Victoria Ruffo quiere ser villana


Victoria Ruffo descartó ingresar a la política y espera iniciar a mediados de año su nuevo proyecto con Televisa, tras la acogida de Macarena en ‘En nombre del amor’.

Interpretar un personaje antagónico que la desvinculara de la protagonista sufrida y llorosa, ha sido un anhelo para Victoria Ruffo, quien estuvo a punto de materializarlo con la telenovela ‘En nombre del amor’.

La mexicana aspiraba encarnar a Carlota, pero un grupo focal de la producción de Carlos Moreno arrojó que el público prefiere verla de “buena”, por lo que terminó en la piel de Macarena, mientras que Leticia Calderón se llevó la villana.

“Hace un año decía: ‘si no me dan la villana no trabajo’, pero ya no pienso en eso. Ya llegarán. Quiero que me den una villana. Lo he pedido, lo he suplicado, porque como actriz puedo interpretar cualquier papel, pero no me dejan”, confesó la mexicana.

Sin embargo, no ha perdido las esperanzas, ya que “Jacqueline Andere fue protagonista toda su vida y ahora hace unas villanas maravillosas”, consideró quien precisamente se nutrió en sus inicios de laborar junto a figuras como Andere, Silvia Pasquel y Maricruz Olivier.

Basada en esa experiencia, apoya la generación del relevo que se abre paso en producciones como ‘En nombre del amor’, como es el caso de Allisson Lozz, Altair Jarabo y Sebastián Zurita.

“Me remonté a mis inicios cuando empecé a trabajar en televisión junto a Jacqueline Andere y Silvia Pasquel, ellas me dieron la oportunidad y fui ganando conocimiento. Traté de exprimir al máximo a cada una de ellas, platicábamos mucho y fui creciendo como actriz. Impulsar a estos chavos me dio mucho gusto, porque sé ve que vienen fuertes, con ganas por esta profesión”, reveló quien aceptó participar en esta adaptación de ‘Cadenas de amargura’, motivada en parte por el elenco encabezado por Arturo Peniche y Leticia Calderón.

El secreto de su vigencia, asegura nace del amor por la profesión, unido a una dosis de paciencia y otro poco de suerte. “He contado con todos esos factores, pero lo más importante es que tienes que amar lo que estás haciendo. Si no amas tu profesión y no crees tus personajes, la gente lo percibe y no traspasa el sentimiento la pantalla”, opinó.

María Victoria Eugenia Guadalupe Martínez del Río Moreno, nombre de pila de la actriz, casada con el político Omar Fayad y madre de tres hijos, descarta completamente ingresar a ese ámbito aprovechando la popularidad alcanzada en la pantalla. “Cuando empecé a andar con mi marido, hubo varios partidos que me ofrecieron ser delegada o diputada, pero no se juega con eso. La gente creería en mí, pero ser político es una profesión, una carrera que requiere conocimiento, no sólo que la gente te quiera”, estableció.

Además, “los 11 años que llevo con mi marido y viendo lo que es el trabajo de la política, entre más lo conozco, menos quiero ser política”, reiteró.

Conocida por estelares en telenovelas como ‘Simplemente María’, por la que aún hoy recibe comunicaciones de Rusia, ‘La fiera’, ‘La madrastra’ y ‘Victoria’, por mencionar algunas, Ruffo espera iniciar su nuevo proyecto con Televisa a mediados de año. Mientras tanto, continuará con las funciones de la obra teatral ‘Las arpías’, en México.