Pandillas, Guerra y Paz II

El Zarco traiciona a Rasputín

La Pandilla rescata a Ricardo Castro, y Simona continúa robando para salir de sus deudas

El viejo Javi (Freddy Ordóñez) llega con los muchachos de la pandilla hasta el lugar en donde el Zarco (Anderson Ballesteros) tiene secuestrado a Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero). Una vez allí, le hacen comer a los hombres que lo estaban cuidando, la comida que le daban a Castro con veneno. Instantes más tarde llega el Zarco y se da cuenta de que su rehén fue liberado. Mientras esto sucede, Simona (Jacqueline Henríquez), Caco (Alexis Calvo), Carroloco (Adrián Jiménez), Lina y Margarita (Sooner Rodríguez) engañan a la gente en la calle para robarlos y así pagar cada una de las deudas que tienen en la tienda. Y Manolo, el empresario español que hizo negocios con Beltrán, le ofrece a Silvana, la hija de Beltrán, su ayuda para que las Fundaciones que ella apoya salgan adelante.

Mónica se va de la casa antes de que la policía llegue por ella, y El Coronel le ordena a la Pandilla capturar al Zarco
El Coronel le ordena a Javi (Freddy Ordóñez) y a la pandilla que capturen o den de baja al Zarco (Anderson Ballesteros) y que convenzan a Rasputín (José Herley Rojas) para que vuelva con ellos o de lo contrario tendrán que tomar medidas sobre el asunto. Entre tanto, Divino le avisa a Mónica (Yesenia Valencia) que la policía la está buscando, de inmediato empaca sus cosas y se va para el terminal, pues no quiere terminar en la cárcel. Además, don Guillermo (Eduardo Harman) trata de convencer a las personas que invirtieron en la pirámide que está en el barrio, que pidan su dinero, porque él está seguro que se trata de unos estafadores.

Rasputín amenaza a Luisa, y la tecnología ayudará a que Beltrán le tienda una trampa a Lucía
Rasputín (José Herley Rojas) descubre que Luisa (Laura Junco), su novia, está con otro hombre, pues la ve llegar con muchos regalos. Sin importar las consecuencias le advierte que si la llega a ver con otra persona, lo va a lamentar. De inmediato va a una joyería y la asalta, él cree que la indiferencia de Luisa es por su condición económica. Mientras esto sucede, Divino le informa a la pandilla los nuevos planes del Zarco (Anderson Ballesteros), éstos se preparan para buscar la manera de llegar hasta el lugar en donde está escondido para capturarlo. Además, el abogado de Beltrán logra que in ingeniero consiga información sobre sus enemigos, incluso logra ver una conversación que sostienen Misael y la doctora Lucía (Tania Falques). Y las vecinas del barrio juzgan a Susana (Susana Bolívar) por estar nuevamente embarazada. Blanquita (Desney Bernuis) sale a su defensa.

Rasputín amenaza de muerte a Luisa y su nuevo amigo, y Pecueca es descubierto por la gente del Zarco
Rasputín (José Herley Rojas) ve que Luisa (Laura Junco), su novia, y su nuevo pretendiente entran a un restaurante lujoso, luego de esperar durante un buen tiempo a que salgan del lugar, Rasputín decide entrar y amenazarlos de muerte, sin embargo, la policía llega y evita una tragedia. De otra parte, la gente del Zarco (Anderson Ballesteros) descubre que Shampoo (Iván Darío Aldana) es un infiltrado, la pandilla se percata de lo sucedido y entra a rescatarlo, pero una granada deja gravemente herido a Pecueca (Cesar Augusto Serrano). Además, Diana (María Camila Vélez) y Luisa se enteran que su pretendiente es la misma persona, que las ha estado engañando todo este tiempo. Y la Doctora Lucía (Tania Falques) se despide de los muchachos de la pandilla, pues tomó la decisión de abandonar el país e irse antes de que Beltrán atente contra su vida.

Shirly intenta sacarse de su corazón a Richard, y Shampoo le avisa a Rasputín que le están buscando
A pesar de las palabras de Don Guillermo (Eduardo Harman) para que no invirtieran su dinero en la pirámide que instalaron en el barrio, la gente de éste depositó todos sus ahorros en dicha organización. Simona (Jacqueline Henríquez) y Divino fueron algunos de los que cayeron en la trampa. De otra parte, Shirly va al psicólogo e inicia sus terapias para poder olvidar a Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero) y poderse enamorar de otro hombre. Además, Rasputín (José Herley Rojas) llama a Shampoo (Iván Darío Aldana), éste lo pone en alerta y le avisa que la orden del Coronel es buscarlo para capturarlo. Y el Zarco (Anderson Ballesteros) intenta acercarse a Rasputín en buenos términos.

La Pandilla se entera que Rasputín se unió al Zarco, y don Guillermo trata de capturar al gerente de la pirámide
Preocupados por el bienestar de la gente del barrio, Don Guillermo (Eduardo Harman) y Andrés (Andrés Bolívar) van hasta la estación de policía para denunciar a Divo, el Gerente de la pirámide en la que todos han invertido su dinero. Ante la negativa del Capitán para capturar a este hombre, Don Guillermo decide hacer justicia por su lado, pero un hecho inesperado hará que los planes cambien. De otro lado, Divino le cuenta a la pandilla que la noche anterior hubo un enfrentamiento entre Rasputín (José Herley Rojas) y el Zarco (Anderson Ballesteros), sin embargo, todo parece indicar que ambos se aliaron, Castro (Juan Sebastián calero) y los muchachos quedan atónitos con la noticia. Y el Zarco intenta convencer a Rasputín para que lo ayude a robar el banco en el que Beltrán es socio.

Don Guillermo intenta hacer justicia con sus manos, y la Pandilla le sigue el rastro al Zarco
Don Guillermo (Eduardo Harman) intenta escapar del cuarto en el que lo encerró Divo, el Gerente de la pirámide, una vez lo logra sale a la sala en donde están todos los vecinos del barrio y le entrega a Andrés (Andrés Bolívar) la grabadora con la evidencia de que los dueños de la pirámide son unos estafadores. Entre tanto, la pandilla llega al taller en donde se escondía el Zarco (Anderson Ballesteros) y sus secuaces, pero éstos ya han escapado, revisan el lugar y aunque encuentran objetos personales de Rasputín (José Herley Rojas), siguen dudando si su amigo está secuestrado o decidió unirse a este malvado hombre.

Javier logra detener al Gerente de la Pirámide del barrio, y Beltrán piensa en lanzarse como candidato a la presidencia de la república
Desesperado por la suerte de su tío Guillermo (Eduardo Harman), pues el Gerente de la pirámide lo capturó luego de descubrirlo fisgoneando en sus oficinas, Andrés (Andrés Bolívar) le pide ayuda al ‘Viejo Javi’ (Freddy Ordóñez) para que no sólo rescate a don Guillermo, si no para que detengan al Divo, pues se quiere escapar con los ahorros de la gente del barrio. Javi va hasta el lugar y captura a este ambicioso hombre. Además, Manolo, el nuevo pretendiente de Silvana, le confesará a esta mujer su amor, incluso hará que la joven pase un momento desagradable, luego de que en la puerta de su casa se encuentren ellos dos con Ricardo Castro (Juan Sebastián Calero), quien no verá con buenos ojos la visita de este señor. Y Beltrán habla con su abogado para que lo ayude a que la prensa lo postule como candidato a la Presidencia de la República.

El Zarco y sus secuaces empiezan la operación para entrar a robar el banco
El Zarco (Anderson Ballesteros), Rasputín (José Herley Rojas) y sus secuaces entran a la casa que está ubicada detrás del Banco que tienen pensando robar y empiezan a romper las paredes. Mientras tanto, una de las integrantes de la banda del Zarco va hasta el banco a mirar como está el tema de seguridad, llama a su jefe lo pone al tanto, pero Divino escucha la conversación y la sigue. Además, Carroloco (Adrián Jiménez) le confiesa a Margarita (Sooner Rodríguez) su amor y cuando está a punto de besarla, Lina, la amiga de la joven, lo impide. Y la abuela de Silvana aprovecha un encuentro con su nieta para alardear de lo buen hombre y lo simpático que es Manolo, el socio de Beltrán.

Mientras El Zarco y Rasputín roban el dinero del banco, Castro les sigue el rastro
Con arma en mano los secuaces del Zarco (Anderson Ballesteros) logran entrar al banco, intimidan a sus empleados y toman como rehenes a las personas que están adentro. Mientras tanto, el Zarco y Rasputín (José Herley Rojas) llegan a la bóveda del banco y guardan el dinero en sacos. Lo que ellos no se imaginan es que Castro (Juan Sebastián Calero) y su pandilla le siguieron el rastro. De otro lado, Silvana llega con Ricardo Castro a la reunión familiar que organizó su padre, pues quería hacerle pasar un mal rato a él y a su abuela. Sin embargo, las cosas no saldrán como lo planeó porque Beltrán hace un anuncio delante de los presentes que sacará de quicio a Ricardo. Y el Capitán de la policía le avisa a Diana (María Camila Vélez) que tiene que abandonar su casa, pues ésta hace parte de los bienes de Tetris (Rafael Uribe) que están en extinción de dominio.

El Zarco traiciona a Rasputín, y Castro encuentra pruebas de corrupción en contra de Beltrán
Luego de entrar a la bóveda del banco y de reunir el dinero que había en la bóveda, el Zarco (Anderson Ballesteros) traiciona a Rasputín (Jose Herley Rojas), lo amenaza con matarlo para él escaparse con toda la plata. Sin embargo, Rasputín recupera el control de la situación y encierra al hombre del parche en la bóveda. Mientras esto sucede, Castro (Juan Sebastián Calero) llega hasta el lugar en donde quedó atrapado el Zarco e intenta convencerlo para que lo saque de allí, proponiéndole repartirse el dinero que hay adentro. Además, Beltrán se verá envuelto en serios problemas, después de que Castro asegure que tiene pruebas de que Beltrán lava dinero. Y la pandilla se da cuenta de que Rasputín se infiltró en la banda del Zarco.


Del 19 de julio al 6 de agosto de 2010

por el Canal RCN