Doña Bella

Sofía se deshace
de su esposo Roberto

Evangelina consigue alejar a Antonio de Bella

Para evitar que Evangelina intente quitarse la vida nuevamente, Antonio le jura a Evangelina que él dejará de ver a Bella y que jamás reconocerá como suya al hijo que Bella espera. Ya recuperada, Evangelina va a la iglesia y se encuentra con Bella para enfrentarla y la advierte que Antonio se alejará de ella y del hijo que espera. Pero, Antonio va a ver a Bella y la confirma que prometió a Evangelina que se alejaría de ella para evitar que Evangelina intente suicidarse nuevamente y, por esto, Bella enfurece porque Antonio esta vez la abandonó a ella y a su hijo, diciéndole a Antonio que su hijo jamás sabrá que él es su padre. Cuando le pide que la demuestre que realmente le importa, Antonio hace el amor con Evangelina. Influenciada por su madre Augusta; Consuelo pone en marcha su plan y se acuesta con su novio Gaudencio, para después hacerle creer que ella se quedó embarazada, ocultándole que ese niño es de otro. Y haciéndole creer que se enteró por casualidad de su affaire con su hija; Augusta le obliga a Gaudencio que se case con Consuelo, y éste acepta, temeroso de que Simón descubra que él se acostó con Consuelo. Al día siguiente, Andrés regresa al pueblo para declararse a Bella, diciéndola que siempre la ha amado y que no puede seguir viviendo lejos de ella, pidiéndola que la deje ser el padre de su hijo, pero Bella le responde que ella no le ama y que si tuviera una relación con él, sería por despecho. Y muy celosa al enterarse de que su amado fue a visitar a Bella; Inés visita a Bella y la exige que se aleje de Andrés, pero Bella no se deja amedrentar y la dice que no se atreva amenazarla. Cansada de los desprecios de todos; Bella decide marcharse del pueblo de Agua Hermosa y, después de que Antonio la dijera que tomó una gran decisión; Bella tiene molestias en el vientre y comienza a sangrar.

Sofía intenta matar a Bella
Andrés se reconcilia con Inés y hacen el amor en el bosque, después, Nicolás le pide a Andrés que no haga daño a Inés, porque Nicolás realmente ama a Inés y no la quiere ver sufrir. Y obligado por su padre Claudio; Andrés tiene que regresar a la capital para continuar sus estudios. Aunque tuvo una recaída, Bella sigue adelante con su embarazo y tendrá que estar en reposo absoluto para no dañar a su bebé, por eso, pospuso su viaje a la capital. Después, Antonio busca a Bella, que le avisa de que estuvo a punto de perder a su hijo por su culpa. Mandado por su jefe Román; David va a sonsacarle a Bella por qué cerró el palacio, y ésta le responde que lo hizo porque está esperando un hijo de Antonio y que reabrirá el palacio cuando su hijo nazca porque ya no está con Antonio, además, Bella decidió quedarse en Agua Hermosa. Mientras que, Sofía cree que Bella está esperando un hijo de Román, pero Sofía no está dispuesta a permitirlo. En la iglesia, Bella se encuentra con Evangelina, a la que avisa de que Antonio ya sabía que ella se quedaba en el pueblo y, creyendo que aún se siguen viendo, Evangelina le da una bofetada a Antonio. Por la noche, los hombres del pueblo celebran la despedida de soltero a Gaudencio en el bar de Candela, pero su suegra Augusta interrumpe la fiesta y envía a Gaudencio a su casa para que no se atreva a ser infiel a Consuelo. Al día siguiente, Consuelo y Gaudencio se casan. Mientras tanto, Sofía viaja a Agua Hermosa y visita a Bella a su casa para matarla, e intenta dispararla con una pistola, llevándola al bosque, pero Román llega para impedir que Sofía dispare a Bella. Acto seguido, Román le propone a Bella que se vaya con él y que reconocerá a su hijo como suyo, aunque no lo sea; pero Bella se opone porque no quiere saber nada más de él, pero agradece que la haya salvado la vida.

Bella da a luz a una hermosa niña
Después de un mes, Consuelo finalmente le dice a Gaudencio que está embarazada, ocultándole que ella quedó en estado de otro hombre. Siete meses después, Bella decide quedarse encerrada en su casa, para que nadie la vea gorda debido a su embarazo. Después de pasar un mes de viaje; Antonio, Evangelina y sus hijos regresan al pueblo y, después de tantos meses, Antonio no ha podido olvidarse de su amada Bella. En la clínica, Bella da a luz a una hermosa niña, a la que pone el nombre de su madre: María. Pero, Bella tomó la decisión de no amamantar a su hija, ya que pretende seguir viviendo de su cuerpo, prostituyéndose en el palacio. Días después, Bella bautiza a su hija María Antonia (eligiendo el segundo nombre como el de su padre), y escoge al Doctor Alcides y a Carolina como los padrinos de la niña, ya que ellos son de las pocas de las personas que la han apoyado en el pueblo. En la capital, Sofía le pide a Sergio Solís que la ayude a deshacerse de Bella, proponiéndole a cambio el puesto de trabajo de Román en la empresa bananera, como vicepresidente, pero Sergio acaba negándose porque teme a Román. En la cascada del río, Antonio conoce a su hija, pero Bella le acaba echando porque la rechazó por Evangelina y ahora no quiere que se haga cargo de la niña y le avisa de que jamás sabrá que él es su padre.

Bella reabre su palacio
Cansada de su esposo Claudio; Carolina aprovecha que está durmiendo para escaparse con Aurelio y hacer el amor con él, al que no puede olvidar, a pesar de la distancia de edad y; al regresar a su casa, Carolina llega llorando y arrepentida por engañar a su esposa. Mientras que, Antonio encuentra a Bella en la cascada del río y, allí, él la dice que no ha podido olvidarla e intenta hacerla el amor, pero ella le rechaza y le dice que volverá a su lado cuando no le importe el qué dirán y enfrente a su familia y deje a Evangelina por ella (Bella). Ajena a esto, Evangelina le cuenta a Antonio que está nuevamente embarazada. Después de una larga noche de contracciones, Consuelo da a luz en la clínica, a pesar de que su esposo Gaudencio creía que la faltaban un mes para parir, sin imaginarse que ese niño es de otro hombre y, para evitar sus malos pensamientos, Consuelo decide ponerle el nombre de Gaudencio a su hijo recién nacido. Después de pasar una tórrida noche; Sofía le dice a Román que está dispuesta a irse con él, aunque ella tenga que separarse de su esposo Roberto Grimaldi. Al día siguiente, Antonio le dice a Bella que le quitará a la niña porque no está de acuerdo en que reabra su palacio donde se prostituye, ya que le dará un mal ejemplo a su hija María Antonia. Seis meses después, Bella abre su palacio, ya que está recuperada del parto y vuelve a lucir muy atractiva. Y tras la reinauguración del palacio de Bella; en el pueblo las mujeres están desquiciadas, mientras que Fidel está feliz porque llegaron muchos forasteros para hospedarse en su hotel, además, los hombres que no sean escogidos por Bella se irán al bar de Candela, quien está feliz de recibir a más clientela en su bar, al igual que sus muchachas. Después de conseguir una beca de estudios musicales en Viena; Aurelio le propone a Carolina que se marche con él, pero ella no quiere irse por no hacer daño a su esposo y a su hijo. Y Carolina se consuela con su amiga Bella, a la que cuenta que está enamorada de Aurelio, quien se convirtió en su amante. Y Bella le aconseja a Carolina que intente ser feliz con Aurelio, aunque para ello tenga que romper su matrimonio con Claudio. Después, Bella recibe a varios hombres en su palacio y, eligiendo por azar al hombre, Gaudencio es el elegido para acostarse con Bella, pero el alcalde Simón se lo impide a su yerno. Y Antonio intenta entrar al palacio, pero su madre Cecilia se lo impide, haciéndole regresar a su casa con su esposa Evangelina.

Bella estuvo a punto de hacer el amor con Andrés
Gaudencio es incapaz de acostarse con Bella porque está enamorado de su esposa Consuelo y no quiere serla infiel. Después, Augusta descubre que su esposo Simón estuvo en el palacio de Bella y, cansado de sus reclamos, ellos tienen una fuerte discusión y deciden divorciarse. Y Augusta se consuela llorando desconsoladamente con sus amigas Graciela y Delia; mientras que Simón celebra en el bar de Candela que esté nuevamente soltero. Al día siguiente, Román le propone matrimonio a Bella, pero ésta se opone a casarse con el hombre que la prostituyó y que la alejó de su verdadero amor. Entre lloros, Silvia le cuenta Benjamín que ella no puede tener hijos, ya que Román dejó anteriormente embarazada a Silvia y, al abortarlo, ella tuvo un problema y jamás podrá volver a quedarse embarazada. Pero, a Benjamín no le importa y continúa su relación con Silvia, aunque no puedan tener el hijo que él tanto desea. Elvira va a reclamarle a su amante Julián que se ocupe de ella y de sus tres hijos porque les tiene abandonados en la casa que les compró en la capital, pidiéndole dinero, por lo que Julián se pone muy nervioso porque su esposa Graciela estuvo a punto de descubrirles, además, Julián se queda toda la noche con Elvira, su amante. Confesándola que ama profundamente a Bella; Andrés rompe su relación con Inés, que le responde con una bofetada. Al enterarse de que Andrés está dispuesta a conquistar el corazón de Bella; Antonio enfurece. Además, Bella invita a cenar a su casa a Andrés y Román, donde Bella presenta a Andrés como su novio, ya que cree que él podrá ser un buen padre para su hija. Y Román enfurece por la humillación de Bella, ya que le rechazó una vez más por Andrés, que echa de inmediato a Román cuando intenta golpearla por haberle humillado. Acto seguido, Bella y Andrés se besan apasionadamente y estuvieron a punto de hacer el amor, pero él la dice que hará el amor con ella cuando tenga su amor.

Inés intenta quitarse la vida al ver a Andrés con Bella
Román intenta darla un cheque con una gran suma de dinero a Bella para casarse con ella y convertirse en el padre de su hijo, pero ésta se opone. Cuando sale de la casa de Bella; Román se encuentra con Antonio, que le exige que se aleje de la casa de su mujer y su hija, por lo que Bella le responde a Antonio con una bofetada porque ella no es su mujer. Por su parte, Graciela comienza a sospechar que su marido tiene otro hijo con otra mujer porque le ve un dibujo de un niño, pero Julián se lo niega. Después, Evangelina llama por teléfono al trabajo de su padre Julián y descubre que él tiene otra esposa con hijos, pero se lo oculta a su madre Graciela para evitar hacerla daño. Mientras que, Augusta quiere quitarle la casa a su esposo Simón y, además, pretende presentarse a las próximas elecciones para ser la alcaldesa del pueblo. En la casa, al ver a Andrés acompañado de Bella; Inés se pone furiosa y, al llegar a su casa, entre lloros, Inés intenta suicidarse disparándose en el estómago. Mientras Inés está recuperándose de ese disparo que ella misma se dio; Doña Cecilia le confiesa a su hijo Antonio que ella misma mandó que mataran con veneno a Bella. Entre lloros porque abandonó a su amada Carolina; Aurelio decide irse a Viena para estudiar una beca de estudios que le proporcionaron.

Antonio golpea a Evangelina
Andrés visita a Inés para animarla y, allí, Antonio se encuentra con él y le culpa del intento de suicidio de su hermana Inés, además, le advierte que él jamás podrá amar a Bella como él. Y al escuchar esto, Evangelina se pone muy celosa, y Antonio la confirma que sigue amando a Bella. Y tras una discusión, en la que Evangelina insulta a Bella diciendo que es una mujerzuela que se acuesta con todos; Antonio se pone furioso y le da dos grandes bofetadas a su esposa Evangelina, que se lo oculta a su familia haciéndoles creer que esos golpes en el rostro son porque uno de sus hijos la lanzó sin querer un juguete a la cara. En Viena (Austria); Aurelio aún no ha podido olvidarse de su amada Carolina. Cuando Simón va a buscar el dinero que su todavía esposa Augusta se apropió; ella intenta seducirle. Un sábado más en el palacio de Bella; Antonio visita a su amada y descubre que Fidel es el elegido para acostarse con ella y, enfurecido, Antonio comienza a golpear a Fidel. Después, Antonio llega muy fogoso al bar de Candela para llevarse a Celeste y acostarse con ella. Y como Fidel la dijo que era una vil prostituta; Bella le da una bofetada a Fidel y le echa de su palacio desnudo y, después, Bella elige a otro hombre llamado Castañeda. Esa misma noche, Cecilia invita a una cena a los Mendoza para hacer que Andrés se reconcilie con su hija Inés, pero éste intenta evitarlo. Al día siguiente, Román sigue llenando con regalos a Bella para conquistarla y la entrega un gran coche deportivo. Al ir a revisar los hematomas de la cara de Evangelina; el Doctor Alcides se da cuenta de que Evangelina fue golpeada y, por eso, amenaza a Antonio con denunciarle por golpear a su esposa, pero Antonio lo niega, aunque su madre Cecilia se da cuenta de que son ciertas las sospechas del doctor y le da una cachetada a su hijo Antonio, exigiéndole que no se atreva a golpear de nuevo a Evangelina. Enfurecido, Antonio sale con su caballo por el bosque y encuentra a Bella besándose con Andrés. En el paso de siete meses, Antonio y Evangelina vuelven a ser padres de otro niño. Mientras que, Antonio sigue visitando a su hija con Bella (María Antonia), gracias a Juanita, que le deja verla a escondidas de Bella.

Graciela descubre que su esposo Julián tiene una doble vida
Elvira va hasta la casa de Julián para pedirle que no la olvide a ella y a sus hijos, y su esposa Graciela escucha todo y se da cuenta de que Julián vivía una doble vida con Elvira. Y llorando a la vez que furiosa, Graciela le pide el divorcio a Julián. Por otra parte, Bella enfurece al encontrar a Antonio vitando a su hija, y le echa de inmediato, y la exige a Juanita que no vulva a dejar pasar a su casa a Antonio. Una vez más, Bella se baña desnuda en la cascada del río, pero esta vez Antonio no puede resistirse al verla y la besa apasionadamente, pero ella le rechaza abofeteándole, aunque él la dice que la ama y ella acaba besándole también, y estuvieron a punto de hacer el amor; pero Andrés les interrumpe aunque no les ve juntos. A pesar de que viajó a Viena (Austria); Aurelio llama por teléfono a su amada Carolina, ya que ninguno de los dos se han podido olvidar. Ofreciéndole mucho dinero, Román le propone al alcalde (Simón) que cierre el palacio de Bella, pero Simón se opone a aceptar la propuesta, aunque ahora las mujeres del pueblo se organizan para que lo cierren. Enfurecido porque Andrés quiere ser el esposo y padre de los hijos de Bella; Claudio le da una bofetada a su hijo Andrés por seguir insistiendo en casarse con Bella, por eso, Andrés se va a vivir al hotel de Fidel, a pesar de que su madre Carolina le insiste que quede en su casa. Al día siguiente, Bella le cuenta a Antonio que dejará que vea a su hija María Antonia, que ya dijo: “papá”; y Antonio se pone feliz y da un fuerte abrazo a Bella. Y Antonio la dice a Evangelina que a partir de ahora se ocupará de la hija que tiene con Bella. Amenazándole con echarle de su puesto de alcalde; Cecilia consigue que Simón firme para cerrar el palacio de Bella. Por la noche, Cecilia, Augusta y las demás mujeres del pueblo se reúnen para manifestarse para cerrar el burdel. Y Bella se pasea enfrente de todos ellos desnuda en su caballo, dejando a todos atónitos admirándola y, al final, Simón rompe la carta y deja que Bella siga trabajando en su palacio. Al enterarse de lo que hizo Bella; Evangelina le dice a Antonio que su hija María Antonia se convertirá en otra prostituta como su madre. Mientras que, Román le reclama a Bella que se haya desnuda enfrente de todos los habitantes del pueblo, y la dice que es una cualquiera que no podrá dar un buen ejemplo a su hija y, por eso, enfurecida, Bella le abofetea y le echa de su casa.

Antonio vuelve a distanciarse de Bella por Evangelina
Como sigue muy enamorado de Bella; el Doctor Alcides vuelve a proponer a Bella que le deje ser el padre de su hija María Antonia, pero Bella no lo acepta explicándole que su hija ya tiene un padre. Cumpliendo a una cita de Elvira; Graciela y su hija Evangelina la visitan, y Elvira les muestra a los tres pequeños hijos que tiene con Julián, además, la dice que está nuevamente embarazada de él. Al regresar a su casa, Graciela enfrenta a Julián diciéndole que ya conoció a su otra familia, y que no soporta que él haya vivido una doble vida desde hace años, a sus espaldas. Y furioso, Julián llama por teléfono a Elvira, que le dice que está cansada de ser una sombra y que ya era hora de desvelar la verdad. Instantes más tarde, Graciela se desmaya, debido al disgusto de su marido. Acto seguido, el cínico de Julián sigue negándolo, pero Graciela ya no le cree y le echa de la casa. Por la noche, Antonio se encuentra con Bella en la cascada del río e intentan hacer el amor, pero son interrumpidos por Román y Sofía, que les insultan por estar acostándose allí, además, él se pone furioso porque no soporta ver a Bella en brazos de otro hombre. Después, Andrés ve a Bella regresando a su casa acompañada por Antonio y despidiéndose con un beso. Por otra parte, Roberto Grimaldi descubre que su esposa Sofía viajó a Agua Hermosa con Román, pero ella se lo niega haciéndole creer que está en casa de una amiga. Y Sofía está muy enamorada de su amante Román, sin saber que él está únicamente con ella para ocupar un gran puesto en la empresa Grimaldi y conseguir el máximo dinero, para luego deshacerse de ella. Al día siguiente, Román le advierte a Bella que seguirá detrás de ella hasta que sea únicamente suya, y ésta le echa enfurecida de su casa. Por otra parte, Silvia se reconcilia con Benjamín, ya que ellos se aman, aunque ella no pueda tener hijos, y hacen el amor en el bosque. Como no quiere hacer daño a su esposa Evangelina, al igual que se lo hizo Julián a Graciela; Antonio visita a Bella para decirla que no deben de volverse a ver. Y Antonio se queda viendo a su hija y, después, Evangelina se da cuenta de que Antonio está en casa de Bella, pero Antonio le explica que él solamente estaba viendo a su hija. Y Evangelina consigue que Antonio rechace a Bella frente a ella, ya que Antonio se va con Bella y con los hijos que tiene con ella. Como Gaudencio comenzaba a sospecharlo, Consuelo (aconsejada por su padre Simón) le cuenta a Gaudencio que su hijo Gaudencito no es de él, contándole que ella ya llegó en estado de la capital y que tramó con su madre Augusta ese plan para que convertirle en el padre de la criatura, y Gaudencio se va enfurecido por este engaño.

Roberto descubre que su esposa Sofía le es infiel con Román
Bajo la mirada furiosa de Antonio; Bella lleva a Andrés a la cascada del río y hacen el amor apasionadamente y, después, ella le invita el sábado a su palacio para que conozca su trabajo. Como no soporta la intromisión de su suegra Augusta; Gaudencio decide regresar a buscar a su esposa Consuelo y al niño que quiere como a su verdadero hijo, y se hospedan en el hotel de Fidel, hasta que Gaudencio consiga una casa para vivir junto a Consuelo y “su hijo”. Sospechando que su esposa Sofía le es infiel con Román; Roberto Grimaldi les enfrenta, pero ellos niegan que sean amantes, aunque Roberto contrata a un detective privado, que persigue a la pareja de amantes y les hace varias fotos y, con las pruebas en la mano, Roberto echa de la empresa a Román y, además, Roberto se divorcia de su esposa Sofía. Como Evangelina vuelve a decir de Bella que es una prostituta; Antonio abofetea a Evangelina, y Cecilia e Inés consiguen interrumpirle para evitar que él la dé una paliza a su esposa. Y después, Evangelina se culpa a si misma de que Antonio la golpeara por provocarle insultando a Bella. Mandado por su patrón (Román); David viaja a Agua Hermosa para deshacerse de Antonio y Andrés, atropellando a Andrés (que iba en moto) y citando en ese lugar a Antonio para culpabilizarlo del atropello, pero Antonio niega en todo momento que él le pillara con su coche, aunque el Comisario Fernández encarcela a Antonio. Más tarde, Bella consigue visitar en la cárcel a Antonio, al que dice que cree cuando dice que él no atropelló a Andrés y, acto seguido, Bella y Antonio se besan apasionadamente entre las rejas. Después de ver el coche de Antonio, la policía descubre que Andrés no fue atropellado por el coche de Antonio.

Sofía se deshace de su esposo Roberto
Como Roberto la echó de su casa; Sofía tiene que irse a vivir con su amante, Román, que la aconseja que se deshaga de su todavía esposo para quedarse con su fortuna. Y aunque Sofía se lo quería ocultar a su hijo Pedro; Roberto le cuenta que se divorciará de su madre porque descubrió que le era infiel con Román Montero, pero a Pedro no le importa, ya que sólo le interesa el dinero (como a su madre Sofía). Al darse cuenta de que Bella defiende a Antonio, al igual que visita a Andrés (que sigue en el hospital tras el atropello); Carolina le pide a Bella que deje de visitar a su hijo Andrés, pero Bella no lo hace, explicándola que Antonio y Andrés son muy importantes para ella; aunque Carolina piensa que Bella está jugando de su hijo Andrés, y teme que él sufra demasiado por ella. Y Bella está convencida de que Román fue quien intentó atropellar a Andrés y, así, se lo hace saber al afectado, que seguía pensando que fue Antonio quien intentó matarle. Y convencido por su amada Bella; Andrés retira los cargos en contra de Antonio, al que la policía deja en libertad. Después, Antonio encuentra a Bella con Andrés, que le avisa de que se casará con bella, aunque después a solas, Bella le dice a Andrés que ella no se quiere casar porque ama su libertad, pero le invita a vivir con ella, y éste acepta encantado. Y después, Bella se lleva a Andrés a su palacio y disfrutan haciendo el amor durante toda la noche. A pesar de todo esto, Antonio le dice a su esposa Evangelina que él sigue amando a Bella y que jamás podrá olvidarla. Como Sofía sabe que su esposo Roberto es alérgico al veneno de las arañas; Sofía le coloca una araña en el albornoz a Roberto, que muere en el instante tras la picadura de la araña. Y como a Roberto no le dio tiempo de cambiar el testamento, Sofía consiguió convertirse en una viuda millonaria. Mientras que, Pedro es el único que sufre la muerte de su padre Roberto, sin imaginarse que su madre fue quien le mató. Y la malvada Sofía nombra a Román como el nuevo presidente de la multinacional de las bananeras, y lo primero que hace es despedir a su enemigo Sergio (quien siempre ha querido ocupar su puesto en la empresa), aunque no despide a Antonio de la gerencia de Agua Hermosa, ya que como su empleado le quiere tener vigilado. Después de visitar varias casas, como tiene muy poco dinero, Gaudencio compra una humilde casa para vivir con su esposa Consuelo y con “su hijo”.

Antonio descubre a Bella con Andrés
Graciela acaba perdonando a su esposo Julián y, poco después, recibe una llamada de Elvira preguntando por él, pero ella la pide que no vuelva a llamar a su casa. Cuando Inés va a buscar a Andrés; Carolina le dice a Inés que Andrés está viviendo con Bella en el palacio. Tras una nueva discusión, en la que Evangelina le dice que Bella se está acostando con Andrés; Antonio intenta abusar sexualmente de Evangelina, pero se acaba arrepintiendo y, después, la dice que nunca la amará como ama a Bella. Mientras que, Bella realiza un cóctel en su casa, donde reúne a los hombres más importantes del pueblo (el Doctor Alcides, el Padre Arteaga, el alcalde Simón y el Comisario Fernández) para hacerles saber que comenzó un romance al lado de Andrés y, aunque todos pensaban que el camino de Bella tomaría otro rumbo, ella pretende seguir trabajando en el palacio acostándose con un hombre cada sábado. Esa noche, Antonio encuentra a Bella acostándose con Andrés. Y Bella le confirma a Antonio que está viviendo con Andrés, asegurándole que con Andrés no sólo tiene sexo, sino que hace el amor con él. Y Antonio se enfurece e insulta a Bella diciéndola “prostituta”, y asegurándola que la quitará a su hija. Al día siguiente, Inés se encuentra con Andrés en la casa de Carolina, e Inés se desnuda ante Andrés para seducirle y diciéndole que la haga el amor como antes, pero él esta vez la rechaza. Por otra parte, Román manda una inspección a la sucursal de Agua Hermosa, pero no encuentran ningún error, y Antonio está seguro de que Román quiere perjudicarle. Por otra parte, Claudio tiene una recaída por el estrés de su trabajo como abogado, y el Doctor Alcides le recomienda que tome reposo, ya que de lo contrario podría sufrir un infarto, por eso, su hijo Andrés tiene que sucederle en sus labores de abogado.

Antonio intenta disparar a Andrés
Nicolás (el amigo de Antonio) besa a Inés, pero ella le rechaza y le advierte que no podrá tener nada con ella porque él es un “poca cosa” y un “empleaducho” y, después, Nicolás se refugia en los brazos de Candela. Como quiere quitarla su hija a Bella; Antonio le dice a Evangelina que pretende llevar a su hija María Antonia a su casa, pero Evangelina no lo soporta y le advierte que, si él así lo hace, ella misma se encargará de que se sienta rechaza por todos. Por la calle, Inés se encuentra con Bella y la insulta diciéndola prostituta, y advirtiéndola que ella no permitirá que siga su romance con Andrés. Dos días después, Bella celebra una gran fiesta en su casa, festejando el cumpleaños de su novio Andrés. Después de la fiesta, Antonio apunta con su pistola a Andrés amenazándole con matarle por quitarle a Bella, pero favorablemente Moisés le detiene. Acto seguido, Bella tiene que llevar de urgencia a su hija a la clínica del Doctor Alcides porque no puede respirar bien, y Alcides consigue que la niña se reponga colocándola un bronquio-dilatador, y la comunica a Bella que su hija María Antonia tiene asma. Cuando Aurelio se entera de que Carolina está pasando unos días en la capital con su hermana; Aurelio se va de Viena y cuando llega, invita a Carolina a un hotel y pasan una noche apasionada. Y su hermana Mercedes la aconseja a Carolina que deje esa relación clandestina con Aurelio porque su hijo jamás la perdonaría que se esté acostando con su mejor amigo, por eso, Carolina decide romper con Aurelio. Aprovechando que por la noche su esposo Gaudencio está durmiendo, Consuelo busca a Fidel y hacen el amor, recordando sus tiempos de cuando eran amantes.

Inés se refugia en un convento de monjas
Después de que Antonio apareciese en su casa con un revólver amenazando a Andrés con matarle; Bella le entrega a Antonio una orden de restricción, para exigirle que no se le acerque a ella y a su hija a menos de veinte metros o, de lo contrario, ella podría denunciarle y encerrarle en la cárcel. Pero, por casualidad, Antonio se encuentra con Bella y su hija María Antonia, y ésta es incapaz de negarle que vea a su hija y, acto seguido, Andrés le pide a Bella que la deje ser la . Tras haber roto su relación amorosa con Aurelio; Carolina le cuenta a su hermana Mercedes que no soporta a su marido Claudio, que la trata como una esclava en la casa y en la cama. Y después, Carolina regresa a su casa, con su esposo Claudio y su hijo Andrés. Al descubrir que Aurelio le regaló unas partituras de música a Carolina, en la que ponía la dedicatoria: “para mi idolatrada Carolina”; Claudio comienza a sospechar que Carolina está enredada con Aurelio y, enfurecido, Claudio rompe todas las partituras, y ésta entre lloros no puede negarle que se acostó con Aurelio y, desde ese momento, Claudio deja de hablar con Carolina, aunque no se divorcian porque ella así se lo pide. Sin saber que él se está acostando con su esposa Consuelo; Gaudencio le pide a Fidel que sea el padrino de su hijo. Además, Fidel sigue contactando con David (el escolta de confianza de Román) para informarle de todos los movimientos de Bella. Por otra parte, Doña Cecilia descubre que alguien la robó sus joyas, y ésta culpa a la empleada (Mercedes), sin imaginarse que su hija Inés se las robó para empellarlas y, así, conseguir dinero y poder marcharse del pueblo para poder olvidar a Andrés. Inés le deja un mensaje en el teléfono a su familia diciendo que tomó las joyas de su madre para conseguir dinero e irse. Y Doña Cecilia (como es su costumbre) culpa de la desesperación de su hija a Bella, además, le advierte a Antonio que ella misma se atrevería a matar a Bella, si a su hija Inés la pasa algo malo. Después, Inés la dice a Evangelina que se fue a un convento para hacerse monja, buscando la paz de Dios, y pidiéndola a Evangelina que no se lo cuente a nadie. Aunque comenzaba a sentirse sola y despreciada por su esposo Simón; Augusta recibe la visita de su adora hija, Consuelo, que quiere recuperar la relación tan cercana que tenían, aunque Consuelo lo que quería es que ella la diera dinero, ya que Gaudencio gana muy poco dinero y no la da casi nada. Dos semanas después, Inés llama por teléfono a su madre Cecilia para avisarla de que está en un lugar seguro y que está en perfecto estado. Por otra parte, Román intenta que Sofía crea que se está volviendo loca, ya que coloca varias arañas en su habitación y, aunque ella está muy asustada, él dice no verlas para que ella crea que son alucinaciones.

Bella espera un hijo de Andrés
Para evitar los chismes, Claudio deja a Carolina que siga viviendo con él, pero se opone a dirigirla la palabra porque jamás la perdonará que se haya acostado con el mejor amigo de su hijo. Después, Aurelio llama por teléfono a Carolina, y Claudio coge el teléfono y le advierte que si él regresa al pueblo, él mismo le matará. Mientras que, Julián pretende hacer una vida normal con su esposa Graciela, pero ella no le corresponde porque no se ha olvidado de la familia que él tiene, aunque la haya prometido que no les volverá a ver. Como ella dice que sigue necesitando pasión, Consuelo sigue viéndose a escondidas con Fidel. Cuando Evangelina le cuenta dónde se está escondiendo Inés; Nicolás va de inmediato a visitar a Inés al convento, pidiéndola que se dé una oportunidad con él, confesándola que la ama; pero Inés sigue oponiéndose a ser la esposa de un “don nadie” y, después de esto, Inés se hace novicia, dispuesta a convertirse en monja. Por otra parte, Antonio reconoce legalmente a María Antonia como a su hijo dándola sus apellidos. Al enterarse de esto, Evangelina y Cecilia se ponen furiosa de que Antonio haya reconocido legalmente a la hija de Bella. Y Antonio la advierte a Bella que ningún hombre, incluyendo a Andrés, la amará por seguir siendo una prostituta, aunque ella está segura que Andrés sí la amará. Al darse cuenta de que Bella siempre amará a Antonio; Andrés decide romper su relación con Bella, además ella le dice que siempre amará a Antonio porque fue muy intenso lo que vivió con él. Antonio asciende de puesto a Nicolás en la empresa Grimaldi, nombrándole como el jefe del departamento de personal. Al enterarse de que terminó su relación con Andrés; Antonio va a buscar a Bella y comienza a besarla, pero ella acaba rechazándole, aunque sigue deseándole, y en ese momento, llega Andrés y se pelea con Antonio. Y después, Andrés le devuelve a Bella las llaves del palacio y de su casa. Como él no puede vivir sin ella; Andrés y Bella se reconcilian y hacen el amor en la cascada del río. Un mes después, Evangelina no soporta ver mal a su suegra Cecilia porque no sabe del paradero de su hija, por eso, la dice que Inés está en un convento de monjas. Y Cecilia y Antonio visitan a Inés, que les dice que decidió ser monja. Poco después, el Doctor Alcides le comunica a Bella que está embarazada, después, Bella le dice a Andrés que va a tener un hijo suyo, y éste no duda en ningún momento que sea de él, algo que Bella le agradece mucho porque recuerda que Antonio la preguntó si estaba segura de que María Antonia era hija de él. Por su parte, Sofía está muy nerviosa y cree que el fantasma de Roberto la está atormentando, por eso, Román la tiene recluida en su casa y tomando tranquilizantes, además, Román quiere hacer todo lo posible para que Sofía se vuelva loca.


Del 9 al 27 de agosto de 2010

por Antena Nova