Pandillas, Guerra y Paz II

La Pandilla reza
por Carroloco

Por órdenes de Beltrán, una bomba estalla en la oficina de Misael

Cansado de las notas que Misael escribía de él sobre sus negocios, Beltrán da la orden para que acaben con la vida de este hombre. El Zarco (Anderson Ballesteros) se las ingenia y le hace llegar a su oficina una bomba que estalla justo cuando el periodista entra a ella. Mientras esto sucede, Blanca (Desney Bernuis) habla con Mónica (Yesenia Valencia) y la intenta convencer de que denuncie la red de prostitutas para la que ella trabaja. Además, el vigilante del cementerio busca a Divino con dos hombres del manicomio, pues está ofendido con el engaño de este hombre.

Carroloco, Pecueca y Rasputín son descubiertos por la policía y por Richard
La policía captura a Carroloco (Adrián Jiménez), Rasputín (José Herley Rojas) y Pecueca (César Augusto Serrano) luego de que estos amedrentarán a Silvana, los acusan no sólo de este hecho si no del robo a la tienda de Simona (Jacqueline Henríquez). Richard (Juan Sebastián Calero) se entera que cogieron a los culpables y al llegar a la estación de policía se da cuenta que se trata de sus amigos. De otro lado, Lucía (Tania Falques) se entera del atentado que le hicieron a su novio, el periodista Misael, se preocupa y sale de inmediato para el periódico pero no la dejan ingresar. Además, Raquel (Marisol Castaño) descubre que Sofía (Natalia Rodríguez) viajó a Medellín e intuye que piensa abandonar el negocio. Y Beltrán celebra con su abogado, pues la bomba estalló y está seguro que Misael murió.

Beltrán se entera que Misael sobrevivió al atentado, y Mónica dispuesta a entregarse a la policía
Luego de la explosión de la bomba, Misael se comunica con Beltrán para programar nuevamente la entrevista que tenían, éste se sorprende al escucharlo, pues se suponía que estaba muerto. De inmediato le llama la atención al Zarco (Anderson Ballesteros). Mientras esto sucede, Mónica (Yesenia Valencia) le confiesa a Blanca (Desney Bernuis) y a Maryori (Luz Patricia Sánchez) todo lo que ella hacía en la agencia de Raquel (Marisol Castaño), les pide que la acompañen a la estación de policía para entregarse por corrupción de menores. De otra parte, Beltrán llama a Raquel y le pide que se vean para saber qué información tiene ella sobre él. Y Misael le dice a Lucía (Tania Falques) que desconfía de todo el mundo, incluso está pensando que ella tuvo que ver con el atentado.

El Zarco se lleva a Castro como rehén, y Blanca dispuesta a denunciar a Raquel
El Zarco (Anderson Ballesteros) y la pandilla de Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) se enfrentan en el parque del barrio, cuando parecía que Richard y sus muchachos tenían el dominio de la situación, Ángel, el amigo del Zarco, llega y le salva la vida, tomando como rehén al líder de esta banda. Divino, se entera de lo sucedido y se esconde en el carro en donde se llevan a Castro, luego le avisa a sus amigos para que lo salven. De otro lado, Mónica (Yesenia Valencia) va hasta la iglesia para contarle al Padre Miguel (Roberto Cano) que va a denunciar todo lo que sabe sobre la trata de blancas, le pide un abrazo y cuando éste se lo da, la vecina chismosa del barrio les toma una foto para demostrar que entre ellos dos hay una relación sentimental. Además, Blanca (Desney Bernuis) le pide a Maryori (Luz Patricia Sánchez) que la acompañe para denunciar a Raquel (Marisol Castaño).

Carroloco, a punto de morir en manos del Zarco, y Mónica es torturada por Raquel
Luego de que los amigos de Castro (Juan Sebastián Calero) llegaran al lugar en donde Zarco (Anderson Ballesteros) tenía escondido a su líder, éste huye con su rehén, sin embargo, Carroloco (Adrián Jiménez) en un acto heroico le salva la vida a Richard, exponiendo la suya. Entre tanto, Raquel (Marisol Castaño) continúa amedrentando a Mónica (Yesenia Valencia) para que le diga a quien le contó la verdad sobre el negocio que ambas manejan, pero a pesar de esto, la joven no quiere hablar. De otra parte, la Doctora Lucía (Tania Falques) logra hablar con Misael, le explica que ella no tuvo nada que ver con el atentado y le dice que posiblemente al que querían matar era a Beltrán.

El Zarco atenta nuevamente contra Misael, y la pandilla reza por la suerte de Carroloco
Aunque Lucía (Tania Falques) le pide a Misael que no se vaya tan tarde de su casa, éste prefiere hacerlo, sin embargo unas cuadras más allá el periodista se encontrará con una desagradable sorpresa, pues el Zarco (Anderson Ballesteros) y el Ángel llegarán en una moto y le dispararán. Entre tanto, los muchachos de la pandilla de Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) se reúnen en la iglesia para pedir por la suerte de su amigo Carroloco (Adrián Jiménez). Y la gente del barrio continúa siendo víctima de los engaños de los supuestos maestros jupiterianos.

Por medio de una carta, Nostradamus asegura que Carroloco aún está con vida
Simona (Jacqueline Henríquez) se desespera al no tener noticias de Carroloco (Adrián Jiménez), sin embargo recibe una carta del maestro Nostradamus (José Luis Paniagua) en donde le asegura que su hijo está con vida, eso la tranquiliza un poco. Entre tanto, el vigilante del cementerio que Divino engañó para abrir la tumba de Javier (Freddy Ordoñez), lo sigue con unos hombres del manicomio para vengarse de él. Además, Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) le revela al Coronel y a los muchachos que tuvo que enfrentarse al Ángel, pues éste quería asesinar en el hospital a Misael, aunque impidió que lo matara, el hombre se le escapó. El Coronel toma medidas al respecto. Y Raquel (Marisol Castaño) llega al lugar en donde se quedó de ver con el empresario Beltrán.

El Zarco y Raquel se unen para engañar al empresario Beltrán
El Zarco (Anderson Ballesteros) le pide a Raquel (Marisol Castaño) que se unan para sacar a Tetris (Rafael Uribe) de donde lo tienen y así recuperar poder. Sin embargo, para llevar este plan a cabo tendrán que mentirle a Beltrán, pues la orden de este hombre fue que matarán a Raquel. El Zarco le llevará pruebas falsas a su jefe. De otra parte, Carroloco (Adrián Jiménez) despierta e intenta escapar del hospital en donde está, pero los dolores en su cuerpo hacen que su fuga sea un poco más complicada. Además, el Padre Miguel (Roberto Cano) se entera que el Obispo piensa hacerle una nueva visita.


Del 8 al 18 de junio de 2010

por el Canal RCN