Guy Ecker


Guy Ecker se anota un éxito con una webnovela en Internet, ‘Vidas Cruzadas’. Tras pasar más de tres años alejado de la actuación, regresó a las pantallas, esta vez de millones de computadores en Estados Unidos donde el público ha podido ver la webnovela de Univisión.

El melodrama, que coprotagoniza con la mexicana Kate del Castillo, se convirtió en una de las propuestas de contenido más exitosas de Univision.com, el portal en Internet de la principal cadena hispana del país. Compuesta de 15 capítulos de entre 5 y 8 minutos, la novela atrajo dos millones de vistas hasta el 15 de septiembre, cuando concluyó su emisión original. Los capítulos permanecerán en el sitio por seis meses, lo que podría añadir millones de espectadores adicionales.

El éxito significa un triunfo doble para Ecker, ya que además de ser protagonista, él y su esposa, Estela Sainz, son productores de la webnovela. Sainz también escribió la historia, centrada en una periodista que decide tener un hijo a través de la inseminación artificial justo antes de conocer a su príncipe azul.

En su calidad de ahora productor, Ecker saltó a la fama con el papel de Sebastián Vallejo en la novela ‘Café, con aroma de mujer’, tuvo en esta oportunidad que aprender algo más que los parlamentos de su personaje. Su habilidad para negociar se puso a prueba, ya que tuvo que salir a hablar con diferentes empresas para venderles el concepto, el cual ofrecía a potenciales anunciantes la integración de productos en la historia. El proceso fue arduo y tomó un par de años antes de que se concretara un acuerdo."Hablamos con Yahoo, Telemundo, People en Español y Univisión, entre otros", dice el actor. Finalmente Univisión, en sociedad con Endemol, la empresa detrás de la franquicia de Gran Hermano, decidió apoyar y financiar el proyecto. Para Univisión, la idea representó una oportunidad de incrementar su oferta de contenido en Internet, la cual se ha visto limitada por un conflicto legal que mantiene con Televisa. Buena parte de la programación en horario estelar del canal Univisión viene de la empresa mexicana, pero por provisiones en su contrato (que las empresas están disputando en los tribunales), Univisión no puede emitir este contenido en su portal de Internet.

Sainz, la escritora y esposa de Guy, agrega que no tuvo que hacer grandes concesiones en la historia a favor de los anunciantes, sino simplemente cambios marginales. Con un presupuesto cercano al medio millón de dólares, la webnovela se grabó el pasado mes de mayo de 2009, en un lapso de seis días en Los Ángeles. "La idea desde un principio fue hacer un novela para Internet, pero que luego se pudiera reeditar para ser formateada como un DVD o para canales de cable. La meta es poder explotarla en varias plataformas".

-¿Cómo surgió la idea de protagonizar una webnovela?
Hace unos cuatro años mi esposa, Kate, Carlos Sotomayor (director) y yo nos encontramos en Los Ángeles y Carlos habló de cómo Internet era la nueva plataforma para emitir contenido. De esa reunión salió la idea de adaptar una novela para Internet. Los cuatro ya habíamos trabajado juntos en ‘La mentira’, de Televisa. Para poner en marcha el proyecto, los cuatro decidimos crear una compañía productora, Amistad Production, que nació oficialmente hace dos años.

-¿Hay alguna diferencia entre una telenovela interactiva y regular?
Hay muchas diferencias, porque en la televisión el público sólo ve la televisión y no participa, en esta ocasión la gente puede participar, incluso pueden decidir el nombre del hijo de Mariana. En esta historia la información es rápida, no como en las tradicionales que se alargan mucho para llegar al final.

-¿Qué desafíos te produjo esta novela?
Uno de los desafíos fue hacer la integración de los patrocinadores de forma sutil, aunque ellos siempre pedían que se viera mucho más destacado, no entienden que la audiencia puede ofenderse si ve que están tratando de meterle un producto por los ojos. Al final creo que encontramos un término medio.

-¿Cuál es el sello de ‘Vidas Cruzadas’?
Es una historia muy actual, casi sacada de las noticias del día. Es una historia que rompe de alguna manera con el concepto tradicional porque el personaje de Kate no es una víctima, no es la virgen de pueblo, no es la historia de una mujer pobre que desea ser rica. Es la historia de una mujer que llega a un punto en el que desea convertirse en madre, pero no tiene a su lado al amor de su vida, pero a través de los milagros de hoy en día procrea un hijo, rompiendo con las tradiciones de su familia.

-Háblanos sobre tu personaje...
Daniel Aragón es un hombre hecho y derecho, tiene un negocio, trabaja muy duro en la vida y recientemente sufrió una decepción con su pareja con la que iba a tener un hijo, y justamente tenían dificultades para procrear y tenían que ir a una clínica de fertilidad para poder concebir, pero antes de que suceda eso, Daniel encuentra a su pareja con su mejor amigo. Esa situación le hace preguntarse si quiere una familia, ¿qué es lo que quiere de la vida? ¿Si ser padre es bueno para él?, pero encuentra al lado de Mariana lo que nunca encontró al lado de su pareja.

-¿Y cómo es Mariana?
Es una mujer que ya sabe lo que quiere en la vida. Una mujer decidida y es algo que para este personaje le atrajo muchísimo (a Kate).

-¿Desde cuándo quisiste ser productor?
Siempre me ha interesado, siempre he tenido esa inquietud. Antes de ser actor, estudié administración de empresas, así que tengo las bases para hacerlo. Y he participado en tantas novelas y producciones que aprendí muchas cosas en diferentes facetas. Una de mis metas es ayudar a desarrollar en Los Ángeles un centro de contenido hispano en contrapeso a Miami y a las mismas producciones que vienen directamente de América Latina. Acá está Hollywood y hay un montón de talento que se está desaprovechando. Nadie está contando las historias de los latinos de segunda y tercera generación de acá.

-Y ahora que eres productor, ¿dejarás la actuación?
No. Pretendo manejar los dos, porque me gustaría incursionar más en cine y en la televisión estadounidense. Entre mis próximos proyectos está una película de la época de Simón Bolívar que se rodará en Venezuela. No voy a hacer el papel del típico galán, será algo completamente diferente para mí.

-¿Qué recuerdos guardas de la novela ‘La mentira’, que también protagonizaste con Kate?

La novela ‘La mentira’ que hice con Kate y Carlos (como productor) fue la mejor experiencia que tuve en México. Kate y yo representamos personajes fuertes y creo que hubo mucha química entres los dos. Kate es una actriz a la que admiro mucho y me encantó la idea de volver a trabajar con ella.

-Cuando había escenas candentes entre tú y Kate, que fueron escritas por tu esposa, ¿ella veía esas escenas?
Ella no se presenta al set, cuando Kate y yo nos estábamos besando, ella se aparta. Pero ella entiende perfectamente lo que estamos haciendo. Lo hacía para respetar a la actriz. Muchas veces la otra persona se siente incomoda, a pesar de que es trabajo, es puro trabajo. Pero como ella siempre anda conmigo en los sets, lo que pasa es que se hace amiga de la protagonista y nos llevamos muy bien.

-¿Tuviste algo que ver o sugeriste algo a la hora de que tu esposa escribía la historia?
Pues sí, como trabajamos juntos en una oficina ahí en la casa, constantemente me preguntaba: “¿Qué piensas de esto? ¿Cómo ves lo otro?”. De ahí surgieron ideas nuevas, cambios y todo ese tipo de cosas. Afortunadamente, trabajamos muy bien juntos.

-¿Recomiendas el trabajo en pareja?
En este medio resulta mejor trabajar juntos, porque luego cada uno anda por su lado

-¿En qué características eres compatible con Daniel, el protagonista de ‘Vidas Cruzadas’?
Es un tipo sencillo, es un tipo que sabe lo que quiere en la vida, aunque no ha tenido mucha suerte en el amor. Aunque en el preciso momento en que conoce a Kate no lo está buscando. Y creo que eso pasa en la vida real, cuando paras de buscar encuentras.

-¿Qué piensas de la inseminación?
La temática es muy controversial, pero yo no lo haría, aunque sé que pagan muy bien, sobre todo a las mujeres por donar sus óvulos y a los hombre sus muestras.