Gabriela, giros del destino FIN

Gabriela y Pablo se casan

Gabriela está incriminada hasta el cuello en un intento de homicidio

El juez que sigue el caso del atentado en contra de Martina, dicta la orden de detención para Gabriela. De inmediato, Pablo consigue que el mejor abogado defensor lleve el caso de su novia, pero Martina ha comprado a todos los testigos y se aproxima una larga condena para la patinadora.

Ernesto traiciona a su gran amor en los tribunales
Martina le ofrece a Ernesto una lujosa vida en el exterior a cambio de que declaré en contra de Gabriela en el juicio. El hombre duda en hacerle daño a su gran amor, pero finalmente se decide y bajo la gravedad de juramento afirma que Gabriela contrató a un asesino a sueldo para acabar con la vida de su enemiga.

Pablo acepta casarse con Martina
Huertas, el abogado que lleva el caso de Gabriela, le advierte a Pablo que la única manera de salvarla de la cárcel es sí Martina retira la demanda. La mujer accede a hacerlo, siempre y cuando se case con ella. Pablo acepta.

Gerardo descubre que Verónica es drogadicta
Carmenza le hace caer en cuenta a Gerardo que Verónica no es una buena persona y que se aprovecha de lo que él siente por ella para manipularlo. Pensando en eso, el hombre le sigue la pista a su novia y se da cuenta que el dinero que él la ha estado dando, lo utiliza para comprar droga.

La revelación
Pablo se entera que fue Martina quien planeó su propio atentando para inculpar a Gabriela y que su tío Julio era su perverso socio. Y Martina es apresada y llevada tras las rejas, acusada de otros delitos cometidos en Argentina. Mercedes no puede creer que su protegida en realidad fuera un criminal y se disculpa con Gabriela por las falsas acusaciones en su contra, al tiempo que trata de enmendar los atropellos cometidos con su nuera. La patinadora por fin es dejada en libertad y recibida con bombos y platillos por todos los Rueda. Gabriela anuncia su regreso a la pista y cuando por fin la vida pareciera sonreírle junto a su gran amor y a su pequeña Sofía; Ernesto la secuestra y, pidiendo mucho dinero para dejarla en libertad, Pablo va con ese dinero hasta una casa en medio del campo, donde tenía a Gabriela. Y Ernesto dispara a Pablo, pero la policía llega en ese momento para detener a Ernesto y, un mes después, Pablo se recupera del disparo y se casa con su amada Gabriela, que regresó a ser una gran competidora del patinaje.


Del 10 al 18 de mayo de 2010

por el Canal Caracol