Perro Amor

Antonio apuesta con Camila,
tener que seducir a Sofía

Antonio deja plantada en el altar a Daniela

Todo comienza cuando Antonio Brando, también conocido como “El perro Brando”, y su prima Camila Brando, mantienen uno de sus juegos amorosos, ya que son amantes desde la adolescencia y viven una vida llena de aventuras inmorales, pasiones oscuras, conquistas peligrosas y apuestas arriesgadas. Entre ellos todo está permitido, desde hacer el amor en una ventana, donde Antonio ve por primera vez a la hermosa Sofía Santana, a la que defiende de su perro, ya que comienza a ladrarla y, desde su primera mirada, ellos se sintieron atraídos. Justo cuando Antonio se iba a casar; su madre le descubre haciendo el amor con su prima Camila. Instantes más tarde, Antonio Brando va a casarse con Daniela Valdiri, la hija del socio de su padre, pero el mismo día de la boda, Camila le propone a Antonio una de sus famosas apuestas: dejar plantada a la novia en el altar, él acepta la apuesta y humilla a la joven Daniela diciendo que no se casa frente al cura, los ilustres invitados y Sofía Santana, la cocinera del catering que iban a ofrecer en el enlace. Furioso tras el desplante, Fernando Valdiri, mayor inversionista de la Constructora de la familia Brando, Valdiri rompe relaciones con ellos por el ultraje y la ofensa contra su hija, haciendo peligrar un importante proyecto en el que está empeñada la fortuna de los Brando, además, Fernando le pide a su hija Daniela que se vaya de viaje a París y piense en una venganza en contra de Antonio para su regreso. Ese mismo día de la frustrada boda, Antonio conoce a Sofía Santana, una muchacha encantadora hija de la encargada del banquete, y se siente atraído por ella. Pero no es el único que se fija en Sofía, ya que Rocky Pérez, un atractivo y sensible cantante que estaba amenizando la fiesta con sus canciones, también se enamora de la bella Sofía. Y Camila se percata del interés de Antonio por Sofía y, de inmediato, se las ingenia para inventar otra de sus inmorales apuestas: seducir y llevar a la cama a esa niñita ingenua y virtuosa que lo acaba de ver plantar a Daniela, además, la apuesta resulta mucho mas atractiva cuando Antonio descubre en la red que Sofía no solo es ingenua y virtuosa sino militante de un movimiento de jóvenes “vírgenes hasta el matrimonio”. El incorregible Antonio acepta este nuevo reto con verdadero placer.

Antonio apuesta con Camila, tener que seducir a Sofía
El paralizado Proyecto Inmobiliario que está a punto de llevar a los Brando a la quiebra, consiste en la construcción de un gran Centro Comercial en un área donde actualmente está el empobrecido barrio de San Jerónimo y, para poder llevar a cabo el proyecto es necesario sacar a los habitantes del barrio. Y Camila y su esposo se valen de mentiras y engaños para estafar a la gente de San Jerónimo representados por Don Dago, padre del cantante Rocky, ya que Camila le hace creer ahora a Dago que le el dinero no se lo entregarán hasta pasados tres años. Después de que Daniela se fuera de viaje a Francia para pensar la venganza en contra de Antonio; Camila va a buscar a Fernando (el padre de Daniela) para acostarse con él y pedirle que retomen el negocio y, a pesar de que Camila tuvo que acostarse con ese viejo, Fernando Valdiri se opuso a realizar ese negocio con los Brando. Por otra parte, Antonio persigue a Sofía y la hace varias fotografías, sin que ella le viera. Y después, Antonio le dice por teléfono a Sofía que ayer la miró a los ojos y, al verla, fue incapaz de casarse con Daniela; pero Sofía no cree que él sea Antonio y le cuelga el teléfono. Pero, Antonio no se da por vencido y va hasta su casa para repetirla que no se casó por ella, pidiéndola una cita.

Antonio seduce a Sofía
Don Dago le cuenta a su hijo Rocky que le estafaron y le engañaron porque los Brando quieren construir un centro comercial en su humilde barrio y que le ofrecieron mucho menos dinero de lo que ellos ganaran con ese mega proyecto. Y Don Dago le pide a su hijo Rocky que le prometa que jamás va a vender su casa a los Brando, ya que ellos intentaran comprársela para llevar a cabo su idea ambiciosa de construir un centro comercial. Ocultándole a su madre que va a salir con el hombre que dejó plantada a su novia en el altar; Sofía intenta salir por la noche con Antonio, hasta que su madre Rosario lo descubre y se opone a que su hija salga con “El Perro Brando”. Finalmente, Antonio se vale de su palabrería para convencer a Rosario de que deje a su hija que salga con él. Y Antonio lleva a Sofía hasta su yate, donde él vive. Hablando de cómo le gustan los hombres, Sofía le dice que busca a un hombre detallista, fiel y que no sea mentiroso. Cuando Rocky les estaba contando a los vecinos que engañaron a su padre Don Dago y que no les entregarán aún el dinero de sus propiedades; los vecinos comienzan a exigirle que les entregue su dinero y, por esto, avergonzado, Don Dago se suicida al sentirse culpable de la estafa, disparándose en la cabeza. Instantes más tarde, Jairo Chaparro (el hombre que le consiguió el negocio a Dago con los Brando) telefonea a Gonzalo (el esposo de Camila) para contarle que Don Dago se mató. Tras el suicidio de su padre, Rocky está furioso y quiere vengarse de los Brando, a los que culpa de su muerte. Poco después, Jessi (una conquista de Antonio) llega a la casa de Camila, contándola que Antonio la engañó y que ella perdió a su esposo tras mantener una relación sexual con Antonio, también conocido como “El Perro Brando”. En el yate, mientras Camila les espía desde su teléfono móvil, como lo planeo con Antonio; él besa a Sofía, a la que endulza el oído, diciéndola que le cambió la vida al conocerla. Y cuando Antonio y Sofía se estaban besando, Camila envía a Jessi al yate de éste para que interrumpa la velada de los tortolitos.

Don Pedro quiere que su hijo Antonio madure
Cuando llega al yate, Jessi se enfrenta a Antonio, haciendo que Sofía se diese cuenta de que Antonio juega con las mujeres, haciéndolas creer que se enamoró de ellas para llevarlas a su cama y luego rechazarlas. Y después, Camila intenta hacerse amiga de Sofía, llevándola a su casa en su coche, donde Camila la avisa a Sofía de que Antonio no descansará hasta que consiga acostarse con ella, ya que Camila quiere que su primo Antonio pierda la apuesta, que consistía en que Antonio se acostara con Sofía. Mientras que, Cecilia y Ligia (las abuelas de Antonio y Sofía) son muy buenas amigas y quieren conseguir que sus nietos se hagan novios. En el entierro de su padre Don Dago; Rocky les confiesa a sus vecinos que se vengará de los Brando por haberles engañado. Cansado de la irresponsabilidad de su hijo Antonio, Pedro vende el coche de su hijo Antonio, pidiéndole que tenga una vida que valga la pena, pero Antonio quiere seguir con la vida que lleva. Al día siguiente, Sofía le confiesa a su amiga Vero que estuvo a punto de sucumbir a los besos de Antonio y, olvidándose de sus principios, podría haber hecho el amor con él. Haciendo caso a su abuela Cecilia; Antonio sigue en su conquista por Sofía y pretende que se hagan novios, aunque Camila siempre estropea la relación de éstos, ya que ella coge el ordenador de éste y, mientras estaban hablando por Internet, ella se desconecta para que Sofía vuelva a desilusionarse de él, quien manda a su perro que muerda a Gonzalo, cuando descubre que él (mandado por Pedro) manda desalojar el yate donde vive, por eso, Antonio le dice a su padre que le deje arrendarle el lugar para dejar a las afueras de su casa el yate donde éste vive. Y Pedro le pide a Antonio que le demuestre que puede madurar. Al llegar a la empresa de los Brando; Rocky golpea a Antonio porque les considera los culpables del suicidio de su padre, diciéndoles que se vengará de ellos por haberles estafado. Y Camila le hace creer a Antonio que el padre de Rocky, por una gran comisión, engañó a sus vecinos y que después les hizo creer que los Brando eran unos estafadores. Por la noche, Antonio (gracias a su abuela) consigue la dirección del restaurante donde Sofía trabaja, y él va hasta allí, pero ella le rechaza.

Antonio siente celos de Rocky
Camila estropea el encuentro de Antonio con Sofía, en el restaurante donde ésta trabaja, ya que Camila llega con todos sus amigos. Después de terminar su trabajo, Sofía se va con su amiga Vero hasta una discoteca, donde descubre que actúa el cantante Rocky. Y Vero se besa apasionadamente con Benny (el amigo de Rocky), haciéndose novios en ese momento. Mientras que, Camila convence a Antonio para llevarle hasta un bar en el que intercambian sus parejas y, después de que Camila le pida que se olvide de Sofía; ella intenta acostarse con otro hombre, pero ella le deja plantado al enterarse de que Antonio se llevó su coche, quien busca a Sofía desesperadamente. Y al encontrarla, Antonio se pone muy celoso al ver como Sofía y Rocky cantan muy acaramelados. Instantes más tarde, Camila se da cuenta de que Antonio está sintiendo algo más que atracción por Sofía y, por esto, Camila se pone celosa. Aunque Sofía rechaza a Antonio, él no se da por vencido y conversa con Vero, quien le cuenta a Antonio que Sofía está estudiando y trabajando a la vez para ayudar a su madre a mantener la casa, ya que su padre las abandonó porque su abuela Ligia siempre se metía con él, además, Ligia le culpa de haberse ido llevándose su dinero y dejándolas en la ruina. Al día siguiente, Gonzalo va hasta la casa de Rocky para darle sus condolencias por la muerte de su padre, pidiéndole un plazo para que les paguen las casas que Don Dago les vendió, pero Rocky se opone y echa de allí a Gonzalo. Como no tiene dinero para ayudar a su madre y para pagar sus estudios, Sofía le dice a Antonio que si quiere que ella le perdone, que le ayude a encontrar un buen trabajo.


Del 11 al 15 de enero de 2010