Sandra Hernández se desmayó al entrar a su primera cirugía


Sandra Hernández una mujer oriunda de Bucaramanga (Colombia), que está absolutamente convencida de que lo suyo es la actuación, vuelve a las producciones colombianas esta vez en uno de los proyectos más ambiciosos del Canal RCN, ‘A corazón abierto’, interpretando a una residente de medicina llamada Isabel Henao. La colombiana asegura que jamás dentro de sus proyecciones estuvo el ser médico, por lo que le ha significado un gran esfuerzo asumir ese rol y le ha despertado un infinito respeto por esa profesión.

La actriz comentó cómo preparó al personaje de Isabel Henao, a quien interpreta en ‘A corazón abierto’. “En la primera cirugía a la que me tocó entrar, me desmayé a la mitad”, contó Sandra Hernández.

-¿Cómo nace tu pasión por la actuación?
Yo empecé en ‘Padres e Hijos’, allí estuve trabajando un año y medio y gracias al director de esa serie, Noel Salazar, le cogí mucho cariño a la actuación. Después de eso, empezaron a aparecer otras oportunidades y asumí el reto. Ahora aquí estoy, me encanta ser actriz, me parece una terapia increíble, me parece súper divertido estar en los zapatos de otra persona.

-El personaje que te catapultó en la televisión colombiana fue el de Ingrid, una prostituta en ‘Todos quieren con Marilyn’, ¿cómo marcó tu vida esa caracterización?
Ese personaje me reiteró que iba por un buen camino, que había escogido una buena profesión y que estaba en lo que en realidad me gustaba. Tener la oportunidad de interpretar a una prostituta que me demostró que puedo ser versátil y que puedo enfrentarme a cualquier clase de papeles.

-¿Cómo construiste el personaje de Isabel?
En realidad no tuve mucho tiempo para hacer un trabajo de campo, yo fui de las últimas que presentó casting porque estaba comprometida con otro proyecto. Presenté la audición casi a 15 días de iniciar las grabaciones, pero de la mano con el director empezamos a buscar características del personaje original, aunque él no me permitió ver la serie porque no quería que se convirtiera en una imitación. Así que me embarqué en el viaje, y poquito a poco lo he ido construyendo.

-¿Cuál fue tu primera impresión al verte en pantalla interpretando a este personaje?
Cuando tuve la oportunidad de ver el primer capítulo me pareció gracioso porque me vi muy niña, pero del décimo capítulo en adelante hay un cambio de 180 grados, debido precisamente a que he construido el personaje en la medida en que lo he interpretado.

-¿Cómo te fue cuando estuviste en vivo y en directo en las intervenciones quirúrgicas?
Diez días antes de iniciar la grabación, a todos los actores nos llevaron a tres cirugías, para saber como eran los comportamientos, y la primera cirugía a la que me llevaron fue a una rinoplastia. En esa intervención hay un momento en el que tienen que romper el hueso con un martillo para reacomodar la nariz y, cuando le pegaron el martillazo, me desmayé, me dio mucha impresión.

-¿Le temes a la sangre?
Sí, lo confieso. De hecho, durante el entrenamiento, como ya dije, en la primera cirugía a la que me tocó entrar, me desmayé a la mitad. Pero bueno, ya estoy un poco más familiarizada.

-¿Qué ha sido lo más difícil de este personaje?
Precisamente el enfrentarme a las cirugías, porque definitivamente entre mi lista de carreras profesionales no estaba jamás el ser médica. Me impresionaba muchísimo la sangre, las incisiones y las heridas, eso me costó un poco de trabajo al principio. Incluso como al cuarto o quinto día de grabación, me tocó hacer una cesárea y eso me afectó un poquito.

-Además de las inducciones que les hicieron sobre todo el tema de la medicina, ¿investigó algo por su cuenta?
Hay una persona muy cercana a una amiga que estaba terminando de estudiar medicina. Él me contó, sobre todo, las experiencias de los residentes. Fue algo que sirvió para terminar de nutrir la investigación que se hizo, porque solo habíamos tenido contacto con médicos con bastante experiencia.

-Trabajas con un gran elenco, ¿cómo ha sido interactuar con ellos?
Ha sido una experiencia maravillosa, me siento muy agradecida con eso. Creo que en ese aspecto siempre he sido muy afortunada, siempre he tenido la oportunidad de estar con grandes elencos, ellos tienen mucho que ofrecerme y aportarme laboralmente. Todos son increíbles, y de ellos he aprendido cómo debe ser el compromiso con esta profesión. A veces cuando eres joven uno no se toma las cosas muy en serio, con ellos uno aprende que tiene que responder y estar a la altura de las situaciones.

-¿Hay alguno que consideres tu mentor dentro de la serie?
Jorge Cao, no tengo muchas escenas con él, en realidad nosotros no hemos tenido que interactuar tanto a pesar de que es el director de la clínica, pero detrás de cámaras me ha aportado muchísimo, todo el tiempo está corrigiéndome y aportándome.

-¿Qué piensas de las locaciones, de la clínica que se construyó exclusivamente para grabar la producción?
A este hospital lo que único que le hace falta es que lo pongan a funcionar. Está muy bien hecho, el trabajo de Lucas Jaramillo fue excelente. Si estuviéramos en un hospital real sería muy difícil grabar, porque la energía de las clínicas es densa y los horarios de grabación extensos.

-A ti personalmente, ¿te agrada ir al médico?
No me gusta ir e incluso hace como tres años que no voy a médico convencional. Yo voy al homeópata.

-Después de asumir el rol de una médica, ¿qué opinión te merece esa profesión?
Respeto, siento que esa profesión es una responsabilidad muy grande, tienen horarios horribles. Ser médico es muy difícil, asumir que tienes bajo tu cargo hasta cuatro vidas al tiempo hace que cambies de perspectiva y que mires las cosas de otra manera. Siento un respeto infinito por esa profesión. No es nada fácil ser médico, son personas con esa vocación, pues los sacrificios son muchos. Además del estrés que manejan en el trabajo, que no es comparable con otras profesiones, deben también afrontar los asuntos de su vida privada.

-¿Piensas hacer teatro?
Nunca lo he hecho, pero me encantaría. Me parece que debe ser una experiencia muy chévere, estar en vivo y cautivar a un público diferente al de la televisión.

-¿Qué nuevos proyectos tienes?
No quiero adelantar mucho, pero ya me han llamado para un par de proyectos de este mismo canal.