María Fernanda Yepes sigue siendo ‘Rosario Tijeras’


María Fernanda Yépez asesina con tijera en mano. La colombiana que protagoniza la serie ‘Rosario Tijeras’ nos habla de este personaje que no descansará hasta que se vengue de todos lo que le han hecho daño. No tuvo un final feliz en Colombia, pero comienza su vida en Estados Unidos; ya que la serie ya terminó en Colombia por el Canal RCN, mientras que en Estados Unidos acaba de comenzar la serie por Telefutura.

El año pasado María Fernanda Yepes conquistó al público con su personaje de la Diabla en la serie ‘Sin senos no hay paraíso’ (de Telemundo). Desde ese momento, el público supo que esta colombiana de 27 años tenía mucho talento y esta vez vuelve a conquistar interpretando a Rosario Tijeras, una joven de clase baja, maltratada por la vida y que se convierte en una asesina dispuesta a vengarse de todos aquellos que le han hecho daño y que no tendrá un final feliz, adelantándonos al final que ya vieron los televidentes colombianos.

Y aunque algunas personas han criticado el exceso de violencia que envuelve la serie, esta hermosa colombiana la defiende asegurando que un proyecto de televisión no vuelve malo a nadie y que los padres tienen la obligación de educar a sus hijos y controlar qué producciones pueden ver.

“Me volví Rosario Tijeras hace ya un año larguito en esta serie de 60 capítulos basada en el libro de Jorge Franco que está muy bien hecha y vale la pena verla pa' entretenerse con una buena historia”, nos dijo la actriz. “La televisión se hizo para entretener y sobre todo las novelas, y ahora no me van a venir con el cuento de que una familia se daña porque vio ‘Rosario Tijeras’, pues por eso se maneja en un horario pertinente para adultos y los niños no tienen que estar viendo eso a esa hora”.

Y luego de haber convivido varios meses en los sectores más pobres de Medellín, donde se desarrolla la historia y haber construido a Rosario, la Yepes nos cuenta que ese personaje no es otra cosa que producto de los golpes que a la joven le ha dado la vida y sirve para hacer una reflexión. “Ella es como un animalito salvaje. Ella reacciona frente a las adversidades que le ha puesto la vida y más que ser racional es muy pasional, es una mujer de acción-reacción. Si a ella la atacan, pues ataca; si la quieren, quiere, y le pasan una serie de cosas tan fuertes como la violación, que hace que la realidad la empiece a golpear contra el piso y por eso se vuelve así”.

María Fernanda también admite que su participación en ‘Sin senos no hay paraíso’ le ayudó a formarse actoralmente y, aunque su nuevo papel tiene similitudes con la Diabla, explica que son dos mujeres diferentes. “El motor que movía a Yésica era el tema de las prepago, en cambio Rosario asesina por contrato, ella es sicaria. La una es asesina y la otra es prostituta, los temas son completamente opuestos y, aunque son diferentes personajes, en el plano actoral haber hecho ‘Sin senos no hay paraíso’ me sirvió mucho como actriz porque ahora tengo una madurez actoral”.

Aunque la joven ha recibido muchos elogios por su papel, con mucha humildad cuenta que no se ha comido el cuento de que es una de las mejores actrices de la pantalla chica y no descansará hasta sentir que llegó a la cúspide. “Sigo siendo aprendiz, pues la verdad esto es muy complejo pero lo que sé es que hoy con este personaje de Rosario me gané un respeto en el medio. Era importante para María Fernanda Yepes hacer un proyecto para mi país (Colombia) que además ocurre en mi ciudad, Medellín, pero creo que esto de la actuación es como ser médico, aunque uno se gradúe, siempre necesita seguir estudiando y preparándose”.

Y sobre los críticos de las telenovelas colombianas que últimamente no salen de los temas de narcotráfico, violencia y prostitución y que en opinión de muchos aumenta el estereotipo de los colombianos en el exterior, la respuesta de Yepes sorprende: “Creo que tienen toda la razón. No les voy a quitar la razón en lo que están diciendo, pero yo soy actriz y me contratan para hacer un personaje y creo que los productores se han dado cuenta que estas historias funcionan y como a la gente le gusta verlas pues se siguen haciendo”.