Juan Jiménez vive entregado a su familia


Juan Jiménez, quien interpretó a Cachorro en ‘Mas sabe el Diablo’, vive entregado a sus hijas. El actor colombiano admitió que vive entregado a la familia y sus dos trabajos.

Jiménez manifestó que se encuentra felizmente casado con una joven llamada Catherine y que sus hijas Camilah (de seis años de edad) y Valentina (de dos) son su razón de vivir. “Yo cuidé a mis sobrinos desde chiquitos y con ellos hice el curso de papá”, reveló el artista desde Miami, Florida.

Aclaró que “estoy casado, pero tengo consentidas a todas mis fanáticas, tanto en el Facebook como en el Twitter. Gracias a los seguidores, la telenovela ha tenido rating. En Estados Unidos, ‘Más sabe el diablo’ fue la novela del año”.

El actor resaltó que dedicó gran tiempo a la creación de su personaje de Cachorro, miembro de la banda a la que pertenecía “El Diablo” (Jencarlos Canela). “La transformación de Cachorro fue gigante. Arranca llamando la atención y buscando ser el líder de la banda, pero se le dañó todo cuando Ángel salió de la cárcel”, dijo con satisfacción.

Puntualizó que Cachorro ha conquistado el cariño de los televidentes al conocerse que no tuvo mamá y que careció de afectos. A esto, se le suma que aceptó a Marina, tras descubrir que se sometió una operación de cambio de sexo.

Respecto a su relación profesional con Angeline Moncayo, quien dio vida a Marina, apuntó que “ella es una excelente actriz colombiana. Gracias a Dios que los colombianos nos metimos en la cabeza que debemos hacer un buen trabajo y representar a nuestro país”.

Juan Jiménez recalcó que, luego de seis años de carrera en Colombia, se mudó a Miami (Florida) “para comenzar desde cero”.

“Hice una participación especial en ‘Pecados Ajenos’ y me dieron la oportunidad de hacer este papel que es muy importante. Tuve la inquietud de ser actor desde los 12 años de edad”, expresó Jiménez, nacido en Medellín, pero criado en la capital de Colombia: Bogotá.

Mencionó, además, que analiza un acercamiento profesional para una telenovela en Colombia, pero le ata a Miami una empresa de fotografía de su propiedad. Sueña con convertirse en director artístico.

“Yo soy de donde haya trabajo y una buena oportunidad. Hay opciones que debo analizar para ver lo que me convenga, tanto la historia (de la telenovela) como lo económico”, especificó.