Angélica Blandón será una Victorina


Angélica Blandón estará en la versión femenina de ‘Los Victorinos’. Una vez que ya terminó de grabar ‘El Cartel 2’, la actriz salió de vacaciones con su hija, Brisa, y ahora se prepara para darle vida a la Victorina de clase media, en ‘Tres milagros’.

Unas merecidas vacaciones en el exterior con su hija, Brisa, se dio la actriz Angélica Blandón, tan pronto terminaron las grabaciones de ‘El Cartel 2’. En esta serie, sin ser la figura principal, logró ganarse un destacado lugar por su personaje de mujer humilde que llega al mundo de las drogas completamente engañada.

A su regreso, Blandón se encontró con una propuesta de Teleset para participar en ‘Tres milagros’, la versión femenina de la popular serie ‘Victorinos’ y que también escriben sus autores originales, Carlos Duplat y Mariela Santofimio. Allí, le dará vida a la Victorina de clase media.

-Angélica, resultó muy parecido el personaje de Johanna, en ‘El Cartel 2’, con el de Brenda, en ‘Las Muñecas de la Mafia’, ¿no sentiste que era un personaje repetitivo en tu carrera?
Sí, por momentos, durante las grabaciones tuve miedo, pero considero que no son sólo las circunstancias lo que hace a un personaje: también la forma en que enfrenta esos retos, así que intenté crear características en Johana que la hicieran reaccionar de forma distinta a Brenda.

-¿Harías otro proyecto que oliera a “narco novela”?
Ahora mismo, creo que no. Además, existen otras tantas historias de las que quiero hacer parte.

-¿Fue difícil hacer tantas escenas íntimas con Juan Sebastián Aragón?
Juan Sebastián es un gran actor, de trayectoria y con oficio. Para mí, ese tipo de escenas se convierten en una más del plan. Con el tiempo, les das la misma importancia que a otra escena. Obvio, todo resulta más sencillo de la mano de un gran compañero y una buena dirección.

-En ‘El Cartel 2’ no hubo un marcado protagonismo femenino, ¿te hace falta sentirte la actriz principal?
Acepté el papel principalmente por esa razón, siento necesarios los descansos para el público y creo que lo más importante de actuar es contar una historia y que sea creíble, sin importar cuántas escenas por capítulo tenga.

-¿Vas a descansar de la televisión?
De la televisión aún no estoy cansada, siento que la he manejado tranquilamente. Llevo 12 años en ella y aún no me aburre.

-¿Y qué ocurrió con el cine?
En la búsqueda, con ganas de participar en muchas otras. Sigo haciendo audiciones, esa es la vida de un actor. En perspectiva hay dos. Espero que revienten pronto. El cine se toma su tiempo.

-¿Qué recuerdas de la experiencia en ‘Paraíso Travel’, que te abrió el espectro?
De ‘Paraíso Travel’ tendré siempre los mejores recuerdos: mi primera película, el personaje que hizo despegar mi carrera (Reina), que me dio premios y reconocimientos, me llevó a festivales. También muchas críticas y aprender a vivir con ellas, amigos y de los mejores. ‘Paraíso Travel’, gran película. Sin duda, quiero repetir la experiencia y sé que será pronto.

-¿Alcanzaste a despegar los pies de la tierra con tanto halago?
Creo en el don del trabajo, en la disciplina, en hacer la tarea. Los que me conocen lo saben que mi carrera no es de este amanecer sino de muchos amaneceres atrás. Creo que, de cierto modo, me he preparado para tener los pies en la tierra y cuando no, mi madre, mis hermanas y los verdaderos amigos me lo recuerdan.

-¿Por qué hubo tantos malos entendidos con Amparo Grisales en ‘Las Muñecas de la Mafia’?

Es una mentira que Amparo y yo no congeniáramos, la gente se encarga de generar discordia por vender más información. Por fortuna, ella está más acostumbrada a eso que yo, pero entre las dos existe admiración y respeto. Amparo siempre admiró el respeto con el que yo trato mi profesión.

-¿Quién te dio el espaldarazo para estar donde estás?
Mi carrera, hasta el día de hoy, se la debo a mucha gente: a mis padres, por el apoyo; a gente que a lo largo del tiempo a creído en mí: academias, maestros; pero, sobre todo, a mí disciplina y al trabajo.

-¿Te siente ahora una actriz cotizada?
No. No me siento cotizada, me siento afortunada.

-¿Qué sacrificios has hecho por tu hija?
Ser madre es la profesión más difícil. Día a día y noche a noche, es una escultura que creas y deseas que sea perfecta para ti. Sacrificios, no sé, sólo he tratado de que Brisa sea parte de todos mis procesos, esté donde esté, ella siempre está conmigo. Nos acompañamos como amiguitas.

-¿Qué tipo de sacrificios harías por la actuación?
Mi carrera y Brisa son lo más importante de mi vida. Todo por las dos, obvio, respetando siempre a los demás.

-¿Te gustaría que tu hija siguiera los mismos pasos?
Para mí es importante el arte, así que cultivo eso en mi hija, quiero que sea feliz sin importar qué profesión escoja.

-¿Qué haces un fin de semana que no trabajas?
Me gusta viajar, así que lo hago. Voy a cine, a teatro, voy a un parque con Brisa o simplemente me quedo en casa, alquilo una película, pido comida, duermo, juego, me asoleo, leo, en fin: lo que cualquiera hace.

-Eres bastante abierta en materia de sexo, confesaste haber hecho tríos, ¿te ha traído problemas ser tan franca?
En lo absoluto. Hablo del tema sin tapujos y cuando quiero.

-¿Hasta dónde quieres llegar como actriz?
No tengo límites, quiero hacer muchos personajes distintos. Quiero hacer cine, series, aquí, en otros países, en teatro. No parar: aún soy joven. Esto apenas empieza.