Amor en custodia

Laura es secuestrada
por su ex esposo

Paz acepta pasar una noche inolvidable con su guardaespaldas

Paz (Alejandra Borrero) acepta salir a pasar una noche agradable con Juan Manuel (Ernesto Calzadilla) para celebrar su cumpleaños. Pero le pide que se ponga algo más formal, porque no lo va a ver como su guardaespaldas, si no como un amigo. Sin embargo, en el trascurso de la noche este hombre se verá obligado a hacerse pasar por su esposo. Entre tanto, Tango (Mario Duarte) le confesará sus sentimientos a Laura (Ana María Medina), la hermana de Camacho (Iván López), ésta por su parte, le revelará que también se siente atraída por él y un beso finalizará la conversación. Además, Bárbara (Ana Wills) será defendida una vez más por Camacho, quien al ver a su protegida en apuros, no dudará en salvarla.

Alejandro le prepara una fiesta sorpresa a Paz con el fin de reconciliarse con ella
Bárbara (Ana Wills) le pregunta a Paz (Alejandra Borrero) si es verdad lo que dice su padre: que ella tiene otro hombre, pero la diseñadora lo niega rotundamente. Por su parte, Alejandro (Marcelo Dos Santos) aunque quiere reconquistar a su esposa, también pretende seguir con su amorío con Carolina (Jenny Osorio), por lo cual, a la vez que le compra una gargantilla a su mujer, de igual forma se hace a un regalo para su amante. Entre tanto, el doctor Duarte llama a Santiago (Humberto Dorado) a pedirle dinero por su silencio con Victoria (Johanna Morales). De otro lado, Camacho (Iván López) le dice a su protegida que por causa de su actitud, no le guardará más el secreto de su enfermedad. Por su parte, todos están esperando a Paz en la mansión para la fiesta que le preparó Alejandro.

Bárbara se reencuentra con un viejo amor, mientras Paz y Aguirre buscan dilucidar la verdad sobre la hija de Victoria
Bárbara (Ana Wills) le confiesa a Paz (Alejandra Borrero) que el beso con Camacho (Iván López) fue culpa de ella porque sintió el deseo de hacerlo, pero que entre ellos dos no hay nada y nunca pasará algo. Por el contrario Nicolás le cuenta a la diseñadora que sus sentimientos por su protegida son sinceros y que hará hasta lo imposible por demostrarlo. Sin embargo, Camacho no la tendrá nada fácil, pues la joven se reencontrará con un viejo amor de su infancia. Por su parte, Paz le pide a Juan Manuel (Ernesto Calzadilla) que la acompañe junto con Victoria (Johanna Morales) al pueblo a desenterrar a su hija para saber de una vez por todas si está desaparecida o muerta. Entre tanto, el doctor les pide a los padres de Bárbara que en el comienzo del tratamiento contra la bulimia es recomendable no aumentar la ansiedad de la joven con los problemas de ellos porque puede desencadenarse algo peor.

Laura es secuestrada por su ex esposo, y Victoria se entera que su hija no está muerta
Walter (Hugo Gómez) el padre de Camacho (Iván López) le pide ayuda, pues acaba de perder 15 millones de pesos en una partida de póquer y si no los paga en los próximos días, lo matan. Pero los problemas para la familia Camacho no paran ahí, pues con el pretexto de entregarle unas cosas, Cristóbal (Cristian Villamil) engaña a Laura (Ana María Medina) para que vaya a su casa, pero cuando la joven llega la encierra en una bodega. Por su parte, Santiago (Humberto Dorado) le ordena a Juan Manuel (Ernesto Calzadilla) que lo mantenga informado sobre lo que haga o hablen Paz (Alejandra Borrero) y Victoria (Johanna Morales). Entre tanto, Bárbara (Ana Wills) se deja besar de Robert (Sebastián Sánchez) para darle celos a Nicolás. Luego de abrir la tumba, Victoria se da cuenta de que el cajón está lleno de piedras confirmando sus sospechas de que su hija está viva.

Aguirre se niega a darle a Santiago información sobre lo que hacen sus hijas
Nicolás (Iván López) le dice a Walter (Hugo Gómez) que logró conseguir los 15 millones de pesos que necesitaba para evitar que lo mataran, y como siempre le pide que no vuelva a apostar. Por su parte, Juan Manuel (Ernesto Calzadilla) le pide a Santiago (Humberto Dorado) que no lo presione pidiéndole información de sus hijas, porque su única función es velar por la seguridad de ellas y no ser un delator. Entre tanto, después de descubrir que en el cajón donde supuestamente está su hija enterrada sólo hay piedras, Victoria (Johanna Morales) llena de rabia sale en busca de su padre para pedirle una explicación al respecto.

Tango intenta, a su manera, rescatar a Laura, mientras que Santiago sufre un infarto luego de enterarse que Victoria sabe lo de su hija
Cristóbal (Cristian Villamil) obliga a Laura (Ana María Medina) a escribirle una carta a Tango (Mario Duarte) sin saber que ella aprovecha la situación para enviarle al jefe de escoltas un mensaje en clave. Al enterarse de lo que está pasando, Tango saca toda su furia y utiliza a la mamá de Cristóbal para obligarlo a entregarle a Laura, lo amenaza con desaparecer a su madre si no lo hace. Entre tanto, Victoria (Johanna Morales) enfrenta a Santiago (Humberto Dorado) mostrándole una de las piedras que estaba en el ataúd de su hija, y le pregunta que hizo con Lucia. No obstante, producto de la tensión, el señor Delucci sufre un infarto. Una vez en la clínica, Victoria al ver que Inés (Nórida Rodríguez) llega al lugar, le reclama vehementemente por su presencia, actitud de la cual se arrepentirá luego de que Inés le cuente que tiene información sobre su hija, pero que en vista de tanta grosería ya no se la dará.

Luego de que Victoria se enterase que su hija podría estar viva, Santiago sufre un infarto
Al enterarse que Cristóbal (Cristian Villamil) tiene retenida a Laura (Ana María Medina), Tango (Mario Duarte) decide responder de la misma forma, por lo que va a donde la madre del captor y amenaza con desaparecerla si Laura no regresa a la casa. Por su parte, Camacho (Iván López) le da a su padre el dinero que le pidió y le ruega que no vuelva a apostar. Entre tanto, después de descubrir que en el ataúd donde supuestamente reposaban los restos de su hija no hay más que piedras, Victoria (Johanna Morales) enfrenta a Santiago (Humberto Dorado), su padre, y le pregunta qué hizo con Lucia, su hija. No obstante, nada podrá ser aclarado, pues en medio de la discusión y producto de la tensión, el señor Delucci sufre un infarto y de inmediato es trasladado a la clínica.

Camacho y Tango intentan rescatar a Laura, mientras Victoria busca con Inés saber que pasó con su hija
Camacho (Iván López) y Tango (Mario Duarte) tratan por todos los medios que Cristóbal (Cristian Villamil) deje libre a Laura (Ana Maria Medina). La situación es de sumo cuidado, pues cualquier acción inadecuada pude poner en peligro la vida de la joven. Por su parte, Victoria (Johanna Morales) busca a Inés (Nórida Rodríguez) en su apartamento para que le diga lo que sabe de su hija. Entre tanto, Santiago (Humberto Dorado) recuerda el momento en que regaló a Lucía a una enfermera para que se la diera a una mujer que había perdido su bebé. De otro lado, Paz (Alejandra Borrero) le comunica a Bárbara (Ana Wills) que ya contactó el psicólogo especializado en su caso y que espera que ella cumpla su palabra de hacer el tratamiento.

Paz se entera que Santiago tiene otra hija, y Laura le da un beso a Tango
Preocupada por la situación que están viviendo los Delucci, Inés (Nórida Rodríguez) le pide a Juan Manuel (Ernesto Calzadilla) que no le mencione nada a Paz (Alejandra Borrero) sobre la otra hija de Santiago (Humberto Dorado), aunque éste promete no decir nada sobre el tema, Paz alcanza a escuchar la conversación. Entre tanto, Renata (Alejandra Azcarate) se alegra al ver que los periódicos ya están publicando las dificultades que atraviesan Paz y su padre, pues así su competencia caerá en desgracia y por fin ella podrá salir adelante con su empresa. Además, Laura (Ana Maria Medina) agradecida con todo lo que Tango (Mario Duarte) hizo por ella, le da un beso. Y Paz le comenta a Aguirre su preocupación por Bárbara (Ana Wills), pues no quiere que su hija termine mal.


Del 4 al 15 de enero de 2010