El Capo

El Capo demuestra
que sigue vivo

Pedro Pablo y Vanegas desvelan su secreto mejor guardado

Ante Tato (Óscar Borda), Marcela (Marcela Mar) e Isabel Cristina (Katherine Vélez), El Capo (Marlon Moreno) y Vanegas (Héctor Vanegas) deciden contar por qué si durante un duelo años atrás éste último murió y todos los medios hablaron de la muerte del narcotraficante en manos de su amigo y socio, ahora está vivo. Entre tanto, mientras el presidente es informado que el carro que trasportaba a la esposa de León Jaramillo y a la periodista a la Central de Inteligencia fue abaleado y las mujeres escaparon, Velandia (Juan Carlos Vargas) logra profanar la tumba de Pedro Pablo.

El Capo sale de la mendicidad y planea empezar una nueva vida
Aunque Pedro Pablo (Marlon Moreno) desconfía de Vanegas, (Héctor García) le pide ayuda para empezar una nueva vida lejos del narcotráfico. Cuando tiene oportunidad, el Capo se reúne con su esposa y le pide perdón por todo el daño que le ha causado y le plantea la posibilidad de empezar de nuevo, lejos del país, de la violencia en que han vivido los últimos años y junto a Julieta (Natalia Jerez), su hija. Entre tanto, después de confirmar que los restos encontrados en el lugar de la explosión son de dos hermanos, Velandia (Juan Carlos Vargas) decide ir a casa de Laura Montejo (María Lara) para confrontar los resultados de ADN con los de sus hijos.

Vanegas le propone a Pedro Pablo unirse a su negocio de tráfico de armas, y Vanegas llega a casa de Laura
Vanegas (Héctor García) lleva a Pedro Pablo (Marlon Moreno), a Marcela (Marcela Mar) y a Tato (Óscar Borda), al lugar desde el cual opera su negocio de tráfico de drogas. Mientras Vanegas le propone al Capo unirse a su organización y que con su ayuda estructure nuevamente su negocio de narcotráfico, el General Ismael Concha (Hernán Méndez) llega al lugar, dejando al descubierto su vínculo con los negocios ilícitos. Los nervios y la incertidumbre invaden al funcionario del Ejército, pues no logró cumplir a cabalidad las órdenes de su jefe y teme por su vida. De otra parte, Velandia (Juan Carlos Vargas) llega a casa de Laura (María Lara) para tomar muestras del ADN de sus hijos y así poderlas cotejar con las obtenidas de los supuestos restos incinerados de León Jaramillo y su hermano.

Vanegas le ordena a Ismael Concha asesinar a Laura
Por orden de Vanegas (Héctor García), el General Ismael Concha (Hernán Méndez) no sólo tendrá que informarle al Presidente que Pedro Pablo (Marlon Moreno) está vivo, sino que deberá encargarse del asesinato de Laura (María Laura), antes de que ella hable con el Capo (Marlon Moreno) y los delate. De otra parte, después de que Velandia (Juan Carlos Vargas) lograra sacar con vida a Laura de su casa porque integrantes del departamento de inteligencia del ejército intentaron asesinarla, esta mujer llama a Ismael Concha para que la rescate. A pesar de la buena voluntad y ayuda incondicional de Vanegas, Pedro Pablo sigue desconfiando de su amigo y le pide a Tato (Óscar Borda) estar alerta, pues cuando se presente la oportunidad escaparán del lugar.

Pedro Pablo retoma las armas, y Laura le confiesa a Velandia que Vanegas está vivo
Aunque Pedro Pablo (Marlon Moreno) estaba haciendo todo por cambiar de vida, la presión de Vanegas (Héctor García) lo obligará a tomar las armas nuevamente y para ello buscará la ayuda de los mexicanos. Marcela (Marcela Mar) aprovecha que está a solas con su amando para insistirle en la idea de abandonar el país y empezar una vida juntos lejos de su pasado, pero Pedro Pablo le recordará que Isabel Cristina (Katherine Vélez), su esposa, es una pieza clave en esta guerra y él no se irá sin ella. La desilusión, el temor y la impotencia se apoderarán de la periodista. De otra parte, Laura (María Lara), al comprobar que Concha (Hernán Méndez) intentó asesinarla, decide contarle a Velandia (Juan Carlos Vargas) que Vanegas está vivo y que ella trabaja para él desde hace años.

Frente a Isabel Cristina, Vanegas deja al descubierto sus verdaderas intenciones con El Capo
Desesperada por recuperar su libertad, Isabel Cristina (Katherine Vélez) enfrenta a Vanegas y le pide que la deje salir del encierro en el cual la tiene confinada. Vanegas, cansado de los reproches de la mujer, se destapa y le confiesa que él compró a una de las mujeres del Capo para que ella y algunas fichas claves del ejercito, se encargarán de acabar con el ser despiadado y asesino en que se convirtió su amigo. Isabel Cristina lo recrimina y le dice que si su esposo cambió, él no es ni la sombra del hombre que Pedro Pablo creía leal y cuidaba como así mismo. Entre tanto, León Jaramillo se comunica con los traficantes mexicanos para pedirles su ayuda y empezar cuanto antes a restablecer su organización. Velandia (Juan Carlos Vargas) y Laura (María Lara) llegan a la conclusión que él único que en este momento los puede ayudar es Pedro Pablo y para dar con su paradero, buscarán a sus hermanos.

Pedro Pablo le dirá a la opinión pública que está vivo y que el gobierno está tergiversando la información
Con la ayuda de Marcela (Marcela Mar), el Capo (Marlon Moreno) hace llegar a los medios de comunicación una grabación en donde informa que está vivo y que el gobierno ha tergiversado la información. Cuando el presidente y su gabinete se percatan de la situación, llaman de inmediato al director del noticiero que lo está trasmitiendo y le ordena suspender de inmediato el video. De otra parte, Velandia (Juan Carlos Vargas) es llevado por Tato (Óscar Borda) al lugar donde se refugia el Capo y en medio de una fuerte discusión y golpes, el detective le recrimina al narcotraficante por haber asesinado a su familia. Vanegas (Héctor García) llama a Ismael Concha (Hernán Méndez) y le dice que cuánto antes deben matar al Capo, pues de lo contrario su organización quedará la descubierto.

Ismael Concha es removido de su cargo, y Velandia es causado públicamente de ser el colaborador de las fugas del Capo
Después de ver el video que envió el Capo (Marlon Moreno) y para garantizar la transparencia de las acciones de su gobierno, el presidente decide remover temporalmente al General Concha (Hernán Méndez) de su cargo como director del Departamento de Inteligencia del estado. Instantes más tarde, el primer mandatario de la nación dice públicamente que Velandia fue el colaborador de las fugas de Pedro Pablo y que hará todo lo que esté a su alcance por capturar nuevamente al narcoterrorista. Mientras esto sucede, Pedro Pablo hace llevar un sacerdote al lugar donde se encuentra escondido para que oficie una ceremonia en memoria de su madre y de su hermano. Cuando León Jaramillo se entera que Vanegas ofrecerá un almuerzo social en su casa, le propone a tato infiltrar a uno de sus hombres al evento para así rescatar a Isabel Cristina.

El Capo tiene un enfrentamiento con Velandía, y el gobierno ordena investigar minuciosamente a Federico Barón (Vanegas)
El general Moreno es nombrado como nuevo director de inteligencia y se pone personalmente al frente de la investigación iniciada tras las acusaciones hechas por El Capo. De otra parte, Pedro Pablo (Marlon Moreno) organiza a sus hombres para ir a la mansión de Vanegas (Héctor García) y rescatar a su esposa, pero antes de esto, le da la oportunidad a Velandia (Juan Carlos Vargas) de acabar con el hombre que mató a su familia, pues el narcotraficante le quiere demostrar al detective que él puede ser tan criminal como ellos. Priscila (Érika Vélez) es interrogada por el nuevo director de inteligencia y le queda rotundamente prohibido tener contacto con Ismael Concha (Hernán Méndez), pues de ahora en adelante él es objeto de investigación.

Mientras Federico espera a sus invitados en la casa, Isabel Cristina planea escaparse de las manos de este empresario
El General Moreno (Rafael Vera) le informa al presidente sus primeros hallazgos en los expedientes de Federico Barón Correa (Héctor García), en donde le genera bastante desconfianza el por qué toda su familia está muerta y del parecido que tiene el empresario con el retrato hablado que publicó Manchola (periodista novio de Marcela), hace cinco años y que puso al descubierto al Capo (Marlon Moreno) y a su socio. El nuevo director de inteligencia decide hacer un allanamiento en la mansión de Vanegas. Entre tanto, aprovechando el almuerzo con fin social que organizó Vanegas, Isabel Cristina (Katherine Vélez) busca escaparse del lugar, sin imaginarse que su esposo llegará a rescatarla.


Del 18 al 29 de enero de 2010