El Fantasma de Elena


Telemundo dio a conocer su nueva producción, ‘El Fantasma de Elena’, que estrenó el martes 20 de julio de 2010 a las 9pm/8c, durante un gran evento de prensa realizado la noche anterior al estreno en los Estudios de Telemundo en Miami, miembros de la prensa e invitados especiales fueron recibidos por todo el elenco, quienes dieron un adelanto en vivo de lo que será esta historia de amor, suspenso e intriga. Del reconocido creador de ‘El Rostro de Analía’ y ‘La Tormenta’, Humberto “Kico” Olivieri, escribe esta apasionante historia, protagonizada por Elizabeth Gutiérrez, Segundo Cernadas, Ana Layevska y Fabián Ríos, que demostrarán que hay amores tan fuertes que ni la muerte puede separarlos.

Bajo la producción ejecutiva de Aurelio Valcárcel, la producción de ‘El Fantasma de Elena’ está grabada en Miami en alta definición (HD). Elizabeth Gutiérrez, Segundo Cernadas, Ana Layevska y Fabián Ríos estarán acompañados por un elenco estelar conformado por Maritza Bustamante, Carlos Montilla, Elluz Peraza, Katie Barberi, Zully Montero, Henry Zakka, Eva Tamargo, Braulio Castillo, Gerardo Riverón, Adrián Carvajal, Marisol Calero, Fredy Viquez, Juan Pablo Llanos, Víctor Corona, Beatriz Monroy, Wanda D’Isidoro, Yessica Mass, Lianette Borrego, Michelle Jones, Yulli Ferreira, Leslie Stewart, Isabela Castillo, Javier Coronel, Juan Cepero, Yoel Román, Cristian Daniel Felipez, Fernando Sánchez, Roberto Hernández y Juan David Ferrer.


SINOPSIS:

Elena Lafé tiene 20 años y es hermosa en todos los aspectos. Buena hija de su padre, viudo, con quien gerencia un pequeño pero excelente hotel a la orilla del mar. Criada a la sombra de su padre y en ese apartado lugar, Elena no ha conocido el verdadero amor. Su padre le ha ocultado el origen de quien fue su madre y por tanto Elena Lafé no conoce a su familia materna, así que no sospecha como en un momento de la historia, su abuela cambiara su destino. Elena es apasionada y sincera, leal y consecuente con sus sentimientos y, lo mismo que el protagonista, ama a los caballos y tiene el suyo llamado Gitano.

Eduardo Girón es un joven, rico y apuesto empresario del mundo de los caballos, descendiente de una importante familia muy adinerada por tradición, pero tiene a sus espaldas una historia misteriosa. Hace apenas un año, se casó con una de sus primas gemelas y ésta se suicidó trágicamente durante la celebración de la boda, lanzándose desde una torre de la mansión, aunque el asunto nunca fue esclarecido completamente por la ley. La prima y ex-esposa de Eduardo, también se llamaba Elena. Elena Calcaño.

Eduardo tiene un accidente mientras viaja en su camioneta y mal herido es rescatado por Elena Lafé, justo en la vía que conduce a su casa, que es el Hotel. La muchacha le ayuda a recuperarse y en el proceso se enamora locamente de Eduardo, deslumbrada por su atractivo, su clase y su misteriosa personalidad. Eduardo corresponde a la pasión de la muchacha y ambos improvisan una bucólica boda cerca del mar dando inicio a un romance dominado por una intensa y perturbadora sensualidad. Eduardo lleva a Elena a vivir a su mansión donde viven su hermano, cuñada, concuñada, sobrina y sobrino, chofer y una ama de llaves de toda la vida, todos con profundos problemas personales y económicos y, presos aún del recuerdo de la difunta esposa de Eduardo, Elena la conocerá por un retrato y cuyo nombre también era Elena. La llegada de Elena, humilde y sin fortuna, les cae como un balde de agua fría y la mayoría se dedica a hacerle la vida imposible. La concuñada de Eduardo, Corina, bella y rica pero atolondrada, que ha tenido anteriormente un superficial romance con él, tratara de sacar a Elena de su vida usando brujería.

También Montecristo Palacio, medio-hermano de Eduardo, lleno de envidia y frustración por no haber heredado de su padre lo mismo que Eduardo y Darío, sus medio hermanos, se encaprichara con Elena Lafé y la acosará llegando hasta un intento de violación. Pero, son los gemidos, ruidos y gritos provenientes de la torre de la casa los que aterran a Elena. Una noche, decide romper la cerradura de una puerta clausurada y allí ve a una mujer que resulta ser la difunta Elena. Elena descubre aún más cosas, la herencia que Elena le dejó a Eduardo y la sospecha que existe aún en la policía de que el fue quien mató a su esposa para poderla heredar. Elena no sabe que al abrir aquel cuarto secreto, también abrió la caja de pandora que ocultaba secretos de la familia que hundirán al hombre que ama y a ella misma. Su boda será anulada cuando aparezca de nuevo la prima Elena que se suponía muerta y que estaba oculta detrás de la personalidad de su gemela Daniela. Elena quedará fuera del juego, pero heredará a Doña Margot Uzcategui, la abuela materna que nunca conoció. Ahora investida de riqueza y poder, regresará a la mansión a poner las cosas en su sitio.

La historia se produce en el mundo de la cría de caballos finos, la Equitación, las carreras de caballo y toda actividad ecuestre. Cuando Elena logra sacar a Eduardo de la cárcel y cree que ha llegado su final feliz, descubrirá que la saga apenas comienza, ya que desde el origen de la familia Girón, se revelará un secreto, el último, el más profundo de todos, que desatará pasiones, las más altas y las más bajas pasiones. Elena tendrá vivencias que nunca pudo imaginar y, al final, terminará descubriendo la verdad de su verdadero origen y el porqué de toda su accidentada experiencia desde que conoció a Eduardo. Ambos se reencontraran al final, para amarse por siempre como el primer día.


PERSONAJES:

Elizabeth Gutiérrez es
Elena Lafé

Es una mujer independiente, de belleza natural, enérgica, decidida; y al mismo tiempo, romántica y apasionada en todos los aspectos. Su causa es el amor y la justicia. Aunque nunca se ha enamorado, sueña con el día en que aparezca ese hombre ideal quien además de amarla, también comparta su lucha por un mundo mejor. Pero este hombre no aparece y en ocasiones ella se siente muy sola. Piensa que tal vez no esté destinada al amor, lo que la hace sentir un vacío muy grande que la vuelve abstraída y la sumerge en largos silencios. La madre de Elena murió en el parto y desde entonces su padre ha estado a su cuidado con profundo amor y dedicación. Elena vive una vida feliz y tranquila junto a Tomás, su padre y Mariela, su madrastra. Mariela se casó con Tomás cuando Elena era todavía una niña, y desde entonces se hizo cargo de ella, llenándola de cariño y convirtiéndose en la madre maravillosa que la niña necesitaba. Los tres, Elena, Tomás y Mariela viven juntos y manejan entre todos un pequeño Hotel a la orilla del mar. Elena ve pasar los días en medio de una vida libre y sencilla, bajo la protección de sus padres a los que adora. De día atiende el hotel y a los clientes exclusivos que allí se hospedan. Y por la noche se sienta a observar el mar, esperando a ese hombre que la marea traerá a su vida para darle la máxima felicidad con la que sueña. Lo que Elena no sabe es que para alcanzar esa felicidad soñada tendrá que hundirse en el mismísimo infierno, tendrá que compartir la terrible realidad que tortura Eduardo Girón, el hombre de su vida y al cual está predestinada.

Segundo Cernadas es
Eduardo Girón

Es un hombre rico, muy rico. Es educado, caballeroso, un hombre de mundo. Ha viajado mucho y ha vivido muchas experiencias que le han dado un aura de misterio que le hace aún mas atractivo, aunque en el fondo es solitario, aún marcado por el dolor de haber perdido a sus padres desde que era muy joven. Fue en un accidente de aviación, donde los padres de Eduardo viajaban en su avión privado. Creció junto a su tío, Francisco de Paula Girón, quien fue nombrado su tutor. Pero quien en realidad estuvo a su lado, quien le dio afecto y seguridad fue su hermano mayor, Darío Girón. Desde joven Eduardo tuvo dos grandes debilidades en su vida, el cariño por su hermano Darío y su pasión por los caballos de carrera, pasión que le llevó a gastar una fortuna adquiriendo los mejores ejemplares del mercado. Los caballos se volvieron su obsesión. Eran lo único que podía calmarlo en las épocas en que su mente deliraba. Es que, a pesar de la fortuna, los viajes, la vida llena de lujos, Eduardo nunca ha podido ser feliz. Desde muy joven le torturaban pensamientos espantosos, deseos de destrucción, sueños apocalípticos que no entendía ni podía controlar. Luego se despertaba temblando, sudando, aterrado, sin atreverse a cerrar los ojos para volver a dormir. Esas pesadillas persistieron hasta que se hizo hombre, y en lugar de disminuir cada vez se hacían más reales y terribles. Hasta que una noche, en medio de uno de esos sueños, salió al campo medio dormido y desapareció. Cuando regresó era un hombre diferente. Callado, atormentado, destruido por la experiencia vivida. Jamás mencionó a donde había ido ni lo que había pasado esa noche, pero todos sabían que había ocurrido algo terrible y que era mejor no preguntar, no saber, no enfrentar los demonios que Eduardo trataba de mantener ocultos. Eduardo se enamora y su vida empezó a cambiar. Por fin, parecía estar encontrando la paz. Incluso se distanciaron las pesadillas que le torturaban y Eduardo sintió que tenía una oportunidad de ser feliz. Eduardo se casó con su prima. Pero, ese matrimonio terminó pronto en tragedia. El mismo día de su boda, su esposa murió. Ella se dejó caer del faro de la casa hacia el jardín donde estaban los invitados a la fiesta. Ella se suicidó aún vistiendo su traje de novia. Eduardo quedó devastado, sintiéndose culpable de su muerte por su mala relación con ella. Eduardo piensa que Elena se vengó de él al poner fin a su vida de esa manera. Eduardo se sumió en la más profunda depresión, abandonando la cría y venta de caballos finos y todo el negocio de la finca, lo que llevó a la ruina a la familia. Eduardo vuelve a renacer por el amor de Elena Lafé.

Fabián Ríos es
Montecristo Palacios
Medio hermano de Eduardo. No tiene el refinamiento de Eduardo, es más rústico, más salvaje, aunque gana dinero no sólo comprando caballos sino controlando una pequeña mafia de apuestas sobre las carreras de caballo tanto locales como foráneas. Extrañamente apuesto, de mirada inquietante, su sonrisa pareciera siempre ocultar algo, a veces una ironía a veces una amenaza. Es a todas luces un resentido por la falta de reconocimiento que tuvo siempre por parte de la familia, aunque Eduardo trató siempre de ser su amigo, lo mismo que Darío. La prueba es que le ayudaron a salir adelante económicamente metiéndole en el negocio de los caballos, pero él se ha aprovechado del nombre de sus medios hermanos y de su relación con ellos para hacer negocios sucios. Ambicioso y envidioso es, sin que nadie lo sepa, la sombra detrás de muchas desgracias de los Girón. Vive en las propiedades de Eduardo porque allí cuida sus caballos de millones de dólares. Sabe mucho de la materia y tiene un ojo excelente para elegir las bestias que compra. Mujeriego, bebedor, abusa de los más débiles y no permite que los de su nivel le hagan sombra. Posee un ego más allá de lo soportable y es Eduardo, su medio hermano, su objetivo principal porque es el único que le conoce y le ha puesto varias veces en su lugar. Tal vez por esto, Montecristo siempre se encapricha con las mujeres de Eduardo y establece con ellas una relación basada en el acoso. Es un tipo de cuidado y, esta vez, se enamorara de verdad de Elena Lafé.

Ana Layevska es
Daniela Calcaño

Hermana gemela de Elena Calcaño, quien murió el día de su boda con Eduardo al lanzarse de la terraza de la casa. Daniela siempre estuvo enamorada de su primo Eduardo, pero él escogió a su hermana Elena. Así que Daniela no tuvo otra alternativa que resignarse a verlos casados. Pero, al morir Elena, Daniela quedó tan impactada que jamás se recuperó. Pasó de ser una persona alegre, extrovertida, deportista, a convertirse en una persona impredecible, con cambios de humor extremos. Un día está depresiva, temerosa, angustiada y, al día siguiente, explota con terribles arranques de furia. Cuando está más tranquila, es inteligente, altiva, rencorosa, y muy orgullosa. La muerte de su hermana gemela cambió a Daniela de una forma mucho más profunda de lo que todos creen hasta convertirse en una persona inestable y muy peligrosa, especialmente para Elena Lafé, la mujer que ahora Eduardo ama.

Wanda D’Isorio es
Laura Luna

Amiga intima de Elena. Elena y Laura fueron compañeras desde el colegio y aún mantienen ese cariño que las convierte casi en hermanas. Laura es guía turística, informal, proviene de una familia clase media. Es alegre, divertida y comparte con Elena su gusto por las cosas naturales y la vida sencilla. Sin embargo, Laura es más madura, ha viajado más, ha vivido más que Elena, ha amado a varios hombres, es más bohemia y al mismo tiempo posee una personalidad sólida que sirve de apoyo a Elena.

Braulio Castillo es
Tomas Lafé

Padre de Elena. De aspecto fuerte y recio, aunque con un alma generosa. Algo temperamental, muy trabajador, quiere hacerlo todo, no importa que lo que haga exija esfuerzos superiores a sus fuerzas, la vida para él es un reto. Ama la libertad, la autonomía, ser dueño de su tiempo, de todo lo que le rodea incluso la gente, aunque es un protector y no un castrador. Viene de una familia de marineros, capitanes de buques mercantes. Ama el mar y todo lo que el significa pero por sobre todo, ama a su hija y a su esposa. A sus 55 años, es un hombre curtido, barbado y apetecible para las mujeres de todas las edades. Proviene de una familia de clase media.

Eva Tamargo es
Mariela Lafé

Esposa de Tomas. Fue cantante en un bar restaurante en New Orleans y allí se enamoro del marinero viudo con una pequeña hija. Mariela se casó con Tomás y como no tuvo hijos propios con él, concentró todo su amor en Elena. La quiso sinceramente, como su única y verdadera hija. Mariela viene de pasar hambre, de la miseria y de una vida llena de accidentes pero su espíritu es positivo, agradecida por todo, feliz con cualquier cosa. Conocer a Tomas y hacer una vida con él, fue lo máximo y sigue siéndolo. Adora a Elena, pero no la trata con rigor, sino como a una amiga íntima y consejera. Sólo su sueño de ser una gran cantante y grabar al menos un disco, quedó en el tintero, pero no lo ha enterrado del todo.

Carlos Montilla es
Darío Girón

Hermano mayor de Eduardo, su compañero, su protector. Es un hombre de gran porte. Igual que su hermano Eduardo, ama los caballos de carreras, auque jamás se ha dejado arrastrar al vicio de las apuestas. Darío es un hombre delicado, considerado y honrado a toda prueba. Estudió administración y maneja varias industrias, todas de la familia, que son básicamente tierras en las cuales tienen viñedos, que ya no dan ganancias. También tienen una gran finca con algo de ganado y otra donde crían caballos. Pero todas las empresas familiares están en quiebra y Darío vive de un sueldo que le paga su hermano Eduardo para que se ocupe de la administración. Darío lleva una existencia simple como administrador, luchando por recuperar la fortuna de la familia, lo cual es casi imposible por las enormes deudas de juego que tiene Eduardo. De todas maneras, Darío sigue trabajando duro, metido el día entero detrás de montones de papeles. Pero esa vida gris de Darío se transforma cuando sale de la oficina y va a inspeccionar las tierras de la familia. No tiene que hacerlo, pero de vez en cuando lo hace para escapar de su mundo tan simple y frío. Darío quiere y protege a Eduardo por sobre todas las cosas. Cuando sus padres murieron, Darío se encargó de su hermano menor y se ocupó de tratar de llenar el vacío de una familia truncada. Se casó con Rebeca buscando formar un hogar como el que tenía cuando sus padres vivían, pero Rebeca es dominante, fría y ambiciosa. A pesar de que tienen dos hijos, Benjamín y Andrea, en realidad Darío nunca se sintió en “su hogar”, junto a Rebeca. Eso lo llevó a tener una vida paralela y secreta junto a Dulce María, una hermosa enfermera con quien tiene un hijo, a quien llamaron Eduardito, en honor a su hermano. Junto a Dulce María, por fin Darío ha encontrado la felicidad y el calor de hogar que tanto deseaba.

Isabel Castillo es
Andrea Girón

Hija de Darío. Joven delicada y preciosa, es casi la imagen de un camafeo. Una belleza clásica que de un vistazo nos habla de sangre azul, de mucha clase. Esta terminando su secundaria en colegio privado. Tímida para el amor, aunque nada tonta en su relación con el mundo, Andrea es inconsciente de su belleza practica equitación y Ballet, siempre presionada por su madre que quiere hacer de ella lo que no pudo hacer con su vida. Quiere convertirla en una princesa y casarla bien. Andrea sin embargo, alberga una oculta pasión por el chofer de la casa, algo que le traerá muchos problemas. Su dolor de cabeza es su hermano Benjamín, a quien no comprende y con el que vivirá una historia de terror.

Adrián Carvajal es
Benjamín Girón

Hijo de Darío. Es un joven pálido, extraño, de mirada intensa y mente inquieta. Nació una noche de tormenta. Un rayo produjo un incendio y los caballos corrieron desbocados huyendo del fuego, como si estuvieran en el mismo infierno; y entonces Darío supo que el niño estaba marcado por la tragedia que perseguía a su familia. Darío trató de protegerlo todo lo que pudo, pero no pudo evitar que Benjamín heredara la extraña condición de su tío Eduardo. Por lo menos una vez al mes, el niño despertaba aterrado por horribles pesadillas que lo dejaban casi desmayado del susto. Cuando creció, Benjamín pareció acostumbrarse a los sueños y aunque no dejaba de tenerlos, por lo menos ya no lo aterraban tanto. Siempre fue un muchacho extremadamente inteligente, un genio de las matemáticas y un aficionado a los experimentos sobre todo psicológicos. Le intrigaba la muerte, su proceso e investigaba intensamente sobre eso. Empezó a diferenciarse de los demás amigos por su lenguaje y por su forma de vestir. Se enamoró secretamente su prima Elena Calcaño, pero ella ni lo tomaba en cuenta. Elena solo tenía ojos para Eduardo y finalmente se casaron, pero enseguida ocurrió la tragedia. Elena saltó de lo alto del faro, suicidándose el día de su boda. Benjamín no pudo evitar una sonrisa de satisfacción, a fin de cuentas Elena era como él, prefirió la muerte a vivir casada con un hombre que no podría hacerla feliz. La muerte era para Benjamín la única realidad, la única alternativa.

Katie Barberi es
Rebeca Santander de Girón

Esposa de Darío. Está por entrar a los 40 años y siente que se le va la vida sin haber podido recuperar su status, el que siempre tuvo y es que Rebeca, lo mismo que su marido, pertenece a una de esas familias que una vez vivió en la gloria, pero que se fueron a menos. Rebeca es dominante, aunque muy sociable, al menos superficialmente porque en su interior alberga la envidia y el rencor y se deja arrastrar fácilmente por esas bajas pasiones. Maneja bien las reglas sociales, pero su corazón está empapado en vinagre y sólo el dinero logra satisfacerla. Su vida amorosa y su sexualidad están anuladas, pero no por mucho tiempo. En secreto, desea a Eduardo, su cuñado, una fantasía no satisfecha que la lleva a sentir desprecio por él.

Maritza Bustamante es
Corina Santander

Hermana de Rebeca y aspirante desde siempre a casarse con Eduardo porque siente que él es el hombre hecho a su medida. Todo el tiempo es apoyada por su hermana mayor, Rebeca, quien no pierde oportunidad de ejercer presión sobre Corina para que se le meta por los ojos al único de la familia Girón que ellas suponen extremadamente rico y el único que puede sacarlas de abajo. Ellas saben que la empresas familiares están en la quiebra, pero Eduardo gasta sin medida en apuestas, por lo que sospechan que él tiene conservada una parte de su fortuna y que la mantiene escondida del resto de la familia. Corina lleva una vida frívola, codeándose con amigos de la clase alta para quienes organiza bodas, bautizos y en general todo tipo de ritual social. Así se gana la vida, al tiempo que mantiene intactas sus relaciones sociales. Corina no tiene medida con los hombres ni con el alcohol, una mala combinación que le traerá problemas porque eso habla de lo pobre que es su autoestima.

Zully Montero es
Margot Uzcategui

Una verdadera matrona de sangre azul, viuda, abuela de Elena Lafé. Su vida se derrumbó con la muerte de su única hija, la madre de Elena. Mercedes es una mujer fuerte, dueña de si misma y de su destino. Desde que quedó viuda, se encargó de las empresas que le dejó su esposo, llevándolas al éxito y haciendo crecer su fortuna. Ahora con bastón, trata de mantener de pie su cuerpo que se niega a soportar su incansable espíritu. Por años ha sufrido de una severa Osteoporosis que cada día la deja más inválida. Mercedes es una mujer frontal, con muchísima clase.

Juan Pablo Llano es
Walter
Es el chofer de la familia Girón. Walter es de tipo popular pero muy apuesto, educado, honesto y responsable con su trabajo. Tiene valores y principios muy firmes que le inculcaron desde pequeño. Walter, así se hace llamar para ocultar su verdadero nombre que considera poco varonil. Es un hombre sencillo con el comportamiento de un pueblerino. Detesta las formalidades y la hipocresía. A pesar de los años que tiene trabajando con la familia Girón, casi nada ha aprendido de los finos tratos de la gente de clase alta. Se mantiene leal a sus raíces y costumbres, sin caer en la patanería y la mala educación. Trabaja desde hace años con la familia Girón, los quiere, los respeta y hace su trabajo lo mejor posible. Walter esta llamado a alborotar el gallinero de los Girón ya que la joven Andrea se postrara por su amor y Corina, tía de Andrea, terminara casándose con él por ultimo recurso.

Elluz Peraza es
Latoña Coteja

Fue la Nana de las Gemelas Calcaño, Elena y Daniela, a quienes cuidó y quiso, dedicándose enteramente a ellas, como si esa fuera la única misión de su vida. Estricta, metódica, seria y misteriosa. Ella es la depositaria de los más profundos secretos de la familia Calcaño, secretos que han marcado la vida y la muerte de la familia. Pero Antonia no dice nada, no cuenta. Es leal a la promesa que hizo de no revelar el oscuro y tenebroso pasado de la familia que le confió a sus hijas para que las atendiera hasta la muerte. Es intensa, implacable en sus juicios acerca de lo que es correcto y lo que no lo es. A la muerte de Elena se quedó en la casa de la familia representando a Daniela que, a la muerte de su Gemela, sufrió un trastorno nervioso que la mantiene recluida en un sanatorio.

Beatriz Monroy es
Jesusa Moya

Cocinera de la casa Girón. Su madre era criada de los padres de Eduardo y Darío, y Jesusa creció allí, con los hermanos Girón, encargándose de la cocina. Ama preparar las recetas que su madre le dejó como herencia y se siente parte de la familia, aunque jamás se sobrepasa. Ella sabe cual es su lugar y no tiene complejos con eso. Mientras estaba trabajando como cocinera, se enamoró y se casó con el jardinero, Samuel. Ambos tuvieron una hija, Mileidi, que vive también en la casa Girón con ellos. Jesusa es honesta, leal, trabajadora. También es muy religiosa algo supersticiosa.

Gerardo Riverón es
Samuel Moya

Samuel quedo ciego desde el día que Elena Calcaño se suicidó. Se conoce de memoria cada milímetro de la casa y por supuesto, de todas las plantas del inmenso jardín. Samuel quedó ciego y los médicos, no saben por qué. En realidad hay algo más que Samuel sabe y se niega a revelar. Samuel vio caer a Elena de lo alto de la casa, pero vio algo más… algo que nadie mas vio y que el mismo Samuel se negaba a creer, así que su mente lo olvidó, lo eliminó de sus recuerdos. Ese es su secreto y el motivo de su ceguera. Por lo demás, Samuel es un hombre jovial y alegre, pero lleva un peso muy grande en el alma que ha opacado su personalidad.

Lianette Borrego es
Mileidi Moya

Joven, morena clara, sensual y muy bonita. Es despierta, curiosa, aunque sumamente ingenua. Su preparación académica terminó en la mitad del bachillerato y de allí se negó a seguir estudiando. Sueña con casarse con alguien de mucha plata y constantemente le pide a Benjamín para que la enseñe como ser una dama. Él se aprovecha de esta situación para utiliza a ella como rata de laboratorio. Benjamín planifica experimentos retorcidos y siempre consigue convencer a Mileidi para que participe en ellos. Al final, Benjamín terminará destrozando sus sentimientos.