El Clon

Marisa quiere conquistar a Said

Cristina descubre que Leonardo se comprometió con otra mujer

A pesar de llevar muy poco tiempo saliendo juntos; Leonardo le pide matrimonio a Sofía, a la que Mamá Rosa no soporta porque se mete en todo, al igual que Marisa, por eso, Sofía y Marisa hicieron muy buenas amistades. Mientras que, Cristina regresa a Miami. Y más tarde, Cristina se encuentra en un restaurante con Leonardo junto a Sofía y, al enterarse de que se casarán, Cristina se pone muy celosa y comienza a gritar desesperadamente, pero Leonardo huye, ocultándola a Sofía que Cristina fue su prometida, ya que Sofía dice que es una mujer muy vulgar y ordinaria, haciéndola creer que Cristina fue novia de Enrique (amigo y compañero de trabajo de Leonardo). Por su parte, Albieri está muy preocupado por Daniel, que le llama de vez en cuando, pero se opone a regresar a su lado por ahora. Poniendo a prueba a Jade; Said decide viajar a Miami para invertir en unos hoteles con Leonardo Ferrer y, así, saber si Jade volverá a los brazos de Lucas. En Marruecos, aprovechando que su hermano Said se fue a Miami; Nazira se va a vivir a la casa de Alí para seducirle y, como Alí teme caer en las tentaciones de Nazira; Alí le pide a Zoraida que no se aparte de su lado en ningún momento, ya que no quiere casarse con Nazira y conoce sus intenciones. Y en Miami, Latiffa se queda muy sorprendida al ver a Lucas besándose con una mujer que no es su esposa, sin saber que ese no es Lucas, sino Daniel (su clon). En el bar, Dora y Osvaldo se reencuentran y, después de bailar juntos, ellos se besan apasionadamente. Aunque intenta hacer parecer que es una mujer buena e indefensa; Alicia (la sobrina de Luisa) llegó para conquistar a Leonardo Ferrer, sin importarla que sea mayor que él, además, Alicia registra las cosas de Albieri y descubre el diario de éste, en el que cuenta cómo hizo la clonación.

Lucas le dice a su padre que su vida se estropeó desde que se separó de Jade
Al ver a Alicia fisgoneando su diario; Albieri se pone furioso y la exige que no vuelva a tocar sus cosas, por esto, Luisa enfrenta por primera vez a su esposo Albieri, ya que no le va a permitir que trate mal a su sobrina. En el colegio, Natalia se siente muy mal cuando Fernando se está burlando con los demás compañeros que besó a la más nerda del colegio. Y Lucas se pone furioso con Marisa por descuidar a su hija Natalia, pero Marisa le reprocha que él la haya sido infiel con muchas mujeres. Por su parte, Lucía del Valle (la amiga de Marisa) está obsesionada con su esposo Roberto y observa su teléfono en todo momento, ya que él es un hombre muy atractivo y teme que la sea infiel. Después de encontrarse con Albieri; Said le dice a Jade que él la llevé a ese viaje para tener la certeza que ella está con él por amor y que ya olvidó a Lucas. Emborrachándose porque no pudo hacer a nadie feliz, Lucas le dice a su padre Leonardo que sabe que él hubiese preferido que se muriera él, en vez de Diego. Pero, Leonardo lo niega y aconseja a su hijo Lucas que aprenda a hacer las cosas, para no incomodar a su esposa Marisa, ya que tienen un matrimonio muy aburrido. Y Lucas está convencido de que su vida se estropeó al hacer caso a todas las personas de su alrededor para dejar a su amada Jade. Al día siguiente, Marisa le cuenta a su hija Natalia que Lucas (padre de Natalia) la es infiel, pero Natalia no la cree porque no entiende que su madre siga casada con su padre sabiendo que la traicionó, y Marisa la explica a Natalia que ella sigue con Lucas por ella. Y Natalia la dice a su madre que ella la apoyará si decide divorciarse de su padre. Más tarde, Natalia le recrimina a su padre (Lucas) que la sea infiel a su madre, diciéndole que se siente culpable de que ellos sean infelices por su culpa, ya que están juntos por ella. Poco después, Albieri le cuenta a Lucas que se encontró anoche con Jade. En medio de una pelea de boxeo; Doña Gloria se mete en el ring de boxeo para separar a su hijo Alejandro del hombre contra luchaba, ya que le estaba golpeando duramente. Y Alejandro se defrauda de su novia Karla, al verla yéndose con otro hombre.

Cristina besa a Leonardo, para estropear su relación con Sofía
Al enterarse por Albieri de que Jade regresó a Miami; Lucas se pone nostálgico y tiene ganas de volver a verla. Para que su nieta pueda desplazarse de un sitio a otro, Leonardo contrata a Alejandro (el boxeador) como el chofer y guardaespaldas de Natalia, que no soporta que Alejandro la esté siguiendo en todo momento. Por su parte, la pobre Samira tiene su primera menstruación y se lo oculta a sus padres (Latiffa y Mohamed), ya que si se enteran que la bajó la sangre, ellos la obligarán a usar el velo en su cabeza. Para conquistar a Karla; Osvaldo le dice a Karla que le consiguió un gran trabajo como promotora en un supermercado y, por esto, Karla se pone furiosa y le echa del recinto donde ella baila, acusándole de acosarla sexualmente. Y por esto, Osvaldo tiene que estar preso durante unas horas. Lejos de allí, Lucas le exige a Marisa que no trate de poner a su hija Natalia en su contra, ya que ella siempre se ha desinteresado en su hija Natalia. Cuando consigue quedarse a solas en su apartamento, Jade llama por teléfono a Lucas para escucharle la voz, pero no se atreve a decirle ni una sola palabra, ya que en ese momento Said estuvo a punto de descubrirla. Cansada de los desprecios de Mohamed y Latiffa; Doña Gloria se enfrenta a Mohamed para gritarle que él y su esposa son unos groseros. Tal y como lo presentía, Cristina (vistiéndose con un vestido rojo, como a Leonardo le gusta) se encuentra en un bar con Leonardo y su novia Sofía y, cuando él se queda solo, Cristina se atreve a besarle, y éste le responde al beso y, al verles juntos, Sofía se va corriendo del bar, cancelando su boda con él. Y Cristina y hacen el amor apasionadamente en un hotel. Además, al día siguiente, la prensa publica una foto de Leonardo besándose con Cristina. Cuando Natalia comienza a hacerla preguntas, Mamá Rosa le confiesa a Natalia que su padre Lucas se enamoró locamente de una árabe. Por otra parte, Alí viaja a Miami para impedir que Jade caiga en la tentación de verse nuevamente con Lucas.

Said y Lucas se saludan como si no se conocieran
A pesar de volver a estar juntos, Leonardo no quiere tener nada serio con Cristina. Y para conseguirlo, Cristina se cita con Lucas para que la ayude con Leonardo. Al verla, Lucas se da cuenta de que Cristina tiene el collar de Jade, que le cuenta que se lo compró a una mujer que apareció por su bar. Y Lucas le compra a Cristina el collar que perteneció a Jade y que, después, vendió Marisa. Al llegar a su casa, Lucas aconseja a su padre Leonardo que conteste a las llamadas de Cristina, pero éste no le hace caso. Al ver las sábanas de su hija Samira manchadas de sangre; Latiffa felicita a su hija, aunque Samira llora entristecida porque no quiere llevar puesto el velo en la cabeza, por eso, Samira le pide a su madre que no le digan nada por el momento a su padre Mohamed. Cuando va a la empresa de los Ferrer; Said se encuentra con Lucas, y ambos se saludan fingiendo ante los demás que se conozcan e intentando reprimir sus sentimientos, ya que se odian porque Lucas no pudo estar con Jade por culpa de Said, mientras que Said no soporta que Jade no le haya podido querer por culpa de Lucas. Por su parte, los amigos Alí y Albieri se encuentran nuevamente y vuelven a discutir por las distintas religiones en las que viven, ya que cada uno defiende la suya como la mejor. Como no quiere tener chofer y vigilante, Natalia no soporta a Alejandro e intenta hacer todo lo posible por deshacerse de él, ya que ella no quiere que la sigan. Y aprovechando un descuido de Alejandro; Natalia huye con sus amigos Fernando y Andrea. Pero, Mamá Rosa se da cuenta de lo que Natalia planeó, y ese descuido se lo ocultan a Don Leonardo para que no despidan a Alejandro, ya que eso es lo que Natalia quería. Después de que Leonardo preparara una cena en su casa, Said y su esposa Jade llegan a esa casa, donde Lucas y Jade vuelven a verse...

Jade conoce a Marisa
Para evitar romper sus matrimonios, Jade y Lucas intentan no dirigirse la palabra y fingen no conocerse, aunque no pueden dejar de mirarse porque ambos se siguen amando después de haber pasado tantos años alejados. Y por primera vez, Jade conoce a Marisa, ya que Said las presenta. Y Marisa le presume a Jade de que su marido Lucas la regala costosas joyas, además, mostrándola la gran casa donde ella pudo vivir con Lucas si se hubiese casado con ella. Y fingiendo que no la conoce, Marisa la hace creer a Jade que Lucas está muy enamorado de ella (de Marisa) y que él tuvo un desliz en Marruecos y, por eso, Jade comienza a llorar, creyendo que Lucas se burló de ella. En esta fiesta, Lattifa y su sobrina Khadija se quedan sorprendidas y escandalizadas de las costumbres de los occidentales. Al día siguiente, Marisa enfrenta a Lucas, diciéndole que no soporta que lleve a su casa a su amante. Y enfurecido, Lucas le reprocha a Marisa que ella hizo todo lo posible por alejarle de su lado y eso le hizo recordar más a Jade. Mientras que, Natalia sufre porque cree que ella es la culpable del enfrentamiento continuo de sus padres. Por su parte, Said quiere saber que sintió Jade al ver a Lucas, y ésta le hace creer a su esposo que ya no siente nada por Lucas. Como Leonardo desconocía a Jade; Lucas le pide a su padre que no le involucre en los negocios de Said porque él es el marido de su esposo, pero Leonardo le insiste en que colabore en ese negocio, amenazándole con despedirle de la empresa si él no les ayuda con los árabes. Y Jade y Lucas no quieren volver a verse porque siguen enamorados, aunque intenten ocultarlo. En Miami, Said se queda sorprendido por la belleza de Doña Gloria y Doña Hilda, al verlas por la calle. Para que renuncie a su puesto de trabajo, Natalia sigue haciendo desplantes a su chofer Alejandro y, esta vez, le lleva a la playa para que, mientras la vigila, él se tueste en el sol.

Marisa quiere conquistar a Said
Cuando Nazira llega a Miami, ella se queda sorprendida por la belleza del joven Pablo (el amigo de Alejandro). Y Nazira discute con su hermano Mohamed, ya que éste la recrimina que subiera las maletas con ayuda de Pablo (que estaba sin camiseta). Al ir a una fiesta, Natalia vuelve a decepcionarse de su amigo Fernando, cuando éste le presenta a una nueva novia que ahora tiene. Y viéndola tan triste, Alejandro lleva a Natalia hasta un puesto de perros calientes para animarla y, desde ese momento, Natalia y Alejandro comienzan a intimar, y éste comienza a contarla que él era boxeador y que perdió a su novia cuando ella le rechazó por otro. A la mañana siguiente, Natalia se siente muy decaída y le cuenta a Mamá Rosa que se siente invisible ante los hombres porque cree que ella es demasiado simple y los muchachos no se fijan en ella. Al hablar con los niños, Alí se da cuenta de que Latiffa tendrá problemas con su hija Samira, que la ve como un clon de Jade porque ella quiere ser libre como los occidentales, oponiéndose a las creencias árabes. Buscando el encuentro, Marisa se cruza con Said, al que quiere conquistar para convertirle en su amante y, así, poder vengarse de Lucas y Jade. Además, Said siente mucho resentimiento porque Jade nunca le quiso por culpa de Lucas y, por eso, Said quiere lastimar a Lucas, advirtiéndoselo a Jade. Sin que Albieri y Luisa lo sepan, la sobrina de ésta (Alicia) cambia unas pruebas de ADN para perjudicar la reputación del laboratorio de Albieri. Por su parte, Dora le pide trabajo como bailarina a su amiga Cristina en el bar donde ella bailaba con Osvaldo y, allí, Dora intenta sacar a bailar a Osvaldo, pero éste la rechaza porque se enamoró de Karla y no pudo olvidarla y ahoga sus penas en el alcohol. Retribuyendo su invitación, Mohamed y Said invitan a los Ferrer a cenar a su casa. Aunque Lucas no quería ir a la cena de los árabes, Lucas acaba accediendo a ir, para entregarle a Jade su collar.

Jade cree que Lucas nunca la amó
Cuando salen a una discoteca, Andrea (la amiga de Natalia) coquetea con Pablo (sin saber que él es el mejor amigo de Alejandro). Y Natalia presencia en la discoteca una pelea entre Diana y Karla por Alejandro. Y éste acaba yéndose con Natalia, que lleva a Alejandro en ese instante de compras, para cambiarle de vestuario a él y que no desentone cuando la esté siguiendo a ella. En la cena árabe, Marisa no pierde un momento para coquetear con Said, mientras Lucas le entrega una nota, citándola en un lugar, diciéndola que necesita hablar con ella. Por su parte, Nazira le baila a Roberto del Valle (amigo y socio de los Ferrer), al que su esposa Lucía (amiga de Marisa) vigila constantemente para que no la sea infiel, ya que sabe lo bello que es él y que cualquier mujer podría arrebatárselo. Cuando llegan las fiestas de navidad, Cristina le regala a Leonardo unos calzoncillos rojos para que combine con ella y, desnudándose en ese momento, ellos hacen el amor apasionadamente. Finalmente, Jade le cumple la cita a Lucas. Y creyendo que nunca la valoró, Jade enfrenta a Lucas por haberle hecho falsas promesas e intenta hacerse fuerte e indiferente para que Lucas no la viese destrozada. Cuando Lucas le iba a decir a Jade que él no ha dejado de amarla, ella se va del apartamento de éste. Al contárselo a Latiffa; Jade comienza a llorar desconsoladamente porque cree que Lucas jamás la quiso. La noche de navidad, Jade y Lucas comienzan a caminar por la calle y, por una casualidad del destino, ellos se encuentran y se besan apasionadamente.

Lucas hace el amor con Jade, que no quiere separarse de Said por su hija
Como no pueden reprimir sus sentimientos, Jade y Lucas acaban haciendo el amor. Y Lucas le confiesa a Jade que él siempre la amó y que, para él, ella es lo más importante en su vida. Y Jade le dice a Lucas que le rechazó para que Said no le matara. Y Jade no quiere vivir plenamente su amor con Lucas porque teme que Said le quite a su hija Khadija. Y al regresar, a Alí sólo le basta con mirar a Jade a los ojos para darse cuenta de que ella estuvo con Lucas. Y Alí aconseja a Jade que no cometa el mismo error porque podría perder a su familia. Y favorablemente, Said no se da cuenta de que Jade pasó la noche con Lucas porque él estaba de viaje de negocios en Nueva York. En la fiesta de navidad, donde Lucas desapareció; Enrique se emborracha, y su amigo Leonardo le prohíbe que siga bebiendo, ya que Enrique tuvo problemas con el alcohol porque fue adicto y, avergonzándose de ello, Enrique se lo oculta a su nueva novia Carolina, a la que conoció trabajando juntos en las empresas Ferrer. Después de recibir un regalo de su chofer en navidad, Natalia le comenta a su amiga Andrea que comienza a sentirse atraída por Alejandro, su chofer. A la mañana siguiente, Marisa intenta sonsacarle a Lucas si le fue infiel con Jade, pero él se lo niega, además, Lucas le pide el divorcia, diciéndola que ya no soporta sus reclamos y las discusiones continuas que tienen. Pero, Marisa está convencida que Lucas se quiere divorciar de ella porque se acostó nuevamente con Jade. Cuando Said regresa de su viaje, él quiere saber qué ocurrió en su ausencia y, sospechando que ella estuvo con Lucas; Said se pone furioso con Jade, que le suplica que regresen a Marruecos, ya que ella no quiere recaer porque no quiere perder a su hija. Más tarde, Jade le cuenta a Latiffa lo qué ocurrió con Lucas y, por amor a su hija, Jade está dispuesta a renunciar al amor con Lucas. Para que no corra peligro la familia de Jade; Alí le pide permiso a Said para llevarse con él a Jade, de vuelta a Marruecos. Y Said acepta la propuesta. Pero, Marisa cambia todos los planes, cuando llama por teléfono a Said para ponerle una cita, ya que Jade decide quedarse en Miami para averiguar qué planes tiene Marisa. Como le culpó de acosarla sexualmente, Osvaldo le pide a Karla que retire sus cargos para que no le encierren en la cárcel, y ella pide a cambio que se convierta en su representante y que la pague a ella mil dólares mensuales.

Lucas quiere defender su amor por Jade
Creyendo que su hijo Daniel podría estar en Boston; Dora decide ir hasta allí para buscarle. Por su parte, Alicia sigue fingiendo ante su tía Luisa ser una joven inofensiva, cuando en realidad ella quiere destruir la reputación de Albieri. Con ayuda de Cristina; Lucas consigue hablar por teléfono con Jade para decirla que la ama y que quiere estar a su lado para siempre y, por eso, él le pidió el divorcio a Marisa. Pero, Jade no sabe qué contestarle porque no quiere perder a su hija, si ella se separa de Said. Más tarde, Marisa y su amiga Lucía van hasta la casa de Latiffa, donde Jade se da cuenta de que Marisa es una víbora que quiere atacarla, recordándola que en su religión ella podría ser castigada propinándola cien latigazos si es infiel a su esposo. Cuando Natalia va a buscar a su chofer Alejandro porque se siente atraída por él; ella se queda impactada al verle con su ex novia Diana. Y Natalia choca su coche contra otro, y el hombre se pone furioso, pero favorablemente Alejandro llega en ese instante para defenderla. Al volver a hablar con Diana; Alejandro la confiesa a su ex novia que, aunque al principio detestaba a su patrona, a él le agrada Natalia porque es una jovencita bonita, frágil y dulce. Al salir de la casa de Latiffa; Marisa se encuentra con Said y comienza a coquetearle, poniéndole una cita, aunque ponga la excusa de que ella necesita su ayuda para decorar su casa al estilo árabe. Más tarde, Lucas le cuenta a su padre Leonardo que va a divorciarse de Marisa, para casarse con Jade. Y Leonardo cree que su hijo Lucas es un inmaduro por volverse a involucrar con Jade, además, Leonardo cree que eso estropearía sus negocios con los árabes y con Said. En el bar, Nazira encuentra a Osvaldo, que quiere casarse con ella para sonsacarla dinero y poder pagarle a Karla lo que le exigió para no meterle en la cárcel. Una vez más, Cristina llama a Jade para comunicarla por teléfono con Lucas y, a través de ella, ambos se dicen que se aman.


Del 26 de abril al 7 de mayo de 2010
por Telemundo