Amor en custodia

Tatiana está decidida a que
Camacho olvide a Bárbara

Aguirre le explica a Paz que su relación no puede ser
Robert (Sebastián Sánchez) le propone a Bárbara (Ana Wills) que dejen de pelear y se traten bien, pues así no lo quieran, ya son marido y mujer. La actitud del joven cambiará cuando su esposa le cuente que Tatiana (Estefanía Godoy), la persona que en realidad él ama, es ahora la novia de Camacho (Iván López). En Bogotá, Nicolás le cuenta a su padre que se enamoró de su protegida y que tiene muchas ganas de verla. Al escuchar esto, Walter no lo piensa dos veces y le entrega un dinero que ganó en la lotería para que su hijo vaya a Miami a buscar a su amada. Por su parte, Aguirre (Ernesto Calzadilla) le pide a Paz (Alejandra Borrero) que no lo vuelva a besar porque siente que le está faltando el respeto a la memoria de Gabriela (Patricia Tamayo); pese a esto, el escolta no puede sacarse de la cabeza a la diseñadora. Momentos después, en la empresa Delucci, Paz intuye que Santiago (Humberto Dorado) no despide a Alejandro (Marcelo Dos Santos) porque él lo debe estar chantajeando con algo y por esa razón, le exige una explicación a su padre.

Camacho viaja a Miami en busca de Bárbara, mientras que Paz también piensa dejar el país
Camacho (Iván López) se despide de sus compañeros de trabajo y de su familia y se preparara para ir a Miami en busca de Bárbara (Ana Wills). A su vez, la hija de los Sanín Delucci se comunica a su casa buscando a Nicolás, pero Rubi (Bibiana Corrales) le contesta y le miente al decirle que el guardaespaldas se fue de viaje con su novia Tatiana (Estefanía Godoy). Despechada después de escuchar esto, Bárbara tiene un encuentro amoroso con Robert (Sebastián Sánchez) y no se imagina que el hombre a quien verdaderamente ama llegará en cualquier momento. Entre tanto, Paz (Alejandra Borrero) le cuenta a Aguirre (Ernesto Calzadilla) que se piensa ir a los Estados Unidos por un tiempo, pero que no tiene que preocuparse porque seguirá en su trabajo normalmente: lo único que cambiará es que su protegida de ahora en adelante será Victoria (Johanna Morales). Juan Manuel queda muy triste con la noticia, pues en su interior sabe que dejará ir a la mujer de su vida.

Paz decide viajar a Estados Unidos para encontrarse con su hija y de paso tratar de olvidar a Aguirre
Paz (Alejandra Borrero) decide viajar a Estados Unidos para intentar olvidar a Aguirre (Ernesto Calzadilla); la diseñadora aprovecha la ocasión para visitar a su hija y terminar con la soledad en que vive ella, pues Robert (Sebastián Sánchez), el esposo de la joven, se la pasa en torneos de Tenis. Por su parte, Santiago (Humberto Dorado) recibe la prueba de ADN que indica que Tatiana (Estefanía Godoy) es su nieta. Entre tanto, Anderson (Nicolás Pachón) huye de Cristóbal (Cristián Villamil), su padre, pero se pierde y no logra regresar a su casa. Pasan cuatro meses y el niño sigue extraviado ante la tristeza incontrolable de Laura (Ana María Medina), la madre del pequeño. Luego de este tiempo, Paz, quien terminó de escribir una novela inspirada en su relación con Juan Manuel, piensa que ya es hora de regresar a su hogar. Por su parte, Nicolás, tras su decepción amorosa, se encuentra en New York en donde ha comenzado una nueva vida lejos de todo lazo que lo una con su pasado.

Luego de 20 años, Paz se vuelve a ver con Carlos, un viejo amor suyo, y Camacho en Nueva York se reencuentra con su ex esposa
Mientras que en Canadá Bárbara (Ana Wills) esta sumida en la tristeza al no estar al lado de Camacho (Iván López), en Nueva York Nicolás ha comenzado una nueva vida y trabaja en un local de comidas rápidas. La vida del escolta tendrá un nuevo giro, pues el destino hace que se encuentre con Carmen (Liliana Vanegas), su ex esposa, quien parece estar arrepentida de haberse divorciado de él años atrás. En Bogotá, un viejo amor también podría renacer, ya que cuando Paz (Alejandra Borrero) regresa a la ciudad se reencuentra con Carlos (Félix Antequera), un antiguo mensajero de los Delucci con el que tuvo un romance hace 20 años, relación que duró poco porque Santiago (Humberto Dorado) estaba en contra de que su hija tuviera amoríos con un hombre de otra clase social. Ahora Carlos, quien ha cambiado su nombre por el de Francesco, es un afamado director de cine, que sigue totalmente enamorado de la diseñadora y por quien está dispuesto a luchar sin importar lo que tenga que hacer.

Aguirre cela a Paz, mientras que Bárbara decide ir a Nueva York a buscar a Camacho
Al enterarse que Paz (Alejandra Borrero) se reencontró con Carlos (Félix Antequera), un viejo amor del pasado, Aguirre (Ernesto Calzadilla) le hace varias escenas de celos a la diseñadora. Aunque la señora Delucci también siente celos de la cercanía que ahora tiene el escolta con su hermana Victoria (Johanna Morales), ésta no se los demuestra. Por su parte, Santiago (Humberto Dorado) le cuenta a Bárbara (Ana Wills) que Camacho (Iván López) nunca fue novio de Tatiana (Estefanía Godoy) y que cuando ella salió del país, su ex escolta dejó de trabajar para la familia. Intrigada por saber más sobre Nicolás, la joven llama a Laura (Ana María Medina), quien le confirma que su hermano ha comenzado una nueva vida en New York. Sin pensarlo dos veces, Bárbara decide ir a esta gran ciudad a buscar al hombre de su vida.

Frank le advierte a Aguirre que luchará por el amor de Paz
Robert (Sebastián Sánchez) se niega a dejar ir a Bárbara (Ana Wills) a Nueva York para que busque a Camacho (Iván lópez), pues le recuerda que así no lo quiera él todavía es su esposo. Ante esta situación, la joven le propone a su marido que cuanto antes se separen y luego vayan a Colombia para contarles a todos que entre ellos no hay amor. Por su parte, Frank (Félix Antequera), aún escondiendo su nueva posición, sigue con su plan de reconquistar a Paz (Alejandra Borrero). El ahora reconocido director de cine, al ver la cercanía que hay entre la diseñadora y Aguirre (Ernesto Calzadilla), le pregunta al escolta sobre el tipo de relación que existe entre él y su protegida.

Alejandro sigue chantajeando a Santiago, mientras que Paz le aconseja a Aguirre que se convierta en la pareja de Victoria
El juego de doble identidad de Frank (Félix Antequera) empieza a complicársele, pues Victoria (Johanna Morales) invita a salir al director de cine y le dice que aprovechará el momento para presentarle a su hermana. Por su parte, Laura (Ana María Medina) y la familia Camacho dan con el paradero de Cristóbal (Cristián Villamil) luego de ver en las noticias que el joven fue encarcelado. Sin embargo para su tristeza, el padre de Anderson (Nicolás Pachón) les confirma que él hace más de cuatro meses no sabe dónde está el niño, pues el pequeño se escapó del inquilinato donde estaba. Entre tanto, Alejandro (Marcelo Dos Santos) le advierte a Santiago (Humberto Dorado) que si no quita del medio de su relación con Paz (Alejandro Borrero) a Carlos (Félix Antequera), el mensajero, le tendrá que traspasar el 15% de las acciones de la empresa. Por otro lado, Tatiana (Estefanía Godoy) le dice a Aguirre (Ernesto Calzadilla) que de tener que aceptar a otra mujer en la vida de él, le gustaría que fuera Victoria, situación que es escuchada por la diseñadora, quien le cuenta al escolta que también aprueba esa unión.

Tatiana está dispuesta a hacer que Camacho olvide a Bárbara
Nicolás (Iván López) regresa de Estados Unidos y al primer lugar que va es a la mansión Delucci, donde Tatiana (Estefanía Godoy) lo recibe con un inesperado pero apasionado beso. Justo en ese momento los sorprende Aguirre (Ernesto Calzadilla), a quien no le caerá nada bien que su ex compañero de trabajo tenga amoríos con su hija. Entre tanto, luego de enterarse que las pruebas de ADN que le realizó Santiago (Humberto Dorado) a Tatiana demostraron que ellos son abuelo y nieta, Alicia (Consuelo Moure) ata cabos y descubre que la joven es la hija perdida de Victoria (Johanna Morales), aquella pequeña que el señor Delucci no quería que fuera parte de su familia. Entre tanto, Frank (Félix Antequera) logra que Paz (Alejandra Borrero) y Victoria no se den cuenta de que está utilizando una doble identidad y sale al tiempo con las dos. Mientras tanto, Aguirre sigue muriéndose de los celos al ver que para su protegida su nuevo pretendiente no le es indiferente.

Bárbara regresa a la mansión y encuentra a Camacho con Tatiana
Justo en el momento en que Aguirre (Ernesto Calzadilla) está a punto de decirle a Paz (Alejandra Borrero) que quiere darse un nueva oportunidad en el amor con ella, Frank (Félix Antequera) llama a la diseñadora para invitarla a salir, dañando así este romántico momento entre el escolta y su protegida. Durante el encuentro, Frank no lo duda dos veces y le dice a la señora Delucci que sigue amándola y se lanza a besarla. Por su parte, Bárbara (Ana Wills) regresa a la mansión dispuesta arreglar todo para ir a buscar a Camacho (Iván López), sin imaginarse que su ex escolta se encuentra en este mismo lugar. El único inconveniente, es que el caballero, quien aun no ha dejado de amarla, ahora está con Tatiana (Estefanía Godoy) en un intento por olvidarse de ella.

Aguirre descubre que Carlos y Frank son la misma persona
Luego de acompañar a Victoria (Johanna Morales) a donde Frank (Félix Antequera), Aguirre (Ernesto Calzadilla) descubre que este adinerado hombre de cine y el humilde trabajador de supermercado que ha estado saliendo con Paz (Alejandra Borrero), son la misma persona. El escolta le advierte a Frank que no permitirá que juegue con la diseñadora, porque él la ama. El director de cine intenta explicarle la situación y le pide que no le cuente nada de su doble identidad a Paz, pues él mismo quiere ser quien se lo confiese. Por su parte, Tatiana (Estefanía Godoy) se le insinúa a Camacho (Iván López) y le miente diciéndole que no es virgen con la intención de poder tener intimidad con él. Entre tanto, Santiago (Humberto Dorado) le dice a Alicia (Consuelo Moure), que después de saber que tiene otra nieta, está dispuesto a darle a todo lo que necesita.


Del 1 al 12 de marzo de 2010