

-¿Te han abrumado tus fans en alguna situación?
Sí, las mujeres son muy lanzadas y me pongo rojo con facilidad. Un día, estando en un bar con unos amigos, se me acercó un grupo de chicas y me tocaron el trasero delante de sus maridos...

-¿Qué nuevos proyectos tienes en mente?
Bueno pues por ahora estoy de lleno con ‘Las Trampas del amor’ y aún hay mucha tela por cortar en este momento. En ese orden la vida del actor es un poco incierta, uno siempre está viendo en el camino haber que va a pasar o que puede venir, por ahora estoy tratando de hacer mi trabajo lo mejor posible. Las grabaciones de ‘Las Trampas del amor’ van hasta mitad de año y ahí comenzaré a mirar otros proyectos en el cine. La clave está en saber escoger

. . : TELENOVELAS : . .

El Fantasma del Gran Hotel


Ana Lucía Domínguez y Michel Brown, vivirán un amor del más allá. Desde el lunes 8 de junio de 2009, el Canal RCN presentó en sus noches una telenovela que por primera vez en Colombia se atreve a desarrollar el tema paranormal en una historia de amor y suspenso. Bajo la producción general de Juan Pablo Posada, la dirección de Israel Sánchez y Rodrigo Lalinde; la idea original del reconocido actor Jorge Enrique Abello, y los libretos de Ana María Londoño, Rafael Noguera y Andrés Salgado. Ana Lucía Domínguez, en el rol de Irene, una joven con sensibilidad paranormal, ascensorista del Gran Hotel, vivirá junto a Michel Brown en el papel de Miguel Toro, un buscador de tesoros, la más trascendental historia de amor de sus vidas, en medio de los peores espantos y apariciones del más allá, que habitan la terrorífica edificación.

“La historia de amor de ‘El Fantasma del Gran Hotel’ comienza a partir de un asesinato, el protagonista, Miguel (Michel Brown), llega a buscar una guaca que la víctima y dueño del hotel tenía oculto antes de morir. Mientras emprende la búsqueda del tesoro se encuentra con la actriz principal, que con sus poderes sensoriales trata de averiguar por qué y quién mató al dueño del hotel. El elemento importante en la trama tiene que ver con la condición de la protagonista, Irene (Ana Lucía Domínguez), quien aparenta ser una mujer extraña y aislada del mundo, insegura, tímida, completamente inexperta en el amor, pero que tiene un don muy particular: puede comunicarse con los muertos”, cuenta Rafael Noguera, libretista de la novela e integrante de Primetime, una empresa dedicada a idear y desarrollar contenidos de ficción; a partir de allí, han estado trabajando en los libretos de ‘El Fantasma del Gran Hotel’, una producción de Teleset para el Canal RCN.

‘El Fantasma del Gran Hotel’ sin duda alguna trae de nuevo a las pantallas colombianas un género que hace bastante tiempo no se trabajaba: el suspenso. Ana Lucía Domínguez y Michel Brown, estarán acompañados de un elenco de amplia trayectoria entre quienes se destacan Andrea López, Edgardo Román, Margarita Ortega, Gustavo Angarita Jr., Gloria Gómez, Gustavo Corredor, Luis Eduardo Arango, Carlos Serrato, Judy Enríquez, Luis Velasco, Mateo Rueda, Pilar Álvarez, Mónica Gómez, Alejandro Martínez, Nicolás Niño, Jorge Marín, Ramsés Ramos, Alejandro Buenaventura, Gerardo de Francisco y Julio Pachón, entre otros.

Teleset y RCN Televisión le apuestan a este proyecto innovador, que manejará el tema paranormal como nunca antes se ha visto en la televisión nacional, rodeado de los mejores actores, productores y todo el talento humano y técnico que le brindarán al televidente la posibilidad de ver una historia de amor, pasión, codicia y odio, desde otro punto de vista.


SINOPSIS:

Américo Esquivel (Gustavo Corredor), el dueño del Gran Hotel, es torturado hasta la muerte por sus propios empleados, quienes quieren apoderarse del tesoro que el viejo esconde.

Irene Buenaventura (Ana Lucía Domínguez) entra a trabajar como ascensorista al viejo hotel, pero su verdadera misión es descubrir a los culpables de la muerte de Américo utilizando su capacidad para comunicarse con los muertos. Allí se enamora de Miguel Toro (Michel Brown), contratado por los asesinos para encontrar el tesoro, sin saber la verdad sobre Don Américo.

El amor entre ellos solo será posible cuando logren vencer el acecho de los vivos y los secretos que guardan los muertos que habitan el Gran Hotel.


PERSONAJES:

Ana Lucía Domínguez es
Irene Buenaventura

Hermosa, trabajadora, dulce, buena y leal. De pequeña decía ver gente muerta pero gracias a un tratamiento psiquiátrico, su madre le bloqueó esa idea. Ahora es fitoterapeuta y gracias a su tía Otilia aceptará su sensibilidad paranormal. De esta manera Irene ayudará a los muertos a superar la vida, con una labor especial, que es la de descubrir qué le pasó a Don Américo y en demostrarle a Miguel Toro, que en la vida a veces hay que creer en las cosas, así no pueda verlas.

Michel Brown es
Miguel Toro

Seguro, buen mozo, amante de la aventura, los libros y el conocimiento científico. Decidió dejar la Ingeniería y dedicarse al salvataje (buscador de guacas o tesoros) luego de una discusión con Diego, su padre. Después de 7 años regresa a país para el sepelio de su papá y ese día se reencuentra con Julieta, su ex novia, quien le propone trabajar buscando un tesoro oculto en el hotel de su tío Don Américo Esquivel. En este lugar conoce a Irene, a quien cree una loquita por decir que ve muertos, pero de quien finalmente terminará enamorado.

Andrea López es
Julieta Esquivel

Resentida, amargada y avara. Es sobrina de Américo Esquivel y ex novia de Miguel Toro. Desde hace 7 años trabaja en una venganza contra Miguel y su familia, luego de que este la dejara plantada en la iglesia. Además está haciendo todo lo posible por dar con el paradero del tesoro oculto que dejó su tío en el hotel, y para ello recurrirá a todo lo necesario, hasta matar a Don Américo e involucrar a Miguel, sin advertirle de la maldición que recaerá sobre él si llega a encontrar el tesoro.

Edgardo Román es
Enrique Montero

Mayor de la Policía en retiro, que trabaja en el hotel como jefe de seguridad. Enrique es la fuerza bruta en la conspiración para encontrar el tesoro, es a él a quien “se le va la mano” en el interrogatorio a Américo y por lo tanto el directo responsable de su muerte, por lo cual se convierte en la primera víctima que cobra la maldición de don Américo.

Margarita Ortega es
Adriana Toro

Desde muy chiquita soñó con ser bailarina, pero el destino la hizo quedarse a cargo de la empresa de su padre, cuando su hermano Miguel se fue. Por él siente entre admiración y resentimiento por haber luchado por sus sueños. Es madre de Antonio, y sabe que solo por el aún sigue casada. Es buena amiga de Julieta, sin saber que es amante de su esposo. En la empresa sabe que Raiderson Quinchanegua, el fiel empleado de Intoro, siente cosas por ella, pero por su crianza jamás se permitiría un desliz, a pesar de que su relación con su marido no es la mejor.

Gloria Gómez es
Otilia Buenaventura
Mujer sabia, asertiva. Es la mayor de los Buenaventura y como Irene también tiene dones para comunicarse con los muertos, por lo que su hermana Esperanza no la quiere cerca de su familia. En el pasado tuvo una relación con Don Américo, fruto del cual nació Irene, a quien intercambio con Benjamín, el hijo de su hermana Esperanza, quienes desconocen esta realidad. Ahora Otilia será la guía de Irene para comunicarse con los muertos, en especial para dar con el paradero de Don Américo.

Américo Esquivel es
Gustavo Corredor Ortiz

Un hombre trabajador y de grandes principios. Fue fundador del Gran hotel, donde ocultó un tesoro que despertó la ambición de su sobrina Julieta, quien lo asesinó para poder saber donde hallarla, sin tener buenos resultados. Ahora siendo un fantasma buscará la manera de vengarse de ella y de todos aquellos que deseen encontrar la guaca.

Luis Eduardo Arango es
Roque Buenaventura
El menor de los Buenaventura fue siempre el más prospero de los tres hermanos. Se destacaba por tener ante todo un generoso corazón. Pero un día la mala suerte cayó sobre él y perdió todo. Ahora es mesero, vive con su hermana Esperanza, su sobrina Irene y con su hija Salma, pero a pesar de todo no ha dejado el optimismo que lo caracteriza.

Carlos Serrato es
Marco Arrieta

Trabaja como conserje en el hotel. Tiene problemas con el alcohol, es paranoico y posesivo. Está locamente enamorado de Julieta y gracias al destino sabe del tesoro y termina enredado en la muerte de Américo, lo que lo convierte en una de las víctimas de la maldición. Al saberse muerto, impedirá que Américo e Irene puedan comunicarse para que se sepa la verdad y fuera de eso terminará poseyendo el cuerpo de Miguel, para poder realizar el sueño de conquistar el amor de Julieta.

María Pilar Álvarez es
Esperanza Buenaventura

Ella es la verdadera madre de Benjamín, pero lo rechazó por nacer enfermo, y por ello aceptó intercambiar sus hijos con Otilia. Es una mujer amargada, que dice estar enferma todo el tiempo y que nunca le ve el lado positivo a las cosas. Su pasatiempo favorito es despertar la lástima en los demás. Le molesta la cercanía de Irene con Otilia, pero ella no podrá evitar que Irene se descubra así misma y acepte sus dones para poder florecer.

Mónica Gómez es
Salma Buenaventura
Es extremadamente bella, pero cada vez que intenta tener una relación con un hombre, estos caen presos de alguna enfermedad, lo que la hace sufrir pensando que se quedara para vestir santos. Pero su racha de “mala suerte” solo terminará el día que Salma admita que lo único que enferma a los hombres que se le acercan es su manera intensa de aferrarse a ellos.

Alejandro Martínez es
Rafael Gil

Es amigo de Miguel desde el colegio, pero aunque antes fue mujeriego ahora se ha consagrado al sacerdocio. Es absolutamente crédulo, y las historias fantásticas, de fantasmas y de karmas lo seducen y por ello tiene una especialización en hacer exorcismos. La vida lo tentará cuando conozca a Salma, quien en la búsqueda del amor terminará poniendo sus ojos en el firme sacerdote, poniendo a prueba su fidelidad a la iglesia y a su vocación.

Luis Velazco es
Adolfo De La Torre

Es el esposo de Adriana Toro, con quien se casó únicamente por interés. Trabaja en el Gran Hotel de Don Américo como gerente de eventos especiales, luego de haber empezado trapeando los baños. Es una persona ambiciosa que no conoce límites, llegando al punto de robar el dinero de la empresa, de convertirse en el amante y cómplice de Julieta, en la muerte de Don Américo y la búsqueda de su tesoro.

Jorge Marín es
Jorge Trujillo
Es un hombre de exquisito gusto. Trabaja en el Gran Hotel como asistente del chef y gracias a él tienen buena fama gastronómica. Perfeccionista y obsesivo con la estética y el orden. Neurótico con sus subalternos y sapo con sus superiores. Vanidoso hasta el extremo. Además de encargarse de la cocina, Jorge también maneja una red de mujeres y hombres que cobran por sus favores sexuales. Es confidente y cómplice de Julieta, por eso termina implicado en la búsqueda del tesoro y en la maldición que lanza Américo antes de morir.

Mateo Rueda es
Benjamín Buenaventura

Nació con una deficiencia cardiaca congénita y los médicos aseguraban que moriría a los cinco años, pero gracias a los cuidados “especiales” de Otilia hoy tiene 25 años. Habla de manera enredada, es torpe al caminar, es dulce y divertido. Sufre de autismo con Síndrome de Savant, pero tiene la capacidad de recordar cualquier melodía musical para luego interpretarlas en el piano. Ama a Otilia con todo su corazón.

. . : RESÚMENES : . .

Sin Senos no hay Paraíso

El Titi se escapa de la cárcel

Catalina se encuentra con Ximena y Paola
Cuando Catalina cree que su mamá está embarazada; Doña Hilda se lo oculta a su hija y la hace creer que no está en estado. Más tarde, Catalina les hace creer a Paola y Ximena que está modelando, que se va a operar de nuevo sus senos y se va a presentar en otro concurso de belleza. Y Ximena y Paola le proponen a Catalina que se asocie con ellas en el negocio de perros calientes, pero Catalina se opone porque cree que Don Marcial volverá para darla los lujos de antes. Mientras que, Yésica planea regresar por unos días a su barrio de Pereira, y Don Marcial la dice a Yésica que siga haciéndola creer a Catalina que no sabe nada de él. Y conversando de la captura de Morón; Ximena y Paola ponen nerviosa a Catalina cuando la dicen que quien le haya delatado podría morir de la peor forma porque Morón buscará venganza; aunque Catalina no se atreve a decirlas que ella fue una de las infiltradas de la DEA que ayudó a capturar a ese narco. Por otra parte, Jota le dice a Julieta que él se quiere ir con ella a México porque la ama, y ésta acepta encantada.

Catalina visita la tumba de su hermano Bayron
Jota y Albeiro siguen al Oficial Torrijos pues ellos quieren dejar una carta a la policía inculpándole de haberse robado bastante dinero que encontró en un retén. Mientras que, los forenses descubren que en el cadáver del Oficial Noriega hay rastros del hombre que le mató y, por esas huelas dactilares, descubren que Torrijos asesinó a su compañero Noriega. Por otra parte, Catalina visita la tumba de su hermano Bayron, al que extraña pero cree que debe de ser muy feliz en el cielo, donde no existen las tristezas.

Yésica regresa a su barrio
Jota se arroja ante una camioneta que conducían unos policías y, tras este atropello, Albeiro aprovecha ese revuelo para meter una carta en ese auto de los policías, donde inculpan al Oficial Torrijos de haberse robado dinero que encontró en un retén. Después, la policía va a arrestar a Torrijos, pues tienen pruebas de que él mató a su compañero Noriega y, antes de que le detuvieran; Torrijos coge su pistola y se dispara con ella en la cabeza, muriendo en el acto. Y favorablemente, a Jota no le ocurre nada malo, aunque tiene un poco de cojera. En complicidad con Don Jairo para vengarse de las mujeres que le hicieron creer que tenía SIDA; Michelle regresa a trabajar con Jota en los perros calientes, ya que quiere sabotearles el negocio, pues Don Jairo la prometió que la daría bastante dinero. Tras la citación de la fiscalía; Yésica vuelve a su barrio, donde se reencuentra con sus amigas Ximena, Paola y Catalina. Y Yésica se sorprende una vez más, cuando descubre que su madre tiene otro amante que debe de ser otro depravado sexual.

Jota pierde su negocio de perros calientes
Albeiro ve por el telediario que el Oficial Torrijos se quitó la vida cuando le iban a encarcelar por haber asesinado a su compañero, el Oficial Noriega y; poco después, Albeiro se lo cuenta a su amigo Jota. Y Jota pierde el negocio de la venta de perros calientes, pues los hombres a los que vendieron perritos calientes son internados en una clínica del dolor que sienten después de haber ingerido esos alimentos, sin saber que Michelle (una mujer que trabajó en el negocio de Jota y que volvió al burdel de Don Jairo) echó veneno en el tomate de los perros calientes, con el propósito de destruir el negocio de Jota. Mientras tanto; Ximena y Paola les confiesan a Catalina y Yésica lo mal que lo pasaron en el prostíbulo de Don Jairo. Más tarde, Catalina la dice a su madre que no resistiría si se enterara que ella está embarazada de Albeiro, por eso, Doña Hilda decide no contarla nada de su embarazo a Catalina. Quedándose a solas en la casa; Catalina no puede resistirse y ve desnudo a Albeiro, mientras éste se ducha en el baño.

El Titi se escapa con Cardona, después de matar a Martínez
Las madres de Catalina y Yésica deciden acompañar a sus hijas hasta la citación de la fiscalía. Y Yésica está furiosa porque el nuevo novio de su madre es un degenerado, que trató de tocarla, mientras ella dormía. Al llegar a la fiscalía; el Fiscal les pregunta a Catalina y Yésica sobre la ayuda que ofrecieron a la DEA para atrapar a unos narcos, a las que avisa de que no podrán salir de sus casas porque van a ser investigadas. En la cárcel de Miami; El Titi se enfada con Martínez por estar burlándose de él y de Cardona y, al final, El Titi le da un puñetazo a Martínez, propinando una paliza entre todos los presos. Y El Titi le clava un objeto punzante a Martínez, que hace que éste se muera en el momento, además, El Titi clava ese mismo objeto a Cardona y a él mismo para que la policía no sospeche que fue él quien asesinó a Martínez. Tras esto, Cardona y El Titi son trasladados a la enfermería de la cárcel, que consiguen deshacerse de un enfermero y un policía, y ellos se escapan de la cárcel por los conductos del aire y consiguen salir de allí metiéndose en unos camiones que salían de la cárcel. Y Cardona quiere regresar con su familia, mientras que El Titi quiere volver a Colombia para convertirse de nuevo en un gran narco y acabar con las personas que le delataron.

Yésica teme que El Titi intente matarla
Aunque Doña Hilda y Doña Imelda creen que las están vigilando porque estuvieron con narcotraficantes; Catalina le hace creer a su madre que jamás ha estado con narcos. Por otra parte, una Inspección de Sanidad llega al barrio para llevarse todos los carros de perros de Jota, quitándole ese negocio después de que sus clientes fueran envenenados, pues Michelle (aliada con Don Jairo) puso veneno en la salsa de tomate de los perros calientes. Además, Jota se queda sin su Julieta, quien se fue a México. Y Don Jairo está muy preocupado por su hermano, que resultó envenenado porque se comió uno de esos perros calientes, y está recuperándose en una clínica. Aunque nunca se interesó por el dinero que su hija Yésica le traía; Doña Imelda ahora quiere enterarse por qué la fiscalía la está vigilando, pero Yésica no la cuenta nada. Y Catalina y Yésica se ponen de acuerdo para hacerles creer a sus madres que ellas han estado modelando todo este tiempo en Bogotá. Por otra parte, Don Marcial se entera de que El Titi y Cardona lograron escaparse de la cárcel de Miami y, cuando se lo cuenta a Yésica; ella teme que El Titi y Cardona quieran vengarse de ella y de Catalina por haberles delatado.

Olvidando a Doña Hilda; Albeiro y Catalina hacen el amor
Jota, acompañado por Albeiro, enfrenta a Michelle por haberle abandonado y chafarle el negocio de perros calientes, y Michelle se justifica diciendo que no podía mantenerse ganando tan poco dinero en el carro de perros calientes; y Jota la amenaza con denunciarla a la policía. Por otra parte, Catalina no soporta a Albeiro, porque la reprocha que haya estado involucrada con narcos. Y cuando Ximena y Paola la dicen a Catalina que escucharon en la prensa que El Titi y Cardona se hayan escapado; Catalina también teme que El Titi regrese para matarle. Más tarde; Albeiro ve llorando a Catalina, a la que pide una explicación por haber abandonado su barrio y haberse echado a perder, y al final Albeiro y Catalina se besan apasionadamente y, después, ellos hacen el amor, mientras Doña Hilda está en la casa de su suegra Mariela.

Don Marcial se vuelve a despedir de Catalina
Aunque Yésica le dice a su madre que su amante la está acosando; Doña Imelda no cree a su hija porque está muy enamorada de su Gabriel. Y más tarde, Don Marcial llega a la casa de Yésica, y ésta presenta a Don Marcial como un amigo suyo de Bogotá, aunque Doña Imelda sospecha que ese tipo es un narco. Después de hacer el amor; Catalina le prepone a Albeiro que se vaya con ella a Bogotá. Y Albeiro y Catalina le ocultan a Doña Hilda lo que ocurrió entre ellos. Poco después, Catalina ve a Marcial, que la hace creer que la DEA dejó de buscarle y, por eso, regresó para verla. Y Don Marcial la vuelve a mentir a Catalina, diciéndola que debe de viajar fuera del país. Además, Don Marcial le advierte a su escolta de confianza, Pelambre, que sería capaz matarle si le cuenta a Catalina que él está enredado con Yésica. Por otra parte, Ximena y Paola temen que tengan que volver a trabajar en el burdel de Don Jairo, como prostitutas, para conseguir dinero. Mientras tanto, a Jota se le ocurre hacer, en el negocio de Albeiro, unas camiseta estampadas con mujeres desnudas para venderlas, y recaudar dinero para pagar la multa que le pusieron por hacer perros calientes que fueron envenenados.

El Titi y Catalina se reencuentran
Doña Hilda sospecha que Albeiro sigue enamorado de Catalina, mientras que Catalina y Albeiro están arrepentidos de haber hecho el amor porque traicionaron a Hilda, pero ellos deciden no contarle nada de esto. Por su parte, Yésica tiene que acostarse con Don Marcial, lo que a ella le es un suplicio, pero finge disfrutar con Marcial porque quiere seguir viviendo con los lujos que tiene gracias a éste. Y al día siguiente, Yésica regresa a la casa de su mamá para que la fiscalía no la encuentre con Don Marcial. Sin saber que ella fue quien le delató; El Titi va hasta Colombia para encontrarse con Catalina, a la que sorprende en la casa de ésta, sin que Doña Hilda ni Albeiro se enteren. Y El Titi la dice a Catalina que regresó a su país para matar a los que le delataron, para seguir traficando con drogas y porque él la desea. Mientras, Catalina recuerda que el abogado que les consiguió la fiscalía le dijo a ella y a Yésica que podrían estar varios años tras las rejas por haber estado involucradas con narcos. Y después de besarse apasionadamente, Catalina y El Titi se citan para verse a escondidas.


Del 25 de mayo al 5 de junio de 2009