El Clon

Jade da a luz a una niña

Jade se encuentra con Lucas y le vuelve a rechazar
Al llegar a Miami, Jade se encuentra en el baño de un restaurante con Marisa, quien se da cuenta desde el primer momento que ella fue la novia de Lucas, pero Lucas y Jade no se ven. Instantes más tarde, Marisa le pregunta a Lucas si Jade está en Miami, aunque él no sabe nada. Acto seguido, Jade va a ver a Cristina para pedirla que la lleve hasta la casa de Lucas para poder verle, y Jade va verle jugar tenis, pero Lucas la descubre y, en ese momento, ella huye. Y a pesar de que Jade le pide a Cristina que no le diga nada a Jade; Cristina telefonea a Lucas para avisarle, quien comienza a llamar a todos los hoteles para averiguar donde se hospeda. Y como vio a esa muchacha musulmana en el baño del restaurante, Marisa revisa todas las fotos de Lucas, descubriendo una foto de Jade y, en el instante en el que reconoce a esa mujer, Marisa piensa que Lucas llevó a Jade a Miami para verse a escondidas con ella. Yendo a una gran clínica, Said se alegra mucho cuando revisan a Jade y le informan de que ella no tiene ningún problema para quedar embarazada. En la playa, Lucas encuentra a Jade para exigirla que le explique porque le mintió haciéndole creer que le amaba, pero ésta llora desconsoladamente pidiéndole que desaparezca de su vida. Pero, después de decirla que la ama, Lucas y Jade se besan apasionadamente en la orilla del mar. Y Lucas le pide a Jade una vez más que huyan juntos, pero Jade no está dispuesta a faltar a su promesa que le hizo a Alá y, por eso, ella rechaza a Lucas. Por otro lado, Dora se siente muy dolida cuando su hijo Danielito la rechaza porque en todo momento quiere estar con Albieri y, por esto, Dora comienza a llorar, y Danielito la abraza consolándola. Cuando Leonardo llama por teléfono a Cristina; Danielito coge ese teléfono y siente que ese niño tiene la misma voz que sus hijos (Diego y Lucas) cuando eran pequeños.

Zoraida es regañada por Alí, por culpa de Nazira
Furiosa y muy celosa, Marisa enfrenta a Lucas porque cree que él sigue siendo amante de Jade, pero él la dice que lo que tuvo con Jade ya murió. Para alejarse definitivamente de Lucas; Jade le pide ahora a su esposo Said que regresen a Marruecos. Poco después, Marisa le pide a Leonardo el collar de Jade, ya que Lucas le pidió a su padre que se lo guardara y, en manos de Marisa, ésta vende ese collar. Como Nazira descubre a Jade con una hierba para evitar tener hijos; Zoraida defiende a Jade diciendo que esa hierba la utiliza como condimento de las comidas y, por eso, Lattifa piensa que ha tardado tanto en quedar en estado. Y Alí regaña duramente a Nazira por estar utilizando esas hierbas en las comidas. Además, Nazira acusa a Zoraida de tener una cinta con un video de una telenovela en la que los protagonistas se besan y, aunque Nazira dice haberlo quemado, ella se lo queda para verlo ella sola. Poco después, Jade discute con su cuñada Nazira, exigiéndola que no vuelva a entrar a su cuarto a gulusmear, por lo que Nazira comienza a maldecirla y a gritar como una histérica. En el parque, Danielito se conoce con Natalia, la hija de Marisa y Lucas. Poco después, Leonardo y Mamá Rosa le muestran a Natalia un álbum de fotos y, viendo una foto de su tío Diego; Natalia dice que ese es su amigo Daniel. Y Mamá Rosa piensa que Diego se le apareció a Natalia. Más tarde, Cristina quiere comprar el bar en el que bailaban Osvaldo y Dora, por eso, Cristina le pide el dinero a Leonardo, quien se lo entrega porque no puede negarle nada a la mujer que sigue amando.

Cristina inaugura un bar
Como siguen teniendo una discusión tras otra; Marisa le advierte a Lucas que si ellos se separan, ella hará todo lo posible por separarle de su hija Natalia. Poco después, Natalia ve la mancha de su padre Lucas en su espalda, y la niña dice que esa mancha también la tiene su amigo Danielito, por lo que Mamá Rosa comienza a sospechar que Diego se le apareció a Natalia. Después de no haberse visto durante años, Osvaldo y Dora se reencuentran en el bar donde bailaban y, allí, ellos discuten porque él se pone celoso al ver a Dora bailando con otros hombres. Cansada de los rechazos de Lucas; Marisa le pide el divorcio, y éste acepta porque no quiere seguir teniendo discusiones con ella. Por la noche, Cristina inaugura el bar que compró gracias al dinero que la dio Leonardo. Y allí, aprovechando un descuido de su madre Dora; Danielito escapa, yendo al lado de Albieri, al que considera como su padre; pero Danielito no es capaz de encontrar la casa de Albieri.

Latiffa da a luz a una niña, a la que llaman Samira
Pasados los nueve meses de gestación; Latiffa da a luz a una niña y, como no es un niño, Nazira enfurece porque cree que su hermano Mohamed merecía tener un hijo varón. Durante el parto, Mohamed no puede resistirlo y acaba desmayándose. Y después, Mohamed decide ponerle el nombre de Samira a su hija. Como Said está obsesionado con tener un hijo; Jade le dice a Said que teme tener un hijo con él y que después intente quitárselo a ella si se divorcian, pero Said la deja muy claro que ellos jamás se separaran. Y Jade pone como excusa que la duele la cabeza para no acostarse con su esposo Said y, al día siguiente, Nazira la pone en evidencia diciendo que Jade utiliza excusas para evitar haber el amor con Said. Dándose cuenta de que nunca será feliz al lado de Marisa; Lucas le pide el divorcio, pero ella se opone, además, ella amenaza con no dejarle volver a ver a su hija Natalia si ellos se separan. Y Lucas le pide a Marisa que de momento, ella se quede en su casa, hasta que consigan resolver el problema de Natalia, ya que no saben por qué la niña dice estar viéndose con un niño idéntico a Diego, aunque en realidad ese niño es Danielito. Y Marisa le hace creer a Lucas que su hija Natalia está perdiendo la razón porque la afecta su separación y, acto seguido, Marisa se va de la casa de Leonardo con su hija, ya que Lucas y Marisa comenzaron los trámites del divorcio. Mientras Dora, Vicky y Albieri buscan desesperadamente a Danielito; el niño está perdido por la calle buscando la forma de llegar a la casa de Albieri. Y al final, Danielito llega a una comisaría y, allí, Dora se da cuenta de que Daniel quiere más a Albieri que a ella, ya que el niño corre a los brazos de Albieri. Y como Dora se da cuenta de que está perdiendo el cariño de su hijo Danielito; Dora decide llamar a su madre Estela para que se lleve a Danielito a vivir a Nueva York y, así, poder separarle de Albieri. Y Dora le hace creer a Albieri que viajarán a Nueva York el fin de semana. En el bar que ha vuelto a abrir Cristina; Osvaldo y Dora se reconcilian bailando.

Jade se divorcia de Said, antes de descubrir que está embarazada
Albieri está muy decaído al enterarse de que Dora mandó a Danielito con su madre Estela (abuela del niño) hasta Nueva York para alejarle de su lado. Y Danielito no quiere vivir en Nueva York porque quiere estar al lado de Albieri, al que considera como su padre. Por otra parte, Mohamed y Latiffa regresan a su casa de Miami, con la compañía de la pesada de Nazira, ya que Jade y Zoraida querían que Nazira se alejara de su lado y escribieron una carta como si fueran Osvaldo, pidiéndola a Nazira que regresará a Miami. Por la noche, Nazira va hasta el bar donde baila Osvaldo, al que baila la danza del vientre. Como creen que su hija Natalia tiene problemas viendo a un niño inexistente; Lucas y Marisa deciden volver a vivir juntos en la misma casa. Como no soporta estar lejos de su hijo, Dora viaja a Nueva York para quedarse al lado de él y su madre, pero Danielito la dice que él lo que quiere es a su papá y no a ella. Pasados unos años, Said ya no soporta más Jade, quien arrojó el oro y la ropa por la ventana, y la repudia tres veces, como ella misma quería, ya que de ese modo quedan divorciados. Y Said le devuelve a Alí a su sobrina Jade, por provocar su ira en todo momento. Pero, Alí decide hacer lo que dice el Corán, su libro sagrado de Alá, por esto, Jade tendrá que seguir viviendo tres meses en la casa de Said para saber si ella no está embarazada. Al enterarse del divorcio de Said y Jade; Latiffa comienza a llorar desconsoladamente porque piensa que su esposo Mohamed podría desconfiar de ella porque Jade es su prima y podría pensar que ellas son iguales, pero Mohamed intenta animar a Latiffa, de la que está muy enamorado, además, Mohamed y Latiffa esperan a su segundo hijo. Mientras que, en Marruecos; Said tiene planes de volver a casarse con otra mujer, para hacer una gran fiesta en su matrimonio y, así, que Jade se dé cuenta de todo lo que perdió. Como no quiere volver a avergonzarse, Alí decide que mandará a Jade a Miami para que allí ella estudie una carrera, como ella siempre soñó. Más tarde, Jade sufre un desmayo y teme que eso sea la enfermedad por la que su madre murió, pero cuando una doctora la revisa, Jade se sorprende al enterarse de que ella está esperando un hijo de Said.

Said le quita su hija a Jade
Como está embarazada, Jade no podrá divorciarse de Said y tendrá que seguir viviendo a su lado. Por esto, Nazira quiere que su hermano Said aguante durante nueve meses a Jade hasta que ésta tenga a su hijo y después se lo quiten. AL enterarse de que su esposa Jade está embarazada, Said se pone muy feliz. En Nueva York, Danielito no ha podido olvidar a su padre Albieri, además, ha intentado escapar varias veces, por eso, él no quiere ver a su madre Dora, en cambio, el niño se comporta muy cariñosamente con su abuela Estela. Aunque Marisa intenta seducir a Lucas para acostarse con él porque quiere tener otro hijo con él; Lucas la evade en todo momento, además, él piensa que un hijo no sería la solución a sus problemas, por lo que Marisa vuelve a enfurecerse. Después de estar tres meses en Nueva York, un detective que contrató Albieri encontró a Dora, quien tuvo que huir de su trabajo y su casa para esconder a su hijo Daniel de Albieri. Pasados unos meses, Latiffa tiene a su segundo hijo y, esta vez, es varón y Mohamed se llena de alegría y deciden ponerle el nombre de Mohamed Amim, ya que el padre de Mohamed se llamada Amim y, así lo decidió Nazira. Después de nueve meses de gestación, Jade da a luz a una niña. Y Latiffa está entristecida porque sabe que Said le quiere quitar el hijo a Jade, cuando nazca. Al nacer su hija, Said le deja muy claro a Jade que pasados los cuarenta días de reposo del parto, él regresará para llevarse a su hija Khadija, como él mismo decidió llamarla. Por esto, Jade llora desconsoladamente porque no quiere que la aparten de su hija. Al enterarse de que Said se va a comprometer con una mujer, Jade consigue hablar con ella, aconsejándola que deje caer su velo que la cubre para que él la rechace, aunque Jade la hizo creer que eso es lo que a Said le gustaba, ya que Jade no quiere que una desconocida cuide a su propia hija. 40 días después, Jade huye con su hija, para que Said no se la quite. Pero, los hombres de Said la encuentran y se llevan a Khadija y, llorando, Jade le pide a Said que la deje regresar porque quiere estar al lado de su hija para verla crecer.

Jade consigue que Said la perdone
Después de verla llorando desconsoladamente, Said le deja a Jade que regrese a su lado para estar al lado de su hija Khadija. Pasados unos años, Natalia es premiada en su escuela con la medalla de honor por haber sacado las mejores notas en su graduación, por lo que su padre Lucas está muy orgulloso de ella, pero su madre Marisa la recrimina a su hija Natalia que vista tan normal y que no se arregle, sin maquillarse, y la pide que ponga más atención a su aspecto físico. En Miami, Latiffa y Mohamed están escandalizados porque enfrente de su tienda de utensilios árabes llegó Gloria, una mujer alocada que quiere abrir un bar, con su hijo Alejandro, que es boxeador. Aunque han pasado tantos años, Jade no ha podido olvidar a su amado Lucas, pero ha conseguido la estabilidad al lado de Said, gracias a su hija Khadija, quien es muy diferente a su madre, ya que ella desea ser mayor para casarse, ya que fue educada también por la insoportable de su tía Nazira, que quiere casarse con Alí, después de que él se divorciara de una de sus esposas. Y Samira (la hija de Latiffa y Mohamed) envidia a su hermano menor Amim porque como es hombre le permiten hacer todo lo que quiere y, en una de su escapadas, Amim se va a ver boxear a su vecino Alejandro y después el niño les hace creer a sus padre que él estuvo rezando en la mezquita. Por la noche, después de ganar en una competición de boxeo, Alejandro va a ver a su novia bailarina que se llama Karla; y Osvaldo se fijó en la belleza de Karla. Por la pérdida de su hijo Diego, que no ha podido superar, al igual que no ha olvidado a Cristina; Leonardo no ha logrado ser un hombre feliz. Por su parte, Dora está entristecida porque su hijo Daniel desapareció hace unos meses, ya que no la perdonó que le apartara de “su padre” Albieri.

Leonardo está haciendo negocios con Said
Dora va a hablar con Albieri y Luisa, contándoles que se fue a Nueva York para apartar a su hijo Daniel de Albieri y, por esto, Albieri le guarda resentimiento a Dora. Más tarde, Dora recibe una llamada telefónica de su madre Estela, que la dice que se enteró que Daniel viajó a Miami. Sin saber que Leonardo Ferrer es el padre de Lucas; Said hace negocios con Leonardo, por eso, Said planea regresar a Miami. Y Jade teme encontrarse en Miami con Lucas y que vuelvan a surgir los sentimientos de amor hacia él, y no quiere que Said se divorcie de ella y la arrebate a su hija Khadija. Por su parte, Nazira utiliza a su sobrina Khadija para conquistar a Alí y así poder casarse con él. Y Khadija le sonsaca a Alí que la mujer que a él le gusta debe de ser sumisa para conquistarle, advirtiéndole a su tía Nazira para que se comporte de ese modo con Alí. Mientras que, en Miami; Mohamed teme que su hija Samira sea igual que su tía Jade, ya que la niña siempre ha querido luchar por la igualdad entre ella y su hermano, pues sus padres dan mucha más libertad a Amim, que a ella.

Natalia se besa con Fernando
Cuando Osvaldo la hace creer que él es un prestigioso manager de artistas; Karla (la novia de Alejandro) accede a irse de cena con Osvaldo. Al enterarse de que Pablo, su amigo y coordinador, quiere realizar una pelea de boxeo con Karla y Diana, su ex novia; Alejandro enfurece con Pablo, pero éste le dice que no pasará nada entre ellas porque Karla no tiene que enterarse que Diana fue novia de él. Sin importarles que enfrente vive una familia de árabes (Mohamed, Latiffa y sus hijos), que se escandalizan al verles sin camisa o besándose en público; Alejandro se besa apasionadamente en la calle con su novia Karla, ocultándola que ella se peleará en un ring de boxeo con una ex novia suya, Diana. Además, Doña Hilda se opone a la relación que mantiene su hija Karla con el pobretón de Alejandro, que aspira a ser un gran boxeador para ser aceptado por su suegra. Por la noche, Natalia (la hija de Lucas y Marisa) se opone a salir con sus amigos Andrea y Fernando, ya que Natalia no es tan alocada como sus amigos, quienes quieren divertirse bebiendo alcohol y saliendo de fiesta. Y Marisa aconseja a su hija Natalia que trate de cambiar su apariencia física para que se fijen en ella los chicos, pero Natalia no entiende que tenga que cambiar su apariencia para que un hombre se fije en ella. Aunque Jade intenta inculcarle a su hija que debe de estudiar para ser una mujer de provecho y que pueda valerse por sí misma; Khadija no quiere estudiar y está deseando de casarse con un hombre que la llene de oro, como su tía Nazira. A pesar de que no ha podido olvidar a Cristina; Leonardo consiguió una estabilidad, con su novia Sofía. Haciendo caso de su madre Marisa; Natalia se viste más provocativa y coqueteando en la playa con su amigo Fernando, ambos acaban besándose mientras se bañan en el mar. Paseando con su amiga Lucía; Marisa descubre a Lucas coqueteando con una mujer, pero ella no es capaz de decirle nada.

Marisa se consigue un amante
Cuando se estaban peleando en el ring de boxeo, Karla y Diana comienza a golpearse duramente al enterarse de que Diana fue la ex novia de Alejandro, mientras Karla es ahora su novia. Y Mohamed regaña duramente a su hijo Amim por ir a esa lucha de boxeo, ya que para los árabes eso es un gran pecado. Al verlas pelándose a unas mujeres tan atractivas, Mohamed sueña con las mujeres boxeadoras (Karla y Diana). Al día siguiente, Alejandro discute con Osvaldo, ya que se pone celoso al ver a Osvaldo bailando muy apegado con Karla y, finalmente, Alejandro y Karla se reconcilian, después de que ésta se enfadara con él por ocultarle que boxearía con su ex novia. Al encontrar a su esposo Lucas coqueteando con una mujer; Marisa pretende vengarse de él, gastándose todo el dinero de éste, comprándose costosas joyas. Para su sorpresa, Natalia (la hija de Lucas y Marisa) se pone furiosa al ver a Fernando besándose con otra jovencita en la playa, en el mismo lugar donde él la besó. Y después, Natalia llega a su casa llorando y, al verla tan decaída, Mamá Rosa la consuela. Aunque Jade no quiere viajar a Miami para evitar reencontrarse con su amado Lucas; Said decide llevarse a su esposa Jade para averiguar si él consiguió que Jade finalmente se enamorara de él, olvidando a Lucas. Como Nazira cree estar a punto de conseguir que Alí la ofrezca matrimonio, ella se opone a irse a Miami con su hermano Said y su sobrina Khadija, a la que tendrá que cuidar. Para vengarse de Lucas porque cree que la es infiel, Marisa va a un hotel para acostarse con un gigoló. Por su parte, Samira sigue siendo rebelde, dejándola muy claro a su madre Latiffa que no hará lo que quiera su padre Mohamed, oponiéndose a ponerse pañuelo cuando la llegue la primera menstruación y, además, la advierte que no se casará con el hombre marroquí que su padre la consiga, ya que Samira quiere ser una joven normal, como sus amigas de Miami. Y Mohamed teme que sus hijos pierdan sus creencias, arrepintiéndose de haber abandonado Marruecos, para ganar mucho dinero en Estados Unidos. En la casa de Albieri; Luisa recibe a su sobrina de treinta años, que se llama Alicia y, al verla, Albieri se queda muy sorprendido por la belleza de la joven.


Del 12 al 23 de abril de 2010