Gabriela Spanic, con una vida llena de escándalos


En las telenovelas, Gabriela Spanic ha sido la buena y la mala de la historia, pero en la vida real, ¿qué papel juega?

En su carrera de actriz ha tenido la oportunidad de encarnar a nobles heroínas y también a crueles villanas. Telenovelas como ‘La Usurpadora’, ‘La Intrusa’ y ‘La Venganza’ la mostraron ante el público televidente como una actriz de “doble cara”, pues en todas ellas interpretó dos personajes, la buena y la mala de la historia; pero, en la vida real, ¿qué rol juega?

La temible Ivana de la telenovela ‘Soy tu dueña’ pareciera ser sólo un personaje, pero hay quienes aseguran que Gabriela Spanic lleva el juego de la doble personalidad, incluso a la vida real, por lo que en más de una ocasión se ha visto envuelta en polémicas que terminan por hacerla ver como víctima y victimaria. Ha sido acusada de ser una mujer infiel, de seducir a hombres y luego culparlos de acoso, de ser la principal detractora de su hermana gemela, de haber utilizado a un hombre para convertirse en madre, de haberse operado las pompas, y recientemente, de haber orquestado un supuesto envenenamiento en su contra. De todas estas imputaciones se ha defendido, pero ¿realmente es inocente? Diversos sucesos han marcado su vida, poniendo siempre en duda su inocencia:

¿Víctima de acoso?
En marzo de 2005 el actor Mauricio Islas explotó contra de Gaby luego de que lo acusara de acosarla sexualmente. Islas se recuperaba del escándalo de haber tenido relaciones sexuales con la actriz Génesis Rodríguez, cuando de pronto surge el libro ‘Mi vida entre líneas’, que Spanic lanzó, donde reveló que sufrió un "terrible acoso sexual" por parte de Islas durante la grabación en Miami de la telenovela ‘Prisionera’ y que éste se la quería llevar a la cama "por las buenas o las malas". Islas negó todo y dijo que se trataba de una difamación, incluso amenazó con demandarla, pero finalmente esto no sucedió.

¿Una mujer infiel?
En 1995 la actriz compartía escenas con el actor Miguel de León en la telenovela ‘Como tú ninguna’; al finalizar el melodrama la pareja se enamoró y se casó en la vida real. Luego ambos viajaron a México para trabajar en la telenovela ‘La Usurpadora’, en la que se rumoreó que Gaby coqueteaba con Fernando Colunga. Luego durante la grabación de la telenovela ‘La Venganza’, la actriz inició un romance con el mexicano José Ángel Llamas y, aunque argumentó que su entonces esposo le había sido infiel, al final se supo que fue ella quien propició la ruptura al involucrase con su compañero de escena.

¿Mala hermana?
En 2008, Gabriela Spanic rompió toda relación con su hermana gemela Daniela, pues tras los serios problemas de salud que Dani enfrentó, Gaby dijo que éstos provocaron un cambio en su comportamiento, y que Daniela estaba siendo manipulada por su esposo Ademar Nahun, quien presuntamente las había enfrentado y buscaba separar a la familia. Sin embargo, con lágrimas en los ojos, Dani defendió a su marido de las acusaciones de su hermana, dijo que no comprendía su actitud, sus mentiras, y aseguró que Ademar había sido su único apoyo en los momentos difíciles. Ellas siguen distanciadas.

¿Madre por capricho?
En enero de 2008, la noticia de que Gaby estaba embarazada desató varias interrogantes. ¿Quién era el padre del bebé que esperaba, por qué nunca se les vio juntos? Los rumores apuntaron a que Spanic, entonces de 37 años, había buscado embarazarse a toda costa, sin importar quien fuera el padre de su hijo, y tras utilizar al empresario venezolano Neil Pérez, terminó abruptamente con éste acusándolo de ser violento. Meses después, éste le exigió a Spanic una prueba de ADN para asegurarse que el bebé en efecto era suyo, sin embargo la actriz, quien dijo que aceptaría los estudios, nunca los dio a conocer.

¿Pompas de bisturí?
Aunque en su adolescencia Gaby sufrió sobrepeso, desde que en 1992 participó en Miss Venezuela se propuso transformar su cuerpo, y así llegó a México como una actriz espigada, de diminuta cintura y largas piernas. Pero en los meses recientes su transformación ha ido más allá, pues actualmente luce voluptuosa y con unos glúteos impresionantes que han despertado la sospecha de una reciente cirugía. La actriz y modelo negó que su trasero sea fruto del bisturí. “Siempre he tenido pompis y siempre he hecho mucho ejercicio y muchas sentadillas, pero si la gente cree que son operadas y así son felices, me vale”.

¿Su propio veneno?
A finales de agosto de 2010 se dijo que Gaby, su hijo, su madre y la niñera habrían sido envenenados por su asistente argentina. Sulfuro de amonio en los alimentos durante cuatro semanas fue la sustancia que provocó los malestares en toda la familia. Marcia Celeste Fernández Babio, la asistente, está encarcelada, acusada de cuádruple intento de homicidio, mientras que Gaby estuvo el fin de semana hospitalizada, presuntamente por las reacciones de la sustancia. Sin embargo no se hallaron indicios de ésta en su cuerpo, y una semana atrás, los familiares de la acusada aseguraron que todo se trataba de una farsa orquestada por la misma actriz.