Perro Amor

Camila culpa a Gonzalo
de estafar a los Brando

Aunque Camila afirma tener SIDA; Daniela se da cuenta de que Camila está mintiendo porque ella no se hizo ningún examen médico y, además, Daniela se encuentra con Nany, que la confirma que habló con Camila para contarla que Antonio no corría ningún peligro de estar contagiado. Y acto seguido, Daniela llama por teléfono a Gonzalo para confirmarle que Camila les estuvo mintiendo, haciéndoles creer que ella estaba enferma de SIDA. Pocos minutos después, Clemencia le confiesa a Daniela que está enamorada del jardinero Luigi desde que hizo el amor con él, ya que resultó muy buen amante, algo que Clemencia desconocía. Como quiere envejecer para estar junto a Verónica; Don Pedro se compra un té, creyendo que tomándolo se hará más joven. Más tarde, Cecilia le cuenta a su hijo Pedro que Luigi Dorado es el verdadero padre de Camila, por lo que ella no pertenece a su familia y, por esto, Pedro y Cecilia desconfían más aún de Camila, creyendo que podría ser cierto que ella intentó estafarles. Como Gonzalo no quiere seguir hundiéndose con Camila; él rompe definitivamente su relación con ella. Y por esto, Camila se inventa que Gonzalo la utilizó robándoles dinero vendiendo dos locales a dos clientes diferentes, cuando en realidad lo estaba robándoles ella misma. Mientras que, Gonzalo le cuenta a Daniela que Camila vendió los locales dos veces para ganar más dinero y estafarles. Y Daniela cree en la inocencia de Gonzalo y quiere ayudarle para que no le inculpen de haberles estafado.

Gonzalo es buscado por la policía
Rocky quiere hacerse socio de Rosario, invirtiendo en su negocio de cocina, por esto, Ángel advierte a Antonio. Por su parte, Gonzalo le pide ayuda a Don Jairo para desenmascarar a Camila, sin saber que Jairo también está aliado con Camila. Como Gonzalo huyó de la empresa y de su casa; Camila utiliza eso para seguir culpabilizando a Gonzalo. Y Gonzalo le pide a Daniela que recoja una memoria USB suya importante de la empresa, pero Camila se lo quita a Daniela. Para apartar a Rocky de Sofía; Antonio le pide a su abuela Cecilia que la dé trabajo nuevamente a Sofía en la compañía, por eso, Cecilia le pide a Sofía que asuma el cargo de Gonzalo. Mientras que, Camila le pide a su tío Pedro que la entregue el puesto de Gonzalo y, así, poder trabajar juntos para realzar a la empresa. Y para ganarse su confianza, Camila está dispuesta a ayudar a Pedro a conquistar a Verónica. Hospedado en un hotel, Gonzalo descubre que él está en busca de la policía acusándole de estafar a Brando Constructores. Después de tomarse demasiado té para rejuvenecerse, Pedro comienza a sudar demasiado. Por la noche, Daniela intenta ir a visitar a Gonzalo a su escondrijo, hasta que descubre que una patrulla de policía la persigue.

Daniela quiere esconder de la policía en su casa a Gonzalo
Luigi y Clemencia vuelven a disfrutar de una romántica velada, cuando éste la lleva a bailar salsa. Y en ese lugar, Ligia también va a bailar junto a Rusinky, ya que quiere conquistarle, aunque ella le haga creer que es una forma para enseñarle conquistar a su hija Rosario. Y cuando van al baño, Ligia se encuentra con Clemencia, pero Ligia tiene que volver a acompañar a su hija Rosario, que está muy preocupada por el paradero de su hijo Alejo, por esto mismo, Ligia no se da cuenta de que Clemencia y Luigi son amantes. Y Clemencia le dice a Luigi que quiere mantener en secreto su relación para no perder los privilegios que tiene siendo la esposa de Pedro Brando, pero Luigi la pide que se divorcie de su esposo. Mientras que, Ligia le cuenta a su amiga Cecilia que encontró a Clemencia y a Luigi en el mismo bar de salsa, pero ellas no creen que Clemencia se arriesgue a tener una relación amorosa con Luigi y perder todos sus lujos al separarse de Pedro. Después de tomarse varias infusiones de té “para rejuvenecerse”; Don Pedro intenta acostarse con Verónica, pero ella le rechaza y, además, Don Giardines telefonea a su hija y a Don Pedro al mismo tiempo para boicotear su noche romántica, citándoles a ambos en su restaurante para regañarles por intentar estar juntos y ocultárselo. Y enfurecido, Giardines le cubre a Don Pedro echándole todo el depósito de un extintor. En la junta directiva, Cecilia propone a Sofía para que ocupe el puesto vacante que dejó Gonzalo, mientras Don Pedro quiere que sea Camila y, por otra parte, Fernando Valdiri quiere que su hija Daniela ocupe ese puesto en la compañía de los Brando. Y como Camila es culpada de ser la esposa de Gonzalo y poder haberse aliado a él para estafarles; finalmente deciden que la propuesta de Doña Cecilia es la mejor y contratan de nuevo a Sofía, además, ella estará asesorada y ayudada por Daniela. Ajena a esto, Daniela le manda un mensaje a través de la red a Gonzalo diciéndole que se esconda en su casa para poder estar juntos y creyendo que la policía jamás le buscará allí.

Clemencia le pide el divorcio a Pedro
Cuando su abuela Cecilia la echa del puesto de ventas; Camila se pone furiosa porque ni su abuela confía en ella, advirtiéndoles que se arrepentirán de haberla apartado de la empresa. Al llegar a la empresa, Sofía descubre que podrá estar trabajando al lado de su hijo, ya que Antonio le puso en su oficina una cuna y una silla para balancearle, además, Antonio cuida al bebé mientras Sofía trabaja con Cecilia. Mientras que, Clemencia le pide el divorcio a Pedro, por lo que él comienza a sospechar que ella tiene un amante. En la oficina, Sofía encuentra a Antonio rechazando a Camila, por lo que Sofía se siente muy orgullosa. Más tarde, Antonio la dice a Sofía que él mismo la propuso para el cargo en la empresa para tenerla a ella y a su hijo cerca de él y, acto seguido, él la besa y esta vez ella corresponde a su beso. Finalmente, Gonzalo se hospeda en la casa de su amada Daniela, a la que confiesa que ayudó a Camila a que vendiera doble los locales. Y poco después, la policía llega a la casa de Daniela para averiguar si allí está escondido Gonzalo, pero ella niega que él esté escondido en su casa.

Antonio y Sofía se reconcilian y vuelven a discutir por Rocky
Sin consultarlo con Antonio; Diego Tamayo y los demás productores tienen que darle un adelanto de dinero a Rocky porque él quiere comprar una casa en su barrio para que los Brando no puedan comprarlo. Finalmente, Sofía y Antonio se reconcilian, cuando ella se da cuenta de que escogió al mejor padre para su hijo; pero él se opone a que Rocky sea el padrino de Nicolás, el hijo de ambos. Por esto, Sofía y Antonio vuelven a discutir y se distancian. En su casa, Fernando Valdiri descubre que su hija Daniela está escondiendo en su habitación a su amante Gonzalo, quien sigue buscado por la policía. Y aunque quería llamar a la policía, Fernando se da cuenta de que Gonzalo era una víctima de Camila, que le obligaba a robar a los Brando. Y Fernando le obliga a Gonzalo que se entregue él mismo a la policía. Pero, Gonzalo sigue huyendo de ellos. Por la calle, perdido, Alejo sigue adicto a las drogas y ahora quiere inyectarse droga con jeringuillas.

Gonzalo es arrestado y amenaza a Camila con hundirla
Gonzalo le pide ayuda a Don Jairo para que atestigüe en contra de Camila, pero Jairo juega a dos bandas y le exige a Camila que le dé una gran suma de dinero a cambio de que él la diga el escondite de Gonzalo. Pero, favorablemente, Daniela advierte a Gonzalo que Camila está aliada con Jairo y quieren entregarle a la policía entre ambos. Por su parte, Sofía se siente muy dolida porque Cecilia, Fernando Valdiri y Pedro desconfían de ella cuando se enteraron de que Sofía sigue siendo amiga de Rocky, quien está comprando las casas del barrio San Jerónimo para impedirles que construyan el proyecto del centro comercial. Y antes de que Don Jairo y sus secuaces le atraparan, Gonzalo decide entregarse a la policía, quienes le encierran de inmediato en una celda. Y Camila va a visitar a Gonzalo para que se culpe de lo ocurrido, a cambio de que ella le ponga un buen abogado, pero él se opone y quiere incriminarla ante la policía. Y aprovechándose de que él podría incriminarla; Jairo besa apasionadamente a Camila, aunque ella se oponga a besarle. Aprovechando que todos están en el bautizo, Alejo se cuela en su casa y comienza a comer desesperadamente. Como Sofía decidió que Rocky fuera el padrino de su hijo; Antonio decide que Camila será la madrina.

Sofía y Antonio intentan bautizar a su hijo
Cuando Antonio pide que Camila sea la madrina de su hijo, si Sofía pone de padrino a Rocky, al que considera su gran enemigo; Sofía decide cancelar el bautizo de su hijo, ya que no está dispuesta a que Antonio le imponga esa madrina. En la cárcel, Gonzalo recibe la visita de su amada Daniela, que la promete le sacará de allí, demostrando que Camila es la única culpable, contándola que fue cómplice de Camila cuando vendía los locales dobles y cuando compraba las casas de San Jerónimo para vendérselas luego a los Brando por el doble de precio. Aunque Ligia intenta que Rusinky (“Boby”) se dé cuenta de que Rosario no le quiere porque está enamorada de su esposo Ángel; él sigue intentando su relación con ella, a pesar de los coqueteos de Ligia hacia Rusinky. En el bautizo, Verónica consigue decirle a Benny que no ha podido olvidarle, pero él no puede tener nada con ella porque fue acompañado de su nueva novia, Lorena. Para poder bautizar al pequeño Nicolás; Sofía y Antonio deciden por sorteo que los padrinos sean Verónica y Pedro. Pero, antes de bautizar a su hijo, Sofía le dice a Rocky que él es muy importante en su vida, aunque no sea el padrino, además, ella exige que Camila se vaya de la fiesta.

Benny y Verónica se reconcilian
Camila tiene que irse del bautizo, cuando Sofía la echa. En el bautizo, Lorena se va llorando y destrozada, cuando Benny la dice que la daría una segunda oportunidad a Verónica, si así se lo propusiera. Como Pedro no quiere renunciar a Verónica, para impedirlo, Don Giardines le da todo su apoyo a Benny para que conquiste a su hija Verónica. Después de varios inconvenientes, Sofía y Antonio consiguen bautizar a su hijo Nicolás, con Verónica y Don Pedro como padrinos; pero Antonio enfurece al ver como Sofía se va con Rocky. Después de comprar varias casas del barrio San Jerónimo para luego vendérselas al doble de precio a los Brando; Camila tiene que acostarse con Don Jairo para mantenerle a su lado y evitar que la delate ante la policía, pero Camila consigue evitar acostarse con ese tipo poniéndole veneno en la bebida para dormirle y que no recuerde nada. Y Rocky se pone furioso con Don Juaco por no haber podido comprar las casas del barrio, ya que se las vendieron a Camila. Aprovechando que todos están en el bautizo, Clemencia anuncia que se va a divorciar de su esposo Pedro. Acto seguido, Pedro le pide a Verónica que se hagan novios, pero ella evade el tema. Mientras que, Doña Cecilia sospecha que Clemencia tiene un amante, pero ella lo niega porque no quiere quedarse sin el dinero que la corresponde por haber estado casada durante tantos años con Pedro. Más tarde, Benny le pide a Verónica que olviden sus problemas y vuelvan a tener otra oportunidad, y ésta acepta encantada la propuesta y le besa apasionadamente, sin saber que Don Pedro les observa, muy defraudado.



Del 10 al 21 de mayo de 2010

por Telemundo