Sandra Echeverría


Sandra Echeverría se encuentra feliz pues espera que la telenovela ‘El Clon’, que realiza para Telemundo, logre la gran aceptación internacional, tal y como sucedió con la versión original brasileña. Después de tres años de ausencia de los melodramas, la actriz Sandra Echeverría vuelve a las telenovelas.

Esta historia representa una nueva oportunidad para ver juntos a Sandra Echeverría y Mauricio Ochman, quienes ya habían actuado juntos en ‘Marina’ (2006).

La actriz y también cantante reveló que no ha dejado de lado la música y mencionó que no descarta volver a trabajar en una telenovela de su natal México siempre y cuando se trate de un buen proyecto.

Sandra Echeverría Gamboa, su verdadero nombre, nació el 11 de diciembre de 1983. Desde muy joven formó parte de un grupo musical llamado: ‘Perfiles’, que luego cambio de nombre a ‘Crush’, con este grupo Sandra grabó dos discos y realizó más de 200 conciertos, algunas de las canciones fueron: "Puede ser", "Eres tú", "Si tú te vas".

El 14 de febrero de 2009 realizó un concierto para 10 mil personas en Haití, esto fue gracias a su interpretación en ‘Marina’. Y también ha participado en telenovelas como: ‘Soñadoras’ y ‘Súbete a mi moto’. Mientras que en el cine realizó las películas: ‘Lucia de día y de noche’, ‘Free Style’, ‘Crazy’ y ‘The Oakley Seven’. Cuando debutó en Hollywood con la película ‘Free Style’, junto a Corbin Bleu, la mayor dificultad que enfrentó durante el rodaje no fue el acento, sino el intenso frío, pues la cinta se filmó en Canadá durante el invierno, recordó la actriz de 27 años.

En el teatro, Sandra Echeverría participó en diversas obras, como: ‘El Diluvio que viene’ y ‘José, el Soñador’.

-¿Cómo ves la ciudad que han construcción para grabar la nueva versión de ‘El Clon’?
Yo estoy impresionada y es importante decir que, aunque es una nueva versión, el argumento original se respeto. De esta forma se da realismo a esta historia de dos mundos y debo decir que se eligieron grandes ciudades para la ambientación. Lo que estamos haciendo en esta versión no lo he visto antes, sinceramente; se ha hecho un trabajo espectacular en el arte, en el vestuario; se ha hecho un equipo maravilloso. Tiene una inversión aproximada de 35 millones de dólares y se construyó una ciudad escenográfica, que está como a tres horas de Bogotá (Colombia).

-¿Viste la versión original que se hizo en Brasil?
Nunca vi la novela, pero siempre supe que fue un exitazo en todo el mundo. Pero, cuando supe que iba a hacer la novela, vi algunos videos por Internet y me enamoré de la historia de amor. Es como una versión de ‘Romeo y Julieta’, como un amor imposible. Estoy tratando de hacer mi versión de la Jade que yo veo y tratando de ser lo más natural.

-Compartes nuevamente rol protagónico con Mauricio Ochmann, ¿por qué crees que os han juntado otra vez?
Desde ‘Marina’ tuvimos una buena química. Le quiero mucho, Mauricio es un gran actor, así que estoy feliz de estar con él, y además es una persona con la que me siento a gusto, relajada, entre nosotros las cosas fluyen y me siento la más afortunada de trabajar con él.

-¿Cómo recuerdas el estreno de ‘El Clon’?
La verdad es que estábamos muy nerviosos pues la televisora le apostó con grandes recursos. Tengo entendido que es la telenovela más cara que se haya realizado en Telemundo y eso nos compromete a dejar nuestro mayor esfuerzo.

-¿Te sientes identificada con Jade?
No creo que Jade y yo nos relacionemos mucho porque somos dos personas que provenimos de diferentes religiones, diferentes ideales, diferente cultura. Pero, sí vengo de una familia muy conservadora, como Jade. Además, tengo mucha cercanía con la familia, ambas tenemos ideales como el matrimonio, el amor y la pasión. Nos parecemos en que las dos somos muy impulsivas por el amor.

-¿Crees que es un problema enamorarse de una persona de diferente cultura y religión?
Puede ser un problema, sobre todo familiar. Pero, cuando hay amor, se puede rebasar todos los límites.

-¿Por qué aceptaste protagonizar ‘El Clon’?
Quería yo algo diferente y llegó este proyecto a mis manos. La historia es increíble, porque es la trama de una musulmana que se enamora de un occidental y es interesante ver cómo se tocan estos temas culturales en una historia de amor.

-¿Cuál ha sido el mayor reto de ‘El Clon’?
Creo que el mayor reto ha sido la danza árabe. Tomé clases de belly dancing (danza del vientre) para que no me pusieran a una doble. Tuve que aprender a bailarlo y tenía que tratar de ser lo más natural posible. Y el baile es algo que disfruto mucho. Si no hubiese sido actriz, hubiese sido bailarina (soy una bailarina frustrada). Para que la gente que lo vea se sienta relacionada e identificada con el personaje.

-¿Qué has descubierto grabando esta novela?
He aprendido mucho, nos fuimos a grabar a Marruecos, al desierto de Sahara donde hacemos la parte oriental; la occidental tiene lugar en Miami. Estamos también en Colombia. Pues, gracias a que se graba en distintas partes del mundo, he tenido la oportunidad de conocer Marruecos, un país enigmático y el cual me ha enseñado una parte de la su historia que me ayuda para el desarrollo de mi personaje.

-¿Volverías a trabajar en tu natal México?
Si hay un personaje que me nutra como actriz, por supuesto, estoy abierta para propuestas, pero tendría que ser hasta que terminemos ‘El Clon’.

-Eres cantante, además de actriz, ¿volverías al mundo de la música?
Si, además, en marzo podría empezar a grabar mi disco en el cual habrá algunos temas que compuse, algunos, de hecho, en Marruecos. Si todo sale bien, en verano estará listo el álbum. Además, espero que alguno de mis temas se puedan incluir en la telenovela. Será onda pop rock alternativa.

-Ahora que vives en Colombia, por las grabaciones de ‘El Clon’, ¿ves más segura la ciudad de Bogotá que México?

Vemos a soldados en las esquinas de las calles, pero esto ha hecho que la ciudad sea segura. Podría parecer que estoy a favor de la milicia, pero si eso garantiza que México sea de nueva cuenta el país seguro de hace años, pues habrá que pensar al respecto.

-¿Cómo empezaste en el mundo de la actuación?

Empecé a actuar por error. Empecé cantando bien chiquita, a los nueve años, y a los 14 entré a un grupo que se llamaba ‘Perfiles’ de TV Azteca. Un día me dicen que quieren que empiece a actuar y les dije: “no, no, no. Yo soy cantante”. Pero insistieron.

-Has conseguido debutar en el cine de Hollywood, ¿cómo fue este proceso para conseguir el papel en ‘Free Style’?
Conseguí el papel tras un largo proceso de audiciones y tuve que aprender a montar a caballo y amainar el acento mexicano. Estábamos sumergidos en la nieve y me estaba súper congelando

-También has participado en la película ‘Mujeres Patria’, ¿cómo te has sentido trabajando con tu maestra Adriana Barraza?
Adriana Barraza fue mi coach en ‘Marina’, la telenovela que hice con Telemundo: la amo, la adoro, soy su fan número uno, y, para mí, fue un honor poder estar con ella en una película, al igual que compartirla con Fernando Luján. Fue un guión maravilloso, habla de mujeres heroínas que casi no conocemos debido a que la imagen de los hombres está muy arraigada, y me gusta porque es bueno que resurjan estos nombres de mujeres que no conocemos, me parece increíble que las reconozcan.