Pandillas, Guerra y Paz II

Nostradamus pasa de muerto
a prófugo de la justicia

Mientras los muchachos en el barrio rebuscan dinero para hacerle un funeral digno al maestro Nostradamus (José Luis Paniagua), este especial ser, ante la mirada atónita de los médicos se levanta como Lázaro y recobra la vida. La sorpresa es para todos y los directores de la cárcel se atormentan al pensar que el supuesto muerto, es ahora un prófugo de la justicia. Por su parte, en La Cayena, el jefe Malo (Manuel Cabral) le cuenta a Ricardo Castro (Sebastián Calero) y su pandilla, que Lucía (Tania Falquez) ya no trabaja más como resocializadora y por esa razón no los podrá ayudar más y tendrán que olvidarse de sus beneficios.

Richard es obligado a guardar silencio frente a los medios de comunicación
Walter (Harold Córdoba), el Director de la cárcel La Cayena, manda a llamar a Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) para advertirle que frente a la prensa no podrá mencionar una sola palabra sobre todo lo que ocurrió después del motín, aunque Richard no está de acuerdo termina obedeciendo, pues es amenazado con un cambio de patio. Por su parte la Doctora Lucía (Tanía Falquez) desmiente cada una de las palabras dichas por Farfán (Pedro Mogollón) ante los medios de comunicación. Además, ‘El Zarco’ (Anderson Ballesteros) da la orden a sus secuaces de preparar un atentado en el barrio para recordarle los habitantes, especialmente a Mateo (John Alex Ortiz), quien manda en la zona. Y Shampoo (Iván Darío Aldana) se recupera satisfactoriamente en la clínica.

Farfán culpa a Castro del motín en la cárcel, y Lucía los defiende
Farfán (Pedro Mogollón), el Director Nacional Penitenciario, Walter (Harold Córdoba), el Director de la cárcel La Cayena, la doctora Lucía (Tanía Falquez), ex Directora de la Oficina de Resocialización Carcelaria y otros funcionarios públicos, se reunirán en el comité de seguridad para hablar de lo ocurrido en el penal. Allí Farfán pedirá que se les quite cada uno de los beneficios que el Estado les había dado a Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) y sus muchachos, además exigirá que le agreguen más años de condena. Por su parte, la doctora Lucía intentará dejar en limpio el nombre de Richard y por el contrario, intentará demostrar que el motín pasó por negligencia de él y sus hombres. Además, el traslado de Tetris (Rafael Uribe) y Alfil (Anderson Balsero) sigue en marcha.

Tetris busca la manera para hablar con Ricardo Castro y proponerle un negocio
Luego de ser trasladados al patio de mayor peligrosidad de La Cayena, Tetris (Rafael Uribe) envía a uno de sus hombres a hablar con Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero). Sin embargo éste le advierte que no quiere nada con ellos y le informa a sus muchachos que no quiere que ninguno forme parte de algún bando. De otra parte, Raquel (Marisol Castaño) habla con Mónica (Yesenia Valencia) para que la ayude a conseguir niñas en el barrio y con la excusa de volverlas modelos, puedan prostituirlas. Además, los muchachos en el barrio se enteran que despidieron a la doctora Lucía (Tanía Falquez), de inmediato se preocupan por el bienestar de sus amigos en el penal.

Tetris despierta los deseos de venganza de Ricardo Castro
Tetris (Rafael Uribe) manda a llamar a su celda a Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) para saber qué respuesta le tiene a su oferta, y ante la negativa de Richard, este malvado hombre y sus secuaces le propinan una fuerte golpiza delante de los guardias, quienes se hacen los de la vista gorda. De otra parte, Alfil (Anderson Balsero) le ofrece ayuda a Ricardo para evitar que Tetris se vuelva a meter con él y su pandilla, sin embargo él les deja claro que no les interesa aliarse con ninguna de las dos bandas.

Llega el momento de la despedida de Susanita y la pandilla se entera de varias desapariciones de jóvenes en el barrio
Después de tanto esperar para salir del país y poder disfrutar de la beca en el extranjero, Susanita (Susana Bolivar) por fin ve cerca el momento de su partida, aunque en el fondo de su corazón, ella aún duda de quererse ir. Por otro lado, Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) y su pandilla se enteran de varias desapariciones de jóvenes en el barrio, pues dos grandes bandas, la de ‘El Escorpión’ y la de El Tetris (Rafael Uribe) están reclutando jóvenes.

Lucía trata de limpiar el nombre de Castro y sus muchachos
La doctora Lucía (Tania Falquez) habla con Misael, el periodista, para contarle la situación real de lo que ocurre en La Cayena, e intenta convencerlo de que Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) y sus muchachos son inocentes y no tienen nada que ver con el motín que se originó en el penal. Entre tanto, el Jefe Malo (Manuel Cabral) le da preferencias a Tetris (Rafael Uribe) a cambio de una buena cantidad de dinero. Además, Raquel se ve en apuros cuando Tetris la llame para exigirle que le lleve a la presentadora del magazín de la mañana a su celda. Y el Zarco (Anderson Ballesteros) junto con sus secuaces planean una venganza en contra del padre Miguel (Miguel Cano) y de los muchachos del barrio.

Mateo amenaza de muerte al Zarco
Cansado de las amenazas del Zarco (Anderson Ballesteros) y sus secuaces, Mateo (Jhon Alex Ortiz) se llena de valor y va hasta el billar donde se la pasa este hombre y lo amenaza de muerte, sin embargo, el Padre Miguel (Roberto Cano) y los muchachos del barrio llegan a tiempo y evitan una tragedia más. Entre tanto, preocupados por su bienestar, Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) y sus muchachos planean aliarse con ‘El Ratón’ (Bryan Moreno) para evitar que el Alfil (Anderson Balsero) y Tetris (Rafael Uribe) les hagan daño. Además, llega a la Fundación los papeles que determinan el viaje de Susanita (Susana Bolívar) a Italia. Y Pacho (Francisco Bolívar) le enseña la Fundación al Padre Miguel, quien queda fascinado con el lugar, además se compromete a ayudar en lo que esté a su alcance.

Walter amenaza a Richard, y Mateo se llena de odio
Walter (Harold Córdoba), el Director de la cárcel La Cayena, le advierte a Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) que si no guarda silencio frente a los medios de comunicación y el Comité de Derechos Humanos que visitarán el penal, será trasladado de patio junto con sus muchachos. De otro lado, Maryury (Luz Patricia Sánchez) y Mateo (Jhon Alex Ortiz) discuten fuertemente, pues ella no está de acuerdo con que Mateo quiera hacer justicia con sus manos, teme que le pase algo o que regrese a la cárcel. Además, los muchachos del barrio, en especial Leonardo (Mauricio Bastidas) y su banda musical, están felices porque el Padre Miguel (Roberto Cano) quiere reactivar la emisora comunitaria.

Lucía recibe información vital para su investigación de los funcionarios de la Cayena
Tetris (Rafael Uribe) manda a llamar a su celda a Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) para saber qué respuesta le tiene a su oferta, y ante la negativa de Richard, este malvado hombre y sus secuaces le propinan una fuerte golpiza delante de los guardias, quienes ignoran lo sucedido. De otra parte, a pesar de las advertencias de Samuel, el periodista, la doctora Lucía (Tania Falquez) se ve con Virginia, su ex asistente, quien le entrega un material que revela algunas irregularidades sobre Farfán (Pedro Mogollón), el Director del Penal. Y el maestro Nostradamus (José Luis Paniagua) queda muy preocupado en su celda por la suerte que pueda correr su amigo Richard.

Mientras que el Zarco sigue entrenando a los jóvenes del barrio, Ricardo Castro y su pandilla reciben buenas noticias de parte del Coronel
El Zarco (Anderson Ballesteros), cumpliendo las órdenes de su jefe, sigue reclutando y entrenando jóvenes del barrio para formar una banda delincuencial a su disposición, y así poder tomar el control del barrio. Como primera prueba los jóvenes deberán asaltar la fundación de la Doctora Lucía (Tania Falquez). Por otra parte, El Coronel de la policía al enterarse que las muchachas del barrio están buscando desesperadamente a Ricardo (Juan Sebastián Calero) y su pandilla, accede a dejarlos en libertad, pero infortunadamente Tetris (Rafael Uribe) se entera de esto y les prepara una bienvenida muy particular.


Del 15 al 26 de febrero de 2010