Verónica Orozco


Verónica Orozco, la actriz y cantante que participa en la versión colombiana de la serie estadounidense ‘Grey´s Anatomy’. Se trata de la nueva producción de RCN: ‘A corazón abierto’.

La hermana de la reconocida actriz Ana María Orozco (protagonista de la exitosa telenovela ‘Yo soy Betty, la Fea’). Ella es la tercera hija de Carmenza y Luis Fernando Orozco. Desde muy temprana edad comenzó a aparecer en la televisión de colombiana en el programa infantil ‘Okidoki’ y papeles en telenovelas como ‘Isabel me la velo’, ‘La Lectora’ y ‘Alicia en el país de las Mercancías’, razón por la cual goza de popularidad en su patria. También interpreta el papel de Dayana en la película ‘Soñar no cuesta nada’, dirigida por el director Rodrigo Triana, filme que se convirtió en la película colombiana más taquillera en el 2006.

La última vez que la hermosa Verónica Orozco apareció en pantalla fue con el papel protagónico de ‘Los Protegidos’. Después fue noticia por su rápido y sorpresivo romance con Martín de Francisco, con quien se casó a los dos meses de conocerse. Y en la actualidad, más de dos años después, vuelve a sonar por su divorcio y porque participa en ‘A corazón abierto’, que protagoniza junto a Rafael Novoa, con el que ahora se le vincula sentimentalmente.

-¿Quién es María Alejandra, tu personaje?
Es una mujer muy comprometida con su trabajo, súper estudiosa, su madre era cirujana también, entonces ella adquirió todo ese conocimiento, pero también es un reto grande porque la mamá de ella era una de las mejores en su campo, es una mujer muy solitaria, sola, romántica, en medio de su profesión que le toca ser muy dura, ella es sensible.

-¿En qué te pareces a María Alejandra?
En la gran pelea por la justicia. Eso tengo.

-¿Cómo llegó este personaje a tus manos?
Yo estaba en Los Ángeles haciendo la preproducción de mi disco, cuando me llamaron y me dijeron que me querían ver en el papel de la modelo, feliz, me preparé y viajé hasta Bogotá (Colombia) para presentar el casting. Estando aquí me propusieron hacer el casting para María Alejandra, era una escena dificilísima, fueron como dos semanas trabajando de la mano de Sergio Osorio, él guiándome, pasaron los días no me llamaban a decirme nada, hasta que tres días antes de viajar a Los Ángeles me llamaron a darme la buena noticia, casi me muero de la dicha porque tenía muchas ganas de darle vida a este personaje.

-¿Y cómo ganaste el papel?
Primero, me llamaron para hacer el papel de Isa, la modelo, luego me dijeron que si podía hacer el de María Alejandra y yo, lógico, lo hice. Fueron tres semanas intensas de escenas con Rafael Novoa, hasta que hubo una escena complicada en la que debía estar medio borracha y los convencí, me lo gané.

-¿Temes que te comparen con Meredith, el personaje de ‘Grey´s Anatomy’, que ahora has dado vida como María Alejandra?
No, eso no tiene comparación. Esto es una versión, no es una copia. Es una versión de nosotros para Colombia. No me da miedo para nada.

-¿Viste la serie ‘Grey´s Anatomy’?
Desde que me llamaron para el proyecto, me hablaron de la necesidad de desligarme de la serie original. Por eso, no la vi casi y de esa manera logré construir un personajes más natural, con más identidad. A ‘Grey´s Anatomy’ sólo la vi durante la primera temporada y no más.

-¿En qué se diferencia este personaje a los otros?
Es muy diferente a lo que he venido haciendo y es muy fresco. El director, Sergio, ha querido manejar ese lenguaje cotidiano, tranquilo, de la pasión de los médicos por la medicina, a todos nos ha metido como en ese cuento.

-¿Te hubiera gustado ser otro personaje?
No, me encanta este personaje porque es una protagonista que no es tan blanca, tiene matices, se equivoca, tiene errores. No es perfecta.

-Llevas casi un año grabando juntos esta gran producción, ¿cómo te llevas con tus compañeros?
A mí me encanta, yo creo que este grupo y mi compañero de rol van a ser inolvidables, porque me la he llevado muy bien con todos, los quiero. Jorge Cao es una maravilla, Rolando, Rafa, me siento como en mi casa.

-¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar al lado Rafael Novoa?
Buenísima, él y yo somos amigos desde hace muchísimo tiempo y nos queremos demasiado. Cuando nos encontramos en el casting yo estaba nerviosísima y él me ayudó. Me he sentido súper cómoda con él (risas).

-¿Cómo definirías a Rafael detrás de cámaras?
Rafa es tranquilo, es serio, lee el periódico, es observador. Le veo increíble, muy lindo, un gran actor. Siempre me ha parecido igual, es un hombre noble, un caballero, muy buen amigo, serio con las cosas, con su trabajo y muy concentrado.

-¿Es difícil para ti grabar escenas íntimas?
Es complicado, yo sufro mucho. Pero, con Rafa estuve relajada, me sentí segura y eso no pasa siempre.

-Se ha especulado que mantienes una relación sentimental con Rafael Novoa, ¿qué hay en realidad entre vosotros?
Mucha química, cariño (risas).

-Siendo famosa y guapa, ¿te cuesta encontrar la media naranja?
Sí, claro, no es tan simple. Es igual a como le pasa a todo el mundo: es difícil encontrar alguien que te quiera y que te comprenda.

-¿Cuáles fueron los retos que tuviste que enfrentar para darle vida a María Alejandra?
Definitivamente el casting fue muy complejo, fue largo, pero tuve el apoyo de Sergio (el director) y eso me ayudó mucho. Además que ya llevaba como año y medio sin actuar, estaba metida en la música y volver a entrar al set, a preparar un personaje, estaba un poco perdida y con los nervios que da hacer un casting porque estás expuesta y a prueba, pero cerré los ojos y me metí de cabeza.

-¿Cómo preparaste el personaje?
Muy de la mano de Sergio Osorio, el director, que estuvo al lado mío. Gracias a él, logré construir un personaje creíble y humano. Para los libretos, investigué mucho en Internet y siempre tenemos en el set la presencia de un grupo de médicos que nos apoya y nos explica el porqué de cada término y cómo hay que decirlo para salga creíble.

-Además de las inducciones que te hicieron sobre todo el tema de la medicina, ¿investigaste algo por tu cuenta?
Tengo tres familiares metidos en el mundo de la medicina, entonces cualquier cosa que leo en un libreto y no entiendo mucho, les llamo y les pregunto, les pido asesoría, o también por Internet, pero en Internet hay que saber buscar porque no todo lo que sale es cierto. Hay que investigar muy bien.

-¿Le temes a la sangre?
Sí me da impresión, aunque uno como que le va cogiendo el tiro y ya me estoy acostumbrado, la primera semana fue duro, creo que duré un mes sin comer carne, entrar a las operaciones me dio durísimo, en este momento ya no, me parece algo cotidiano.

-A la mayoría de personas les da pereza ir al médico, ¿a ti te gusta ir?
Yo no creo mucho en la medicina ortodoxa, soy más de medicina alternativa y preventiva, pero lógicamente los médicos son unos ángeles y es una profesión de alto riesgo y es para gente valiente. Valoro mucho esta profesión.

-¿Qué piensas del hospital que se construyó exclusivamente para grabar la producción?

Es una delicia grabar aquí, es súper cómodo, nos sentimos muy tranquilos, el lugar es amplio, la iluminación es agradable, no incomodamos a nadie porque es exclusivamente para nuestras grabaciones. Me parece fundamental este set para las largas jornadas de grabación que hemos tenido.

-Cuéntanos alguna anécdota en las grabaciones...
Cuando entré a la cirugía real, era una cirugía estética, me impresionó que la paciente en un momento se despertó, eso me impactó mucho.

-La novela ha logrado un rating fantástico, ¿cuál es la impresión al ver la acogida que ha tenido?

De felicidad, de dicha absoluta. En este trabajo hay que tener la mente más tranquilita y decir: “Bueno, yo no sé lo que va a pasar, pero voy a hacerlo con amor”. En esto no hay nada escrito, cualquier cosa puede pasar. Ninguno pensaba que esto fuera a ser tan popular. Todos los días son historias diferentes, estábamos como aterrizados (risas).

-¿Parte del éxito serán los dramas tan cotidianos?
Sergio (el director) quiso eso desde el principio, no tener personajes acartonados, sino historias en una atmósfera muy natural y los personajes se inclinan más hacia eso.

-¿Qué pasaría si te propusieran que en vez de actriz te dedicaras a la medicina?

Si me muriera 100 veces y volviera a nacer sería lo mismo, escogería la misma profesión, jamás medicina.

-¿Y qué es lo más bonito de la actuación?
Yo no me imagino haciendo otra cosa, actuar y cantar es mi vida entera, es un mundo encantador, es poder trabajar en algo que me encantaba desde chiquita porque siempre lo tuve claro que iba a ser esto, entonces es como una bendición.

-¿Qué ocurrió con la música?
Con la música me tocó parar, dejé el tema en Los Ángeles como suspendido por esto, igual yo sigo tocando y componiendo todo el tiempo, pero espero ya más o menos en dos meses a dedicarme un tiempito a grabar el disco y poder sacar así sea un sencillo antes de que se acabe el año.

-¿Y qué te inspira para componer canciones?
Todo me inspira, la calle, la gente, soy muy receptiva, me gusta escuchar a las personas. Y definitivamente, el amor es lo que más me inspira.

-¿Cómo has conjugado la música y la actuación al mismo tiempo?
Mientras pueda seguir llevando las dos facetas, tal y como lo hice en ‘A corazón abierto’, lo haré. Para mí, cantar es maravilloso, creo que no podría vivir sin las dos. Igual, cada vez que estoy actuando lo primero que hago al llegar a mi casa es coger la guitarra. Son dos carreras que van de la mano y no voy a dejar de hacer ninguna de las dos.

-La última vez que te vimos fue protagonizando ‘Los Protegidos’, ¿qué has hecho desde entonces hasta el día de hoy?
Tan pronto terminé ‘Los Protegidos’ me fui dos meses para Buenos Aires con mi cuñado haciendo parte de la preproducción del disco, componiendo canciones con él y ahí estuve en mis clases, yo siempre tengo clases de tango, de baile, de todo, como preparándome y después de cuatro meses me fui para Los Ángeles.

-¿Actualmente, quién es el amor de tu vida?
Mis sobrinos.

-¿Quién es tu gran apoyo?
Mis hermanas.

-¿Qué es lo que más detestas en una persona?
Que se mienta a sí misma, que se engañe a sí misma. Que no se acepte tal y como es y que se juzgue a sí misma.

-¿Qué les envidias a los hombres?
Nada, son divinos, son perfectos así como son.

-¿Cómo es tu hombre ideal?
Uno que me apoye en todo y que no sea un hombre que por sentirse más seguro trate de apabullarme, porque ya lo he vivido. Sino un hombre que ame y que le guste lo que hago, darle la mano y que me diga que estamos juntos, el hombre ideal es el que me guste.

-¿Cómo viviste tu divorcio?
Ahí voy. Nunca viví un drama mediático porque nunca salí hablando de mi matrimonio, ni de algo que hubiera pasado, de mi boca nunca salió ningún detalle de nada y pues mucho menos ahora que me separé. Lo que dicen los medios no me afecta, fue otro proceso de mi vida por el que pase y ahí voy. No dejo que me afecte demasiado lo malo, entonces así tiene que ser, voy pa' lante.

-¿Has disfrutado esta soledad?
Me gusta la soledad, pero me encanta la vida en pareja, tener a alguien que le aporte a tu vida, que te haga crecer, que te acompañe, con quien la pases delicioso. Yo creo que ese es el anhelo que cualquier ser humano puede tener, pero si no es así, prefiero estar sola.

-¿Te volverías a casar?
Claro que sí, si me enamoro perdidamente.

-¿Y te ves como mamá?
No (risas). Pues sí quiero y yo sé que llegará el momento en que vaya a ser mamá. Además que a mí me gustan mucho los niños, pero digamos que es más lejano, en estos momentos no lo pienso mucho. Pero si encuentro a la persona y me enamoro perdidamente, lo haría.

-Siendo un personaje público, ¿por qué eres tan celosa con tu vida privada?
Creo que entre menos la gente sepa de tu vida privada, más te cree lo que estás haciendo.

-¿Qué extrañas del anonimato?
No poder salir a la calle con la cara lavada. Una vez entré a un supermercado y una señora dijo: “No, definitivamente la televisión sí engaña mucho”. Ese tipo de cosas molestan.

-En ‘Soñar no cuesta nada’ aprendiste el baile del tubo, en ‘Los Protegidos’, de criminalística, y ahora, de medicina, ¿qué más te gustaría aprender?
Me gustaría hacer un musical; bailar y cantar en escena.

-¿Qué nos puedes adelantar de ‘A corazón abierto’?
Puros enredos amorosos y pues los casos médicos, que también van a estar buenísimos. Va a pasar de todo, ellos empiezan a enredar la historia de una manera impresionante.