El Clon

Luisa cree que Albieri
la es infiel

Cristina se besa con Daniel porque le recuerda a Diego

Zein (el amigo de Said) inaugura su bar de un estilo árabe, donde comienzan a trabajar Cristina y Alicia como relaciones públicas. Cuando llega a Miami; Jade va a suplicarle a Said que le deje ver a su hija Khadija, pero él se opone. Después, Said se va con Ranya a la fiesta de la inauguración del bar de su amigo Zein y, allí, a Said y a Marisa no les da vergüenza encontrarse y mirarse con ojos de deseo. Y Cristina y Leonardo también se encuentran e intentan darse celos el uno al otro con sus respectivas parejas, Pablo y Amalia. En ese bar, Cristina se deja llevar por sus impulsos y ve a Daniel disfrazado de árabe y, como le recuerda al difunto Diego; Cristina se besa con Daniel, pero luego ella se va arrepentida y no puede verle el rostro porque Daniel estaba tapado como un árabe. Mientras que, Jade se queda lamentándose en la puerta y, por lástima, Nazira deja pasar a Jade para que vea a su hija Khadija. Después, Jade va hasta la casa de Latiffa para esconderse allí, durmiendo en el cuarto de su sobrina Samira, a la que aconseja que se enamore de un hombre de religión árabe, para que no tenga que sufrir como ella. Al día siguiente, llega Alí a la casa de Latiffa, donde se encuentra con su sobrina Jade. Por su parte, Andrea le cuenta a su amiga Natalia que vio a su madre Marisa besándose con el árabe Said y, en este momento, Natalia se da cuenta de que su madre le quitó el trabajo a Alejandro.

Said no quiere divorciarse de Jade

Lucas se reúne con Alí para explicarle que él ama a Jade y que quiere rehacer su vida junto a ella y que se quieren casar, pero Alí le dice que podrán amarse libremente, aunque Alí cerrará para siempre las puertas de su casa a su sobrina Jade y no podrá volver a su lado. Y cuando Lucas le promete a Alí que jamás abandonará a Jade; Alí toma la decisión de entregarle a Jade. Aunque no cuente con el apoyo de su hija Natalia; Lucas decide irse a su nuevo apartamento, donde vivirá con Jade. Cuando Alí iba a entregarle a Jade a Lucas; Said decide dar marcha atrás y quiere seguir casado con Jade. Y ahora, Abdul tendrá que volver a Miami para realizar un consejo de familia con Alí y saber si Said y Jade pueden seguir casados. Aunque estaba entusiasmado con vivir con Jade; Lucas entristece cuando Alí le dice que Jade podría seguir casada con Said porque él se arrepintió. Por su parte, Marisa vuelva a irse a vivir a casa de Don Leonardo para estar al lado de su hija Natalia, que la recrimina que le dejara sin trabajo a Alejandro. Al llegar a su casa, Said se encuentra con Ranya, que está furiosa porque no la quiere y prefiere a Jade, que quiere a otro hombre y, además, la es infiel con Marisa.

Cristina y Luisa descubren que Albieri prohibió a Daniel que las viera
Para que vuelva a confiar en ella; Natalia le pide a su madre Marisa que hable con el árabe y devuelva el trabajo en el bar a Alejandro, además, Marisa le confirma a su hija que ella es amante de Said. Mientras que, Ranya amenaza a Said con denunciarle para que le den ochenta latigazos por serla infiel con una occidental (Marisa), pero aconsejada por su hermana Amina, Ranya acaba pidiéndole disculpas a Said prometiéndole que jamás volverán a tener una escena de celos. Para evitar que siga drogándose, Alejandro le prohíbe a Fernando que siga proporcionando drogas a Natalia. Enfurecida al enterarse por Dora y Vicky; Cristina va hasta la clínica de Albieri para reclamarle que le prohibiera ver a su ahijado Daniel. Y Luisa estaba allí y se da cuenta de que Albieri ya vio a Daniel, evitando en todo momento que le viera. Y para evitar darlas explicaciones, Albieri huye de Cristina y Luisa, que van tras él para reclamarle, pero éstas llegan demasiado tarde porque Albieri escondió a Daniel en casa del Padre Andrés, que se da cuenta de que Daniel podría ser el clon del que Albieri le habló.

Albieri intenta quitarse la vida para evadir su problema del clon
Latiffa promete ayudar a Jade para que se divorcie de Said, ya que quiere ayudar a su hija Samira con un destino más fácil, dándose cuenta de que Samira es muy parecida a Jade. Mientras que, Abdul y Mohamed planean viajar a Marruecos para casar a los hijos de éste, eligiendo al esposo y esposa ideal para Samira y Amim, respectivamente. Además, Abdul le dice a Mohamed que debe de casar a Samira cuando su sangre baje, sin saber que ella ya tuvo su primera menstruación. Por su parte, Natalia avisa a Alejandro de que le devolverán el trabajo porque habló con su madre Marisa para hacerla recapacitar, pero a Alejandro no le gusta que Marisa se haya involucrado en su trabajo y sigue desconfiando de ella, por eso, Alejandro rechaza volver a ese trabajo. Cuando llega a su casa, Albieri descubre que allí están Cristina y Luisa, que le esperan enfurecidas. Y para evitar dar explicaciones y temiendo que nadie le entienda por hacer un clon; Albieri decide suicidarse disparándose, pero él es incapaz de hacerlo. Y Luisa consuela a Albieri, y Cristina y Luisa creen que Albieri enloqueció. Después, Albieri le dice a Leonardo que él consiguió que Diego regresara, pero Leonardo cree que Albieri está delirando y que se volvió loco. Por su parte, Khadija le pide a su padre Said que devuelva a Ranya para que se reconcilie con su madre Jade.

Said encuentra otra forma de retener a Jade a su lado
Dora va a denunciar a Albieri a la policía por secuestrar a su hijo Daniel, que ya tiene veinte años, pero el policía que la atiende la evade porque Osvaldo dice que vio que Daniel se fue por su voluntad con el Doctor Albieri. A pesar de que Jade le dice a Said que no le ama, él sigue obsesionado con ella y decide seguir casado con ella. Para que vuelva a casarse con Jade; Alí y Abdul le informan a Said que él tendrá que buscar un marido para Jade para que se case con él y después se divorcie y, de este modo, Jade se volvería a casar con Said. Y por el momento, Jade regresa a la casa de Said; y Jade siente la felicidad al ver a su hija Khadija. En una fiesta por la noche, Natalia se consuela nuevamente tomando drogas, que la proporciona su amigo Fernando y, como no tienen suficiente cocaína, ambos van a buscarlo a un barrio marginal. A la llegada a su casa, Natalia comienza a tener alucinaciones, debido al estado por haber consumido drogas.

Said quiere casar a Jade con Zein
Said le propone a su amigo Zein que se case por un días con su esposa Jade para después divorciarse de ella y, así, Said volverá a casarse con Jade al día siguiente, aunque Mohamed no confía en Zein porque, aunque es egipcio, él se ha acercado mucho a las creencias occidentales y teme que traicione a Said. Atormentada porque es novia de Pablo; Cristina le cuenta a su amiga Vicky que se dejó llevar por un impulso y se besó con su jefe del bar, Zein. Pero, Alicia llama por teléfono a Pablo para contarle que vio a Cristina besándose con Zein. Cuando la pide que se cubra el cuerpo para no mostrarse tan sensual; Doña Hilda enfurece con Mohamed y le reclama que esté coqueteando con su hija Karla regalándola joyas y, al escuchar esto, Latiffa se enfada con su esposo por serla infiel, aunque él lo niega, pero todo se arregla cuando su hijo Amim confiesa que era él quien le regalaba eso a Karla. Paseando por un centro comercial con Ranya y Zoraida; Jade consigue escaparse y encontrarse con Lucas, al que besa apasionadamente y acaban haciendo el amor. Por su parte, Alejandro intenta convencer a Natalia para ayudarla a no volver a consumir drogas porque puede convertirse en una adicta, aunque ella cree que puede combatirlo. Mientras que, Roberto descubre que su hija Andrea con drogas y, por eso, él la prohíbe que se vuelva a acercar a su amigo Fernando.

Said estuvo a punto de divorciarse de Ranya
Ranya y Zoraida se quedan esperando a Jade en el centro comercial, mientras ella tenía un encuentro sexual con Jade. Y aunque intentaban ocultárselo a Said; él se da cuenta y estuvo a punto de repudiar tres veces a Ranya y eso supondría el divorcio, pero Jade no se lo permite, diciéndole que toda la culpa es suya, y Said le da una bofetada a Jade por verse a escondidas con Lucas. Aunque al principio se resistía porque la rechazó después de hacer el amor; Karla acaba reconciliándose con Daniel, ya que la pide disculpas por lo ocurrido, y Daniel y Karla vuelven a tener sexo. Mientras que, Lucas va al bar de Zein para averiguar quién es el hombre que se casará con Jade y, allí, se encuentra con Cristina (que trabaja de relaciones públicas) y le cuenta que Zein es un hombre muy guapo y que todas las trabajadoras están enamoradas de él.

Said le confiesa a Jade que la ama
Said le confiesa a Jade que quiere volverse a casar con ella porque la ama, pero ella no cree que sea amor que él la mantenga encerrada obligándola a estar a su lado. Por otra parte, Samira teme que su novio Carlos la rechace cuando descubre que ella es musulmana. Por su parte, Daniel consigue hablar con Luisa por teléfono, pero ella cree que hablaba con Lucas, que se extraña cuando la pregunta que hablaron por teléfono, además, Albieri no le deja decir nada a Daniel para que Luisa no descubra que construyó un clon. En una discoteca, Pablo encuentra a Natalia en muy mal estado, por eso, él avisa a su amigo Alejandro.

Albieri quiere separarse de Luisa para huir con Daniel
Alejandro encuentra a Natalia en una discoteca, y se da cuenta de que ella volvió a consumir drogas y se la lleva y, para no llevarla en tan mal estado a su casa, Alejandro la lleva a dormir a su casa, aunque su madre Gloria estaba avergonzada y se oponía a que su hijo escondiera a la drogadicta de su novia. Para poder huir con Daniel a Marruecos; Albieri le pide una separación temporal a Luisa para pensar y, por eso, Luisa cree que Albieri le es infiel con otra mujer. Por su parte, Roberto y Lucía comienzan a temer que su hija Andrea esté consumiendo drogas, aunque en realidad son sus amigos Natalia y Fernando. Cuando se quedan dormida con Alejandro; Natalia se va a beber alcohol, pero favorablemente él la encuentra y la detiene para que no siga haciéndolo.

Luisa cree que Albieri la es infiel
Doña Gloria regaña duramente a Natalia al verla en tan mal estado, ya que llegó a su casa por la noche borracha y drogada, exigiéndola que se aleje de su hijo Alejandro. Por su parte, Luisa sigue muy preocupada porque cree que Albieri la engaña con otra mujer, sin saber que él planea viajar con Daniel a Marruecos. Ajena esto, Alicia le hace creer a su amante Escobar que perdió a su bebé, sin saber que ella jamás estuvo embarazada, ya que ella le hizo creer eso para que la comprara un apartamento y un coche y, como ya lo consiguió, ella no quería seguir con esa farsa. Mientras que, Jade tiene que regresar a Marruecos a casarse con Zein, sin poder despedirse de su hija Khadija, ya que Said no se lo permitió. Y Ranya intenta que Said desista de la idea de volverse a casar con Jade, contándole que la escuchó pedir a su amante que secuestrara a su hija Khadija para poder huir lejos los tres juntos, pero Said está demasiado enamorado de ella y está dispuesto a volver a hacerla su esposa.


Del 5 al 16 de julio de 2010

por Telemundo