El Clon

Latiffa y Mohamed se casan

Antes de casarse, Mohamed recibe la visita de su tío, que le aconseja que no deje insatifescha a su futura esposa en la cama para que ella no busque el amor en los brazos de otro hombre. Para demostrarle que le ama; Cristina le entrega todas las joyas que le regaló Leonardo a Albieri, que a su vez se da a Leonardo. En Marruecos, Latiffa se casa con Mohamed y, después, ella le entrega su virginidad a su esposo, al que pide que la prometa que ella será la única mujer en su vida y, al día siguiente, los familiares de éstos irrumpen en la habitación de la pareja para verificar que Latiffa seguía siendo virgen tras ver las sábanas sangradas. Después; Latiffa, Mohamed, Jade y Lucas viajan a los Estados Unidos. Y en el aeropuerto, Lucas la promete a Jade que la buscará para escapar juntos y, acto seguido, ellos se separan, ya que Jade se va a vivir con Latiffa y Mohamed. Mientras tanto, Lucas se encuentra con su padre Leonardo y su Mamá Rosa, que le cuenta que su hermano Diego murió en un accidente que tuvo con su helicóptero.

Lucas se lamenta por la muerte de su hermano Diego
Después de enterarse de la muerte de su hermano gemelo; Lucas recuerda que cuando se cayó del caballo por el desierto, él tubo un espejismo y creyó ver a Diego, quien ya murió en ese momento. Y Lucas se atormenta y cree que debería de haber muerto él, en vez de hermano Diego porque sabía que él era mucho más querido por su padre, por Albieri y por Mamá Rosa. Y Leonardo está furioso y tiene una discusión con Albieri porque teme perder a su otro hijo (Lucas), ya que tiene unas manchas en el cuerpo que cree que podrían ser cancerígenas, y le exige nuevamente a Albieri que le haga un reconocimiento médico para saber qué podrían ocasionarle esas manchas. Más tarde, Leonardo le dice a su hijo Lucas que piense que Diego está viajando, y que se olvide que él está muerto, para que eso le ayude a superar su pérdida. En Marruecos, Said le pide a Alí que le ayude porque su tío Abdulá le dejó una herencia, con un negocio quebrado y un harén de quince mujeres, que él mismo tendrá que mantener. Y Alí le aconseja a Said que a las mujeres jóvenes de Abdulá las dé libertad para que rehagan su vida con otro hombre y que a las maduras las consiga trabajo en otras casas como criadas, aunque él tendrá que hacerse cargo de una mujer que ya es muy mayor y está enferma. Mientras tanto, Nazira le pide a Zoraida que la ayude a conquistar a Alí para casarse con él y, así, llenarse de oro. Al llegar a su casa, Latiffa se pone muy contenta de estar al lado de su marido en una gran casa, que pretenden llenarla de sus hijos, además, Latiffa le dice a Mohamed que no le va a permitir que tenga otra u otras esposas. Después de que Latiffa bailase para él y le besara, Mohamed se pone furioso al ver tan desinhibida a su esposa, pero Latiffa le explica que ella sabe eso porque lo vio en una telenovela, y acaban haciendo el amor. Por la noche, Lucas le pide a su padre Leonardo que le deje llevar a su novia a la casa, pero Leonardo se opone a hablar de eso porque cree que eso es una tontería de su hijo. Más tarde, Marisa visita la casa de su novio Diego para tener algún recuerdo suyo, y se queda muy sorprendida al ver el gran parecido de Diego con su hermano Lucas, al que ve por primera vez.

Jade se aparta de Lucas
Después de explicarla que Lucas es el hermano gemelo de Diego; Marisa comienza a llorar y se abraza a Lucas para consolarse. Después Lucas se cita con Jade, a la que dice que su padre Leonardo no la quiere recibir en la casa. Mientras tanto, Latiffa está desesperada por Jade, ya que cree que si su esposo Mohamed descubre que ella tiene un novio extranjero, la abandonará. Y además, Lucas le cuenta a Jade que no puede dejar solo a su padre Leonardo porque ahora está muy mal desde que hermano Diego murió. Por eso, Lucas le pide a Jade que la dé tiempo para solucionar sus problemas y poder ser felices juntos, pero Jade cree que Lucas no la quiere porque no ha renunciado por ella, en cambio ella sí lo hizo. Y Jade decide regresar a casa de Latiffa y, muy dolida, Jade se arrepiente de haber vivido esa locura con Lucas, dejando a Lucas sin decirle nada, que cree que se quiere deshacer de ella después de haberse acostado con ella, mientras él le pedía ayuda a Albieri para que acogiera en su casa a Jade, aunque a Albieri también le parece una locura que Lucas se haya enredado con una musulmana, ya que ella podría tener un gran castigo si su tío Alí la descubre. Y Lucas va a buscar a Jade a la casa de Latiffa y Mohamed, pero Latiffa no le deja pasar. Para que Cristina le deje tranquilo; Leonardo cree que buscando a otra mujer, podrá conseguirlo. Por su parte, Cristina se encuentra por la calle con Lucas, y le salva la vida, ya que un coche estuvo a punto de atropellarle, pero favorablemente Cristina le apartó.

Cristina ayuda a Lucas con Jade
Tras salvarle de ser atropellado por un coche, Cristina consigue llevar a Lucas a su casa para poder hablar con él, quien la explica que siente un gran vacío desde que se enteró que perdió a su hermano Diego. Y Cristina le consuela a Lucas y, además, ella le explica que nunca quiso hacer daño a su padre y a su hermano. En su nueva casa, Latiffa se pone furiosa con Jade, al enterarse de que ella ya no es virgen, algo que ella considera un gran pecado por entregarse antes de casarse. Después de que Alí le ayudase a Said a llevar a las mujeres de su tío Abdulá a otras casas como criadas; éstos comienzan a planear el casamiento entre Said y Jade. Por eso, Alí le pide a Latiffa que envíe de vuelta a Jade a Marruecos para casarse con Said. Poco después, Cristina intercede entre Lucas y Jade. Y Cristina va a hablar con Jade, convenciéndola que luche por el amor que siente por Lucas. Y a las afueras de esa casa, Lucas esperaba a Jade y se reencuentran dándose un beso apasionado. Con tan solo unos amigos, Albieri y Luisa se casan por el juzgado, a pesar de que él no la ama. Al enterarse de que Cristina está hablando con Lucas; Leonardo se pone muy celoso y cree que ahora ella quiere conquistar a su otro hijo: Lucas. A pesar de que Nazira quiere convertirse en la quinta esposa de Alí; Said y su tío Abdul se dan cuenta de que Alí no quiere volver a casarse porque tiene demasiadas obligaciones con ellas.

Lucas quiere ser musulmán
En Marruecos, Alí recibe la carta de su sobrina Jade, en la que le escribe que ella va a rehacer su vida junto a Lucas porque le ama y ya se entregó a él. Y por Nazira; Alí descubre que Zoraida sabe toda la verdad sobre Jade y Lucas y, por habérselo ocultado, Alí echa de la casa a Zoraida, quien ha trabajado en su casa desde niña sirviéndole en su casa. Pero, al llamar por teléfono, Latiffa le hace creer a su tío Alí que eso es una mentira de Jade para no casarse con Said. Y arrepentido, Alí va a buscar a Zoraida para pedirla que regrese. Furioso, Leonardo le exige a Cristina que no se vuelva a acercar a su hijo Lucas, ya que éste piensa que ella quiere enamorarlo como ya lo hizo con su otro hijo. Y aunque, en un arranque de pasión, Leonardo se besa con Cristina; éste la acaba pidiendo que se aleje de su lado, haciéndola creer que ya encontró el amor al lado de otra mujer. Acto seguido, Lucas le dice a su padre que se va a convertir en musulmán por el amor que siente por Jade. En su noche de bodas, Luisa consigue seducir a su esposo Albieri y consigue hacer el amor con él por primera vez, a pesar de que él estaba borracho y sólo hablaba de la clonación humana, que está dispuesto a demostrar que él como científico puede clonar a seres humanos. Al día siguiente, los científicos se reúnen en la clínica de Albieri, que les explica a Betty Brown y a Molina que él consiguen clonar a animales, como ovejas, vacas y caballos y, para que la ciencia avance, Betty está convencida de que ella podrá conseguir clonar a humanos, como lo hicieron con los animales, algo que Albieri admira porque a él nunca le han creído sobre la clonación de personas. Para recordar momento que pasó con su novio Diego; Marisa regresa a la casa de Leonardo Ferrer. Y Mamá Rosa se da cuenta de que Marisa se está enamorando de Lucas, tras las conversaciones que tienen sobre Diego. Por otra parte, Leonardo está decidido a que su hijo Lucas se prepare para que trabaje en su empresa de importación y exportación de alimentos y algún día le suceda como el presidente de su gran empresa, pero Lucas está interesado por la música y le gusta tocar la guitarra y, además, quiere convertirse en musulmán para estar al lado de Jade, aunque todo esto le parece una gran locura a Leonardo, que siempre creyó que su hijo Diego sería su sucesor, pero ahora que no está, tendrá que serlo su otro hijo: Lucas.

Alí viaja a Miami para separar a Jade de Lucas
En la clínica de Albieri; Dora se encuentra con Lucas, y ambos sienten mucha simpatía el uno por el otro al cruzar sus primeras palabras. Y después, Albieri extrae la mancha de Diego para que no le ocurra nada malo, ya que Leonardo cree que esa mancha podría ser perjudicial para su hijo. Por su parte, Latiffa le pide a Jade que les haga creer a todos que ella es virgen porque si no creerá que su esposo Mohamed no merece a Latiffa y la devolverá. Más tarde, Mohamed le dice a su hermano Said que Jade podría no ser virgen; pero Said está muy enamorado de Jade y no quiere perderla hasta que no averigüe la verdad. Al darse cuenta de que Jade le rehuye a su matrimonio con Said; Alí viaja hasta la casa de Latiffa y Mohamed. Y Alí le dice a Jade que, si ella no quiere, no se casará con Said, pero que tampoco lo hará con Lucas, ya que Jade tendrá que regresar a Marruecos con su tío Alí, que la dice que no permitirá que Lucas se convierta al Corán porque sabe que él no es creyente y que sólo se hará musulmán para casarse con ella. Además, Alí le deja muy claro a Mohamed que él recibiría un castigo de ochenta latigazos, si él se atreve a difamar a una mujer sin estar seguro de eso, por eso, Mohamed no se atreve a decirle que Jade se está viendo a escondidas con otro hombre, que no es su hermano Said. Por la noche, Jade escapa de la casa de Latiffa y Mohamed para encontrarse con su amado Lucas. 30 días después, tras la biopsia que le practicó a Lucas; Albieri consiguió multiplicar las células, ya que quiere clonar a un hombre que se parezca al desaparecido Diego.

Albieri consigue crear un clon de Lucas
Jade estuvo a punto de ser descubierta por Nazira, cuando ésta intentaba escapar con Lucas; ya que nazira viajó a los Estados Unidos, aconsejada por su tío Abdul, ya que piensan que Jade no es la mujer que Said merece. Mientras tanto, Latiffa está muy nerviosa porque no la sale bien la comida y los quehaceres de la casa, y teme desagradar a su tío Alí, Nazira y sobretodo a su esposo Mohamed. Y Nazira critica todo lo que hace Latiffa en la casa. Por otra parte, Lucas se ha hecho muy amigo y confidente de Marisa, la novia de su difunto hermano. Incluso, Lucas le confiesa a Marisa la relación clandestina que vive al lado de Jade. Y sintiéndose atraída por él; Marisa besa apasionadamente a Lucas. A pesar de arriesgarse con su gran sueño de clonar a humanos; Albieri se decide y toma unas células de Lucas para que fecunden el óvulo de Dora y, así, ella pueda tener a un niño que se parezca a Lucas y Diego, a través de una inseminación artificial. Aunque Lucas le ocultó que Marisa le besó por sorpresa; Jade comienza a sentir celos de Marisa; ya que, por lo que le ha hablado Lucas; Jade cree que Marisa quiere conquistar al hermano gemelo de su difunto novio. A pesar de que Albieri se arrepintió y no quería fecundar a Dora con el óvulo clonado de Lucas; Albieri se quedó dormido en su casa de tanto trabajar. Y en la clínica, Silvia (una de las asistentes de Albieri) realiza la fecundación a Dora, sin saber que colocará el óvulo clonado en su vientre.

Nazira y Said descubren que Jade está enamorada de Lucas
Arrepentido de haber experimentado con una mujer a la que no dijo nada; Albieri va a la iglesia y comienza a llorar desconsolado por haber jugado con la ciencia y la vida, a pesar de que no cree en Dios. Más tarde, Albieri se pone furioso con Luisa, ya que ella reemplazo la foto de la difunta esposa de Albieri por la suya, ya que ahora Luisa es su esposa; pero en realidad Albieri sólo se ha enamorado de su difunta esposa. Al llegar a su apartamento, Cristina recibe la llamada telefónica de su amiga Norma, que la cuenta que Leonardo fue a su bar con una mujer con la que está coqueteando. Y aunque su otra amiga Vicky intenta convencer a Cristina de que deje tranquilo a Leonardo; Cristina está furiosa y decide ir al bar a enfrentarle. Y al ver a su amado Leonardo tan acaramelado con otra mujer; Cristina se pone muy celosa, y ella comienza a bailar con otro hombre a su lado y le besa apasionadamente y, por eso, ella consigue despertar los celos de Leonardo, que sale inmediatamente del recinto. Y Cristina regresa a su casa llorando desesperadamente porque piensa que jamás recuperará a Leonardo. Finalmente, Nazira consigue sonsacarle a su hermano Mohamed que sospecha que Jade no se quiere casar con Said porque está enamorada de un hombre occidental. Siguiendo a Zoraida; Said escucha como Zoraida le cuenta a una mujer de Alí que Jade está enamorada de Lucas.

Marisa se enamora de Lucas
Aunque Marisa promete ayudar a Lucas a que sea feliz junto a Jade; Marisa en realidad quiere conseguir conquistar a Lucas, que le recuerda mucho a Diego. Y en la playa, Marisa le pide a Lucas que la broncee crema por su espalda. Por su parte, Albieri intenta convencer a su amigo Alí de que permita la relación entre Lucas y Jade porque ambos se aman, pero a Alí eso no le importa porque cree que Lucas jamás podrá ser como un musulmán. Mientras tanto, Jade visita a Cristina, que la dice que siente celos de Marisa porque Lucas está mucho con ella. Y Cristina aconseja a Jade que luche por su amor por Lucas y, como ellos no tienen donde irse, Cristina le propone a Jade que se vaya a vivir con Lucas a su casa. Por otra parte, Albieri se opone a deshacerse de las fotos de su difunta esposa Laura, por eso, su nueva esposa (Luisa) se entristece porque piensa que jamás conseguirá que él la ame sinceramente. Al enterarse de que Lucas escapará con Jade; Marisa se desnuda frente a Lucas y le besa apasionadamente, diciéndole que no puede irse porque ella le ama; pero Lucas rechaza a Marisa, a la que dice que él podría haberse enamorado de ella también, aunque Jade llegó antes a su corazón y, después, Marisa le pide a Lucas que no olvide que ella estará esperándole siempre. Y por todo esto, Lucas llega tarde a recoger a Jade, quien es obligada por su tío Alí a viajar a Marruecos. En el aeropuerto, Lucas busca desesperadamente a Jade, pero él ve como se aleja el avión en el que Jade regresa a Marruecos.

Jade se casa con Said
Después de que Alí se llevara a Jade a Marruecos; Lucas entristecido va a consolarse con Cristina, quien le aconseja que vaya detrás de ella para impedir el matrimonio entre Jade y Said. Y dejando una nota en su casa, Lucas viaja a Marruecos para encontrarse con su amada Jade. A pesar de que su hermana Nazira le aconseja que no se case con Jade porque ella podría no ser virgen; Said se enamoró de Jade y está decidido a casarse con ella. Mientras tanto, Zoraida le aconseja un secreto a Jade para que su marido Said no descubra que ella no es virgen. En Marruecos, Lucas consigue encontrarse con Zoraida, a la que pide ayuda para huir con Jade, pero ya es demasiado tarde y Zoraida la informa de que Jade ya se va a casar. Y para poder adentrarse a la ceremonia de matrimonio entre Jade y Said y, allí, a pesar de estar cubrido con un velo, Jade se da cuenta de que es Lucas nada más mirarle a los ojos. Y Lucas tiene que huir antes de que Alí y Abdul le descubran. Mientras que, Jade piensa que Lucas la volvió a abandonar. Y Said consigue casarse con Jade.


Del 1 al 12 de marzo de 2010