Amor en custodia

Aguirre da por terminada
su historia de amor con Paz

Alejandro le revela a Santiago que la pareja de Frank no es Paz sino Victoria
Ni los desayunos en la mansión Delucci pueden transcurrir en paz. En pleno comedor se genera una discusión luego de que Alejandro (Marcelo Dos Santos) le aclare a Santiago (Humberto Dorado) que Frank (Félix Antequera) con la mujer que tiene una relación es con Victoria (Johanna Morales). A su vez, el ejecutivo también acusa al señor Delucci de ser el autor intelectual de la golpiza que le dieron al director de cine. Por su parte, la relación entre Bárbara (Ana Wills) y Camacho (Iván López) sigue de mal en peor, más cuando el joven le reclame a su novia por haber ido a destruir el vivero de Tatiana (Estefanía Godoy). Entre tanto, a pesar de este percance, la hija de Aguirre (Ernesto Calzadilla) con la ayuda de Robert (Sebastián Sánchez) logra ordenar todo para hacer la inauguración oficial de su local, una reunión que en donde las sorpresas estarán aseguradas, pues al lugar, además de las asistencia de las familias Delucci y Aguirre, también estarán Frank, Camacho y hasta los padres de Robert. Muy ilusionada, Rubí (Bibiana Corrales) asiste a su supuesta audición, pero la inocente muchacha debe tener los ojos bien abiertos, ya que Briceño, el productor musical, tiene otras intenciones con ella.

Frente a todos los invitados a la inauguración del vivero, Tatiana deja al descubierto la relación entre Paz y Aguirre
La inauguración del vivero de Tatiana (Estefanía Godoy) se convertirá en la reunión perfecta para hacer serias revelaciones. Pese a que Paz (Alejandra Borrero) y Aguirre (Ernesto Calzadilla) ya preparaban el momento de hablar de su relación frente a sus familias, la hija del escolta se les adelanta, y le cuenta a todos los asistentes sobre este amor secreto y de paso, acusa a su padre de haberle sido infiel a Gabriela (Patricia Tamayo). La sorpresa se hará evidente en Alejandro (Marcelo Dos Santos), Santiago (Humberto Dorado) y a Alicia (Consuelo Moure), a quienes no les caerá nada bien la noticia. Para completar, Bárbara (Ana Wills) llega al lugar completamente borracha y hace otro show, en el que además de confesar que ella ya sabía de la relación clandestina de su madre, frente a Camacho, besa a Robert y afirma que está dispuesta a retomar su matrimonio con él.

Santiago le confiesa a los Delucci y los Aguirre que Gabriela era su hija
La ilusión de Victoria (Johanna Morales) por Frank (Félix Antequera) termina luego de que la mujer descubra que el cineasta la engañó con Isabella (Valentina Rendón). Por su parte, Bárbara (Ana Wills) no quiere ni abrir los ojos luego de enterarse del show que hizo borracha el día anterior en la inauguración del vivero de Tatiana (Estefanía Godoy). Para rematar, la joven se da cuenta de que Camacho (Iván López) en ningún momento le fue infiel con la hija de Aguirre (Ernesto Calzadilla), pero ella producto de su ebriedad si lo traicionó con Robert (Sebastián Sánchez). Muy arrepentida Bárbara va a donde Nicolás para pedirle perdón por todas las locuras que hizo. Entre tanto, Santiago (Humberto Dorado) le aconseja al guardaespaldas de su hija que termine su relación sentimental con Paz (Alejandra Borrero), pues está seguro de que este amorío no durará. Esto sumado a que Alejandro (Marcelo Dos Santos) lo chantajea nuevamente, trae como consecuencia que el señor Delucci decida reunir a su familia y a la del escolta para contarles de una vez por todas que Gabriela (Patricia Tamayo) era su hija y por lo tanto Tatiana es su nieta.

Graves peleas entre los Delucci y los Aguirre, desata la confesión de Santiago
La noticia de que Santiago (Humberto Dorado) era el padre de Gabriela (Patricia Tamayo) desata un sin fin de altercados entre los Delucci y los Aguirre. Mientras Tatiana (Estefanía Godoy) sufre al pensar que su padre traicionó a Gabriela con su propia tía, Juan Manuel (Ernesto Calzadilla) intenta golpear a Alejandro (Marcelo Dos Santos) por sus constantes ofensas. A su vez, Victoria (Johanna Morales) le recrimina a su padre que si ella o Paz (Alejandra Borrero) se hubieran metido con una persona con la profesión de Alicia (Consuelo Moure), enfermera, seguro correría la misma suerte de Arturo, el padre de su hija perdida, quien desapareció misteriosamente hace veinte años. Así mismo, Bárbara (Ana Wills) se siente indignada al saber que su peor enemiga es su prima. La situación se agravará cuando la hija de los Sanín Delucci encuentre a Camacho (Iván López) consolando a Tatiana, lo cual desatará una nueva pelea. Como si fuera poco, como consecuencia de la furia que le produce los reclamos de Alejandro, Santiago tiene un infarto y la única persona que de inmediato podría ayudarlo es el ejecutivo.

Santiago, convaleciente por el infarto, le pide a sus nietas que olviden el pasado y lleven una buena relación
Alejandro (Marcelo Dos Santos) se apiada de Santiago (Humberto Dorado) y avisa a todos en la mansión sobre el infarto que sufrió el empresario, sin decirles sobre qué estaban discutiendo cuando el señor Delucci enfermó. Ya en el hospital, al que asiste la familia Delucci, incluyendo a Tatiana (Estefanía Godoy) y a Bárbara (Ana Wills), Santiago reúne a sus nietas y les pide que ahora que saben que son primas, tengan una buena relación. Entre tanto, Aguirre (Ernesto Calzadilla) va a visitar la tumba de Gabriela (Patricia Tamayo), para intentar reflexionar sobre lo que está sucediendo.

Por respeto a su hija, Aguirre está decidido a renunciar al amor de Paz
Sin importar el delicado estado de salud de su padre, Victoria (Johanna Morales) lo visita en la clínica y le recuerda que por su culpa, ella ha sufrido cerca de 20 años por no saber nada sobre la suerte que corrió su hija. A causa de esta situación, Alicia (Consuelo Moure) le aconseja al Santiago (Humberto Dorado) que confiesen que Tatiana (Estefanía Godoy) es la verdadera hija de Victoria. Entre tanto, ante las seguidas recriminaciones de su hija, Aguirre (Ernesto Calzadilla), inconsolable, está dispuesto a irse de la mansión y a renunciar no sólo a su cargo de escolta, sino también al amor de Paz (Alejandra Borrero). A su vez, Tatiana le cuenta a su padre que ahora que sabe que es una Delucci, vivirá en el hogar de esta familia y reclamará todo lo que le fue negado a su madre. Por otro lado, Alejandro (Marcelo Dos Santos) le programa a Tango (Mario Duarte) una cita para que se realice la prueba de ADN y de una vez por todas definan quien es el padre del bebé de Carolina (Jenny Osorio).

Aguirre da por terminada su historia de amor con Paz
El haberse enamorado de la hermana de su difunta esposa no deja tranquilo a Aguirre (Ernesto Calzadilla), por lo que decide renunciar a su trabajo y terminar su relación sentimental con Paz (Alejandra Borrero), quien respeta pero no comparte esta medida. Mientras que Juan Manuel busca alejarse lo que más pueda de los Delucci, Tatiana (Estefanía Godoy) pretende reclamar lo que le pertenece, por lo que le aclara a su padre que no se irá de la mansión y que tampoco será una empleada más. Pero este no es el único cambio que quiere la joven para su vida, pues la hija de Aguirre en un encuentro con Robert (Sebastián Sánchez), de forma imprevista lo besa y le pide que esté con ella. Entre tanto, Alejandro (Marcelo Dos Santos) le dice a Carolina (Jenny Osorio), que él y Tango (Mario Duarte) se harán una prueba de ADN para saber quién es el verdadero padre de Mía, la bebé de la modelo. Por otro lado, aconsejado por Paz y Victoria (Johanna Morales), Camacho (Iván López) le solicita a Frank (Félix Antequera) que le dé trabajo como escolta suyo.

Tango y Alejandro se realizan la prueba de paternidad, mientras que Santiago regresa a su casa con nuevas sorpresas
Aguirre (Ernesto Calzadilla) le confirma a Victoria (Johanna Morales) que su decisión de alejarse de Paz (Alejandra Borrero) no tiene marcha atrás y que así se muera de amor por la diseñadora, nunca más volverá a tener algo con ella. Por su parte, Carolina (Jenny Osorio) intenta influenciar a Alejandro (Marcelo Dos Santos) y a Tango (Mario Duarte) para que no se hagan la prueba de ADN. Sin embargo, estos dos hombres, sin importar lo que diga de la modelo, asisten a la clínica con el fin de comprobar científicamente quién es el padre biológico de Mía. Mientras tanto, en el lugar se encuentra una persona muy sospechosa siguiendo sigilosamente los pasos del ejecutivo y del escolta. Por su lado, Santiago (Humberto Dorado) regresa a la casa y le cuenta a su familia que Alicia (Consuelo Moure) vivirá de ahora en adelante con él en la mansión. Igualmente, Tatiana (Estefanía Godoy), fiel a la intención de reclamar lo que le pertenece, pide que le den una habitación en este hogar.

Con la intención de sacar a Aguirre de su corazón, Paz decide irse de la mansión
Luego de que su madre lo echará de su propia empresa, Pascual (Juan Carlos Messier), aconsejado por Gino (Ricardo Leguízamo), le pide trabajo a Paz (Alejandra Borrero) en su casa de modas. Entre tanto, Rubí (Bibiana Corrales) queda muy ilusionada después de que Walter (Hugo Gómez) le cuenta que la inscribió en un concurso de canto que se realizará en un barrio popular de la ciudad. Por su parte, a pesar de que varias personas le aconsejan que no rompa su relación con Paz, Aguirre (Ernesto Calzadilla) sigue con la idea de sacarse de la cabeza a la diseñadora. Esta misma actitud es la que intentará seguir la señora Delucci, quien con el fin de olvidarse del escolta, sin avisar y mucho menos dar explicaciones a nadie, decide irse un tiempo de la mansión. Por su lado, Camacho (Iván López) no hace más que recomendarle a Bárbara (Ana Wills) que retome el tratamiento para salir de su enfermedad, mientras que Frank (Félix Antequera) intenta que Victoria (Johanna Morales) lo disculpe por haberla engañado con Isabella (Valentina Rendón)

Tatiana y Bárbara quedan indignadas después de que Victoria les mienta al decirles que Paz y Aguirre se fueron de viaje juntos
Por más que ahora sepan que son familia, la relación entre Bárbara (Ana Wills) y Tatiana (Estefanía Godoy) sigue de mal en peor. Para completar, Victoria (Johanna Morales), solo con el objetivo de que las jóvenes comprendan que sus padres están en su derecho de iniciar una nueva relación, les da a entender que Paz (Alejandra Borrero) y Aguirre (Ernesto Calzadilla) se fueron de viaje juntos. Mientras tanto, Juan Manuel le pide a Camacho (Iván López) ayuda para conseguir trabajo. El joven escolta le dice a su amigo que la única posibilidad de empleo que tal vez le podría ofrecer sería con su nuevo jefe, Frank Fonseca (Félix Antequera). Posteriormente, motivada por Alejandro (Marcelo Dos Santos), Bárbara el echa en cara a Santiago (Humberto Dorado) que a ella le quitó su respaldo y que ahora se lo da todo a Tatiana, por lo que quiere su parte de la herencia o que al menos la apoye en un futuro negocio que tiene en mente.


Del 26 de abril al 7 de mayo de 2010
por el Canal RCN