Alguien te mira


De los creadores de ‘¿Dónde está Elisa?’, llega una intensa trama de los Estudios Telemundo de Miami. ‘Alguien te mira’ se estrenó el miércoles 8 de septiembre de 2010, 10pm/9c por Telemundo.

La bellísima Danna García y los galanes Christian Meier y Rafael Amaya llegan a las pantallas de la cadena en compañía de David Chocarro, Angélica Celaya, Karla Monroig, Geraldine Bazán, Ximena Duque, Rodrigo de La Rosa, Yul Burkle, Diana Franco, Cynthia Olavarria, Evelin Santos, Carlos Garin, Iván Hernández, Andrés Mistage, Zuleyka Rivera, Arianna Coltellacci, Marta González, Roberto Gatica, Andrés Cotrino, Sofía Sanabria, Ariana Muñiz, Nicole Arci, Natalie Medina, Daniel Fernández y Emily Alvarado; para protagonizar una historia llena de misterio y drama que gira alrededor de las vidas de cuatro amigos que son testigos de un crimen. Ellos quedan atrapados en medio de la investigación para encontrar al asesino en serie que tiene el mismo modus operandi con todas sus victimas y que causará consecuencias inesperadas en cada uno.

‘Alguien te mira’ es una producción grabada totalmente en Alta Definición. La producción ejecutiva está a cargo de Aurelio Valcárcel (‘¿Dónde está Elisa?’, ‘Más sabe El Diablo’, ‘El Cuerpo del Deseo’). La historia, desarrollada en Chicago, es adaptación de la escritora Perla Farías (‘¿Dónde está Elisa?’, ‘Dame Chocolate’). Dirigida por Luis Manso y Leonardo Galaviz.


SINOPSIS:

La historia arranca con la misteriosa desaparición de Ángela Argento, una hermosa ejecutiva, cuyo rastro siguen atentamente la policía, la prensa y, por cierto, el ciudadano común y corriente.

En la Clínica Chicago Advanced, una prestigiosa institución estética, sus tres dueños y colegas, los doctores Julián García, Piedad Estévez y Benjamín Morandé, descubren que un antiguo amigo suyo, Rodrigo Quintana, ha vuelto a Chicago, sin aviso, después de mucho tiempo. Rodrigo estudió medicina junto a ellos, pero en el último año de la carrera una serie de problemas relacionados con su adicción a las drogas y el alcohol le obligaron a abandonar los estudios y se marchó. Rodrigo no tuvo tiempo para despedirse de sus amigos y desapareció de sus vidas. El cuarteto se reencuentra. Entre los recuerdos y la nostalgia, Piedad es la más incómoda. Ella y Rodrigo fueron novios en tiempos de la universidad y su regreso no deja de perturbarla. Los amigos han cambiado. Mientras Rodrigo ha optado por un estilo de vida austero, trabajando en un consultorio público, sus amigos han acumulado una pequeña fortuna operando a mujeres de la alta sociedad. El contraste entre ambos estilos de vida es evidente.

Benjamín es el único casado de los cuatro, un hombre amistoso y de buenas intenciones, aunque “tentado” por naturaleza. Con su mujer, la empresaria Tatiana Wood, mantienen una relación de confianza que él aprovecha para ser infiel de vez en cuando. Se trata de aventuras pasajeras que nunca pasan a mayores. Pero la irrupción de Camila Wood, la hermana menor de Tatiana, altera de manera radical sus planes. Camila es una joven desinhibida y siempre en aprietos de dinero, con quien paulatinamente comienza un romance prohibido e incierto por el que, a la larga, tendrá que pagar un precio muy alto.

Piedad, la única mujer del cuarteto, es soltera. Generosa y muy maternal con sus amigos, Piedad descubrirá en Rodrigo no sólo al ex novio de su juventud, sino a un hombre que todavía la inquieta. Entregada por segunda vez a un romance que falló estrepitosamente la primera, Piedad tendrá que volver a creer en Rodrigo. Pero hay ciertas heridas que el tiempo no puede curar. Con Julián, Rodrigo tiene una relación bastante especial. Julián está separado de su mujer, Matilde, con quien tiene un hijo, Emilio. A pesar de que ha pasado un año de la separación, Matilde aún parece desconcertada. Sin entender todavía los verdaderos motivos de Julián, la mujer se entrega a su trabajo, aunque secretamente guarda la esperanza de volver con su ex. Julián, por su parte, la confunde con repentinos ataques de galantería. El regreso de Rodrigo determina en Julián una preocupación extrema por Piedad. Todos saben que Piedad sufrió mucho cuando Rodrigo la abandonó. A Julián le preocupa que la historia vuelva a repetirse, pero también lo perturba la idea de que finalmente alguien consiga arrebatarle a la mujer que siempre ha amado y que nunca pudo conseguir.

Pronto el cadáver de Ángela Argento es encontrado en la ribera de un río. El crimen, el segundo en pocos meses, genera varias teorías, una de las cuales apunta a la existencia de un asesino en serie. El gran promotor de esta teoría es Mauricio Ostos, un periodista policial de televisión quien paulatinamente comenzará a obsesionarse con la figura del asesino. El crimen de María Gracia Carpenter, una conocida mujer de la sociedad, se produce en medio de una fiesta de beneficencia, muy cerca de todos nuestros personajes. Este crimen profundiza la curiosidad periodística de Mauricio, quien en una entrevista con Matilde, la testigo que encontró el cadáver de María Gracia, logra establecer ciertas similitudes entre las víctimas. Todas mujeres, todas hermosas e independientes, todas asesinadas según un prolijo y certero modus operandi: un corte profundo y directo al corazón. Con la ayuda de la severa y enérgica comisaria de la policía de investigaciones Eva Zanetti, Mauricio recopila información del caso. El problema es que hay muchos sospechosos. Lentamente el círculo se va estrechando hasta acorralar a los posibles culpables. Sólo uno es el asesino y a medida que avanzan los días se acerca la hora de volver a sembrar el terror…


PERSONAJES:

Danna García es
Piedad Estévez

Soltera. Cirujana. Socia de Julián García y Benjamín Morandé en la Clínica. Piedad Estévez es una mujer atractiva, inteligente, creativa y sensible, una candidata perfecta para cualquier hombre. Lamentablemente, Piedad está sola. Culta, cariñosa y un poquito maniática, quedó huérfana cuando sus padres murieron en un accidente teniendo ella tan sólo ocho años. Piedad es perfeccionista y dedicada, adora su profesión y le gusta ser mejor que los demás. Es competitiva, pero leal, le gusta la pelea limpia. Sola en un mundo de hombres donde casi todos son amigos, Piedad adora su trabajo. Su trabajo es, a la larga, lo que la mantiene viva. En su casa apenas pasa los fines de semana. Odia estar sola, pero jamás va a reconocerlo. Ha tenido aventuras y romances, pero nunca pudo olvidar su primer amor. Su mejor amigo y confidente Julián, está seguro de que la soledad de Piedad se debe a Rodrigo Quintana. Rodrigo es el cuarto amigo que tenían en la Universidad; Piedad, Julián, Benjamín y Rodrigo eran inseparables. Rodrigo era claramente el líder del grupo, el más carismático e inteligente y el amor de Piedad. Ambos tuvieron una larga relación de pareja que se fue deteriorando y terminó en un desastre gracias al gran problema de Rodrigo: su personalidad intensa y su adicción a las drogas. Benjamín y Julián fueron testigos de cómo Piedad se transformó en la gran víctima de la desordenada vida de Rodrigo e incluso de sus ataques violentos. Un día, después de un confuso incidente que terminó con Piedad en la clínica y un hombre muerto, Rodrigo desapareció. Se internó en una clínica de rehabilitación y sus amigos no lo volvieron a ver. Piedad nunca volvió a ser la misma. Hoy, años después, y cuando Benjamín, Julián y Piedad han olvidado esa época, Rodrigo vuelve a sus vidas. Esto provoca un quiebre en la vida de los amigos, y especialmente en la de Piedad, quien descubre que, a pesar de todo, Rodrigo sigue siendo el gran amor de su vida. Piedad es una mujer independiente y de buen corazón. No se lleva bien con las mujeres, aunque con las amantes, esposas o parejas de sus dos socios, Julián y Benjamín, ha tenido que esforzarse por mantener una buena relación. Los tres dueños de la afamada Clínica no sólo comparten un pasado común y una amistad duradera, sino además grandes secretos del pasado. Piedad les quiere a los dos por igual y por eso les exige trabajar al máximo. Piedad es disciplinada, exigente y no tiene piedad a la hora de poner a alguien en su lugar. Su carácter coincide en más de un punto con el de Julián, a quien Piedad admira y estima mucho. Con Benjamín, en cambio, la situación es distinta. Por sus constantes problemas matrimoniales y un carácter disperso, Benjamín a veces comete el error de discutir con ella. Ambos se trenzan entonces en eternas peleas que terminan a los gritos y con amenazas de renuncia. Incapaz de resignarse a la soledad, Piedad ve en el regreso de Rodrigo una segunda oportunidad en el amor. El problema es que Piedad no está sola, Julián siempre la ha amado de una manera platónica y no se resignará a verla caer nuevamente en la desgracia junto a Rodrigo. Julián hará todo lo posible porque Piedad no cometa el mismo error de su juventud y esta vez, quizás, lo escoja a él.

Christian Meier es
Rodrigo Quintana
Soltero. Médico internista. Cuando entró a primer año de la escuela de Medicina, Rodrigo Quintana era la gran promesa de su generación. Dueño de una personalidad magnética e intensa, Rodrigo conquistaba tanto a profesores como a alumnos con su inteligencia brillante y su pasión por la medicina. Inmediatamente Rodrigo se hizo amigo de Julián, los dos eran los mejores del curso y amaban competir en los estudios. Cada uno consideraba que el otro era el único rival digno de enfrentar en toda la escuela de medicina. Piedad, Benjamín, Julián y Rodrigo se transformaron en amigos inseparables, y pronto nació un profundo amor entre Piedad y Rodrigo. A pesar de su gran vocación y capacidad, Rodrigo tenía una debilidad que lo doblegaba: las drogas. Comenzó como todos sus amigos, por diversión o como una manera de contrarrestar el stress provocado por la carrera. Pero rápidamente el hábito de de consumir drogas de forma ocasional se transformó en una adicción que lo dominó completamente. Comenzó un calvario de caídas y recuperaciones, pero las caídas eran siempre peores. Piedad siempre se mantuvo junto a él, confiando en que Rodrigo sería capaz de controlar su problema y transformarse en el médico brillante que ella siempre pensó iba a ser. Pero Rodrigo no pudo cumplir sus expectativas. A pesar de todo el amor que sentía por Piedad, no fue capaz de abandonar el consumo y se dejó arrastrar hasta lo más bajo. Julián jamás le perdonó a Rodrigo que no fuera lo suficientemente fuerte como para salir adelante, en cambio Benjamín siempre se mantuvo a su lado, comprendiendo su debilidad. Pero, los dos lo enfrentaron duramente cuando descubrieron que Piedad había sido víctima de algunos ataques de violencia que Rodrigo ni siquiera recordaba. La mayor crisis de Rodrigo fue un confuso incidente que terminó con él en la cárcel y un hombre muerto. Destrozado, decidió alejarse de todo para no seguir dañando a lo que más amaba: Piedad. Después de que se fuera de Chicago, Rodrigo pasó por una clínica de rehabilitación y terminó sus estudios de medicina. Se reencontró con su vocación de médico trabajando en organizaciones que asisten a personas en la miseria y conoció de cerca los aspectos más duros de la existencia humana. Esto le tocó profundamente y le ayudó a salir adelante. Después de un largo y tortuoso camino, Rodrigo logró dominar a sus demonios y decidió que era el momento de volver a enfrentar su pasado. El encuentro con sus amigos lo marca profundamente. Tanto por los recuerdos como por la gran diferencia que ahora existe entre ellos. Rodrigo se ha transformado en un hombre austero y sencillo, que no comprende el lujo en el que viven Julián, Benjamín y Piedad. Pero, a pesar de las diferencias, Rodrigo descubre que los sentimientos que lo unían a sus grandes amigos están casi intactos. Especialmente sus sentimientos hacia Piedad: Rodrigo se da cuenta que siempre la ha amado y que su vuelta a Chicago no es otra cosa que un intento para que Piedad le dé una segunda oportunidad.

Rafael Amaya es
Julián García

Separado de Matilde Larraín, hace un año. Padre de Emilio García. Cirujano plástico, uno de los tres socios de la Clínica. Un hombre encantador, muy culto, de gran inteligencia. Amante de los grandes placeres de la vida y muy sofisticado en sus gustos, la buena mesa, el buen vino, la buena música, la lectura interesante, los viajes. Excelente conversador, agudo en sus observaciones y en su manera de ver el mundo. Poseedor de un humor especial, cuestionador e irónico. Frontal, directo, sin dobleces y siempre dispuesto a expresar sus juicios sin medir consecuencias. A ratos esta forma de ser le ha traído problemas, pero quienes lo conocen saben que debajo de esa fachada existe un hombre profundamente sensible. Julián es un gran amigo de sus amigos. Benjamín Morandé y Piedad Estévez, lo saben mejor que nadie. Ellos fueron compañeros de universidad y ahora comparten trabajo en la clínica que los tres han fundado. Julián es capaz de cualquier cosa por ellos. Siempre está para protegerlos, para cuidarlos, para dar un buen un consejo. Es una especie de padre de sus amigos, pero también comparte con ellos el resto de los goces de la amistad. Su hijo Emilio es lo más importante en su vida. Julián es un excelente padre, muy cercano y cómplice de su hijo, y de hecho esta devoción absoluta hacia él es lo que terminó trayéndole problemas con su propia mujer. Julián nunca pudo aceptar que Matilde quisiera volver a trabajar. Durante los primeros años de vida de Emilio, Matilde se dedicó al estricto cuidado de su hijo, pero luego una propuesta de trabajo la sedujo y entonces comenzaron los problemas. Convencional, perfeccionista, meticuloso, obsesivo y con un sistema de vida ya organizado, Julián se descolocó mucho con este cambio. Todo su entorno se vio alterado por esta nueva opción de Matilde y lo que más le afectó fue ver a su hijo sin su madre. Las discusiones constantes terminaron con el matrimonio y, aunque aún no legalizan su situación, hace un año que están separados. Sin embargo la relación de Julián y Matilde es ambigua. Pese al tiempo, Julián cree que no ha dejado de quererla, y todavía preferiría volver al estado anterior de las cosas con una familia bien asentada. Pero Matilde no cambia de opinión y su nueva vida en el mundo laboral es un constante problema, aún cuando ya no viven juntos. Julián está confundido con su ex mujer. No tiene claro si aún la ama o lo que de verdad ama de ella es la posibilidad de su antigua vida, con su hijo, su casa y su familia. Pero además de su vida marital hay otras cosas que perturban a Julián. Su amistad de hace años con Piedad Estévez encierra matices que a él mismo le cuestan reconocer. Ahora que está separado de Matilde, ha podido aceptar en un fuero muy interno que el cariño que le tiene a Piedad no es sólo amistad. Siempre, desde los tiempos de la escuela de medicina, se ha sentido enamorado de ella y ahora lo único que lo frena a dar un paso, es lo mismo que lo ha frenado siempre: la creencia absoluta de que ella no le ama. Julián se ha mantenido en un equilibrio que le acomoda, ya que Piedad nunca ha entablado alguna relación importante. Mientras él estuvo con Matilde, Piedad mantuvo un sinfín de relaciones esporádicas. El único constante en su vida ha sido él y su amistad. Sin embargo este equilibrio se rompe con la llegada de Rodrigo Quintana. Rodrigo es el único amor real en el pasado de Piedad, pese a lo tortuosa que fue la relación. Antiguo compañero y gran amigo de la universidad, Rodrigo se fue luego de episodios complicados producto de su adicción a las drogas. Ahora vuelve tras varios años de ausencia y esta aparición descoloca y complica a Julián porque teme por su amiga. Él sabe lo que significa este encuentro, él sabe lo que ocurrirá entre Piedad y Rodrigo. Su amiga y amor imposible ya no será la misma y quizás vuelva a sufrir igual que antes. Julián sufrirá en silencio el dolor de no ser querido y el temor de ver a Piedad mal otra vez por culpa de Rodrigo.

David Chocarro es
Benjamín Morandé

Casado con Tatiana Wood. Dos hijos. Cirujano Plástico. Socio de Julián y Piedad en la Clínica. Simpático y divertido, enfrentado a la constante tensión sexual provocada por una mujer prohibida. A diferencia de Julián y Piedad, Benja no es un tipo disciplinado. Él maneja su propio orden, que va cambiando según el día, los problemas y el ánimo. Benjamín es distraído, sibarita, bueno para el baile y la fiesta, el alma de la vida social del grupo. Benjamín se la jugó por su propia empresa y, en compañía de sus inseparables compañeros de estudios, Piedad y Julián, montó una Clínica, dedicada a la especialidad de la estética. Como cirujano Benjamín es menos prolijo que Julián y más espontáneo que Piedad. Benjamín es un hombre menos fijado en cosas materiales, más sencillo y tal vez de menos vuelo intelectual que sus amigos. Todo marcharía perfecto en la vida de Benjamín si no fuera por Camila Wood, una exuberante y sensual ángel que es la hermana de Tatiana. O sea, su cuñada. Camila es rebelde y díscola, además tiene una particular relación con Tatiana. Para evitar los conflictos entre las hermanas, a menudo Benjamín le cubre las espaldas a Camila con su mujer. A través de esos pequeños secretos se teje una tensa complicidad entre los cuñados, relación que pasa por el erotismo y la provocación. Camila seduce a Benjamín en todo momento, pero a pesar de la situación él no cede. Se siente culpable incluso antes de cometer el pecado. Luego de caer rendido en los brazos de su cuñada loca, Benjamín inicia un viaje en caída libre hasta tocar fondo. Enamorado perdidamente de su cuñada, primero sufre en carne viva la culpa para luego aventurarse en un romance prohibido, escandaloso y sin inhibiciones de ningún tipo. La catástrofe estalla cuando Tatiana descubre la infidelidad de su marido. Al descubrir la identidad de la amante se empeña en organizar una venganza que incluye de todo, incluso la amenaza de quedarse con todos los bienes de Benjamín. Dividido entre las intensas demandas de Tatiana y Camila, Benjamín es expulsado de su casa. Viviendo en un departamento de soltero, intenta desesperadamente rehacer su vida. La llegada de Rodrigo, un compañero de la universidad a quien no ve hace tiempo, le ayudará a ordenar de alguna manera su existencia y a encontrar el tan ansiado camino hacia la madurez.

Geraldine Bazán es
Tatiana Wood
Casada con Benjamín Morandé. Madre de dos hijos. Empresaria. De humor genial y siempre el alma de la vida social, se trata de una mujer emprendedora, algo frívola y clasista, pero adorable. Tatiana adora a Benjamín, aunque a menudo la exaspera su personalidad irresponsable. Le fascinan su humor y simpatía, le gusta que sea un tipo apasionado, divertido, bueno para la talla de doble sentido y amigo de sus amigos, pero le molesta profundamente que sea incapaz de madurar. Tatiana y Benjamín se llevan bien en todo sentido, pero es ella la que lleva las riendas de la casa, la que se encarga de los niños, de la alimentación, de los colegios. Benjamín, en cambio, escasamente tiene tiempo o cabeza para preocuparse de algo más que no sea su trabajo. Hace tres años, Tatiana trabaja en la oficina de catering junto a Matilde. Tatiana aporta el talento organizacional, Matilde ofrece el lado culinario, además de su exquisito gusto. En la vida de Tatiana, todo parece perfecto, razón que la ha convertido en una típica mujer “dictadora de cátedra”. Tatiana tiene la desagradable costumbre de pontificar acerca de las relaciones de todo el mundo. Tatiana cree que se las sabe todas. El único gran karma en su vida está encarnado en el cuerpo de una escultural jovencita, su hermana, Camila Wood. Camila es una chica ansiosa, siempre dispuesta a llamar la atención, sin estudios ni talento conocido y menos con un camino trazado en la vida. Camila es un tiro al aire y constantemente perturba a Tatiana con sus problemas. Cuando su hermana y su marido inicien un tórrido romance, Tatiana jamás sospechará nada, hasta que un error de cálculo de su marido lleva las cosas a un extremo. El descubrimiento de la verdad generará varios efectos en la empresaria: primero, la pena, luego el rencor y la ira. Tatiana se siente traicionada por el único hombre que ha querido en la vida.

Angélica Celaya es
Eva Zanetti

Separada, con una hija. Detective de la unidad de Homicidios. El bello y angelical rostro de la Comisaria Eva Zanetti es lo único frágil que hay en su personalidad. Años de trabajo en la unidad de homicidios han escondido el sensible carácter que alguna vez tuvo y la convirtieron en una mujer segura y frontal, que no le teme a nada. En la actualidad, la Comisaria Zanetti es la estrella de la unidad de homicidios. Trabajadora y muy eficiente, posee una aguda inteligencia y destaca por su gran habilidad para ver a través de las personas. En los interrogatorios, es la mejor. Eva conoce perfectamente sus cualidades y esto la hace parecer arrogante frente a sus compañeros. Varios la envidian y a veces cuestionan sus métodos, especialmente la cercana relación que mantiene con los fiscales de turno o con el periodista Mauricio Ostos. Pero, esto la tiene sin cuidado, a Eva Zanetti jamás le ha importado lo que piensen de ella. Dueña de una personalidad intrigante, fascina a casi todos los hombres que la conocen y Mauricio no es la excepción. Pero su carácter también le trae problemas; la terquedad de Eva es la única razón por la que no la han ascendido. Convencida de que lo suyo es la práctica, insiste en mantenerse investigando en terreno y se niega a asentar su carrera policial detrás de un escritorio. Zanetti ha participado en los casos más complicados que ha enfrentado la unidad de homicidios, y la mayoría de las veces su trabajo llevó a resolver los crímenes. Este currículum la transforma en la elegida del fiscal para llevar el caso más notorio del último año: los asesinatos de tres mujeres jóvenes. La comisario presiente que éste será el caso más importante de su carrera, y un temblor recorre su espalda cuando piensa que se verá enfrentada a algo que le provoca un miedo profundo: un psicópata.

Karla Monroig es
Matilde Larraín

Casada con Julián García, pero separada hace un año. Madre de Emilio García. Dueña de una empresa de catering. Una mujer inteligente, sensible, trabajadora y maternal. Conoció a Julián cuando ella era una estudiante de periodismo y se enamoró perdidamente de él dejando su carrera sin terminar por el matrimonio. Durante muchos años todo funcionó perfectamente. Una linda casa, estabilidad económica, una relación completa, un hijo. Ella disfrutó al máximo esta etapa haciéndose cargo por completo de su casa y de Emilio. Sin embargo, el tiempo pasó rápido y sus ganas de desarrollarse como mujer y como profesional comenzaron a pasarle la cuenta. La casa le quedó chica y empezó a asfixiarla. Quiso tomar nuevos rumbos, terminar sus estudios, intentar trabajar, pero a Julián no le agradó este tema. Antes de que Matilde pudiera tomar una decisión sobre su futuro, su amiga Tatiana Wood le ofreció un buen negocio: montar juntas una empresa de catering. La oferta sedujo a Matilde quién rápidamente aceptó sin tomar en cuenta la opinión de Julián. A partir de entonces los conflictos comenzaron y todo terminó con la separación del matrimonio. Ahora Matilde es una mujer moderna y trabajadora que se esfuerza por crecer y ser íntegra. Vive en un mundo seguro, rodeado de comodidades y protección. Como socia de la empresa, Matilde es hábil y despierta, muy ligada a lo artístico, a lo visual. Su trabajo la realiza y la llena de vitalidad. Tiene todo lo que antes anhelaba, todo por lo que antes luchó, pero sin embargo extraña a Julián y lo sigue amando igual que el primer día. Todavía no puede perdonarle que él no la acepte con sus nuevas inquietudes y su nueva forma de vida, pero pese a este dolor, quisiera seguir siendo su mujer. Es por eso que no ha podido rehacer su vida amorosa. Sólo ahora la aparición de Mauricio Ostos, un periodista que se mantendrá muy cercano a ella a raíz de los crímenes que comienzan a ocurrir en la ciudad, logrará llamar su atención. La calidez de Mauricio, su preocupación, su galantería y el hecho de que sea periodista y le recuerde todo aquello que dejó de lado por su matrimonio, la seducen profundamente. Se involucrará con él e intentará algo serio por primera vez, pero será muy difícil. Matilde no se sacará a Julián de la cabeza tan fácilmente.

Ximena Duque es
Camila Wood
Soltera. Hermana de Tatiana. Sin profesión. Camila es el lado opuesto de su hermana. Desordenada, mentirosa y siempre metida hasta el cuello en líos amorosos, su existencia está condicionada por el hombre que tiene a su lado. Inmadura (al igual que Benjamín), se trata de una chica sin talentos conocidos que está aún buscando una razón para su existencia. Camila ha estudiado varias carreras, todas financiadas por Tatiana, pero no ha sido capaz de terminar ninguna. En su corta vida ha tratado de ser camarera, bailarina y locutora, sin éxito alguno. Siempre en aprietos económicos, Camila no conoce el precio de las cosas, es distraída y tiene pésima memoria. A pesar de todo, es chispeante, alegre y siempre lista para experimentar cosas nuevas. Por su temperamento tan particular Camila se lleva pésimo con Tatiana. Cuando las hermanas discuten aparecen el resentimiento y las inseguridades de dos mujeres que se detestan, pero cuya relación sanguínea les impide dejar de verse. Sólo Benjamín, su cuñado, parece escuchar los problemas de la joven, desarrollando una intimidad cargada de tensión sexual que a Camila le fascina. Camila seduce a su cuñado. Él se resiste y trata de vencer a la tentación, pero no lo consigue. A Camila parece gustarle cada vez más el sabor de lo prohibido y, a pesar de la culpa, se empeña en continuar la relación de manera clandestina. Para Camila es como un juego, pero lentamente el juego comienza a mostrar ciertos peligros, en especial cuando la joven se enamora de verdad de su cuñado.

Diana Franco es
Dolores Morandé, “Lola”

Casada con Pedro Pablo Peñafiel. Madre de tres hijas. Dueña de casa. Hija de una numerosa familia de abogados, Dolores es una hacendosa, ama de casa, excelente cocinera, madre ejemplar. Dedicada por entero al trabajo de madre, nunca pisó la universidad. Se casó muy joven, con su primer novio, y hoy se siente profundamente orgullosa de la familia que ha logrado construir, aunque tiene serios problemas de autoestima debido a su gordura. Lola y Pedro Pablo representan la perfección absoluta. Ella jamás tendría el mal gusto de discutir con su marido, menos en público. En la intimidad, a pesar de que se entienden muy bien, los complejos de Lola con su cuerpo han empezado a afectar a la pareja, a pesar de que Pedro Pablo está absolutamente enamorado de ella. A lo anterior se suma una pequeña manía que tiene esta madre de familia: la seguridad de su familia. Con un par de asaltos a cuestas, Lola se ha enfrascado en la tarea de convertir su casa en una fortaleza. Cámaras de seguridad, botones de pánico, y un cerco eléctrico, son algunas de las medidas que ha tomado para protegerse. Presa de convicciones religiosas aprendidas en colegio de monjas, Lola se escandaliza con la vida sexual de sus amigas más cercanas, encontrándose a su vez con las burlas y los chistes de mal gusto, debido a su especial forma de ser. Sola en el mundo, lentamente tendrá que relajar sus rígidas y profundas taras morales para pensar en ser feliz. Pero sobre todo, para recuperar la atención de su marido Pedro Pablo, quien ya no parecer ser el mismo de antes.

Rodrigo de La Rosa es
Pedro Pablo Peñafiel

Casado con Dolores “Lola” Morandé. Tres hijas. Abogado del departamento jurídico de la Clínica. Apasionado padre de familia, Pedro Pablo es un hombre chapado a la antigua, muy defensor de los valores que le inculcó su padre. De personalidad pasiva, parece constantemente amargarse por los problemas de sus amigos. Ello se debe a que, al menos en apariencia, en su vida no existen los problemas. Como abogado del departamento jurídico de la Clínica, Pedro Pablo trabaja en lo que le gusta. De personalidad tímida y asustadiza, siempre parece preocupado de las normas y de los pequeños detalles. A menudo su carácter choca con el de Julián y muy especialmente con el de su cuñado Benjamín. A Pedro Pablo le cuesta aceptar el estilo de vida y las relaciones que se tejen entre todos los funcionarios de la Clínica a la hora de trabajar. Él se siente más cómodo dentro de las formalidades, enmarcado en las reglas de convivencia más tradicionales. En el trabajo, Pedro Pablo funciona, pero es en su casa donde se siente realizado, en compañía de su mujer y de sus tres hijas. Para la pareja, el “proyecto-familia” que han forjado es lo fundamental y por esa razón se sienten orgullosos. Sin darse cuenta la pareja ha construido su intimidad dedicándose a analizar largamente los conflictos emocionales, laborales, sexuales y hasta de salud de su círculo más íntimo (compuesto por Julián, Matilde, Benjamín, Tatiana, Piedad y el recién llegado Rodrigo). Un mal día, Pedro Pablo va a trabajar como de costumbre, pero es abusado sexualmente por Lucy Saldaña, masajista de la clínica. Avergonzado, decide guardar silencio y no comentar lo ocurrido con nadie. Pero la culpa y el recuerdo de lo que le hizo esa mujer empiezan a perturbarlo. Comienza a sufrir extraños trastornos, episodios de alucinación que él prefiere atribuir al estrés. Incapaz de engañar a su esposa, el abogado se enfrasca en su matrimonio tratando de eliminar de su cabeza cualquier mal pensamiento que tenga que ver con Lucy. Reprimido y en pánico, Pedro Pablo tendrá que hacer uso de todos los mecanismos posibles para recobrar la tan ansiada “estabilidad”.

Cynthia Olavarría es
Lucy Saldaña

Soltera. Sin hijos. Masajista de la clínica. Debido a su gran simpatía, excelente desempeño profesional y gran belleza, Lucy es cataloga como la mujer perfecta. Sensual y coqueta, siempre acapara las miradas de cada uno de los hombres que se cruzan en su camino. Es alegre, bohemia y no tiene problema en vivir su sexualidad intensamente. Jamás un hombre se ha negado a sus encantos, todos se rinden a sus pies, pero finalmente esto ha terminado por agotarla. Ahora quiere un hombre distinto, único, por lo que ha fijado su mirada en el tímido Pedro Pablo Peñafiel. Las constantes negativas del abogado provocan en ella una suerte de obsesión. No puede entender que Pedro Pablo la rechace para seguir siendo fiel a su mujer. Pero, Lucy no se conforma. Pedro Pablo es su objetivo y no dudará en hacerlo suyo, cueste lo que cueste.

Yul Burkle es
Mauricio Ostos

Soltero. Sin hijos. Periodista del noticiero de televisión, del área policial. El entusiasmo del periodista Mauricio Ostos por reportar los grandes casos policiales raya en la obsesión. Joven, atractivo y de personalidad decidida, Mauricio lleva años dedicado a la crónica roja y se maneja en el mundo de los detectives e informantes como pez en el agua. Conocedor de los bajos fondos, es el primero en enterarse de los operativos policiales, que cubre con verdadera pasión. En este aspecto su cercanía con la comisario Eva Zanetti es fundamental. En sus años de carrera, Mauricio ha desarrollado una peculiar relación con la intrigante comisario estrella de la brigada de homicidios. Ambos comparten datos e información, y Eva, de vez en cuando, le permite a Mauricio conocer detalles secretos de sus investigaciones. Eva Zanetti siempre le da las mejores exclusivas y por eso Mauricio cuida esta amistad más que a nada en el mundo, aunque a veces las actitudes frías y displicentes de la comisario lo desesperan y se desatan grandes peleas entre ellos. Mauricio desconoce cualquier morbo en su personalidad, considera que alguien tiene que hacer el trabajo sucio e indagar en los aspectos oscuros del alma humana, a pesar de que eso signifique vivir rodeado de historias sórdidas, fotos de cadáveres y haciendo constantes visitas a la morgue. En el último año, tres mujeres han sido asesinadas y Mauricio está convencido de que fueron muertas por la misma mano. Eva Zanetti lleva el caso y el periodista está decidido a desentrañar los misterios que se esconden tras estas muertes.