El Clon

Jade se enfada con Lucas cuando se opone a raptar a su hija Khadija

Said enfurece al sospechar que Jade se escapó con Lucas
Jade se ve obligada a acompañar a su todavía esposo Said y, cuando ella consigue quedarse sola, se encuentra con Lucas en un centro comercial. Y Said se da cuenta de que Jade se alejó de su lado, sin darse cuenta de que Jade se escapó con Lucas hasta el apartamento de éste, donde hacen el amor apasionadamente. Said, enfurecido, llega a su casa y culpa a Zoraida de ayudar a Jade a verse con ese hombre, ya que descubre que Jade se ponía en contacto telefónico con Lucas, gracias al teléfono que Latiffa la dio. Y por su abandono, Said está dispuesto a separar para siempre a Jade de su hija Khadija. Mientras que, Ranya se pone feliz porque cree que a partir de ahora será la primera y única esposa de Said. De inmediato, Said se lo cuenta a su hermano Mohamed, que regaña duramente a Latiffa por dejar su teléfono a Jade, castigándola con estar durante un mes sin él. Y Nazira regaña a sus hermanos Said y Mohamed por permitirlas todo a sus esposas Jade y Latiffa, respectivamente. Acto seguido, Jade llega a la casa de Latiffa para defenderla y hacerle creer a Mohamed que ella le robó el teléfono a su prima Latiffa, además; Jade se encuentra allí con Said. Después, Said le entrega a Jade su maleta, advirtiéndola que regresará a Marruecos y que será encerrada en la casa, vigilada en todo momento por su tío Abdul. Despechada por su esposo Escobar y para vengarse de él; Clara se cita con un jovencito llamado Felipe y acaba enredándose con él. Para no perder a Osvaldo; Dora lleva hasta el bar a Albieri, que le explica que él está muy apegado a Daniel, advirtiéndole que está casado y no tiene nada que ver con Dora. Aclaradas las cosas; Osvaldo y Dora se reconcilian y vuelven a vivir juntos en la casa de ésta. Aunque su amiga Vicky no siente confianza hacía Alicia; Cristina la ve muy sola y como ahora serán compañeras de trabajo en el bar que abrirá Said; Cristina quiere hacerse amiga de Alicia, sin saber que ella la envidia y que incluso quiere quitarla el novio, Pablo.

Jade le advierte a Said que no renunciará a su hija
como sospecha que Albieri la oculta algo; Luisa, con ayuda de su amiga Anita, contratan a un detective para que le siga. Por haber ayudado a Jade a comunicarse con Lucas; Mohamed regaña a Latiffa y la castiga con no hablarla en un mes, y ésta teme que él se separe de ella o se case con una segunda esposa. Para dar celos a su todavía esposo Escobar; Clara se enreda con un jovencito llamado Felipe. Y Clara consigue ponerle celoso, pero Escobar lo disimula besándose con Alicia. Aunque está viviendo con Alejandro; Natalia visita a su padre Lucas y a su abuelo Leonardo hasta la oficina de éstos. Mientras que, Said y Marisa se vuelven a encontrar en un restaurante, y ambos planean separarse de sus parejas, pero pretenden hacerlas sufrir antes de que queden libres y que no puedan unirse. Al ir a visitarle a su casa, Carol descubre a su novio Enrique desmayado al haber recaído en el alcohol y es internado en el hospital. Mientras que, Said le advierte a Jade que no volverá a ver a su hija Khadija cuando ellos se separen. Y Jade enfurece y le dice a Said que no le permitirá que la aparte de su hija, recordándole que viven en Miami y que le denunciará para conseguir la custodia de su hija Khadija.

Albieri le confiesa a un cura que él hizo un clon humano
Jade le pide a Ranya que la ayude a hacer una llamada para separarse de Said y, de ese modo, Ranya sería la primera y única esposa. Y Jade hace esa llamada desde la habitación de Ranya, llamando por teléfono a Lucas y pidiéndole que rapte a su hija Khadija, prometiéndole que después ella escapara y se ruinará con ellos. Pero, a Lucas eso le parece una locura porque estaría cometiendo un crimen secuestrando a la niña. En una discoteca, Karla se encuentra con Roberto (el esposo de Lucía) y, al enterarse de que él es millonario y atractivo, ella intenta seducirle; pero ellos son interrumpidos por una llamada celosa de su esposa Lucía, por eso, Roberto tiene que regresar de inmediato a su casa, pero Karla no está dispuesta a darse por vencida. Al vivir juntos, Alejandro se queda muy sorprendido al encontrar droga en el bolso de su novia Natalia, que le confiesa que su amigo Fernando se lo dio y que de vez en cuando fuma marihuana porque la da una sensación de tranquilidad cuando está nerviosa o preocupada por algo. Y Alejandro le hace prometerle a Natalia que jamás volverá a fumar marihuana. Como no soporta estar apartado ni enfadado de su esposa; Mohamed se reconcilia con Latiffa. Al día siguiente, Escobar va a reclamarle a Clara que estuviera saliendo con un muchachito, pero a ella no le importa, ya que él se enredó con una mujer menor que él, Alicia. Por otra parte, el Detective Ramos le avisa a Luisa de que encontró a Albieri visitando a una mujer, sin saber que esa mujer es Dora y que va hasta su casa para verse con Daniel. Ajenas a esto, Dora visita a Luisa para contarla que Daniel ya apareció, quedándose sorprendida porque Albieri aún no la contó nada. Más tarde, Albieri le confiesa a su amigo, el Padre Andrés, que él hizo un experimento y consiguió crear un clon humano. Y el Padre Andrés le reprocha a Albieri que haya dado vida a una persona que fue clonada, advirtiéndole que el clon acabará odiándole al enterarse de que fue la víctima de uno de sus experimentos.

Lucas se arrepiente de haber vivido la vida de su hermano Diego
Lucas le dice a Mamá Rosa que le hubiese gustado que Albieri creara un clon para que ocupase su lugar en su casa, trabajando en la empresa de su padre, casándose con Marisa, ya que a Lucas le tocó asumir todo lo que su hermano Diego dejó pendiente. Y Leonardo escucha a su hijo Lucas y le pide disculpas y le agradece que renunciase a su vida y sus sueños para no defraudarle. Obligada por su todavía esposo Said; Jade tiene que regresar a Marruecos, sin su hija Khadija; ya que él quiere separar a Jade de su hija cuanto antes. Aprovechándose de que Albieri es un científico conocido; el detective que contrató Luisa se reúne con Albieri para chantajearle, pidiéndole cinco mil dólares, a cambio de que él no le cuente nada a Luisa. Y Albieri acepta darle ese dinero para mantenerle en silencio. Por otra parte, Lucía sigue sintiendo muchos celos y le advierte a su esposo Roberto que, si él la deja, ella sería capaz de matarse. Finalmente, Enrique es capaz de contarle a su novia Carol que él es un borracho y que la última vez que fue internado en el hospital estaba borracho y tomó cocaína.

Jade se enfada con Lucas cuando se opone a raptar a su hija
Zoraida le cuenta a Lucas que Jade le está esperando para que llegue a buscarla a Marruecos, después de secuestrar a su hija Khadija para llevarla con ella, pero Lucas no quiere cometer un crimen y se opone a raptar a Khadija. Al enterarse de esto, Jade le pide a Zoraida que le diga a Lucas que la olvide porque él no es capaz de llevarla a su hija Khadija, aunque ella tuvo que dejar a su familia y sobre todo a su hija. En el nuevo trabajo que consiguió; Alejandro es despedido porque el jefe (Zein) contrató a otro hombre en su lugar. Y Alejandro llega cabizbajo a su nueva casa, contándole a Natalia que le despidieron del trabajo, y ambos temen que tengan que dejar de vivir juntos si no pueden pagar los gastos del arrendamiento. Para evitar que su esposa se consiga otro enamorado, Escobar le cuenta a su hijo Fernando que su madre, Clara, está enredada con un jovencito. Sin saber que podría perjudicarla, Khadija le cuenta a su padre Said que vio a Zoraida hablando con Lucas, ya que la niña desconoce la relación que tienen su madre Jade con Lucas. Y Said regaña duramente a Zoraida, que le dice que se encontró por casualidad en un centro comercial con Lucas; pero Said no la cree y la hace regresar a Marruecos. Al darse cuenta de sus rechazos, Ranya se lamenta de que Said siga enamorado de Jade. Por otra parte, Marisa acaba marchándose de la casa de Lucas y Leonardo, yéndose a vivir sola a un apartamento, donde recibe las visitas amatorias de Said.

Daniel se enreda con Karla
Influenciado por su padre Escobar; Fernando le reclama a su madre Clara que salga con un jovencito como Felipe. Por otra parte, Osvaldo está muy preocupado porque la policía le está buscando para pagar cárcel, ya que Karla no retiró los cargos en su contra cuando le culpó de acoso sexual, pero ella sigue chantajeándole pidiéndole dinero mensual. Debido a que Said descubrió que Zoraida intentó ayudar a Jade con Lucas; él la envía de nuevo a Marruecos. Por su parte, Enrique recae en el alcohol y, por la calle, cree ver a Lucas, pero éste niega ser Lucas, ya que encontró a Daniel (El Clon de Lucas), por esto, Enrique cree que es Diego. Después, Enrique llega a la casa de los Ferrer para decirles que encontró a Diego, pero Leonardo y Lucas creen que es una alucinación debido a su borrachera, aunque Mamá Rosa sí le cree. En una discoteca, Karla se encuentra con Daniel y se besan apasionadamente, poco después, ellos van a un hotel donde hacen el amor. Como no tienen dinero para seguir pagando el arrendamiento del apartamento, Natalia tiene que volver a su casa, al igual que Alejandro, que la promete que intentará conseguir otro buen trabajo para que puedan vivir juntos. Y como está muy desanimada, Natalia sale por la noche a una discoteca con sus amigos Andrea y Fernando, y éste la induce a tomar drogas para olvidar sus penas y, esta vez, Natalia accede a tomar esas drogas.

Andrea avisa a Alejandro que Natalia está consumiendo drogas
Jade llama por teléfono a Lucas para decirle que está muerto para él y que jamás vuelva a buscarla, ya que él no quiso raptar a su hija Khadija, como ella se lo propuso y, por esto, ella perdió a su hija, ya que Said no la permite verla. Antes de hablar con Lucas; Marisa habla con Jade por teléfono, y Marisa se burla de ella diciéndola que se ve todas las noches con Said. Al darse cuenta del distanciamiento de su esposo, Ranya está muy preocupada porque se da cuenta de que Said sigue amando a Jade. Por su parte, Mohamed se escandaliza cuando su hermano Said le cuenta que él es amante de Marisa (la esposa de Lucas). Como Alejandro trabajaba en el mismo lugar que Cristina; ésta le dice a Pablo que Alejandro fue despedido por petición de Marisa, ya que ella es amante de Said, quien es amigo del jefe de aquel bar (llamado Zein) y, después, Pablo se lo cuenta a Alejandro, que decide volver a trabajar como boxeador para conseguir dinero y volver a vivir con Natalia, que con la ayuda de su amigo Fernando, ella sigue drogándose para poder olvidar sus problemas. Mientras que, Enrique comienza una terapia psicológica para poder dejar la cocaína y el alcohol. Aunque mantuvieron relaciones sexuales, Karla se enfada con Daniel porque él la trata como una amiga más, y le pide que no vuelva a buscarla. Después, Karla llora desconsoladamente por el desprecio de Daniel, ya que él no quiere tener un noviazgo serio con Karla. Al enterarse de que Escobar compró un apartamento con los ahorros de ambos; Clara enfurece con Escobar, ya que compró esa casa para vivir junto a su amante Alicia; por eso, Clara decide contratar a un abogado para la repartición de ambos por su separación. Para evitar que Jade le deje; Lucas decide viajar a Marruecos para hacerla entrar en razón. Cuando estaba entrenando en el gimnasio; Alejandro recibe la visita de Andrea, que está preocupada por su amiga Natalia, para advertirle que Natalia está consumiendo drogas. Por otra parte, Latiffa y Nazira tienen una fuerte discusión porque Nazira sigue aconsejando a su hermano Mohamed que debería de haberse casado con otra mujer, en vez de con Latiffa.

Lucas le promete a Jade que la llevará a su hija Khadija
Paseando por un centro comercial con su cuñada Nazira; Ranya encuentra a su esposo Said besándose con su amante Marisa, pero Ranya prefiere evitar hacer un escándalo y, aunque comienza a llorar desconsoladamente, ella no es capaz de contarle a nadie que vio a su marido siéndole infiel, ya que Nazira no se dio cuenta de la presencia de su hermano Said. Además, desde Marruecos, Amina la aconseja por teléfono a su hermana Ranya que no le haga ningún reclamo a Said. Cuando se ven, Alejandro le pregunta a Natalia si está tomando drogas, pero ella intenta evadir el tema y le hace creer que sólo tomó en una ocasión drogas y que no volverá a consumir esas sustancias. Instantes más tarde, Natalia le reprocha a su amiga Andrea que le haya contado a Alejandro que ella se drogó. Por su parte, Dora comienza a tener un dolor en el estómago, y su madre Estela la aconseja que se vaya a hacer una revisión médica porque teme que ella tenga cáncer. Cuando Albieri le lleva fotos de Marruecos; Daniel siente curiosidad por ese país que desea conocer. Mientras que, Lucas llega a Marruecos y, por la calle, él se encuentra con Jade y se citan en las ruinas, donde ella le recrimina que no raptara a su hija Khadija para llevarla a su lado, pero Lucas intenta convencer a Jade para que le perdone porque, si secuestra a su hija, le meterían a la cárcel. Pero, Jade ve como un acto de cobardía, y Lucas la promete que la traerá de vuelta a su hija, aunque Jade no confía en que Lucas la lleve a Khadija. Y Lucas le regala a Jade las llaves de su casa, donde puedan vivir juntos y felizmente. Por otra parte, Alicia le confiesa a Escobar que está esperando un hijo suyo. Mientras que, Samira enfrenta a su padre Mohamed, diciéndole que no quiere ser así y que quiere ser como sus amigas de clase, vistiendo con ropa normal y poder salir con ellas.

Alejandro le pide a Natalia que se distancien
Jade se queda durmiendo al lado de Lucas en las ruinas, mientras Zoraida se queda toda la noche en la calle esperando a Jade, ya que le hizo creer a Abdul que Jade se encontraba enferma y fue internada en el hospital. Al día siguiente, Jade encuentra a la pobre Zoraida durmiendo en la calle y después regresan a la casa, donde Jade le cuenta a Zoraida que Lucas le prometió que la llevará a su hija Khadija. Mientras que, en Miami; Khadija está muy triste y tiene un malestar porque no puede estar con su mamá (Jade). Aconsejado por su amigo Pablo; Alejandro le pide a Natalia que se distancien durante un tiempo, pero él no la cuenta que él lo hace para que su madre Marisa crea que terminaron para que así ella le deje en paz y pueda conseguir un buen trabajo para conseguir dinero y volver a irse a vivir juntos y, como cree que a Alejandro ya no le gusta, Natalia llora desconsoladamente en la soledad de su habitación y llama por teléfono a su amigo Fernando para que la consiga droga. En Marruecos, Lucas se despide de Jade prometiéndola que volverá en quince días con la niña. Al llegar a su casa, Jade descubre que su hija está enferma porque la extraña y hace su maleta con la intención de volver a Miami con su hija y, para ello, Jade le hace firmar un justificante al tío Abdul para que la dejen salir de Marruecos, haciéndole creer a Abdul que es otra cosa.

Jade consigue escapar a Miami
Jade escapa de la casa y se va al aeropuerto, dispuesta a viajar a Miami para ver a su hija Khadija, pero los hombres de Abdul la buscan y favorablemente no la encuentran porque Jade se viste como una occidental para que no la reconozcan. Y Abdul se pone furioso con Zoraida, al darse cuenta de que ayudó a Jade a escapar. Después, Said le confiesa a su hermano Mohamed que sigue enamorado de Jade, mientras Ranya llora desconsolada porque cree que Said jamás la querrá. En el colegio, Alejandro visita a Natalia y se reconcilian besándose, contándola que la pidió que se distanciaran para que su madre Marisa les deje tranquilos. En la piscina, Karla sigue coqueteando con Roberto, al que pide que la dé un masaje untándola crema, pero la hija de éste (Andrea) les interrumpe. Sin el permiso de Mohamed; Latiffa deja ir a su hija Samira a una fiesta, donde ella conoce a un chico llamado Carlos, y ambos se sienten atraídos.


Del 21 de junio al 2 de julio de 2010

por Telemundo