Sofía Vergara habla sobre su participación en ‘Modern Family’


Sofía Vergara interpreta a Gloria Delgado-Prichett en la nueva comedia de FOX. Vergara ha dado sus impresiones respecto a la modernidad de los personajes y asegura que se parece mucho al suyo.

Sofía Vergara se convirtió en una de las actrices revelación de la pasada temporada gracias a interpretar a Gloria Delgado-Prichett en la comedia ‘Modern Family’ y asegura que su personaje es muy parecido a ella. También ha querido mandar un mensaje para que todo el mundo intente adaptarse a la modernidad del mundo, según intenta la serie que protagoniza.

Sofía Vergara forma parte de una de las tres familias que forman la estructura de ‘Modern Family’ junto a Ed O'Neill, que da vida a su marido Jay Pritchett; y Rico Rodríguez, el joven actor que interpreta a su hijo Manny. Gloria tendrá que tratar junto a las familias de los hijos de su marido: Mitchell, que acaba de adoptar una hija junto a su marido Cameron; y Claire, que intenta criar a sus tres hijos como puede con la ayuda de su marido Phil.

-Sofía, ¿cómo ves a Gloria en ‘Modern Family’?
Me encanta porque los guionistas me conocieron e intentaron que se pareciera a mí, a mi personalidad y a mi vida. Yo también soy inmigrante y tengo un hijo, aunque el mío es mayor. Tiene 18 años, no 10, pero aún así es muy similar. Además, Gloria es colombiana como yo y es muy divertido interpretarla.

-¿Te contrataron por tu acento?
Según me contaron, cuando Christopher Lloyd y Steven Levitan estuvieron desarrollando la serie, me vieron interpretando otros papeles y pensaron en escribir un personaje para mí. No pensaron en mi acento, simplemente querían que yo interpretara a la esposa de Jay.

-¿Cómo ves a Gloria como madre?
Es fantástica. Se desenvuelve muy bien. Le encantan los niños y haría cualquier cosa por su hijo porque es el centro de su vida. Es una de las cosas que hacen que su vida con Jay sea feliz porque la puede ayudar cuidándole y criándole de la manera que ella quiere. Es genial ver que una madre se involucra tanto con su hijo.

-¿Cómo es tu química con Ed O'Neill y Rico Rodríguez?
Al principio, creía que iba a ser muy extraño. Cuando me plantearon que mi marido iba a ser Ed, pensé que iban a odiar a mi personaje. Creía que iba a ser una cazafortunas, pero con el tiempo he visto que todo tiene sentido. Son geniales juntos y se complementan muy bien en este periodo de sus vidas. Gloria viene de tener un marido muy mujeriego e irresponsable que no la ayudaba con el niño. Ahora está con Jay, que es completamente diferente. Con la edad que tiene y siendo madre e inmigrante, es perfecto para ella. Entiendo perfectamente por qué se han enamorado y por qué son felices juntos.

-¿Soléis improvisar mucho en la serie?
No, no, no. Todo está guionizado. Me dejan actuar con muy poco porque no pueden controlarme. Aún no conocen mi sentido del humor, muy diferente por mi idioma.

-Y entonces empiezas a hablar español...
Sí. En ese momento, me dejan hacer de todo. No me han dicho nunca que no puedo hacerlo hasta el momento, aunque veremos más adelante. Estoy intentando ver hasta dónde me van a dejar llegar.

-¿Crees que la gente está lo suficientemente abierta para ver ‘Modern Family’?
En la actualidad, el mundo es así. No sólo en Estados Unidos, también en Latinoamérica. Por ejemplo, yo vengo de una familia católica y soy colombiana. Allí estamos aún bastante cerrados a temas como la homosexualidad. Aún no está bien visto. Nadie dice nada, pero tampoco quieren verse involucrados demasiado con ello. Cuando esta serie se estrenó, pensaba que mi familia, mis primos o mis tíos iban a decirme que no era real. Pero no fue así, se ha normalizado. Siempre me dicen que es muy divertido y que es la verdadera realidad. Todo el mundo tiene que llevarse bien con todo el mundo y tiene que respetar a la gente porque además todos somos diferentes ahora. Hay gente latina por todo el mundo y lo mismo pasa con los gays. Tenemos que aprender a adaptarnos al nuevo mundo.

-¿Cómo te sientes al ser el toque picante y sexy de la serie?
Me encanta. Me divierte muchísimo. Tengo que llevar vestidos preciosos. Nunca he hecho nada serio o dramático, pero debe de ser duro terminar el día después de estar llorando y sufriendo. Te tiene que llegar muy dentro. Pero en mi caso, es diferente. Cuando voy a rodar, soy feliz, río y grito. Es fantástico.