Pandillas, Guerra y Paz II

Lucía regresa a La Cayena

Andrés es rescatado por sus amigos, y Tetris es trasladado a un centro médico
Luego de que la doctora Lucía (Tania Falquez) les dijera a los del barrio que Andrés estaba por los lados de la calle de los indigentes, Guillermo (Eduardo Harman) junto con Mateo (Jhon Alex Ortiz), Simona (Jacqueline Henríquez) y el Padre Miguel (Roberto Cano) deciden disfrazarse de gamines para ir a buscarlo. Sin embargo, se llevan una terrible sorpresa cuando descubren que uno de los habitantes de este lugar, intentaba sacar sus órganos para venderlos. De otra parte, el Zarco (Anderson Ballesteros) y sus hombres reciben la mercancía para empezar a vender droga en el colegio del barrio sin levantar sospechas. Además, Farfán (Pedro Mogollón), el Director del Penal, da la orden para que Tetris (Rafael Uribe) sea trasladado a un centro médico y logre recuperarse.

Lucía regresa a la Cayena, y el Zarco ordena el asesinato de Andrés
La doctora Lucía (Tania Falquez) llega a La Cayena como la nueva Directora de Resocialización de esta cárcel, Walter (Harold Córdoba) le asigna la peor oficina que hay en este lugar para que se arrepienta de estar allí y se vaya. Por el contrario, Lucía aprovecha para hablar con los reclusos, sin embargo Alfil (Anderson Balsero) y Tetris (Rafael Uribe) no la ven con buenos ojos. De otra parte, El Zarco (Anderson Ballesteros) le ordena a sus muchachos matar a Andrés (Carlos Bolívar) antes de que se recupere y los mencione a ellos como responsables de todo lo que sucedió con él y con Pacho (Francisco Bolívar); ‘el Negro’ (Jorge Monterrosa) y ‘Petete’ (Ariel Hernández) salen de inmediato y esperan a que llegue la noche para entrar al hospital.

Margarita y Lina planean vengarse del Zarco, y Lucía lucha contra las irregularidades de la Cayena
Margarita (Sooner Rodríguez) y Lina le confiesan a Mateo (Jhon Alex Ortiz) que el Zarco (Anderson Ballesteros) las obligó a quitarse la ropa frente a él y que estuvo a punto de abusar de ellas, además le cuentan que tienen un plan para vengarse de este malévolo hombre. Mientras tanto, la doctora Lucía (Tania Falquez) habla con Walter (Harold Córdoba), el director de La Cayena, para que la autorice entrevistar a Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero), pero éste se niega rotundamente. Y el periódico para el que trabaja Misael, publicará en primera página una nota que exalta la labor de los muchachos en la Fundación y que cuestiona el nombramiento de Walter como Director del penal.

Carroloco será la primera víctima del plan de Tetris
Tetris (Rafael Uribe) le exige a su guardia de confianza que le lleve a uno de los hombres de Richard para aprovecharse de él e iniciar la venganza en contra de Castro. El elegido será Carroloco (Adrian Jiménez), pues cuando aparezca golpeado dirán que él mismo se lastimó. De otro lado, luego de esperar todo el día en la puerta del hospital a que anocheciera para poder entrar, Petete (Ariel Hernández) y ‘El negro’ (Jorge Monterrosa) llegan a la habitación de Andrés (Carlos Bolívar) para asesinarlo y evitar que diga algo sobre sus captores. Además, Diana (María Camila Vélez) llega al barrio con una moto nueva, los muchachos le advierten que se cuide de las malas intenciones de la gente, pero ésta hace caso omiso porque cree que es envidia.

Carroloco intenta quitarle la vida al jefe malo

Carroloco (Adrián Jiménez) se despierta luego de la golpiza que le propinó Jefe Malo (Manuel Cabral) por órdenes de Tetris (Rafael Uribe), y lo amenaza de muerte, sin embargo, Nostradamus (José Luis Paniagua) intenta convencerlo para que no lo haga. De otra parte, las muchachas del barrio buscan a Diana (María Camila Vélez) para que les ayude a vengarse del Zarco (Anderson Ballesteros), pero ésta se niega y se forma una pelea. Además, Mónica (Yesenia Valencia) le confiesa a Raquel (Marisol Castaño) su gusto por el Padre Miguel (Roberto Cano). Y don Chepe (Rodrigo Marulanda) le lleva serenata a Simona (Jacqueline Henríquez).

Luego del majestuoso escape, Alfil y sus rehenes regresan a la Cayena
Luego de escapar de La Cayena y de llevarse como rehenes a Castro (Juan Sebastián Calero) y su pandilla, el plan de fuga de Alfil y sus secuaces se estropea, pues Ricardo y sus hombres se encargarán de detenerlos para entregarlos nuevamente a la justicia. Ante el acto heroico de los muchachos, Walter, el director del penal, les agradece, ratón aprovechará el momento para pedirle recompensa por lo que hicieron. Sin embargo, preocupados por lo que puedan pensar sus superiores, Farfán (Pedro Mogollón) decide ocultar la verdad de lo sucedido y le prohíbe a su gente que digan que Ricardo Castro y su pandilla fueron los que recuperaron el control de la situación.

Misael se convierte en la piedra del zapato de Farfán
Lucía (Tania Falquez) le cuenta a Misael, el periodista, todo lo que en realidad ocurrió en la Cayena sobre el intento de fuga del Alfil, para que él lo publique en una nota y le entrega material al respecto, sin embargo, Farfán da la orden de interceptarlo para evitar que él publique algo que los pueda poner en peligro. Además, los muchachos del barrio se enteran que Andrés (Carlos Bolívar) va a volver y le preparan una fiesta de bienvenida, por su parte El Zarco (Anderson Ballesteros) se corrobora que aún está con vida. Y Petete (Ariel Hernández) junto con ‘El Negro’ (Jorge Monterrosa) empiezan a sospechar que Margarita (Sooner Rodríguez) y Lina le están tendiendo una trampa a su patrón, pues no se explican porque ese cambio repentino de actitud.

Mientras Farfán disfruta de una noche de lujuria, Misael denuncia sus fechorías
Mientras Farfán (Pedro Mogollón), Walter (Harold Córdoba) y el Coronel Rufino (Bernardo Castro) disfrutan de una noche de lujuria; la doctora Lucía (Tania Falquez), Misael y los muchachos de la fundación se enteran por las noticias que una vez más culpan a Castro (Juan Sebastián Calero) de intento de fuga sin ser cierto. De otro lado, Ricardo amenaza a uno de los guardias con matarlo si no consigue un médico que atienda al maestro Nostradamus (José Luis Paniagua). Además, Misael prepara un artículo en donde denuncia la corrupción que hay en La Cayena.

Caco roba información sobre el Alfil, y Lucía renuncia a su cargo
Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) y sus hombres arman un plan para que Caco (Alexis Calvo) entre a la oficina del Director de la cárcel y robe información sobre el Alfil (Anderson Balsero) y así no dejarse amedrantar por este hombre. Además, Lucía (Tania Falquez) logra que amigos suyos del Departamento de Justicia abran una investigación a La Cayena y monitoreen a Farfán (Pedro Mogollón). Entre tanto, Petete (Ariel Hernández) junto con ‘El Negro’ (Jorge Monterrosa) piensan en la forma de vengarse del Zarco (Anderson ballesteros), pues están cansados de tantas humillaciones. Y Lucía decide renunciar a su cargo para evitar más problemas.

Un carro bomba recibirá a Castro y su pandilla
Después de estar alejados de sus casas y de sus familias, Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) y su pandilla, reciben la buena noticia sobre su salida y aunque estaban muy contentos por la celebración que le prepararon las muchachas del barrio, un carro bomba dañará dicho festejo. Andrés (Carlos Andrés Bolívar) decide salvar la vida de todos los que están presentes y aleja el carro del lugar. Por otro lado, un grupo de mujeres hablan con el Padre Miguel (Roberto Cano) sobre la llegada de Richard y sus amigos, pues no creen en el cambio de ellos.

Del 15 al 26 de marzo de 2010