Victorinos

Comienza una nueva
profecía con tres Victorinas

Victorino Manjarrés se encuentra con dos Victorinas

En la cárcel, una de las Victorinas se hace amiga de una presa, quien la propone ser su representante, si ella decide ser boxeadora. Y al salir de la cárcel, esa Victorina se encuentra con Victorino Manjarrés, quien se mira fijamente con ella, que siente miedo al verle y mucho más cuando se enlazan la mano y, en ese momento, suena un trueno. Además, la Victorina psicóloga también se siente atraída por Victorino Manjarrés, a pesar de que ella esté comprometida con otro hombre, aunque ella no soporta a su esposo. Y al enterarse de que la psicóloga de Victorino Manjarrés, también se llama Victorina; la madre de éste (Martina) teme que una nueva profecía se esté urdiendo. Por otra parte, Victorino Gallardo encuentra en un hotel a Victorina Fernández, y éste se fija en ella desde el primer momento y, al acercarse, comienza un vendaval de aire, que para cuando se separan el uno del otro. Cuando sale de la cárcel, la Victorina cree que podría ser una gran boxeadora para poder mantener a su hermanita, con la que tuvo que dormir en la calle porque no tenían ningún otro lugar. Por la noche, Victorino Gallardo se adentra en la habitación del hotel de Victorina Fernández, encontrándosela desnuda y, en ese momento, él la invita a una discoteca y, aunque al principio ella no quería, acaba aceptado la propuesta de Gallardo.

Victorino Gallardo se alía con Victorina Fernández para robar a un millonario

Una de las Victorinas consigue dinero para mantener a su hermanita, después de demostrarle a un representante de boxeadores que ella podría pelear en un ring de boxeo. Y después de conseguir trabajo como boxeadora, Victorina Cruz y su hermanita se hospedan en la casa que construyeron Lina María, Karen, Amparo y Carlos Alonso, ya que éstos alquilaban una habitación. Por otra parte, Victorino Gallardo convence a Victorina Fernández, la socorrista, para que seduzca al Señor Miguel Ángel Grosguai, dueño de una prestigiosa cadena hotelera, mientras él le roba el dinero. La psicóloga, quien también se llama Victorina, comienza a tener varias predicciones, ya que cree que algo malo pasará y que habrá sangre de por medio.

Victorina Cruz comienza a pelear como boxeadora
Fingiendo un desmayo, Victorina Fernández se cuela el cuarto de vigilancia del hotel, para que mientras tanto Victorino Gallardo averigüe cuánto dinero tiene el dueño del hotel, descubriendo que éste tiene más de 5 mil millones de dólares. La psicóloga Victorina Salinas es incapaz de dejar de pensar en Victorino Manjarrés, al que busca en su casa y, después, Victorino Manjarrés se va corriendo detrás de Victorina Salinas y, estando juntos, comienza a diluviar y al mismo tiempo se incendia una papelera de la calle. Mientras que, Marcos (el prometido de Victorina Salinas) es infiel a ésta con otra mujer. Cuando descubre el verdadero nombre de Victorino Gallardo; Victorina Fernández se da cuenta de que Victorino es un delincuente buscado por la policía. Por la noche, Victorina Cruz va por primera vez a pelear contra otra mujer en un ring de boxeo.

Victorina Cruz acaba en el hospital tras una paliza
A pesar de no tener un entrenamiento para combatir en un ring de boxeo; Victorina Cruz se enfrenta a una boxeadora experta, y Victorina Cruz pierde el combate. Y muy adolorida por los golpes que recibió, Victorina Cruz se desmaya en la calle, y “El Pantera” (un gran boxeador), apenado, la recoge y la lleva hasta un hospital. Como Victorina Cruz se fue por la noche a boxear; Amparo, Lina María y Karen comienzan a sospechar que ella podría ser una prostituta, mientras que Sol está muy preocupada por su hermana, ya que la pequeña se despertó y no la encontró, pero Karen tranquiliza a Sol contándola varios cuentos. Por otra parte, Victorina Salinas recuerda con nostalgia el accidente aéreo que tuvo con sus progenitores cuando ella era una niña, donde su padre perdió la vida. En una discoteca, Victorina Fernández se pone muy celosa al ver a Victorino Gallardo coqueteando con otra mujer, aunque ella le teme porque cree que él podría matar al Señor Grosguai para robarle su dinero.

Lina María y Martina se dan cuenta de la nueva profecía de las Victorinas
Como Lina María cumplía sus años de cárcel en su casa, sin poder salir, ya que se inculpó por su hijo Victorino de haber matado a Víctor Hugo; Carlos Alonso (contratando a un abogado) consigue que la policía deje totalmente en libertad a Lina María, quien está feliz y deseando de casarse con Carlos Alonso. Por otra parte, Victorina Salinas recuerda que cuando era niña y tuvo ese accidente de avión en el que murió su padre, unos indios la recogieron a ella y a su madre y, allí, la advirtieron de que ella tenía el don de ver lo que ocurrirá en el futuro. Después de haberse acostado con una de las compañeras de trabajo de Victorina Fernández, socorrista de playa; Victorino Gallardo le pide a uno de sus secuaces, que hace llamar “Carnicero”, que investigue sobre la vida del viejo millonario Miguel Ángel Grosguai. Contactándole por teléfono, Martina le informa al profesor Phillipe que una de las tres Victorinas ya apareció en la vida de su hijo Victorino Manjarrés. Después de salir del hospital, Victorina Cruz se maquilla para disimular los golpes que recibió de otra boxeadora. Al enterarse de que están hospedando a una mujer que se llama Victorina, igual que su difunto hijo; Lina María recuerda que Phillipe la advirtió de que iban a llegar tres Victorinas después de que se murieran dos de los Victorinos y habría otra maldición.

Victorino Manjarrés se encuentra en el cementerio con Victorina Cruz
Victorina Cruz recuerda cuando perdió a sus padres, ya que unos hombres más poderosos querían casarse con ella y, al oponerse, les quemaron su humilde casa y mataron a sus padres, delante de su hermana menor: Sol. Cuando estuvo a punto de atropellar accidentalmente a Victorino Gallardo con su coche; Miguel Ángel Grosguai, sin conocerle, le invita a cenar a su casa, y Victorino Gallardo se hace pasar por Alexandro de Lima, para que no le reconozcan, ya que sigue siendo un prófugo de la justicia. Estando en un restaurante, Marcos y Victorina Salinas se encuentran con la amante de éste, Carolina. Y cuando Victorina Salinas no les ve, Marcos le pide a Carolina que no le cuenta a su prometida que ellos son amantes. Por su parte, Victorino Manjarrés se encuentra con Victorina Cruz en el cementerio y, al verse, comienza una ventisca en el ambiente; y Victorina Cruz se va corriendo, ya que Karen la explica a Victorina que no pueden encontrarse entre ellos porque les persigue una profecía. Instantes más tarde, Victorino Manjarrés le dice a su madre Martina de que cuando vio a esa mujer en el cementerio, de la que no sabe el nombre, volvió a ocurrir lo mismo que cuando él se veía con los otros Victorinos. En el mar, Victorina Fernández se vaya junto a Miguel Ángel Grosguai, donde entre risas, éste la pregunta si tiene a alguien en su vida. Y el viejo Grosguai cree que encontró el amor en Victorina Fernández, que según él dice, le devolvió la vida.

Victorino Manjarrés descubre de qué trata la nueva profecía
Victorino Manjarrés va a hablar con el Profesor Phillipe, al que advierte de que hay una profecía nueva, que consiste en que si un Victorino y una Victorina se enamoran, ambos morirán; pero Victorino no le cree. Más tarde, a Phillipe se le presenta la vieja con el reloj de arena, que anuncia la profecía de los Victorinos. Entre tanto, Efraín Manjarrés tiene celos al ver que Martina tiene tantas ganas de hablar con Phillipe, pero ella le explica que quiere charlar con Phillipe para saber si hijo Victorino vuelve a correr peligro. Por otra parte, Victorino Gallardo le obliga a Victorina Fernández a que le ayude a robar toda su fortuna al señor Grosguai, chantajeándola con contarle a Grosguai que ella le ayudó a averiguar cuánto dinero tenía. Mientras tanto, El Pantera (el hombre que la rescató tras ser golpeada) le ofrece un puesto de trabajo a Victorina Cruz, quien acepta ser profesora de boxeo de niños.

Victorina Salinas se encuentra con Victorina Fernández
El Pantera recibe la visita de unos hombres que intentan matarle y, después, Victorina Cruz se ofrece para que El Pantera la entrene para poder pelear en contra de Marina (la boxeadora que entrena Cervantes, el hombre que intentó matarle). Por otra parte, Victorina Salinas rechaza seguir con las sesiones de psicología de Victorino Manjarrés. Más tarde, Victorina Salinas habla con el Profesor Phillipe, al que demuestra que ella puede ver el pasado y el futuro, diciéndole que ella conoce la maldición. En la policía, Victorino Manjarrés escucha como dos policías hablan de la captura de Victorino Gallardo, y éste acaba descubriendo que Gallardo ahora se hace pasar ahora por un extranjero llamado Alexandro de Lima. Viajando a la capital, el Señor Grosguai lleva a Victorina Fernández hasta su gran casa, pidiéndola que viva allí con él y, sin que ellos lo sepan, Victorino Gallardo les persigue, escondiéndose en una funeraria donde tiene una casa muy lujosa escondida allí, ya que uno de sus secuaces (Carnicero) se esconde de la policía en ese lugar. Hablando con su novio Marcos; Victorina Salinas descubre a otra Victorina, quien está enredada con el millonario Grosguai, quien es el jefe de Marcos y, poco después, Victorina Salinas y Victorina Fernández se encuentran en un restaurante, donde hay una ventisca y comienza a caerse todos los muebles.

El Profesor Phillipe estuvo a punto de morir quemado
La vieja con el reloj de arena se le aparece nuevamente al Profesor Phillipe y se enfrenta a ella diciéndola que esta vez no podrá llevar a cabo su profecía, por eso, la habitación de ésta comienza a quemarse, y Phillipe se desmaya del humo del fuego y, en el hospital, Phillipe es salvado por los médicos. Y Victorina Salinas va hasta la habitación incendiada y descubre que en la pared salió la misma marca que ella tiene en la espalda, por lo que teme de que la profecía se cumpla. Advirtiéndola de que podría delatarla ante el Señor Grosguai, contándole que ella quería aprovecharse de su belleza para enamorarle y apropiarse de su fortuna; Victorino Gallardo se cita con Victorina Fernández en una iglesia. Al salir de la funeraria donde se esconde, Victorino Gallardo se encuentra con una vecina que se llama Dolores, quien se enamora de Gallardo nada más verle, sin sospechar que él es un prófugo de la justicia. Además de casarse, Lina María y Carlos Alonso están pensando en tener un hijo.

Victorino Gallardo atenta contra la vida de los Manjarrés
Victorino Manjarrés y su familia, a las afueras de su casa, son víctimas de un atentado, perpetuado por Victorino Gallardo, quien envió a dos sicarios para que les mataran, pero favorablemente Victorino Manjarrés, Martina y Efraín consiguen esquivar las balas. Y Victorino Manjarrés y un policía persiguen a los sicarios, que logran escabullirse, después de que ellos estuvieran a punto de caer por un terraplén con su coche. Y los sicarios informan a Gallardo de que Victorino Manjarrés cayó por un precipicio, pero en realidad el policía y Manjarrés consiguieron detener el coche a tiempo para que no se cayeran. Por otra parte, Victorina Salinas tiene una discusión con su prometido Marcos, ya que él no se cree la profecía y, para que ella no siga atormentándose, la dice que se cambie el nombre. Más tarde, Victorina Salinas va a su despacho donde comienza a investigar sobre la profecía y, en ese momento, comienza unas ventisca y se funden las luces y, conduciendo, comienza a caer sangre por el parabrisas, por todo esto, Victorina Salinas teme lo que pueda sucederla.


Del 18 al 29 de enero de 2010