Scarlet Ortiz


Scarlet Ortiz, protagonista de la telenovela ‘Alma indomable’, se confiesa desde Miami. Disfruta a plenitud sus ocho meses de embarazo.

Relajada, atenta y derrochando dulzura, la artista se confiesa con una conversación donde revela su intimidad y el secreto de su éxito en los dramáticos, como en ‘Todos quieren con Marilyn’, ‘Mi vida eres tú’ y Trópico’, entre otras.

Scarlet Ortiz vive con ilusión las últimas semanas de embarazo con su novio, Yul Burkle. La amistad que trabaron Scarlet y Yul Burkle en ‘Luisa Fernanda’ (1999) se convirtió pronto en amor. “Me atrajo su caballerosidad y simpatía. A su lado me siento protegida”, asegura Ortiz.

A mediados de 2009 terminó de grabar ‘Alma indomable’, junto a José Ángel Llamas. Desde entonces, su prioridad ha sido estar pendiente de la criatura que llevaba dentro y que en marzo la convertirá en madre primeriza.

-¿Te persiguen las telenovelas rosas?
(Risas) Sin duda alguna. A veces pienso que a la gente le gusta verme llorar. Gracias a Dios nací con cara de buena y eso me ha permitido conseguir papeles en telenovelas con tramas rosas. En mi carrera casi todos mis proyectos tienen a una protagonista que sufre y que llora bastante.

-¿Y no te cansas de llorar?
No es que me canse. Obviamente hay momentos en los que me gustaría interpretar otros personajes más fuertes como una villana. Yo soy feliz llorando en las telenovelas porque sé que eso es lo que le gusta al público. Realmente estoy muy agradecida de tener la facilidad de llorar y que la gente quiera a mis personajes.

-¿Cómo haces para derramar tantas lágrimas con suma facilidad?
Yo me meto en el personaje. Siento lo que él siente y trato de involucrarme en sus acciones. Hay días en los que me concentro y todo fluye rápido, así como hay ocasiones en las que me cuesta llorar y debo recurrir a algunas técnicas de respiración.

-En los últimos dos años te hemos visto muy seguido en la pantalla, ¿no temes saturar al televidente?
Ese temor siempre está, pero prefiero que la gente se sature de Scarlet Ortiz y no que la olviden. En ese caso sí tendría que preocuparme. Y es que yo vivo de esto, es lo que amo hacer. Siempre deseo que la gente vea mi trabajo, lo aprecie, le guste y también lo critique.

-‘Alma indomable’ parece una nueva versión de ‘Gata salvaje’, ¿cómo definirías la historia?
Tal vez tenga algunos aspectos de ‘Gata salvaje’, obvio, el escritor, Alberto Gómez, es el mismo de esta telenovela, aunque si te fijas, las telenovelas rosas casi siempre tienen los mismos lineamientos.

-¿No contemplas el regresar a Venezuela?
No lo descarto. Hace unos añitos estuve a punto de volver, pero no se pudo por que ya estaba comprometida en otra producción.

-Obviamente ganar en dólares es un privilegio en estos momentos de crisis financiera...
(Risas) Por supuesto, y te confieso que mi vida se rige bajo la economía estadounidense, me sería difícil volver al bolívar, pero siempre digo que donde haya trabajo y donde me quieran ahí estaré yo.

-¿Era la hora de embarazarse?
Sí, claro, ya tenía deseos de embarazarme, aunque no pensaba que iba a ser tan rápido. Yo dejé de tomarme las pastillas para limpiar mi organismo y en un viaje que hice a Ecuador para visitar a Yul (Burkle) sucedió todo (risas).

-¿Ilusionada con la idea?
Sí, y muy nerviosa; tengo una mezcla de sentimientos. Es todo un proceso maravilloso, donde noto que mi bebé se desarrolla, que su corazón late.

-¿Yul te ha mimado en esta etapa?
Lamentablemente no, por cuestiones de trabajo. Le daban permiso sólo los cuatro últimos días de cada mes, entonces venía a verme a Miami. Íbamos juntos a las ecografías y disfrutamos mucho esos pocos ratos. Ahí sí que estaba pendiente de mí continuamente.


-¿Cómo evalúas los diez años que lleváis juntos?
Han sido maravillosos.

-¿Qué dijo él cuando se enteró?
Se puso muy feliz, pues hace cinco años que quería tener hijos. Y no cabe en sí de gozo desde que sabe que va a ser niña, era su sueño.

-¿Cómo se llamará?
Bárbara Briana.

-¿Has seguido algún régimen especial en estos meses?
No, por fin he comido de todo sin problema. Por mi trabajo siempre he seguido dietas, pero este embarazo me ha permitido tomar lo que me ha dado la gana; pese a ello no me he vuelto loca, me cuido.

-¿Qué te haría ilusión que heredara Bárbara de ti?
Sólo pido que venga sanita.

-¿Has recibido consejos de Gaby Espino, que fue madre recientemente?
Bueno, Gaby es mi mejor amiga y tenerla aquí en Miami ha sido una bendición. Nosotras somos comadre, pues yo soy la madrina de Oriana. Vamos juntas a ver los coches y la ropita, de verdad que sus consejos son los mejores.

-¿Ha sido difícil estar alejada de tu esposo en este momento?

No diría que difícil, pues Yul y yo estamos acostumbrados a separarnos por trabajo. En nuestra relación reina la confianza y seguridad. Ante todo nos amamos y eso es lo más importante. Con madurez hemos luchado contra la distancia.