Amor en custodia

Carolina dispara a Aguirre y, después, vuelve a convertirse en prostituta

Alejandro se reúne en la cárcel con El Jota, mientras que Tango le revela a Laura su oscuro pasado

Ante los celos de Frank (Félix Antequera), Victoria (Johanna Morales) le advierte al cineasta que por ningún motivo sacará a Arturo (Jorge López) de su vida, porque es el padre de Tatiana (Estefanía Godoy), su primogénita. Entre tanto, aunque Tango (Mario Duarte) y Carolina (Jenny Osorio) intentan impedirlo, Alejandro (Marcelo dos Santos) se reúne con ‘El Jota’ (‘Kiko’ Rubiano) en la cárcel. Mientras tanto, Tango decide revelarle a Laura (Ana María Medina), su novia, su oscuro pasado y le propone que huyan juntos.

Alejandro termina definitivamente su relación con Carolina, y Aguirre ve a Paz besándose con su ex marido
Alejandro (Marcelo Dos Santos) se entera de que Carolina (Jenny Osorio) no es la mujer decente que siempre creyó, sino que por el contrario, en el pasado fue prostituta. Indignado por ésta situación, el ejecutivo busca a la modelo para terminar definitivamente su relación. De nada servirán los ruegos de Carolina, pues Alejandro le advierte que no sólo no volverá a verla y le quitará a su hija, sino que además recuperará su matrimonio con Paz (Alejandra Borrero). Horas más tarde, Alejandro llega a casa de Paz para decirle que terminó su relación con Carolina porque a quien realmente ama es a ella y la besa de manera apasionada. En ese momento entra a la habitación Aguirre (Ernesto Calzadilla), quien al verlos pierde el control y golpea a Alejandro. Por su parte, Tango (Mario Duarte), decide hablar con su novia Laura (Ana María Medina) y le confiesa que él y Carolina fueron amantes y cometieron algunos crímenes, pero que ahora está arrepentido y le pide perdón por haberle ocultado la verdad.

Paz se entera de que Carolina fue quien la secuestró
Luego de que Mónica (Alejandra Borrero) le confiesa a Aguirre (Ernesto Calzadilla) que ella está suplantando a Paz (Alejandra Borrero), el escolta no da crédito a sus palabras y decide irse. Sin embargo, momentos después cuando Aguirre habla con Tango (Mario Duarte), éste le confirma que efectivamente Paz tiene una hermana gemela llamada Mónica, quien la ha estado suplantando. Mientras esto ocurre, Bárbara (Ana Wills), se entera de que Alejandro (Marcelo Dos Santos), su padre, estaba chantajeando a su abuelo Santiago (Humberto Dorado) con la información que sabía acerca de quiénes eran los verdaderos padres de Tatiana (Estefanía Godoy) y le reclama. Entre tanto, mientras Tatiana se reúne con Juan Manuel, Carolina (Jenny Osorio) llega al lugar en donde tienen secuestrada a Paz y al darse cuenta de que Eugenio (Bernanrdo García) no la mató como ella le había ordenado, la modelo le apunta a la señora Delucci con un arma. Y Laura (Ana María Medinja) decide denunciar a Tango ante las autoridades acusándolo de ser el autor intelectual del secuestro de Paz.

Carolina amenaza con asesinar a Paz, Mónica y a la familia Martínez, mientras que Aguirre y Camacho planean la forma de rescatarlas
En la finca de los Martínez, Paz (Alejandra Borrero) y Mónica Paz (Alejandra Borrero) se encuentran por primera vez en sus vidas, pero también puede ser la última, pues Carolina (Jenny Osorio), completamente perturbada, amenaza con matarlas no sólo a las gemelas sino también a Eugenio (Bernardo García), a Raúl (Emerson Rodríguez) e Ignacio (Julio Medina). Al lugar, llega sigilosamente Aguirre (Ernesto Calzadilla) y Camacho (Iván López), quienes planean algo para que la situación no termine en tragedia, ya que el más mínimo error podría significar la muerte de un inocente. Entre tanto, mientras Tango (Mario Duarte) huye de la ciudad, al bus donde se transporta lo para un retén militar, lo que puede significar una captura por parte de las autoridades a causa de la denuncia que tiene en su contra por secuestro. Mientras tanto, Laura (Ana María Medina) comienza a desenredar el lío de la boutique Delucci con la DIAN y descubre algo que no imaginaba.

Aguirre muy cerca de la muerte luego de que Carolina le dispare
Los planes de Aguirre (Ernesto Calzadilla) para salvar a Paz (Alejandra Borrero), Mónica (Alejandra Borrero) y los Martínez de las garras de Carolina (Jenny Osorio), quien los tenía encañonados no salen bien, y lastimosamente el escolta queda gravemente herido luego de que una bala lo impactara. Juan Manuel es llevado de inmediato al hospital, pero los esfuerzos de los médicos por salvarlo parecen inútiles. Otras consecuencias de esta trágica situación son la muerte de Eugenio (Bernardo García), y el arresto de Mónica y Raúl (Emerson Rodríguez), mientras que Carolina logra huir sin ser capturada por las autoridades. Por su parte, Tango (Mario Duarte) llama a su madre y le advierte que se deben encontrar cuanto antes pues la policía le sigue los pasos. No obstante, Carolina se ha adelantado a todo, halla primero a la madre de Tango y amenaza con asesinarla si el ex jefe de seguridad de los Delucci no la ayuda a quitarle a su niña a Alejandro (Marcelo dos Santos).

Aguirre se recupera, y Tango muere, mientras que Bárbara intenta seducir a Camacho

Aunque ya lo daban por muerto, milagrosamente Aguirre (Ernesto Calzadilla) se recupera de la delicada herida que tiene a causa del disparo que le suscitó Carolina (Jenny Osorio). Suerte contraria corre Tango (Mario Duarte), quien muere luego de que la modelo también atente sin piedad contra él. Por otra parte, Paz (Alejandra Borrero), se entera de varias cosas que han pasado durante su ausencia como por ejemplo que Tatiana (Estefanía Godoy) es la hija perdida de Victoria (Johanna Morales), o que Mia, la bebé de Alejandro (Marcelo dos Santos) y Carolina está quedándose en la mansión. Entre tanto, Bárbara (Ana Wills) entra en la alcoba de Camacho (Iván López) y lo intenta seducir. Para completar en ese momento Rubi (Bibiana Corrales) golpea en la pieza y es probable que los pueda encontrar juntos.

Luego de enterarse de los últimos hechos, Paz le recrimina a Santiago y a Alicia haber puesto a sufrir a los Aguirre y los Delucci con sus secretos
Agradecido no por sólo salvarle la vida a Tatiana (Estefanía Godoy) sino también a él, Aguirre (Ernesto Calzadilla) le dice a Arturo (Jorge López), el padre biológico de Tatiana, que lo ayudará a acercarse a su hija para que comiencen a recuperar el tiempo perdido. Por su parte, Paz (Alejandra Borrero) le recrimina a Camacho (Iván López) que se haya separado de Bárbara (Ana Wills) y luego le reclama a Santiago (Humberto Dorado) y a Alicia (Consuelo Moure) que hayan ocultado durante tanto tiempo la relación que existe entre Victoria (Johanna Morales) y Tatiana (Estefanía Godoy). Paz le dice al señor Delucci que está decepcionada de él y que espera que se haga la prueba de ADN para confirmar que no tienen ningún lazo biológico que los una. Por su parte, Alejandro (Marcelo Dos Santos) visita a Mónica (Alejandra Borrero) en la cárcel para exigirle que le explique porque durante el tiempo que suplantó a Paz intentó seducirlo.

Alejandro visita a Mónica en la cárcel intrigado por lo que vivió con la campesina mientras ella suplantaba a Paz
Mientras que Paz (Alejandra Borrero) sigue muy decepcionada al enterarse de todo lo que sucedió en su ausencia, Alejandro (Marcelo Dos Santos) desea saber por qué Mónica (Alejandra Borrero), durante el tiempo que suplantó a Paz, intentó seducirlo y decide ir hasta la cárcel para averiguarlo. El ejecutivo quedará estupefacto cuando la campesina le responsa que nada fue intencional, que simplemente sucedió y nunca lo olvidará. Pero los problemas de Alejandro no paran ahí, ya que Laura (Ana María Medina), le cuenta que en su investigación detectó un fraude por lo que es mejor que le paguen a la DIAN la deuda que tienen pendiente. Para completar, un socio de la filial de la boutique en Italia, llama al empresario para pedirle que atienda a su hijo que en los próximos días llegará a Colombia. Por otro lado, Walter (Hugo Gómez) se entera de una muy buena noticia y celebra como si se hubiese ganado la lotería. Entre tanto, Bárbara (Ana Wills) se entera de que Pascual (Juan Carlos Messier) se irá el país por lo que tendrá que organizar sola el desfile benéfico que tiene planeado.

Paz y Aguirre se reencuentran
Walter (Hugo Gómez), el padre de Camacho (Iván López), quien se encuentra en la cárcel, recibe la notificación donde le informan que en los próximos días quedará en libertad. Por su parte, Arturo (Jorge López) le confirma a Santiago (Humberto Dorado) que le interpuso una demanda por secuestro a causa de todo el mal que le hizo a Tatiana (Estefanía Godoy), a Victoria (Johanna Morales), a los Aguirre y a él. El señor Delucci amenaza al médico con acabar con su carrera, si no desiste de sus intenciones. Llega el momento que Paz y Aguirre anhelaban, y por fin luego de los últimos acontecimientos, la diseñadora y el escolta se reencuentran y se besan. Pero no todo es color de rosa, pues Juan Manuel también recibe la visita de Alicia, a quien le recrimina el haberle ocultado la situación sobre su supuesta hija. No obstante, la mujer intenta explicarle a su yerno por lo hizo. Entre tanto, Santiago se entera de que Laura sigue investigando el fraude de la boutique con la DIAN y el empresario le dice a Molina, su hombre de confianza, que de seguir esta situación tendrán que desaparecer a la hermana de Camacho.

Alicia le pide perdón a Aguirre, y Tatiana y la vida de Alejandro corre peligro
Alicia (Consuelo Moure) decide ir al hospital donde se encuentra Juan Manuel (Ernesto Calzadilla) y Tatiana (Estefanía Godoy) para hablar con ellos y pedirles perdón por haber ocultado la verdad sobre quiénes eran los verdaderos padres de Tatiana. A pesar del dolor que siente la joven, decide perdonar a su abuela. De otro lado, Paz (Alejandra Borrero) va a la cárcel a visitar a su hermana Mónica (Alejandra Borrero). La campesina aprovecha la situación para pedirle perdón a su gemela por haberla suplantado y le dice que Aguirre la ama y que luche por su amor. Entre tanto, Carolina (Jenny Osorio) se pone en contacto con Alejandro (Marcelo Dos Santos) y le exige que le devuelva a su hija o de lo contrario es capaz de matarlo, por lo cual Alejandro decide dar aviso a las autoridades de que su vida corre peligro.

Victoria vive su mejor época junto a su hijo y a Frank, mientras que un visitante italiano llegará a la vida de los Delucci
Todo parece volver a su cauce, Aguirre (Ernesto Calzadilla) se recupera día a día mientras que Paz (Alejandra Borrero) vuelve a sus actividades cotidianas. Victoria (Johanna Morales) parece que por fin podrá ser feliz junto a su hijo y a Frank (Félix Antequera), con quien además pronto se casará. Mientras tanto, Sandra (Natasha Klauss) le pide a Arturo (Jorge López) que se den una nueva oportunidad como pareja. Por su parte, Marco Tardelli (Giorgio Difeo), el hijo de uno de los presidentes de la filial de Delucci en Italia, llega a la ciudad y por petición de Alejandro (Marcelo dos Santos), se quedará en la mansión. El señor Sanín le pide a Bárbara (Ana Wills) que lo recoja, pero la joven creyendo que se trata de un nerd le delega esta misión a Camacho (Iván López).

Camacho recoge a Marco, el invitado de Alejandro, mientras que Carolina regresa al prostíbulo donde trabajó años atrás para pedir empleo
Frank (Félix Antequera) sale de viaje y le promete a Victoria (Johanna Morales) que cuando regrese se casarán. Alejandro (Marcelo Dos Santos) se ofusca con Bárbara (Ana Wills) al enterarse de que su hija le traspasó la orden a Camacho (Iván López) de ir a recoger a Marco Tardelli, su invitado que acaba de llegar de Italia. Paz (Alejandra Borrero) le advierte a su hija que cuando conozca al extranjero quedará sorprendida y tendrá que revaluar sus prejuicios. Aunque Nicolás llega tarde al aeropuerto, alcanza a recoger Marco con quien de inmediato hace empatía. Por otra parte, Carolina (Jenny Osorio) va al prostíbulo en donde trabajó años atrás a pedir empleo. Mientras tanto, la policía decide poner más seguridad en la mansión Delucci, pues sospechan que Carolina puede ir al lugar para reclamar a su hija que ahora está alojada allí. Entre tanto, Santiago (Humberto Dorado) visita a Aguirre (Ernesto Calzadilla) a la clínica porque quiere pedirle perdón por todo lo sucedido con Tatiana (Estefanía Godoy).

Carolina vuelve a su trabajo como prostituta
Mientras que Alejandro (Marcelo dos Santos) recrimina a su hija por no haber ido a recoger a Marko (Giorgio Difeo), el hijo de su socio en Italia que vino de visita al país, Camacho (Iván López), por petición del extranjero, lo lleva de tour por la ciudad. Entre Marko y el escolta se empieza a forjar una buena relación, ya que tienen los mismos gustos y por tal motivo se brindan confianza rápidamente, incluso Nicolás le cuenta al italiano sobre su situación con Bárbara (Ana Wills). Por su parte, Walter (Hugo Gómez) sale finalmente de la cárcel y Laura (Ana María Medina), su hija, y Nora (Carmenza González) lo esperan con los brazos abiertos. Por su parte, Carolina (Jenny Osorio) vuelve a su trabajo como prostituta y el dueño del sitio, a manera de venganza, pone a la ex modelo a atender a los clientes más desagradables.

El padre de Camacho sale de la cárcel
Cuando creía que podría vivir feliz junto a Frank (Félix Antequera) y su hijo, Victoria (Johanna Morales) recibe un nuevo golpe al enterarse de que la avioneta en la que se transportaba su prometido sufrió un accidente. Paz (Alejandra Borrero) intenta consolar a su hermana diciéndole que el estado de salud de los ocupantes de la aeronave aún no está confirmado y existe la esperanza de que el cineasta siga con vida. No obstante, pase lo que pase, Victoria muy triste está segura de que detrás de todo está Santiago (Humberto Dorado), su padre. Entre tanto, Alejandro (Marcelo dos Santos) contrata un abogado para que ayude a salir de la cárcel a Mónica (Alejandra Borrero), pero el jurista le advierte al ejecutivo que será muy difícil que la campesina pueda recobrar la libertad pronto. Por su parte, Walter (Hugo Gómez), el padre de Camacho (Iván López) le pide matrimonio a Nora (Carmenza González).



Del 9 al 27 de agosto de 2010

por el Canal RCN