¿Dónde está Elisa?

Isabel es asesinada
por Cecilia

Bruno es declarado inocente

En el juicio, Cristóbal admite que golpeó a Bruno para conseguir que el confesara su culpabilidad en el secuestro de Elisa. Y Dana sigue sospechando que Bruno podría ser inocente y que no disparó a su hija Elisa, aunque Mariano está convencido de que él es el único culpable de todo. Más tarde, Dana vivista a la psicóloga de Cristóbal (Amanda) para decirla que sigue soñando con Elisa y que, en uno de ellos, vio como Elisa la decía al oído que Bruno no fue. Pero, Amanda cree que se trata del subconsciente y de los pensamientos de Dana. Más tarde, la vidente que Dana llevó a su casa para escuchar psicofonías, le dice que descifraron los gritos y que dicen: “él no fue”. Por su parte, Cecilia últimamente está muy nerviosa y todos los días se emborracha. Cuando Cecilia va a buscar a su amante Nicolás; ella descubre que él la está siendo infiel con Isabel (que también fue amante de Mariano). Y Nicolás la promete a Isabel que él mismo le contará a Mariano que ellos mantienen una relación sentimental. En el juicio, Bruno es declaro inocente y le dejan en libertad, ya que no tienen suficientes pruebas en su contra, por lo que Mariano y también Dana enfurecen, además, la policía cree que fue un error y recurrieran la sentencia del juez. Celebrando su libertad, Bruno se besa apasionadamente con Cecilia, delante de toda la prensa.

Mariano quiere deshacerse de Bruno
Cuando llega a su casa con su esposa e hijos, Bruno recibe una llamada misteriosa en la que le dicen que todos saben que él es el culpable y que pagará por ello. Aunque está seguro de que Bruno es el secuestrador y asesino de Elisa; Cristóbal se siente culpable de que absolvieran de los cargos a Cáceres. Más tarde, Dana le dice a Cristóbal que sigue pensando en él y, al igual, Cristóbal la dice que él tiene ganas de hacerla el amor, pero ya no pueden seguir su relación amorosa porque se conocieron en un mal momento. Acompañado por su amigo Nicolás; Mariano se emborracha para evadir sus problemas y quiere matar a Mariano para vengar la muerte de su hija Elisa. Y enfurecido, Mariano va hasta la casa de Bruno para golpearle, pero Nicolás les separa para que no siga golpeándole. Al día siguiente, Cecilia va a buscar a Isabel para insultarla diciéndola “zorra y trepadora” por involucrarse sentimentalmente con Nicolás, su amante. Para evitar que les sigan señalando por la calle; Bruno y Cecilia decidieron que viajarán a otro país (Montreal) con sus hijos para rehacer una nueva vida y, aunque Flor no se opone, Eduardo no quiere dejar sus estudios y a sus amigos. Pero, los honorarios del abogado y callarle la boca a su ex alumna, les salió caro a Bruno y Cecilia, por lo que temen que no puedan viajar a Canadá, aunque Cecilia venderá sus acciones en la empresa, además, Mariano la despide por defender a Bruno. Sin saber que el Oficial Briceño les escucha, Mariano le pide a Cristóbal que le ayude a deshacerse de Bruno, aunque Cristóbal se opone a hacerlo.

Dana le dice a Bruno que sabe que él no mató a Elisa
Después de despedirla, Mariano le recuerda a Cecilia que no tienen ningún papel firmado y no la pertenece ninguna acción de la empresa, ya que fue un pacto de hermanos. Más tarde, Bruno le exige a Mariano que le entregue a Cecilia las acciones de la empresa, pero Mariano le advierte que no lo hará porque no va a financiar el viaje del asesino de su hija Elisa. Por su parte, Dana y Cristóbal se reúnen en el bar donde solían encontrarse, y ésta le dice que ella está segura de que Bruno no mató a Elisa. Cristóbal y Gisela sigue investigando y descubren que Cecilia retiró de su cuenta 100 mil dólares y que, sorpresivamente, fueron entregados a la ex alumna de Bruno (Lorena), a la que vuelven a buscar para pedir que diga la verdad sobre Bruno en un juicio, sin chantajes de Cecilia. Y por esto, Cristóbal decide investigar a Cecilia. Por la noche, Ricardo organiza una fiesta en su apartamento para presentarle a José Ángel a sus amigos gays y, poco después, Viviana llega y se sorprende, exigiéndole una explicación, y José Ángel la dice que se trató de una casualidad porque estaba visitando a Ricardo. Por otra parte, Dana visita a Bruno para decirle que ella sabe que él no mató a Elisa, pero que también sabe que la manipuló y abusó sexualmente de ella, sabiendo que Elisa se fue con él por su voluntad propia. Y Dana le pide a Bruno que le diga quién mató a Elisa, pero él la hace creer que no sabe nada. Y Cecilia le reprocha a Bruno que hablase con Dana y, después, Bruno le confiesa a Cecilia que él también sueña con el llanto y el rostro de Elisa.

Bruno cree que Cecilia disparó a Elisa
En un arranque de pasión; Briceño le roba un beso a Gisela, que le rechaza cuando la besa. Y después, Cristóbal enfrenta a Briceño, ya que le dijo que era un fracasado y, al final, Cristóbal le da varios puñetazos a Briceño, ya que Briceño es despedido debido al mal trato que tiene con sus jefes. Después de escuchar como Elisa la decía que “él no fue” mientras veía una foto de Elisa con Bruno; suena un portazo y Dana se queda encerrada en la habitación, hasta que sus hijas Cristina y Olga logran sacarla de allí. Y Lupita (la empleada) le dice a Dana que la puerta del cuarto de Elisa se cerró en otras ocasiones, por lo que Dana sospecha que el fantasma de Elisa ronda la casa hasta que se consiga saber la verdad de su muerte. Cuando vuelve a reclamarle que le entregue sus acciones, Mariano le advierte a Cecilia que se quedará en el país y que pagará condena por defender al culpable, Bruno. Además, Cecilia le recuerda que ella no fue la única que le traicionó, ya que Dana le fue infiel con Cristóbal, y le cuenta que su amigo Nicolás se está acostando con su amante Isabel Ríos. Y Mariano le confiesa a Cecilia que interpuso una demanda en contra de Bruno por abuso de menores. Cada uno por su parte, Isabel y Nicolás son incapaces de negarle a Mariano que están enredados. Por la noche, Cristóbal enfrenta a Cecilia por haber conseguido, con trampas, demostrar que Bruno era inocente; pero Cecilia le evade exigiéndole que deje en paz a su familia. Por todo esto, Cecilia se atormenta por haber ayudado a Bruno, que la dice que está seguro de que ella es la asesina de Elisa; aunque Cecilia lo niega entre lloros. Y encajando todas las piezas; Bruno se da cuenta de que Cecilia le dejó dormido, fue a su oficina a quitarle las cosas de su caja fuerte y disparó a Elisa en el bosque.

Dana sueña que es una mujer la asesina de su hija
Para evitar que crea que ella es culpable de la muerte de su sobrina Elisa; Cecilia lo sigue negando y le dice que el único asesino de Elisa es él. Cuando intenta llevarse a su hijo un fin de semana; Santiago se opone a irse con su padre José Ángel, diciéndole que no quiere involucrarse con él y con su forma de vida. Tras el despido de su hermana Cecilia; Mariano le ofrece a Isabel ese puesto de ejecutiva en la empresa. Cuando la Fiscal Adriana Castañeda va a hablar con Cecilia; Eduardo las escucha y se da cuenta de que su padre Bruno es un depravado sexual, ya que se acostó con jovencitas, su ex alumna Lorena y también con Elisa. En un nuevo sueño; Dana ve que una mujer disparó a Elisa y, al despertar, Dana escucha la voz de Elisa llorando por toda la casa, aunque los demás no lo oyen. Al día siguiente, Dana mira pensativa una foto de Elisa con Cecilia.

José Ángel le confiesa a Viviana que él es homosexual
Cuando Dana le dice a Cristóbal que vio que era una mujer quien disparaba a Elisa; Cristóbal comienza una investigación para averiguar si es cierto. Debido a la traición por enredarse con Isabel; Mariano intenta despedir a Nicolás, pero él consigue hacerle recapacitar chantajeándole sutilmente con desvelar secretos que podrían perjudicarle. Influenciada por Nicolás; Isabel rechaza la propuesta de Mariano para trabajar en su empresa, aunque sea el puesto más importante que la hayan ofrecido. Mientras que, Viviana sospecha que José Ángel podría ser homosexual, y se lo pregunta a Ricardo, que la evade. Cuando estaban a punto de hacer el amor, Cecilia le pregunta a Bruno si echaba de menos en la cárcel a ella o a Elisa, mientras que él sigue sospechando que Cecilia es la asesina de Elisa. Más tarde, Cecilia va a hasta el apartamento de Nicolás y le besa a la fuerza y, en ese momento, llega Isabel y se enfada con él. Acto seguido, Cecilia va hasta el lugar donde guardó la pistola con la que disparó a Elisa. Por su parte, Eduardo ve un video que él mismo hizo en el que se ve coqueteando con miradas a su padre Bruno con Elisa, aunque Flor no quiere verlo porque no quiere creerlo. Mientras que, Mariano se pone de acuerdo con Briceño para que le ayude a deshacerse de Bruno. Por su parte, José Ángel le confiesa a Viviana que es homosexual, aunque es incapaz de decirle que mantiene una relación amorosa con Ricardo.

Cecilia se deshace de los objetos de Bruno
Al enterarse de que Cecilia tiene todo le que le quitó de la caja fuerte de su empresa (donde están las llaves de la casa donde estuvo secuestrada, una cinta grabadora, su cámara y la pistola); Bruno se da cuenta de que ella es la asesina de Elisa, pero ella sigue negándoselo. Ajena a todo esto, Dana sueña con todos esos objetos. Mientras que, Nicolás e Isabel se reconcilian haciendo el amor, pero Cecilia le llama diciéndole que se acuesta con él cuando quiere, mientras Isabel escucha eso, aunque Nicolás la advierte que ya no tienen nada. Y aprovechándose de que Bruno duerme plácidamente, Cecilia va hasta varios basureros para deshacerse de todos esos objetos, ya que la inculpan a ella de asesinar a Elisa, mientras que Bruno queda como el secuestrador de Elisa. Pero, detrás de Cecilia; Isabel la sigue y recoge las llaves que tiró a la basura, hasta que llega a un puente donde intenta tirar la pistola con la que disparó a Elisa. Y allí, Isabel la descubre, pero no se da cuenta de que tira una maleta con el resto de objetos (en el que se encuentra la pistola). A escondidas de sus padres, Eduardo comienza a colaborar con Cristóbal, contándole que escucha discusiones de sus padres en las que escucha el nombre de Elisa. Y Cristóbal va a hablar con Cecilia y la pregunta por las discusiones que mantiene con su marido en las que nombra a Elisa. Y Cecilia, ebria, evade las preguntas de Cristóbal, al que intenta agredir porque no la deja en paz. Por su parte, Bruno visita en su taller a Isabel, advirtiéndola que él mismo se encargará de que Cecilia deje en paz a Nicolás.

Cecilia asesina a Isabel
La policía encuentra el maletín que Cecilia arrojó al río, donde descubren la cámara y la pistola con la que mataron a Elisa. Y Dana se da cuenta de que todos esos objetos los vio en un sueño. Y Cristóbal comienza a creer que Dana tiene sueños premonitorios, además, ella le advierte que faltan unas llaves que estaban entre las cosas. Por otra parte, Viviana se pone furiosa cuando descubre que Dana sabía que José Ángel era homosexual, reclamándole a su todavía esposo que lo supiera Dana, antes que ella misma. Viviana también se entera de que su hijo Santiago sabía que José Ángel era homosexual y, por eso, ahora entiende el odio que él siente por los gays. Para que Isabel no cuente que la vio tirando la bolsa con los objetos del secuestro de Elisa; Cecilia visita a Isabel en su casa y la asesina, dándola varios golpes en la cabeza con un candelabro y, después, la roba el dinero y las joyas, mientras va borrando todas sus huellas para que la policía no encuentre nada que la incrimine del crimen. Cuando llega a su casa, Cecilia le dice a Bruno que una vez más ella se ocupó de todo para que no les perjudique, haciéndole creer que las manchas de sangre son vino tinto.

Nicolás encuentra el cuerpo sin vida de Isabel
Dana intenta hacerle creer a Mariano que ella recibió predicciones del alma de su hija Elisa para saber quién la asesinó, pero él es incapaz de creerla y le parece que ella está volviéndose loca. En el apartamento de Isabel; Nicolás consigue entrar y se encuentra con el cuerpo sin vida de Isabel y ensangrentada de los golpes que recibió en la cabeza. En la casa de Isabel; Cristóbal encuentra las llaves que Dana le pidió que buscara. Al enterarse del asesinato de Isabel; Bruno se da cuenta de que Cecilia es la asesina, a pesar de que ella lo niega. Nicolás se lamenta porque Isabel era la mujer con la que quería hacer una nueva vida juntos. Por la noche, Cristóbal va con Dana hasta donde Bruno tenía secuestrada a Elisa y descubren que las llaves que tenía Isabel abrían esa casa, dándose cuenta de que la misma persona que mató a Elisa, también asesinó a Isabel.

Viviana descubre que Ricardo es el amante de José Ángel
Cristóbal le confiesa a Dana que trató de involucrarse sentimentalmente con otra mujer para poder olvidarla, pero que aún no ha podido y, cuando ella le dice que también le ama, ellos se besan apasionadamente. Y Cristóbal teme que cuando termine el caso de Elisa; Dana se distancie de él. Al día siguiente, Dana le cuenta a Mariano que los crímenes de Elisa e Isabel están relacionados porque Cristóbal encontró en la casa de Isabel las llaves de la casa donde tenían secuestrada a Elisa. Y Mariano sospecha que el asesino de Isabel, y también de su hija Elisa, es Bruno. Por la noche, Bruno recibe una fotografía suya en la que amenazan con matarle y, creyendo que ella perdió esa foto, Cecilia despide a su empleada Juana. Y Flor le cuenta a su hermano Eduardo que vio a su madre (Cecilia) con el maletín con las cosas que la policía encontró del secuestro de Elisa. Cuando reconstruyen la cinta de video, Cristóbal, Adriana Castañeda y Gisela descubren que Bruno les dejó una grabación a sus hijos, en los que se confesaba culpable, pero no pudieron reconstruir bien la grabación y no dice que tuviese secuestrada a Elisa. Una noche más, Dana sueña con Elisa y ve como en una fiesta familiar, Elisa y Bruno se alejan para decirse que se quieren y besarse, bajo la mirada desafiante de Cecilia. Aunque no quería decírselo, Santiago lleva a su madre Viviana hasta la casa del amante de su padre José Ángel y, en ese momento, ella les ve abrazándose muy cariñosamente, dándose cuenta en ese instante que ellos son amantes.


Del 5 al 16 de julio de 2010

por Telemundo